Mi esposa es exhibicionista

Mi mujer es exhibicionista.
Nos casamos hace 15 años a la edad de 20 cada uno ella se llama Carmen Karina y yo Marco, nuestras relaciones sexuales de novios siempre fueron en la calle en el cine, o en el autobús sin que nos importara si veían los que hacíamos o lo que ella hacía yo nunca le reclame su proceder porque todavía me gusta y me pone caliente que así sea, ya que tiene que enseñar de su cuerpo no se las describo porque la van a ver en las fotos y ustedes darán su opinión, les voy a contar dos pequeños relatos de cómo fueron esas experiencias de cuando fuimos novios y cuando fue la primera vez que me hizo sexo oral.
El primer sexo oral fue de novios y me lo hizo en el cine en una función que estaba media llena de gente, la verdad ya teníamos tiempo que yo le quitaba el brassier y le subía su blusa para tocar, chuparle y mordisquearle los pezones eso la ponía muy caliente y a mi solo me sacaba la verga para masturbarme y embarrarme la verga de semen con sus manos, nunca había permitido que yo le tocara la pucha solo por encima de su pantalón, pero esa tarde fue diferente porque llevaba una minifalda y una blusa sin mangas y pegadita a su cuerpo que hacía que se viera muy putita, desde que estábamos haciendo fila para comprar los boletos de entrada, ella me repegaba su culo en mi verga y yo discretamente le tocaba sus tetas, entramos a la sala que ya se encontraba oscura esperamos en la barda que divide la zonas alta y baja de la sala, yo detrás de ella con la verga parada repejandosela nuevamente por su culo y metiéndole mano a tus tetas, ya acostumbrados nos fuimos a las ultimas butacas y nos sentamos en medio de la fila donde había a unas tres parejas y un tipo solo, estuvimos viendo un rato la película y ella recargo su cabeza en mi hombro aprovechando para besarla y meterle la lengua en su boca ella correspondió a mi beso y recargándose en el respaldo de la butaca metí como pude mi mano a su espalda buscando el broche del brassier lo desabotone y se lo quite tocaba tome sus tetas en mi mano y se las apretaba, ella se subió su blusa por encima de sus tetas y me tomo de mi cabeza para que se las chupara mmmmm empezó a gemir al sentir mis labios y lengua en sus rozados pezones aaahhhhhmmmmmm sentia su cara caliente y su respiración agitada le daba pequeños mordiscos a sus pezones y cada vez la sentía mas caliente, baje mis manos a sus piernas y empecé a subir y bajar mi mano hasta que llegue a su tanga, que ya se encontraba mojada de sus flujos le empecé a sobar la pucha hice a un lado su tanga, sobaba su pucha mojada e intente meterle un dedo pero ella dio un brinco y me detuvo mi mano para que no lo hiciera ella se empezó a sobar su clítoris dio en gemido que yo creo se oyó en todo el cine había tenido un orgasmo, después Carmen me desabrocho mi pantalón he hizo que me lo bajara a las rodillas y se agacho a mamarme la verga me chupaba y lamia desde el tranco hasta llegar al glande lo metía y lo sacaba de su boca hasta que sentí que se me iban a salir los mecos, ella seguí mamando frenética y le eche el primer chorro en su boca y luego el otro y otro mas no se si se los trago o me los embarro en mi verga, solo sabía que había sido la mamada más rica de mi vida hasta ese día, nos acomodamos la ropa y salimos poquito antes de que terminara la función y nos fuimos a la esquina del cine donde está la parada del autobús que nos lleva a la casa de Carmen cuando paso un tipo y sin detenerse levantando el dedo gordo me dijo que buena mamada te dieron y que buena esta tu vieja nos sorprendimos pero soltamos una carcajada y nos besamos ahí en la esquina del cine .

En otra ocasión que estábamos en las calles del centro de la ciudad estuvimos caminando y viendo aparadores y entramos a una tienda donde ella quería comprarse un vestido de fiesta, se metió a al probador con dos vestidos uno blanco y uno negro y antes de probárselo se había quedado solo con la tanga así lo sé porque, abrió la puertita y salió como si nada enseñando las tetas me pregunto ¿ cual quieres que me pruebe primero? viéndola un hombre que trabajaba en la tienda ella ni se inmuto ni espero la contestación mía, solo se dio la vuelta enseñándonos el hilo dental de tu tanga metida en su culo, salió con el vestido negro de buen escote enseñando parte de sus tetas y entallado a su cuerpo, se veía divina camino el pasillo de los probadores moviendo el culo muy rico, y dijo fíjate bien como me quede este, después de 5 minutos salió con el blanco mas entallado que el otro y con el mismo escote pero en este se le veían los pezones claramente y las tangas el hombre ya había dejado lo que estaba haciendo y se había parado cerca de mi viéndola y diciéndola que se veía divina, yo ya tenía una erección de ver como la miraba aquel hombre, hizo el mismo movimiento de caminar por el pasillo y se notaba también claramente la tanga negra atreves del vestido, volvió sobre sus pasos coqueta y sabiendo lo que se le notaba me pregunto qué, cual me gustaba diciéndole que necesitaba diera otra vuelta por el pasillo esta vez camino como una puta moviendo el culo para que la disfrutáramos el hombre y yo, el vendedor acomedido le pregunto que si necesita que le trajera otro y ella le dijo que se iba a decidir por alguno de los dos preguntándole , cual de los dos vestidos le recomendaba, él le contesto que los dos se le veían fenomenales que cualquiera que eligiera era para una Reyna como ella y le preguntaba en que parte y a qué hora iba a ser la fiesta sin quitarle los ojos de sus tetas y ella las movía mas para enseñárselas, parecía que el tipo me había borrado del mapa por lo que me hice notar y pareció que el volvió a la realidad, nos despedimos de Roberto así se presento y acompañándonos hasta la puerta de la tienda diciéndonos que estaba a nuestras ordenes para cualquier cosa, salí de ahí muy caliente y empecé a abrazarla y arrimarle la verga y a decirle que me había gusta que le viera las tetas y el culo el tipo, que se veía muy putita con el vestido blanco, seguimos caminando por el centro y nos metimos a un café de unos amigos que aun no abrían al público, para mi suerte Karla la dueña nos pedio de favor que si lo podíamos cuidar como media hora que tenía una urgencia de ir al banco, en cuanto vimos que cerró la puerta nos besamos y yo le tocaba las tetas a Karina y con la otra mano le subía la falda bajándole las tangas y sobándole la pucha, la subí en una mesa abriendo las piernas me inque para hacerle sexo oral, le lamia sus labios vaginales y su clítoris metí mi lengua en su pucha y ella gemía y gritaba mmmmmmmm aaaaahhhhh papi que rico maaassss massss papi, mientras que con sus manos se pelliscaba sus pezones, yo me retiraba y le preguntaba que si le había gustado que la viera Roberto siiiiii contestaba ya sabía que él estaba ahí por eso salí en tanga solamente para que me viera porque me calienta que me vean, que perra eres cabrona le dije y me dice siiiii soy una cabrona y una puta pero sigue mamando cabron se la seguí mamando como 10 minutos hasta que me dijo yaaaaaa papito maaassss masssss me vengo senti los chorros de sus flujos llenarme la boca y me bajo el pantalón para mamármelo frenética y caliente metía y sacaba mi verga de su boca después de unas mamadas me pedio que me la cogiera, yaaa métemela toda cógeme papi quiero sentir tu verga se la metí y bombeaba su pucha con mi verga ella acostada en una mesa y yo parado movía sus caderas para sentirla mas profunda y no dejaba de gemir aaaaaahhhhh queeee rico papi dame masssss masssss cógeme rico hasta que sentí que me venía y ella también por segunda ocasión la llene de mi leche escurriéndole por el culo y llenando el mantel de esa mesa terminamos nos limpiamos y esperamos a Carmen con una taza de café Humeante.
Estas son solo dos de cuando éramos novios duramos 4 años así que ya sabrán todo lo que hicimos y llevamos, 15 de casados sin haber cambiado en nada nuestras relaciones bueno si ahora ya tenemos una casa y una cama.

Relatos porno relacionados

One thought on “Mi esposa es exhibicionista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *