La Mujer del Bus

Hola me acabo de incluir a esta página y me gusto mucho, así que les compartiré mis historias como ustedes han compartido las suyas conmigo.
Debía viajar al norte de chile por trabajo, como no conseguí viajar en avión tuve que hacerlo en bus y eran muchas horas alrededor de 25 o más de viaje y eso no me tenia para nada contenta… en fin debía hacerlo de todos modos.Subí al bus a eso de la 1 de la tarde, mi viaje no se veía muy prometedor ya que mi celular no tenia batería, solo tenía mi MP3, luego de unas horas de viaje llegamos a una ciudad para dejar pasajeros en la cual baje unos minutos del bus para estirar las piernas y fumar un cigarro, cuando entre la multitud veo a una estupenda mujer 1:60 de estura delgada unos pechos firmes y pequeños con un vestido que daba vuelta a varios hombres que estaban en su camino…
Anunciaron que saldría el bus, subí apresurada para no quedarme abajo, m acomode puse el mp3, unos minutos después escucho una voz dulce: hola, parece que nos iremos juntas en el viaje… era ella la mujer del terminal la chica guapa que nos dejo a todos sin aliento.
Nos fuimos conversando de todo, su vida la mía que hacíamos etc.… las horas pasaban volando y mientras lo único que hacía era mirar su cuerpo imaginarla sin ese vestido entre mis manos, tenía mis lentes para el sol puestos para disimular que mis ojos miraban directo a sus pechos con hambre de comerlos. Cuando ya se hizo de noche nos avisaron que el bus no pararía así que nos acomodamos para dormir, luego de unos minutos se apoyo en mí y su mano tomo la mía y la puso en su muslo, me dijo al oído suave, me has visto los pechos todo el viaje ahora deseo que los toques. Ufff subí mi mano bajo su vestido, sentí su pantaletas muy húmeda y un leve gemido de sus labios, la comencé a masturbar con suaves círculos luego abrió sus piernas y metí un dedo hasta muy adentro gimió un poco más fuerte. Dame Mas hazlo mas fuerte y yo obedecía sin reparo los hacía más fuerte mientras ella se movía yo metí un dedo por su ano y sentir como se estremeció y mordiendo mi hombro para no gritar acabo dejando mi mano toda mojada.
Pasaron las horas llegamos a la ciudad donde ella debía bajar, me miro y dijo ven conmigo, nos fuimos a un hotel y apenas llegamos nos fundimos en un beso mientras la desnudaba, la tire a la cama, bese sus pechos los lamí hasta que estaban duros con una piedra ella gemía seguí bajando hasta su vagina, pase mi lengua por todo su coño ella mas se humedecía metía mi lengua dentro de ella y se retorcía de placer, No pares no pares apretó mi cabeza a su entre pierna mientras cabo en un largo gemido… la tome la di vuelta ella se puso en cuatro y le lamia su trasero y luego metí un dedo por atrás se movía rápido mientras la tomaba del pelo fuerte, las dos gemíamos, hasta que acabo fuerte apretando la sabana con las manos y mientras corría su excitación por sus piernas.
Se dio vuelta me beso apasionadamente mientras tocaba mis pechos me tiro a la cama abrió mis piernas y unió su sexo con el mío moviéndose rápido, apretaba mis pechos fuertes y yo sus caderas, gañíamos de placer, hasta que acabamos en un largo gemido, quedamos exhaustas ambas en la cama solo jadeando, se durmió en mi pecho mientras acariciaba su pelo.
A la mañana siguiente me fui sin despertarla solo dejando una nota que decía… Gracias por a más increíble noche y mi número de teléfono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *