La conejita del beisbolista (Mi primera vez anal)

Hasta que por fin me anime a escribir, brevemente les contare que me llamo Adriana, tengo 23 años soy de Maracaibo (Venezuela) mido 1.72 cm, blanca peli roja, de senos grandes y nalgas redonditas y paraditas, es un relato 100% real, ocurrió en noviembre 2014 y de tan solo empezar a contarlo ya me empiezo a excitar.

En mi país somos muy fanáticos del beisbol y como he crecido con esa costumbre yo también me apasiono por el, un día un jugador del equipo de “Aguilas del Zulia” me envió un DM por instagram con su numero de teléfono a ver si nos conocíamos en persona, con un poco de pena, miedo pero con ganas de explorar le escribí por whatsapp, empezamos hablar y teníamos muchas cosas en común, si iba al estadio lo saludaba de lejos, hasta que una noche me invito a su hotel, (el equipo aquí se queda en un hotel 5 estrellas, el cual no mencionare ) en horas de la noche, después de mucho pensarlo decidí tomar un baño rápido e ir al hotel, deje una nota en la mesa que decía ” Vanessa ( mi mejor amiga) tuvo un accidente voy a la clínica” y a ella un msj que decía ” estoy contigo” agarre las llaves de mi carro y salí, llegue al hotel, actué de forma natural como si estuviese hospedada, le dije a la sra que limpia que había dejado mi tarjeta en la habitación que por favor me marcara el ascensor, ella accedió, mis nervios y mi excitación estaban acabando conmigo pero se abrió el ascensor en el piso 3, toque a la habitación 301 y ahí estaba el parado, un moreno alto de buen cuerpo el cual no mencionare su nombre real para no meter en problemas pero que llamaremos Antonio, me invito a pasar, puse mis cosas en la mesita de noche y nos acostamos a ver un juego de beisbol del equipo que iba a enfrentar al día siguiente (Cardenales de lara), veíamos el juego y nos íbamos conociendo mas, en una de esas el noto que me estaba aburriendo y decidio apagar el televisor.

Busco mis labios y sentí el mejor beso de mi vida de unos labios bastante carnosos los cuales me tenían mojadita con tan solo UN BESO, yo tenia un vestido el cual el no dudo en un segundo en quitarme, se puso en la orilla de la cama y bajo mi ropa interior, una vez que ya yo estaba desnuda el se acostó y yo me le monte encima empecé a mover mis nalgas suavemente y besarlo hasta sentir su miembro tieso le baje el pantalón y salio aquel trozo de carne oscura, grande y gruesa disparada mis ojos se abrieron y no dude un segundo en metérmelo a la boca, saborearlo, era tan grueso que me entraba menos de la mitad asi que lo que mas hice fue lamerlo y chupar la cabecita como una chupeta de fresa, Antonio no dejaba de gemir, me agarro de los hombros y me acostó a un lado y me dijo “ahora me toca a mi”, empezó hacerme el mejor sexo oral, me tenia mojadisima y yo no entendia como un desconocido me tenia asi de alborotada, el solo se reia cada vez que mis caderas se curveaban y fuertes gritos de placer salían de mi hasta que dejo de pasar su lengua se escupio su pene y lo direcciono a la entrada de mi chocha en mi cabeza solo existían las intenciones de decirle que por favor usara condon pero mi cuerpo no aguantaba las ganas de sentirlo.

Entonces me penetro y un fuerte grito de dolor y placer salio de mi, cuando sentí que el dolor había pasado empezó un mete y saca suave después ya era bastante rápido, cambiamos de posición ahora yo estaba encima de el, disfrutaba cada segundo, me puso en cuatro, mas gritaba, me daba nalgadas y agarraba fuertemente mi cabello, empece a sentír como uno de sus dedos exploraba mi preciado y virgen culito, empezó con 1 solo dedo hasta tener 3 adentro me pregunto si lo había echo antes lo cual dije no moviendo mi cabeza el solo se rio pícaramente y sin pensarlo dos veces me penetro yo mas apretaba la almohada, gritaba y par de lagrimas salían por uno de mis ojos, el me pregunto paro? y yo grite noooooo se seguía riendo y me seguía penetrando agarrando mi cabello y dando nalgadas, cambiamos de posición nuevamente, yo estaba acostada boca abajo y el parado, cada vez que me penetraba por el ano mas disfrutaba hasta que sentí como mi culo chorreaba de leche, mi chocha escurria mis fluidos, me dio un beso nos quedamos unos minutos acostados el se paro se baño al rato hice lo mismo y nos acostamos a dormir.

Mi vida sexual había empezado a los 16 y fue a los 23 con un beisbolista que había descubierto mi cuerpo, había sentido mi primir orgasmo, disfrute el sexo anal como si hubiese nacido para eso, noviembre se convirtió en mi mes favorito, ya les ire contando mas aventuras de esta conejita y su besisbolista, actualmente juega con los mets asi que pueden buscar que venezolano esta jugando alla.

En mi próximo relato les contare lo rico que es tener sexo en un estadio y vere si me atrevo a dejarles mi Facebook para que me busquen.

Nos leemos pronto.

Sexy conejita!

3 thoughts on “La conejita del beisbolista (Mi primera vez anal)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>