CUADRILÁTERO (también se lucha en la cama)

Ese sábado desde muy temprano me aliste para salir con Michels un amigo(a) que como yo compartimos el gusto por la lucha y el boxeo, esa noche Lucharía Halcón de Oro, (bueno llamémoslo así) y varias estrellas más del pancracio, cuando vamos al box o la lucha libre dejamos la ropa ajustada solo las playeras, ese día nos acompañaría su Novio de MIchels si un atractivo chico de la costa que tiene ya dos años viviendo con él, nunca nos había acompañado por trabajo pero ahora tenia el tiempo para llevarnos. Llegamos temprano a la Arena, nos sentamos como siempre en la tercera fila de la luneta, desde ahí, podíamos admirar la belleza de los cuerpos de los boxeadores ó luchadores, uno un deporte fino el otro mas popular y mas sanguinario, pero ambos cuando te gustan los disfrutas al máximo, me vestí muy normal pantalón de mezclilla tipo vaquero, una playera no muy ajustada, botas negras de cuero de becerro, y lleve una gorra que cubría mi teñido pelo de color claro, las primeras luchas fueron sencillas, nada espectacular, al fin después de una hora, llego la lucha estelar apareció Halcón de oro, no era muy alto, pero si algo, como 174 mas o menos, sus cuerpo era un buen trabajo de gimnasio, sus espaldas anchas, y su pecho muy desarrollado, sus piernas gruesas y bien torneadas claro torneadas de acuerdo a su sexo son piernas desarrollas a la perfección con la forma de hombre, su rostro es varonil no es muy guapo, pero tiene ángel, eso lo hace carismático, después de el entro Alma Vaquera, un moreno que venia del oeste del país, buen mozo, musculoso y debo reconocer que mucho mas guapo que el otro, pero en ese momento no nos interesaba si eran bellos o feos, nos queríamos llenar de adrenalina al verlos pelear en el ring la concurrencia estallo en aplausos subió el réferi al cuadrilátero y se dio el anuncio después sonó la campana que anunciaba que se iniciaba el primer raund la lucha se inicio lenta, así a medida que avanzaban los raund fue mas y mas intensa, algunos los ganaba Halcón otros el Vaquero al fin el raund 12 se decidió la lucha y ambos contendientes dieron lo máximo de ellos se aplicaron llaves, vuelos en la lona, en fin todo eso que emociona al publico, al fin en la lona quedo, El Vaquero, y resulto campeón Halcón la arena estaba llena de inmenso bullicio, Halcón descendió del cuadrilátero, y paso muy cerca de mi asiento al verme me ofreció su mano, para saludarme yo me emocione no me imagen que el me saludara, apretó suavemente mi mano, yo le sonreí y le felicite, no niego la emoción que me dio sentir que el atractivo luchador me distinguía con su saludo, nos dispusimos a abandonar la arena el avance era lento, de gradas bajaba mucha gente y unos a otros se atropellaban nosotros decidimos esperar no importa que fueses los últimos preferíamos eso a salir en medio de apachurrones si, la espera fue larga casi media hora, estando a punto de abandonar el lugar, apareció del fondo del recinto el atractivo luchador con el venían tres varones mas, rápidamente llego junto a mi y me saludo, amablemente, entablamos una platica sencilla, ya a punto de salir, la luz del recinto se apago, quedando un buen tramo a oscuras fue entonces cuando sentí su grande mano deslizarse rápidamente sobre la cremallera de mi vaquero y apretar suavemente mi bulto, no sabia que hacer, tenia mucho tiempo que no fungía como activo eso lo hice cuando me iniciaba en este mundo gay, según me dicen los amigos que así se inicia uno en esto siendo activo que la gran mayoría primero da y luego da el cambiazo, aunque creo que no es así sino que al no saber uno entra a este mundo como sea lo importante es estar en brazos de otro varón y hasta que encuentra uno al que se le llama inter o bicicleta y bueno nos da lo que tanto buscamos y así seguimos después siendo pasivos, yo al menos asi me inicie, pero ahora a mis 34 años tenia como 15 o mas años que no lo hacia, pero el luchador me atraía y ahora mas, ya en la luz de la calle nos invito a cenar, ni mi amigos ni yo nos hicimos del rogar y al poco rato estábamos los siete en una mesa de un conocido restaurant la cena paso entre comentarios de lo que pasa en el pancracio, de cómo se pelea, en fin de esas cosas vánales, ya cerca de las dos de la mañana nos despedíamos Halcón murmuro en mi oído, que deseaba estar íntimamente conmigo, yo acepte y todos se fueron y el y yo nos encaminamos a un taxi para ir a su hotel donde entramos sin problema, ya en la habitación el guapo hombre se abrazo de mi cabeza y me beso apasionadamente, yo respondí a su beso el cual al notar mi respuesta se intensifico más su lengua busco la mía al interior de mi boca sus manos grandes y fuertes tenían prácticamente atrapada mi cabeza, no se porque pero mis manos buscaron su cintura, y lo atraje hacia mi, ese beso duro largo rato, después nos separamos y el solo murmuraba desabotono mi playera y tomándola de abajo me la quito solo alce los brazos para facilitarle la tarea, desabrocho el mi vaquero, bajo mi zipper y metió su mano buscando mi miembro, el cual estaba ya erecto, (si aunque seamos gay el miembro responde normalmente, al sentir caricias nos calentamos y el se pone parado, listo para la lucha cuerpo a cuerpo) al sentir su tosca mano mi verga se puso mas grande de lo normal, el hizo que mi vaquero junto con mi bóxer bajaran tapidamente hasta los tobillos, donde se atoraron con mis botas, y así besándome el cuello, el pecho, el estomago bajo hasta que con sus labios atrapo mi miembro el cual metió en su boca propinándole una mamada como nunca se la habían dado, la metió toda aunque esto le causaba horcajadas de asco, ya que tocaba el inicio de su garganta, a momentos la sacaba y la refregaba en su rostro, la besaba y la volvía a engullir para continuar mamándola, en un instante se levanto yo me agache para retirar las botas y quitarme los pantalones y los bóxer, solo me deje los tines ya que había observado que todos los activos nunca se quitaban los calcetines así me quede yo el se despojo de toda su ropa quedo completamente desnudo no pude evitar ver su miembro que estaba erecto también, pero era muy pequeño, para mi que erecto solo alcanzaba los 8 0 9 cm. Como máximo y eran tan delgado que parecía un clítoris de lesbiana erecto, entendí por que gozaba con mi pene, los dos de pie nos fundimos de nuevo en un gran beso ahora yo con mas seguridad, me sentía mas hombre activo, lo deje que chupara mas tiempo mi miembro y cuando sentí las enormes ganas de vaciarme, lo retire y le bese, le acaricie y deje que entrara mi cuerpo en clama para poder darle la máxima satisfacción a su ano, si sentí ganas de hacerlo de un manera casi perfecta como hubiese deseado tantas veces que a mí me lo hicieran, le acaricie, su gran cuerpo mame su pechos levemente desarrollados, el gemía como una nena eso me despertó mas el hombre que todo homosexual tiene dentro de su cuerpo, olvide mis tontos tabúes, desarrollados a través de mis años como pasivo y deje fluir al hombre, si al macho que esta dentro de mi llegado el momento en que mi atractivo pasivo me pidió casi con suplica solo entonces tome un preservativo y estibándolo al máximo lo coloque cubriendo mi pene que para ese momento estaba como en 19 cm. Coloque a mi pasivo en posición de perrito, y lamí su ano que estaba lleno de una sustancia viscosa que su cuerpo había producido y después cuando el casi gritaba pidiéndome mi verga dentro de el lo enterré de un solo empujón en su ano no tuve compasión de el y él grito pero me pidió no sacarlo me detuve un momento cuando considere que ya había pasado el dolor que causa una penetración comencé a bombearlo suavemente así lo hice y el gozaba como una mujer (eso digo aunque yo nunca he estado con una no se como lo hacen mas me imagino que así hacia) cuando me canse por estar casi sentado en el lo retire y lo coloque con una almohada bajo sus nalgas, después subí sus piernas y la coloque en mis hombros vi su ano dilatado, y volví a enterrarme en el ahora veía su rostro que tenia una expresión de gran placer y el busco mis labios nos besamos una y otra vez yo mame sus pechos al fin después de gran rato no se si porque no había sido activo en mucho tiempo o por que algo dentro de mi así lo hizo, solté mi carga de espermas calientes en el condón que estaba dentro de su recto yo me sacudí completamente por el gozo que me produjo hacerlo de esa manera el grito como animal herido, al terminar con mi mano agarre el condón y retire mi pene de su ano, el me quito el condón que estaba lleno de espermas y por fuera de heces de su excremento y lo vacio en su boca, tragando mi lefa aun caliente, nos tendimos uno al lado de otro, el me dio las gracias, y se incorporo para ir al baño ha asearse después de un rato en que solo escuchaba mi cesante respiración, el latir apresurado de mi corazón y el ruido de la regadera, me incorpore para ir al baño, deseaba orinar, después de hacerlo el me invito a bañarme yo acepte me quite los tines húmedos ya y nos bañamos, ahí volví a gozar su lengua en mi pene, terminamos y al volver me vestí y me despedí de el con un beso, el con solo bóxer, tomo unos billetes y me los dio, los rechace pero el insistió que para un taxi al final los puse en una de las bolsas traseras de mi vaquero nos volvimos a besar el me pido mi cel. y me dio el suyo, me retire el reloj marcaba las 6 de la mañana, al salir del hotel puede ver que a lo lejos amanecía, respire hondamente y metiendo las manos en las bolsas del vaquero como lo hacen los varones eteros comencé a caminar entre en una panadería y compre pan para mi casa, a la cual llegue antes de que mamá se levantara, puse la bolsa de pan en el comedor y me retire a mi recamara donde me desnude y me tire en la cama quería revivir en mi memoria la madrugada vivida en brazos del “Halcón de Oro” el cual ante todos es un macho que luce un bulto prominente pero yo que lo había gozado como pasivo sabia que no tenia nada, estaba confundido, no arrepentido, no eso no, había gozado lo que había hecho y realmente me sentía feliz, pero no entendía como la vida nos lleva a los gay`s de un extremo a otro, solo sabia que había sido feliz, y tome interiormente la decisión de volverme inter y así gozar de todo lo que hay en este mundo de gente homosexual, hoy soy un nuevo gay, hasta Michels me ha gozado ya como varón claro sin que su pareja lo sepa.
Leobodar

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *