El culito de Miss Masil

Mi nombre es Alejandro, y este es un relato de mis años de universidad, con una profesora llamada Masil.

Mi primer año de universidad, tuve un desastre con los profesores, no me gustaba ninguna clase excepto la de inglés con la profesora Masil…

Masil era una de un poco más de 30 años, blanca, delgadita, pequeñita, de cabello claro de muchos tonos, debía de medir como 1.50, no era muy voluptuosa, pero 3 cosas que me dejaban babeando

Unos ojos preciosos
Una sonrisa muy dulce
Un culo de ensueño

Pero no podía no verla cuando llevaba sus pantalones pegados de mezclilla o de traje… No pasaba inadvertida frente a mis compañeros tampoco, al poco tiempo tenían una frase “a Miss Masil, le gusta mi misil”

En lo académico era una profesora muy estricta, interesada en que los alumnos aprendieran, pero muchas veces terminaba reprobando a más de uno, a mi esto no me hacía sino interesarme más en ella…

Pase el semestre viéndola en el pizarrón, imaginando que me la cogía en todas las formas posibles, a veces pensando en ella incluso cuando cogía con mi novia.

A final de cursos hicimos un viaje, cada grupo iba con un profesor diferente, a nosotros nos tocó Miss Masil, estaba contento lo aburrido que sería con algún otro…

Iba a ser un viaje común y corriente de fin de cursos, nosotros fuimos a un pueblo que había sido minero, parecía bastante interesante y como ya eramos universitarios podíamos hacer lo que quisiéramos.

Llegó el día y nos fuimos, la Miss iba de un pantalón blanco cortito, y como siempre traía un hermoso culo… y 2 maletas que se veían mucho mas grandes que ella, nos pidió ayuda para cargarlas y yo me ofrecí gustoso, una vez en el camión ella se sentó en la parte de adelante y se quedó dormida.

Hicimos poco mas de 6 horas de camino, sin muchas paradas, y llegamos como a medio día, ese día comimos en una pequeña fonda, y empezamos a conocer un poco más a nuestra profesora, sin la presión de las clases y calificaciones.

Era una persona muy interesante le gustaba el jazz, el café, bailar, la música…

Por la tarde nos instalamos en el hotel, era pequeño y rústico parecía mas una casa pero se veía muy acogedor, y la Miss nos dio tiempo para salir a conocer, ir al club, o a conocer la variedad local….

Yo regresé temprano solo visité un par de locales y vi que Miss Masil había preparado una pequeña fogata para los que regresaban temprano, había guitarras y quien sabía tocar las tomó y cantamos un rato…

Me encantaban esos detalles de la Miss, de pronto estaba cayendo en un amor platónico con ella…

Al otro día organizó una expedición a la antigua mina, quien quisiera podía ir, yo obviamente opté por ir, fuimos un grupo de unas 10 personas, y fue un día muy interesante.

Me enteré que la Miss tenía un novio, que le encantaban los deportes y dormir…
Nos preguntó que haríamos esa noche… 2 de los compañeros y una compañera respondimos que nada… a lo que respondió que eramos unos aburridos….

Nos preguntó si sabíamos bailar.. 2 no sabíamos… y respondió que ella personalmente se iba a encargar de que aprendiéramos ese día…

Fuimos a bailar, pensé que se iba a poner algún vestido pero solo fue de tenis, y muy cómoda, eso si con un pantalón de mezclilla bastante ajustado…

Unos compañeros fueron con sus novias, y Miss Masil se tomaba turnos para enseñarnos a bailar, me encantó, como me hablaba al oído para explicarme y en un par de canciones tuve una erección que tuvo que sentir.

Parecía disfrutar que nos calentaramos con ella, pero sólo se reía, en las canciones más movidas, sabía como acercar su culito a nuestros cuerpos para calentarnos y justo cuando para mi parecía que no iba a aguantar más cambiaba de pareja…

Esa noche me masturbé como nunca pensando en ella…

El otro día fue libre, su novio la fue a visitar y estuvo con el… me tocó bajar justo cuando el llegaba, y odié verlos tan acaramelados besándose moría de celos

Subieron directo a su cuarto… y no pude evitar pasarme por allí un rato después… la escuché gemir, seguro se la estaba cogiendo. Me puse verde de rabia y de celos, pero también me excité bastante y me fui al baño a pensar en ella un rato.

Fueron 2 días horribles, con los celos al máximo, la noche del segundo día 2 compañeros y yo fuimos a un pequeño bar, y allí estaban Miss Masil y su novio, estaban discutiendo no se veían nada contentos… ambos estaban un poco tomados, y en un punto su novio se paró y se fue, ella empezó a llorar….y a pedir bebida..

No pasó mucho tiempo antes que nos acercáramos a preguntar si estaba bien, a lo que respondió que por favor, la dejáramos en paz… nos alejamos un poco y seguimos en lo nuestro…

Ella seguía tomando y se veía bastante mal, al poco rato se acercaron un par de hombres, seguramente a tratar de hacer alguna conquista y ella se puso a la defensiva, como estaba mal y no podía defenderse ellos empezaron a toquetearla… decidimos volver a acercarnos para defenderla.

No hubo pelea, nos acercamos y dijimos que no iba sola, ellos quisieron espantarnos pero no lo lograron (iba con nosotros Carlos, el capitán de americano, con sus 100 kilos y 1.90 es fácil tenerle miedo, y Rafael, que pesaba unos 120 kilos, aunque medía como 1.75)

Antes de irse uno de ellos vertió los contenidos de su bebida sobre Miss Masil, lo que nos encendió, pero decidimos enfocarnos en ayudarle en lugar de pelear.

Ella pedía que la dejáramos sola, pero decidimos que ya no era momento, y la llevamos al hotel.

En el camino ella no estaba muy consciente de lo que pasaba, y en el hotel no fue capaz de hacer nada…

Estaba empapada en alcohol, así que una vez en su cuarto decidimos buscar alguna compañera que le ayudara a cambiarse, no encontramos a nadie…. Entre la preocupación y el morbo de verla sugerí que la cambiáramos nosotros…

Los 3 queríamos verla… nadie pudo negarse a desnudarla…. Le quité su blusa, y vi un sostén de colores muy de acuerdo a su necesidad, se veía muy bien, casi perfecta…. y no se movió para nada…
de pronto escuché un flash, y vi a Carlos tomando fotos con su celular, le pedí que no lo hiciera… pero se acercó y dijo que ella no iba a recordar nada…. le quitó su bra, y siguió tomando fotos y empezó a tocar sus pezones.. los cuales se pusieron erectos…

Ella reaccionó un poco, quizá entre sueños y alcanzó a articular un no… pero parecía que estuviera diciéndolo en sueños.

Carlos la levantó… y le dio una nalgada…. y le empezó a bajar su pantalón. Tenía una tanga rosa, semi transparente increíble, no estaba depilada por lo que algunos vellos salían de su tanga.

Le tomaron varias fotos así y Carlos se desnudo y le pidió a Rafael que le tomara fotos al lado de ella, como en broma, acercaba su miembro a su cara, y a sus genitales.

Luego se turnaron y Carlos le tomó las fotos a Rafael.

La cosa se empezaba a calentar y Carlos se acercó, tomó la mano de la Miss y comenzó a masturbarse con ella..

Me preguntaron si yo no quería participar… y me acerqué y la contemple… se veía perfecta.. no pude evitar tocar sus pezones… sugerí que la volteáramos para ver su culo…
era mucho mejor de lo que esperaba…

La volvimos a voltear y comencé a tocar su vagina…. ella gimió un poco… así que me detuve… pero no pude parar mucho… yo fui quien le quito la tanga… admiré su vagina… rosada… se veía hermosa… tenía vello encima de ella.. y empecé a meter mi dedo en ella… a masturbarla…

Miss Masil gemía y se mojaba…. a mi me encantaba tenerla así.

Carlos no aguantó mucho mas, se acercó a su cara y se vino sobre ella..

Rafael.. se acercó y dijo es mi turno… la penetró…. y la estuvo bombeando un buen rato..

yo imité a Carlos y me masturbé con su mano…

Rafael se vino dentro de ella y se canso… era toda mía y decidí aprovechar… me dedique a limpiarla un rato… la puse boca abajo y vi su increíble culito…. y decidí hacerlo mio…

Estaba muy caliente, me puse un condón… y no espere más… puse mi misil en su culito…. estaba muy apretado, y Miss Masil lanzo unos pequeños gritos y luego siguió gimiendo muy tenuemente…

Carlos y Rafael vieron lo que pasaba.. y lo grabaron todo. Decidí cambiar de posición cuando me iba a venir, y la penetre por su vagina…

Nunca había sentido una cosa mas dulce… Rafael no pudo mas… y se puso a “cogerla” por la boca…

No aguante mucho con esa escena.. y me vine sobre su cuerpo….

Duro unas horas mas… entre cogida y cogida, y videos y fotos… al final… quedo llena en semen… no la limpiamos… solo pusimos su tanga sobre su cara y nos fuimos…

Al día siguiente se veía muy apenada, pero parecía no recordar nada, seguro no tenia ni idea quien se la cogió

Pasó algo de tiempo antes de volvérmela a coger… pero fue mi misión desde el inicio y lo logré… pero eso es cuestión de otra historia.

Relatos porno relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *