lleve a mi esposa al cine xxx a que se la cojieran

tengo 10 años de casado, tengo 40 años y mi esposa 36, siempre hemos sido muy abiertos en nuestra sexualidad, ella es muy bonita y tiene muy buen cuerpo, nada fuera de lo normal pero tiene lo suyo, a ultimas fechas, empezamos a fantasear en incluir a otros hombres en nuestra intimidad, en un principio eran solo fantasias, pero con el tiempo nos animamos y ya hemos hecho algunos trios, lo que ha afianzado nuestra relacion, a mi me encanta verla penetrada por otros hombres

pero no teniamos mucha experiencia ya que solo habiamos echo trios con 3 hombres distintos y esa era toda la experiencia que teniamos, en nuestra ciudad hay un cine en el que pasan peliculas porno, un dia por casualidad al pasar por hay, me llamo la atencion la cartelera y entre, nunca habia estado en un cine donde pasaran ese tipo de peliculas, al entrar estaba muy obscuro que fui a tientas mientras que me acostumbraba a la poca luz, y fui a sentarme en la ultima fila, al acostumbrarse mi vista a la obscuridad, observe que no habia mucha gente, habia varios hombres solos y muchos homosexuales rondando a esos hombres, incluso algunos gays me abordaron queriendome dar una mamada, yo cortezmente rechaze esas invitaciones, pero me percate que dos filas delante de mi estaba una pareja, y como no queriendo se fueron arrimando algunos hombres a sentarse junto a ellos a pesar que habia muchos asientos vacios, en la pantalla habia esenas muy candentes, desde donde yo estaba observe que algunos de los hombres que estaban junto a la pareja, disimuladamente le acariciaban las piernas a la dama, y la pareja los rechazaba, pienso que lo hacian porque eran varios los hombres que los rodeaban, conforme se iban retirando varios de ellos, quedo solo uno en el asiento al lado de la señora, entonces el señor le saco las tetas y el desconocido se las empezo a mamar y yo claro veia el movimiento de las manos de la señora, los estaba masturbando a ambos, de pronto ella se inclino a mamarsela al desconocido, mientras el acompañante metia su mano entre sus piernas,

yo al estar viendo eso, tenia la verga bien parada, me imaginaba que era mi esposa la que se la mamaba a ese desconocido, se empezaron a arrimar otros hombres y suspendieron lo que hacian, como que no querian interrupciones, yo estaba sentado en la ultima fila y detras de mi habia una especie de tapanco, algo asi como un redil donde se meten los toreros en una plaza de toros, una especie de bardita con un pasillo entre las butacas y la pared y yo veia que hombres entraban y salian de ese pasillo y yo me preguntaba que era lo que hacian en ese lugar, sin poder contener mi curiosidad me dirigi a ese lugar y vi que algunos gays les mamaban la verga a cuanto hombre entraba a ese lugar, saciada mi curiosidad regrese a mi asiento, la pareja en cuestion no hacia nada mas que ver la pelicula ya que nuevamente estaban rodeados de varios hombres, termino la pelicula y fue saliendo la gente al encenderse las luces vi que todos los asistentes eran hombres a exepcion de la dama que estaba con su pareja, sali detras de esa pareja y ya en la calle los abordo el mismo hombre al que se la mamo la dama, se fueron caminando ellos tres y yo nadamas por morbo los segui y vi que entraron los 3 a un hotel,

me dirigi a casa pensando en eso e imaginando lo rico que seria llevar a mi esposa a ese cine, pero no le comente nada a mi esposa y empeze a ir seguido a ese cine cada fin de semana sin que lo supiera mi esposa, pero ya nunca volvi a ver a esa pareja ni a ninguna otra, puros hombres acudian a ver esas peliculas, un dia le comente a mi esposa lo que habia visto en ese cine con esa pareja y le dije que me gustaria llevarla y si se daba la ocacion, que se la cachondearan en el cine, pero su respuesta fue negativa pues decia que tenia miedo, mas por lo que le platique que habia puros hombres, decia que le agradaba la idea pero, que tenia miedo, yo seguia insistiendo diciendole que la pareja que yo vi rechazo a todos los hombres, menos a uno y que nosotros podiamos hacer lo mismo, me dijo que estaba bien que la dejara pensarlo, y pasados unos dias a base de presionar me dijo que si, y lo programamos para el siguiente fin de semana, se llego el dia y para la ocacion se vistio de minifalda con medias y ligueros, tacones altos, blusa pegadita y un saco, le dije que me gustaria que fuera sin ropa interior para poder meterle mano a mi antojo, para eso yo previamente habia comprado varios paquetes de condones e incluso alquilamos una habitacion del mismo hotel en el que vi entrar a la pareja, el hotel estaba a pocas cuadras del cine, esto por si es que ligaba a alguin mi mujer en el cine nos iriamos los tres al hotel,

al subir al auto para dirigirnos al cine , mi esposa iba muy nerviosa, decia que tenia miedo, yo la tranquilizaba diciendole que todo iba a estar bien, que yo la protegeria si es que algo no le agradaba, llegamos al cine y al entrar, nos quedamos un rato en el pasillo, acostumbrandonos a la luz, y nos dirigimos a las ultimas filas, yo sentia que todos nos volteaban a ver ya que con los tacones de ella al caminar, hacian el ruido caracteristico de unas zapatillas de mujer y para ese entonces yo estaba mas nervioso que mi mujer, la adrenalina recorria mi cuerpo y la sentia a ella temblar, nos sentamos en la penultima fila un poco alejados de todo mundo, en la pantalla una chica era cojida por varios hombres, la chica de la pelicula tenia una verga en el culo, otra en la raja, otra mas en la boca, mientras masturbaba a otros dos con sus manos, al ver esas esenas, note a mi esposa mas caliente de lo que ya estaba, y lo comprobe al meter mis dedos en su raja que escurria jugos sin sesar y como no traia ropa interior nadamas abrio las piernas y meti mano a mi antojo, vimos que se acerco un joven y se sento a un lado de ella, ella se recargo en mi regazo y seguimos viendo la pelicula como no prestandole atencion, el joven disimuladamente se saco la verga y se la acariciaba, mi esposa al verlo apreto mi mano para que viera lo que el hacia, el joven disimuladamente fue llevando su mano y rozar las piernas de mi esposa,

ella no decia nada, pero apretaba mi mano para que yo me diera cuenta, el joven al ver que mi esposa no decia nada, empezo a acaricirle las piernas y ella poco a poco fue abriendo sus piernas y el de plano le empezo a acariciar la raja desnuda, yo estaba muy nervioso y exitado pero actuaba como si no me diera cuenta de lo que sucedia, el tomo la mano de ella y la llevo hasta su verga parada y mi esposa se la acariciaba, no habia palabras, todo era un juego sordo donde el metia sus dedos en la raja de mi mujer y ella masturbaba su verga, seria que el estaba muy exitado que derramo su esperma en la mano de ella, el se levanto y se retiro, al quedar solos ella lamio de su mano el esperma que el le habia dejado, casi de inmediato otro hombre se sento junto a ella, para esto mi esposa ya sintiendose mas comoda se recosto en mi hombro, dejando sus piernas en direccion al hombre y con la minifalda toda arremangada casi enseñandole su raja y dejandola a dispocicion de ese desconocido, el cual de inmediato le metio mano, ella gemia quedito en mi oido, cosa que me calentaba mucho, el solo saber que mi esposa estaba siendo dedeada por ese extraño y sintiendo que ella lo disfrutaba me tenia con la verga bien parada, en eso otro dos hombres se sentaron en la fila de atras de nosotros y luego otros 2 hombres mas, mi esposa como que se saco de onda y cerro las piernas sacando la mano del que la estaba dedeando, yo maldeci internamente la llegada de esos hombres, pues senti que ella se frustro un poco por interrumpir la dedeada que le daban, nadie hacia nada, como que esperabamos que ellos se retiraran, pero no lo hacian, al contrario 2 de ellos se sacaron la verga y se empezaron a masturbar,

el que la dedeaba, discretamente volvio a las andadas cuidando que los demas no se dieran cuenta, y mi esposa le permitio meterle mano abriendo un poco sus piernas, pero los demas hombres si se dieron cuenta pues estaban al pendiente de mi esposa y la veian descaradamente, uno de los hombres sentado detras de nosotros, me dijo abiertamente que tenia una mujer muy sensual y me pidio permiso para acariciarle las tetas y yo sin saber que responderle le dije que le preguntara a ella si se lo permitia y ella dijo que si y el hombre desde atras le garro sus tetas y se las estrujaba, mientras el otro seguia metiendole los dedos en su raja, 2 de los hombres que estaban sentados detras de nosotros, se pasaron a nuestra fila y se sentaron a un lado mio y yo cortezmente les cedi el lugar y se sentaron junto a mi mujer y yo al lado de ellos y entre todos se la empezaron a cachondear, le mamaban las tetas uno a cada lado mamandole una teta, otro le metia los dedos, otro se puso frente a ella y le puso la verga en la boca, ella se la mamaba mientras tenia una verga en cada mano, sus gemidos se hicieron mas intensos, ellos nos decian que nos fueramos atras de la bardita pero ella se resistia,

fue cuando vimos que se empezaban a arrimar mas hombres y ella les dijo que ya la dejaran porque estaban llegando mas hombres, y les dijo que se retiraran para que ya no se arrimaran mas hombres, que en un ratito ibamos detras de la bardita y que cuando ellos vieran que nos dirigiamos alla, nos siguieran discretamente, se fueron retirando no muy lejos de donde estabamos y al parecer su treta funciono ya que los demas hombres que se iban arrimando al ver que rechazabamos a los demas se mantuvieron al margen, quedamos nuevamente solos mi esposa y yo y le pregunte que si estaba segura de querer ir detras de la bardita como les habia dicho ellos, le dije que no estaba obligada a hacerlo que si ella queria nos ibamos, pero ella me dijo que estaba muy caliente y que queria ir y darle unas mamadas nadamas a los que estaban hacia unos momentos con nosotros y que de ellos iba a escojer a uno para invitarlo a irse al hotel con nosotros y le dije que estaba bien, nos levantamos y nos dirigimos detras de la bardita y esos hombres nos siguieron, primero 2 de ellos, se recargaron en la pared y ella de rodillas se las mamaba a ambos y yo en un lado viendo lo que ella hacia.

llegaron otros 2 y uno de ellos se puso detras de ella, le levanto el culo y empezo a lamerle toda la raja y el culo, se acomodo detras de ella y la intento penetrar, yo interveni, pues tenia entendido que solamente se las queria mamar, pero ella me dijo “dejalo” y lo que hice le di un condon y se la cojio de a perrito mientras ella seguia mamando, le saco la verga y otro ocupo su lugar, previamente le di un condon y de igual manera les di un condon a todos ellos, uno de plano se acosto en el suelo y ella se le monto y otro se acomodo detras de ella y se la metio en el culo, los gemidos de ella ya eran alaridos, estuve a punto de intervenir pero me contuve, era tan erotico ver a mi mujer ensartada por los dos lados al mismo tiempo y ver a otro cuantos hombres esperando su turno, uno se salia de su culo y su lugar era ocupado por otro, la tenian totalmente sometida y ella se dejaba hacer, nunca crei que mi mujer fuera tan cachonda, ellos terminaban y se retiraban pero habia igual cantidad de hombres, ya que unos se iban y otros llegaban, yo nadamas cuidaba que el que la penetraba tuviera puesto un condon, yo en total llevaba 18 condones mismos que reparti, la dejaron hasta que ya no habia condones y algunos la querian cojer asi pero no se los permiti, salimos del cine casi huyendo ya que todos se la querian cojer, cuando salimos ella iba toda despeinada y con su poca ropa toda estrujada, nos metimos al hotel, se baño, estaba agotada, le dije que se empinara y abriera sus nalgas con sus manos para verle el culo, y lo tenia totalmente abierto y muy inchado y me la coji pero me dijo que no se la metiera por el culo porque le ardia mucho, antes de que se quedara dormida me dio las gracias por, darle esos momentos de felicidad, me confeso que eso era algo que siempre habia deseado, el ser cojida por muchos hombres, tardo dias en reponerse y ahora ella es la que me insiste que le gustaria repetirlo, esperamos hacerlo en estos dias

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *