Mi Maestra de Karate

¿Que tal? Esta ocasión les contare, lo sucedido no hace mas de dos semanas. Resulta que se me dio por inscribirme a unas clases de karate,aqui en México es un deporte muy popular y ademas sirve para mejorar mi condición física.

Resulta que llego al gimnasio dende tomaría mis clases y de pronto veo entrar a Angela, una amiga de hace ya algunos años atrás, lr pregunte “Vienes a tomar clases también?” ella sonrio de una manera un poco ironica y respondio a mi pregunta “No, yo soy la instructora”, así pues transcurrio la clase durante una hora.

Hace unos dias, se me hizo un poco tarde por lo que no llegue a mi clase (por cierto es la ultima del día)pero pase al gimnasio para justificar mi inasistencia. Me lleve una gran sorpresa al encontrar a Angela entrenando sola algunos movimientos, eso no es lo sorprendente, sino que lo estaba hacciendo tan solo con un top y un short del mismo material, ambos estaban completamente mojados por el sudor resultado del ejercicio. Yo tome asiento y me dispuse a contemplar el entrenamiento, percatandome de que por debajo del top lucian un par de pezones totalmente erectos y se veian deliciosos, y bajando un poco mas la vista me encontre con un coñito igual de cachondo y humedo. Mientras contemplaba ese espectaculo, Angie, se dio cuenta de que la observaba, se dio la vuelta y camino hasta donde yo me encontraba, no pude evitar seguir viendo su cuerpo escultural y deliciosamente cubierto de sudor. “¡Hola!” Exclamo y despues pregunto “¿Por qué no veniste a clase hoy?”, yo un poco nervioso respondí “Tenía un poco de tarea de la universidad y pues…?” “No importa” interrumpio, ella notó la manera en que yo la había estado mirando y en tono de broma peguntó “¿A caso te gusto?” no me dio tiempo de contestar pues ella se arrodillo frente a mi y me dijo “porque tu si me gustas y mucho” tal situación provoco que dabajo de mi pants (pantalon deportivo)comenzará a erectarce mi verga, ella se dió cuenta de inmediato, se retiró, pense que todo había terminado ahí, pero no fue así, caminó a la entrada, y la cerro con llave por dentro, con una sonrisa picara y erotica me dijo “así nadie nos va a interrumpir”, yo seguia sentado en la silla, se colocó nuevamente frente a mi arrodillada y puso su mano sobre el bulto que se formaba bajo mi pants, lo apretaba un poco y despues se monto sobre mi, comenzó a besarme y a mover de manera ritmica sus caderas, por las caracteristicas de la ropo que ambos traimos puesta, yo podia sentor su coño y ella mi verga, sin decir nada, me despojó de mi playera y mi pants, saco mis calzones y comenzó a besarme la verga, despacio desde la punta hasta la raiz, despues la metió en su boca y rodeandola con ella dio inicio una mamada deliciosa ¡AGGGGGGGGGGGGGHHHHHH! fue la exclamación que me provocó, estuvó así varios minutos, no se cuantos pero fueron maravillosos, se detuvo, y dijo con voz entrecortada por la exitación “Ahora te toca a ti hacerme gozar, cupame mi raja que esta que arde”. Cambiamos de lugar y yo le quité su short y sus pequeños calzooncitos de un solo movimiento, separé sus piernas y comense a besarla en la hingle y poco a pocollegue a su cueva intima, caliente y humeda, deseosa de ser penetrada, mi lengua recurria toda esa cavidad y sobre todo su clitoris, “MMMMMMMMMM; AAGGGGGGHHHHHHH; MAAAAAAAAAAAAAS;OHHHHHHHHHHH; NO TE DETENGAAAAAS” era lo unico que escuchaba de mi maestra de Karate, ella se sepero de mi y se quito el top, ahora ambos estabamos completamente desnudos, se recosto sobre la alfombra, haciendo gala de su flexibilidad y elasticidad separó el compas de sus piernas de manera increible, lo que me permitia apreciar aun mejor ese coño que se apreciaba riquisimo, me dispuse a comermelo nuevamente, pero ella me detuvo diciendo “NOOO, ES HORA DE QUE ME METAS LA VERGA, QUIERO TENERLA ADENTRO DE UNA VES POR TODAS” En la pocision en la que ya se encontraba, me puse entre sus piernas colocando la punta de mi palo en la entrada de su cueva y comence a recorrerla sin introducirla, “NO HAGAS ESO Y METELA YAAA! accediendo a su petición de un solo golpe introduje mi palo que para entonces ya estaba bastante hinchado y grueso, la sorpresa fue mayor cuendo me di cuenta de que ese coño estaba demasiado estrecho ¡Era virgen! “¡AAAAYYYYYY! ¡ME DUEELEEE! PERO NO PARES SIGUE” exclamo, comenzo el mete y saca y el placer de sentir como las paredes estrechas de su vagina apretaban mi verga era indescriptible, ella por su parte seguia gimiendo y casi gritando con cada embestida que le daba con mi tolete, sin sacarselo nos dimos vuelta y ella quedo montada sobre mi, y comenzó a cabalgarme, “MMMMMMMMMMM! AAHHHHHHHH!OOHHHHH” era lo unico que atinaba a decir ella, le pedi que pararamos un momento para cambiar de pocisón, ahora le pedí que se colocara a gatas, volvi a penetrarla esta vez fue mas sencillo pues su coñito estaba completamente lubricado, así que comenzó de nuevo “la batalla”, hasta que tuvo un orgasmo, todo su cuerpo se estremecio, y las contracciones de su vagina provocaron que yo tambien me vaciara dentro de ella, “AAAHHHHHHHHHHHHHH! exclamamos los dos casí al mismo tiempo, la tome por la cintura y segui metiendo y sacando mi tolete de su coño, estabamos sudando aun mas que en la clase, me separe y saque mi miembro lubricado y lo introduje por su culo, ella grito de dolor, lo meti aun más y cuando estaba todo adentro, deje de moverme, poco a poco dejo de quejarse y me pidio que siguiera, asi lo hice hasta que ella tuvo un nuevo orgasmo. AH! eso fue riquisimo, regresé a la silla donde todo comenzó y me pidio que dejara que me la mamara nuevamente, no pude negarme, así lo hizo hasta que un chorro de caliente semen invadió su boca.

A partir de ese día de vez en cuando la clase de karate se prolonga un poco mas de lo normal. Claro que solamente para ella y yo.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *