Buen regalo de cumpleaños de mi gordita Faby…

Esta es una de las andadas que más he disfrutado y que por supuesto sigo disfrutando… Sucede por cuestiones de trabajo mi esposa no podía cuidar a mi niña que ese tiempo tenía aproximadamente 4 años, así que nos vimos en la necesidad de contratar los servicios de una muchacha para que la cuidara durante el día, bueno pues le contaré que una de sus amigas le recomendó a una joven de nombre Fabiola, chica que en ese tiempo tenía aproximadamente 16 años, de 1.60, morena, cabello largo y un poco gordita, pero eso si con unos pechos exuberantes, pero sobre todo con un rico fundillo que para que les cuento, Faby llego a la casa un día domingo por la tarde, le comentó a mi esposa que debido a la distancia del lugar donde vivía, se iba a quedar a dormir con nosotros, así que procedimos a arreglarle la habitación donde dormiría, puesto que al día siguiente lunes empezaría a trabajar cuidando a mi hija; transcurrieron los días sin ninguna novedad, sucede que en cierta ocasión tuve que regresar a la casa porque se me habían olvidado unos documentos importantes, deje a mi esposa en el trabajo y regresé de inmediato a la casa, abrí la puerta sin hacer mucho ruido para no despertar a mi hija, y me dirijo a la habitación donde tenía los documentos, los tomo y me dirijo al baño, y pues que gran sorpresa me llevo cuando abro la puerta me encuentro a Faby completamente desnuda acabadita de bañarse, imagínense que gran escena, ella me dice “Señor no sabía que estaba aquí”, yo solo le contesto que no se preocupara, es más me atrevo a decirle, niña pero que bien te vez, que cuerpo tan lindo tienes… y solo me contesta hay señor discúlpeme.. solo le digo no tengo nada que disculparte, después ella se mete a la habitación y yo salgo de la casa… a partir de esa fecha ya nada fue igual, yo inventaba cualquier pretexto para regresar a la casa, solo para ver a Faby; sucede que llegó mi periodo de vacaciones que por cierto no coincidía con el de mi esposa, y pues todas la mañanas tendría que llevarla a su oficina y regresar, así que llego a la casa y no veo a Faby por ningún lado, por lo que se me ocurre entrar a su habitación, la encuentro que duerme plácidamente me acerco a la cama y la toco para ver si está dormida, pero no se mueve, así que procedo a quitarle lentamente la sabana con la que se cubría y me doy cuenta que solo tiene puesto un camisón transparente sin nada que cubriera sus pechos y su cosita, me atrevo a tocarle sus pechos y ella nada que despierta, bajo mi mano y comienzo a tocar su rajita ya con bellos, y es en ese momento que despierta y me dice Señor que hace, y yo muy nervioso le comento nada Faby solo estaba aquí mirando, y ella me contesta se le ofrece algo, solo le diga nada mija solo quería verte… contestando haaa pues me voy a levantar y yo le digo.. No, no si quieres quédate otro rato, por mí no te preocupes y le pregunto me puedo sentar, contestando, señor es su casa, y ya con más confianza le digo oye que linda estas me fascinó verte ese día, que cuerpo tienes me gustas, y ella solo contesta hay señor si estoy fea… pero rápido le digo no de verdad estas bonita y me gustas, en eso la tomo de la barbilla y la beso y para mi suerte ella corresponde, así que comienzo la faena, le empiezo a besar su cuello, sus pechos, el estómago y llego hasta su monte de venus, y ella me dice ya, ya señor por favor, yo solo le digo deja mija que ya pronto termino, fue completamente excitante ese encuentro que me hizo venir rápidamente… a los pocos días iba a ser mi cumpleaños, y mi esposa se encargó de decirle a Fabiola, así que bien recuerdo que fue un día lunes después de llevar a mi esposa a su trabajo regreso y encuentro a Faby con un short de licra viendo la televisión en la sala, y le pregunto por la niña, contestando que estaba en su cuarto dormida, me siento al lado de ella y comienzo a acariciarle sus piernas, y ella no dice nada, subo mi mano y la meto dentro de la licra, tocándole su cosita con muchos bellos, la bajo más y le toco su rajita, notando que estaba súper húmeda, entonces comienzo a besar su boca, su cuello, me bajo a sus pechos y sigo, topándome con su short que le pido se lo quite, lo que hace al momento quedando desnuda, entonces veo su rica y hermosa cosita, le abro sus piernas y le comienzo a chupar lentamente primero sus bellos y después su rajita que despide mucho jugo que sabe a gloria… le pido que me agarre la verga, y ella obediente lo hace aunque en una forma tosca, entonces le digo mira así quiero que lo hagas, enseñándole como me gustaba, lo que aprende muy rápido, sigo acariciándola y la recuesto sobre el sofá, le digo acomódate y me contesta, así abriéndose de piernas, mmmm pero que cosa más rica veo y ya con la verga parada trato de introducirla, y aun cuando está bien lubricada me cuesta trabajo introducírsela, hasta que poco a poco logro metérsela toda, y ella me dice, me duele pero le contesto solo un ratito te va a doler, lo que en efecto pasa, puesto que a los pocos minutos gemía de placer, diciendo me gusta, me gusta mucho esto, que rico se siente… que rica la tiene…después le pido que se voltee y la pongo de a perrito, y comienzo a introducirle mi verga, y comienza el mete-saca, ella me dice que rico, que rico señor, me gusta, mmmm, hay, hay,hay, pero que bien se siente, seguimos así hasta que me vengo adentro de ella, después le digo que nos bañemos juntos, y ella me dice si vamos, nos bañamos, ahí en el baño volvimos a coger más, ufff pero que ricas cogidas las de ese día con Faby, de verdad que la disfrute mucho en esta primera vez… les cuento que sigue siendo mi amante hasta la fecha, incluso hemos grabado algunas escenas de sexo que tenemos y tomado fotos de cuando estamos cogiendo, esto lo contaré con lujo de detalles en otra ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *