Experiencia sexual con un desconocido

Iba yo hacia la oficina y mi auto de repente empezó a fallar, me orille con el vuelo y no hice nada mas, pues era inútil que abriera el cofre o que intentara ver algo, ya que yo no se ni “J” de autos, solo que debo poner gasolina cuando el indicador lo requiera y nada mas. Estuve esperando unos 15 minutos, para ver si alguien pasaba, pero sin éxito, tal y como me lo temía, pues el complejo industrial queda en una zona no muy transitada, mas que por las personas que trabajan allí y eso a las horas de entrada y salida. Así que sin otra opción, cerré el auto, tome mi bolso y me dispuse resignada a caminar con mis zapatos de tacón de 12 centímetros, por lo menos unos 5 kilómetros.

Cuando solo había caminado unos cuantos metros, escuche un motor, me volví y alcance a ver que era un hombre que he visto solo de lejos en el complejo, debo mencionar que dicho hombre, no es muy amigable y es conocido por su genio de los mil demonios, por lo que trate de sacar todo mi potencial, me pare lo mas sexy que pude, mostrando el largo de mis piernas (afortunadamente traía yo una falda corta) y y saque mas mi busto, para tentarlo y sonreí. Dio resultado, pues el se paro un par de metros delante de mi y me preguntó ¿necesita ayuda? Yo le conteste, coquetamente, que solo necesitaba que me acercara al complejo, que de allí haría unas llamadas para que se encargaran de mi auto.
El como que la pensó y dudo, pero finalmente dijo –Súbase- muy bruscamente. La cosa es que no me podía subir, el iba en una “cabeza” de trailer, que esta enorme, con mi falda de medio paso y los tacones, poco podía hacer para subirme, así que con pena y todo, le dije:
-No puedo subir, necesitare que me ayude.
El soltó un juramente que no entendí bien, pero en tono de protesta y se bajo, para venir en mi auxilio. Cuando lo tuve cerca, vi que el tipo media como 2 metros de estatura, me quede con la boca abierta y que decir cuando vi sus manos, eran realmente impresionantes. Cada dedo pulgar, era casi del grueso de mi muñeca. Por alguna razón me dio un poco de miedo, una cachetada de este tipo y me mata.

Entonces, cuando menos pensé, me sentí elevada por los aires, él, con una sola mano, me había sentado en su mano, levantándome en el aire, cuando menos pensé, ya estaba yo sentada. Me entro un poco mas de miedo.
El se subió al volante y me dijo:
-No tenga miedo, no le haré nada que usted no quiera y se rió.
Eso, me asustó un poco, pero también y contrario a toda lógica, me excitó. Por alguna razón, lo asocie con sus enormes dedos y en sentirlos dentro de mi. Así que haciendo uso de mi coquetería, abrí otro botón de mi blusa y cruce mis piernas mostrándoselas y pregunte:
-Hmm, y ¿como que estas pensando hacerme? -Y aunque me daba un poco de miedo, pose mi mano sobre la mano que el tenía sobre el control del camión.
– Dígame que quiere que te haga y lo hago.- me dijo con un tono extraño y un brillo en los ojos
-¿En verdad? – y le acaricie mas la mano
-¿va en serio?
-Si- le dije- me da un poco de miedo, pero al vez me excita, el miedo es un estimulo para mi
-¿a que hora tiene que estar en el complejo?- me preguntó
-Mi jefe sabe que voy a llegar tarde, no le dije hora
-Hmm!- y diciendo esto, salió de la carretera, tomó un camino vecinal de terracería

En ese momento me dio miedo ¿pensé que estoy haciendo? Nadie, absolutamente nadie había visto que me subí con el, si me mataba o algo ¿me encontrarían?
De pronto, mis pensamientos fueron interrumpidos, cuando puso su mano callosa sobre mi rodilla y empezó acariciarme, subiendo su mano en dirección a m entrepierna, me empezó a acariciar con sus enormes dedos, por encima de mi tanguita, me sentí temblar.
Retiro su mano y me di cuenta que había parado el vehículo. Casi inmediatamente se fue sobre mi, empezó a besarme el cuello, mientras una de sus manos bajaba y se fue abriendo paso entre mis piernas, hizo a un lado mi tanguita y sentí su rasposo y gran dedo acariciando mi clítoris, inmediatamente me moje, eso pareció excitarlo mas
-Estas jugosa- dijo y empezó a masturbarme con su dedo, a meterlo y sacarlo, era en realidad enorme. En eso pensé, si así estaba el dedo ¿como seria su miembro? y allí llego mi primer orgasmo!! en menos de un minuto, con un desconocido tosco y enorme, tuve el orgasmo mas rápido de conseguir!!! El no paraba de mover sus dedos, yo me di cuenta que inconcientemente ya había abierto las piernas para darle un mejor acceso!! Ahhh el no paraba meter y sacar sus dedos, de mover su mano y yo estaba ya chorreando a mil!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Mientras su boca ya estaba mamando una de mis tetas, mientras la otra era pellizcada por su otra mano!! Pero su mamada no era salvaje ni torpe, era dulce y suave, tierna y lenta, eso me excito más y casi convulsioné terminando sin fuerzas entre sus brazos! Cuando mas o menos recuperé la respiración, moví mi mano hasta su miembro, quería sentirlo, pero el me detuvo, tomo mi mano con la suya y dijo:
-No, aun no, terminaría en cuanto me toques y no quiero. Estate quieta un poco más.
Unos segundos después, de un jalón me quito mi tanguita. Vi como saco un preservativo del paquete, lo puso y de un solo movimiento me abrió las piernas y se coloco en mi entrada.
Yo estaba acostada en el asiento del camión, no podía ver mucho, no veía su miembro pero lo empecé a sentir, empezó a empujar, quería entrar y yo que entrara, pero a la vez me daba un poco de miedo. Poco a poco empezó a abrirse camino entre mis pliegues, sentía como iba entrando lo sentía enorme, rico, ahhh, pero empecé a sentir un poco de dolor, realmente era muy grueso, me dolía mas, empecé a gemir, quejándome, el sintió y paro, espero a que mi cuerpo lo acepara, a que se amoldara y siguió adelante y asi poco a poco entro en mi, llego un momento en que pensé que me partiría en dos.
Pero una vez que mi cuerpo se amoldó, lo gozo, era rico, aun dolía, pero de ese dolor sabroso rico!!!!!! Ahhhh!!! El empezó a moverse lentamente, sacando metiendo, las metidas dolían cada vez menos, estaba gozando rico, el tomo mis caderas y empezó a moverse mas rápido, mas fuerte, y yo estaba cada vez mas excitada, mas jugosa, mas chorreada, ahhh!!! era impresionante, que aun cuando no dejaba de doler, ese dolorcito era excitante!!! mete saca, mete, saca, ahhh rico, rápido, yo pasaba de un orgasmo al otro y el solo gemía, se seguía moviendo, era impresiónate su aguante!
De repente y sin salirse de mi, me toma por los tobillos y se los pone alrededor de su cuerpo, indicándome con eso que lo abrace, al menos trate, pues no lo llegaba, pero me agarre de allí, rodeándolo con mis piernas, el metió sus manos bajo mi trasero y sentí como uno de sus dedos, se fue abriendo camino entre mis nalgas y fue a parar a mi ano, ahhhhhhhhhh!!!! Empezó meterme un dedo allí, eso me llevo a orgasmo numero X, pues ya había perdido la cuenta. Mientras que con su enorme miembro casi me parte por delante, su monumental dedo estaba en mi ano. Grite!!! Eso era lo máximo!!!!!!!!!!! Otro lo habían hecho antes, pero ni con miembros y mucho menos con dedos tan prominentes!!! Ahhhhh!!!! Aun me acuerdo y se me hace agua TODO!!!!!!!!
Además ese hombre no terminaba, seguía y seguía, yo termine rendida, llego un momento en el que ya no podía mas y me deje, me solté, literalmente, tenia mis piernas sueltas al lado de su cuerpo y mis manos de igual forma, pero hacia los lados del asiento. No podía abrir mis ojos, era más fuerte que yo. pero el seguía y seguía mete y saca, empujando y jalando!!!!! Yo ya sin fuerzas y en algún momento sentí como el se vino, soltó un gruñido, que debió escucharse a mil metros a la redonda. A medida que se iba normalizando mi respiración, sentí que me envolvió el sueño y me quede dormida.
Cuando desperté, varias partes de mi cuerpo me dolían y esas y otras me hormigueaban. Cuando tome conciencia, estaba totalmente desnuda, acostada sobre una cobija en la hierba, con las piernas abiertas y entre ellas estaba la cabeza de mi gigante. Me estaba besando los muslos, acariciando con sus enormes manos y dedos!!! Ahhh!!! ricoooooo!!! Sentí como su lengua empezó a acariciar mi clítoris y cada uno de mis pliegues, lo sentí entrar en mi vagina y uno de sus dedos en mi ano, ahhhh!!! Estaba yo ya chorreando líquidos, mientras su lengua entraba y salía!!! Otro orgasmo no se hizo esperar y grite sin poder contenerme! Ahhhhhhhhhhhh!!!!!!!!
Casi inmediatamente el se acomodo y me volvió a penetrar, pero esta vez, de golpe, sin preparación ni ternura, aquí sentí que me partió, grite Hayyyyyyyyy!!, mas de dolor que de excitación, esto al parecer lo éxito mas y sin parar, metía y sacaba su miembro, empujando y jalando, metiendo y sacando, el dolor empezó a ceder, dando paso y mezclándose con la excitación, y yo entre orgasmo y orgasmo, me quede sin fuerzas nuevamente y casi me desvanecí. Mientras el seguía su mete saca, mete saca, ahhhh!!!
Jalando y empujando, ahhh!!! hmmm!!! No se cuanto tiempo hasta que termino!!!
Y se acomodo a mi lado, respirando fuertemente. Esta vez no me dormí, aunque si cierre los ojos, pero me quede lacia un rato, hasta que ambas respiraciones se normalizaron.
Un podo después, sentí su boca en mi pecho y uno de sus dedos en mi ano.
-Quiero metértela por atrás, pero no se si tu culito lo resista -me dijo
En ese momento abrí los ojos enormemente y el se rió, y me dijoL
-No se asuste, le dije que no haría nada que usted no quisiera- y se rió nuevamente
Lo peor es que si quería, pero también temía que me rompiera y le dije:
-Si quiero, pero me da miedo
– El, se recostó nuevamente sobre su espalda y me dijo, ya será para la otra, no se preocupe, solo hay que preparar su culito para que no le pase nada- y cerro los ojos y su respiración empezó a ser mas regular.
Eso me dio la oportunidad de verlo a mis anchas, espere un poco, pues me daba pena que me cachara observándolo.
Un rato después, me senté y empecé a verlo y a admirar su cuerpo, quizá tendría no mas de 40 años, era fuerte no tenia grasa en el cuerpo, tenia un buen cuerpo, solidó, de tentación.
Su miembro estaba “dormido”, “descansando”, pero aun así, se veía grande, ¿Cómo seria en su total plenitud? No lo llegue a ver bien, aunque lo sentí, pero con la excitada que estaba, no aprecia una la longitud igual. En ese momento, decidí, regresarle el favor y de paso verlo “despertar” y llegar a plenitud.

Me acomode entre sus piernas, empecé a pasar mis manos a penas milímetros de sus piernas, para solo mover el vello de su cuerpo, para después pasar mis dedos por su miembro dormido, lo acaricié, lentamente, tomándolo entre mis dedos, para que despertara, le sople, lo acaricié y empecé a lamerlo, apenas con la punta de mi lengua, empecé a ver, como ese miembro empezó a tomar mida, a crecer entre mis manos, con mi aliento, con el estimulo de mi lengua, ya no solo era la punta. Metí en mi boca, lo que cabía, era cada vez mas grande, mas fuete, mas vivo, ahhhh, lo ensalive, lo bañe con mi saliva, lo acaricie con mis manos y mi lengua, le sople, empecé a chuparlo, a succionarlo, Quería que me diera jugo, sus ricos jugos, estaba yo tan absorta en el miembro ese que no escuche ni sentí que mi gigante se despertó.
Sentí como me puso boca abajo en cuatro patas. Estaba tan excitada que no me importo que me rompiera mi culito, ya estaba yo mojada. Lo que sentí, fue como el me coloco su miembro en la entrada de mi vagina, empujo fuerte y yo grite, pero de emoción y excitación, ya no de dolor, tomo mis caderas como palancas y así empezó, él entraba y salía, metía y sacaba, ahhhhh! De repente me dio una nalgada, que me dolió, pero debo confesar que me éxito, me hizo querer mas, asi que le dije como pude, métemela en mi culito, por favor, Ahhhh no me importa que me rompas, quiero sentirte allí, el se rió, pero no se salio de mi, siguió en el mismo sitio, entrando y saliendo, metiendo y sacando. Lo que si hizo fue que metió su dedo en mi culo, sentí primero como escupió y después su dedo mojado, pero era su pulgar, pues estaba mas grueso a los que ya había sentido, eso me éxito mas, así que me movía mas fuerte para que me penetrara mas, si eso fuera posible, ahhhhh!!!!
Yo no dejaba de pedirle que me la metiera en el culo, y el metía y sacaba su dedo de allí,
-Métemela en el culo, por favor, métemela!!! Ya!!!! Ahhhh!!!
El movia su dedo en mi culo, metiéndolo y sacándolo, rico!!! Pero no era suficiente para mi Quería que me partiera en dos, pero que me lo metiera ya!!!!

Después de no se cuantos orgasmos míos, el me acomodo, saco su miembro de donde estaba y lo acomodo en la entrada de mi culito, diciendo:
-¿esta lista?
-siiii!!!
-No va a ver reversa
-ya!!! No importa dale
Yo me movía hacia atrás tratando que el me penetrara ya! Pero el se tomo su tiempo, empezó a meterme su miembro poco a poco, haciendo la tortura mas agónica, me dolía, claro queme dolía, pero ya no me importaba, ahhhh!!! Su lentitud para entrar en mi culito me estaba matando, sentía mi culo sufrir y gozar, pero era mas grande el sufrimiento, aun así yo le decía
-Sigue, ya!!! No pares, no pares
El seguía lentamente entrando, tratando, creo, que mi cuerpo se acostumbrara a su tambado.
Finalmente con lo que quedaba, dio un empujón fuerte, que casi me parte en dos, pero estaba dentro
-No te muevas- me dijo
Yo trataba de moverme el dolor me estaba matando así como la excitación. Pero el tomo mis caderas, me dio una nalgada mas fuerte, que no hizo mas que excitarme mas.
Unos segundos después el empezó a moverse lentamente, poco a poco, sacaba, metía, empujando y jalando mis caderas y a gemir como loco, cosa que me excitaba mucho, aun me dolía, pero la excitación compensaba eso y mas, ahhhh!!! Yo gemía y el también, y escucharlo me excitaba tanto como sentirlo entrar y salir de mi culo adolorido!! Ahhh!! rico!!!!! El seguía con el mete y saque, mete y saque, yo iba orgasmo tras orgasmo, cada vez mas excitada, su enorme miembro me partía, pero me estaba dando una satisfacción total!!!!!!
De vez en cuando el me daba una nalgada, fuerte y dolorosa, pero ese dolor mezclado con la excitación de el mete y saca, me ponía mas caliente!! Ahhh, sentía cada vez mas temblorosas mis rodillas, me sentia ya de trapo, ese nivel de excitación me iba a hacer perder el sentido, ahhhh!!! Cada vez mas caliente, mas temblorosa, mas sudada, mas excitada, ahhhh!!! En un momento el metió un dedo en mi, acariciado mi vulva, eso fue el estallido final, grite a mas no poder!!! Sentía que me derretía, que me evaporaba, ahhhh!!! Me dio otra nalgada y entre el dolor y la excitación, con el movimiento, me fui orgasmo tras orgasmo, queda vez me sentía mas lacia y como un trapo sin fuerza ni vida, y el seguía moviéndose tras de mi, entrando y saliendo, empujando y jalando, mis brazos temblaban, ya no pude sostenerme y pegue mi cara al piso, solo sentí como con ambas manos el tomaba otra vez mis caderas y me jalaba y empujaba hacia su pelvis, entrando y saliendo de mi culito, sentía que me estaba chorreando, pero el no paraba, a mi ya me temblaban hasta las muelas, de pronto sentí como el empezaba a estremecerse, eso fue un cataclismo, un terremoto a mis sentidos, hasta que se vino en un glorioso y orgasmo su gruesa voz exclamo un grito ensordecedor que se oyo a kilómetros a la redonda!! Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!! Juro que allí perdí el sentido.
Creo que nos dormimos un rato, al menos yo, pues desperté sobre su cuerpo, el tenia una mano acariciando mi trasero cosa que revivió mis ansias, pero estaba consumida y realmente sin fuerza alguna. Me dormí nuevamente y cuando me desperté, el se estaba vistiendo, estaba por caer el sol y no me importó. El me miró y me trajo mi ropa, me vestí delante de él insinuante, no quiero que me olvide, yo no lo olvidaré. Me trate de arreglar, me maquille un poco y medio me peine con los dedos como pude.
Sin hablar, me subió por el trasero a su camión, me llevó hasta mi oficina. Antes de bajar, le di las gracias y le bese y chupe uno de sus dedos. El solo se rió.

Aunque esto paso hace seis semanas y me hubiera gustado darle mi numero de teléfono, para repetir la experiencia, pero el “hubiera no existe”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *