Carta a mi amorcito

Amorcito

Ahora que estoy tranquila aquí en mi cuarto, me vienen a la mente los recuerdos de nuestro ultimo encuentro amoroso.

¡Qué delicia! Y es que cuando me pides que me masturbe para ti y juegue con mi consolador (una verga muy rica) que me regalaste, frotándola contra mi pucha siento un ardor y una calentura enorme y me caliento todavía mas, porque me miras y me encanta excitarte y ver como te jalas tu verga que crece y crece a medida que me estas viendo, como gozo metiendo y sacando ese rico pito que me hace estremecer, pero luego cuando ya no aguanto mas, te pido que me cojas que me metas tan rica verga hasta el fondo de mi y me vuelves loca si empiezas a embestirme hasta que ya no puedo mas y me sacas todos mis jugos y baño todo tu caliente pito.

Después reposamos, acaricio suavemente tus nalgas, tu verga y dejo que me manosees por todas partes, me pides que té de la espalda y empiezas a manosear mi culo, a meter tu verga en mi pucha y me coges. nuevamente, recuerdo que en esa ocasión tome mi gruesa verga de juguete y me la frotaba en mi rajada y con tu verga adentro ¡ah! Que cogida tan fantástica y el colmo fue cuando metiste tu dedo en mi culo y con la otra mano tus dedos dentro de mi boca y así bien atravesada y cogida me vine en un delicioso orgasmo que baño toda la verga que tenias bien adentro de mi pucha.

Quizás mañana, pasado o que sé yo me permitas nuevamente gozar de tu cuerpo y me dejes darte una buena mamada a tu verga y que tu a la vez me mames mi pucha que ya sabes que me encanta venirme en tu boca y alcanzar el cielo.- nos vemos amorcito.-

¡hola! Amorcito me dio mucho gusto saber que te gusto la cartita que te escribí el otro día.

Nuevamente estoy recordando pasajes amorosos que hemos compartido juntos, y alguna que otra fantasía que he tenido.

Viene a mi mente cuando en cuanto llegamos a estar a solas empiezas a chupar y chupar mi pucha que esta ávida de tu lengua y me mamas y mamas y me haces gemir de placer hasta que ya no aguanto mas y exploto en un delicioso orgasmo que me deja satisfecha y feliz.

Después descansamos y empiezas a preguntarme que que más quiero que me hagas y me pones boca abajo y mis nalgas arriba de una almohada y empiezas a embestirme con esa rica verga que tienes y es un meter y sacar tu verga y yo frotándome mi pucha bien rico y tu diciéndome lo bien cogida que me tienes y ves mi culo y me metes el dedo lleno de saliva y sigo frotando mi pucha hasta que ya no aguanto mas y termino y mojo tu verga hasta dejarla toda encremada.

Se me pasaba comentarte que la otra vez que te escribí la dichosa cartita me sentí tan caliente y excitada que no tuve mas que masturbarme, empece untando mi pucha con crema y frotarme y sacar mi dedo, estaba sentada en la orilla de mi cama con un pie abajo y otro arriba y sentia bien sabroso, cuando ya casi sentía paraba de frotarme mi caliente pucha para que se me pasara y luego volvía a empezar, luego untaba mas crema, pero mi dedo no me sabia tan bien ni me hacia sentir bien cogida como yo quería estar y saque mi lindo juguetito, mi rica verga y mientras lo lavaba mas caliente me sentía, por fin la embadurne toda de crema y ¡ah! ¡que rica verga! Que lindo pito que me hace suspirar, metía por un ladito de mi pucha el dedo y luego la verga bien dura, sacaba el dedo y metía mas el pito y así hasta que termine y deje la verga bien caliente cuando me la saque, no sabes cuanto te agradezco este regalo.

Bueno y siguiendo con mis recuerdos también me viene a la mente cuando me has cogido boca arriba y mis nalgas arriba de la almohada y me subes las piernas casi hasta los hombros y me coges y me coges, me embistes fuerte y yo diciéndote lo lindo que me estas culeando, me llegas hasta el fondo de mis entrañas, y siento tu verga que me llena perfectamente la pucha también manoseas el culo me pasa tus dedos por el me lo frotas y ¡ay! Que delicia de coger me encanta que me agarres el culo cuando me estas cogiendo y si me metes los dedos mejor, me gusta sentirme toda atravesada por ti, estar bien cogida, sentir tu verga bien adentro de mi como en esa ocasión que me tenias con las piernas bien arriba y ya para terminar me ensalivas arriba de la pucha y me la frotas teniendo tu verga bien metida y no ocupo mas para volver a sentir y venirme diciéndote papito cógeme así culeame mas hasta que ya no me quedan fuerzas.

Ahora quiero contarte mi fantasía compuesta con curiosidad, quisiera que un día que me estés cogiendo tener dentro de mi pucha y el culo las dos vergas, la tuya y la de juguete, pero como no me gusta sentir dolor la verga de juguete quisiera que me la metieras en la pucha y tu pito en el culo, es como una curiosidad que tengo y a la vez me da miedo pero bueno es una fantasía un sueño.

También recuerdo cuando he mamado tu verga tan rica, cuando me la meto toda en la boca casi hasta llegar a mi garganta, me gusta sentirla dentro de mi boca como si fuera un rico caramelo, escribiendo esto me acuerdo una vez que estabamos mamándonos los dos tú mi pucha y yo tu verga bien parada, yo chupe y chupe la verga y tu mamándome sabroso la pucha bien ensalivada y caliente y entre mas te chupaba mas ganas me salían hasta que termine en tu boca con tanta pasión que por eso esa vez no se me ha olvidado.

También recuerdo una cogida que me diste arriba del tocador de ahí donde vamos con el espejo frente a nosotros me hacías que abriera bien las piernas de frente al espejo y tu te masturbabas, luego me manoseabas desde la pucha hasta el culo, me la mamabas, me metías la verga, la sacabas, metías tus dedos, luego me masturbe para ti, recuerdo que ya tenia la pucha toda roja, me ardía de tanto que me manoseaste, de tanto meter y sacar el pito tan rico y bien parado que lo tenias, y al ultimo me senté en la orilla del tocador con las piernas bien abiertas y los talones arriba en la orilla y te ofrecí mi pucha bien caliente y ardorosa para que me cogieras hasta que quisieras y me hicieras terminar y soltar tantos Jugos que para entonces ya tenia, ¡ah! Que ricos y calientes recuerdos guardo de ti mi macho querido ya no le sigo porque ya estoy super caliente y excitada con tanto recuerdo, como la vez anterior, solamente espero el momento en que me digas que vamos a coger quiero decir! a comer para empezar a soñar en que nuevamente gozare de tu rica verga y que mi pucha estará feliz de recibirla en su cueva y te ofrezco que pasaras un rato agradable lleno de cogidas mamadas y manoseos. Ay papi que sea pronto porfa.

jossie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *