POR EQUIVOCACION FUI A LA GLORIA

DE COMO UNA NOCHE EN MI HABITACION Y POR DESEOS DE FOLLAR A LA AMIGA DE MI HERMANA TERMINE LLENANDO FUE A MI HERMANA

Yo tube la dicha y la casualidad cuando tenia 16 años con mi hermana y su amiga que una noche les toco dormir en mi habitacion porque habian llegado visitas
y yo le tenia unas ganas a su amiguita y ya tarde de la noche me las ingenia y con mucho cuidado baje de mi cama y fui a meterle mano a la amiguita que dormia con mi hermana en un colchon puesto en el piso fui metiendo algo de mano pero ella desperto y me cage todo y me fui a mi cama yo oi algo de movimiento porque al estar oscuro no veia nada entonces al rato me bajo de nuevo y comence a tocar y acariciar pero note que se dejaba hacer

Levante su cobija y fui acercando mi cara a su rico trasero y ose darle una lamida ella arqueo su cuerpo sacando mas su rica colita eso me dio a enterder que le gustaba y podia seguir y asi lo hice mame un buen rato su culito y abria sus muslos y mamaba su cuquita que era todo un manjar senti como varias veces lubrico y dejaba salir sus mieles y yo no perdia nada de repente se da vuelta y me agarra la verga sin decir nada me hace sentar en mi cama y me da una mamada que me sentia en la gloria y despues se para de elpaldas a mi y se sienta en mi verga y comienza el sube y baja eso me puso tan caliente que no tarde mucho en llenarle su rica vagina de mi leche al acabar ella me da un largo y tierno beso de lengua y se acuesta de nuevo
yo me acoste rendido

Al otro dia me levanto la amiga no dice nada y la veo muy normalita yo trataba de estar cerca a ver si comentaba algo de lo sucedido y nada
pero al irse mi hermana me llama y dice vamos a tu cuarto yo pense su amiga le habia contado lo sucedido
pero jamas imagine lo sucedido habria sido con ella

Entramos a mi habitacion y ella cierra la puerta yo pense de una me va formar un peo por lo que le hice a la amiga a lo que me siento en la cama y ella se sienta a mi lado y le pregunto que queria y es cuando me dice que ella habia tenido muchos pensados y fantasias de algo asi pero jamas imagino se fuese a dar porque ella no conseguia como seducirme a lo que le pregunto de que hablas y es cuando me dice no te hagas el bobito o acaso anoche estabas sonanbulo

Mas intriga me dio y le pedi ser mas clara a lo que ella pone su mano sobre mi paquete y me dice : no te hagas que lo de anoche no fue con alice sino a mi fue la que me diste tu leche bobo
Casi me desmayo al oir sus palabras. No tenia palabras que decir ella se da cuenta y mete su mano entre mi short y me dice al oido gracias hermanito jamas pense se daria esto y bajando su cara mete mi verga en su boca y me da de nuevo ese placer tan intenso que senti la noche anterior y se deleita dandome una majestuosa mamada cuando me tiene a millon le levanta de da otro beso intenso de lengua y me dice ven ahora si me vas a cojer como lo e deseado y se quita la ropa y se acuesta abierta de piernas mostrando ese tan rico chocho que tiene depilado y sin pensarlo dos veces me enterre de cabeza entre sus muslo y la mame con tanto fogaje que senti como dos o tres veces se vino con mi mamada y todo lo bebi de ella

Despues se puso en patas sobre la cama mostrando su culito y me dice anda haslo como anoche en seguida recorde la mamada de culo que le habia hecho y se la repeti por largo rato
oia como suspiraba al sentir mi lengua dilatar su culito y pasado un rato me dice ven papi ya no aguanto metela y me paro detras de ella y comienzo a follarle su rica vagina
ella deja hacer un poco y luego dice papi ya hay le diste anoche quiero me encules

Eso fue musica para mis oido y sin ser mandado dos veces me inclino mojo de nuevo su culito de saliba y se la voy enpujando con mucha suavidad veia como ella suspiraba y clavaba sus uñas en la almohada.

Cuando sintio ya habia entrado la cabeza ella solita dio un empujon hacia atras y termino de clavarse mi verga entre sus nalgas y dio un aullido no supe si era dolor o placer pense entre mi alguien nos va a oir pero ella no se inmuto y comenzo con un fuerte movimiento de caderas
Yo la agarre de sus caderas viendo lo que buscaba y comence a bombearla con todas mis fuerzas hasta que no aguante y revente mi acabada dentro su su culito
ella cayo exsausta sobre la cama
Yo me le acoste al lado y dandole besos y caricias le doy las gracias por lo que me daba y ella voltea y sus ojos brillaban de placer y lujuria y me dice gracias a ti papi no sabes hace cuanto deseaba esto y no conseguia como decirtelo

Gracias papi y cuando me quieras tener solo dimelo y en tu cama estare
hoy dia han pasado 20 años desde ese suceso y todavia seguimos disfrutando de nuestro sexo a pesar de habernos casado y hecho familia

EL VINO PROVOCO EL INCESTO CON MI MADRE

nunca pense que el vino hiciera que deseara a mi madre

mucha gente piensa que en el incesto de madre con hijo el culpable es el hijo y no es asi, en mi caso ni mi madre ni yo tuvimos la culpa y ahora contare porque

Esto sucedio cuando yo tenia 12 años mi madre tenia 42 y mi padre 45 tenia tambien una hermana de 10 eramos una familia pobre y viviamos en una vivienda que media 6×6 mts el la cual estaba todo junto una estufa un comedor pequeño la cama donde dormian mis padres y una camita donde dormiamos mi hermana y yo y a pesar que viviamos muy humildemente eramos felices mi padre era obrero en una fabrica y no tenia vicios hasta que conocio a un señor que le cayo tambien que le propuso que fuera su compadre y fue el padrino de mi hermana recuerdo que en la fiesta mi padre no queria beber pero su amigo insistio tanto que acepto y como era inexperto en eso no tardo mucho en estar ebrio mi madre estaba espantada pues nunca lo habia visto asi se acabo la fiesta y por primera vez oi una pelea entre ellos pues mi padre queria seguir bebiendo por fin se acostaron a dormir pero luego de un rato oi ruidos de rechinidos y al abrir los ojos vi como mi padre estaba encima de mi madre y pujaba al ver las piernas de mi madre abiertas por primera vez senti como mi verga se paro mi madre le dijo a mi padre que apagara la luz que estabamos nosotros pero el estaba tan caliente que que le contesto que asi estaba bien que estabamos dormidos ella volteo a vernos y yo cerre los ojos y asi siguio recibiendo las embestidas de mi padre mi verga erecta pidio ser tocada y al hacerlo senti lo maximo y mas cuando vi que mi padre se paro de la cama y puso a mi madre hincada en la cama y como la puso del lado donde estaba mi cama vi por primera vez el culo de mi madre y como yo nunca habia visto mujer denuda se imaginaran lo que senti

Mi padre abrio sus nalgas y vi su panocha peluda mi mano ya tallaba mi verga con desesperacion y cuando i que la verga de mi padre entraba en esa peluda panocha senti como de mi verga salia algo caliente y baboso como pude aguante el quejido de placer que senti y tuve por primera vez mi orgasmo que es algo que nunca olvidare a partir de ahi yo ya no vi a mi madre como tal ya la veia como mujer y cada que la veia el solo recordar lo que habia visto hacia que de mi verga saliera semen pero ya no paso nada en lo siguientes dias hasta que al regresar de la escuela encontre a mi padre bebiendo otra vez con su compadre y mi madre estaba molesta hasta que mi padre le dijo que se tomara una copa y mi madre tal ves por curiosidad acepto y parece que le gusto pues luego de un rato ya se veia alegre y feliz y tal vez descuidada pues como usaba falda esta se le subia dejando ver sus piernas de mas y vi que el compadre no quitaba la vista de ellas por fin acabaron de tomar y el compadre se fue dejando a mis padres ahogados en alcohol

Yo me dije parece que hoy va a ver funcion y asi fue pues apenas se acostaron y valiendoles nada que estuvieramos mi hermana y yo empezaron a cojer mi hermana estaba profundamente dormida y no se daba cuenta de nada y yo mas que despierto y con la verga en la mano masturbandome viendo como mi madre se montaba en mi padre y su culo se movia de forma frenetica gimiendo y pujando y diciendo asi viejo cojeme metemela toda yo excitado senti como mi orgasmo llegaba y mis padres tambien luego se quedaron profundamente dormidos no asi yo pues mi verga se habia vuelto a parar y pedia algo en eso mi hermana se movio y su colita se pego a mi yo excitado le empeze a pasar la verga por encima de su pantaleta y como vi que no se movia se la baje y vi su colita blanca y inocente apenas puse mi verga en su rajadita y tuve mi orgasmo otra vez como la moje toda la seque como pude y me dormi pero como que no senti igual que cuando me vine viendo cojer a mi madre asi empezo el deseo por mi madre y aunque yo sabia que era pecado siempre la respete hasta un dia que al regresar de la escuela los encontre otra vez bebiendo con el compadre y a mi me extraño que el compadre le servia seguido a mi padre y a mi madre

Luego de unas horas vi como mi padre se quedo dormido y mi madre y el compadre como que se veian de manera extraña mi madre como que se descaraba pues ya cuando se le subia la falda ya no se la bajaba y el compadre caliente no la dejaba de ver yo enojado le dije que ya se fuera a dormir y ella molesta me corrio y enojado me dormi pero luego de un rato oi ruidos en la cama y me dije ahi estan mis padres cojiendo otra vez pero cuando abri lo ojos vi que no era mi padre era el compadre el que se estaba cojiendo a mi madre estaba arriba de ella metiendole la verga y mi madre feliz gemia de placer y decia ay que rico me cojes compadre que rica verga tienes y el respondio si comadrita que rica estas ponte de a perrito y cuando vi a mi madre empinada yo cerre los ojos hasta ese momento la respete y a partir de ahi solo pense como cojermela pues me dije si el compadre se la cojio porque yo no eso lo contare en el proximo relato.

A MIS 7 AÑITOS PROBANDO MACHOS ADULTOS

Hola a todos, soy carlitos y este es mi primer relato de como a mis 7 añitos comence a probar vergas adultas, precisamente de mi propia familia.

Se que siempre se me ha notado lo mariquita, asi es como se le dice aqui en Colombia a las nenas como yo, en fin, a lo que voy, mi familia esta plagada de hombres y siempre han habido varias ovejas negras por decirlo asi, entre esas joyas estaba mi tio andres, periquero a morir (cocainomano), divorciado de 37 años, jamas lo vi sobrio, recuerdo que siempre que iba a casa, mi madre escondia todo por temor a que robara algo, como soy hijo o hija (me encanta referirme a mi como hembra, siento que estoy atrapada en este cuerpo q no me perteneces) siempre se acercaba a mi segun el, con cariño, pero en su viaje drogo aprovechaba las ocasiones para frotarme su verga en la cara o darme arrimadas en mi tierno culo redondo o hacer que yo se la tocara, a diferencia de mucha gente de otros relatos que he leido aca, a mi si me gustaba todo eso, siempre me senti atraida por los machos adultos y jamas puse resistencia cuando querian que yo cediera a sus bajezas. A decir verdad creo que naci puta y lista para dar placer a los machos, que le vamos a hacer, esa es mi naturaleza y hoy por hoy a mis 18 años, la disfruto al maximo.

Creo que es importante que me describa como era yo en esa epoca: bajo para mi edad, siempre he sido de baja estatura, hoy mido solo 1.62 y para ese entonces rondaria por el 1,10, delgadito, blanquisimo pues mis padres son del interior del pais de donde se acentaron muchos españoles y europeos, por genetica si he tenido piernas gruesas y nalgas grandes, no se porque tengo tanta adiposidad en esa zona, pero siempre me ha salido celulitis en los muslos y nalgas, pero bueno, me di cuenta con el tiempo que eso enloquece a los machos, quien los entiende, mi cara siempre ha sido muy andrógina y siendo aun nene, no tenia diferencia alguna con una niña verdadera.

Cuando cumpli mis 7 años, mis padres se divorciaron, mi familia siempre fue disfuncional, el como tantos machos latinos se fue con otra mujer dejandonos a mi y a mama abandonados, aunque no voy a negar que siempre velo por mi manutencion, esta situacion hizo que mi madre buscara trabajo, tuvimos que dejar nuestra casa y donde fuimos a parar dada nuestra precaria situacion? donde mi tio Andres, ironias de la vida, el cuando se divorcio se quedo con la casa marital, pues su esposa harta de tanta droga se fue a estados unidos y mas nunca regreso, no tuvieron hijos en su matrimonio, mi madre despues de barajar tantas opciones decidio que bien o mal esa seria la decision acertada, ja, rico para mi, rico para el, nos mudamos para su casa, 3 habitaciones, el decidio que la mia seria la que quedaba a su lado, era una habitacion comoda y daba para el patio, mi mama no puso objecion, la verdad no entiendo como ella confiaba en el criterio de un hombre que lo mejor que hacia era meterse varias lineas al dia, pero no me interesa juzgarla, la habitacion de ella quedaba en la planta alta, con vista muy bonita y creo que eso la emociono y no tuvo reparo en estar contenta con esa decision, los dias pasaron normalmente, esa casa era un desastre, olia horrible cuando llegamos y estaba semi abandonada, mi madre y yo haciamos lo que podiamos pero logramos hacerla un lugar agradable y hogareño, mi tio andres no paraba de agradecerle su ayuda, el trabajaba en una estacion de gasolina y llegaba regularmente en la noche, aun recuerdo ese olor a aceite que ya tenia impregnado en su cuerpo. Dificil olvidarlo, ummm.

Mi tio, la verdad era un hombre apuesto, debajo de su dejadez, se notaba un macho agradable, media como 1.75, blanco pero tostado por el sol fruto de su trabajo en la gasolinera, grueso, ancho de cuerpo, con una barriga un poco abultada, mucho pelo, dios, que macho tan peludo, calvo, pero lo compensaba con un bigote y barba desarreglada que le añadian mas edad, me causaba mucha gracia que carecia completamente de trasero, los pantalones le bailaban atras pero eso le daba un toque masculino impresionante, cuando estaba de pie siempre daba la impresion que se echaba hacia delante, lo que hacia que el bulto se le marcara casi siempre, pero de eso hablare mas adelante, perdonen tanta letra pero este relato es mi vivencia real y tambien representa una reflexion escrita de lo que vivi, ahora entiendo ese apetito voraz que cargaba, investigando ahora, se que despues de una drogada viene un hambre feroz, por eso el nunca lo vi flaco ni endeble, sabia compensar su adiccion con comida.

Bueno, les comente que mi madre comenzo a trabajar arduamente, yo estudiaba en una escuela publica digamos que cerca de mi nuevo hogar, a los 7 años me toco aprender a ser independiente, mi madre comenzo a llevarme a la escuela pero se fue complicando por horarios y termino encomendandome con otros muchachos mayores que yo que tambien asistian alla, termine yendome solito pues cuando se dieron cuenta de mi femineidad los muchachos ya no me llevaban, senti mucho rechazo, pero eso me hizo fuerte y realmente no me importaba mostrar mi tendencia, me gustaba ser yo, me gustaba mi lampiño y blanco cuerpo, me gustaba sentirme mujer y me gustaban los machos. aprendi a gozar de mi mundo como ninguna otra.

Mi mama, perdio su empleo por reduccion de personal y por recomendacion encontro empleo en una clinica, por tal motivo no se hicieron esperar los turnos, con mi tio las cosas eran diferentes a como cuando el nos visitaba, debio ser agradecimiento o yo que se con mi madre por medio organizarle la vida que dejo sus toqueteos, aunque soy franca, yo misma buscaba la forma de recordarle que estaba alli y que cuando quisiera podiamos continuar con lo que ya estabamos acostumbrados.

La primera semana mama tuvo turno de dia, pero luego vino la semana nocturna, ella se iba cuando mi tio aun no llegaba, siempre me daba recomendaciones de no salir, si llamaban a la puerta no abrir etc. al segundo dia mi tio llego como de costumbre, yo la verdad estaba un poco coquetona, me puse un pantaloncito corto de pijama y una camisillita sin manga, como siempre he tenido esa chispa sexual encendida, decidi doblarme el pantaloncito por arriba, esto hacia que la parte de abajo se alzara y se me viera el nacimiento de mis blancas, redondas y carnosas nalguitas infantiles, como les dije, se notaba la celulitis en mis muslos y nalgas, sali a atender a mi tio que cuando me vio fruncio el ceño y medio se mordio el labio, yo sabia que eso era una señal del macho cuando entra en celo,; el se iba a servir la comida pero yo le dije que me dejara que el estaba muy cansado, le servi una suculenta comida con bebida, el no me quitaba la vista de encima, me miraba con ojos desorbitados a mis ojos y enseguida bajaba a mis piernas, yo me sentia divina, deseada, lo deje comiendo y me fui a ver tv a mi cuarto, paso buen rato cuando siento un sonido como si alguien absorbiera por la nariz algo, el tipico snif inhalando, yo en mi entonces inocencia en el tema llegue a su cuarto y la puerta estaba entreabierta, me asome y vi a mi tio metiendo perico, hacia lineas largas y las absorvia completamente como una aspiradora.

Yo no entendia que era eso y entre a su cuarto, el volteo, pero no sorprendido, su nariz estaba blanca del polvo, sus ojos muy abiertos, me miraba con lujuria, su mandibula masticaba nada, sus dientes y muelas traqueaban de forma extraña, me dijo que me acercara a el, yo fui obedientemente sin quitar mi mirada de sus ojos, de su boca, de su nariz endemoniada, rodo la silla donde se sentaba y abrio sus peludas piernas, estaba en boxer, en camisilla como la mia pero desgastada, su barriga caia masculinamente, se salio un poco de la silla y sus muslos caian de forma sexual, extendio sus brazon y yo entre a ese paraiso demoniaco, me abrazo tiernamente, yo tambien lo abrace con fuerza, los dos de frente al otro, vi que me miraba con esos ojos lascivos y de su boca caian hilos de saliba que por su periquera no podia contener, me tomo con sus manos olorosas a gasolina mi tierna cara y me dijo que me queria, que sabia que a mi me gustaba lo que haciamos a escondidas de mama y papa y que estaba muy feliz de tenerme a su lado. acerco su babosa boca y comio de la mia, con su mano apreto tiernamente mis mandibulas haciendo que yo las abriera. en ese momento aprendi a besar con pasion, como toda una puta en celo, no se porque siempre he tenido esa facilidad de aprender en todos los aspectos y en el sexo no fue la excepcion.

Tomo mis brazos y los puso alrededor de su cuello, nos deborabamos nuestras lenguas, el me decia que me veia como una hembra, que le daba mucha arrechera cuando me veia, todo esto era en intervalos cuando separabamos nuestras bocas, el hablaba y siempre quedabamos unidos por gruesos hilos de baba que producian nuestras glandulas salivares, el estaba exitadisimo, su verga se la sentia en mi estomago ya que yo estab de pie y el aun sentado.
me agarraba descaradamente mis gordas nalgas, me metia sus manos por debajo y me las apretaba, me las separaba con fuerza y frotaba suavemente mi entrada con movimientos circulares de sus dedos.

Yo instintivamente levante una pierna y abrace su amplia cintura, esto lo alboroto mas, ya que quede expuesta a sus vejamenes, yo seguia aferrada a mi macho como si mi mundo dependiera de el, el seguia tronando sus dientes y seguia besandome, acariciaba mi muslo que atrapaba su cintura, lo recorria y llegaba a mis nalgas que seguia estrujando con pasion y locura, yo jamas puse resistencia y puedo gritarlo a los 4 vientos, nunca fui abusada, todo el tiempo lo disfrute y lo disfruto, me sentia plena, me sentia mujer, habran quien crea o no, pero a esa edad yo queria un macho, lo necesitaba y mi tio era el indicado.

asi, nuestras caras tan cerca me dijo:
-mami, espera, no te apartes de mi, te necesito, pero tambien necesito hacer algo, no te vayas a sorprender.
y sin dejar de abrazarme con un brazo y yo aferrada a su ancho cuello tomo la bolsa de perico, tomo una llave y ahi, a pocos centimetros de mi cara metio la llava extrayendo de la bolsa una montañita de blanco polvo que lo llevo a su fosa derecha, luego lo repitio con la izquierda y por ultimo se hecho en su gruesa y aspera lengua, yo no perdia detalle sin sorprenderme, era como normal para mi, con su lengua babeante y afuera, me tomo de mi cara y la metio en mi boca, nos magreamos nuestras lenguas y senti por primera vez ese sabor amargo de la coca, la verdad quise apartarme pero el no me dejo, tomo mi cabeza y seguia lengueteando mi cavidad bucal, cuando el sabor paso nos despegamos y nuevamente hilos gruesos de baba nos conectaban.

Al instante comence a sentir mi lengua y garganta dormidas, pero tambien un fuego interno que hacia hervir la hembra que habita en mi. Me tomo tiernamente de mi mano y me llevo a su cama, me dijo -Acabas de compartir mi obsesion, ahora eres parte de ella.
En ese instante no entendi sus palabras pero me sentia rica, deseada y mujer. me quito mi camisilla y dejo mi blanco torso descubierto, mis tetillitas eran rosaditas y un poco abultadas, el se agacho y abrio su hambrienta boca y me los succiono con ganas, uno a uno, yo lo abrazaba por su cuello y le acariciaba su cabeza, lo haciamos con pasion, me fue bajando mis pantaloncitos y me dijo que me quedara ahi de pie, escuche que subia las escaleras y al rato volvio con lenceria de mama, yo me tapaba con verguenza mi cosita, que a decir verdad era como un frijol, y doy gracias que eso no me crecio mucho, es mas, no se si sera alguna tara genetica o que, pero en mi vida se lo que es una ereccion, es una condicion rara que no estoy dispuesta a corregir, no me interesa, despues que el placer anal siga intacto.

El mismo me puso el hilo negro de mama, me quedaba un poco ancho pero me hizo dos nudos a los lados y la prenda se ajusto perfecto, esa tira de fina tela frotando mi rosado ano me hacia delirar. el no paraba de lenguetearme la boca, me lamia mi cuello, me chupaba mis teticas me masajeaba las nalgas, en fin, ese macho me estaba devorando por completo. Yo gemia como una hembra, me entregaba, me dejaba hacer, sabia que esa era la manera que debia comportarme desde ese momento y por el resto de mi vida.

Luego, me puso el brasier de mama y lo ajusto con mas nudos, me cargo en sus brazos, no sin antes de repetir su dosis de coca, lo que ya hacia que su mirada fuera mas perdida, su mandibula no tenia control alguno y sus palabras salian casi sin sentido, pude notar que de su nariz salia flujo transparente cargado de coca que se mezclaba con la maraña de pelos de su espeso bigote, cosa que yo tiernamente, y se que les parecera asqueroso, limpie con mis deditos, lo hice sin asco, con amor, sin dejarlo de mirar a sus ojos, el, cuando yo iba a hacer eso detuvo su marcha conmigo cargada, en su estado no penso que un nene nena de 7 añitos actuara con tanta naturalidad, cuando limpie su nariz, nos miramos fijamente y abrio su peluda boca para darme su lengua, yo puse en blanco mis ojos y aferrada mas a su cuello abri la mia para recibirla y fundirnos ahi de pie en un beso morboso, pedofilo, incestuoso, prohibido, peligroso pero complice, donde ninguna de las dos partes forzaba nada, donde se daba la satisfaccion de una necesidad mutua, no creo que haya pecado en eso, o si? ummm.

Cuando ibamos rumbo al cuarto de mama, pasamos por un espejo grande que estaba al pie de las escaleras, el se detuvo, miramos ambos la escena, yo me veia completamente femenina y diminuta, bella, entregada, sumisa, pero plena, el, todo un macho golpeado por su desventura, por su estilo de vida, por su infierno, pero aun en ese estado drogo en que se encontraba se veia fuerte, dominante, macho, sin pretenciones de belleza ni musculaturas absurdas, era un hombre normalmente bello, ahi estabamos, como estatuas observando la belleza de nuestra escena, su mirada descompuesta me observaba con amor, con pasion, lujuria y un poco de desconcierto, su boca no paraba de emanar sonidos inhumanos, su nariz era un mar de agua pecaminosa, su hermosa barriga peluda danzando acorde a su agitada respiracion, su falta de trasero dandole su toque original de masculinidad y por delante, Dios, por delante y saliendo por la raja de su boxer estaba su mastil, por primera vez la vi, salia airosa y furiosa de su jaula, era una barra enmarañada de gruesas venas que reposaban en una cabeza hinchada de tanta exitacion, no les voy a decir que media 30 cms, o que tenia el grueso de una botella dos litros de coca cola, no, lo mio es real, y si bien para mi edad donde todo se magnifica, esa verga era gloriosa, con el tiempo y experiencia en vergas me di cuenta que su tamaño era como de 17 cms. hermosamente tallada eso si y adornada por una abundante y olorosa mata de pelos negros gruesos. Dios santo, recuerdo como ese hombre le daba vida a esa herramienta, me la meneaba como advirtiendome algo que marcaria mi temprana homosexualidad.

Antes de despedirnos de nuestro espejo magico que nos gritaba a todo pulmon que eramos los mas lindos sobre la tierra, nos fundimos en un morboso beso sin dejar de mirarnos al espejo, era como si posaramos para una camara pecaminosa, eso era una excitante sopa de saliva con mucha lengua y suaves mordiscos de labios, volvi a limpiar su nariz, volvi a ser premiada con mas pasion, subimos sin separar nuestras bocas, el de una patada abrio la puerta del cuarto de mama y me bajo, separamos nuestras bocas, la saliva acumulada cayo a mi barbilla y pecho, en el se quedo en sus pelos faciales; me puso frente al espejo del tocador de mama, ahi vi no bella que me veia, era un angelito expuesta a las fauces de un gran demonio, el desde atras me acariciaba, sentia su verga puyando mi espaldita, se agacho y saco maquillaje de mi madre, me puso torpemente rubor, creo que jamas habia hecho eso antes jajaja, y tomo el primer labial que encontro, un tono rojo puta por cierto, y ahi estaba, bella, con mi tio, mi macho detras mio, acariciando mis senitos, mordiendo mi cuello, pasandome descaradamente su lengua por mis recien maquilladas mejillas, me dejaba su rastro de espesa saliva por donde su boca pasaba, yo me dejaba, solo ponia mis almendrados ojos en blanco, solo volteaba mi cabeza para buscar esa boca esquiva que tanta necesidad me creaba.

Me dijo:
_Te quiero culiar mamacita, decide donde quieres que te entierre esta verga.
se la agarraba con fuerza y me la mostraba, su cara era de un sadismo indescriptible, pero yo jamas tuve miedo, sentia que dominaba de cierto modo aquel demonio q se mostraba desafiante, lo confrontaba con mi actitud serena y femenina, angelical, madura sin saber de donde me salia esa madurez.
Yo no le respondi nada. sin quitarle los ojos de encima fui hasta la cama de mama y subi a ella, a gatas, siempre atenta que mi macho tuviera una vision amplia de mis femeninos muslos y nalgas, abria exageradamente mis piernas, para que se viera el hilo incrustado en mi infantil raja, cuando estuve en la mitad de la cama me di vuelta cual perra y abri mis piernas flexionadas, apollada con mis brazos hechados hacia atras y sacandole la lengua en señal de deseo le dije: -Aqui, en la cama de mama quiero que me hagas eso.

Mi tio salio del cuarto sin mediar palabras, lo escuche bajar velozmente la escalera y enseguida subio, traia su bolsa de coca y la llave, se acerco a mi, abrio nuevamente su boca y nos besamos nuevamente, esta vez no cerre mis ojos, el tampoco, nos mirabamos tan cerca que podia contar las venas rojas que rodeaban sus dilatadas pupilas, el acerco la bolsa, metio la llave y sin separarnos se dio un toque grande de perico, su fosa nasal quedo adornada por el polvo del mal, los pelos de su bigote sostenian tambien parte de el, en eso mi tio se separo solo un poco dejando parte de su lengua fuera de mi boca y justo ahi hecho coca, de una la volvio a meter y repetimos el coctel letal de saliva, lengua y pasion, esta vez no tuve la intension de separarme.

Mi macho en su beso prohibido me fue guiando a que me acostara boca arriba, el se dejo caer plenamente sobre mi sin dejar de besarme, senti unos raros movimientos de sus peludas piernas, se estaba quitando torpemente su boxer. quedo desnudo, erecto, paso sus brazos por debajo de mis hombros obligandome a abrazarlo con pasion, yo no me hice rogar, me tenia subyugada, estando encima mio flexiono sus piernas dejando las mis muy abiertas, abrazando su amplia cintura, en ese punto senti su cabeza reposar en el centro de mi hasta entonces infantil virginal ano. Hacia presion, me tenia aferrada por mis hombros y queria meterme su torneada verga en mi chiquito, el hilo impedia sus intenciones pero el por su estado alucinogeno no se daba cuenta que asi era imposible, era como un torpe animal virgen tratando de copular, yo, que siempre me mantuve serena, le dije al oido: -yo te ayudo amor. estas palabras fueron como un relajante instantaneo para mi tio. senti como su cuerpo se dejo caer a la deriva de mi mar. como pude meti mi mano y me hice el hilo a un lado, dejando mi hoyo a merced de esa verga poderosa.

El entendio q asi a secas me partiria en dos y luego no seria una experiencia deliciosa, asi que puso su mano en su temblorosa boca y hecho un abundante y espeso escupitajo, luego la acerco a la mia y yo tambien eche la poca saliva que me salia, metio la mano goteante de saliva y senti como encharcaba mi raja con nuestra mezcla, froto delicadamente mi ano y lo que quedo se lo embarro en su verga, senti como puso la cabeza de su verga en mi entrada y empujo, solo un poco, senti un trak, era como si se rompiera un papel, me aferre a su espalda enterrandole mis uñitas, no dije nada, lo miraba fijamente, indicandole que esta batalla la iba a luchar hasta el final. Mi tio saco su mano y la volvio a meter debajo de mi hombro, asi me tenia lista para el sacrificio, me dijo en su lenguaje unico y empelotado: -mamacita bella, eres mia, tienes la cabeza de mi picha dentro de tu chiquito, resiste mi nena.

Dicho esto, las palabras cesaron, se volvio una conexion de miradas penetrantes, abrazos fundidos y union de desiguales sexos, pero ya esa batalla estaba en curso e iba a culminar de cualquier manera, asi fuera una lucha claramente desnivelada. El macho dominante y descontrolado apoyando sus rodillas firmemente en el colchon, hizo presion y su verga me entro paulatinamente, rompiendo todas las barreras hasta quedar abotonado a mi, senti morir, no miento, grite, no miento, pero sin palabras explicativas supe que ese era el precio que debia pagar para estar completa, para sentirme mujer, para satisfaccer a mi macho, a mi tio, a mi sangre, al que de ese momento decidi seria mi marido, por el que lucharia si fuera necesario. en esta batalla no hubo treguas para amoldarme a su tamaño ni esos cuentos de acostumbrarme metiendome sus dedos, no, aqui todo se dio asi, sexo maduro, sexo firme y decidido. Aferrado a mi diminuto pero placentero cuerpo comenzo un bombeo suave, profesional, moviendo solo su pelvis que a su vez era la dueña de esa estaca carnosa que entraba y salia gloriosa de mi infantil ano, sentia ardor, molestia, pero este macho con experiencia tenia el manual bien aprendido. su caja toraxica no la movia para nada, sus movimientos eran netamente pelvicos, dandome estocadas firmes, profundas, mis piernas abiertas facilitaban la apertura de mi raja, mi ano estaba absurdamente expuesto a esa verga que bombeama airosa y agreziva sin parar.

El choque de sus huevos en el resto de mi abierta raja causaba ese famoso golpe excitante. se escuchaba ese sonido armonioso, fruto de la union sexual, yo me mantenia firme, estoica, aferrada a mi hombre, y este al tener ese control de macho experimentado de no mover la parte superior de su cuerpo en el coito, permitia estimularme bucalmente, sus deliciosos mordisquitos en mis mejillas me enloquecian, sacaba morbosamente su llameante lengua y me la pasaba por todo mi cuello para luego terminar en morbosos chupones de cuello, claro esta, sin dejar marcas, los pelos de su cara me derretian, era un coctel exquisito que este maldito pero apasionado drogadicto me daba a probar, sus embestidas eras firmes y constantes, el golpeteo de sus huevos era una maquiavelica sinfonia de pasion, su fuerte abrazo, su olor a gasolina, sudor y sexo me tenian en otra dimension y ni se diga esa boca que no paraba de devorar mis labios.
estabamos perfectamente fundidos, no nos deciamos nada, por mi parte el dolor infernal ceso, no voy a decir que le dio paso al placer, mentiras eso, no sientes placer absoluto cuando te parten el culo, eso es despues, yo se por que lo digo, pero me acostumbre rapidamente a la sensacion y como gracias a dios me toco un desflorados con experiencia, que sabia compensar la no tan agradable sensacion de desvirgada anal con la si excitante estimulacion bucal. En esa posicion recibi verga por mucho rato, los que saben de drogas entienden que un hombre bajo esos efectos o tiene una ereccion del demonio y para bajarla se necesita dios y ayuda o se le baja la verga y no hay poder divino que la levante, en el caso de mi tio era lo primero y vaya que me dio, ya tenia mis piernas acalambradas de tanto estar abierta, estaba perdiendo fuerzas en mis bracitos y este macho cada vez tomaba mas confianza y dejaba caer su cuerpo entero sobre el mio.

De un momento a otro paro el bombeo y apoyado en sus brazos se levanto. Me miro, su cara estaba desencajada, sus ojos extremadamente abiertos, su boca eran fauces que emanaban sonidos animales, rodeadas de una maraña de pelos enredados y descuidados. Yo permaneci abajo, quieta, serena, ensartada cual mariposa, aferrada esta vez a sus velludos brazos, me dijo: – Mami, te amo, no me dejes. en mi inocente madurez senti, que queria estar con este hombre, que queria ser de el como su mujer, y le dije que si, que seria de el y que no me iria como su anterior esposa. Eso fue fiesta para sus oidos, me cargo sin desensartarme y me llevo asi clavada a la planta baja, yo inmediatamente me aferre a su cuerpo con brazos y piernas, el se puso de pie, casi no era necesario que me sostuviera con sus brazos, yo estaba aferrada como una lapa a su cuerpo, esto le dio libertad de agarrar nuevamente la bolsa de perico y asi, a centimetros de mi, otros pases fueron a parar a sus fosas nasales, nuevamente su lengua salio y mas polvo fue disuelto en el masacote de nuestras bocas. fui llevada empalada a la primera planta de la casa, cada paso era una embestida sincronizada, yo colaboraba aferrandome bien y bajando un poco para que su verga casara a la perfeccion en mi ya dilatado hoyo.

Volvimos al espejo, miramos la escena detenidamente, el, sin soltar su obsesiva bolsa de coca me abrazo, asi, de perfil, donde las proporciones se observan con claridad, nos veiamos completamente disparejos, pero completamente compenetrados. en ese momento me di cuenta de su experiencia, vi con mis ojos el movimiento perfecto de su pelvis, vi la forma como se agasapava para encajar su verga en mi encarnizado ano. Me daba con ganas, aferrado a mi, me miraba a traves del espejo y me serpenteaba su lengua, yo hacia lo mismo. me agarro una nalga y me la levanto, asi pudimos ambos ver su venuda verga como entraba y salia sin misericordia de mi rojo ano, a mi me impresiono, a el le encanto, sigio empalandome, se mi ano salian espesas gotas de sangre que caian como petalos en el piso, yo gemia, estaba impresionada, pero no temia, el me daba como queriendo sacarme mas, tenia esa mirada de macho orgulloso desvirgador. paso mi pirna hasta su hombro y ahi si la vista era mas impresionante, tomo posesion con sus manos de cada nalga y me las abrio sin piedad, abrio sus peludas piernas flexionandolas un poco y empinando un pie para sostenerse mejor, comenzo a clavarme sin piedad, la verga entraba y salia firme, rapido, suave, termino medio, estocadas profundas castigadoras, sacada de verga hasta mostrar parte de la cabeza para luego entrar triunfante, los huevos cargados chicaban salvajemente contras mis adoloridas carnes tocando asi una sinfonia de sexo desenfrenado, ahora si sentia que me estaba partiendo, yo miraba como ida la escena, como si no fuera a mi la que me estuvieran sodomizando analmente, creo que fue efecto del perico que me dio de su boca, tal vez, pero yo colaboraba arqueando mi cadera permitiendo asi que fueran mas profundas sus embestidas, mas plenas, suficientemente claras, dignas de cualquier pelicula porno de alto presupuesto.

Con sus manos en mis rojas nalgas me desencajo en seco, esto provoco un sonido de descorche, pude ver el interior de mi hoyo, era carne inflamada rojo encendido, que se abrian para dar paso a la horma de la verga de mi tio, era un hoyo que se perdia en una obsena oscuridad.
Me bajo al piso, yo casi no podia sostenerme, casi me caigo, el me aferro firmemente y me dio otro beso con lengua. Me ayudo a agarrarme de la baranda de la escalera y asi de pie, con el hilo dental a un lado, mi carita roja de tantas sensaciones nuevas y mis muslos chorreando delgados hilillos rojos, mi hombre, aun no saciado, se puso detras, flexiono sus piernas para estar a mi altura y me ensarto, delante de aque espejo alcahueta nuevamente me la metio, agarro mas perico y volvio a meter, esta vez saco su verga y metiendo su dedo en la bolsa lo saco embarrado y me lo metio entero, grite, no del dolor pues estaba muy dilatada, siono del maldito ardor que causa la coca en un culo herido, ahi si se me salieron las lagrimas, pero el enseguida me ensarto y acudio a mi boca, asi de pie se quedo quietecito como un perro encorvado abotonado a su perrita. metio sus manos dese atras y me quito el ajado brasier, me acariciaba mis diminutos senitos, me los frotaba al tiempo que lamia mi cuallo, mordia mis orejas, me decia cosas que no entendia, me torcia mi cara hacia atras buscando mi boca y nos besabamos, asi, en esa posicion y echando vistazos al espejo mi macho me termino de partir mi virginidad, me dio como hora y media corrida de verga fisica y pura, cuando se vino me la saco y me agacho bruscamente; se agarro la verga cual pistola y la apunto directo a mi cara, trallazos de leche se entrellaban en mi cara, fueron muchos chorros que reposaron ferozmente en mi infantil rostro, pero yo lo soporte hasta el final, abri mi boca instintivamente y el ayudo a que cada descarga llegara a mis fauces, devore todo lo que pude y lo que no me lo frote en mi cuerpo. Luego de eso, nos fuimos a mi cuarto, cansados los dos, el puso el despertador muy temprano para no despertar sospechas de mama cuando llegara, asi, me quede dormido, bajo sus torpes caricias, a veces despertaba y lo sentia despierto, abrazado a mi, tronando sus dientes, arrullandome con esa cancion toxica de cuna que jamas olvidare.

espero no haberme extendido en detallar las situaciones, pero ese es mi estilo y espero que disfruten este, mi primer relato. tengo tantas, pero tantas experiencias que contarles, pero sera paulatinamente.

MI CUÑADA LULU

Relato de como cogi con mi cuñada, por que mi hermano la tenia un poco olvidada……

Lo siguiente sucedió cuando mi hermano Carmelo me invito a seguir mis estudios de preparatoria en la ciudad donde radica, en el centro de la república.

Mi madre aceptó después de mucho insistirle mi hermano, y terminó accediendo poco convencida de que me fuera de casa a vivir con mi hermano. Carmelo en ese entonces con 38 años, robusto sin ser obeso, de profesión abogado, ganaba bien en su despacho , casado con mi cuñada Lucrecia de 28 años, de estatura mediana, delgada de tez blanca, bonita cara con lentes graduados que le da un toque de mujer intelectual, pelo ensortijado casi rubio le llega a los hombros, de senos medianos y firmes, bonitas piernas estilizadas, lo mejor de su cuerpo son sus caderas anchas, con unas nalgas bien puestas, ligeramente respingonas, lo que la hace tener un cuerpo sensual, aunque generalmente viste de forma recatada, con faldas y vestidos un poco arriba de la rodilla, con poco escote, en general es guapa mi cuñada, sobre todo cuando ocasionalmente usa unos jeans blancos ajustados, que hace que se le vean sus caderas y nalgas bien delineadas y muy llamativas, cuando vestía así, siempre le decía que se veía muy bien con esos jeans, que debería usarlos más seguido, solo sonreía complacida, ella terminó una carrera de administración que no ejerció porque mi hermano gana lo suficiente en su despacho, por lo que mi cuñada Lulú como le decimos de cariño, se encarga de las labores hogareñas, las cuales las dirige en forma impecable como toda buena ama de casa, tienen una bonita casa de 3 recámaras, la grande matrimonial de ellos, a un lado la de su pequeña hija de 5 añitos y enfrente otra que me asignaron.

Todo transcurría con una vida normal, cada quien a sus obligaciones, solo los fines de semana variaba, porque a mi hermano le gustaba tomar la copa, generalmente llegaba ebrio a casa, y era cuando le hacía caricias y toqueteos obscenos al cuerpo de mi cuñada lulú, ella se ponía roja de vergüenza el que yo viera como la manoseaba, pero no contradecía a mi hermano, porque se ponía irritable si no se dejaba, después terminaban yendo a su habitación, en donde le poni una buena cogida, porque se escuchaba hasta mi cuarto los gritos y jadeos de ambos, esto era casi todos los fines de semana y yo me excitaba ante esto y aprovechaba para darme mis buenas masturbadas, imaginando desnuda a mi cuñadita siendo cogida por mi hermano.

En otro fin de semana en que sucedió casi lo mismo de siempre que llega borracho mi hermano, y después de manosearla un rato, se dirigieron a su cuarto a coger, y esta vez para no escuchar sus jadeos, decidí salir al patio a tomar un poco de fresco, pero como la ventana de su habitación, da al patio, veo luz encendida y noto que las cortinas tienen una rendija en donde se puede ver, con morbo y curiosidad me acerco sigiloso, y lo que vi me dejo alucinado, por la rendija pude ver a mi hermano acostado desnudo en la cama con las piernas abiertas, y en medio de sus piernas a mi cuñada en cuclillas, haciéndole una mamada a su erecta verga, ella casi desnuda, tan solo con un chiquito y sexi bikini rojo, en una pose erótica, se veía realmente muy buena, con su perfectas curvas que delineaban sus bonitas nalgas y sus anchas caderas, ante esa visión de su cuerpo, se me puso tiesa mi verga, me la saque del pantalón para empezar a masturbarme viendo el rico cuerpo de mi cuñada, y su boquita engullendo y chupando el erecto palo de mi hermano, al poco rato la hizo que lo montase, y mi cuñada sensualmente se incorporó quitándose su bikini, se colocó el glande en la entrada de su vaginita de bellos rubios, se fue clavando ella solita, hasta que desapareció toda la verga dentro de ella, para empezar a cabalgarlo dándose unos ricos sentones y unos movimientos circulares de sus nalgas que hacían disfrutar enormidades a mi hermano que la agarraba por sus lindas caderas y la clavaba duramente, ella jadeaba exageradamente disfrutando de las clavadas, valla con mi cuñadita, tan modosita que se ve por la casa, y ahí la veía lo bien que sabía coger, ante esa imagen no aguante más y masturbándome más de prisa arroje mi semen en el piso sin perder de vista los movimientos sensuales de las ricas nalgas de Lulú, casi al mismo tiempo vi que ambos jadeaban y llegaban a su respectivo orgasmo quedando abrazados los dos agotados, con cuidado me retire de allí para entrar a la casa y fui al baño asearme un poco para dormir, al salir del baño me topé con mi cuñada lulú,

Venía con un cortito camisón transparente sin nada debajo, se delineaba muy bien su figura, con sus bellas caderas, la manchita de los vellos de su sexo y sus bonitos senos con sus pezones duros aun de la excitación de la cogida que recibió, me quedé con cara de bobo al verla así, su cara aun venia achispada y ruborosa del encuentro sexual, me pidió permiso para entrar al baño, al pasar junto a mí, la vi sonriendo para sus adentros el saber del impacto que me provocó su exquisito cuerpo, me fui a mi habitación y me quedé dormido con la bella imagen de mi cuñadita Lulú

Los siguientes días conviví más con mi cuñada, le platicaba mis cosas de escuela y de amigos, y siempre me daba buenos consejos cuando se lo pedía, ya casi no me apetecía salir por las tardes, incluso le ayudaba en sus quehaceres domésticos para estar más cerca de Lulú, y parecía que a ella le agradaba mi compañía pues se veía más alegre y jovial porque se ponía más seguido sus jeans blancos que le hacían verse muy buena, me sentía feliz, pues creía que se vestía así para mí, pues de antemano sabe que me encanta verla con esos jeans, yo aprovechaba cualquier momento para estar cerca de ella, y rosar ya sea sus manos o su cuerpo al ayudarle en sus labores, sentía ente leve contacto con ella como choquecitos eléctricos en mi cuerpo, en verdad me ponía emocionado; me estaba enamorando de mi cuñada?, ya por la noche cuando llegaba mi hermano del trabajo se me esfumaba mi encanto, lo bueno es que casi siempre llegaba muy noche por razones de su trabajo, eso me permitía más tiempo estar gozando de la compañía de mi cuñadita Lulú.

Así transcurrían los días, y cuando era viernes, llegaba mi hermano como de costumbre borracho a manosear a mi cuñada, y a darle su buena cogida, esto me llegó incluso a poner celoso, ya no me gustaban los fines de semana, pero los aprovechaba para espiarles por su ventana y me daba mis buenas masturbadas viendo cómo se cogen el bello cuerpo de mi querida cuñada. Hasta que un día ella me descubrió espiándoles, fue un sábado en el que a Carmelo y Lucrecia los invitaron a una boda de un amigo de mi hermano Carmelo, iban muy elegantes, mi hermano con un traje fino, mi cuñada Lucrecia con un vestido azul marino de una sola pieza que le llegaba un poquito más arriba de las rodillas, casi a medio muslo, le lucían muy bien sus torneadas piernas, el vestido se le pegaba muy bien a su cuerpo, por lo que se veía muy buena luciendo sus anchas caderas y bonitas nalgas, se fueron no sin antes encargarme muy bien la casa y su pequeña hija Lucrecita, les dije que vallan y diviértanse sin pendiente, que yo me quedo cuidando a mi sobrinita, por la noche cuando se durmió, me fui a estudiar un poco pues ya venían los exámenes en la preparatoria, estuve estudiando hasta casi las dos de la madrugada, ya me sentía cansado y con sueño, entonces escuche la puerta de la calle y unos susurros, seguro que eran mi hermano y mi cuñada que regresaban de la fiesta.

Salí de la habitación descalzo sin hacer ruido para cerciorarme que eran ellos, aun escuchaba los susurros, me pare de repente al verlos en la puerta principal abrazados y acariciándose, ambos venían algo tomados, una lamparita de la sala iluminaba la escena, mi cuñada de espaldas a la pared, besándose intensamente y manoseándose sus cuerpos por encima de las ropas, me dio morbo verlos y seguí espiando, veía las manitas de mi cuñada apañando el cuerpo de mi hermano fundidos en un ruidoso beso por los chasquidos de saliva, seguro iban a coger ahí mismo, entonces oí la voz de mi hermano:
-date la vuelta mamita
–aquí no cariño, está tu hermano y nos puede ver…
-anda, que estoy muy caliente. Le apremio mi hermano….
–aquí no Carmelo mejor vamos a nuestro cuarto…
-que quiero aquí chingado ¡…la tomo de los brazos y la forzó a darse la vuelta contra la pared, yo miraba atónito ante la sumisión de mi cuñada, vi que mi hermano se desabrochaba el cinturón para bajarse los pantalones y sacar su erecta verga….
-anda ahora súbete el vestido,. Lucrecia bajo sus manos y fue subiendo su elegante vestido azul, quedó enrollado a sus suculentas caderas, hasta que apareció un chiquito bikini rojo que apenas abarcaba sus buenas nalgas…
-bájate tu bikini…, yo veía perplejo la escena, vi como mi cuñada se bajaba lentamente su cortito bikini, descubriendo su culo de nalgas rosaditas, paraditas y blanditas, con una rajita rubia, todo esto me levanto mi verga en una tremenda erección, libere el pene de mi pijama y empecé a tocarme con los ojos fijos en el culo de mi cuñada, nunca me imaginé verla en aquella posición tan erótica…
-que buen culo tienes mamita.., jadeo mi hermano, ..se me antoja cogerte por ahí, mi cuñada también caliente solo asentía a todo,..
-ábretelo tu misma que te lo voy a dar ahora por el culo, ya tengo tiempo que no te culeo.., Lucrecia sumisa y excitada llevo sus manos hacia atrás y se abrió los cachetes de sus nalgas, exponiendo su ano rosadito, …
-así, así, que rico se te ve tu culito aahh, jadeaba mi hermano, se acercó a ella y lubricando su pene con saliva así como el culo de mi cuñadita, procedió a clavarla lentamente, pude escuchar los dolorosos resoplidos de Lucrecia, a la vez que su hermano se removía para penetrarla mejor, se la incrusto toda y comenzó a contraerle el culo para cogérsela, aplastándole las nalgas en cada embestida, le lamia por el cuello y con las manos le manoseaba los pechos, no pude aguantarme y me masturbe con más ahínco, viendo cómo se culiaban ahora de una forma más veloz a su cuñada Lucrecia, pude ver como los huevos de mi hermano chocaban con los labios vaginales de ella, ante cada arremetida. Lucrecia resoplaba con desesperación, con la frente apoyada a la pared, y las manos hacia atrás, atrayendo más el cuerpo de Carmelo hacia ella, queriendo que la penetrara más profundo.

Pero de pronto Lucrecia miró hacia atrás por encima del hombro, y me vio asomado al fondo, yo continúe masturbándome a pesar de la mirada de mi cuñada, aunque ella no podía hacer nada, presa de la excitación que tenía en ese momento, solo me hacía gestos con las cejas y ojos, como diciéndome que me retirara, pero yo seguía inmóvil, disfrutando del espectáculo…
-muévete más mamita que estoy por correrme, oohh, mueve tu culo que me corroo, aahhh.. Decía mi hermano….y ella mirándome fijamente empezó a menear sus nalgas, mientras el tomándola firme de sus bellas caderas la embestía fuerte, hasta que Carmelo paró de repente contrayéndose, seguramente llenando el culo de semen a mi linda cuñadita, Lucrecia volvió la mirada a la pared, lo que aproveche para correrme también, casi al mismo tiempo que Carmelo y mi hermano seguía pegado a ella, besuqueándola toda, hasta que se apartó de ella, sacando su miembro del culo de Lulú y colocándose su pantalón…
-uff, Lucrecia estaba que no me aguantaba, y esas caderas que tienes me vuelven loco, por eso se me antojo cogerte por tu lindo culito. Lucrecia presurosa se subió su bikini y se bajó su vestido volviéndose hacia él..
–aquí es peligroso Carmelo, pudo habernos visto tu hermano, decía mi cuñada, mirándome de reojo.
-no te preocupes ya es tarde y están todos dormidos, anda vamos a dormir que tu culo me dejo agotado, le dijo a la vez que le asestaba una buena nalgada. Yo me regrese a mi habitación y me acosté en mi cama, tenía todo el pijama manchado por haber eyaculado, dormí feliz por volver a ver a mi cuñada coger, pero celoso de no ser yo el que disfruta de ese bonito cuerpo de mi cuñada Lulú

Al día siguiente y los posteriores Lucrecia trataba de evitarme, en realidad se sentía apenada por haberla visto coger con mi hermano, solo se dirigía a mí para lo más indispensable, yo respetaba su situación emocional. Pero todo cambio’ para mi beneficio, mi hermano se enredó con su secretaria, la conocí cuando ocasionalmente iba al despacho de mi hermano, era una mujer guapa, bastante voluptuosa, poseía unas nalgonas y unos pechos grandes, siempre se vestía muy atrevida con cortitas faldas y generoso escote, por eso no se me hizo raro que mi hermano cayera en los encantos de su secretaria. Ahora llegaba los fines de semana casi en la madrugada, con huellas de que había estado cogiendo con otra, y en ocasiones no llegaba a dormir, mi cuñada sospechaba de que era su secretaria la causante de ese cambio en su esposo, pero no demostraba enfado delante de mí, solo los oía ahora reñir en su habitación, que cosa, antes los oía coger.

Seguía mal la relación entre ellos, lo que ocasionó que entre mi cuñada y yo volviéramos a tener más confianza, ahora pasaba más tiempo con ella, platicamos nuestras cosas, sin mencionar nunca la vez que me descubrió viéndola coger, ni la infidelidad de mi hermano, que ahora incluso no llegaba a casa los fines de semana, se iba a pasear con su amante, yo trataba de darle ánimos a Lucrecia, pues la veía deprimida, y la empecé a invitar a salir con mi sobrinita, ya sea al parque o al cine y aceptaba mis invitaciones, la pasábamos bien los tres, sobre todo yo cuando íbamos al cine , le pedía a Lulú que se pusiera esos jeans ajustados que le quedan tan bien , me complacía y ya en el cine aprovechaba al estar sentado junto a ella para con sutileza rosarle con mi mano su brazo y pierna, ella me consentía, esa vez me animé y puse mi brazo a sus hombros en un tierno abrazo, ella volteo a verme y me regalo una sonrisa de aceptación, el tener su cara cerca me dieron ganas de besarla ahí mismo, me acerqué a ella lentamente, pero se giró de pronto a ver a su pequeña hijita que estaba en el asiento de lado de ella, y al comprobar que mi sobrinita no se daba cuenta de nada por estar atenta viendo la película, se giró de nuevo hacia mí, y noté aprobación y complacencia en su bello rostro, aproveche esto y bese su linda boquita que tiene de labios finos, ella entreabrió su boca y aproveché para meter mi lengua y nos dimos un apasionado beso que ella correspondía entrelazando su lengua con la mía, este mágico momento duro un poco, pues estaba mi sobrinita a nuestro lado, se giró de nuevo a seguir viendo la película con una sonrisa de satisfacción al igual que yo, la tome de su mano y entrelazando sus dedos con los míos seguimos viendo el filme, hasta que este terminó, y nos fuimos de regreso a casa todos felices y contentos, sin decirnos ni una palabra, solo nos dirigíamos miraditas de complicidad y deseo mutuo, me sentía feliz y excitado ante lo que estaba sucediendo con mi linda cuñadita Lucrecia.

Mi hermano seguía cada día más interesado en su relación con su secretaria, por lo que ya tenía tiempo que Lucrecia no tenía relaciones sexuales, quizá eso motivo el que un día que llegué un poco tarde a casa por estar con los amigos, vi a mi cuñada en su habitación y sentada en su cama se estaba tomando una cuba de brandi, me extrañó porque ella no toma sola, casi lo hace cuando esta mi hermano Carmelo con ella o cuando van a alguna fiesta o reunieron social, estaba viendo televisión con su cuba en la mano, al pasar por su cuarto la saludo…
-hola lulú, he llegado, que haces a estas horas despierta?
–aquí sola de nuevo, porque creo que hoy tampoco va a venir Carmelo a dormir como ya es costumbre, de seguro estará con la fulana que tiene, y estoy viendo un programa de tele, mi hijita ya se durmió, y estoy tomando una cubita, gustas una cuñadito, anda pasa y hazme un poco de compañía,. Sin pensarlo un instante acepte gustoso, me senté a un lado de ella, tenía ahí mismo la botella de brandi, con hielos y gaseosas, se levantó de la cama a preparar mi cubata, pues también tenía otro vaso, quizá lo tenía todo preparado para cuando llegara, la botella estaba un poco consumida, tal vez mi cuñada Lulú ya llevaba tres cubas y se le veía un poco alegre, estaba vestida con un ligero camisón de seda que le llegaba a medio muslo mostrando muy bien parte de sus lindas y estilizadas piernas, al estar de espaldas veía de cerca sus anchas caderas y sus bonitas nalgas con un discreto escote enseñaba el nacimiento de sus pequeños pero bonitos senos, que aprecié de cerca cuando me dio mi bebida, me estaba excitando en ese momento con mi linda cuñadita.

-y que estás viendo por tele?, le pregunte a Lucrecia, brindando con ella y dando un sorbo a mi bebida.
–salud cuñado, es un programa de debate sobre la prostitución, dicen que las que se dedican a eso lo hacen por necesidad de dinero, pero que muchas lo hacen por gusto, tu qué opinas?, me preguntó sentándose de nuevo a un lado mío, un poco más cerca de mí.
-pues creo que si lo hacen por cualquier motivo, tienen un gran riesgo ante enfermedades infectocontagiosas y agresiones tanto física como emocionalmente, por lo tanto ante cualquier motivo, deben tener muchas precauciones para ejercer la prostitución.
–tienes razón cuñado, eso mismo opinó hace rato Claudia Islas (una actriz que estaba invitada al programa, entre otras personalidades) dando un gran sorbo a su bebida hasta casi terminarla, y continuar hablando, -pero creo que los que no toman ninguna precaución de ningún tipo son tu hermano Carmelo y la puta de su secretaria, por eso desde que me enteré de su relación, no he permitido que tenga ningún tipo de contacto sexual conmigo, y quiero que sepas cuñado que no lo extraño, me lo dijo esto último viéndome fijamente a los ojos, a la vez que tomaba mi mano y la colocaba por encima de su muslo. –y quiero confesarte algo.
-e este tú dirás Lulú, le conteste nervioso, emocionado y excitado.
–no dejo de pensar en el día que fuimos al cine y me diste un beso, y la verdad me gustó mucho besas riquísimo, y desde hace tiempo que tu hermano me tiene olvidada por estar enredada con su secretaria, tal vez sea también eso por el cual recuerde mucho ese día y estoy muy agradecida contigo porque estos días te has portado muy bien conmigo y mi hija, y pienso mucho en ti no como mi cuñado, sino como hombre, y he tenido fantasías contigo en mi intimidad, creo que me estoy volviendo loca, sé que esto no está bien pero era necesario que lo supieras, no sé qué pienses ahora de mi…ante su confesión moví mi mano en su muslo desnudo, acariciándolo sutilmente.
-Lucrecia esto que dices es complicado, pero te confieso que tú también me gustas mucho, eres una mujer muy linda, me encanta tu forma de ser pero eres mi cuñada y…..de pronto me interrumpió.
–no digas nada, en este momento solo somos tu y yo…se acercó a mí, se retiró sus lentes y vi que sus ojos brillaban, mientras mi mano seguía acariciando su terso muslo, acerco su boca a la mía y nos dimos un rico y húmedo beso, entrelazando nuestras lenguas, nos recostamos en la cama sin dejar de besarnos, se veía preciosa tendida en la cama, apenas iluminada por la luz del televisor, me subí encima de ella y con mis manos empecé acariciar su lindo cuerpecito, sobre todo me esmeraba en acariciar sus bonitos pechos y sus anchas caderas, me incorpore un poco para retirarle su camisón, dejándola tan solo con una tanguita rosa que traía esa noche, me volví agachar para besar de nuevo a mi cuñada en sus finos labios, acariciando sus pechos al mismo tiempo, ambos cerramos los ojos para sentirnos, nuestros labios se abrieron para que nuestras lenguas se encontraran, mi mano que acariciaba sus senos sintieron la dureza de sus pezones, debido a lo excitada que tenía a mi cuñada, por lo que decidí bajar un poco y mis labios llegaron al nacimiento de sus pechos, besando y lamiendo llegue a uno de sus duros pezones, lamí alrededor y empecé a chuparlos, mi cuñada se estremeció arqueando su espalda a la vez que sentía la dureza de mi bulto sobre su pubis.
–aaahhhhh, cuñadito, que bien lo haces, sigue, sigue mi amor aaahhhh, gemía mi cuñada acariciando mi cabeza y mi espalda, después de mamar un rato más esos lindos senos, me incorpore para retirarme mi pantalón y liberar mi erecta verga que pedía a gritos entrar en acción, al tiempo que ella se retiraba su húmeda tanguita, al ver mi verga en todo su erección se sentó en la cama y con sus manitas la empezó acariciar, luego se acercó para empezar a lamer riquísimo, luego abrió su boquita y poco a poco se la fue introduciendo a su cavidad bucal con algo de dificultad, pues a pesar de no tener el pene muy largo, si lo tengo ancho, me seguía chupando desde mi grueso glande hasta el tronco, pasando hasta mi huevos que los lamia muy rico, que bien sabia mamar vergas mi cuñadita, nunca me habían dado una mamada así como lo hacía Lulú, la detuve un poco por que sentía que me iba a venir en su boca, y yo lo que quería era meterle la verga a mi cuñadita por su linda vaginita rubia.

La recosté de nuevo en la cama, Lucrecia abrió ligeramente sus piernas exhibiendo su precioso coñito, dispuesta a recibirme, el momento tan anhelado había llegado, me iba a coger a mi linda cuñadita Lulú, me coloque entre sus piernas y dirigí mi gorda verga a la entrada, restregando sus labios vaginales en forma circular, mojando mi glande con los jugos que desprendía el chochito de mi cuñadita, cuando mi gorda verga penetró dentro del cálido coñito de Lucrecia, me abrazo y beso con pasión, entonces me deje caer hasta que nuestros pubis se unieron, toda mi verga estaba dentro de mi cuñadita que empezó a disfrutar.

–aaahhh, que placer sentir tu verga dentro de mí, aaahhh, ahora cógeme, cógeme bien cogida cuñado…empecé a moverme lentamente pero con intensidad, m verga resbalaba por las paredes de su mojada vagina, arrancándonos gemidos de placer, poco a poco iba aumentando el ritmo de la cogida, mientras nuestras bocas se unían en un apasionado beso, sentía de pronto su cuerpo tensarse de placer, su cuñado aparentemente inexperto en las artes amatorias la estaba llevando al éxtasis, mi gorda verga entraba una y otra vez dentro de ella, seguíamos besándonos a veces con pasión y otras con ternura, sentía que me iba a correr en cualquier momento por el placer de estarme cogiendo a una mujer prohibida, blanco de todas mis fantasías sexuales, después de estarla penetrando encima de ella, retire mi verga dentro de ella, que incrédula me pregunto qué porque lo hacía..-espera lulú, siempre he soñado con cogerte agarrado a tus preciosas caderas,.. así que me hinque en medio de sus piernas y atrayéndola de sus anchas caderas le enterré de nuevo mi verga dentro de su húmeda vaginita, ella arqueo un poco la espalda pare facilitarme la penetración, afianzado firmemente a sus anchas caderas la atraía hacia mí para cogérmela de una forma muy placentera, de esa forma podía ver bien como entraba y salía mi duro miembro mojado de los fluidos que segregaba dentro de su rico coñito, me causaba mucho placer ver los bellos púbicos rubios chocar con los míos cuando la penetraba profundamente, también veía su linda carita con un rictus de placer y lujuria, después de estarla cogiendo de esta placentera forma, me canse un poco de esa postura y sin sacarla me acosté de nuevo encima de ella para seguírmela cogiendo y besar con pasión esa linda boquita que tiene mi cuñada, despues de un rato de mete y saca, mis músculos se empezaron a tensarse, nuestro orgasmo iniciaba lentamente le advertí: -cuñadita aahhh, que placer me das, me voy a correr, me voy a correr aaahhh, Lucrecia también estaba al borde del orgasmo con sus piernas rodeo mi cintura y me apretó para sentirme más dentro, tenía mi verga hasta el fondo de ella lista para regar su vagina con mi semen.

-lucrecia, aaaahhhh ya me viene, me corro, me corro, aaaahhhhh….
–si, siii correrte. ..córrete dentro de mi, aaahhhhh, lléname con tu leche cuñadito. Me tense y empecé a correrme en el fondo del coño de mi cuñadita, que al sentir el placer de recibir chorro tras chorro de caliente semen se corrió conmigo, esto era el paraíso, sentimos que el mundo entero se paralizo, solo existíamos nosotros dos, solo existía el placer, el placer de depositar mi semen dentro del coño de mi linda cuñadita lulu, compartiendo estos momentos de placer, nuestras bocas seguían fundidas saboreando nuestras lenguas, primero termine de regar su cálida vaginita de Lucrecia que seguía teniendo espasmos, ahora nos besamos con pura ternura, ella me acariciaba el pelo, yo su nuca, así estuvimos unos largos segundos, sin sacar el pene de su vagina, empecé a lamer y besar su cuello, bajando lentamente con mi lengua hasta sus erectos pezones, goloso empecé a chuparlos, sin sacar el pene de su vagina que seguía erecto, empeche a moverme de nuevo dentro de ella que débilmente protestó…–ppor dios cuñado otra vez?, me quieres matar….si cuñadita te quiero matar pero de placer, jejeje. Sin sacarla dentro de ella me voltee para que ella subiera encima para que me cabalgara, y le dije: -ahora si cuñadita mátese usted solita jejeje. Ella divertida solo sonreía ante mi broma….—si serás chistosito cuñadito pero eres maravilloso, jamás he sentido tanto placer y ahora quiero sentirte de nuevo como te corres dentro de mi…y empiezo a moverse dando unos ricos sentones, veía como sus senos se movían al ritmo de cada clavada, yo afianzado a sus lindas caderas imponía el ritmo de las embestidas, esta vez duramos cogiendo mas tiempo, y de pronto..

-aghh, aaahh, Lucrecia ya, ya me viene de nuevo, aaaahhhhh..mi cuñada me miraba fijamente mientras me corría, su cara crispada por el placer, sus dientes apretados, su vagina me succionaba mi verga al sentir el repentino calor de una nueva descarga, AAAAAAHHHHHH, jadeamos al unísono al llegar nuestro mutuo orgasmo, terminamos agotados, ella se desplomo sobre mi cuerpo, después nos desacoplamos saliendo mi verga de su rico coñito, y se recostó a mi lado, nos abrazamos, yo con mi cabeza sobre su pecho, mientras ella me acariciaba con ternura mi cabello, pasaron los minutos no sé cuántos pues daba igual, yo acariciaba sus sensuales caderas ella seguía acariciando mi cabello, ambos con los ojos cerrados, estábamos muy felices, pero de pronto nos dimos cuenta de algo, algo con lo que no contábamos, algo que nos asustaba, nos dimos cuenta que estábamos enamorados, luego cuando estuvimos algo consientes le susurré al oído:
-te amo cuñada Lucrecia…..
–yo también te amo cuñado Misael….nos dimos un tierno beso y abrazados nos quedamos dormidos, no como cuñados, sino como amantes.
FIN.

me converti en la puta de mi sobrino

soy una mujer de 30 años, modestia aparte, tengo un cuerpazo mido 1.70mts caderas anchas muy nalgona cintura delgada y unas tetas que parecen unas toronjas maduras grandes y pasadas, estoy casada desde hace 10 años con un hombre 10 años mayor que yo, siempre he sido muy caliente y muy deseada por nalgona, cuando me case tenia sexo casi todos los dias, pero hace 5 años que mi esposo se accidento y quedo en silla de ruedas y fue el principio del fin de mi vida sexual o eso pensaba yo

desde que mi esposo se accidento la vida para mi se volvio un calvario ya que se termino el sexo en mi matrimonio y con lo caliente que soy ya se han de imaginar, por las noches el trataba de complacerme usando su lengua y sus dedos pero eso solo lograba aumentar mi calentura, tanto que despues que el se quedaba dormido me tenia que masturbar, tratando de ahogar mis gemidos para que el no me escuchara pero el si se daba cuenta y un dia me dijo que el entendia mis necesidades como mujer y que estaba muy agradecido conmigo por seguir con el a pesar de nuestra sexualidad era nula y que era libre para hacer mi vida con otra persona que si queria el divorcio el lo entendia

Pero mi respuesta fue negativa le dije que yo era su esposa e iba a cuidar de el, me abrazo y me dio las gracias, entonces me propuso que si queria tener sexo con quien yo quisiera que lo podia hacer que el lo entendia, y asi lo hice tuve una que otra aventura con diferentes hombres pero nadamas ya que esos hombres me celaban mas que mi esposo y decidi no salir con nadie, asi paso el tiempo, pusimos una papeleria a un lado de la casa que el atendia y permanecia todo el dia en ella hasta la noche que cerraba, fue cuando llego a la casa un sobrino hijo de mi hermana quien vive en una comunidad el tiene 17 años y vino a estudiar la universidad a la ciudad llego acompañado por tres amigos todos de su edad todos venian a estudiar y se hospedaron en una casa de huespedes pero llegaron a la casa a saludarnos, no lo reconoci pues tenia años de no verlo, la ultima vez que lo vi era un chiquillo y ahora era un adolecente muy guapo por cierto, mi esposo le dijo a el que se podia quedar en la casa que le acondicionariamos una recamara, seria como el hijo que nunca tuvimos, acepto y sus amigos se fueron a vivir a la casa de huespedes

Como yo siempre estaba sola en la casa acostumbraba andar con pantalones cortos muy comodos, un dia observe mientras le daba de almorzar a mi sobrino que me veia disimuladamente las nalgas con morbo pues con el short que traia de tela delgadita se me transparentaba la tanga por lo que me comence a vestir mas recatadamente, en una ocacion que entre a su recamara a asearla mientras el estaba en la escuela vi que debajo del colchon de la cama asomaba un pedazo de tela, lo saque a ver que era y grande fue mi sorpresa al ver que era una de mis tangas, me sorprendio mucho eso porque tenia el mis tangas, la volvi a dejar como estaba y no dije nada pero dentro de mi algo paso que me exito mucho, en otra ocacion me dirigia yo al cuarto de lavado donde pongo la ropa sucia, no sabia que el estaba hay, al escuchar mis pasos salio del cuarto muy nervioso, me saludo y se retiro, entre al cuarto y vi que en el cesto de ropa sucia estaban unas de mis tangas, las observe y vi que estaban llenas de semen, comprendi que se masturbaba con mis tangas, me moleste un poco, pero el echo de saber lo que el hacia hizo que de mi vagina escurrieran liquidos, que sin pensarlo me masturbe yo tambien en el cuartito, de nuevo no dije nada pero volvi a vestirme ligera de ropas, casi siempre estabamos solos los dos en la casa

Y empece a exibirme con el disimuladamente, consiente que me observaba, me agachaba arrodillada a fregar los pisos estando el viendo la television o aparentando hacerlo, pues con la ropa que traia puesta se me veia mi gran culo en todo su esplendor, otras vecez me ponia blusas olgadas con escote amplio y con cualquier pretexto me agachaba como que no me daba cuenta, dejandole admirar mis enormes tetas, el fingia no verme pero yo notaba como se le paraba la verga debajo del pantalon, era un juego que me estaba volviendo loca que me ponia muy caliente pero luego me remordia la conciencia, sabia que no estaba bien lo que hacia pero no lo podia evitar, hacer eso habia despertado la lujuria en mi, que terminaba masturbando en la soledad de mi cuarto, en una de esas un dia entre a su recamara pensando que no estaba y lo encontre masturbandose con una de mis tangas, no tuvo oportunidad de taparse, le dije que que hacia con mis tangas y muy avergonzado me pidio disculpas, tapandose la verga con las cobijas pero alcance a ver que tenia la verga muy grande y gorda, de inmediato mi vagina comenzo a escurrir y me sente en la cama y le dije aver vamos a platicar, porque haces eso le dije y me confeso que desde que llego a mi casa y ver mis nalgotas tenia erecciones y tenia que masturbarse para desfogarse, le dije que continuara con lo que hacia que lo queria ver, como no creyendo lo que decia se destapo la verga, la cual estaba muy grande mas que la de mi esposo en sus mejores tiempos con unas venas en el tronco que parecian querian reventar y el glande era un bulbo muy grande y rojo por la exitacion

Comenzo a masturbarse y yo ya sin poderme contener le dije aver dejame ayudarte se lo empece a masturbar era una delicia sentir ese pedazo de carne dura en mi mano, se lo comence a lamer por todo el tronco y a lamerle la cabezita, que rica verga tienes le dije le chupe los huevos y se los mamaba me metia de uno por uno en mi boca como si fueran unos dulces y le mame la verga como nunca lo habia echo me la metia lo mas profundo que podia, nadamas lo escuchaba gemir de placer, me desnude y puse su verga entre mis dos tetas y lo masturbe con ellas yo estaba fuera de mi, me habia convertido en una loba en celo tras su presa, acostado como estaba me subi arriba de el y yo solita me ensarte en su verga, mi vagina la sentia totalmente llena de verga joven me comence a mover y mis enormes tetas se banboleaban a escasos centimetros de su cara, le puse las tetas en su cara y las movia de un lado a otro cacheteandolo con mis tetas, no podiendo aguantar ese tormento, expulso gran cantidad de semen dentro de mi ardiente vagina, yo tambien explote en interminables orgasmos, el gemia y me decia que buena estas tia y yo le decia no soy tu tia soy tu puta. yo misma me desconocia diciendo eso, y lo que es la juventud a pesar de haberse corrido su verga estaba tan dura o mas que al pricipio, me puse de a perrito y le dije andele mijo cojase a su puta como quiera, el me decia que asi me queria cojer de a perrito para ver mis nalgotas enpinadas, me estuvo cojiendo asi un buen rato, y me dijo que me queria dar por el culo y yo le dije que si que me cojiera como el quisiera, me lubrico con saliva y me culio buen rato hasta que deposito su semen en el interior de mi ano, cuando sali de su recamara iba bien cojida, nunca nadie me habia cojido como el, cuando me bajo la calentura me llego el arrepentimiento

No podia creer que me atreveria a hacer eso, esa noche no pude dormir de estar pensando en lo que habia echo y con mi esposo durmiendo en un lado de mi me dije internamente que no lo iba a volver a hacer y que le iba a decir a mi sobrino que se fuera a vivir con sus amigos, pero nadamas lo pense porque al dia siguiente en cuanto mi esposo se fue a la papeleria me fui a su recamara y lo hicimos otra vez, y a partir de ese dia me converti en la puta de mi sobrino, lo haciamos diario a cualquier hora, en cualquier parte de la casa, menos en la recamara matrimonial, como no queriendo la cosa, se empezo a notar un cambio en mi siempre andaba de buen humor y el primero en notar el cambio fue mi esposo quien sin llegar a vernos entendio lo que pasaba entre nosotros y me lo pregunto abiertamente, yo al saberme descubierta le dije que si que me perdonara que me gano la calentura, que le iba a pedir que se fuera, pero el me dijo que no, que tenia mucho tiempo de no verme tan feliz, que el lo sabia desde el principio y que aceptaba que lo siguiera haciendo, que le gustaria verme hacerlo con el sin que el se diera cuenta, por supuesto que acepte su propocicion y lo ame mas por ser tan comprensivo

Colocamos en nuestra recamara unas camaras pequeñas ocultas discretamente y en un cuartito de la papeleria colocamos un monitor para que el pudiera ver como la puta de su esposa se entregaba a su sobrino, pasados unos dias me dijo mi sobrino que les habia platicado de mi a sus amigos, yo le comente eso a mi esposo y me dijo que le dijera al sobrino que los invitara que queria ver como me cojian por todos lados, asi lo hice, nunca habia estado con mas de uno pero tenia curiosidad por sentirme llena de vergas, el fin de semana llegaron sus amigos quienes ya sabian a lo que iban, para no hacer mas largo el relato les dire que me cojieron los 4 tenia todos mis agujeros llenos de verga y me dejaron llena de leche que sabrosa experiencia es estar asi me siento tan puta de llegar a los extremos que he llegado, pero no me arrepiento volvi a vivir, de cuando en cuando me cojen todos sus amigos, pero mi sobrino lo hace diario y estoy contenta de ser la puta de mi sobrino y mi esposo contento de ver como me dan verga a llenar

mi prima cindy

mi pequeña prima de 10 años , apretadita y hermosa.

hola a todos este es mi primer relato espero lo disfruten.

bueno lo siguiente sucedio cuando yo tenia tan solo 15 añitos de edad y como la mayoria de ustedes los pajeros saben a esa edad es cuando uno esta tan pero tan caliente que cogeria con la primera chica que se les ponga enfrente.

yo nunca me habia fijado en mi prima por que las pocas veces que iva de vicita a su ciudad solo la vicitabamos o ella y su familia me visitaban en la casa donde me ospedaba, pero cuando ella cumplio los 9 años note que sus nalguitas ya se le notaban y tenia una hermosa cara, piernas torneada y unos labios carnosos cuando yo la visitaba como era costumbre jugaba con ella y sus hermanos, por cierto tiene uno de 13 y uno de 6, a las escondidas y en una ocasion que ella y su madre tan solo fueron a visitarnos ella vino y me dijo .- jugamos a las escondidas??, y yo le dije que no se podia por que eramos pocos y ella ma dijo .- okk no te preocupes, pero a mi me dio algo de pena verla asi aburrida y le dije , ok juguemos y ella sonrrio ivamos a comenzar y llego su padre con sus dos hermanos yo los salude y le dije asi estara mucho mejor, estabamos jugando felizmente y cuando a mi primo le toca buscar yo y ella nos ocultamos en un cuarto abandonado que hay cerca de mi casa y ella me dijo que se subiria a un muro para pasar por el otro lado y me pidio que la cargara yo lo ise felizmente y le al cargarla le toque las nalguitas y puse mi mano en su entrepierna, pude sentir su hermosa rajita suave por cierto ella tenia una falta escolar y debajo un shor de esos de licra que usan las niñas entonces yo me exite, ella volteo, me miro y sonrrio tan sexy que supe que le habia gustado y de eso no paso nada mas.

Unos meses despues regrese de visita a esa ciudad para el mes de diciembre exactamente el 24 el siguiente dia festejariamos navidad como es costumbre por alli y no paso nada llegue conecte mi XBOX y me acoste a jugar gears of war en eso escuche unas voces de saludo,etc. y fui a ver era mi tia y mi prima cindy ella se veia hermosa se habia dejado el cabello largo, recuerdo que llevaba una faldita blaca que le llegaba has un poco arriba de las rodillas y tenia una blusa azul muy linda, salude a mi tia y le pregunte por que mis primos no vinieron y mi tia me dijo que habian viajado en un lugar para ayudar a su padre en el trabajo entonces voltee y mi prima habia entrado a mi cuarto yo me retire y mi madre y mi tia se quedaron platicando, recuerto que entre a mi habitacion y mi prima esta acostada sobre la cama jugando estaba tan concentrada que no se dio cuenta que en la forma se sento se le also la fada y yo podia ver su hermosa panty blanquita igual que su falta eso me gusto mucho y me acerque le di un beso en la mejilla y ella me dijo .- esto es muy dificil de jugar le dije te explico

Ella se paro y yo me puse atras de ella agarrando el mando junto con sus manos y le explique como se juega , estaba en eso y recorde como era que le toque la raja unos meses antes y ella no me dijo nada entonces decidi pegarme aella y me pene ya erecto le toco la espalda y yo pude sentir una reaccion de ella pero no dijo nada para eso eran aproximadamente las 12 del dia y mi madre dijo .– cuida cindy que ire a comprar el almuerzo con tu tia y yo muy feliz le dije .-ok , yo sabia que pasaria entonces continue en la posicion que estaba y despues muy inocentemente mi prima me dijo .-oye tu tambien tiene uno como el de mi hermano??, y yo le dije .- que cosa? ella me dijo .- loque traes metido en el pantalon , yo me saque de onda y en ese instante le dije, .- tu ya se lo has visto a tu hermano?? .- si por que una vez me pidio que jugaramos al caballito y me monte en el y pude sentirlo y le pedi que me lo mostrara y asi lo izo, pero mi papa lo vio y pego a mi hermano y me regaño mucho y ya no lovimos a hacer, . yo estaba suèr exitado con lo que me dijo , entonces ella me dijo .- y el tuyo es mas grande que el de mi hermano , yo le conteste que no se que jamas habia visto el de suhermano y ella me dijo .- y si me muestras el tuyo? (mi pene) asi yo podria saber cual es mas grande, .- entonces yo le dije y que tal si nos descubren? , ella me contesto.- no por que la tienda esta como a 20 minutos de aqui, entonce me baje el pantalon y saque mi pene totalmente duro , ella lo miro y me dijo .- si es mas grande , puedo tocarlo?, .- si claro , le dije yo, ella lo toco lo acaricio y lo puso en su boca comenzo a chupar tan deliciosamente que en ese momento casi me vengo

Yo le dije que parara, le dije ahora me toca a ti verte ella me dijo .- esta bien me dijo con la misma risa sexy que solo ella sabe hacer. la tome de las caderitas y le baje su faldita y pude ver su calzoncito humedo continue y le baje la panty , pude sentir un olor exitante, se lo baje hasta los tobillos y primero pase mi dedo en su hermosa rayita, le dije que se acostara en mi cama y eso izo le habri las pernitas y los labios vaginales y alli estaba su hermosa joya algo inchada sin ningun vello hacerque mi cara y lamie toda su raja vi su clitoris y comenze a lamerselo todo ella gemia vagamente y la mire , vi sus ojos cerrados yo me dije en este momento me montara , le continue chupando la vaginita y justo cuando se iva venir en ese instante meti mi dedo de en medio por completo ella pego un grito de placer y dolor me miro y vi como le salian las lagrimas pero por su exitacion estaba demasiado agitada , entonces le dije juguemos al caballito, me acoste en la cama y le dije .-sube preciosa, ella se puso sobre mi pene y sin penetrarla empezo a moverse de adelante hacia atras restregandome su hermosa rajita recien estallada y le dije levantate un poco, ella se levanto , tome mi pene y le dije sientate pero que entre , ella lo izo conm mucho esfuerzo durante unos 15 minutos estube trbajando con nuestros sexos hasta que le entro hasta el tope y le dije que empieze a subir a bajar lentamente , lo que mas me sorprendio es que ella empezo muy lento y al minuto empezo a moverse como una loca

Ella gemia igual que yo, entonces quedo quida , apreto mi pene con su vagina y vi como sus jugos bajaban por mi tronco del pene le dije que continue un ratito mas y a los segundo me vine tan fuerte y pude ver su cara de placer exitante yo la acoste en mi pecho , le bese esos labios preciosos y se levando, se puso la ropa no sin antes enjuagarse y secarse el semen, sangre y sus jugos yo ise lo mismo y continue enseñandole como jugar mientras con mi otra mano le acariciaba ese precioso tesoro que pude estrenar y despues de unos 10 minutos llegaron mi mama y mi tia , cuando se ivan a ir , mi tia le dijo a mi madre si podia quedarse mi prima cindy esa noche ya que ella tenia que trabajar y viajar por lo mismo , mi madre dijo que si y …. esa sera otra historia que con mucho gusto les contare , muchas gracias por apoyar este sitio precioso, no se pierdan el proximo relato, espero sus comentarios :D

Mi papa me pedía que lo sobara

Hola bueno esta historia es mas que real aunque tendré que cambiar algunos detalles entre ellos los nombres pero esto es totalmente real

Ahora soy una mujer de 28 años y esto sucedió cuando tenía aproximadamente 5 o 6 años en mi casa vivíamos dos hermanas mayores que yo la mas grande tenía en ese entonces 15 y la otra 12 todo empezó cuando en una ocacion mi hermana mayor tuvo que ser hospitalizada y operada por lo que mi mama se quedo con ella en el hospital ese día recuerdo bien que llovía muy fuerte regresamos a casa mi hermana y yo con mi papa había truenos y le fui a decir a papa si podía dormir con el ya que me daba miedo me dijo que si.

Obviamente que por ser la chica yo era la preferida d papa además d q era muy empalagosa con el , me acosté a dormir y no se en que momento me desperté ya que sentía una presión en mi mano y me la movían abrí los ojos pero estaba muy obscuro solo sentía que tenía algo muy grande en mi mano y la mano de papa sobre la mía se movía rápido( ahora se que se estaba masturbando con mi manita) jale mi mano pero me dijo muy quedito shhh shhh duérmete mi niña y yo le dije q pasa papi que es esto el no decía nada solo escuchaba su respiración muy rápida volví a dormir. Al otro dia yo me sentia muy rara y me fui a dormir con mi hermana pero al despertar sucedía lo mismo pero esta vez tenía la tv encendida por lo que al abrir los ojos lo vi desnudo frente a mi y yo con su gran verga en mis manos el estaba con los ojos cerrados realmente se veía exitado se mordía los labios y yo solo m quede callada viendo como se movía la verga de arriba para abajo hasta que vi que salió algo blanco en ese momento papa abrió los ojos y me dijo shhh shhh cierra tus ojitos agarro un klinex y se limpio.

Esto ya no paso mas hasta que un día papa me llevo a comprar las cosas de la casa y le dije papi me compras un biberón y me dijo que si y yo jugaba con el y con las muñecas que era la mama, o que yo era bb, aveces ahí tomaba leche en la noche y recuerdo como se reía papa de las cosas que hacia. Entonces un día en la noche yo dormía y volví a despertar con la misma sensación de tener la cerca de mi papito en mi pequeña mano abrí los ojos y lo vi como hacia un vaivén con su mano encima d la mía y enseguida me dejo la mano entonces me dijo mi amor quieres leche en ti bibi y le dije que si entonces cierra tus ojitos y no los abras eh? Si papi le dije al poco rato sentí el biberón en la boca , la abrí y sentí algo diferente que no era el biberón abro los ojos y le digo espantada que es eso papi? Y me dijo tu bibi amor y me la enseño cierra tus ojitos y no los abras apago la luz y me vivió a meter su verga yo no quería se sentía feo pero me decía si si mi amor chupa chupala que esta bien rica yo la chupaba y la chupaba y me preguntaba si estaba rica y la verdad es que si me gustaba pero sentía raro después me hizo que la agarrara con mi mano y la mamaba era muy gorda y larga, me la quito yo creo que se vino pero no en mi.

Esto quedo ahí no lo volvió a hacer hasta que yo era mas grande ya tenía 9 años cuando papa se callo de una escalera y se pego en los testículos y en la verga , así q estuvo en casa de incapacidad y justo fue cuando estábamos de vacaciones mi hermana mayor ya trabajaba y mi hermana la mas chica y yo nos íbamos a quedar a casa de una tía pero mi hermana ya se había ido y en una semana iría yo pero justo en esos días mi papa se callo y mama también trabajaba así que me tuve que quedar yo a cuidarlo le servia de comer y le ayudaba con sus medicinas y todo estaba bien pero yo creo que ese día amaneció caliente o no se que pero me empezó a decir que le dolía mucho y que le pusiera una pomada , la verdad me molesto mucho porque yo no quería tocale la verga se que no me podía hacer nada ya que no se podía ni levantar , así que de mala gana se la puse y mal puesta se tapo con una sabana y como a los cinco min me llamo para que le quitara la dichosa pomada porque le ardía , se la limpie apenas le tocaba pero lo hacia de mala gana y creo que lastimaba así que se agarro la verga ya estaba bien parada y le dije hay papa!!!! Y solo se sonrió la verdad la tenía bien grande y me dijo que se la agarrara bien con una mano y con la otra lo limpiara, así q después m dijo q mejor se lo sobara ya sabrán como !!!

Así que el me enseño como hacer ese vaivén puso una toallita y ahí termino pero yo no vi cuando termino, así empezó todo a cada rato me hacia que le “sobara” hasta que ya no me desagradaba del todo sentía como se ponía duro en mis manos y así pasaron los días la primera vez yo le platique a mi mama lo q m había pedido mi papa pero no le dije que se había venido ya q no sabia que era eso y mi mama dijo hay si hija pobrecito de tu papa se debe de sentir muy mal así que como no lo tomo a mal pues yo seguía haciendo lo que mi papa me pedía. Un día me dijo hay mijita me duele mucho ven por favor y dame una sobada y aliviame si? Por favor y fui como todos los días ya eran varias veces al día pero no siempre terminaba y ese día me dijo que si le daba un besito haber si se le curaba mas rápido le dije que no y me dijo andame mi niña q solo tu me curas me agache y le di un beso rápido y me pedía otro y otro hasta que ala siguiente vez me dijo que serrara mis ojos y que abriera mi boca q confiara en el le hice caso y se la empece a mamar solo se quejaba y gruñía me quite y le dije te estoy lastimando papi hay no mi niña me estas curando y me empujo la cabeza y volví a meter su tranca en mi boca y seguí mamando supongo qe lo hacia mal pero el estaba fascinado me quito la cabeza me hizo menearla con la mano puso una toallita y termino después de unos días se pudo levantar porfin y en una ocacion me había salido de bañar estaba con la toalla envuelta cuando entro al cuarto con la verga bien parada y me dijo mira ven creo q me duele un poco y de lo mas normal le dije si pa ahorita te voy a sobar como siempre y me dijo oye mi amor porque no me pones de tu pomadita yo no entendía a q se refería el y le dije si pa ahorita déjame cambiar si y me dijo mira se sentó en mi cama y me dijo cuando me sobas hijita no sientes cosquillitas aquí y me toco mi conchita encima de la toalla y le dije porque papa y me dijo sientes o no ? Q no te has sentido como mojadita?

Y le dije no se no me he dado cuenta entonces me dijo mira sobame y le dije si pero deja me cambio si ya un poco molesta no hija sobame ya ahorita se acostó y empeze a sobarlo( masturbarlo) enseguida en metí su mano debajo d la toalla m espante y le dije no agas eso!!! Y me jalo y me dijo ven q no t voy hacer nada malo y me toco mi concha y me dijo hay mija si te mojas yo no entendía así q me agarro mi mano e hizo q me tocara y efectivamente estaba mojada y me dijo ese es una buena pomadita y le dije q como q pomada papa? Si amor si me regalas un poco de esto me voy a curar rápido así como cuando me das besitos , así y como papi ? Como la quito para ponertela? Mira enserio quieres q papi se cure si papi pues mira en lugar de sobarla con tu manita me la vas a sobar con esto tocándome mi conchita muy húmeda le dije ok! Me dijo mira me voy a acostar y tu te subes en mi y luego papi ahorita vas aver . Se acostó me subí en el y empezó a tallar su verga en mi clítoris el se movía y yo empeze a sentir buen rico empeze a gemir me estaba volvindo loca ahhh ahhh ahhh mijita me estas curando sigue así mi niña q vas a soltar mas pomadita para papi mmmm ahh yo no podía mas y me dijo te gusta y yo le decía que si quería mas sentía rico pero quería mas hasta que empece a gritar estaba teniendo un orgasmo el primero y curando a papa me quite y el seguía masturbandose hasta que termino ahí si lo vi c omo salían chorros de algo blanco q callo en su pecho desnudo papa estaba bien de cuerpo me dio un beso de poquito n los labios que lo hacia seguido y me dijo gracias amor vas a ver que papa se va a curar pronto sobre todo con esa pomadita que tienes aquí y me toco mi conchita todavía mojada me limpio se limpio el y me pregunto que había sentido y le dije q no sabia q sentí bonito pero fue muy extraño no hubo penetración, pero la verdad me hubiera encantado tener esa verga dentro de mi ,papa falleció dos años después en un accidente d carro y en algunas ocaciones mas nos masturbamos y se la mamaba y solo una vez el me la mamo pero que rico.

Este es mi relato espero q les guste no se lo había contado a nadie. No se si estoy enferma por pensar así pero no lo puedo evitar ahora entiendo porque mi mama estaba tan feliz ahí ya que muchas veces la vi encima de mi papa coge y coge

Mi hermanito Lucas

Mi hermanito Lucas y yo

Bueno primero me presento, mi nombre es Laura y tengo 24 años, formo parte de una familia de clase media alta con la cual me llevo muy bien, mis padres y mi hermanito Lucas de 18 años de edad.
Todo comenzó hace un año más o menos cuando volvía de la facu. Llego a casa y mi madre me pide de favor que cuide a Lucas en su ausencia, ya que ella y mi padre viajaban a Necochea a causa de la muerte de uno de sus amigos en común. Por supuesto yo no tenia ningún problema ya que adoro a mi hermanito y el a mi, desde siempre hemos sido muy unidos, además me encantaba que me defendiera de los hombres malintencionados que me miran con deseo, en especial de sus amigos que son flor de pajeros. Verán soy una chica de estatura media 1,65 y peso 55 kilos, tengo copa D en busto, una cintura delgada, cabello largo negro, ojos miel y bueno soy bastante atractiva,. Lucas es un chico alto 1, 80 de estatura, de tés blanca, cabello negro y ojos verdes. Tiene un cuerpo muy atlético ya que practica mucho deporte.

La primera noche que nos quedamos solos invitamos cada uno a sus respectivos amigos. Lucas invito a Matías y Jorge de 18 y 19 años. Y yo invite solo a Cecilia, mi compañera de la facultad. Mientras los chicos jugaban a la play, nosotras nos preparábamos para salir al boliche. Alrededor de las dos de la mañana cuando nos disponíamos a salir, Matías le grita a Lucas-“Che Lucas, vas a dejar salir a tu hermana vestida de esa forma?. A lo que Lucas me mira y me inspecciona de arriba a bajo, notando la corta pollera que me había puesto, con una remera ajustada al cuerpo y tacos de aguja. Con la cara completamente roja me dice:

Lucas- Che hermanita, no te parece que estas muy destapada? Digo porque es peligroso. No es mejor que te quedes en casa hoy o te pongas otra ropa ¿

Yo completamente irritada lo ignoro y me voy dando un portazo, ese día estaba muy indignada. Alrededor de las 6 de la mañana vuelvo a casa y me encuentro con un desorden bárbaro; había botellas tiradas y Matías y Jorge dormían en el sillón. Enojadísima por la situación, sumado a la mala noche que había tenido, subo rápido las escaleras para buscar a Lucas. Cuando entro en su habitación, él estaba completamente borracho, medio desnudo durmiendo a la mitad de la cama. Trato de acomodarlo y cuando lo doy vuelta, tenía el miembro completamente erecto. Yo no podía creer lo desarrollado que estaba mi hermanito. Me lo quede observando un rato debido al asombro. Pero luego subí rápidamente su ropa interior y lo acomode en la cama, cuando estoy por irme a mi habitación, siento que me tiran fuertemente del brazo, provocando que caiga sobre mi hermano. Lucas estaba despierto, me mira un rato y me pide que lo acompañe. Lucas-“Hermanita quédate conmigo un ratito, me siento mal”. A lo que yo respondo. “Solo hasta que te sientas mejor”. Nos acostamos en la cama, yo todavía vestía la ropa del boliche.

Acostada de lado, siento como mi hermano se acerca y me abraza fuertemente, susurrándome al oído cuanto me amaba. Lucas-“Sos la mejor hermana del mundo y te amo, te amo. Nunca me quiero separar de vos”; yo en ese momento estaba un poco asustada por la forma en que se comportaba mi hermano, y de pronto siento como su pene se ponía duro y se arrimaba a mi cuerpo. Yo no podía creer lo que estaba pasando. Entonces me levante rápidamente y me fui a mi habitación. Al día siguiente cuando despierto, seguía desconcertada a causa de lo que había ocurrido. No paraba de pensar, me pego un baño y bajo a la cocina para desayunar. Cuando llego noto que todo esta ordenado y Matías y Jorge ya se habían ido. Para mi sorpresa Lucas ya estaba despierto y desayunando en la cocina, consiente de lo que había pasado y sabiendo que seguramente Lucas no recordaría nada de la noche, me dispuse a saludarlo como de costumbre y a desayunar normalmente. Cuando termino me dirijo hacia el living para mirar tv y de nuevo siento que alguien me tira fuertemente del brazo, era Lucas. Me puso contra la pared subiéndome a sus caderas y haciéndome sentir su gran pene erecto. Comienza a besarme de una forma apasionada y violenta; yo completamente desconcertada trato de zafarme, pero es inútil. “Que haces Lucas?”.
L-“Perdóname hermanita, perdóname. Pero no doy más. Lo que te dije anoche es cierto, yo te amo, te amo y te deseo con toda mi alma. No quiero que ningún otro hombre en la tierra te toque, te mire. Yo quiero que vos seas solo mía. Por favor déjame amarte”.

Yo seguía completamente desconcertada, no podía creer lo que estaba escuchando, lo que estaba viviendo. Mi propio hermano menor me tenía contra la pared frotándome con su gran pene mientras me besaba apasionadamente. Yo pensaba que estaba mal, muy mal. Pero en ese momento el morbo de acostarme con mi propio hermano pudo más y lo deje seguir. “esta bien Lucas, voy a dejar que hagas lo que quieras conmigo”. Con solo decir esas palabras, mi hermano me arranco la ropa del cuerpo, me tiro contra el sillón y comenzó a besarme todo el cuerpo, hasta bajar a mi clítoris. Nunca en la vida había sentido algo como eso, fue el mejor sexo oral de mi vida. Mientras me comía toda, susurraba que me amaba, que era perfecta, que hace mucho tiempo quería hacer esto. Luego coloco la puntita de su gran pene en la entrada de mi intimidad y comenzó a frotar. Yo sabía que no había vuelta atrás. Pero lo deje de todas maneras y con una sola estocada introdujo su duro caño en mi vagina. Debo decir que me rompió toda. Yo no paraba de gemir y el tampoco. En ese momento Lucas no era mi hermano, sino un hombre apasionado que estaba sumergido en la sed de la lujuria. Mi hermano recorría con sus manos todo mi cuerpo, besaba mis pechos con desesperación, como si fuera el fin del mundo. Era una atmosfera apasionante. Y yo gemía entre el placer y el dolor que sentía teniendo el sexo de mi hermano dentro de mí. Lucas me sentó arriba suyo y lubricando mi ano de forma circular, procedió a ir metiendo poco a poco su gran pene. Yo no paraba de gritar, el me tapaba la boca, me decía que me amaba, que nunca iba a dejar que nadie mas me tocara.

En ese momento cuando lo escuche, no me importaron sus palabras. Lo único que yo quería, era seguir disfrutando de su gran miembro acariciando mi interior. Estuvimos alrededor de 2 horas haciendo el amor. Cuando acabamos el me abrazo fuertemente y me pidió disculpas por su comportamiento, pero que todo lo que había dicho era cierto. Me amaba, mi propio hermano estaba enamorado de mí. Nunca antes me había dado cuenta, ya que él siempre fue muy sobreprotector como les había dicho anteriormente. Al día siguiente yo seguía pensando en lo que había pasado, acostada en mi habitación. Cuando escucho que la puerta se abre. Era Lucas, yo me hago la dormida y él se acerca lentamente.

Comienza a besarme muy dulcemente, se arrima hacia mi cuerpo y me abraza fuertemente. Yo supuestamente seguía dormida. Y de nuevo comienza a susurrarme que me amaba. Me voltea y comienza a acariciarme todo el cuerpo, esta vez de una manera muy cariñosa. Me desabrocha la camisa y toca mis pechos, los besa, chupa y muerde. Yo no podía mas con la excitación, abro los ojos y todo comienza de nuevo. Mi hermano cada vez que puede entra en mi habitación y me hace el amor. El único problema que tenemos ahora, es que yo me voy de viaje con dos amigos a Brasil por 3 semanas. Cuestión que tiene muy preocupado a mi sexópata hermanito. En este momento esta tratando de convencerme para acompañarme, pero voy a hacerlo sufrir jajaj. Quiero que me extrañe y desee durante estas semanas que me voy. Para volver y disfrutar del mejor sexo.

Obviamente me voy a divertir con otros hombres en Brasil, sin que mi hermanito querido se entere.

En el Regazo de mi Hijo

Relato encontrado en la red, quiero compartirlo con todos debido al alto grado de exitación que me dio al leerlo.

Sobre el regazo de mi hijo.

Estábamos en la playa, yo estaba alistando mis cosas para meterlas en el coche, mi hijo estaba tomando las últimas olas con su tabla de surf y mi marido apareció entonces con un refrigerador enorme en sus brazos. -¿Qué es eso que tienes ahí?, le pregunte

-“No vas a creer lo mucho que he pescado ahora cariño”, sonriendo me dijo: – “Cada pez que atrapaba traía tras de si otro pez aun mas grande, tuve incluso que tirar algunos al océano porque no había más espacio en el refrigerador”.

-Vaya le dije, este debe de haber sido tu mejor viaje. Continúe la conversación mientras veía como mi hijo se caía de la tabla de surf a causa de una ola. – ¿Yo solo quiero saber cómo piensas conseguir que todo quepa en el coche, recuerdas como venimos de llenos verdad?

El me dijo: -No te preocupes tanto estoy seguro que podemos hacer que encaje si amontonamos algunas cosas. Su mente todavía estaba en el barco y se dio cuenta de que el espacio podía ser un problema

Yo y mi marido empezamos a limpiar las cosas y ordenar todo para meterlo en el coche, el coche es un sedan pequeño de cinco puertas, de alguna manera todo el pescado, la ropa, una hielera extra que compro mi marido en la playa y otras cosas más, quedaron debidamente acomodadas dentro del coche, claro está que con cierta dificultad, la playa nos queda alrededor de 2horas de camino, generalmente viajamos por la mañana y nos vamos tarde, de esa forma podemos maximizar el tiempo de sol que tenemos en la playa.

Íbamos apretados y la tabla de mi hijo fue algo que empeoro las cosas, los asientos de atrás tuvieron que plegarse para poder llevar la tabla, la tabla se metió en posición vertical, con la cola tocando el tablero y la punta tocando el baúl, alrededor de la tabla iba el equipo de pesca de mi marido, los paraguas, toallas y todas las cosas que uno puede utilizar en la playa.

Cuando metíamos en el coche yo no dije nada respecto al espacio, ya que se molestaría Eric, mi marido, pero yo sabía que únicamente quedaría dos asientos para utilizar, el del conductor y el del pasajero. Intentó muchas cosas pero sin resultado, cuando ya me estaba hartando de ver que solo quedaban dos espacios, mi marido llamó a nuestro hijo:

– Hijo ven, ayúdame a acomodar las ultimas cosas y siéntate en el asiento del conductor, déjame ver cuánto espacio queda.

-Está bien papá. Dijo el de mala gana, reacomodando la tabla de surf para que pudiera tener más espacio de abrir sus piernas. Después de un momento de silencio y sin ninguna intención de dejar nada en la playa por fin me dijo:

– Cariño, porque no te vas de regreso a casa en el regazo de David, no te importa verdad hijo?

Mi hijo no dijo nada por no incomodar a su padre, aunque yo podía ver su incomodidad, así que al final le dijo: -Ho si claro, no hay problema.

-Cariño, en realidad lo dices en serio, sería muy incomodo para mí y para David que yo fuera sentada en su regazo todo el camino a casa.

-“Es solo un viaje de dos horas, vamos a estar en casa antes de que lo sepas”.

Podía ver en su rostro una expresión de suplica, -Esta bien, lo haré pero me deberás una!. Me metí en el coche y me senté en el regazo de mi hijo, mientras que Eric cerró la puerta, por la tabla de surf mi hijo yo solo podía verle la cara a mi esposo.

-“Listo” dijo él y arranco el coche, ese “Listo” era en un tono de afirmación más que el de una pregunta.

– Hijo te sientes bien ahí abajo

-“Si mamá”

-Está bien, solo dime si quieres que me acomode para redistribuir mi peso.

-“Esta bien mamá”

Eric y yo fuimos novios en la universidad, yo la termine después que el, ya que me dejo embarazada a los 18 años, actualmente tengo 38 años y creo que estoy en buena forma, mido 172 y peso 130 libras, hago ejercicio, tengo el pelo castaño un poco corto. Yo siempre he sido muy coqueta siempre respetando a mi marido claro, pero tengo que decir que me gusta calentar a los hombres, llevo faldas cortas, vestidos de una sola pieza, pantalones ajustados en fin.. yo sé lo que les gusta a los hombres y me agrada darles un espectáculo de mis piernas o mi culo.

Aquel día yo llevaba un vestido amarillo que me llegaba arriba de las rodillas, en la playa me puse un bikini color naranja, la parte superior de mi bikini quedaba debidamente ajustados a mis pechos pequeños y la parte inferior consistía en un pequeño triangulo que en la parte delantera hacía que se me viera un pequeño bulto de mis labios vaginales, en la parte de atrás había un triangulo más grande que cubría las tres cuartas partes de mi culo redondo y apretado.

Al irnos de la playa me puse mi vestido amarillo sobre el bikini y pensaba en lo incomodo que era llevar un vestido corto y estar sentada encima de mi hijo. Aunque Después de todo , ¿por qué un chico de 18 años quisiera penetrar a su madre de 38 mientras está sentada en su regazo en un viaje de 2 horas? Como he dicho, yo soy bastante coqueta, así que pensé en pasar un rato divertido y hacer sentir incomodo a mi hijo.

Las piernas de mi hijo iban bastante juntas mientras que las mías iban un poco más separadas y alrededor de las de él. Mi hijo únicamente vestía un bañador, uno de esos floreados, todavía estaba un poco húmedo y arriba vestía una camiseta, intentaba no tocarme y mantener un poco la distancia.

-Owww me queje. Mientras hacía mi cuerpo para adelante hasta que pude llegar e mis pies.

-“Estas bien cariño?”. Pregunto mi marido sin saber lo que estaba pasando

-Estoy bien, solo es un calambre, voy a estar bien. Fingiendo que tenía un calambre en la pantorrilla me la acariciaba mientras movía mis caderas en el regazo de mi hijo.

Mi hijo dijo tembloroso: “Necesitas algo mamá”, pude notar su voz con un poco de nerviosismo

-NO, le conteste, solo necesito frotarme un poco la pantorrilla, es que esta posición te resulta incomoda? Sabía que él estaba bastante incomodo y que seguramente me estaba odiando por hacer aquello.

El me dijo “No, está bien, no quiero que te duela nada”

Yo le dije – Bueno si quieres que no tenga dolor, hay algo que puedes hacer por mi. Al frotarme la pantorrilla pude sentir un bulto distinto entre mis piernas, mi continuo roce hizo que mi vestido se levantara ya que era muy corto de manera que mis muslos quedaron desnudos y mi ropa bikini y mis nalgas quedaron presionadas con el bañador de tela delgada de mi hijo, podía notar que su pene estaba semi erecto. Vi que mi hijo se puso un poco incomodo y una de sus manos empezó a jugar con la tabla de surf como para distraerse.

El respondió a mi pregunta “Por supuesto, cualquier cosa que necesites mamá.” su voz sonaba MUY nerviosa y al final puso sus manos sobre sus muslos pero sin tocarme.

-Sabés ya que estas en esa posición, no te gustaría darme un masaje en la espalda, es que estoy bastante tensa.
Mi hijo sabía que si hacía cualquier tipo de contacto físico causaría una erección completa y bastante dura de su pene. “No sé si puedo mamá, es que estamos bastante apegados aquí”

– Por favor, dije yo haciendo un puchero de niña mientras me volteaba para verle a la cara
Su padre que nos estaba escuchando dijo: “David, no hagas que tu madre te ruegue, necesita un masaje, así que frota su espalda!”

– “Si es lo que quieres”

– “Tu madre lo está pasando mal ya tiene suficiente con ir sentada en tu regazo, es tu trabajo hacer que se sienta cómoda, así que has lo que te pide, has entendido?”

“Sí, claro”

“Bueno, ahora has lo te dijo tu madre”

“Está bien”

-Gracias David te lo agradezco, le dije mientras presionaba mis caderas contra él.

David se acerco y puso sus manos en mi espalda baja después de unos minutos me volví hacia él y le dije: – Esto no está bien, ayúdame con esto y entonces será mejor. Sabiendo que mi esposo no podía ver nada, entonces tome las manos de mi hijo y las lleve por todo mi cuerpo hasta llegar al último botón de la parte frontal de mi vestido. Mi hijo no supo que hacer, literalmente se congelo mientras yo podía sentir su cercanía cerca de mis muslos interiores seguramente el podía sentir el calor de mis piernas.

-Vamos David, necesito tu ayuda con esto

– “David!”, grito su padre, “No quiero volverlo a repetir otra vez, Haz lo que te dice tu madre”

– “Estás seguro de que es lo que quieres, papá?”

– “No seas negligente hijo, quiero que hagas lo que tengas que hacer para que tu madre se siente bien, has entendido?”.

– “Está bien, papá”, y mi hijo empezó a desabrocharme lentamente el vestido veraniego.

Respire hondo al sentir el aire acondicionado soplando en mi piel desnuda y ver que mi vestido se retiraba lentamente dejando ver mis piernas bronceadas y mi abdomen plano. Cuando mi hijo llego al último botón le dije:

“Déjame ayudarte con este”, y con las manos en la parte superior desabroche lentamente el último botón.
Ahora podía sentir la tela delgada y un poco húmeda del bañador de mi hijo, el aire acondicionado y la humedad solo hizo que me erizara y que ese zona se sintiera un poco más caliente.

Mi hijo actuaba como si nada, creo que se sentía bastante incomodo pero era un niño bastante ingenuo así que él no sabía lo que le esperaba, si nunca había tenido pensamientos sexuales conmigo, ahora estaba recuperando el tiempo perdido… o por lo menos su polla desde luego que sí.

-Mucho mejor le dije, y moví mis hombros para que el vestido se deslizara hasta el regazo de mi hijo, luego tire de él hacía abajo para que finalmente lo metiera entre mis piernas y callera en el piso del coche.

Viajamos así como unos 10 minutos mi hijo masajeándome mi espalda y en ocasiones yo le pedía que lo hiciera más fuerte o más suave en diferentes partes de la espalda.

-Más arriba le dije y él me masajeo la parte superior pero encontró un obstáculo, la cinta de mi bikini, así que le dije

-Espera que esto no se siente tan bien, me quite lentamente el nudo del bikini, sin quitármelo completamente.

-Ahora vuelve a intentarlo

Después de unos momentos le seguía dando instrucciones, más a la derecha, más la izquierda, más, más, más, hasta que las puntas de los dedos se la mano izquierda se movieron alrededor de mi cuerpo y tocaron la parte lateral de un seno, en este momento la parte posterior de mi bikini casi había caído.

– Ahora mueve la otra mano a la derecha, más, más, más. Continué de la misma manera hasta que ambas manos de mi hijo casi me tocaban los pechos, pero aún no se atrevía a nada más. – mmmmm le dije…

Mi esposo al escuchar mi gemido dijo –“Como lo está haciendo cariño?”.

Yo le dije provocando a mi hijo: -NO puedo mentir, no es el mejor masaje que me han dado, creo que es un poco tímido ya que soy su madre”

– “Eso es cierto David?, no hay nada malo en ser tímido, pero tu madre necesita tu ayuda justo ahora”

– “supongo” respondió nuestro hijo

-“Hijo, si tu madre quiere un masaje más fuerte, eso es lo que tienes que hacer”

-“Estas seguro papá?”

-“No me obligues a decírtelo otra vez David”

-“Está bien” dijo él. Finalmente, el comenzó a masajear a los lados de mis senos de nuevo, yo me apoye más a él poniendo mis manos en el tablero y empujando hacia atrás de manera que sus manos quedarán en mi pecho o mejor dicho, sobre mi delgado bikini.

-Mmmmm…. mucho mejor

Mi esposo interrumpió: – “Cariño, nunca me dijiste si querías ir venir a la fiesta de verano de mi empresa”

-ohh, mmm si claro que iremos, le gemí yo, mientras mi hijo masajeaba mis pechos. Mi hijo estaba jugando con mis pezones cuando mi esposo continuo: -“Es en el centro del nuevo club, ellos traerán buena comida y un montón de bebidas y tal vez podamos bailar un poco en la pista de baile”

– Más abajo, hijo

-“¿Qué dijiste?”

-Nada Eric estaba pensando acerca de cuánto tiempo ha pasado desde que me sacaste a bailar. Mientras decía esto las manos de mi hijo bajaban por mi estomago caliente

-Tú sabes cómo me gusta mover mis caderas, cuando termine esta frase arque mi espalda y moví las caderas en el regazo de mi hijo, ayudándome de mis manos sobre mis caderas menee el culo como si fuera una bailarina de stripper bailando sobre algún hombre, solo que ese hombre era mi hijo.

Mi hijo no reaccionaba pero de algún modo no le disgustaba que su madre le hiciera eso, y lo duro de su polla me lo confirmaba, después de todo yo era una mujer con un cuerpo atractivo fuera o no fuera su madre.
Luego mi marido dijo -“Así que, ¿Qué piensas sobre la fiesta?”

– Déjame pensarlo un poco más, bajando un poco más la voz le pregunte a mi hijo: -Como se siente?

– “Muy bien mamá”

– Quieres que me detenga?

– “NO mamá”

-Yo tampoco. Baje mis manos hasta los pequeños nudos de la parte inferior de mi bikini, luego los desate lentamente y luego tire de él, eso dejo mi coñito mojado al aire frío. -Ohhhh… Susurre mientras mi coño caliente se ponía en contacto con el aire frío.

Podía escuchar la voz de mi marido hablando mientras la mano de David buscaba lentamente mi rajita mojada, luego por fin llegó, toco el coñito depilado de su mami y su mano se deslizó de lo mojado que estaba mi coño, lo que me hizo gemir en cada toque de su mano.

-“Debería haberme cambiado” le escuche al fin a mi marido luego de estar tonta de tanta excitación

-Que has dicho Eric?

-“Debería haberme puesto los pantalones secos al salir de la playa, todavía estoy mojado”

– YO también estoy mojada cariño. Dije mientras mi voz se apagaba

-“Estas demasiado húmeda?”

-Sí, estoy MUY mojada

-“Te molesta eso David, tener a tu madre húmeda en tu regazo”

Mi hijo estaba tan absorto jugando con mi coño que le costó contestar, pero por fin dijo:

-“No papá no me molesta, de hecho tenerla encima y mojada se siente agradable, solo que ojala estuviera más mojada para sentir mucho más tibio”.

Mientras decía un dedo se deslizó en medio de mis labios mientras mi coño seguía goteando.

-Mmmmm… gemí de nuevo mientras puse la cabeza sobre el hombro de mi hijo.

Mi hijo subió otra mano pasando por mi abdomen y llego hasta un seno, mientras tenía enterrada una mano en medio de mis piernas la otra ahora me masajeaba un pecho.

YO apenas podía pensar con claridad, mientras el dedo de mi hijo que subía y bajaba por mi coño por fin descansaba sobre mi clítoris. El Toco mi clítoris y lo empujo en un primer momento y luego lo hizo rodar entre sus dedos, yo mientras tanto hacia movimientos circulares de mi culo desnudo sobre el regazo de mi hijo, perdí la noción de la realidad empecé a tocar los mulsos de mi hijo, luego mis pechos y luego mis piernas. No podía soportarlo más.

-Me vengo…. empecé a jadear

-“Que has dicho cariño, no puedo escucharte por la radio”

-“Me estoy corriendo” Dije sin pensar siquiera en lo que estaba diciendo

-“¿Qué?” dijo mi marido

-Me corro…….mmmmmmmmm

Casi grite mientras que mi marido apago la música, mi cuerpo se estremeció cuando los dedos de mi hijo entraron en mi vagina hinchada, yo soy de las mujeres que segregan mucho liquido cuando se corren así que los dedos de mi hijo como mi coño, la parte interior de mis muslos y el bañador de mi hijo estaban empapados de mis flujos.

– “Que dijiste cariño”

– Nada Eric, que mañana empezare a correr de nuevo… dije mareada por el placer

-“Esta bien cariño, me parece una buena idea.” Dijo ajeno al orgasmo que me había hecho llevar nuestro.

-No puedo esperar para que (me) corra de nuevo dije, mientras me recostaba sobre mi hijo, con el corazón
palpitante y con mi chocho contrayéndose de un tipo de orgasmo totalmente nuevo para mi

-“Que tal estas David, haces que tu madre se sienta cómoda?”

-“No lo sé, como te sientes mamá”. El muy cabrón estaba bromeando…

-Por dios, respondí, Estarías muy orgulloso del buen trabajo de nuestro hijo, me está cuidando bien.

-“Eso está muy bien hijo, que cuides a tu madre, continua haciéndolo”

-“Por supuesto papá voy a llegar hasta el final”

-“Sabes” dijo mi marido, mientras golpeaba la tabla de mi hijo con los nudillo, “Esta tabla es mucho más grande que la anterior”.

-Sabes hijo, respondí yo, tu padre tiene razón es bastante larga, mientras decía esto, tenía las manos en medio de mis piernas acariciando la polla de mi hijo sobre su bañador.

-“No sé cómo le das mantenimiento a esta cosa y cómo puedes montar sobre ella” dijo su padre

-“Bueno” respondió mi hijo, “Por lo general se mantienen en su estuche, así que lo primero que tienes que hacer es desenvolverla” Mientras dijo esto yo jale los remaches de su bañador liberando su larga y tiesa polla. Con mi bikini en el piso podía sentir su polla caliente en medio de mis muslos por lo que abría y cerraba mis piernas para darle placer a mi hijo, mientras tanto mi hijo seguía hablando. –“Entonces tú necesitas papá, tratar muy bien a la tabla, yo la froto con cera cada vez que la uso.” Y mientras decía eso yo frotaba su larga polla con mi mano.

Su padre continuo: “Además parece muy dura, como si fuera hecha de madera, tu última tabla que no estaba hecha de plástico o fibra de vidrio?”

-“Si claro papá, esta, es toda de madera”

-“Hay que frotar durante toda la madera suavemente”. Mientras decía eso yo pasaba la polla de mi hijo sobre mi coño lleno de flujos mientras susurraba de placer…

-“Tienes que abrir bien las piernas para conseguir una buena postura”, entonces mi hijo abrió mis piernas, “Luego debes de encontrar una apertura agradable papá”, ahora su pene estaba sobre mi palpitante y mojado coño, “Y luego, lo demás es muy fácil” Y me senté en la polla de mi hijo sin aliento mientras él me penetraba. “Y luego cuando encuentras una buena ola, la montas durante todo el recorrido, no piensas en nada más papá, solo en montarla y disfrutar del momento.” Su polla se deslizaba lentamente sobre mi coño centímetro a centímetro, cuando estuvo todo dentro, hice una pausa para sentirme llena de la polla de mi hijo y sentir esa sensación de tener un buen trozo de carne dentro de la vagina.

-“Me imagino que no todos podrían manejar una tabla tan grande”. Dijo mi marido mientras meneaba la cabeza como inspeccionando la tabla

-“Tienes razón” Dijo mi hijo, temiendo que su padre metiera la cabeza por la pequeña hendidura, aunque eso sería imposible claro, ya que necesitaba perder el control del vehículo.

Por fin yo dije, -para manejar una de esas tienes que practicar mucho, y mientras decía eso movía mis caderas de forma circular sintiendo cada centímetro de mi hijo dentro de mí.

-Yo creo que podría manejar una tabla tan grande. Dije

-“Claro que sí,” dijo Eric, mi marido, con un tono un tanto burlón.

-Hey le dije yo, yo podría montar esa pieza de madera durante todo el día si tuviera que hacerlo. Dije mientras me incline y puse mis manos sobre el tablero y luego comencé a moverme arriba y abajo sobre la polla de mi hijo a unos 75 cm de mi marido.

-“Que crees David” dijo él.

-“Crees que tu madre pueda montar algo así”

-“mm Yo, esto, mmm, yo creo que sí papá, podría hacerlo perfectamente”

Cada vez sentía más cerca clímax de mi hijo, deje de moverme de arriba abajo para continuar restregando mi culo en su regazo con su polla metida en mi coño goteante y mojado, mientras él me tocaba las piernas y los pechos.
“Unnngnhhh…” Un suave gemido vino de la boca de mi hijo, signo de que se acercaba su climax
Sintiéndo que estaba cerca el orgasmo de mi hijo dije algo divertido para culminar el acto.

-Hijo, quisieras venir conmigo mañana a correr, -quisieras correrte, susurre después, mientras me retorcía sobre la polla de mi hijo tan duro como podía.

-“Ho si claro mamá, quiero correr…me contigo”

-Como hijo, irás solo o te corres conmigo? Dije yo burlonamente

-“Quiero Correr-me contigo mamá”

-Seguro que no sentirás pena de correr-te junto a tu madre hijo

“No..” el estaba seguramente de durar hasta el último segundo, “Me correré cuando quieras mamá”

Por fin mi marido dijo: -“De que están hablando?”

-David me dijo que quiere correr con su madre

-“Sí papá quiero correr con mamá”

-“A donde irán a correr” dijo mi marido totalmente ajeno a que en cualquier momento nuestro hijo me llenaría de
semen.

-Siempre y cuando corramos juntos no hay problema donde vayamos, le dije yo, Verdad hijo?

-“Claro mamá!” dijo mientras su polla exploto con una gran cantidad de leche que me lleno por completo el coño, tuve que detenerme en el tablero de la contracción de la ingle de mi hijo.

-Me gusta cuando nos corremos juntos le dije al fin… mi voz era temblorosa y apagada, mi coño apretó alrededor de su polla mientras me venía con él. Mi coño palpitaba con cada ráfaga de leche que escapó de su polla, moví mis caderas por unos minutos más para sacarle a mi hijo hasta la última gota de leche. Mis jugos vaginales y el semen de mi hijo empezaron a salir combinados de mi coño.

-“Tienen hambre” dijo mi marido

-Me siento muy llena ahora, le dije

-“Estoy bastante cansado papá”, mejor otro día

Después de la tremenda corrida me puse de nuevo mi vestido pero sin ropa interior, teniendo cuidado de mantener el pene de mi hijo dentro de mi hasta que llegáramos a casa.

-“Deberíamos hacer esto más seguido” Dijo mi marido, la voz de mi marido se sentía bastante lejana.

-Estoy de acuerdo le dije, y a ti David, que tal te pareció?

-“Muy bien mamá, podría hacerlo todos los días”

Me deje caer sobre el regazo de mi hijo, mientras él me agarro un pecho mientras con la otra mano seguía tocando mi coño haciéndome correr por última vez, ya muy cerca de casa

Cuando llegamos a casa después de bajar las cosas, estaba en la cocina con mis muslos pegajosos y mi coño mojado y lubricado de semen. Luego mi marido me dijo que tenía algo en la pierna, yo me vi y era un poco de leche de mi hijo, yo simplemente lo tome y me lo esparcí por la pierna, le dije

-Es un poco de crema bronceadora.

MI HERMANITA ROMY

HISTORIAS VIVIDAS CON MI HERMANITA

Cuando tenia 14 años pensaba en sexo todo el dia y me masturbaba a cada momento… un dia vi a mi hermanita romy de 8 años
bañandose totalmente desnuda, alli me di cuenta porque mis familiares le desian cucharita… romy era una niña delgada como
de 1 metro 30cm pero tenia algo que llamaba mucho la atencion..era muy quebradita y tenia un tracero mas grande de lo normal para su edad
por eso le decian cucharita de cariño..(yo creo que todos mis tios y mis primos la llamaban asi, pero en el fondo estaban
pensando en ver una potra en unos años)

Desde entonces me empece a interezar por ella, esperaba que todos salieran para jugar con ella
le enseñe a besar poco a poco le fue gustando, siempre venia a mi cuarto para besarnos a escondidas, yo aprovechaba para acariciarle su
esas curvas y ese culito paradito que tanto llamaban la atencion. con el tiempo iba avanzando y mientras la besaba trataba de meterle el
dedo a su conchita, pero le dolia y poco a poco se fue alejando de mi, hasta q me di cuenta de que era muy miedosa y se ponia super sumisa cuando
alguien la gritaba o la amenazaba con pegarle… yo supongo que era porque mi padre le gritaba y le pegaba porque era travieza
y seguro estaba medio traumada..como les dije ella ya no queria acercarce mas ami…

Yo dia tras dia me masturbaba viendola jugar
cuando caminaba con sus licras o esas pantalonetas señidas a su figura moviendo ese culazo que tenia, toda quebradita, como pidiendo
que alguien la coja ya…un dia que todos nos dejaron solos ella se puso a jugar en el cuarto de mi madre, estaba con una mifaldita
de esas que les ponen las mamas para que se vean como una muñequita,con sus medias blanquitas y sus zapatitos negros, ella sabia que
yo le tenia muchas ganas y no se me acercaba y siempre trataba de irse con mis padres.. pero esta vez la dejaron y yo estaba tan arrecho o exitado
que se me ocurrio un plan, empece a hacer ruidos raros , a tirar cosas para asustarla y ella no pudo resistir el miedo

Tuvo que venir a mi cuarto y me dijo que estaba asustada que algo malo pasaba en la casa.. entonces yo le repondi con mucho miedo
espero que no sea el maldito asesino que se mete a las casas, esos momentos le hice escuchar una cancion que a ella le daba mucho miedo..
y le dije- no hagas bulla que con esa cancion derrepente se marcha. pero ella cada vez se asustaba mas con la cancion y
con lo que le contaba del maldito asesino… entonces le dije espera voy a ver si esta alli o ya se fue y la deje en mi cuarto
casi llorando en silencio… sali unos segundos y regrese corriendo como si estubiera aterrorizado y le dije a romy- no hagas bulla que nos va a oir y vamos
a escondernos en el otro cuarto..romy queria gritar de terror y desesperacion pero el miedo a no ser descubierta la hacia soportar..
me la lleve corriendo y simulando estar completamente desesperado y asustado al cuarto mas lejano de la casa, cerre la puerta, la meti en la cama
nos cubrimos con unas sabanas y le dije con voz de muchisimo susto- romy aqui nos vamos a esconder pero no hagas nada de bulla o vendra a
matarnos a los dos… mientras ella dificilmente soportaba el terror yo estaba sumamente cachondo, estabamos echados de costado
yo detras de ella y sentia esa cinturita encorbada hacia atraz que terminaba en ese levantadito, llenito muy bien formado,perfecto
trasero caliente

Estabamos totalmente cubiertos con las sabanas y yo tenia el pene como una roca..mientras le susurraba al oido
que no hiciera el menor ruido porque nos descubriria yo le empece a bajar su calzonsito, separe esas nalgas calientes que harian
enloquecer a muchos si las vieran…y le empece a frotar mi pene por su anito,,, no soporte mas y le dije ya no hagas nada de bulla que se
esta acercando ella respiraba muy agitada de miedo y yo estaba apunto de lograr el maximo placer… en ese momento empuje con fuerza mi pija dura
sobre ese anito y de golpe le clave la mitad de mi pene….

Vi que queria gritar de miedo y de dolor…y le dije callate mierda porque esta apunto de entrar el maldito asesino!!!
y nos va a matar!!! ella aterrorizada cerro sus ojos llenos de lagrimas , cerro los dientes con fuerza y yo empece a meter y sacar mi fierro caliente de ese hermoso culo canela claro
lo metia y lo sacaba a placer mientras sentia como ella pujaba de dolor, mi pene que es grueso ingresaba por ese culito caliente sin problemas, ya le habia abierto
el ano, ya no aguante mas la agarre de su cinturita de abispa y la presione contra mi pene hasta llenarla de semen..ella me susurraba al oido lloriqueando y pujando ya nooo…
luego de eso se la saque la abrace y le dije gracias por ser tan valiente y soportar el miedo y lo que habia pasado era por el miedo que yo tenia
igual que ella…

Ella me abrazo sollozando de traquilidad y me dijo con cariño gracias hermanito por cuidarme ya no hay que dejar la
puerta abierta…yo tambien le agradecia en mi mente.. mi romy me habia dado algo por lo que muchos hombres moririan de envidia..
comenten si les gusto esta gran experiencia que tube con mi querida hermanita romy…