Fantaseando con mis primas

Esto ocurrió hace 10 años, yo tenia 24 años y mis primas 19 y 18 respectivamente. La relación que yo sostenía con mis primas era casi nula, un saludo si mucho. Una tarde estando en casa de mi abuela mi prima menor comento que tenia problemas para un trabajo del colegio, me ofrecí a ayudarla y pactamos ir al día siguiente después de almuerzo, cuando ella llegara del colegio.

Llegue muy puntual, mi prima me ofreció jugo y se fue al dormitorio a cambiarse el uniforme, volvió con pequeño short y una blusa muy suelta que dejaba ver que no traía sostén. comenzamos a estudiar pero mi vista se perdía a cada rato en sus pechos, la verdad nunca me había fijado que buenas tetas tiene mi prima. luego de casi dos horas de estudio le pregunte si tenia hambre y salí a comprar algo ligero para comer, lleve las llaves y al regresar note que mi prima no estaba en la sala, seguí hasta su cuarto, ella no noto que yo estaba ahí, y, la vi acostada en su cama masturbándose. De inmediato comencé a sufrir una erección al ver la rajita de prima toda rosadita y suave. me acerque a ella y cuando abrió los ojos se asusto y de un salto se puso de pie e intento salir de la habitación y la tome de la mano y le dije: tranquila prima eso es natural en todas las personas, todos nos hemos masturbado, lo triste es que una mujer tan rica como vos tenga que masturbándose, estoy seguro que muchos hombres quisieran hacerle el amor. Ella se sonrojo y yo le dije lastima que sea tu primo o sino… de inmediato ella contesto: entre primos más me arrimo y sin dejarme contestar me dio un gran beso y me empujo hacia la pared, creo que de inmediato noto que yo estaba con una enorme erección, la abrace y la lleve hasta la cama sin dejar de besarla.

Ella tomo el control de la situación y bajo mis pantalones dejando al aire libre mi erecto miembro que no demoro en estar en su boca, no lo podía creer mi prima me estaba dando una excelente mamada. Cuando estaba a punto de llegar intente retirarla pero me dijo en tono de regaño: esa leche es mía y al momento sentí como descargaba todo mi semen en su interior.

La puse boca arriba y me metí entre sus piernas bajándole la hermosa tanga que tenia puesta y chupándole su hermosa rajita mientras gemía a más no poder.

De repente me dijo no aguanto más, métemela ya, de inmediato obedecí y la puse en cuatro quedando frente a mi su hermoso y redondo culo y su delicada rajita, puse mi pene en la entrada y de un solo golpe se lo metí, ella dejo escapar un gran grito de placer, me decía más primo, más, yo obedecía a sus ordenes. Cuando estábamos a punto del clímax sentimos un gran grito que provenía de la puerta del cuarto, era mi otra prima la hermana mayor: Qué están haciendo par de degenerados y se fue hacia la sala mi prima la menor salio tras de ella y yo me quede en la habitación vistiéndome sin saber que hacer, yo escuchaba que mi prima menor le decía no le cuentes a mis padres pero la mayor decía: como se te ocurre hacer eso y en la casa, no respetas el hogar.

Mi prima menor le dijo: hago lo que tu me pidas pero no me delates, en ese momento mi prima mayor le dijo ahh si entonces arrodíllate, yo miraba medio asomado desde el cuarto, cuando mi prima menor se arrodillo, la mayo se subió su falda y bajo las bragas y le dijo: chupamela toda y seré una tumba.

Queee dijo mi prima menor, ese es el precio por mi silencio y tu primo ven acá o los delato. Salí a la sala y en ese momento mi prima mayor empujo la cabeza de prima menor hacia su raja y me dijo ven acá, mi prima menor estaba dándole una mamada fenomenal a su hermana, eso me excito lo confieso. Mi prima mayor desabrocho su blusa y sostén dejando al aire libre sus enormes tetas, chupamelas primito yo se que quieres. De inmediato comencé a chupar esas ricas tetas y mientras se las chupaba saque mi verga y comencé a masturbarme, de repente mi prima mayor se arrodillo al lado de su hermana y entre las dos me chupaban mi miembro.

Mi prima mayor tomo el mando de todo se puso en cuatro y me dijo: rompeme el culo primo… no lo podía creer, me puse de inmediato en posición y comencé a penetrar por el culo a mi prima mayor mientras ella le chupaba la concha a la menor. Cada vez aceleraba más el ritmo y mi prima mayor estaba super excitada, me dijo: no llegues dentro primo quiero tu leche en mi boca, cuando estuve a punto de llegar puse mi pene en su cara, la llene de leche y mi prima menor la lamia toda, fue algo maravilloso.

Caí rendido y mis primas continuaron por un buen rato en un hermoso acto lesbico.

luego de un rato hice de nuevo el amor con mi prima menor pues nos habían interrumpido, mi prima mayor nos observaba sonriente.

Desde ese día sostengo relaciones sexuales con ellas, en ocasiones juntas o a veces por separado, ambas están casadas y con hijos pero eso no impide que sigamos siendo unas excelentes amantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *