ERÓTICA

Esta historia tiene mucho de verdad pero sobre todo es fantasía. Mi historia quiere complacer a quien la leyera, es parte de mi naturaleza y no lo puedo evitar. Como todos los buenos acontecimientos de la vida ocurrio de manera inesperada, espontanea! ya que cuando planeamos muchas veces nuestras espectativas quedan insatisfechas ante la realidad, por eso no planeo, así es mejor… Pero no te impacientes! prometo dejarte satisfecho con mi relato porque al momento de escribirlo lo hago pensando en ti.

He probado el sexo por amor y el sexo que solo busca satisfacer la lujuria febril de mi cuerpo. Tanto uno como el otro los he disfrutado en pleno, bueno, casi siempre. Pero eso no importa, no pretendo escribir de nada que no me guste. Por el momento me reservo mis secretos de amor y compartire los que se relacionan con mis encuentros furtivos con hombres desconocidos.

En una ocasion conoci a un muchacho via internet, y la atraccion surgio entre nosotros casi inmediatamente, era un chico candente el cual desperto mi curiosidad así consiguió de mi un encuentro a ciegas. Me seducia su voz y sus palabras, vi una foto de el y me parecio que no estaba tan mal. Siempre tuve temor de ese tipo de encuentros, uno nunca sabe con que te puedes topar!. Pero algo en este chico me inspiro confianza y sobre todo, desperto en mi una pasión desenfrenada. Lo mismo debio sucederle a él ya que en el momento que le di el sí, tomo el primer autobus rumbo a mi ciudad para pasar una noche conmigo.

Aquella noche fue por él a la estación. Antes habiamos hablado de la posibilidad de que no sitieramos atraccion al momento de conocernos, en caso de que ocurriera eso entonces decidiriamos solo ir a tomar un café como buenos amigos y nada mas. Cuando lo vi me gusto mucho, pero lo sentia un pocodistante a mi, entonces pensaba que quiza no hubo química de su parte para conmigo. Sin embargo, al subir al coche le pregunte qué le gustaría hacer, a lo que me respondio: podemos comprar condones??. No lo podía creer y me gustó mucho que no se hubiera echado para atrás. Despues de comprar los condones fuimos a un motel en el cual sabía que las habitaciones contaban con espejo en el techo arriba de la cama, lo cual siempre me habian dado ganas de experimentar. A él también le excitaba mucho la idea.

Cuando llegamos al cuarto encendio la t.v. y comenzó a cambiar los canales como un loco, hasta que encontro el canal porno, pero creo que sintió un poco de timidez así que decidió no dejarlo. Para mi fue una lástima sin embargo también sentí timidez en pedirle que lo dejará. Me distraje quitandome los zapatos y acomodandome en la cama. Me sentía muy ansiosa y nerviosa a la vez, por un lado deseaba comenzar la “accion” pero veía que él no tomaba la iniciativa, y yo decidí que tampoco lo haría. Me encontraba fija en estos pensamientos cuando sentí que se acerco a mi y comenzo a besarme en la boca al principio timidamente, pero al sentir que yo le correspondia lo animé para que introdujera su lengua en mi boca cada vez con más ansiedad y pasión.

Ufff!! eso me enloquece!! puedo llegar al orgasmo con un buen beso, y este chico sí que sabía besar!! Parecia que me queria tragar, su boca se posesionaba de la mia con fuerza y locura, obligandome a responder de la misma manera. Sentia como me mojaba entre mis piernas y deseaba que me acariciara ahi. Tambien los senos comenzaron a dolerme por la excitacion, y mis pezones se endurecian ansiosos de ser chupados.

Mientras nos besabamos comence a acariciarle el cabello y empujaba su cabeza con delicadeza hacia abajo. El respondio ante mi insinuacion con las manos y comenzo primero a acariciarme el estomago y luego subio a mis senos. Los acariciaba por encima de mi sostén sintiendo la dureza de mis pezones, a lo que yo respondia con pequeños gemidos de placer. Deseosa de que me acariciara sin ningún obstáculo decidi quitarle la playera que llevaba puesta y luego el brassiere. El me observaba con mucho interés mientras lo hacia, lo cual me excitaba aun mas. Me encantó su mirada llena de luguria y admiración cuando mis senos quedaron a su merced. Ahora sí me recosté sobre la cama para sentir como me adoraba, como se deleitaba con mis pechos, y así lo hizo.

De inmediato se lanzó sobre ellos y comenzo a chuparlos freneticamente, oh! mas! mas! -gritaba!. Era un excelente chupador, los metia dentro de su boca, los acariciaba, los besaba… sentía en mi pierna sobre la cual se apoyaba la dureza de su pene debajo aun de sus jeans. Le pedi que se los quitara, deseaba verle la polla. Lo cual hizo de inmediato. Se levanto de la cama y se quito la playera, luego se bajo la cremallera para quedar finalmente desnudo ante mi. Uahu! cuando vi ese enorme miembro senti un poco de temor, un miedo auténtico de no poder aguantar su pene dentro de mi, era enorme! el más grande que jamás hubiera visto!. Pero ya estaba encaminada en esto y no podía echarme para atrás, asi que decidi continuar el juego. Esa misma cobardía que sentí al verle la polla sirvió de estímulo sexual ya que me sentía halagada de que un hombre así se fijara en mi, no quería decepcionarlo por nada del mundo.

Entonces luego desnudo se acerco nuevamente a mi y decidimos que lo mejor era que yo tambén me quitara el resto de la ropa que tenía puesta, tarea en la cual él me ayudó servicialmente: Je!. Cuando me tuvo desnuda ante sus ojos se olvido de mis senos y prefirio chuparme directamente mi conchita. Pasaba su lengua entre mis vellos pubicos tratando de alcanzar mi clitoris, lo cual fue muy fácil ya que los vellos se enncontraban adheridos entre sí por la húmedad caliente de mis secreciones. Una vez logrado su objetivo no solo comenzo a chuparme sino que al mismo tiempo metia sus dedos en mi vagina, dentro muy dentro, a lo que yo respondí con un suave movimiento de caderas. Como me iba calentando separaba más las piernas para ayudarle a penetrar más y más profundo!.

Deseosa de darle el mismo placer me acerque a su verga y comencé a mamarla con suavidad, la tenía erecta y eso me gustó mucho. Era una verga morena la cual contrastaba con mis blancas manos, eso me excitaba mucho. Sentía en mi boca su sabor, era entre dulce y amargo, casi como la orina pero mucho más suave. La verga estaba muy caliente y humeda, yo deseaba que la metiera de una vez, pero él parecía no tener la misma intención y era mejor: me gusta el juego.

Me encontraba en mi labor cuando sentí que me jalo hacia él para comenzar a besarme nuevamente, supongo que quería saborearse en mi boca y yo también lo deseaba. Pero más que eso deseaba acercarme nuevamente la verga a la boca y luego ponerla entre mis grandes senos para frotarla entre ellos. Eso me fascino! me encantaba tenerla encima mio y sentir sus testiculos inmensos golpeando sobre mis tetas, oh! si!. Tambien podía apreciar su rostro, sus ojos fijos en mi y entonces le sonreí. Sentía como su verga se calentaba cada vez mas y sabía que no pasaria mucho tiempo mas antes que terminara por ceder. Y así fue, comenzo a soltar su semen por todos lados y yo trataba de alcanzarlo con mi lengua.

Aunque se corrio seguía erecto, así que sin perder más tiempo se coloco entre mis piernas y me la metió. Uff! sabía que era inmensa pero nunca imagine cuanto, aun o entraba completamente pero yo me sentía totalmente llena por dentro, creo que entendió mi sufrimiento ya que la metía poco a poco sin forzarme. Pero yo ambicionaba mas! mas! y así se lo hice saber pidiendole que la metiera hasta el fondo. Lo hizo! entro toda su verga dentro de mi con gran fuerza y yo sentía que me desgarraba por dentro pero no me importó, estaba tan excitada que más siempre era mejor. Se movia cada vez más aprisa, con más fuerza, hasta que terminó corriendose dentro de mi. Y yo? yo habia tenido mas de un orgasmo en todo ese proceso.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *