La alumna de mi mama

Hola a todos, este es mi segundo relato que les escribo a ustedes, solo les menciono que los que escribo son relatos ficticios, pero sin embargo son recuerdos de cosas reales. Empecemos.

Mi mama es maestra de secundaria, pero a veces da clases particulares entonces vienen a lo mucho dos chicos o chicas a la casa y les da clase, yo me voy a mi cuarto y hago mis deberes, total que una semana completa mi mama le dio clase a una muchacha de mi colé, un año menor, era un poco fea y no muy atractiva,alta, muy delgada casi nada de senos, una cara un poco extraña pero unas nalgas muy excitantes y algo tenia que todos los hombres del cole les encantaba, nadie sabia que, pero la seguíamos, total que al tercer día de ir mi mama tuvo que salir toda su hora, que eran en realidad unas 3 horas al día lo que le daba de clases, así que nos quedamos solos.

Empezó muy aburrido ya que no tenia nada que hacer, así que aunque estaba leyendo un libro en la mesa en la que trabajaban, no pasaba nada, ella hacia sus cosas, pero cuando mi mama salió, alzo la vista y me empezó a observar, me empece a sentir algo incomodo pero me exitaba la idea de darle por su culito, a los minutos me empezó a hacer platica, y me comento que le gustaba, yo me puse rojo, y se acerco a mi y me empezó a besar, lentamente primero torpemente, después me agarro confianza y su lengua jugaba dentro de mi boca, a mi se me paraba lentamente el miembro miente ella hacia esta acción, lentamente metió la mano a mi pantalón, y empezó a masturbarme, yo la aleje y la agarre de la mano, la lleve a mi cuarto, cerré las persianas y me acosté sobre de ella en la cama, empezamos a besarnos y sus manos solo me acariciaban la espalda, mi miembro rozaba su ingle.

Después de un rato de besarla le agarre sus manos y las lleve a mis gluteos, suavemente los empezó a sobar, la empece a besar detrás de la oreja y el cuello, ella se reía y sentía como su estomago de contraía dulcemente con los mini-orgasmos que había empezado a tener, lleve mis manos a su espalda y desabroche su sostén después de un pequeño batallar(haciendo un paréntesis, chicas, cuando quieran sexo, no lleven sostén, quita tiempo, je) lo abrí me quite la playera y se empezó a reír un poco, ya que aunque me veo delgado, tengo une pequeña panza por el tiempo que tengo que pasar sentado, le dije era mi tiempo de verla así que se levanto su blusa y se quito de una ves el sostén, tenia unos senos pequeños, pero prominentes, suculentos, se veían curiosos sus pezones ya que ella es muy blanca y los pezones eran cafe oscuro, contrastaban mucho, me volví a aventar a sus labios mientras sobaba sus senos, se movía un poco por la excitación, lentamente me deslice por su cuello dandole unos besos, cuando llegue a uno de sus pezones lo empece a chupar con todas mis ganas, empezaba a gemir un poco, y su estomago se contraria mas rápido, cuando me iba a decir algo, le mordí un poco el pezón, dio un grito de dolor, pero llevo sus manos, una a mi cabeza y la clavo contra su seno y la otra la metió a su pantalón y empezó a tocarse, gemía ahora de dolor y a la vez de placer, cada vez en cuando cambiaba de seno.

Cuando me canse, empece a besarla cada vez mas abajo, desprendi el botón de su pantalón y se lo quite lentamente, tenia ahora solo su pequeño calzón, era de color blanco, aunque se veía un poco oscuro por su sudor púbico, le retire la mano y la puse de rodillas en el suelo, le dije que no viera , así lo hizo, me quite el pantalón y el calzón, le abrí la boca y le metí en la boca mi pene, apenas lo sintió, se intento hacer para atrás, pero ya estaba precavido para eso, así que le agarre su cabeza y la obligue a chuparmela, después de un rato aflojo y empezó a hacerlo ella sola, me besaba dulcemente los huevos así que me excitaba todavía mas de lo que ya estaba, y se metía todo el pene en la boca después de un rato de “besos”, cuando me canse la separe y la acosté le quite su calzoncito y me dijo – soy virgen- yo también le respondí, no era una mentira, pero agradecí las horas viendo vídeos porno, me habían enseñado un poco, empece a lamer su vagina, su clítoris estaba muy crecido, así que aproveche para exitarla mas rápido, gemía mucho, y sus cuerpo temblaba, lleve mi dedo pulgar al borde de su ano, y empezó a gemir realmente, no paraba de intentar decir palabras, después de un largo rato, cuando mi lengua empezaba a contracturarse por el movimiento, se vino en mi boca, un liquido fluyó por su vagina, no era muy agradable pero me éxito, así que mientras continuaba escurriendo, metí mi pene a su vagina, y gemió aun mas fuerte, me acosté sobre de ella, le metí el pene y empece a darle, para callarla por el ruido, empece a besarla, pero era tanto que no se dejaba, a los pocos minutos me vine también, me detuve, y salí de ella, puso en posición fetal y yo solo la abrace con una mano en su seno y otra en su estomago, descansamos un rato.

Al poco tiempo se paro, y empezó a vestirse se puso su sostén y la blusa, yo me pare y le bese sus labios sabían ahora distintos, mas dulces, le volví a llevar a la cama y la voltee, le pase el pene por su culito, estaba aun excitada así que estaba un poco flojo su ano, metí un poco la cabeza, y ella se movió extraño, lo metí todo y ella solo, aflojo los brazos y cayo sobre la cama en seco, la acosté toda y me puse sobre de ella, estaba tan mojada aun que no ponía resistencia, empece a darle por su culto, por fin, sus deliciosas nalgas, que habíamos pasado los chicos del colé, disfrutando y hablando sobre como se lo haríamos eran mías, después de unos 20 minutos, me vine irremediablemente, ella no se movía, me vestí, y la vestí a ella cuando acababa, se levanto de la cama, y se sentó a seguir trabajando, yo agarre mi libro y me quede pensado sobre lo que habíamos echo, no sabia su nombre, la conocía como “la culona”, pero solo eso, le pregunte su nombre y se empezó a reír como loca, me dijo- soy Diana, pero oye no dijes nada, que sea nuestro secreto, así lo fue, cuando llego mi mama ella estaba acabando, solo le checo que estuviera bien, le hizo una o dos observaciones platicaron un poco, y se fue, al siguiente día nos saludamos.

No hemos cogido mucho pero las dos veces que lo hemos vuelto a hacer, han sido un poco parecidas, nada mas que ahora no me deja tocar su culo, me disgusta pero es sexo gratis

Chicos Voten por favor para saber si les gusta o no el escrito y suba mas, mil gracias

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *