Adivinen con quien fue mi primera vez…

Me senti muy femenina mientras tenia mis piernas abiertas, y el frotaba su pene sobre mi ropa interior… la faldita rosa salia sobrando… asi que me la quite…

Tratare de contar esto con solo los detalles mas importantes. Mis padres se divorciaron cuando yo tenia 4 añitos. Justo cuando yo tenia 15, mi mama, que cabe mencionar que es una señora bonita y que luce joven, empezo una relacion con un hombre menor que ella. Teniendo ya 2 años de relacion, y yo ya cumplidos mis 17 años, deciden casarse.

Obviamente, su esposo… Raul, fue a vivir con nosotras.

Yo iba a la preparatoria en las mañanas, igual que Raul a su trabajo. Mi mama trabajaba en la tarde… pero como es una mujer que le gusta darse sus buenos lujos, habia dias en que doblaba turno y se ausentaba todo el dia.

Raul en ese entonces tenia 28 años, y no era un hombre comun… era alguien atractivo y con personalidad. Yo no lo veia como mi padrastro, pues nos llevabamos muy bien, bromeabamos mucho y nos tirabamos al sofa a ver la tele toda la tarde.

Todo comenzo a cambiar cuando por ejemplo… por las noches, yo iba a la cocina por un vaso e agua, y me encontraba solamente con un camison puesto. Me miraba con miedo… temiendo lo que fuera a pasar. Si no hubiera sido por esas miradas, no me hubiera empezado a calentar cada vez que pensaba en el.

Me encerraba en mi cuarto, me desnudaba completamente y me miraba al espejo… me gustaba lo que veia, asi que empece a imaginar como seria si tuviera relaciones sexuales… me empece a tocar, y cada vez me ponia mas caliente… me masturbe por primera vez… y de repente senti la necesidad en mi cuerpo de tener a Raul sobre de mi… besandome y tocandome.

Pero… Raul era el esposo de mi mama! Yo ya era demasiado grande para tener padrastro… pero aun asi… yo sabia que no podia pasar nada entre nosotros. Aun asi… no podia resistirme a vestirme de forma provocadora… con shorts y camisas pequeñas… note en muchas ocasiones que me miraba las piernas… Y cuando salia con mis amigas, me arreglaba de mas… y justo antes de salir iba a despedirme de el, y sentia que poco a poco ganaba la batalla cuando el miraba mi escote.

Un dia… como pudo haber sido cualquier otro, estabamos viendo la television, bromeando y riendonos… me gustaba hacerme la inocente, asi que “aparentemente” sin ninguna otra intencion me acerque mas a el, desde el primer momento, el empezo a ponerse nervioso. Nunca hablabamos de cosas personales, asi que el no sabia que yo era virgen… y yo la verdad, no queria que el lo notara… Estabamos platicando y cada vez me acercaba mas a el… disimuladamente trate de ver si ya tenia su pene duro… cuando me di cuenta de eso, empece a calentarme… no se me ocurrio nada… que decir ni que hacer… asi que solo me fui sobre el y lo bese.. me di cuenta que el se moria de ganas de hacer lo mismo, pues me beso como desesperado… empezo a tocarme mis senos… aunque era mi primer encuentro con un hombre… no estaba asustada… todo me estaba gustando… esa vez se porto como un total desconocido… no tuvo ningun pudor conmigo, me quito la blusa rapidamente y se detuvo un momento… supongo que le gustaba verme con la ropa interior. Entonces, el empezo a desnudarse… habia sido timido mucho tiempo… pero se comporto como de una manera excitante. Recuerdo que yo tenia puesta ropa interior blanca… una blusa blanca que por cierto ya estaba en el suelo, y una minifalda rosa… el solamente se quedo en ropa interior… y estando encima de mi, me tomo de la cintura y empezo a hacer movimientos. Estabamos ahi en la sala de mi casa… o mejor dicho, nuestra casa.

Me senti muy femenina mientras tenia mis piernas abiertas, y el frotaba su pene sobre mi ropa interior… la faldita rosa salia sobrando… asi que me la quite… sus manos recorrian rapidamente todo mi cuerpo, yo creo que el no se decidia que tocarme… de repente, paro… se levanto, me tomo de la mano… y subimos las escaleras. Me moria de ganas por tener relaciones sexuales con el, fui yo quien lo guie hacia mi cuarto… nos quitamos la ropa interior… y empezo a besarme mis senos… nunca habia experimentado una sensacion asi aunque ya me habia masturbado. Empezo a tocarme con su mano mi vagina… fue muy delicado… casi no me di cuenta cuando el metio su dedo… yo podia morir en ese momento, nunca habia sentido tanto placer…

Entonces metio su pene… y lo hiso de una manera tan dulce… que ni siquiera tuve que decirle que fuera mas despacio… al principio senia un poco de dolor.. pero no tarde en sentir puro placer… lo hicimos durante 40 minutos…. hasta que el se vino… y ahi concluyo mi primera vez.

Cuando llego mi mama en la noche, y cenamos los tres juntos… yo pude sentir en el.. un poco de pena… yo comence a sentir que el se habia arrepentido.. asi que no podia esperar hasta el siguiente dia, cuando no estuviera mi mama para poder hablar con el.

Al siguiente dia… no hablamos mucho… apenas me acerque a el y se me fue encima… empezamos otra vez a besarnos como locos… y terminamos en mi cuarto haciendo el amor nuevamente. Asi se repitio por algunas semanas. Hasta que el decidio llevarlo a otro nivel… empezamos con sexo oral… con otras posiciones… hasta que llegamos, a donde yo estoy segura que era lo que mas le gustaba… el sexo anal… no hay mejor placer para una mujer que practicar el sexo anal.. mientras acarician su vagina.. y eso era lo que hacia Raul conmigo. Pasaban los meses.. y lo haciamos de las maneras mas depravadas. Raul me gustaba… y yo me estaba volviendo una adicta del sexo… lo haciamos a todas horas, las veces que fueran necesarias al dia… en la sala, en la cocina, en el baño, en mi cuarto, en el cuarto de mi mama…

Mi mama y el tenian una relacion muy estrecha, pero a mi no me importaba, yo no sentia nada por el mas que deseo… y el sentia lo mismo hacia mi… nos gustaba la idea de utilizarnos mutuamente.

Continuamos con esa candente relacion durante casi un año… hasta que ya no me bastaba con tenerlo a el… empece a fijarme en chicos de mi edad… y empece a tener relaciones con unos cuantos. Uno de ellos, se obsesiono conmigo y tuve muchos problemas… asi que mi mama me dio la opcion de enviarme a estudiar a otra ciudad… esa idea me encanto… porque significaba tener una departamento para mi sola.. y tener todo el sexo que yo quisiera! Acepte, y fui a estudiar la universidad a Tamaulipas, Mexico. Donde no se imaginan todas las cosas que he hecho… ahora ya tengo 23 años.. y tenido casi 5 años este departamento donde he hecho de todo… pero eso se los contare en otra ocasion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *