Mi mujer follada por cuatro jovencitos al aire libre

Nuestra segunda ocasion se presento sin planearlo, buscando un lugar donde descansar, nos encontramos a cuatro jovenes que por 50 euros se follaron a mi mujer.

Mi mujer se inicio a follar con extraños haciendolo con dos campesinos, relatado aqui en “Dominacion Mujer” De esta primera experiencia no mencionamos nada entre nosotros, seguimos con nuestra vida normal y para nada altero nuestra relacion conyugal, yo trataba por todos los medios de demostrar que lo que hicimos era parte de la vida intima de cada pareja y que no existen tabues en el sexo, si los dos estan de acuerdo.

Tampoco nos desesperamos buscando la proxima ocasion, estas se presentan solas y donde menos se espera, Ana siguio exhibiendose en publico como de costumbre enseñando su entre pierna, a veces con bragas y otras sin ellas.

Pasaron seis meses, andabamos buscando un lugar apartado en el campo, por la provincia de Cadiz, nos habian aconsejado que era idoneo para ir de merienda y pasar un Domingo tranquilo, el lugar era desconocido para mi y andabamos perdidos siempre terminabamos en el mismo lugar, el rio, la arbolada y las ruinas de lo que un dia fue un lindo cortijo.

Ana estaba furiosa “Ya te dije que teniamos que ir a la playa” se quejaba, seguro que todo el mundo estaba en la playa pues no encontraba a nadie para preguntarle por el dichoso lugar, pare el coche me encendi un cigarro para mantener la calma y me puse a mirar el mapa del lugar tratando de orientarme.

“Mirame si viene alguien tengo que mear” dijo Ana mientras salia del coche, se fue hacia mi lado por parecer el lado mas protegido, a mi que me encanta ver mi mujer mear la miraba de reojo disfrutando como se alzaba la falda, bajaba las bragas a las rodillas y se ponia de cuclillas.

Cuando alce la vista de Ana pude observar como varias personas desde las ruinas del cortijo a escasos cincuenta metros controlaban todos los movimientos de mi mujer Instintivamente la iba avisar de la situacion, pero el morbo me detuvo y senti un verdadero placer que otros vieran como meaba mi mujer.

Ana se seca el coño se pone de pie muy pausadamente se coloca las bragas y baja el vestido, ella estaba de frente al coche por consiguiente los mirones estaban disfrutando del culazo de mi mujer, que de paso tengo que comentar tiene unas buenisimas nalgas.

Ana regreso a su asiento, yo seguia a lo mio, disimulando que estaba mirando el mapa, si se hubiese fijado a mi entre pierna se daria cuanta que la poya no me entraba en los pantalones, los mirones emprendieron camino que los acercaria al lugar donde estabamos parados, me hice el despistado y deje que fuese Ana la que se percatara de la

presencia de extraños.

“Mira cariño alguien se acerca” “Espero que no me hayan visto” dijo alarmada, yo mire

haciendome el sorprendido, eran cuatro jovenes de muy corta edad “No te preocupes son tan solo unos chiquillos” conteste “Bueno tan chiquillos no son, seguro que esos ya follan” yo me quede sorprendido por la contestacion y sin pensarlo le pregunto ¿Te gustaria que te follaran? hubo una pausa de silencio, Ana los miro y contesto “Si a ti no te molesta a mi tampoco” ¿Como? pregunte sorprendido “Lo que oyes”.

Me baje del coche creyendo que en cualquier momento me iba llamar y decirme que era broma, pero no, me vi delante de unos nerviosos jovenes que no sabian si salir corriendo o quedarse, el hielo lo rompi pidiendo indicaciones de donde estabamos y como salir de alli, me pusieron educadamente al corriente de la situacion y para darles un poco de confianza les pregunte que era lo que llevaban en unos sacos que portaban los dos mas mayores, “Caracoles” venian de recoger esos bichitos con cuernos que tanto le gusta a los franceses.

“Bueno ¿Os gusto el culo de mi mujer? silencio absoluto, uno el que parecia el mayor “Nosotros no hemos visto nada” “Que no pasa nada” dije para tranquilizarlos,

“Nosotros solo pasabamos y no quisimos….” le corte con la pregunta “Si la fallais os doy 50¤” ¿Esta UD de broma? pregunta otro, saque un billete de 50¤ y se lo di al mayor ¿Y ella que dice? pregunta este, sin saber que hacer con el dinero “Nada, esta esperando” ¿La quereis ver?

Ana tenia la vista fija en el salpicadero del coche, parecia que tenia vergüenza “Mira cariño estos chicos te vieron mear les gusto tanto tu culo, que ahora te quieren follar” Ana me mira y pasa la vista por los cuatro jovenes sin mencionar palabra, abri la puerta del coche para que la vieran mejor y los invite a que se acercaran.

“Vamos cariño enseñales las tetas” cabizbaja comienza a desabrochar la camisa, se la abre hacia los lados, con una mano baja el sujetador y con la otra se saca uno de sus enormes pechos y a continuacion le sigue el otro, los chavales hacen unos cuantos comentarios sorprendidos del tamaño de las tetas de mi mujer.

“Saca las piernas fuera del coche y abretelas” la vista era excitante, Ana tetas de fuera abierta de piernas enseñando sus braguitas rosa, eran tan finas que dejaban trasver la mata de vello moreno de mi mujer, invite al de la voz cantante que le tocara las tetas, este no se hizo de rogar y asi fueron manoseandola uno tras otro, los pezones se le habian puesto rigidos y la humedad del coño de Ana comenzo a notarsele en las bragas, era obvio que estaba disfrutando, me acerque a ella le eche mano al frontal de las bragas y se las separe para dejar expuesto su coño bien a la vista de los sorprendidos niños.

Ellos nos indicaron el lugar mas discreto para follarse a Ana, “Acompañales mientras cojo la manta” le digo a mi mujer. Ana seguia a los chicos, se habia tapado las tetas con la camisa sin preocuparse de meterlas en el sujetador, yo les seguia a corta distancia y notaba como uno de los jovenes mientras caminaban le sobaba las tetas, otro le habia metido la mano por el vestido para tocarle las nalgas, lo abrian visto en alguna pelicula pono.

El lugar era lo que en su dia fue el jardin del cortijo, extendi la manta en el suelo y ordeno “Vamos puta tumbate ahi” Ana se sento, se libro del sujetador, se recosto sobre la manta, alzo la falda a la cintura y se abrio de piernas, las bragas en ese momento las tenia empapadas, los chicos se quedaron sin saber que hacer “Vamos chicos darle una buena sobada” dos fueron al coño y un tercero a las tetas el cuarto el mas pequeño se quedo a mi lado disfrutar del panorama.

Los gemidos de Ana comenzaron de inmediato, la avian apartado las bragas hacia un lado y entre los dos le introducian los dedos y le abrian el coño, mientras que el otro le comia las tetas y la besaba la boca.

Le dije al mas espabilado “Metele el puño dentro a la puta” el joven con dificultad por falta de experiencia le fue introduciendo la mano dentro de Ana, la auto lubricacion era tal que la mano desaparecio por completo, siguiendo mi indicacion el chico se la folla con el puño, al de las tetas Ana habia conseguido extraerle la poya y le estaba dando una buena mamada, mientras lo hacia el chico le estruja con fuerza las tetas y le tira de los pezones, Ana deja de mamarla, se incorpora, le coje el brazo de chico que le tenia el puño introducido en el coño y le ayuda en el vaiven asta que le se viene en un estruendo orgasmo.

“Sacate la poya y follala” Ana en esta ocasion no pedia que se pusiesen condones sabia que a esa edad no le transmitirian ninguna infeccion, Ana se acosto nuevamente en la manta se saco las bragas se abrio bien de piernas y la penetro uno de los jovenes, mientras lo hacia le chupaba las tetas, a veces con el entusiasmo las mordia, al principio Ana lo reprimia, asta que se puso cachonda de nuevo y ya el dolor se habia convertido en placer, le dije al segundo que se le volviera a meter en la boca, me encantaba ver a mi mujer ser follada por uno mientras le da una mamada a otro, era la primera vez que veia a Ana mamarsela a otro, yo no podia aguantar mas tenia la poya en la mano y me estaba masturbando, aguantandome para no correrme.

Se corre el del coño, al sacarse de encima de mi mujer un hilo de leche sale de su coño, “Tu Turno, follala bien” tal y como estaba, la penetra el segundo, este chico en particular a pesar de no ser el mas grande, era el que la tenia mas grande la poya, era exageradamente grande y Ana lo noto de inmediato, dejo de chuparla y se concentro en follar al pequeño, lo abrazaba y le sujetaba su cara contra sus tetas y lo rodeaba con sus piernas, asta que llego su segundo orgasmo de igualmente ruidoso, reanudo la mamada al otro joven que al poco rato se le corre en la boca, Ana se atraganta y tiene que cesar de follar para escupir la leche que no se habia tragado.

Ana se habia puesto de rodillas para aclarar la garganta, aquel culo era demasiado atractivo para dejarlo sin follar, me puse a su lado le abri las nalgas “Follatela por el culo” le dije al que se quedo a medio follar, el chico se coloca detras de Ana le coloca la punta del nabo en el ano y se lo introduce casi de golpe, haciendo que Ana soltase un gemido de dolor, esta se desploma en su vientre y el joven sobre ella, el chico la folla por el culo como un desesperado haciendo caso omiso de las protestas de Ana pidiendo que cesara, la descarga no tardo mucho en llegar.

El pequeño miron que asta entonces no habia participado no dejaba de tocarse la pirula por encima de los pantalones “Vamos enseñanos lo que sabes hacer” a pesar de los animos de sus amigos el pequeño de todos, no se decide, “Niño tumbate en la manta” el peque obedece, Ana esta a su lado y lo mira con compasion “Sacale la poya y dale una mamada” Ana me mira incredula “Vamos termina con el y vamonos de aqui” insisto, Ana sin ganas saca la picha del joven se la frota en las tetas y comienza a hacerle lo que sin dura era su primera mamada, la poya del chico desaparecia en la boca de mi mujer.

“Ana follatelo” “No eso no” protesto Ana, tuve que insistir un par de veces y Ana paso una pierna sobre el pequeño y deslizo el miembro en su coño, Ana comenzo con su movimiento de vaiven, todo el jugo de Ana y lechada de los otros estaba dejando pringando al pequeño, Ana le coje las manos y se las pone sobre sus tetas para que las acaricie y el pequeño se corre estrujando con fuerza los pechos de Ana.

Cuando estabamos preparados para marcharnos al de la mamada se le antoja follar a Ana, “Por favor nunca he follado y que queria probarlo” Ana a estas alturas estaba cansada y dolorida, las tetas las tenia moradas y con marcas de las mordidas, el coño escocido por la introduccion del puño, pero a insistencia del joven y con mi ayuda, Ana luego de limpiarse un poco, se pone de rodillas y le pide que la penetre por el culo, el joven se la mete con suma facilidad ya que el tamaño de su poya no era como la de su amigo. Ana responde moviendo el culo como una perra, las tetas colgando con su vaiven me ponen a 100, me pongo de rodillas delante de ella se la meto en la boca, y le descargo toda mi leche “Tragala puta tragala” se trago mi esperma y de inmediato se corre el chico en su culo.

Fue para mi la mejor experiencia, Ana dice que la suya a sido otra que ya os contare.

Ana y Paco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *