Hoy fue una mañana espectacular

Saludos me llamo Sabrina y quiero compartir con ustedes este relato real que viví con un gran amigo un día viernes de octubre en la mañana en donde pasé de lo lindo y trato en este relato de expresar en mejor forma como me sentí:

Hoy fue un día espectacular porque me encontré con Alex, el había llegado primero que yo, luego nos encontramos en el lugar indicado y nos fuimos directo pero en el camino hablábamos de que se va a ir a Cuenca a visitar a un primo que estaba súper mal de salud, y yo le dije que está bien que vaya porque es en las malas que se ve en realidad a los amigos, además yo le conté también lo de mi sobrina y eso eran lo que íbamos comentando a la ida al Green House vía a Pascuales, apenas entramos lo primero que vimos fue la suite y en ese instante entramos, a la entrada de la habitación lo primero que mis ojos vieron la piscina que linda una agua preciosa y el dijo vamos a la piscina bueno le dije, pero pidió dos cervezas y le dije esperemos que llegue la cerveza para entrarnos a la piscina, pero mientras tanto yo me puse a desvestirme y solo me quede en interiores, luego se comenzó a desvestir él y se quedo en calzoncillos. Luego me acosté en la cama y el comenzó a besarme profundamente con lengua y sin lengua a ratos, abrazándome fuerte , todo comenzó poco a poco para luego abrir el broche del sostén para continuar a mamarme las tetas, yo lo abrazaba y lo apretaba mucho su cuerpo, que rico nos comenzamos a excitar súper rico después de que tenia algunos minutos mamando las tetas yo me le puse encima para que me continuara mamando las tetas me estaba haciendo excitar tanto que después me puse a mamarle todita la verga me entro toda en la boca porque es pequeña, y después le acariciaba los huevos, hasta que se le puso bien paradita. después de unos instantes golpearon y eran las cervezas que llevaban.

Nos levantamos y caminamos hacia la piscina, que rica el agua súper deliciosa estaba riquísima calientita lo primero que hicimos en la piscina era estar tomando y besándonos de pie, nos agarrábamos fuerte porque la piscina estaba resbalosa y a donde íbamos, íbamos cogidos de la mano, luego nos sentamos más tarde seguimos tomando sorbos de cerveza y brindamos por nosotros me felicito por mi cumple, mas tarde me dijo siéntate encima mío. me senté encima de él dándole la espalda y no me metió la verga solo serruchito, pero eso si empezamos a besándonos apasionadamente mucho y agarrándonos hasta de los pelos, los dos, mas tarde, recorrimos todita la piscina solo culiando de pie primero frente con frente y después fue de espalda con frente otra posición muy diferente, pero agradable y después, media acostada en un filo de la piscina pero me tenía que agarrar de los filos porque estaba media incomoda y me podía caer, ya que era un filo y en ese filo era que estaba con las piernas abiertas y el parado mamándome la panocha yo me sentía bien , porque me estaba mamando rico y yo decía sigue amor sigue que esta riquísimo, pero por otro lado me agarraba duro del filo por miedo a caerme, su expresión era de ricura y placer sin límites. Cuando mamaba como que saboreaba y decía esto esta rico. , después nos fuimos en un escalón del lado sur, esos escalones eran más anchos y ahí estuvimos un rato tomando y conversando, me conto que vivía en Samanes 6 y yo le dije que vive cerca de mi casa que si nos encontramos en alguna ocasión que tranquilo que nos saludemos como dos amigo y que no pasa nada. Me dijo que bueno, después continuando, me llevo otra vez al otro extremo de la piscina para comenzar a mamarme la panocha otra vez, yo me di cuenta que eso le gustaba mucho, como si panocha fuera un bombón, me mamo tanto, tanto la panocha y yo le decía sigue amor sigue sigue que esta riquísimo, sigue que ya acabo, wauauau, hasta que me hizo acabar eso fue lo mejor de todo me sentí en el cielo que contenta, que felicidad, y después yo me reía solita. Y la expresión de él era también de felicidad porque estaba haciendo un buen trabajo y el con sus manos abría la panocha y la lengua era que trabaja muy bien eh.

Después que acabe, yo le dije déjame bajar, porque estaba sentada en una esquina de la piscina con las piernas abiertas y hacía arriba y ya me dolían, después nos sentamos en un escalón de la piscina, y seguimos tomando cerveza que rica que estaba bien heladita, luego me meto en la piscina y dentro del agua le comienzo a mamar la verga, eso le gusto mucho porque se le puso paradita, aunque esa agua sabia a cloro, no importaba más rica estaba la verga, cuando uno está arrecha todo lo siente rico.

Después que terminamos de estar en ese lado me llevo al otro extremo y me hizo poner de espalda, donde me metió los dedos en el culito, para después meterme la puntita de la verga, y yo le dije ahí no más, no vez que me duele.

Bueno seguimos tomando cerveza y culiando, que maravilloso olvidarse de todo, tanto él como yo estábamos en otro mundo sin acordarnos de nada ni de nadie, fue un disfrute total, ya después que nos cansamos de estar en la piscina como iba a pedir cerveza yo me fui a bañar y cuando salí me fui a la cama y el después que pidió las cerveza también se fue a bañar, para seguir culiando en la cama me culiaba pero despacio, no muy duro y si me metió todita la verga un rato , yo estaba debajo y el encima, pero previamente yo le había dicho que no me meta el protector, uno de caucho que tenía porque ese la otra vez me había inflamado como cuatro días, y que si quiere se ponga condón.

No quiso ponerse condón me siguió besando con lengua y abrasando harto harto harto hasta ponernos nuevamente arrechos y el estaba totalmente sudadito y me metió la verga todita yo estaba debajo y el encima, después de unos cinco minutos me la saco y se puso el protector pero ya no me lo metió solo lo tuvo entre medio de la piernas hasta que sentí que acabo, con tanto trajeteo y agarradera, yo me sentía totalmente cansada, y cuando terminamos ya nos queríamos ni levantar, lo único raro es que a el no le sale mucha leche y se demora para mojársele la verga pero su verga buena aunque luchaba por sacarle la leche hasta cuando le pregunto la hora y me dice las 11h y algo mas, le digo mejor vámonos ya es tarde y que tienes que hacer me dijo, y yo le respondí abrir mi negocio, la chica no iba hoy, entonces me dijo vístete, me fui a bañar y me vestí luego fue el a bañarse y se vistió y luego pidió la cuenta.

Y nos dimos un buen beso ahí a dentro porque después cuando saliéramos no podemos despedirnos afuera, nos fuimos y me dejo donde le dije y le manifesté que la próxima quiero que me recoja ahí. Nos dijimos chao, chao. En el regreso a casa le dije donde me dejara y que ahí me recoja siempre además, hablábamos del mail que va a sacar para poder comunicarnos más reservadamente le dije que bueno, el dijo yo te aviso. Para poder seguir chateando.

Eso es todo, espero esto te guste, porque cada que me pongo a recordar esto me arrecho, y me pongo loca eh. Y lo peor es que no está mi amigo para que me saques la calentura eh.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *