Doña sofia

Voy a cotarles como me resulto la jugada de ser supuestamente comprensivo con las mujeres.

Era fin de semana y una amiga de mi madre que tiene un hijo menor que yo por dos años, le iba a hacer una fiesta. La amiga de mi madre se llamaba Sofia, tiene unos 42 años es blanca de pelo castaño corto, tiene el clasico cuerpo de la madurita que todos quieren coger. Buenas tetas y un culo de campeonato, además de tener un caracter muy padre. En fin llegue como a las 10 a la fiesta, mis padres habian salido a un congreso enCuernavaca, ya que ambos son médicos.

Eran las 12 y la fiesta estaba en su apogeo, habia bebida, chicas y comida. Estaba cerca de la puerta de entrada platicando con una chava cuando entra Pedro el esposo de Sofia con cara de asombro y enojo.Me imagine que le habian avisado de la fiesta y comprobe que tenia razon. Me disculpe con la chava y lo segui, entro a la cocina donde se encontraba Sofia y dos criadas que el ayudaban con los servicios. Sofia llevaba puesta una falda entallada hasta las rodillas, una blusa blanca con escote y un jersey rojo, todo su vestir resaltaba su gran cuerpo. No entre a la cocina y el ruido de la musica no dejeban escuchar nada pero por los movimientos de las manos y gestos supuse que discutian. En eso Sofia salio a prisa con lagrimas hacia la calle y Pedro subio al segundo piso. Sin pensarlo segui a doña Sofia estaba llorando junto a un carro, me acerque y pregunte esta bien Sofia, se sorprendio y dejo de llorar y me dije si, pero no te preocupes por mi ve a la fiesta y diviertete. Yo ! le dije como cree que la voy a dejar sola en este estado, puede desahogarse. Ella empezo a llorar de nuevo y me conto que su esposo la habia maltratado por la fiesta sorpresa, ademas de recriminarle otras cosas sin razon. Pero a todo esto al platicar el aliento de Sofia delataba alcohol. Le segui dando por su lado, consolandola y bajandole las estrellas con su caracter, su cuerpo, su cara.

Menciono que tenia ganas de un coñac para controlar los nervios que si por favor le trajera uno. Yo sin pensarlo propuse que fueramos a mi casa para que se arreglara y se tranquilizara sin la presencia de su marido, de los invitados y del ruido de la fiesta ella accedio.

Como ya les dije no habia nadie en casa, saque la botella y las copas y comenzamo a platicar de tribialidade, copa tras copa, pero yo, para no emborrachrme me levantaba a la cocina con mi copa y guardaba el contenido en otra. Entonces la platica sin querer viro hacia el sexo, yo le comente que con esa cara y ese cuerpo recibiria muchos piropos, ella me dijo que si pero que estos la hacian sentir como puta y me dijo – tu me vez como puta- le dije no le veo como una hermosa mujer, con uun cuerpo privilegiado, en fin que le baje las estrellas. Ella se levanto vino a mi y me dio un beso en la boca, yo sin tardanza la tome de la cintura y comence a fajarmela, quite su jersey, y su brasir, sus tetas quedaron libres, eran magnificas, a pesar de sus edad macizas y deliciosas chupe como loco. Le quite su falda y quedaron al descubietto su panti,usu liguero y las medias. Eso me puso mas cachondo por que se veia muy sexy, me bajo el cierre y saco mi pito que ya estaba a cien y empezo a h! acerme una mamada con mucha delicadeza, nunca me habian masturbado asi era riquisimo. Asi etuvimos un rato ella mamandomelo y yo fajandomela, hasta que me dice ya no aguanto mass metemela paito, esto me sorprendio. Sin tardansa la puse a cuatro patas y cuando me iba a quitar el pantalon que me dice, no no telo quites siempre he querido que me lo hagan con el pito saliendo del pantalon. Obedeci y se la deje caert asi, mi pito entro sin esfuerzos por lo humeda que estab ya. Ella gemia, y como al minuto de bombearla que tiene su primer orgasmo, decia si papito, metemela toda sisii, ahh, mmmhhh, sisi paito, damela sii todo esto me ponia mas caliente. Estuvimo como 20 minutos cogiendo hasta que me vine dentro de ella y sin ocndon, ella tuvo como 4 orgasmos, mi piernas estan llenadas de sus jugos. Al venirme me dije si papito vente dentro de mi quiero sentir tu lechita dentro. Estuvimo acostados una media hora hasta que recordamo que tenia que volver a su casa. La lleve y al bajarse del carro me dijo tenemos que repetir esto mas seguido. Y asi lo hacemos cundo las circunstancias se prestan.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *