ME CULIE A LA MUJER DE MI AMIGO

Todo empezó, cuando la Katty, una mujer de piel blanca, ojos color miel, cabello castaño, medidas de infarto y esposa de un amigo, obtuvo su título de Ingeniera Comercial, y le dieron una entrevista de trabajo en donde yo vivo, como ella no conocía la ciudad, mi amigo al que conozco desde de la adolescencia, me pidió que la vaya esperar a la terminal, así que la fui a recibir, cuando llegó y la vi con un vestidito corto, se le veían esas piernotas y me imagine chupándole esa conchita rosadita y cogiéndomela por ese culazo rico; saludamos amigablemente y me dio la dirección del lugar de la entrevista, la lleve al hotel más cercano de aquel lugar; le ayude con su equipaje hasta llegar a la habitación y estaba dispuesto a retirarme a mi casa para correrme un pajazo en nombre de ese monumento de mujer, pero ella me pidió que no la dejara sola por que le daba miedo ya que no conocía el sitio, que la esperara un momentito ya que solo se iba a duchar para que le acompañe a cenar, accedí a su petición y me quede; saben esa mujer tiene 25 años, se caso con mi amigo hace 7, siempre me ha gustado por que tiene una carita de ángel y cuerpazo de modelo de tv, (no sé porque se caso con el regordete de mi amigo que hoy tiene 30 años, yo tengo la misma edad), así que no pude evitar espiarla cómo se bañaba totalmente desnuda, estuve a punto de meterme a la ducha y violarla por todos lados, pero me contuve, en eso una voz me interrumpe mis pensamientos y me dice: pásame la toalla, era ella que ya había acabado de bañarse, yo aproveche para quitar la cortina de la ducha y verla desnudita toda ricota, con esa conchita depilada y esas tetotas ricas, ella gritó “Que te pasa, abusivo”, avergonzado le respondí: discúlpame no era mi intención, sabes mejor me voy antes de que termine violándote, ella se pego una carcajada y dijo: “Estás loco”. Yo le dije: pues sí, siempre me has gustado y estoy a punto de meterme en la ducha y cogerte a la fuerza. Hubo un momento de silencio y de pronto me dijo: VEN, no podía creer lo que escuchaban mis oídos e ingenuamente pregunte: ¿quieres que me meta en la ducha contigo? Ella retiro la cortina me miro fijamente a los ojos y dijo: SIIIIIIIIIIII, nunca le he sido infiel a mi marido a pesar que él me traiciona constantemente con algunas putillas, pero hoy quiero hacerlo contigo, he escuchado que la tienes grande (mi amigo se lo debió contar, cuando cumplimos la mayoría de edad apostamos y le gane, una prostituta nos midió la verga, la de él midió 13 cm y la mía 19 cm); le saque mi herramienta que ya estaba lista para el combate desde hace rato y ella puso una cara de admiración, más rápido que un rayo yo estaba desnudo y metido en la ducha con ella, me la mamo hasta casi reventarme la cabeza de mi verga, yo le chupe su conchita rosadita, fuimos a la cama y le puse una almohada debajo de sus nalgas y puse sus piernas en mis hombros, gritó, pero igual me la cogí hasta cansarme, la puse en cuatro y le di por ese culito en forma de corazón, ¡que rico mamacita!!, ella gemía de placer, mientras la penetraba, me decía que tengo una vergota y estaba rica, que le dé más duro, eso me excitaba mas y mas y yo no podía parar de atravesarle ese culito rico y apretadito; en eso mi amigo le llamó por teléfono y le pregunto si yo la había ido a recibir y que como estaba, ella le respondió que si la había a recibir y la había dejado en un hotel y además que estaba bien y ya iba a dormir, colgó el teléfono y seguimos con nuestra maratón sexual, claro que ella “estaba bien”, BIEN ATRAVESADA por mi vergota así que esa noche no iba a dormir, cogimos toda la noche y madrugada (total 11 veces); por cierto nos olvidamos de la cena.
Ella me dijo que hacía tiempo que su esposo no la cogía, que la tenia descuidada porque él andaba entretenido con otras mujeres y que la culiada que le pegue esa noche ha sido la mejor de su vida.
Al día siguiente fue a la entrevista con una cara de satisfacción y para mi buena suerte la aceptaron (claro que algún morboso debió haberle dado el trabajo para según él cogérsela, lo que no sabe es que yo la tengo bien atendida con mi herramienta); hoy en día ella trabaja en una reconocida empresa en la ciudad que yo vivo, y cogemos todas las noches de lunes a jueves, porque los viernes, sábados y domingos se va a visitar a mi amigo y a su hijo; mi amigo está feliz porque él tiene el tiempo libre para cogerse a sus putillas, de vez en cuando me llama para preguntarme si he visto a su mujer en algún acto comprometedor, y claro yo le digo que todo está bien que no se preocupe, que apenas la vea en algo “sospechoso” yo le aviso. Mientras tanto yo sigo perforándole el culo a esa muñequita rica.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *