El moro me llena el culo

Un dia en unos baños de un parque publico encontre a un chico moro pero jovencito. No hacia mas que ofrecer oscenidades a todo chico joven que pasaba por alli mientras se tocaba la polla que se marcaba de manera increible en su pantalon. Yo pase varias veces pero como habia gente, me fui. Volvi un par de horas despues a mear a ver si le veia y me daba una buena preñada. Alli lo encontre disimulando mientras un señor mayor se lavaba las manos. Cuando el baño se quedo vacio, el se la toco. Yo me puse de espaldas a el, le enseñe las nalgas momentaniamente y me fui a la cabina. El entro detras mia y sin mediar palabra cerro y despuea de bajarme el calzoncillo comenzo a comerme el culo. Su polla bastante gorda y de unos 17 cm estaba bien dura y era muy venosa. Metia su lengua en mi culo dilatandolo y poniendome cada vez mas caliente. Me dio la vuelta me sento en la tapa y me la metio en la boca. Yo chupe aquel manjar ligeramemte salado y con la lengua pude saborear la puntita de su rabo. Pude paladear el sabor a una mezcla entre liquido preseminal y una lejana meada. Para ponerle mas caliente comence a tragarme entera su polla intentando comerme sus gordos y depilados huevos. Al rato me la saco de la boca y me golpeo con ella en la cara. Me dijo que queria follarme y como es habitual en la gente de ascendencia arabe no queria ni oir hablar de condones. El se sento en la taza y me señalo que me sentara encima. Le escupi en el rabo y de manera sensual puse mi culo en su polla que rapidamente entro dentro de mi palpitante. Podia notar su excitacion, como las venas de su pene palpitaban por la cantidad de sangre que corria por ellas. Comence a cavalgarle despacio pero sin pausa. No queria besos asi que mientras me follaba metio uno de sus dedos por mi culo haciendome un poco de daño. La tenia muy gorda y con el dedo estaba casi en mi limite rectal de dilatacion. Despues de 5 min me levanto y comenzo a follarme con violencia y sin piedad. De pronto y como en una explosion senti algo muy caliente y bastante liquido entrando en mi interior. Eso me puso muy caliente pero queria que el siguiera. Le pedia mas y mas y el asi me lo daba mientras su lefa rebosando de mi culo se eacurria por la pantorrilla. De la fuerza con la que me follaba me puse tan caliente que me corri y salpique la cabina de lefazos. Al terminar el me dijo que tenia un culo de puta y que queria repetir. Yo le dije lo que a todos…ya coincidiremos jajajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *