Mi madre…la más ardiente, las más puta.

El siguiente relato aconteció hace apenas unas semanas.
Yo soy un hombre de 30 años, delgado un poco alto (1.70 cms).
Soy casado pero siempre he sido muy cachondo, siempre ando viendo videos y lo que mas frecuento son sitios de relatos eróticos.

Les hablaré un poco de mi madre antes de entrar en detalle.
Ella es bajita,como de unos 1.50 o 1.60, un poco llenita pero a sus casi 50 años está en buena forma tomando en cuenta su complexión; del rostro es muy bonita, recuerdo cundo más joven ella se robaba la mirada de más de un hombre en las calles. Ella es un tanto conservadora y pudorosa por énde.
Tiene una cadera ancha (no tanto) pero hace resaltar su gran trasero que aún conserva forma y volumen, se le notan unas nalgas firmes. Es decaracter alegre y siempre muy sociable.

Ahora si el relato, el cual fué 100% verídico y simplemente al momento de escribirlo hace que se me pare, como en estos momentos.

En la casa de ella estaban haciendo una construcción por motivos de renovación, estaban tumbando unas cuantas paredes para ampliar la vivienda, por énde la casa estaba hecha un desastre con muebles fuera de sus lugares y con un desorden en general debido a que se tuvieron que sacar cosas de dos de sus habitaciones para dar paso a los trabajadores.

Yo había ido con mi esposa a ver a mi mamá para ayudarla un poco con las labores de limpieza ya que mi padre se encontraba en un viaje por parte de su trabajo, se habia ido hace 3 dias y faltaban otros 3 para que regresara pero me habia pedido de favor que pasara a verla para ayudarla en lo que se necesitara.

Eso hize y junto con mi esposa pusimos manos a la obra, mi madre para tales labores tenia puesta una playera muy ligera color blanco y un sujetador del mismo color que se transparentaba un poco y hacía que en más de una ocación me le quedara mirando a sus senos porque como lo dije anteriormente los tenía aún en muy buena forma para su edad( de hecho es muy común que la gente no le crea la edad que tiene, le dicen todo el tiempo que se ve mas joven). Tenía también un short de mezclilla que si bien no era muy sexy si dejaba ver sus muslos y esas piernas tan fuertes que a la vista se perciben. Por momentos cuando ella se agachaba para recoger algunas cosas se le podía ver la orilla se sus bragas…mmmm..siempre he sido muy mirón y ahora más pues mi esposa estaba recogiendo y ayudando en otra habitación. Me imaginaba cosas pero me controlaba para evitar erecciones y que no se me notaran. Todo siguió normal hasta que terminamos, era suficiente por esa tarde, todos estábamos algo cansados. Nos fuimos a cenar cuando de repente mi esposa recibió una llamada de mi suegra (la madre de ella) pidiéndole un favor para mañana temprano, mi mujer al analizar sus pendientes y cosas por hacer al día siguiente decidió mejor irse con su madre con la condición de que mañana pasara yo a recogerla por la tarde, le dije que si argumentando también que por la mañana teníamos que seguir recogiendo y aseando la casa antes de que los trabajadores de la construcción llegasen. Dicho así, mi esposa se retiró y nos despedimos.

Mi madre ya estando cansada me dijo que se retiraba a tomar un baño par relajarse y posterior dormir; le dije que yo haría lo mismo en cuanto ella saliera de la regadera.

Como varias cosas estaban fuera de su lagar me pidió de favor que de un cajón sacara su bata de baño y sus pantuflas, eso hice y junto a esa bata estaban unos calzones blancos muy sexys con un poco de encaje en los bordes, me la imagine con dicha prenda puesta y se me estaba marcando una erección. Le dije desde esa habitación dando un grito que llegara hasta el baño “también tienes aquí unos calzones…¿ te los pasoooo?” Ella con un grito también respondió que si. Yo estaba imaginando cosas con ese calzón tan sexy en mi mano mientras me dirigía al baño. Toqué la puerta y escuché el ruido de la regadera abierta, me dijo “pasa y pon mi ropa por ahí,no tardaré para que tu también te bañes”. Le dije O.K y me fui a ver televisión un rato en lo que dejaba de imaginar cosas porque realmente nunca imaginaria lo que pasaría esa noche porque era impensable, mi madre es tan recta que esas cosas que siempre acostumbro leer en paginas como esta yo ya sabia que no sucederían.

Acto seguido mi madre salé de la regadera con una bata blanca muy delgada semi-transparente y sin sujetador puesto. Me le quedé viendo y ella notó mi mirada y solamente hizo una mueca en su rostro “no sabia porque lo había hecho”. Me da la espalda y mirando hacia la pared trata de acomodarse una de las pantuflas pero su talón pisa su pantufla y así que se tuvo que agachar para con su dedo índice sacar la pantufla y metersela bien; al hacer esto se empinó y gracias a la transparencia de su bata pude notar como se le marcaba ese calzón tan delicioso que acababa de tener en mis manos pero definitivamente se veía mucho mejor puesto…ese fino encaje que tenían se le notaba en las orillas de la nalgas; me quedé pasmado viendo eso y sin darme cuenta una erección inesperada broto de entre mis piernas. Ella terminó de acomodarse la pantufla y yo como estaba hipnotizado seguía viéndola cuando de repente ella se incorpora y me voltea a ver, en ese momento notó que le estaba viendo las nalgas. Simplemente sonrió y me dijo ” ya métete a bañar porque mañana nos espera más trabajo. Y eso hice.

En la regadera traté de enfriarme porque me había puesto algo caliente al verla así, la escena seguía en mi mente. Me duché rápidamente y ya salí del baño con una pijama puesta (un pantaloncillo de algodón y una playera del mismo material,prendas muy delgadas para dormir más cómodo).

Mi madre ya estaba en su cama viendo la TV esperándome salir para darme las buenas noches. Le dije que mi iría a la cama que solía estar en una de las habitaciones en remodelación. Ella no me lo permitió diciéndome que allí había mucho polvo. Me dijo: “Duérmete aquí conmigo,además como no está tu papá no estoy acostumbrada a dormir sola”.Me negué de primera instancia debido a que soy muy cachondo y la verdad hubiera resultado imposible dormir después de haber tenido tantas erecciones a lo largo de la tarde.

Ella no me dio mas opción argumentando también que debido al desorden los cobertores de dicha cama no sabia en donde los había dejado.

Entonces nos pusimos de acuerdo de que lado de la cama dormiría cada quien; seguimos viendo TV un momento más cuando decidimos ya apagarla y las luces también para tratar de dormir.

Algo de luz entraba por desde la calle así que no estaba en su totalidad oscura la habitación; me propuse a dormir una vez que mi madre se había acomodado. No pasaron ni 15 minutos cuando ella me dijo “hazte más para acá,que tengo frió” yo estaba dándole la espalda y eso hice, simplemente me recorrí acercando mi espalda más hacia ella, al sentirme pasó su brazo por encima de mi abrazándome y a la vez jalandome más, hasta el punto de sentir sus pechos presionándo en mi espalda. No quería darle mucha importancia pero eso realmente me hacia imposible dormir. Yo me movía un poco y ella al sentir mis movimientos me pregunto si no podía dormir, le contesté que no; ella se volteó (ahora espalda con espalda) y me dijo ven, ahora tu abrázame y trata de dormir. Lo hice…un poco distanciado par no pegar mi verga a su culo…ella me dijo anda acércate más y ya trata de dormir.

Me acerque y un leve rose de mi verga en sus nalgas sentí como se me paraba poco a poco pero trataba de controlarme. Me quedé en esa posición un rato pero ella me pregunto nuevamente si no podía dormir, le volví a contestar que no. Ella paso su mano hacia atrás y me dio un par de nalgadas inocentes y me dijo “ya duérmete” pero a la segunda nalgada dejó su mano sobre mi trasero. No sabia que hacer, estuve a punto de ir al baño a masturbarme ya para quitarme esas cosas de la mente. Ella movió su mano un poco y por ratos apretaba mi nalga con su mano, eso me gustaba, su mano era suave y me daba apretones firmes.

No opuse resistencia, pero sin notarlo tenía ya una erección que no podía disminuir. Ella en uno de esos apretones de nalga que me daba (yo digo que apretones inocentes) pegó más mi cuerpo hacia ella y fue allí donde mi erecto pene se postró sobre sus nalgas. Ella al sentirlo se rió y me dijo ” ya se porque no puedes dormir”. Que bueno que no estaba viendo mi rostro porque pude sentir que me avergoncé un poco.

Ella deslizo la mano que tenía en mi nalga haca en frente de mi cuerpo y la poso entre mi pene y sus nalgas, pensando yo que le incomodaba sentir eso.

Después de varios minutos me dijo ” te gustó lo que viste hace rato verdad” no supe que decirle, le dije que no sabia de que hablaba y me dijo “vamos, noté como te me quedaste viendo cuando salí de la regadera, no me vayas a mentir”. Decidí arriesgarme tomando en cuenta la infinidad de relatos que había leído sobre estas cosas y le dije “es que mamá…la verdad tienes un cuerpo de campeonato” “más de un hombre te desearía”.

Ella se volteó (quedamos de lado frente a frente) y tuvimos la siguiente conversación:

Pondré un nombre ficticio a mi y mi madre, ella se llamara Sofia y yo Ron.

Sofia: ¿ que le gustaría a los hombres de mi cuerpo?
Ron: Todo
Sofia: Pero que seria mas atractivo?
Ron: Depende de los gustos de cada hombre.
Sofia: si no fuera tu madre que te gustaría de mi cuerpo?
Ron: Tus tetas….
Sofia: Así que tu eres de los que les gusta la teta eh?
Ron: Si claro y mucho…y las tuyas están tan bien formadas; se ven firmes.
Sofia: Se ven??? haber tócalas y compruébalo.

En ese momento me di cuenta de que ya tenia logrado la mitad de todo el trabajo, de ahora en adelante todo consistirá en seguirle el juego y no verme tan apresurado.

Ron: en verdad quieres que te las agarré?
Sofia: Claro para que me digas si en verdad están firmes, anda hazlo.

Eso hice, por encima de esa bata le toqué una de sus tetotas que tenía, no estaba equivocado, estaba muy firme y como no tenía ella sujetador pude sentirla sin estorbo alguno (a excepción de la bata, pero era muy delgada).

Sofia: Mmmmmm…sabes agarrarlas eh….lo haces firmemente, como me gusta.

Ella se pegó mas a mi al punto de oler su aliento sobre mi cara y escucharla hablar ahora con un tono de voz mas pícaro, la conversación “normal” había cesado, ya estábamos en otra cosa.

Ron: Me gusta mucho tu cuerpo…es perfecto y me siento muy bien de ser yo quien lo tenga ahorita enfrente de mi.

Sofia: Mmmmmmm agarrame las dos tetas, si te gustan tanto como dices vamos anda…te las regalo.

Ron: Mmmmmm pero que delicia de tetas tienes mamá
Sofia: ¿como me llamaste? (con un poco de gemidos la voz)
Ron: Mamá
Sofia: SIiiiiii…mmmmmmmm…..dime mamá….soy tu mamacita.
Ron: si mamacita…estas muy tetona. Me vuelves loco.

Sofia:¿que tan loco te he vuelto?

Pude notar por las penumbras que puso una sonrisa picara en su cara a la vez que con una de sus manos la ponía en mi entre pierna para sentir mi erección, yo me sentía como flotando en el espacio. Con una mano la apretaba firmemente mientras que con la otra tomaba mis manos y las ponía sobre sus tetotas pero esta vez por debajo de la bata, guió mi mano por debajo de ésta hasta sus senos y al sentirlos ahora si sin estorbo alguno pude sentir ese pezón que no había palpado bien hace unos minutos. Mi verga parecía reventar mientras mi madre la aprisionaba con fuerzas, terminé levantandole toda la bata y ella me ayudó a quitársela, inmediatamente después volvió a poner su mano en mi entre pierna pero está vez por debajo de mi pantaloncillo y mi ropa interior, podía sentir la suavidad de esa mano recorrer todo el tronco de mi duro pene. Apretaba mis huevos a la par que sacaba unos ligeros gemidos.

Ron: Mama….te las quiero mamar…
Sofia: Si hijito…trágatelas, son para ti nada más, mmmmm-

Eso hice…me puse en posición y primero lengueté su aureola y todo su seno entero a la par que ella tomaba mi cabeza entre sus brazos como abrazándome, yo tenía una de mis manos sobre sus nalgas y pude sentir ese par de nalgas firmes firmes que tenía, ese encaje que tenían sus calzones se sentían muy bien al tacto. La escena no podía ser más erótica cuando después de mamarle las tetas un buen rato:

Sofia: Me has puesto a mil….si que sabes como mamar tetas, y esto que tienes aquí (tomando mi verga con ambas manos y apretándola) esta delicioso.

En un movimiento rápido me quite el pantaloncillo y la ropa interior (ella me ayudó un poco). yo estaba a mil, sentía mi verga palpitando. Estaba en su máximo.

Sofia: Pero mira que tenemos aquí…Se ve exquisita.
Ron: Pues comprueba si de verdad está exquisita mama.
Sofia: Si…eso haré…no puedo tenerla así enfrente de mi y no probarla.

Eso hizo…yo estaba boca arriba, me quité la playera rápidamente y estaba ya totalmente desnudo con mi verga bien firme mirando al techo. Un poco de líquido pre seminal había puesto la punta de mi verga algo brillante.

Sofia: Pero si estas apunto hijito…

La tomó con su mano izquierda y con el dedo indice de la derecha la paso por la punta y retiro un poco de ese líquido viscoso y transparente y se llevo el dedo a la boca. Eso por poco hacia que explotara, nunca me imaginaba que mi madre pusiera ser así y obviamente menos con su hijo. Me controlé.

Ron: ¿ te gusta mami?
Sofia: Si papito…me gusta tu sabor…
Ron: si..dime papito…pero no dejes de probarla. que al igual que tus tetotas son mías,esa verga es tuya. disfrútala, llénate con ella.

No se lo repetí dos veces. con una mano agarro el tronco y con la otra se recogió el cabello y se lo puso sobre un hombro para que no le estorbara. Con una mano me estiré hasta la lampara sobre la mesa de noche y la encendí.

Sofia: ¿eres de los que les gusta ver?
Ron. Esto no me lo pierdo por nada.

Ella estaba en posición casi como a 4 patas pero agachada lista para mamar, de tal manera que tenía su culo levantado y formaba una silueta que en mi vida había visto tan perfecta.

Primero empezó con lenguetazos intensos. Desde la base de mi tronco hasta la punta. Ella hacia ruidos como de puta… gemía y resoplaba por la nariz a la par que propiciaba lenguetazos.

Sofia: Pues tienes un paquete muy bien dotado papito.
Ron: ¿ te gusta?
Sofia:Si papi….es perfecto para mi y sabe delicioso, y eso que aún no me lo trago todo.
Ron: ¿pues que esperas mamacita? Tragatelo, acabatelo.

En cuanto terminé de decir siquiera la última palabra de una solo bocado se metió mi verga en toda su boca, sentía sus labios tocar mis huevos, no me imagine tal capacidad en mi madre, era una experta debido a tantos años de práctica supongo.

Seguía resoplando por la nariz, al punto de ver como mis vellos púbicos se alborotaban con cada resoplido.

Ella no dejaba de gemir y de mamar como una gran puta:
Se sacó la verga.

Sofia: ¿como lo hago papacito?
Ron: ¿ te digo la verdad?
Sofia: Si papi dimelo, dime lo que quieras, que ahorita ya no soy tu madre, soy lo que quieras.
Ron: Lo haces como una puta, mamas como la mejor de las putas. Nadie me la había puesto así de dura.
Sofia: ¿una que?
Ron: una puta

Se volvió a meter mi verga en la boca pero esta vez me parece que con mas ganas después de escuchar que le decía puta una y otra vez, Yo al notar esto le decía:

“Puta puta….mamas como puta, mi madre es una puta,ahhh como mamas”

Aceleró el ritmo,definitivamente escuchar esas palabras la excitaban más.

Le dije que me iba a correr…

Sofia: Dámelo todo cabrón…. dámelo en la boca todo cabrón.

Esas palabras fueron el último esfuerzo que necesitaba para correrme, estaba a punto, tome a mi puta de la cabeza y guié sus movimientos con mis manos, lo hice intensamente, estaba a punto de correrme en su boca de puta. y así fue.

Sentí mínimo 3 grandes chorros inundarle la boca. ella gemía y no dejaba de mamar, sentía espasmos en la espalda y en toda la zona pelvica. Era la corrida mas formidable que había tenido, no se si por el morbo de que mi madre me la estaba mamando pero ni con mi esposa había tenido una corrida tan bestial.

Estaba yo exhausto…mi verga seguía latiendo, palpitando como tratando de recobrar la vida.

Mi madre se pone junto a mi recostada igualmente boca arriba acariciando mi pene y yo sin aliento.

Sofia: si que tenias mucho para mi eh.
Ron: Que puta eres…te lo tragaste todo.
Sofia: Mmmmmmmm esta deliciosa tu verga, tu leche es celestial.

dicho esto nos estábamos besando,los dos de lado frente a frente como cuando comenzamos; sus pezones seguían duros como roca y pude percibir el olor a su sexo…

Ron: Pero veo que alguien aquí todavía no esta satisfecha.
Mientra le agarraba su pepa por encima del calzón….estaba mas que empapada, estaba inundada; nada-más de tocarla mis dedos de la mano se mojaron todos, ella se retorcía como diciendo “ahora me toca a mi”

Ron: Te voy a regresar el favor Mami….
Sofia: ¿que vas a hacer cabrón?
Ron: ¿Como te caería una mamada….quiero probarte tu cola?
Sofia: mmmmmmmmmmmmmm

Mientras ella gimió fue a la vez que con sus manos empujaba mi cabeza hacia su entrepierna. Estaba yo frente a ese gran bulto que me pedía que la liberase.

Primero tome aire y respire ese dulce aroma que solo una pepa mojada tiene.

Le di un par de lamidas por encima del calzón solo para ir preparando el terreno (aunque ya estaba mas que preparado, estaba empapadísimo)

Ella gemía y movía las caderas mientras se agarraba las tetas con una mano y con la otra acariciaba mi cabeza.

Después de un par de lenguetaos le fui bajando el calzón y ella simplemente alzo las caderas para facilitarme mi labor.

Se los quite rapidamente y tenia frente a mi esa cola magnifica….los pelos estaban relamidos por mi saliva pero mayormente por los fluidos que salían de esa caverna.

Volví a hacer lo de hace rato con pequeñas lamidas sobre sus labios…su vulva estaba palpitando. No había notado que sus piernas ya estaban totalmente abiertas, sin pensarlo me sumergí en esa vagina peluda y hambrienta de mis mamadas…

Su sabor como era de esperarse era entre un sabor metálico y ácido. (me encanta el sexo oral, siempre en mis faenas con mi esposa procuro darle mamadas y recibirlas, es algo que no puedo dejar de hacer cada que tengo sexo).

Ella se estremecía y daba gemidos fuertes apretando los labios y sacando todo el aire por la nariz como síntoma de placer.

Le propiné muchas mamadas, yo estaba extasiado, sentí su clítoris, esa pequeña bolita de carne, entre rosada y oscura era un manjar que yo estaba disfrutando y era todo mio, ese clítoris era para mi esa noche.

Sofia: Pedazo de cabrón que bien mamas…..
no pares hijo de puta sigue mamando a esta puta, esta puta necesita tus mamadas. mmmmmmmmmmmmm aaaaaaaaaaa.

Esas palabras obscenas lograron que tuviera otra erección, e hicieron que mis mamadas fueran mas profundas, mi lengua ya me empezaba a doler, no alcanzaba mas profundo, creo que había llegado al tope cuando de repente arqueó sus caderas hacia arriba y tomo mi cabeza con fuerza, me eche un clavado en esa pepa mojada y deliciosa, ella gemía más y más, su fuerza sobre mi cabeza iba a hacerla reventar.

Sofia: Cabrón hijo de de putaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa mmmmmmmmmmmmmmm.

Su orgasmo llego……. mi boca trago cada gota que esa vagina tenía dentro. Yo trague y trague mientras los espasmos en ella iban disminuyendo; la fuerza de sus manos sobe mi cabeza también eran mas suaves.

Ron: ¿ me besarías después de haberme tragado tu pepa?
Sofia: Ven acá pedazo de cabrón, dale un beso a esta puta.

Con sus manos guió mi cabeza hasta su cara: Nos besamos eroticamente, de hecho sentí el sabor de mi semen que minutos antes le había depositado en la boca.

Los dos gemíamos, resoplábamos como un par de adolescentes en su primera vez.

Dejamos de besarnos y nos quedamos abrazados.

Sofia: que bien mamas, ni tu padre me ha provocado esas explosiones. Además de que el no es de los que gustan de mamar.
Ron: ¿pero como? esta pepa tan deliciosa que tienes (mientras ponía mi mano sobre su vagina, totalmente mojadisima y aún palpitante.

Se mojaron mis dedos y ella tomó mi mano y se la llevó a su boca lamiendo sus propios líquidos.

Ron: Eres una puerca, una puta cerda.

Con su otra mano sujetaba mi pene que seguía erecto desde que se la empece a mamar.

Me colocó sobre ella.

Sofia: Ya basta de mamadas…Hazme cien por ciento tu puta.

Tomo mi verga y la posiciono en su vagina y la introdujo poco a poco, me acomodé sobre ella en la típica posición del misionero y la introduje poco a poco.

Estaba hirviendo esa vagina, fría por fuera debido a sus líquidos y mi saliva pero caliente por dentro.

Ron: Si que eres una puta…aun quieres más. Pues te daré más. Ahora tu papito te enseñará que se siente ser puta.

Sofia: Mmmmmmmmmmm

Con un movimiento de sus manos sobre mis nalgas me empujó hacia ella. La sensación era indescriptible por muchas cosas, primero…soy casado. Nunca había pasado por mi mente montarme a otra mujer a pesar de que soy muy cachondo y en segundo porque se traba de mi madre. y en tercero porque realmente se estaba comportando como una gran puta.

Sofia: Mmmmmmmmmm que rico te mueves cabrón, eres un gran hijo de puta al cogerte a tu mamacita..mmmmmmmmmm

Apretaba los labios, se los mordía y no dejaba de mover sus caderas pidiendo que se la metiera más y más. Apretaba mis nalgas al punto de que me dolían, pero no importaba, el dolor (pequeño) no se comparaba con el pacer.

Ron: Pero que pepa tan suculenta tienes,además te mueves delicioso.

Nos besábamos mientras yo bombeaba y ella recibía mis estocadas, estuvimos así por varios minutos…me trataba de controlar para no terminar y disfrutar más a mi puta.

Las embestidas se aceleraban, los besos eran más intensos y los movimientos de las lenguas dentro de nuestras bocas eran mas violentos.

Sofia: ahhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhh si hijo de puta ya mero…vete conmigo cabrón…anda acompáñame cabrón.

Ron: Si mamacita si…..mmmmmmmmm puta puta puta…..

Ambos: Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh argggggggggggggggg

Lancé nuevamente varios chorros potentes de esperma dentro de mi madre, también sentí mas calor en mi pene debido a su orgasmo que lo había bañado, también las sabanas se habían mojado. Nos quedamos así…ensartados besándonos, ahora los besos eran como más..tiernos…pausados pero los movimientos de las lenguas eran intensos.

Así seguimos hasta que mi pene se puso un tanto flácido, seguía palpitando pero ya estábamos satisfechos.

Sofia: No pensé que algún día hiciéramos esto.
Ron: ¿ entonces porque paso?
Sofia: Porque nos amamos…y a partir de ahora yo seré tu puta cada que quieras; y tu serás un hijo de puta cada que yo quiera.

Nos besábamos y termino el sueño venceindonos hasta quedarnos dormidos, abrazados, desnudos, sobre algunos de nuestros fluidos, nuestros rostros respirando uno del otro.

Llegó la mañana y me despertó mi madre…

Sofia: Amor….ya despierta..
Ron: ¿Que pasa?
Sofia: Quiero sentirte una vez mas antes de que lleguen los trabajadores de la construcción ¿ si?
Ron: Pero desde luego…cada que quieras no necesitas pedirme permiso….simplemente pídemelo y yo haré y seré lo que tu quieras que haga y sea.

Me beso y se puso sobre mí, seguíamos desnudos, sentí su mata de pelos picarme el tronco de mi verga, la cual en menos de un minuto se puso tiesa.

Ron: ¿que quieres que te haga ehhhh puta?
Sofia: Quiero sentir tu leche en mi pepa otra vez, para llevarla conmigo todo el día.

La bese mientras le agarraba las nalgas, esas nalgas duras y firmes que ni siquiera cabían en mis manos, sentí como su vagina se lubricaba y mojaba mi ya duro pene.

Se sentó sobre mi y con una mano me la agarro y la puso en la entrada de su vagina, ya escurría pidiendo a gritos ser destrozada.

Sofia: Me siento tan puta…vamos acaba con este sentimiento cabrón hijo de puta (eso realmente la excitaba).

Ron: Si cabrona que tu pepa se trague mi verga…anda.

De un movimiento de la introdujo toda y nuevamente esa sensación de calor recorrió todo mi pene. Con sus manos sujetaba las mias sobre sus tetas, se las apretaba, las disfrutaba sus pezones duros duros los pellizcaba a la vez que ella gemía, con un movimiento tomo mi cabeza y la puso entre ese par de tetotas que ya estaban como globos, yo las mamé de inmediato mientras ella llevaba el ritmo sobre mi, subiendo y bajando introduciendo y sacando mi gran palo.

Asi estuvimos muchos minutos mientras los dos gemíamos.
Sofia: ya mero ya mero.. acompáñame cabrón..
Ron: quiero verte la cara de puta mientras te vienes…
Sofia: y yo la tuya hijo de puta.

Nuevamente un gran orgasmo orquestado y sincronizado inundo la casa con un gran grito de placer….

Ella se la saco y vi como goteaba un poco de su vagina nuestros fluidos, se recostó a mi lado y nos besamos y acariciamos para apagar las ultimas llamas del incendio.

Sofia: Bueno hijito….creo que terminamos..
Ron: si yo creo que ya terminamos, pero quiero que se repita
Sofia: Yo también….recuerda…soy y seré tu puta y tu serás mi hijo de puta.
Ron: así será mamá.

Después de eso estamos buscando la ocasión para hacerlo nuevamente porque como les dije anteriormente esto sucedió hace unas semanas, estamos planeando como vernos y poder tener otra sesión de sexo bestial como en aquella ocasión.

De vez en cuando chateamos y nos decimos cosas como:

“sabes hijo…..hoy me puse los calzones que llevaba la vez que fui tu puta”

Andamos de picaros para preparar el terreno de nuestro próximo encuentro.

Comentarios por favor a mi correo y en verdad es 100 % real, de tanto escribirlo creo que voy al baño a masturbarme.

2 thoughts on “Mi madre…la más ardiente, las más puta.

  1. saludos,esperando leer tu relato que es muy excitante y agradable ver como se posee a la mujer mas querida. gracias por ta bello relato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *