UN SEIS DE ENERO..DIA DE REYES.

EL PRIMERO DE ENERO ME CONTACTE CON UN CHICO A CIEGAS, LO INVITE A MI DEP, Y COJIMOS TODA LA NOCHE HASTA EL DIA SIGUIENTE… CUANDO SE FUE ESA MAÑANA, YO REGRESE A OLER LOS BOXERS KE ME HABIA DEJADO Y MIS TANGAS PEGAJOSAS DE TODA SU LECHE NOCTURNA… MIS BIKINIS, TANGAS Y UNOS BOXERS ESTABAN MOJADOS DE SEMEN… DEL CHICO Y EL MIO… OLIAN RIKISIMO Y LOS GUARDE ASI DOBLADOS PARA KE NO SE LES FUERA ESE OLORCITO RICOOO…

TENIAMOS NUESTROS NUMEROS DE CELULAR Y ESTUBIMOS EN CONTACTO Y MENSAJEANDONOS LO RICO KE SENTIMOS ESA PRIMERA NOCHE DE UN MES DE ENERO DE HACE… UN PAR DE AÑOS YA…

ACORDAMOS POR CEL, KE NOS VERIAMOS EL 6 DE ENERO EN LA TARDE OTRA VEZ, PARA PLATICAR DE LO MUCHO KE NOS GUSTO AKELLA NOCHE, DE TODO LO KE HICIMOS, Y PLATICARIAMOS MAS DE NOSOTROS MISMOS…

TOTAL KE LLEGO ESA TARDE AL METRO Y FUI POR EL… AHORA CAMINAMOS A LA MICRO, Y DE AHI A MI DEP.. COMO LOS GRANDEES AMIGOS, PLATICAMOS, HICIMOS UNAS KESADILLAS, CAFE,,, PANES.. Y NOS METIMOS AL INTERNET A VER KE SALIA POR LA PANTALLA…. SE HACIA TARDE, OSCURECIA, Y ME DIJOOO.. ME INVITAS A DORMIR EN TU CAMA TODA LA NOCHE???

YO ESPERABA KE ME DIJERA ESOOO.. SE ME DIBUJO UNA SONRISA Y LE DIJE, MIRA ESTA BIEN SI KIERO KE TE KEDES,, PERO MIRA, VAMONOS AL CUARTO, Y TE PRENDO LA TELE MIENTRAS ME METO A BAÑAR, YA KE ESTOY ALGO CANSADO Y KIERO RELAJARME UN POCO…
EN EL CUARTO SE SENTO EN MI CAMA , LE PRENDI LA TELE Y FUI SACANDO ROPA DE MI CAJON DE CALZONES.. EL LO NOTO Y ME DIJOO.. KEEE?? ORA NO TE PONDRAS TUS TANGAS?? LE DIJE.. ESKE ME COMPRE UN PAR DE BOXERS NUEVOS Y KIERO ESTRENAR UNO Y SI KIERES TU ESTRENAS EL OTRO…. BUENO TRAJE MI TOALLA DEL PATIO LA METI AL BAÑO Y LUEGO DE MI CLOSET SAKE OTRA Y LA METI AL BAÑO…. Y EL SE DIO CUENTAAA… TOTAL KE ME METI A BAÑAR, Y EN ESO OI SU VOZ DENTRO DEL BAÑO Y ME DIJO.. VOY A PASAR A TU BAÑO.. PERO NO ABRAS TU CORTINA, NO KIERO KE ME VEAS ORINAR… ESTA BIEN LE DIJE… ESTABA YO ANJABONANDOME DE ESPALDAS BAJO LA REGADERA, Y OI KE ABRIA LA CORTINA.. Y YA ESTABA DESNUDO, SE METIO Y ME DIJOOO.. PUEDO BAÑARME CONTIGO??’ SIII.. LE DIJE… SI YA ESTAS ENCUERADO Y YA TE METISTEEEEE… SE METIO BIEN Y ME DIJO.. PUES TU ME INVITASTE TRAYENDO LA OTRA TOALLA NOOO???’ SIIII, LE DIJE.. PENSE KE NO LO HABIAS NOTADO…

SIII.. Y LA VERDAD ME KIERO BAÑAR CONTIGOOO… BUENO, LE PASE EL JABON, SE ENJABONO MIENTRAS YO ME ENJUAVABA MI LINDO CUERPO.. LUEGO EL SE PARO BAJO LA REGADERA Y SE ENJUAGO Y YO ME VOLVI A ENJABONAR TODO EL FRENTE… EN ESO ME DIJO…

NO TE HAS ENJABONADO LA ESPALDAAA.. LE DIJEEE. ES KE NO ME LA ALCANZO.. EL BAJO EL CHORRO DEL AGUA ME VOLTEO DE ESPALDA, Y ME PASO EL ESTROPAJO , ME ENJABONO TODA LA ESPALDA Y ME LIMPIO EL HOYITO CON JABON…

LUEGO, ME ESTUBO TOCANDO LAS NALGAS Y DERREPENTE SE LE SAFO EL JABON AL PISOOO.. KE RARO VERDAD??? PERO EL NO SE AGACHO POR EL JABON.. ME DIJOOO.. PASAMELO NOOO??? UUUMMMMM… BUENO ME AGACHE SOLO UN POCO LEVANTANDO LAS POMPAS PARA ARRIVA…Y APROBECHO EN PONERME SU VERGA YA BIEN PARADA EN LA RAYAAA… ME ABRIO UN POCO LAS POMPAS Y ME LA ESTUBO ASI PASANDO POR LA RAYAAA… SIN METERMELAAA… YO ME KEDE ASI EMPINADO UN RATO Y EL RESTREGANDOME LA VERGA EN MI CULO… KE LA VERDAD, YA ESTABA BIEN CALIENTE Y CON GANAS DE KE ME LA METIERA DE UNA BUENA VEZ.. PERO NO LO HIZO.. ME KEDE ASI AGACHADO Y ASI ME VOLTEE, Y LO KE VI.. FUE SU VERGA CERCA DE MI BOCA… COMO ESTAVA MOJADITA Y LIMPIA, LUEGO LUEGO ME LA METI A LA BOCAAA…. Y ME DIJOOO… ASI SE EMPIEZAAA.. MAMANDO LA VERGA Y YA DESPUES UNA BUENA PENETRADOTA RICA EMPINADA EN LA REGADERAAA….

SE LA ESTUBE MAMANDO RICO UN BUEN RATOOO…LUEGO YA ME CANSE DE ESTAR AGACHADO Y ME LEVANTEEE… ME METI BAJO EL CHORRO DE AGUA Y EL SE SIGUIO ENJABONANDO.. LE DIJEEE.. TE FALTA LA ESPALDA, SE LA ENJABONE.. HASTA LAS POMPAS Y LA RAYA.. LE PEGUE LA VERGA AL CULO.. PERO EL NO ME LA MAMOOO… LUEGO SE PASO BAJO LA REGADERA Y YO A ENJABONARME OTRA VEZ.. NOS ESTABAMOS ACABANDO EL JABON TAN CREMOSO KE USOOO… DERREPENTEEE… OTRA VEZ SE LE CAYYYOOOO…

ME VOLVI A AGACHAR ASI EMPINADO LEVANTANDO LAS NALGAS Y AHORA SI ME LA METIO ASIII.. ME JALO DE LAS CADERAS Y ME LA FUE EMPUJANDO POCO A POCOOO.. ME FUE ABRIENDO LAS NALGAS.. LAS POMPAS… EL HOYITO Y ME PENETRO ASI BAJO EL CHORRO DE LA REGADERAAA… YO NO ME LEVANTE.. SOLO PARE MAS MIS POMPIS Y EL ME LA METIA MAS Y MASSS…..
ME LEVANTE Y ME LA SEGUIA METIENDO ASI PARADOS YA LOS DOSSS… MI VERGA AL MIL…… LUEGO ME DIJOOO… VOLTEATE FRENTE A MIII.. ME LA SACO Y ME VOLTEEE.. Y ME DIJOOO.. RECARGATE EN LA PARED.. Y SUBE TUS PIERNAS A MI CINTURA Y AGARRATE DE MI CUELLO CON LOS BRAZOS… ASI ME LE MOMTE EN SU ESTOMAGO MIS PIERNAS RODEANDO SU CINTURAA… Y ME LA METIO DE TAJOOO… AHHHHHH.. NOOOO… NO LA AGUANTO ASIIII PAPITOOOO… NOOOO.. NO ME LA CLAVES ASIII KE SI ME DUELEEE… NADAA.. NI HIZO CASOOO.. Y YO APRETADO CONTRA LA PARED SIN PODER SAFARMEEE… ME LA CLAVO MAS Y MAAAS…. NO ME CABIA BIEN.. ME DOLIA.. PERO NO ME DEJAVA DE COGER ASIII.. YO GRITABA Y LE DEICA KE YA NOOO.. KE ME DOLIAAA… Y NO ME SOLTABA.. CREO KE ME ESTAVA VIOLANDOOO… YO YA NO KERIA… HASTA KE SE VINO ASI DENTRO DE MIII.. MSE SAFO ME SOLTE DE SUS HOMBROS ESTIRE MIS PIERNAS…. Y NOS VOLVIMOS A ENJABONAR… ME DIJOO.. NO TE GUSTO ASIII??? ME KEDE CAYADOOO.. ME DIJOOO YA TE ENOJASTEEE??? LE DIJEEE. NO.. NO ME ENOJEEE… PERO ME VIOLASTE Y BIEN RICOOO….. JAJAJAAJ.. TE VIOLEEEE??’ BUENO NOS ACABAMOS EL JABON.. NOS SECAMOS, Y NOS PUSIMOS LOS BOXERS…. Y NOS FUIMOS AL CUARTO.
ME DIJOOO YA TE ENOJASTE PUTAAAAA????’ NOOO NO ESTOY ENOJADAAA… ME DOLIO, PERO ME GUSTOOO… Y MUCHOOO… PERO SABES KEEE??? KE ALRATO ME DESKITO CON TUS NALGAS….
ME DIJOOO.. NO CREOOO… HOY YO NO KIERO KE ME KOJAS….. AHHH… NOOO… ORA VERAS SINO TE COJOOO… NOS ACOSTAMDO VIMOS LA TELE.. PLATICAMOS Y PLATICAMOS MUCHAS HORAS… Y NO SE DORMIA… Y ME DECIAAA.. YO NI SUEÑO TENGO ASI KE NI PIENSES EN KOGERME EHHH???? EN ESO ENTRE PLATICA Y PLATICAAA.. SI SE KEDO DORMIDOOO O MAS BIEN SE ESTABA HACIENDO EL DORMIDO.. YO ESPERE UN RATO Y LUEGO ME LE SUBI A LA ESPALDA…. SE DIO CUENTA Y SE MOVIO.. FORCEJEAMOS EN LA CAMA ME KITO DE SU ESPALDAAA… Y ME DIJOOO KE NO LO LOGRARIAAA…. SEGUIMOS FORCEJEANDO Y POR FINNN DESPUES DE VARIOS INTENTOSSS…. EL ME VOLTEO ME BAJO EL BOXERS Y FUE EL KIEN ME KOGIO OTRA VEZ… ME BAJO EL BOXERS Y ME LA CLAVO BIEN DUROOO… HASTA KE SE VINOOO..
SE SALIO Y ME DIJOOO.. YA VEZ POR AFERRADOOO??? Y POR NECIO??? YA LLEVATELA TRANKILA TODA LA NOCHE PUTAAA… AHHHH ORA LA UNICA PUTA SOY YOOO??? SIII YA DEJAME DORMIRR….
BUENO ..PENSE… SINO KIERE EL, YA NO HAGO EL INTENTO PERO TAN PRONTO PUEDA ME LE MONTO EN LA VERGA HASTA KE SE VENGA OTRA VEZZZ…
MAS NOCHE, SE LA TOKE.. SE DESPERTOOO.. SE LE PAROOO.. Y ME DIJOOO.. DATE DE SENTONES PUTITAAA…. ME KITE EL BOXERS YA MOJADO DE TANTA LECHE ESCURRIDA Y ME LE SENTE EN LA VERGAAA… ME ENTRO FACIL PUES ESTABA BIEN LUBRICADO CON SU LECHE DENTRO DE MIII.. ME AGARRO LAS MANOS Y NO ME DEJAVA SAFARME DE LA VERGAAA… LUEGO LE DIJE, SUELTA KE ME KIERO DAR DE VUELTAS…
ME SOLTO Y ME DI DE VUELTAS EN ESA VERGA TAAAANNN RICAAA…. LUEGO ME PUSO EN FORMA DE MUSULMAN DICIENDO ORACIONES ASI CON LAS RODILLAS DOBLADAS Y EMPINADO HACIA DELANTEEE. Y ME LA VOLVIO A CLAVAR… DUROOO LUEGO ME LEVANTO DE LAS NALGAS Y ME PUSO DE A 4 Y MAS Y MAS CLAVADAS DURAS..
BUENO,, DIJEEE.. LA PUTA SERE YO TOOODA LA NOCHEE…. ACABO, SE FUE A LIMPIAR ME PUSE MI BOXERS Y ME ACOSTE BOCA ABAJOOO A SENTIR COMO ME SALIA DE LECHEEE…
REGRESO A LA CAMA, Y ME DIJOOOO.. HOY NO ME VAS A KOGER TUUU… HOY ERES SOLO MI PUTAAA,,, ASI MAS TARDE OTRA VEZ.. Y HASTA KE AMANECIO Y ME AVENTO EL ULTIMO PALO.. NOS PARAMOS A BAÑAR NOS VESTIMOS, ME DIO SU BOXERS, YO LE DI OTRO Y LO LLEVE AL METROOOO… ME GUSTO COMO ME LO HIZOOO TODA LA NOCHE DESDE LA REGADERAAA… LA CAMA, EL FORCEJEO.. TODO ME GUSTO DE MAAASSSS… OTRO DIA NOS VOLVIMOS A VER Y EN ESA OCACION, ME DIJOOO TE TRAIGO UNOS REGALOS…. PRIMERO UNA PLAYERA AJUSTADITA BLANCA DE NYLON… Y ME DIJOOO KITATE LA KE TRAES Y PONTELA PORFAAA….
LUEGO ME DIJOOO ORA SAFATE LOS TENIS Y KITATE EL PANTALON… Y EL BOXERS KE TE TRAIGO OTROS TRES REGALOS….
ME KITE EL BOXERS Y SACO DE SU MOCHLA UNAS TANGAS DE MUJER.. DE HILO.. UNA AZULITA DE SOLO RESORTE POR DETRAS… Y MOÑITOS BLANCOS AL FRENTEEE.. OTRA BLANCA DE RESORTE POR DETRAS DE ALGODON.. Y OTRA MAS RICA DE CORAZONCITOS Y TRIANGULITO POR DETRAS Y UN CORAZONCITO DE PLASTICO A UN COSTADO… Y ME DIJOOO.. PONTE UNA TANGA PORFAVORRR… TE LAS KIERO VER PUESTAS LAS TRES….
YA LES PLATICARE KE PASO CUANDO ME PUSE LA PRIMERAAA…

HASTA PRONTOO.. CUIDENSE… BESOS A TODOS… BAY…. CESAREO.

Mi primera vez en un cine porno gay

Cuando estaba en el cole se me ocurrió ir por primera vez a un cine porno gay. Fue un día sábado que estaba solo en casa, aburrido, me puse una tanguita negra con rojo que hacia resaltar mis nalgas redonditas y paraditas, unos viejos jeans y playera bien pegaditos haciendo resaltar mi cuerpo juvenil y delgado. Me maquillé los cachetes y bigotes para aparentar mas edad, los ojos para verme mas lindo y un toque de mas color y brillo en los labios

Llegué al cine con el firme propósito de tener sexo, una buena verga y leche en mi boca y porque no, en mi culito también si tuviera suerte. El chico de la caja me preguntó, tienes 18?, claro que si 20, le contesté en mi voz mas baja que pude emitir y me dio el billete. Entré excitado y adentro me di cuenta de la cantidad de hombres bien dotados que había en el foyer, caminé entre ellos meneando mi colita, lamiéndome los labios, mirando sus bultos, sonriéndoles a los que me veían la cara y entré a la oscuridad del cine.

Vi en pantalla gigante como un papi se follaba a un nene como yo, que a su vez se mamaba a otro papi. Era alucinante ver aquello, de repente un hombre me agarra por el brazo y me dice “vente conmigo mariconcito, estas muy lindo”, lo que hizo que mi corazón latiera a mil y sintiera una adrenalina que no se explicar pero es maravillosa. Me dejé llevar por el hombre que me seguía susurrando cosas morbosas en mi oreja, pegando su verga dura a mi nalgas todo el tiempo, diciéndome como iba yo a gozar con él. Me llevó a una butaca pegada a la pared, me sentó y se quedó parado a mi lado, abrió el cierre de sus jeans y me dijo “sácamela marica”. Yo me emocioné mas y no dude en meter mano en sus pants y sacársela.

Me fue difícil, pues estaba bien dura, era grande y gruesa, no como las de los chicos del liceo, le corrí el prepucio y en la oscuridad aprecié un glande grande, cabeza de hongo, rojito, bien mojado y destilando pre semen, mi mano temblaba de emoción cuando lo traje a mis labios y le di un besito suave en la punta y le lamí un poco de liquido. Yo ya era experto mamando verga a mis compañeros del liceo. Seguí besándole la cabezota y lamiendo cada vez mas pre semen, le dije que rico estaba y seguí ahora comiéndole el prepucio. El hombre gemía de placer, lo que me excitaba mas y aseguraba que se lo estaba haciendo bien.

Yo seguía disfrutando de la pantalla grande y de vez en cuando volteaba mi mirada hacia arriba sonriéndole al macho y alabando su herramienta. De repente volteo al otro lado y veo unas caras embelesadas de hombres casi pegadas a la mía viéndome mamar y disfrutando aquello. Volteo hacia abajo y los veo masturbándose unos solos y otros él uno al otro. Así estuve un rato hasta que el hombre se sentó a mi lado y yo me puse de rodillas para mamárselo mejor, el fue metiendo su mano dentro de mis jeans y al sentir mis nalgas con la tanga puesta me susurro “ay putita que buena estas” esto me calentó mas y me baje el pants hasta mis rodillas y parando mi culito que ya tenia uno de sus dedos dentro sobándomelo y los otros tres tipos detrás queriendo participar.

El hombre ni tonto les dijo son $15 para que se las mamé o se lo cojan. En esto el me dice que estaba a punto de venirse pero quería primero probar mi culo, le pregunté que si tenia condón y me sacó uno, lo abrí y se lo puse, era de los pre lubricados así que solo le puse mas saliva babeada de su pre semen y me voltee. “Empínate putito” me ordenó y yo excitado abrí mis piernas lo que pude entre las butacas y me empiné. Primero pasó su lengua por mi culo varias veces, ese es otro gran placer que no se puede explicar, es de lo mas rico que te mamen el culo, se siente la gloria, y fue entonces con la calentura al mil y empinado que con mi mano tome otra verga de uno de los mirones y la lleve directamente a mi boca, era tan grande el placer que sentía, que yo mismo le pedí a mi macho que ya me metiera su verga y así lo hizo. El cobró los $15 pesos y me dio $10.

Les diré que fue algo maravilloso gozar y gozar hasta que se vino el tipo que se la estaba mamando. Me gustó sentir su leche espesa y amargosa, me la tragué y no dejé ni rastro. Así seguí disfrutando de la verga que tenia en el culo pero ya cerrando mis ojos y bramando como una perra hasta que lo sentí estremecerse y se vino en mi. La sorpresa que se llevo mi cogedor fue cuando le quité el condón y me trague su leche a lo que el me dijo “que gran puta eres” sin pensar o imaginar que era la primera vez que yo hacia eso.

“Vengan cabrones quien es el próximo en cogerse la putita” La pareja de hombres le dio los $30 y se pusieron uno a darme la verga por la boca y el otro detrás de mi a cogerme con condón.

Igual me tomé la leche de los dos, cada una sabia algo distinta, pero las disfruté. Ellos se besaban mientras me cogían y yo alucinado con el éxito que tenia en el cine con hombres. Vinieron mas, mi macho cobraba y se quedaba con su parte. Estuve como tres horas en esto, ya la boca me dolía y el culito también, lo tenia demasiado sensible de tanta verga cogiéndome. Así que satisfecho de haber cumplido mi fantasía decidí retirarme. Tenia como $300, demasiado bueno para una tarde, que ya sabia iba a repetir pronto, pues la tentación del placer y el dinero era demasiado buena. Salí directo a la parada del bus, ya era oscuro.

Hube que esperar largo para que pasara un bus. Vino un jovencito a mi lado, y se dio cuenta de lo que había hecho. Me miró y me dijo “coño chamo hueles a semen, estuviste mamando?” sin pena le dije “si y culeando también en el cine porno aquel” “no mames pana y gozaste?” “demasiado bueno y las pelis también” “eres marica” “si, me gustan los hombres” “Y no me la mamas a mi?” “Donde?” “ en mi casa, estoy solo este fin” Me estaba gustando el chavito, era como de mi edad y además virgen de todo, así que le dije “vamos” llegó el bus, nos montamos, sentamos juntos y seguimos conversando.

Vean mi proximo relato para saber que hicimos los dos en su casa. Bueno espero sus votos y comentarios si les gusto este y si quieren que siga!

EL ARBITRO DE FOOTBOLL

Como todos los domingos, me levante muy temprano y me fui a buscar a los amigos de mi equipo de futbol, todos ellos somos del barrio, hemos crecido desde chicos juntos, compartiendo aparte de la pobreza los logros en la vida, nos unimos para tener nuestro equipo y comenzamos desde abajo ahora ya estamos jugando por llegar a una mejor división, hoy nos toca jugar en el campo el maguey al, pinche campo de mierda, esta en cae su chingada madre, y paz jodidas hay pegarle a patín un buen tramo, ya que el carro nos deja en la carretera y zúmbale a la pata hasta el campo, pero hoy invitamos a los “Ni comandos” si a los cholos de las motos son buena onda, y nos llevaran bueno yo me iré con en la moto del cascarrabias, un tipo a toda madre pero bien hijo de la chingada, no le gusta que lo agarren de pendejo, se encabrona y si atontas te rompe tu mandarina en gagos, y yo la neta me llevo a todas margaritas con el, a mi vale que sea un cabro peleonero, conmigo no se mete, ni tampoco se mete con nadie que no le haga nada, lo he visto meter a jalones al putito de la cuadra, si a la “Gabriela” y yo creo que se lo anda tirando pero a mi me vale es su pedo de el y de la “Babi” yo nada tengo que ver. Así me monte atrás de el y emprendimos el camino.
Ya en el campo, nos saludamos con el otro equipo, ellos llegaron en una camioneta, y con ellos iba el arbitro, un tipo medio raro, de larga melena, y finos ademanes, nos saludo y tomando un cepillo de su maleta se comenzó a recoger el largo cabello en una cola la cual metió en una gorra, y se dispuso a comenzar el partido, como pudimos nos cambiamos y nos presentamos al campo el arbitro silbo, y comenzó la contienda deportiva, el primer tiempo fue todo bien, hasta ese momento llegamos cero a cero, nos daba esperanza la neta queríamos ganar. Durante el descaso el arbitro se puso a conversar con el “Cascarrabias” los vi sospechosos, pero no di importancia, cada quien su rollo. Solo les lleve agua y por primera vez el güerito me saludo chido, gracias güero
Eso tratamos de hacer, el segundo tiempo fue cosa fácil los dejamos confiar y luego los atacamos metiendo los dos goles con los que ganamos, al volver me lleve la sorpresa de que ahora viajaríamos tres ni la moto, Si el arbitro vendría con nosotros, el se puso atrás de cascarrabias, yo al final, dejo mi amigo que las motos avanzaran, fuimos los últimos, ya de vuelta, en vez de tomar el camino a la carretera tomo una vereda vecinal que lleva a una arboleda a la cual le dicen los lugareños “el bosque de la discordia” nos adentramos y donde vio un claro y lejos de las miradas freno la moto y nos bajamos yo me quede como pendejo cuando vi que el casca, se saco tremenda herramienta de los pantalones, una verga, grande y gruesa paz su puta madre enorme como de 28 o 30 cm. Y bien gruesa, al verla el güero se inca y la llevo a su boca apenas si le cavia, yo intente caminar, pero la voz del casca me detuvo
Y ordenándome llamo yo replique
No tuve mas remedio que hacerlo y sentí chido la lengua del güero hacia un buen trabajo, y la saboreada bien rico, me prendió no supe en que momento los tres nos fuimos encuerando, me dio lastima cuando el arbitro mamaba mi verga empinado y poniendo el culo al casca y este se unto saliva en su verga y de un solo empeñan la enterró toda en la tripa del güero, este grito, y el casca mas se enterró después de la sorpresa el siguió mamando mi verga, y el casca lo empezó a encular mas rápidamente, el güero mamaba y gemía, el casca estaba gozando, lo retiro de mi y lo tiro en el suelo, le levanto las patas, y se volvió a enterrar en su recto, de trancazo, el güero grito pero de placer, y comenzó a moverse, yo que estaba hasta la madre de caliente me empecé a masturbar, el casca me llamo y me acerque y lo que hizo me dejo pendejo, agarro mi verga con una mano y se la metió en la boca, Nunca pensé que un machote como el casca me mamara la riata, y que mamada, de profesional la metía toda en su boca creo que le llegue a la garganta, pero el se la comía toda sin lastima, no me pude aguantar mas y me solté en la boca del casca, pensando que después de eso me rompería la madre, una cosa es te la chupo y otra déjame los mocos en la jeta, pero ya que me arriesgue, el los recibió todos y siguió mamando tratando se sacar hasta la ultima gota, después se agacho y beso al arbitro a quien le dio mis mocos este se los trago, a la vez el cacas había ya dejado sus espermas en el culo del güero, los dos se tumbaron en el zacate, yo saque mi camiseta de jugador y limpie mi recién mamada verga, que tenia semen toda, la limpie y me vestí, luego ellos se vistieron pero antes de hacerlo el güero se enculillo y pujo para arrojar los mocos del casca los cuales salieron con eses fecales y sangre, el casca se lavo su verrón con agua de su cantimplora, nos vestimos y subimos a la moto ahora si de vuelta a casa ninguno hablo solo al llegar a la ciudad, el güero dio las gracias al casca, y este le dijo que se verían el próximo miércoles en el parque de la ciudad, para ir a coger, el arbitro le dijo que si que no faltaría, y nos fuimos al barrio, este domingo 9 sin pensarlo me hice mayate, pero me gusto, aprieta rico el culo.
LEODOBAR

Enamorado de un casado

Alguna vez has soñado con tener sexo con un Marine de los Estados Unidos. Yo te soy sincero, nunca había soñado con eso, por lo que si te puedo decir que mi sueño se me hizo realidad, ya que nunca antes había soñado con tal experiencia y ha sido una de las más estupendas que he tenido en mi vida.

Soy Karlos, tengo 25 años, rubio, ojos verdes, delgado, mido 5’7 y peso unas 150 lbs. Tanto chicos como chicas me encuentran atractivo y uno de mis mejores atributos corporales son mis ojos y mis nalgas. Hace poco por mi trabajo tuve que participar en unas conferencias, ahí conocí a varias personas de diferentes sucursales del estado. Resido en la ciudad de Miami del estado de la Florida en los Estados Unidos y soy cubano de origen. Como les decía ahí conocí varias personas de mi misma compañía, pero de diferentes ciudades del estado, entre ellos conocí a Rony, un chico estupendamente genial.

Lo tenía todo, cuerpo, cara, personalidad, inteligencia, era todo un mango, como dirían en Cuba. Ese chico me cautivó desde que lo vi, se ponía unos jeans bien ajustados donde se notaba su buen bulto, tanto por delante como por detrás, porque el tipo se mandaba por todos lados. Era fuerte, alto, su voz era bien potente como la de un trueno. Era una delicia. Yo por supuesto no le quitaba los ojos de encima, en la habitación cuando me bañaba me masturbaba imaginándome las cosas más locas con ese tipo. Tristemente las conferencias solo duraron dos días, por lo que cada cual se regresó a su ciudad. Pero entablamos amistad desde el primer dia del programa.

De eso ya habían pasado como unos dos meses, cuando un día lunes en la mañana llego a la compañía y me encuentro con Rony, él me recordó inmediatamente, me saludó muy efusivamente y me dijo que estaría trabajando toda esa semana en nuestra sucursal. ¡Wow! Que suerte, estaría viendo toda la semana a ese muñecón y los deseos de comérmelo no se me iban de mi mente. Como de todos alli al único que Rony conocía más o menos era a mí, pues se apegó mucho a mí y conversámos bastante durante la hora de almuerzo. Ahí me contó que era un exmarine de los Estados Unidos, pero que por cuestión de enfermedad en un brazo tuvo que retirarse, tenía 32 años, sus comentarios hicieron que mi morbo aumentara. Tambien me comentó que no conocía nada de Miami y me pregunto que si me gustaría salir con él para que le enseñara algo de la ciudad, yo por supuesto le dije que si y quedamos en vernos esa noche en el hotel donde se estaba hospedando.

Salimos, fuimos a comer y luego dimos una vuelta por la zona de Miami Beach que le gustó mucho, después ya era tarde y decidimos regresar, en camino al hotel, él me puso la mano en mi muslo y mirándome dulcemente a los ojos me dio las gracias, yo le correspondí con una gran sonrisa y le dije que esa mano peligraba en mi muslo. Rony comenzó a reírse y me preguntó por que, que podía pasar si la seguía subiendo, yo simplemente le dije que si me la paraba luego me la tenía que bajar.

La risa le vino con un toque de nerviosismo y me dijo, “pues de eso tendrás que ocuparte tu mismo de subirlo y de bajarlo”, yo sin tardar le empecé a acariciar sus muslos que eran dos palos duros y por debajo de su jean notaba su buena herramienta ya cogiendo forma por la excitación del momento. Se la empecé a acariciar con la mano, me sonrio y pregunto si me gustaba y le contesté que si. Entonces me invitó que pasáramos a su habitación en el hotel y yo encantado le dije que lo acompañaría. Solo entramos a su habitación y comenzamos a abrazarnos y comernos a besos. Rony era bien apasionado, sus besos aún los recuerdo perfectamente. Sus caricias, sus mordiscos. Comenzamos a quitarnos la ropa, el a mi y yo a él y seguíamos comiéndonos a besos. ¡Wow! Que ejemplar de macho, estaba divino. Me hizo sentir tan suyo, pues me agarraba las nalgas y apretaba su cuerpo al mio para que sintiera lo excitado que estaba conmigo. Me besó apasionadamente las orejas, el cuello y pronto se instalo a chupame mis pechitos, especialmente mis pezones que se me pusieron hinchados y duros de excitación.

Tenía una piel bien linda y suave, sus manos grandes eran las de todo un marine, Rony estaba fuerte y bien macho como me gustan los hombres. Después de un buen rato de dejarlo disfrutar de mi cuerpo, fui bajando mi cara poco a poco hasta chuparle su ombligo y luego siguiendo su caminito de vellos recortados llegué a toparme con su pene grandote que estaba en toda su expresión, se veia buenisimo, medía unas 10 pulgadas de largo y era bastante gordo. Aún recuerdo la primera sensación al tener su pene dentro de mi boca, sabía rico, estaba exquisito, aquello lo estaba disfrutando demasiado, era el pene más rico que había probado en mi vida. Mientras le mamaba su rico pene de vez en cuando lo miraba y su rostro solo expresaba placer… mucho placer. Le chupé y lami las bolas grandes velludas que tenia cargadas de semen. Se notaba que ambos estábamos disfrutando lo que estábamos haciendo. Él me levantó bruscamente y tal parecía que le había entrado una fuerza de pronto, porque comenzó a besarme de una manera más atrevida, más loca… lo que si se es que me encantó el cambio que dio de pronto de amante complaciente a amante salvaje.

Me tiró sobre la cama, me viró y comenzó a mamarme el culo, lo disfrutábamos mucho los dos. Mientras sus manos recorrían toda mi espalda, entre caricias y nalgadas me seguía mamando mi lindo y rico culo, (así me decía el que estaba mi culo). Despues me comenzo a dedear el huequito abriendomelo cada vez un poquito mas Que rico lo tienes, me preguntó de pronto si quería que me penetrara, yo por supuesto le dije que si, le di un condón y lubricante (siempre hay que estar preparado) y comenzó el momento tan esperado, fue algo estupendo y definitivamente rico el sentir esa pinga cogiendome dentro de mi culo. La disfruté al 100%.

Aunque me dolió un poco al principio, luego ese dolor se fue convirtiendo en placer, puro placer y la fui disfrutando cada vez más hasta llegar el momento que yo era el que pedía más y mas pinga. Rony sabía como hacerme sentir satisfecho, me puso en todas las posiciones, pero lo que más me impactó y creo que nunca olvidaré ese momento, cuando ambos estábamos de frente, abrazados, él me la tenía metida hasta el fondo dandome sabroso, y mirándome fijamente a los ojos, con sus manos sujetándome mi cara me dijo que yo le gustaba mucho y que era una de las noches que más habia disfrutando en su vida, luego dejó de ser un amante salvaje y se convirtió en todo un amante pasional y con toda la dulzura que yo he podido sentir hasta el día de hoy me besó, ese ha sido el beso más lindo y más apasionado que me han dado en mi vida. ¡Uff! Que experiencia tan divina, ¿estaría soñando?

Era todo tan perfecto, tan hermoso que temía que de pronto sonara el reloj despertador y la desilusión de que todo había sido un sueño golpeara fuertemente en mí. Pero no, no era nada de sueño, todo era real, Rony existía, y ambos estábamos desnudos, él con su pene completamente dentro de mi culo disfrutando de ese momento de pasión. Nos abrazamos por unos segundos y luego me cogió y tirándome de espaldas a la cama y poniendo mis piernas encima de sus hombros comenzó a penetrarme nuevamente, ahora más pasión y ternura en sus ojos, no dejábamos de mirarnos, ambos nos gustábamos y nos estábamos disfrutando mucho. Rony me trabajó tanto el culo hasta hacerme eyacular de una manera increible borbotones de leche espesa y caliente que derrame entre nosotros, entonce el quiso hacer lo mismo y se salio de mi, se quito el forro y unio su rica leche a la mia sobre mi abdomen y de alli me dio a probar y yo a él, bueno entre los dos nos la comimos a besos y chupadas de dedos.

Nunca olvidaré esa semana, pues luego de salir juntos a comer y pasear nos vimos todas las noches restantes en su habitación y no dejamos de hacer el amor apasionadamente. La noche del viernes salimos a bailar a una disco gay buenisima y despues a la cama juntos toda la noche cogiendome y llenandome de su verga poderosa. Ya hace más de un mes que no nos vemos, pero nos hablamos por celular muy seguido y caliente. Dentro de poco él estará aquí en Miami nuevamente y lo estoy esperando ansiosamente. Lo extraño mucho y creo que me estoy enamorando de él, pero debo tener cuidado pues está casado y con familia, así que no puedo hacerme ilusiones, solo saber que lo puedo tener de vez en cuando y disfrutarlo a plenitud pues no se cuando será la última vez.

Vacaciones en la playa

Carlos había decidido su primera mañana de vacaciones ir a una playa solitaria en la que había bastante libertad para tomar el sol desnudo, vestido o como se quisiera. Pues había oído que era una playa donde chicos y no tan chicos gay a veces iban a ligar y mantener encuentros de alto contenido sexual en lugares apartados y estaba curioso por conocer ese ambiente desde hacia tiempo.

Llegó a la playa temprano y extendió la toalla. Se sentó encima vestido solo con el bañador a leer un libro. Luego se tumbó boca abajo después de darse crema protectora en la espalda o por lo menos intentarlo. Estaba con el bañador puesto, pero notó que en verdad la mayoría de personas estaban tomando el sol con muy poca ropa por decir algo. Entre los hombres y chavales no había casi ninguno con bañador salvo uno que estaba en una esquina lejana con una mujer la cual estaba solo con la parte de abajo del bikini. Carlos resolvió despojarse del bañador y se volvió a tumbar desnudo con sus nalgas al aire, cerró los ojos para disfrutar de la nueva sensación pero sin estar dormido hasta que sintió que alguien le tocaba en la espalda y le decía que mejor se echaba más crema.

Él levantó la vista y vió a un joven moreno claro que rondaría los veinte años, de torso sin vello y cuerpo muy fibroso que con una bonita sonrisa le miraba con unos ojazos negros y le ofrecía amablemente un bote de loción contra las quemaduras del sol. Carlos no se lo pensó y le dijo que él no llegaba bien a toda su espalda y que si era tan amable de ponerle él la crema. El chico parece que era lo que estaba esperando porque puso una sonrisa de oreja a oreja y echó varios chorretones de crema en la espalda del hombre. Luego con las dos manos empezó a extenderla aunque más bien parecía que lo que estaba haciendo era darle un masaje en toda regla porque se concentraba en cada centímetro de su piel. El chico después de un rato llegó al final de la espalda. Allí paró y echó un poco más y una parte de la crema fue rodando lentamente entre sus nalgas y fue a parar a su ano. Carlos no podía creer lo que le estaba pasando, estaba dejando que un chico guapo completamente extraño le diese un masaje super erótico en la espalda y ahora sus nalgas y lo estaba disfrutando sobremanera.

El chico con las manos masajeaba las nalgas hasta que con la punta del dedo recogió parte de la crema y la fue extendiendo por la hendidura del culo hasta llegar al agujerito y empezó con un suave masaje a acariciárselo muy lentamente hasta que logró penetrarlo con el dedo medio. Carlos le miró como sorprendido aunque más bien ya se imaginaba lo que iba a pasar y en su cara de sorpresa también se adivinaba una cara de excitación que hizo que el joven se envalentonase y le follase con el dedo de manera descarada, pero claro en mitad de la playa aunque fuera una playa tan liberal no era su plan. Rodrigo, el chico joven, le dijo que si quería que siguiera con el masaje que le acompañase que él conocía un lugar apartado mas discreto.

Rodrigo se puso de pie y se fue caminando por un estrecho sendero hacia un pequeño bosque que había al borde de la playa pero Carlos al principió dudó de seguirlo. Apenas conocía al chaval y no estaba seguro de ir tan alegremente tras él, pero su excitación pudo mas, recogió sus cosas y fue tras Rodrigo. Este moreno desnudo de espalda era espectacular, tenia una piernas bien formadas de futbolista, una espalada ancha y cintura angosta que continuaba con unas buenas caderas que abarcaban unos glúteos fuertes muy masculinos.

Llegaron a un pequeño claro en el bosquecillo, Rodrigo le cogió de los hombros y le besó en la boca suavemente. Los labios de Rodrigo eran dulces y húmedos. Carlos abrió su boca para recibir los y su lengua empezó a recorrer los labios del chico buscando entrar a su boca y se dieron un beso mas profundo. Carlos estaba fascinado, pues además sentía que le había provocado al chaval una tremenda erección. Rodrigo lo besaba con ternura mientras sus manos hábilmente fueron acariciando su espalda, sus nalgas y su culo para luego pasar a la parte delantera y agarrarle la polla acariciándosela muy lenta y suavemente. Carlos encantado con el arrojo de Rodrigo hizo lo mismo con el chaval al cual confesó que nunca había hecho eso antes y que estaba muy nervioso pero emocionado de conocerlo.

Rodrigo con un beso le dijo que callase y que le dejase hacer a él. Hizo arrodillar a Carlos frente a él y señalando su polla le invitó que se la mamase. Carlos estaba sumamente nervioso, nunca había hecho eso y no sabía si sería capaz de hacerlo. Miro aquella verga parada que salía de un bosque de vellos negros fuertes recortados, cerro los ojos y acerco sus labios húmedos a el temblando de emoción. Empezó con suaves besos en el glande descapullado del chico, no le pareció mal y lo comenzó a disfrutar, al rato el chico le pidió que le lamiese el tronco de la verga también y él lo complació, abriendo los ojos, luego Carlos se decidió mamárselo y con los labios lo chupó todo como si fuera un pirulí, metiéndose la verga de Rodrigo mas y mas adentro de su boca y succionándosela con todas sus ganas. Rodrigo emitió un gemido dándole la pista a Carlos de que iba por el buen camino. Con la mano se fue ayudando acariciándole los huevos rasurados del joven. Cuando miró a un lado vio cerca a una pareja de chicos disfrutando en pleno 69 y más allá a otro chaval follando de frente a otro que pedía más. Estas escenas sugerentes de placer consiguieron que Carlos se desinhibiera totalmente y se excitara más. -A pesar de que eres novato veo que lo haces bien y como te has excitado ¿verdad?— le dijo Rodrigo. Carlos sin dejar de mamar, le miro a los ojos y le sonrió feliz de saber complacerlo como él chico quería. En recompensa, Rodrigo le dio una palmaditas en la cabeza que Carlos agradeció.

La polla de Rodrigo no paraba de crecer en su boca. Estaba muy dura y tensa. Con la mano Carlos le masturbaba, lamiéndole el glande y el frenillo con la lengua al mismo tiempo. Rodrigo gemií feliz del placer que le daba Carlos y este entusiasmado disfrutaba del dulce liquido preseminal del chico. Entonces Rodrigo le dijo que había llegado el momento, que se pusiera a cuatro patas, que se relajara, que se lo iba a coger y que disfrutaría como nunca se lo habría imaginado. Carlos accedió y obedeció a su joven maestro. Rodrigo se situó a espaldas de Carlos, de rodillas, con ambas manos le abrió las nalgas y con la lengua fue descendiendo entre sus nalgas hasta llegar al agujero del culo, acariciándoselo con la lengua se lo ensalivó bastante primero de una vez, logrando que Carlos se excitara terriblemente y que acabara por relajarse del todo. -Que rico me lo haces Rodrigo, sabes quiero ser tuyo. exclamo Carlos. No te vas a arrepentir Carlos, contestó.

Carlos estaba sumamente relajado cuando entre sus cosas Rodrigo cogió un poco de lubricante y lo aplicó en el ano del hombre y con un suave masaje introdujo su dedo índice en él. Luego le fue metiendo y sacando el dedo para cuando el esfínter ya no ofrecía ninguna resistencia empezar con dos dedos a follarle. Carlos no paraba de gemir de placer. Ahora Carlos notó entrar el tercer dedo de Rodrigo y antes de que pudiera decir nada la polla de Rodrigo se abrió paso en su interior. Este hizo que se relajara a pesar del dolor que al principio de la penetración sintió. Rodrigo entonces con una mano le fue acariciando la espalda, luego el torso, seguidamente bajando hasta llegar a la verga y comenzó a masturbarle. Oh Rodrigo como me gusta lo que me haces, gimió Carlos.

Rodrigo lo masturbaba suavemente al compás de sus embestidas. Carlos se dejaba a todo como Rodrigo le había pedido al principio y estaba cachondísimo, enfrente de ellos los otros chicos seguían tirando y haciendo 69 y eso hacía que el novato Carlos se excitase más todavía. Rodrigo aumentaba la velocidad de las acometidas lo mismo que de la paja que le hacía a su recién conocido amigo. Estaban en pleno apogeo cuando Carlos no pudo más y eyaculó fuertemente dentro de la mano de Rodrigo y este sacándose la verga al culo de Carlos se masturbó con su leche hasta eyacular sobre la espalda de Carlos.

¿Te apetece que vayamos a las duchas a lavarnos juntos?-le dijo Carlos, que ya estaba envalentonado, a Rodrigo.
Este aceptó pero le llevó a unas duchas que estaban en el módulo de servicios antiguo y que era donde no solía haber casi gente. Allí llegaron y se dio cuenta enseguida Carlos porque había menos gente. Era un solo pasillo con cuatro duchas. Solo había una parejita de chicos jovencitos desnudos jugando en la segunde ducha, ambos con una tremenda erección. Rodrigo y Carlos fueron a la ultima ducha y a la vez que se besaban de vez en cuando se enjabonaban enteritos. Rodrigo se puso detrás de Carlos para enjabonarle la espalda y empezó a besarle en el cuello. Con las manos le masturbaba suavemente a la vez que rozaba su polla, que ya volvía a cobrar vida, sobre las nalgas de su nuevo amigo.

Carlos le notaba excitarse por momentos, como adivinando sus intenciones se inclinó hacia atrás con sus nalgas. Rodrigo sonrió porque vió que su nuevo amigo iba a ser muy complaciente a partir de ese momento. Esta vez no necesitó ni lubricarle, al poner su polla en la entrada del ano de Carlos y empujar un poco hacia delante, la verga de Rodrigo fue entrando poco a poco hasta estar toda dentro y los huevos chocar con las nalgas de Carlos. Ahora empezó de nuevo a cogerselo y a masturbarle. Mientras tanto había entrado otro chico de la edad más o menos de Rodrigo y viendo la escena, se acercó, y cogiendo la polla erecta de Carlos inició un suave masaje arriba y abajo acariciándosela y realizándole una paja muy placentera. Carlos estaba a mil, pues no se había imaginado recibir ese doble placer, por su parte Rodrigo cogía de las caderas a su compañero de polvo y lo follaba con fuerza haciendo a veces círculos y sacando la polla por completo para volver a meterla de nuevo de una sola vez. Carlos gemía deliciosamente por el placer divino que le proporcionaba Rodrigo en el culo y la paja del nuevo chico con quien se comenzó a besar deliciosamente. El chico entonces tomo con la otra mano una mano de Carlos y se la llevo a su propia verga ya dura, Carlos comprendió y comenzaron a pajearle su verga también entre los dos.

Allí estaban los tres, uno follando, otro recibiendo la follada y siendo masturbado por un tercero que además se masturbaba y dejaba masturbar, gozaba viendo y participando de aquella escena. El otro chaval aceleró sus movimientos de paja hasta que hizo correrse a Carlos y se agachó debajo de ellos dos para que Carlos eyaculara en su pecho, mientras él le lamió las bolas a Rodrigo provocándole la eyaculación, que también fue a parar a su pecho, mientras en ese momento él también se corrió de la excitación. Total los tres se ducharon juntos, Rodrigo y Carlos masajeándole y lavándole el pecho lleno de tres leches al nuevo chico, mientras este sobó u lavó las tres vergas. Se abrazaron y besaron los tres juntos quedando de verse el día siguiente en la misma playa para abrir un nuevo capitulo de su aventura vacacional.

Mi primer macho

Soy caribeño, costeño, nuestros países son un crisol de razas y yo también, hace poco cumplí 18 años, soy mulato, 1.75 unos 50 kg, tengo buen cuerpo que conservo delgado, como casi todos los mulatos aquí, cuerpo lampiño, pelo largo ensortijado y negro azabache. Mis ojos grandes y muy negros con grandes pestañas, mis labios muy rojos y sensualmente gruesos, en general no estoy nada mal. Estoy pendiente de vestirme a la moda, algo atrevido, pues casi todo lo atrevido me gusta. Me considero metrosexual, atraigo a chicas y hombres y me gusta flirtear. Mi experiencia sexual ha sido una sabrosa mamada que dio un lolito en el colegio este año que además para mi sorpresa disfruté viendo como él gozaba y frecuentes pajas frente a mi computadora viendo paginas porno que me han mostrado un abanico de posibilidades para disfrutar del sexo.

Hace unos meses cuando estaba todavía en el colegio conocí a un hombre por medio del chat de unos 26 años. Durante un tiempo nos comunicamos por el chat, primero solo por el teclado, luego por voz. Me encanto su voz tan grave y varonil y por fin venciendo mi natural desconfianza usamos las cámaras y nos vimos por primera vez. El es guapísimo, moreno claro, ojos verdes y cabello negro ondulado corto, mas alto y pesado que yo con un cuerpo muy bien trabajado, muy macho él. Cuando él me vio le gusté mucho, me dijo que tenia una cara de niño travieso y que si me atrevería a hacer travesuras con él. Yo le contesté flirteando que dependía que travesura me proponía. Se entusiasmo y me mostró su torso maciso y pidió que me quitara la camisa para verme. Me alabó mucho mi cuerpo y lo lindo que le parecía. Me pidió mi numero de movil y venciendo mi resistencia se lo di.

Desde ese dia y a cualquier hora me llamaba para enamorarme, decirme cosas calientes de mi y lo que sentia por mi. De noche me llamaba para decirme lo solo que estaba y que queria estar conmigo. Varias veces me dijó que me iba a chupar mi culito y meterme su lenguita y otras cosas asi que me excitaron mucho. Era la primera vez que alguien me hacia una propuesta directa tan fuerte y me excitó. Varias veces le dijé que no era pasivo pero que él me excitaba tanto que no me importaba tener su pedazo de verga dentro de mí si eso era lo que él queria de mi. Muchas veces me hablaba tan caliente por teléfono de lo que queria hacerme que me corría pidiéndole que me cogiera como él quisiera. Jamas me hubiera imaginado consintiendo esto, pero él tenia una forma especial de excitarme que no sabia como resisistir.

Un dia me pidió que comprara unas pastillas en la farmacia y me las tomara a diario, me mandó ejercicios para desarrollar mas mis nalgas y pecho, suavizar mis piernas y brazos y yo le hice caso, pues queria conocerlo, caerle bien y complacer sus fantasias eroticas que me excitaban mucho. Me recomendó un gel para untarme en mis pezones que se me pusieron muy sensibles y mas grandes, lo que me provocaba acariciarmelos y sentir como se me ponian duros de excitacion mientras el me veia en la web cam y me decia que me los chuparia delicioso. Cada dia sentia mas y mas el deseo de mamarle la verga de verdad y de que me cogiera, era tanto que él me ponderaba mi nuevo desarrollo corporal. Total me fue convenciendo de muy pronto conocernos, vernos, y por supuesto accepté que él seria el activo del encuentro y prometió que a cambio me llevaria a cumbres desconocidas de placer.

Una noche por fin vino a mi casa, a eso de las 2 de la mañana, mi madre y hermana ya estaban mas que dormidas, yo tenia miedo de que nos vieran juntos, rapidamente lo metí en mi cuarto, tranqué la puerta y sin mediar casi palabras, me abazó y besó, senti una atraccion hacia el enorme, incontenible, él se bajó el cierre del pantalón, sacó su verga que a pesar de la poca luz parecía de unos 19 o 20 cm. y me pidió que se la mamara, como tantas veces me la habia ofrecido por chat y movil, y yo se la habia mamado virtualmente haciendonos correr a los dos.

No pude soportar la emocion de por fin ver su semejante bello rabo colgando semi erecto esperandome, yo sabia lo que él queria, lo que mas le gustaba de mis mamadas virtuales, así que me arrodillé y me lo metí de golpe en la boca, se lo saboreé, me supo divino, a macho, a hombre y me gusto mucho de una vez. Su glande destilaba abundante precum que yo regaba por su capullo, saboreaba y chupaba con gusto mientras el gemia y suspiraba feliz, felicitandome por lo bien que se lo hacia. Yo se lo chupé, mamé y lamí como si de eso dependiera mi vida. No demoramos mucho, estabamos tan excitados los dos, mientras yo lo chupaba, me masturbaba tambien. mientras él me acaricaba la cabeza y la nuca felicitandome en voz baja por lo bien que se lo hacia. En poco tiempo noté que mi hombre se correría, así que saqué de mi boca ese falo delicioso y ví con alegria como él se corrió abundantemente, dejando caer su cremoso néctar en el suelo, yo acabé casi al mismo tiempo y dejé caer mi jugo sobre el suyo.

Luego de esa mamada tan “corta” quede más prendado, él se marchó despues de dame un buen beso y yo feliz probé nuestros nectares saboreandomelos y diciendome que la proxima vez me lo tomaria directo de su biberon. No sentia sueño, pues estaba muy excitado, al rato él me llamó al cel y me dijo que pasaría por mi al día siguiente temprano y que me daría todo lo que no me pudo dar esa noche. Yo estaba tan excitado, que acepté y me dormí feliz soñando con él.

Al dia siguiente me corté los vellos pubicos dejandomelos como los modelos porno de las peliculas, me depilé mis testiculos, asegure que mi perineo y colita quedaban sin un pelito y me puse crema humectante por todo mi cuerpo hasta sentirlo suave y lustroso, tambien me puse el perfume mas dulce que encontré, me puse una tanga blanca de encaje que me compré esa misma tarde, era hilo dental y sentir la tirita apretando entre mis nalgas, separandomelas y pegada a mi raja me dió mucho morbo y excitación, ademas sentia que me paraba mas la cola que le ofreceria a este macho de mis sueños. Por delante la tela me recogió mis bolitas dentro de mi pelvis y me desaparecio practicamente mi pequeño pene. Luego me puse un mini short de playa blanco y una franelita azul celeste corta, sin mangas, escotada en v, ceñida a mi cuerpo destacando mis pechitos carnosos con sus pezoncitos paraditos y duritos, dejando mi cinturita a la vista, sandalias playeras, unas argollitas doradas en las orejas, brazalete y anillos terminaron mi atuendo. Me maquillé suavemente, puse brillo en los labios, aceite en el pelo para darle brillo, todo para verme bien juvenil, atractivo y sentirme bien sexy para conquistar a este macho buenisimo que ya me entusiasmaba mucho.

Efectivamente temprano la noche siguiente pasó por mi en su auto ultimo modelo. Yo estaba esperandolo en una calle no muy transitada cerca de mi casa, posando muy sexi. Varios autos con hombres solos pasaron mas de una vez viendome, silbandome, invitandome a conocerlos. Yo los ignoraba, pero me hacian sentirme feliz y bien deseado. Por fin paso él, me abrio la puerta y me subí a su lado, tenia vidrios polarizados, me abrazó y besó. Yo tambien hice lo mismo, pues estaba contento de que hubiera vuelto a buscarme. -Estas de 15 chamo, me dijo lamiendose los labios mientras me detallaba el cuerpo vestido asi como él queria verme. El tambien estaba de short, se le notaban sus piernas morenas fuertes y velludas, su playera ceñida dejada relucir sus pectorales bien desarollados y sus brazos de acero. El bulto duro de su entrepierna era impresionante. Yo tambien me relamí de prensar que iba a disfrutar de ese manjar otra vez. El se mantuvo con su brazo alrededor de mi cintura y yo pegado a su cuerpo le acariciaba el paquete que pronto él me montaria para hacerme suyo. El me llevó a un motel en las afueras de la ciudad. En este lugar aparcas el coche en un garaje presionas un botón y se baja la puerta tipo cochera. Pagas una cantidad en billetes la cual se hace todo a través de una ranura, luego se abre una puerta de madera que conduce a una habitación con cama matrimonial, TV, bar, espejos, etc. Todo muy confidencial y nadie sabe con quien entras ni quien eres.

Yo estaba nervioso y emocionado pues sabia que aquel hombre estaba dispuesto a cojerme a como diera lugar y yo estaba ilusionado de ser suyo. Seria la primera vez que me dejaria cojer. Antes de todo nos fuimos a duchar, el me desvistió e hizo comentarios lascivos sobre mi cuerpo mientras me lo acariciaba quitandome las poquitas prendas de vestir. Cuando me vio en tanga me pidio que le diera la vuelta para admirar mis nalgas al aire y me silbó acariciandomelas y agarrandomelas, diciendome que culito mas lindo tenia y que me lo partiria en dos como una fruta madura. Me pidió que fuera yo el que me bajara el tanga, yo lo complací feliz y le ofrecí mi culito abriendome sus cachetes para que me viera mi huequito virgen rosadito. Era la primera vez que me desnudaba para alguien. El me veia desnudo, se relamia y no dejó de alabarme mis atributos: mi cola bien parada, redonda, durita, mi cinturita estrecha, mis piernas bien torneadas y lampiñas, mi espalda en v y mis pechitos bien carnositos. Me dijo que me disfrutaria como él queria y que yo gozaria con él como nunca me lo hubiera imaginado y hoy me lo demostraria todo. Me enjabonó bien mi culo diciendome que lo tenia muy suave, tierno, y lampiño como a él le apetecian. Me metió varias veces sus dedos bien jabonosos en mi tunel, dejandomelo super limpio y algo estirado a su gusto, punteandomelo despues con su verga y haciendome desear tenerla metida en mi. Yo me sentia divino que un machote como él me tratara asi con tanta intimidad y le correspondí, tambien enjabonandole todo su cuerpo fibroso, musculoso y duro. El tenia su verga y sus bolas duras como una roca, yo después de enjuagarselas muy bien, me arrodille frente a él y me dispuse a darles un tratamiento intensivo con mi boca.

Mientras le chupaba ese falo buenisimo, el me agarraba por la cabeza haciendo presión y guiandome la boca como para que no le dejara ni un solo centimetro sin mamar. Me fascinó chuparselo otra vez. Ahora con toda la luz se lo pude admirar en todo su esplendor. Me excitaba y disfrutaba como loco lamerselo, mordisquearle las huevas grandes bien puestas con fuerte aroma a sexo macho. Me encantó ver su cara de placer y hacerlo gemir. En fin nunca me imagine que yo estaria complaciendo a un hombre sintiendo tanta excitacion yo tambien, pues mi verga estaba a millon, destilaba precum como él y me la pajeaba tambien. El tambien disfrutaba viendo como yo se la mamaba y me masturbaba a la vez. El me acariciaba la cabeza, mi cara, mis hombros y mis tetillas que se me pusieron duras y bien paraditas. Ademas me decia cosas bien morbosas de mi y del trabajo que le hacia, motivandome mas y mas a seguir complaciendolo. Cuando me comenzo a decir que yo era su putico bien rico, casi me corrí de la emoción. Su tronco era duro venoso y delicioso para lamer y chupar, ademas de enorme y grueso. Su glande era un hongo grande rosado que brotaba solo de su envoltorio rezumante rico presemen que yo lamia y mamaba como nené hambriento de leche. Las huevas me las metia en la boca y chupaba queriendo de una vez comerme su rico y espeso contenido. De vez en cuando él agarraba su instrumento y me golpeaba o acariciaba la cara, el cuello y el pecho con el. Era increible sentirlo asi conmigo, tan duro, excitado, dicendome cosas morbosas sobre mi y lo que queria hacerme, yo le confirmaba todos sus deseos y pedia que pronto me desvirgara y me hiciera suyo.

Acto seguido me levantó de golpe y me dió un beso profundo, sentí que me faltaba el aire, me puso tan excitado que sin decir nada entendí que ya era hora que él iba a darme la ración que tanto esperaba de él. Se sentó en el piso de la ducha con las piernas ligeramente dobladas y separadas, yo hice lo mismo pero mirando hacia él y nos besámos largo rato. Sus besos intensos me cautivaron una vez mas y yo se los devolvia con pasion desbordada. Cada vez mas y mas deseaba complacerlo, deseaba que me cogiera, que me hiciera suyo, que yo lo complaceria en todo que él quisiera y como él quisiera. El notó como sus besos y caricias me iban conquistando, derritiendo cualquier resistencia que hubiera tenido a dejarme hacer lo que él quisiera. Yo lo deseaba ya locamente y el sintió que habia llegado el momento de desvirgarme, pues ademas todo el tiempo me acariciaba las nalgas, el culo y me metia sus dedos que yo le ensalivaba para lubricarme y abrirme bien mi huequito para poder meterme su tranca deseosa ya de entrar.

De repente me tomó por las caderas me levantó y me dejó caer sobre ese rabo tan duro. Yo gemí divino de sentirlo queriendo cogerme. Sentí su cabeza de verga en mi ano tratando de abrirse paso, yo le supliqué que fuera con cuidado, que era virgen, que no podía meterme todo ese mastil de fierro de una vez, pero el no hacia caso de mis ruegos e insistia penetrarme como fuera, tal era lo que yo le provocaba y excitaba en ese momento. De pronto sentí que me levantó y me dejó caer sobre su verga, ya esta vez si me entró, chillé, me dolió el culo, me desvirgó, pero era tanto el frenesí que me colmaba que yo no podía parar de acomodarme y tratar de sentirlo mas y mas dentro de mi. El me decía que solo era la cabeza de su verga que me habia metido, lo decía para tranquilizarme, pero en realidad el ya me tenia bien enganchado en esa verga gruesa y grande y yo estaba disfrutando de ella como él me habia prometido. Yo subia y bajaba mi cuerpo sobre su estaca, clavandomela toda y gimiendo de placer con cada clavada, mientras él me besaba la boca y me soltaba palabras de aprobacion que yo deseaba y me hacia sentir muy bien. Ya me paso el susto, el temor, ahora solo disfrutaba que me cogiera, ya era suyo y haria todo por complacerlo.

Luego me dijo:
-Vamos a la habitación nené, que te quiero coger en la cama, yo asentí y le contesté
-Siii papito, pero antes apagame el aire acondicionado que estoy mojado y me da frío.

Nos secamos los dos el uno al otro. Mientras me arreglaba el cabello, el salió del baño, apagó el aire y al entrar yo al cuarto lo encontré acostado en la cama acariciando su verga esperandome. Yo lo vi asi tan macho que no me pude resistir, me abalancé sobre él y comencé a acariciarle esa piernas musculosas velludas locamente, comencé a chuparle sus bolas grandotas llenas de ese delicioso nectar y su verga otra vez mojadita de presemen delicioso que me trague goloso, y él depues de disfrutarme unos minutos y sin dejar que yo dijera nada mas, de repente me tiró en la cama bocarriba. El se arrodillo entre mis piernas abiertas, me las levantó, las coloco sobre sus hombros dejando mi desvirgado ano al aire y libre para que entrara una vez mas ese monstruo de verga. Le dije que no, que no podía aguantarlo otra vez, pero nuevamente me la metió, esta vez sin piedad, facilmente y de un solo empujón estaba dentro de mi. Que riiico papiiii, siiii cogeme diviiinooo de nuevo, me salio espontaneamente al sentirme poseido una vez mas por mi macho.

Sentí que me moría, que me faltaba la respiracion, pero más que dolor lo que sentía era un placer indescriptible. Ese hombre me cogia y me daba placer como yo nunca me imagine era posible. Ademas yo estaba con una erección tremenda. Me decía cosas como: Gimes divino chamo, tienes cara de estar gozando como lo putito que eres. Esto era lo que me pedías por teléfono así que aguanta tu ración de verga carajito, te voy a dar guevo hasta que te quepa todo y acabe yo, ya sabes que lo haré porque eres un mulatito para palo y tienes un culito muy respingon que me provoca que jode chamo. Siiii papppiiiii cogemeee durooo, metemeee looo toodiitooo pappiiii le conteste feliz y excitadisimo, viendo en los espejos como se movia y me lo metia y sacaba como le daba la gana, mi huequito se acomodaba a su piston de acero y lo complacia totalmente.

Estuvo casi 1 hora cojiendome en todas las posiciones, disfrutando los dos al maximo, yo hacia todo lo que el queria y le gustaba verme y sentirme, metiendomela, ensartandomela, moviendome con ella dentro de mi haciendolo disfrutarme y disfrutando yo tambien como el putito que seguia diciendome que yo era. Ya me crei ser putito, pues para no haber tenido expreriencia previa me movia como poseso y le daba todo lo que me pedía con gran gusto. Por ultimo me puso en 4 patas y me culió diciendome que nunca nadie lo había provocado tanto como yo hasta ese día, yo le dije que me correría si seguía culiandome así tan divino, y me contestó que eso queria él, que yo me corriese tambien cuando me cogia, para que yo aprendiera a disfrutar al maximo de mi macho que era él.

Cada vez aumentaba la velocidad de su cogida, jadeaba y sudaba mas diciendome lo rico y apretadito que era mi culito, yo lo veia en el espejo de la pared y no podia creer que ese era yo en cuatro patas dejandome coger por ese padrote y disfrutandolo increiblemente. Sentí su guebo mas caliente, mas grande, mas duro, mas acelerado dentro de mi tunel de amor y eso me indicó que estaba apunto de correrse, -oh si correte ahora, le dije, -quiero tu leche caliente en mi boca, -te la voy a dar todita mi amor y entonces sentí como me sacó el pene, me dejó un vacio, se quitó el preservativo, me voltió y descargó toda su leche en mi boca sedienta de él, mientras yo me masturbaba y me corrí como nunca. Cayo encima de mi me abrazó y besó enloquecido de pasion. Yo tambien lo bese y abrace, feliz de sentirlo jadeante montado sobre mi. Me agarró mis pechitos, me los apretó con sus dedos como si fuera a sacarme leche y me chupó las tetillas haciendome gemir de placer diciendome mas cosas lascivas, dandome a entender que yo era suyo ya y que me deseaba tener siempre asi, a su disposicion. No me soltó hasta que le prometí todo lo que me pidió, entonces me ordenó que le lavara su verga, botara el condon, me aseara y me vistiera, mientras él tambien se vestia.

Salimos de alli con un hambre atroz y me propuso ir a cenar con él en el malecon, por supuesto asentí y pronto estabamos entrando a un restaurant muy acogedor y desconocido para mi. Cuando mis ojos se acostumbraron a la oscuridad noté que estabamos en una mesita para dos rodeados de otras parejitas como nosotros cenando de lo mas enamorados. El mesonero, un chico muy guapo, se nos acerco y mi hombre pidio champan para celebrar. Bebimos y cenamos delicioso acariciandonos y diciendonos palabras muy romanticas. El quiso seguir la fiesta conmigo y yo feliz. Fuimos a una disco gay a bailar y pronto agarramos otra calentura pues él bailaba muy pegado a mi y yo disfrutaba de su verga dura en mi vientre o mis nalgas segun bailabamos. Era mi primera vez bailando con un hombre y me dejé llevar por él como quiso hasta que me propuso ir a su casa a pasar la noche con él y asentí feliz de volver a tener la oportunidad de dejarme coger por él.

Llegamos a su departamento, encendio la luz suave, puso musica romantica y me invito a pasar solo a su habitacion a prepararme para la noche. No sabia que esperar, pero alli estaba lo que el queria de mi, acomodado en su cama matrimonial. Rapidamente me desvestí quedandome solo en tanga y me puse la batica y sandalias transparentes con que deseaba verme. Me vi en el espejo y no podia creer lo lindo que me veia, me excitó de verme asi. Me perfumé y salí al encuentro de mi macho hecho todo un hembrito.

Estas espectacular nené, me dijo admirado, eres un mulatico muy sexi, me di la vuelta y posé para él de espaldas. ven sientate en la piernas de tu papi y le obedecí, feliz de sentarme sobre ese palo duro que me volvia loco. Me abrazó y besó tiernamente mientras yo me acomodé su verga entre mis nalgas y asi pasamos largo rato exstasiados juntos. ¿te gusta asi, ser mi nené? sii papiii me gustaaa, me siento diviiinoo, tuyooo, le conteste agitadisimo atiplando mi voz. sabes, continuó, quiero que seas mi parejita asi aqui todo el tiempo, dime que si. Siii papiii siii quiero ser tu nené siempre, le conteste y nos besamos apasionadamente.

Ven vamos a nuestra cama, a estrenarla, la compré hoy para nosotros. Ohh pappiiii que riiicooo! y levantandome con sus brazos poderosos me llevo a la cama, me puso boca arriba, yo abri mis piernas y el se recostó entre ellas y pude sentir su verga dura contra mi tanga. Me puso una almohaba debajo de las nalgas levantandome mis caderas, abrí mas mis piernas y las enrollé en su espalda y el moviendo mi tanga a un lado puso su instrumento de placer en la entrada de mi cuevita de amor. Yo agarré sus caderas y presionando hacia mi, me lo clavé. Que rico mi amor, me dijo feliz al sentir mi apretado esfinter rodeando su verga y entrando hasta el fondo de mi ser.

Fue la cogida mas espectacular de la noche, nos moviamos los dos aumentando las sensaciones de placer de cada uno hasta llegar al orgasmo delirante. Yo me estremecí de pasion y lujuria de repente y sentí mi esfinter apretar con todas mis ganas mientas comence a eyacular dentro de mi tanga y él a la vez descargaba su fenomenal dosis de leche dentro de mi, refrescando mi tunel ardiente de deseo y placer sexual. Nos besamos apasionadamente y quedamos dormidos asi juntos, él sobre mi y dentro de mi.

Varia veces en la noche se despertaba, se ponia duro otra vez y me cogia divino hasta volver a eyacular y llenarme mas y mas de su nectar de amor. Mi huequito estaba desbordado de su abundante leche y amanecí totalmente pegajoso de semen con él abrazado de mi. Cuando mi macho despertó me llevo a la ducha con él y juntos nos bañamos y aseamos, ya sintiendome su pareja. Lavé muy bien su sexo y él se ocupó de lavarme a mi dejandomelo bien limpio para volver a metermelo cuando él quisiese. Me dió ropita limpia muy sexi, tanga, minishorts y top. Me puse las sandalias y sali moviendo mi colita hacia la cocina con él abrazandome y acariciandome mis nalgas. Los dos nos fuimos a desayunar, aprendí rapidamente lo que le gustaba y se lo preparé. Metí toda nuestra ropa y la ropa de cama a la lavadora mientras él veia las noticias en la tele y me preguntaba si queria ir a la playa ese dia.

Por supuesto mi amor adonde tu quieras llevarme y asi salimos a la playa. Pero no fue una playa cualquiera, alli conocí a otros chicos como yo que serian mis nuevos amiguitos y compartiriamos las intimidades de nuestros machos que jugaban domino y tomaban cerveza mientras nosotros les preparabamos un suculento almuerzo de pescados y mariscos para mantenerlos bien activos con nosotros. Cuando les conté que solo habia sido anoche que él me habia desvirgado, todos se emocionaron y relataron como fue su primera vez. La mayoria habia sido con otro hombre y varios habian tenido varios novios antes del actual. Pero yo era el mas jovencito e inexperto y todos me contaron nuevas formas de complacer a mi hombre y como gozarlo yo mas a él, que fui poniendo poco a poco en practica para felicidad de ambos y evitar la rutina.

Todos me recomendaron seguir con las pastillas que él me habia dado y el gel para el pecho para mantenerme en forma. Tambien me recomendaron la depilacion permanente con laser y si me hacia falta, liposuccion en la cintura y vientre. En fin ese dia salí aprendido en el arte de conservarme como queria verme mi macho y convencido que eso era lo que yo deseaba. Intercambiamos numeros de cel para vernos durante la semana, hacer mercado juntos, tomar cafe, ir al gym, salir a los centros comerciales, cines de matinée y demas placeres de chicos con macho fijo y con derecho a todo.

He tratado de acortar la historia pues hemos hecho mucho mas. Actualmente llevamos una relación linda de pareja, vivo con él, lo cuido y él me mima, me culea cuando él quiere y yo le pido que me de mi ración de verga que es casi a diario.

Locura en la discoteca

Anoche salí con unos amigos a una disco gay. Tenía tiempo sin ir a
bailar y dudé un rato de salir a la pista entre tanto animal
caliente. Pero ya mis amigos bailaban, la música y el ambiente hacen
su efecto y pronto me lanzo a bailar con furia. Oh si que placer
estar allí rodeado de cuerpos sudorosos, calientes, pulsantes, chicos
divinos todos. No pasarían tres minutos cuando este teen bien guapo
se me acerca y lo siento bailar cerquísimo de mí, nuestros cuerpos se
tocan a cada momento. Es él que me busca y me soba con su cuerpazo.
Volteo a verlo y no puedo creer lo caliente que esta. Me mira muy
seductoramente, deseándome. Me siento divino, deseado por un joven
teen, mi máxima debilidad. Yo le devuelvo la mirada y le sonrío,
lamiéndome los labios involuntariamente.

Seguimos bailando como diez minutos mas, acercándonos mas y mas y
bailando mas y mas caliente. Este chamo se las trae, como se mueve,
buscándome. De repente siento una leve presión en mi cadera,
sincroniza sus movimientos con los míos, siento que se me pega con su
cadera, pone su mano en mi cintura y yo en la de él. El chico es duro
de cuerpo, pero suave de piel. Tiene un olor sumamente erótico,
salvaje. Lo miro de arriba a abajo y noto su verga erecta bien
dibujada en sus jeanes apretados al cuerpo. El se da cuenta de mi
mirada fuerte y se pone de frente a bailar pegándome su bulto a mi
cuerpo. Le sonrío seductoramente, me guiña el ojo y también se lame
los labios. Oh, me provoca comérmelos ahí no más.

Entonces siento como su mano baja de mi cintura a mis nalgas, me las
acaricia sensualmente y comienza a tocármelas por abajo
descaradamente. Que rico me lo hace. Yo me dejo sobar por esta
criatura. Una corriente de placer erótico me invade todo el cuerpo.
Mi pene se erecta también y él me lo siente. Acerca los labios, me
besa y pegamos nuestros cuerpos. Se amoldan perfectamente, puedo
sentir su verga dura contra la mía. Sus pectorales bien definidos
rozan los míos excitándome mas. me mete la lengua bien adentro de mi
boca y se la busco con la mía, las dos lenguas luchan por control del
beso. Seguimos bailando fuertemente. Me sigue acariciando el culo,
mientras su otra mano acaricia mi bulto suavemente y de repente
siento una vibración, me esta bajando el cierre del jean. Que
atrevido el chico y en plena pista. Pero el ambiente es oscuro, las
luces giran, la música me seduce y dejo que siga, pues me siento
sumamente deseado por este machito.

Me estremezco cuando siento su mano entrar a mi jean y comienza a
sobarme el bulto sobre el boxer. Echa su cabeza para atrás, nos
miramos a los ojos llenos de deseo y su mano entra al boxer por la
raja. Siento su mano suave acariciándome las piernas, el pubis, me
soba los testículos cargados de semen, tengo tiempo sin descargarlos.
Bajo mi mano de su cintura, la meto dentro de su pantalón y slip de
seda y comienzo a acariciar sus nalgas suaves musculosas. El solo me
sonríe y se deja tocar. Su mano agarra mi verga y lanzo un suave
suspiro. Te gusta verdad, me dice dulcemente, son sus primeras
palabras, yo solo asiento con la cabeza, él se me acerca y me vuelve
a besar, yo suavemente le meto la lengua en su boca. El me sigue
acariciando la verga mientras seguimos bailando cuerpo a cuerpo. Su
mano sigue allí acariciándome el pene erecto. Me encanta su arrojo,
no me importa que nos vean. Yo un hombre mayor dejándome seducir
por este jovencito lampiño.

Pasan los minutos, nuestros cuerpos sudorosos siguen bailando
acompasados y su mano sigue sobándome la verga suavemente,
es una rica masturbación que me hace y yo sigo sobándole el culo,
acariciándole su raja lampiña mojada de sudor, tocándole su huequito.
Paso a besar su cuello y de repente capturo el olor sensual de su
perfume detrás de la oreja. Me pone increíblemente cachondo, estamos
cerca de la pared de la disco y allí en un espejo nos veo bailando
eróticamente pegados acariciando nuestras intimidades, las miradas
perdidas en el espacio, disfrutando un momento increíble de deseo
que nos arropa.

Echo mi cabeza para atrás, lanzo un fuerte gemido y comienzo a
eyacular en su mano dentro de mis boxers. El me sigue jalando la
verga ordeñándome la leche suavemente y me mira a los ojos con una
cara de total felicidad. Volvemos a besar apasionadamente y entonces
retira sus labios, se los relame y saca su mano de mi jean. Puedo ver
mi leche cremosa cubriendo sus dedos, seguimos bailando sensualmente.
El me sonríe y comienza a lamerse los dedos uno por uno, los hilos de
esperma tendidos entre sus dedos y recogiéndolos con su lengua. No
puedo creer lo que estoy viendo ante mi en plena pista.

De repente me toma con su otra mano y me lleva a los divanes en el
salón contiguo. Se sienta y me jala sobre el y comenzamos un morreo
increíble, seductor. Los besos, caricias, lamidas se suceden sin
parar. estoy super excitado de nuevo. En eso me da un empujón, se
mete la mano en el bolsillo, saca un bolígrafo agarra mi mano y
comienza a escribir. Me mira, se sonríe, me lanza un beso con sus
labios sensuales, se levanta y sale del local.

Después de ver su silueta juvenil desaparecer en la oscuridad,
escudriño mi mano en la tenue luz y allí descubro su nombre, Tomy, y
debajo su teléfono. En ese momento me pudiera haber desmayado de la
energía generada y felicidad vividas tan intensamente con este chamo.
Fue la mejor noche en mucho tiempo que espero sea el comienzo de la
aventura de mi vida.

Te ayudo con la Tesis y me pagas en especies

Mi Nombre es Fernando, tengo 25 años y les contaré mi historia con mi Amigo Albert de 27 años…

Yo me gradué de Informático y durante la carrera conocí un chico (Albert) por el cual me volví loco! El no era espectacularmente bello pero si era bonito y su personalidad me encantaba! Podría decir que me llevaba bien con el porq yo hacia todo lo posible por agradarle ya que me gustaba mucho!

Luego de yo haber hecho y presentado mi tesis de grado, Albert me pide ayuda con su trabajo de grado, yo le dije que esta bien, que lo podía ayudar pero siempre y cuando el se quedara en mi casa y entre los 2 hiciermos el trabajo. El accedió pero me comentó que tenía que decirle a su esposa que no iba a ir esa noche a su casa! Ya que vive con su esposa y su hijo. La esposa no tuvo mas remedio que aceptar ya que era de suma importancia que el terminara el trabajo de grado.

Llegamos a mi habitacion que es donde tengo la PC y le digo a Albert que si quería le prestaba un Short para que se sintiera mas cómodo! El accedió y se puso el short que le presté! Tiene unas piernas muy bonitas ya que habia sido instructor de Gym de clases de TRX… Luego de ambos ya estar cómodos el no estaba tan interesado en hacer la tesis sino en ver TV. Resulta que el se pone a pasar los canales y descubre que en mi paquete de directv se encuentra el canal Venus.

Luego de un rato de ver la escena sexual que estaban dando a el se le comienza a parar y empieza a tocarse y yo al verlo comence a ponerme duro tambien… (Hasta este momento el no sabe q soy gay, soy muy serio) El me dijo que si yo tenia algun problema en que si el se masturbaba y yo le dije que no! Y el se saco su guevo y comenzo a masturbarse, a decir verdad su pene no era grande! Era entre 14 o 15 cm delgada! Pero con el morbo que me daba eso no me importaba.

Luego de unos 5 min de estar masturbandose yo decido unirme y saco mi guevo y comienzo a masturbarme, el al ver mi guevo que mi de 18cm y algo grueso se sorprende y me dice que lo tengo grande pero nada nos detuvo y cada uno se masturbo y acabo, nos limpiamos y comenzamos con la tesis! Al dia siguiente el se fue a su casa y el lunes entrego lo que hicimos de la tesis!

Me llamó al poco rato de que lo corrigieran y me dijo que todo quedó perfecto que como podría pagarme a lo que yo respondí: Llegate a mi casa y me das 300bs y me dijo que esta bien que no habia problema, que igual queria ir a mi casa porque queria ver porno de nuevo.

Llega a mi casa al cabo de 1 hr a lo que yo le volvi a ofrecer un short para estar mas comodo y accedio, se coloco el short y comenzo a ver porno en el canal venus… Me vuelve a preguntar si podia pajearse a lo cual le dije q si, pero esta vez comenzamos a pajearnos al mismo tiempo, luego de haber pasado unos 3 min no me aguante y me le sente cerca y tome su guevo con mi mano derecha, a lo que dice: Que haces? Y yo le respondo, yo te la hago y tu me la haces si va? Asi es mejor… Y el responde: Nunca he agarrado otro guevo que no sea el mio y le dije que se relajara que no se iba a morir por eso…

Comenzo agarrandolo con pena pero al rato me empezo a pajear con tranquilidad, al rato de estar masturbandonos el se acuesta y yo sigo pajeandolo y aprovechando esa oportunidad comencé a mamarselo a lo que no respondió negativamente por lo cual seguí, comencé a notar que le gustaba y se lo hacia con mas ganas, cuando de repente me agarra por los hombros y hace que me acueste, el se arrodilla cerca de mi cara y me pone a mamar en esa posicion. Mientras estaba asi me agarra el guevo y comienza a pajearme, luego de un rato haciendo eso, el se agacha y sin darme cuenta de repente estabamos haciendo un 69 y yo estaba demasiado excitado.

Luego de unos 10 min haciendo el 69 el me pregunta que si tengo condones, le digo que si, a lo que me pregunta, quieres que te coja? Y le dije que si, busque el condon, se lo di y se lo puso. Pone mis piernas en sus hombros y comenzo a metermelo rapidamente por la excitacion que ambos teniamos, me dolió un poco porque siempre en mis relaciones he sido activo, pero el morbo que le tenia me hizo dejarmelo hacer por el, me dolio durante los primeros 10 segs luego comence a disfrutarlo como nunca pense que iba a disfrutar algo asi. Los 2 sudabamos y gemiamos de placer, en eso noto que su cara estaba tan cerca de mi que aproveche de darle unos besos, no se nego a darmelos… Luego de unos 15 min dandome, me dice: ya me vengo y mi nivel de excitacion era tan grande que el acabo y yo me masturbe por 10 segs y acabe tambien…

Ambos quedamos muy sudados y mi cama quedo con mucho olor a sexo, en eso me dice que no lo vaya a decir a nadie de lo ocurrido a lo que yo le respondi, no hay problema! El secreto esta a salvo. Y adicional a eso me dice que le gusto mucho y le gustaria repetir y yo le dije: cuando tu quieras yo quiero…

Luego de haber terminado me dice, toma los 300bs que me pediste por lo de la tesis, a lo que yo respondi, tranquilo guardalos, que ya con esto me pagaste! Se vistió y antes de irse le pedí que me diera un beso, me lo dio y se fue…

Me cogio el futbolista con fuerza

Me llamo franco y tengo 20 años. Mi relato es verídico y sucedió hace dos años cuando tenía 18. Vivo con mis padres y a pesar de tener 18 años, luego de su último viaje, decidieron jamás volver a dejarme solo. Había ofrecido una gran fiesta donde algunas cosas se salieron de control, pero nada grave. Por ese motivo es que esta vez me dejaron con un matrimonio amigo de ellos que tienen dos hijos. Yo no estaba muy de acuerdo pero no tenía opción.
Mis padres me dejaron en la casa de ellos y se fueron, estarían fuera unos 5 días.
Yo ya conocía a la familia, no mucho, porque nos veíamos en algún cumpleaños o festejos. Tenían una hija, Camila, de 15 años y un hijo, Leandro, de 19 años, aunque parecía un poco más grande de lo que aparentaba, tal vez unos 21 años, pues era más alto que yo, cuerpo atlético (jugaba al fútbol), manos y pies grandes, morocho, de ojos verdes. Los dos eran buena onda, pero Leandro, parecía no notar mi presencia.
La madre me dijo que dejara mis cosas en el cuarto de Leandro que ahí me iba a quedar. Mire a Leandro y este no expresó ningún tipo de gesto.
Llegada la noche, los dos nos alistamos y él se acostó en su cama y yo en un colchón que su madre había preparado para mí. Empezó a charlar conmigo y como a las dos horas, Después de conocernos un poco mejor y reírnos, nos quedamos dormidos.
Al otro día me levante como a las 9 am, no puedo dormir mucho cuando no duermo en mi casa, así que baje a desayunar y estaba la amiga de mi madre desayunando con el esposo y me invitaron a sentarme. Entre bocados, ella me contó que esa noche que era viernes, tenían una fiesta de casamiento e iban a asistir y me preguntaron si no me molestaba quedarme solo. Les dije que no tenía ningún problema y que vería alguna película, que no se preocuparan por mí. La madre me sonrió y me dijo que Camila iría con ellos y que Leandro volvería de la práctica alrededor de las 21 hs. seguramente directo a bañarse como hacia siempre. Le sonreí y termine mi desayuno. Ellos se fueron a trabajar y yo subí a bañarme y luego salí a dar unas vueltas. Volví a eso de las 17 y no había nadie en la casa, me tumbe en mi colchón y me quede un rato hasta que sentí que llegaron los dueños de casa. Baje y salude y me quede un rato con ellos y luego llego Camila y se empezaron a alistar para la fiesta. A eso de las 20 los tres subieron al auto y se fueron y yo me quede solo en la casa, fui al cuarto de Leandro y me instale en su computadora, para entretenerme un rato. No me di cuenta que había pasado el tiempo cuando Leandro entro en la habitación. Estaba vestido con su equipo de futbol transpirado y el pelo húmedo. Me levante de la silla y quede frente a él y le dije que me disculpara por usar su computadora pero todos se habían ido y estaba un poco aburrido. Me miro fijo y me dijo que no había problema y luego me pregunto: “Así que ya se fueron todos?” Y me quede en silencio mirándolo. Se empezó a acercar lentamente hacia mí y me empujo un poco fuerte y caí en su cama, boca arriba y con los brazos tendidos, intente incorporarme pero el ya había saltado a la cama quedando encima mío, agarro mis manos con las suyas y empezó a besarme el cuello fuertemente. Sentí como refregaba su cuerpo contra el mío mientras me besaba y podía sentir su verga que ya estaba dura refregándomela. Soltó mis manos para masajearme las nalgas y se sentía muy bien, podía sentir el olor de su transpiración que no era muy fuerte y eso me excitaba mas, como nunca antes había estado. Puse mis manos bajo su camiseta de futbol y acaricie su fuerte y escultural pecho. Me senté en la cama y el quedo de rodillas sobre la cama frente a mí, quedando su verga a la altura de mi cara. Tomo mi cabeza con sus dos grandes manos y la llevo hacia su short y me dijo que oliera profundo, lo hice y sentí todo el aroma de su verga entrando en mí y no pude evitar soltar un gemido. Se bajó un poquito el short, dejando salir apenas un poco de su bello púbico y me pidió que repitiera la secuencia. Era un aroma exquisito y notaba como su verga se ponía más dura. No había notado que tenía un gran bulto, muy grande. Se bajó el short sacando su pija hacia afuera y ahí la pude ver entera, era enorme y estaba muy dura. Tenía el color, el olor y el tamaño ideal. La tomo con su mano apretándola y con la otra mano tomo mi cabeza desde la parte de atrás y la llevo hasta ella metiéndola toda en mi boca. Apenas podía con ella, pero instintivamente mi lengua empezó a recorrer todo su tronco y enseguida escuche un suspiro de satisfacción de parte de él. Con sus dos manos en mi cabeza la llevaba de adelante a atrás rápidamente y sus gemidos iban aumentando, siguió así hasta que con todas sus fuertes llevo mi cabeza contra el al máximo. Mi nariz estaba en su vello púbico y el mentón en sus huevos y su verga llegaba hasta mi garganta. Me mantuvo ahí unos 10 segundos y me soltó junto a un gemido extremo. Me beso en la boca y me dijo que me diera vuelta, yo obedecí. Puso sus manos en mi culo y lo acaricio fuertemente. Bajo mi pantalón y mi bóxer suavemente y me lo quito. Luego siguió tocando y manoseando mis nalgas en forma circular y coloco una mano en cada nalga bien fuerte y las abrió lo más que pudo. Lo siguiente que recuerdo fue una sensación muy excitante en mi ano, era húmedo y blandito, luego me di cuenta que estaba pasando su lengua por alrededor de mi ano, eso me excitaba cada vez más y después sentí su lengua entrar en mi ano, y comenzó a hacerlo fuerte, parecía como si me estuviera cogiendo con su lengua. Ya no podía estar más excitado así que deje salir cada gemido que me provocaba. Después de unos momentos se detuvo y me pidió que se lo hiciera yo a él. Accedí sin problemas y él se intercambió conmigo de lugar, y quedo boca abajo. Puse mi cara sobre su short y lo olí, luego despacito comenzó a bajarle y su bóxer negro. Tenía el culo más perfecto de todos, el tamaño era hermoso, redondito, lampiño y muy durito. Puse mi cara entre sus nalgas y comenzó a lamerlo como si fuera un helado. Sentí su sabor en mi boca al mismo tiempo que sus gemidos. A medida que iba lamiendo acariciaba sus nalgas con las manos, ese culo era hermoso. Luego de un rato me pidió que me detuviera y que volviera a chupar su verga, así que la tome con mis dos manos y me la metí en la boca. Parecía que estaba a punto de explotar de lo excitado que estaba. Me puso en cuatro en la cama y volvió con su lengua a mi ano. Lo lamia fuertemente recorriéndolo en círculos y mezclaba penetrarlo con su lengua, me existe tanto que se me dilato bastante. Me dijo: “estas abierto, voy a entrar” y yo le dije: ” si, cógeme”. Tomo su verga con la mano y la golpeó contra mi culo, de a poco la empezó a meter suavemente y yo sentía un placer extremo. A medida que su verga dura iba penetrando mi ano empezó a aumentar la velocidad y cada vez más. Mis gemidos aumentaban también, tanto que pasaron de ser gemidos a ser gritos. El me decía que lo excitaba mucho que gritara así. No pude sostenerme más y quede acostado boca abajo en la cama con el adentro mío. Me rodeo el pecho y el cuello con sus brazos y apoyo el pecho en mi espalda y hacía fuerza para mantenerme abajo y su verga entraba y salía de culo. Me metió la verga hasta el fondo con toda su fuerza y los dos gemimos de placer al mismo tiempo. Le empecé a decir que me cogiera repetidas veces y más se apuraba. Volvió a metérmela toda hasta el fondo y no pude evitar venirme, y ensuciar su cama, y mientras me venía gemía y gritaba como nunca antes en mi vida. El siguió cogiéndome y al ver que me acabe se ecxitó tanto que me grito: “voy a acabarme adentro tuyo, voy a dejarte toda la leche ahí” y me tomo con fuerza de los pelos y me levanto hacia él y con el brazo opuesto rodeo mi cuello y me repetía en el oído: “voy a dejarte toda mi leche adentro, bien calentita” y lo hizo, largo toda su leche adentro de mi culo y sentí como un abundante liquido calentito entraba en mí y como sus gritos aumentaban. Luego de que el acabo nos desplomamos desnudos en su cama y me abrazo y dijo “me encanto, eres genial en esto” pero yo sé que fue el quien estuvo genial. No voy a olvidar jamás esa noche. Fue la mejor y más excitante de mi vida.

Amor en la sierra

Mi familia toda su vida ha vivido en la Sierra de Sinaloa, México, en los buenos tiempos criábamos ganado y sembrábamos de temporal, pero llegó el momento que la vida se puso dura para todos, aun para los de la ciudad, así que nos tuvimos que convertir en Narco Agricultores, es decir sembramos la Marihuana y Amapola, para poder subsistir, desde pequeños nuestro padre nos llevaba a lo alto de la Sierra, en lugares inaccesibles, para la Policía y los soldados, de al forma que para llegar teníamos que viajar a lomo de mula o caballo 7 horas, hasta donde estaba el sembradío, y de ahí no nos bajamos hasta que la hierba ya estaba lista para cortarse, y esto llevaba de 3 a 5 meses, los cuales vivíamos aislados, sin ver más caras que la de los coyotes y animales de la región. Pero llegó la desgracia a nuestras vidas, un día cayeron los Soldados al sembradío y mi padre murió en el enfrentamiento dejándonos en la orfandad. Siendo nosotros 6 hermanos, mi hermano un año mayor y yo tuvimos que hacernos cargo de los compromisos de siembra para los narcos, pues de otra manera la pasaríamos mal. Mi hermano siempre fue más temerario que yo, de hecho yo detestaba esa forma de vida, pero había que hacerle frente, así que ya que tuvimos todos los implementos listos (armas, semilla, un yunque y provisiones) nos despedimos de la familia, para no verla en varios meses, llegamos al lugar, donde sólo había una pequeña cabaña con solo 3 paredes, sin puerta y ventanas grandes para sofocar los tremendos calores que hacen en mi tierra, así que ahí permanecimos, los primeros 2 meses nos dedicamos a la ardua labor de preparar la tierra, sembrarla y cuidar las matas y el sembradío de día y de noche, todo transcurría normal, mi hermano y yo nos llevábamos muy bien, un día en la noche tratando de matar el tiempo empezamos a hablar de mujeres y de la falta que nos hacia un buen acto sexual, empezamos a hablar de senos, panochas y de lo buenas que están las mujeres en los pueblos serranos, y sin querer empezamos a excitarnos, así que mi hermano me propuso que nos masturbáramos, a lo que acepté, empezamos cada quien con los ojos cerrados a masturbarnos, hasta que eyaculamos, así lo empezamos a hacer cada noche antes de dormirnos, hasta que un día mi hermano me propuso que yo lo masturbara a él y él a mí, que para sentir otra mano diferente-según me dijo- así que acepté- quién primero me dijo Miguel (así se llama mi hermano)- tú primero me dijo- con ciertas reservas y algo cohibido le dije – bueno hay que desnudarnos- nos desnudamos, y al quitarse el calzón pude notar que la tranca de mi hermano se encontraba erecta y palpitante, a lo que me sorprendió, pero no dije nada, era evidente que le excitaba la idea, se tendió en el catre, y con su mástil al aire se dispuso a que lo masturbara, algo sacado de onda tomé su verga, que al sentir mi mano se puso más tensa, lo cual le resaltaba las venas de su tolete, empecé con mi mano a masturbarlo, apenas había empezado cuando tuvo una eyaculación muy abundante, vaya- le dije- estabas urgido- no me contestó, se concretó a acostarme en el catre y a hacer que se me levantara, pues yo no tenía erección, con su mano tomó mi verga y suavemente empezó un rítmico movimiento, hasta que me hizo venir, todo esto en silencio, terminé, me limpié y apagamos el quinqué sin comentar nada, en mi mente fluían mil cosas, pero me había excitado el haberlo hecho, al siguiente día no comentamos nada, en la noche mi hermano me dijo: – Qué te pareció lo de anoche- bien le dije- esquivando la mirada- y a ti- más o menos me contestó, como que una mano no es suficiente, pero ni modo, ¿lo hacemos nuevamente?- me lo dijo con una mirada tan intensa y penetrante que no pude negarme- Pero esta vez yo empiezo y lo vamos hacer de manera diferente- Me quedé con un signo de interrogación en el rostro- Tú déjame ser, no te preocupes me dijo, y se puso frente a mí, sin dejar de mirarme empezó a desabrocharme la camisa y por cada botón acariciaba mi pecho, yo empecé a sentir un calorcito desde mi vientre hasta las bolsas de mis testículos, y mi verga empezó a reaccionar, hasta formar un bulto visible, él lo miró y sólo sonrió, de repente se acercó a mi pecho desnudo y empezó a besarlo, dejando en el abismo de la excitación, no hice nada por detenerlo, con sus manos empezó a desabrochar mi cinto y mi pantalón, mi verga cabeceaba dentro de mi jeans, quitó los botones y lo bajó hasta las rodillas, me sentó y lo quitó, luego empezó a besar la parte interna de mis muslos, gemí de placer, quitó los calzones y mi verga quedó al aire, parecía tener vida propia pues no dejaba de saltar, él la tomó de la base, y con la otra mano acarició mis testículos, me mordí los labios de placer, de repente sentí lo increíble, algo caliente en la punta de mi pene, era su boca que empezaba darle pequeñas chupaditas a la cabeza y luego empezó a recorrerla, con su lengua, hasta que la introdujo totalmente en mi verga, dándome una mamada riquísima, con sus manos empezó a recorrer todo mi cuerpo, mi calentura estaba al limite, de repente y sin que lo esperara, pasó sus dedos por mi ano, pegué un grito de placer y sorpresa, él siguió con su trabajo, su dedo empezó a explorar mi ano, de repente sentí una sustancia aceitosa en mi ano, mi hermano tenía una botella de aceite de oliva y estaba lubricando mi culo, entendí lo que quería hacer y dudé un momento pero al final el placer me venció, siguió mamando mi verga y con su dedo empezó a metérmelo en el culo, la sensación era lo máximo, sincronizadamente me lo mamaba y me bombeaba el culo, no pude resistir mucho y me vine, él se comió todo mi semen ante mis admirados ojos. Hecho esto se incorporo y me dijo:- necesito darme un baño ¿y tú? También-respondi- nos fuimos a bañar al río, nos desnudamos y empezamos a bañarnos, se acercó a mí por detrás y pude sentir su verga palpitante y gruesa en medio de mis nalgas, y a pesar de ser nueva la sensación de un pene entre mis nalgas era excitante, pasó su mano por enfrente y acarició mi verga, la cual respondió nuevamente, esta vez empezó a besar mi nuca, haciéndome estremecer, me tomó de la mano y me llevó hasta donde estaban nuestras ropas, nos tendimos en el suelo y casi al mismo tiempo nos lanzamos a nuestras bocas, besándonos lujuriosamente, era hora de pagar el placer proporcionado, y me tendí sobre su verga, la cual pude sentir en todo su esplendor en mi boca, de repente me puso en posición del 69 y también empezó a mamarme la verga, intercalando entre el pene los testículos y mi ojo del culo, con voz ronca me dijo: – Quiero que seas mi mujer- esa frase me hizo estremecer, asentí con la cabeza- él entonces me puso en cuatro patas y empezó por detrás a acariciarme mis nalgas, a lamer mi culo, con su lengua me la empujaba a manera de pequeño pene, logrando que mi esfínter se dilatara en gran manera, de tal manera que lo sentía muy hinchado, de repente puso en mi entrada su grande y gorda verga, con un primer impulso sentí como separaba los pliegues de mi ano, empezó a empujar batallando unos momentos hasta que mi puerta se abrió a aquel visitante cilíndrico, del siguiente empujón metió la cabeza y una parte más, sentí un ardor que me recorría y me saqué, él inmediatamente me tomó por las nalgas fuertemente y arremetió nuevamente, de una sola estocada me la metió a la mitad, grité de dolor, se quedó inmóvil unos segundos, dejando que mi culo se acostumbrara a su dimensión y luego sentí sus huevos chocar con mis nalgas, y empezó a bombearme, el dolor empezó a desaparecer, y a transformarse en un calor que me llenaba, sus movimientos eran suaves, podía sentir la dimensión de aquella rica verga cómo me penetraba, Miguel seguía bombeando, -¡ah! ¡ qué rico aprietas, mejor que cualquier mujer del mundo!- esta frase dicha cuando lo tenía dentro, me excitó sobremanera, y tuve una erección grande, así que pasé mi mano a mi verga y empecé a masturbarme mientras Miguel me bombeaba, creo que mi excitación era mayúscula, pues sentía como mi culo trataba de sacar la verga de Miguel, él aceleró el ritmo, y eso fue suficiente para que yo me viniera en grandes chorros, segundos después sentí el esperma de mi hermano inundarme las entrañas, de tal forma, que cuando Miguel sacó su verga, sentí como salió de mi culo y se escurrí entre mis piernas, no me importaba nada más, se acercó a mí y me dijo, ésta es nuestra noche de bodas, yo me reí y le dije- creo que sí, disfrutémosla, creo que estoy loco pero me encantó lo que me hiciste. Nos metimos al bañar nuevamente, sin dejar en todo momento de acariciarnos, como unos recién casados de verdad, nos acostamos y apagamos la luz de la cabañita, Miguel se durmió rápido, yo me quedé a pensar sobre esta nueva situación, y el por qué de mi comportamiento homosexual, sólo pude darme cuenta que es una tendencia que traía desde la infancia, la cual había mi mente tratado de ocultar, y en la soledad de esos parajes había salido para no esconderse más, y lo más importante que tenía quien me hiciera feliz. Así estuve hasta casi el amanecer recordando lo vivido, volteé ver a Miguel y dormía desnudo, la luz de la luna se reflejaba en su cuerpo musculoso, mis ojos se posaron en esa verga tan dulce y grande que me había desvirgado unas horas atrás, la cogí con sumo cariño y la empecé a mamar, despacio, metiéndomela en la boca, a lo que empezó a reaccionar, a tomar turgencia, hasta llegar a su dimensión en la cual ya no cabe en mi boca, Miguel ya despierto se sonrió dulcemente, agarré la botella del improvisado lubricante, y en la penumbra empecé con una mano a lubricarme el culo, sin descuidar a mi amante y su erección, sin más me monté arriba de él mientras nos besábamos con mi mano acomodé su rica verga en mi culo, y poco a poco fui sentándome en ella, ya el dolor era soportable, y recargado en su pecho, con mi culo ensartado y al aire solo me concreté a mover mi cintura, sintiendo cómo era atravesado, con movimiento circulares y hacia enfrente y hacia atrás yo sólito me clavaba, administrando mi placer, tuve un orgasmo sin haber eyaculado, aumenté la rapidez de mis movimientos, mi amante se retorcía de placer emitiendo pequeños gruñidos, sentí su leche derramarse bien profundo, lo abracé y nos volvimos a quedar dormidos.

Hoy deseamos que se llegue el tiempo de siembra, para poder estar solos allá arriba en la sierra, me siento mal con mi madre, pero ella no lo sabe ni lo sospecha, ojalá nunca lo sepa pues sería un golpe muy duro, pero no me arrepiento, Miguel me hizo encontrarme conmigo mismo.

FIN

Comentarios escribirme.

NOTA: Esta es una Historia ficticia, pero si eres de Sinaloa, escríbeme y podríamos hacer una historia juntos.