Mi primer macho

Soy caribeño, costeño, nuestros países son un crisol de razas y yo también, hace poco cumplí 18 años, soy mulato, 1.75 unos 50 kg, tengo buen cuerpo que conservo delgado, como casi todos los mulatos aquí, cuerpo lampiño, pelo largo ensortijado y negro azabache. Mis ojos grandes y muy negros con grandes pestañas, mis labios muy rojos y sensualmente gruesos, en general no estoy nada mal. Estoy pendiente de vestirme a la moda, algo atrevido, pues casi todo lo atrevido me gusta. Me considero metrosexual, atraigo a chicas y hombres y me gusta flirtear. Mi experiencia sexual ha sido una sabrosa mamada que dio un lolito en el colegio este año que además para mi sorpresa disfruté viendo como él gozaba y frecuentes pajas frente a mi computadora viendo paginas porno que me han mostrado un abanico de posibilidades para disfrutar del sexo.

Hace unos meses cuando estaba todavía en el colegio conocí a un hombre por medio del chat de unos 26 años. Durante un tiempo nos comunicamos por el chat, primero solo por el teclado, luego por voz. Me encanto su voz tan grave y varonil y por fin venciendo mi natural desconfianza usamos las cámaras y nos vimos por primera vez. El es guapísimo, moreno claro, ojos verdes y cabello negro ondulado corto, mas alto y pesado que yo con un cuerpo muy bien trabajado, muy macho él. Cuando él me vio le gusté mucho, me dijo que tenia una cara de niño travieso y que si me atrevería a hacer travesuras con él. Yo le contesté flirteando que dependía que travesura me proponía. Se entusiasmo y me mostró su torso maciso y pidió que me quitara la camisa para verme. Me alabó mucho mi cuerpo y lo lindo que le parecía. Me pidió mi numero de movil y venciendo mi resistencia se lo di.

Desde ese dia y a cualquier hora me llamaba para enamorarme, decirme cosas calientes de mi y lo que sentia por mi. De noche me llamaba para decirme lo solo que estaba y que queria estar conmigo. Varias veces me dijó que me iba a chupar mi culito y meterme su lenguita y otras cosas asi que me excitaron mucho. Era la primera vez que alguien me hacia una propuesta directa tan fuerte y me excitó. Varias veces le dijé que no era pasivo pero que él me excitaba tanto que no me importaba tener su pedazo de verga dentro de mí si eso era lo que él queria de mi. Muchas veces me hablaba tan caliente por teléfono de lo que queria hacerme que me corría pidiéndole que me cogiera como él quisiera. Jamas me hubiera imaginado consintiendo esto, pero él tenia una forma especial de excitarme que no sabia como resisistir.

Un dia me pidió que comprara unas pastillas en la farmacia y me las tomara a diario, me mandó ejercicios para desarrollar mas mis nalgas y pecho, suavizar mis piernas y brazos y yo le hice caso, pues queria conocerlo, caerle bien y complacer sus fantasias eroticas que me excitaban mucho. Me recomendó un gel para untarme en mis pezones que se me pusieron muy sensibles y mas grandes, lo que me provocaba acariciarmelos y sentir como se me ponian duros de excitacion mientras el me veia en la web cam y me decia que me los chuparia delicioso. Cada dia sentia mas y mas el deseo de mamarle la verga de verdad y de que me cogiera, era tanto que él me ponderaba mi nuevo desarrollo corporal. Total me fue convenciendo de muy pronto conocernos, vernos, y por supuesto accepté que él seria el activo del encuentro y prometió que a cambio me llevaria a cumbres desconocidas de placer.

Una noche por fin vino a mi casa, a eso de las 2 de la mañana, mi madre y hermana ya estaban mas que dormidas, yo tenia miedo de que nos vieran juntos, rapidamente lo metí en mi cuarto, tranqué la puerta y sin mediar casi palabras, me abazó y besó, senti una atraccion hacia el enorme, incontenible, él se bajó el cierre del pantalón, sacó su verga que a pesar de la poca luz parecía de unos 19 o 20 cm. y me pidió que se la mamara, como tantas veces me la habia ofrecido por chat y movil, y yo se la habia mamado virtualmente haciendonos correr a los dos.

No pude soportar la emocion de por fin ver su semejante bello rabo colgando semi erecto esperandome, yo sabia lo que él queria, lo que mas le gustaba de mis mamadas virtuales, así que me arrodillé y me lo metí de golpe en la boca, se lo saboreé, me supo divino, a macho, a hombre y me gusto mucho de una vez. Su glande destilaba abundante precum que yo regaba por su capullo, saboreaba y chupaba con gusto mientras el gemia y suspiraba feliz, felicitandome por lo bien que se lo hacia. Yo se lo chupé, mamé y lamí como si de eso dependiera mi vida. No demoramos mucho, estabamos tan excitados los dos, mientras yo lo chupaba, me masturbaba tambien. mientras él me acaricaba la cabeza y la nuca felicitandome en voz baja por lo bien que se lo hacia. En poco tiempo noté que mi hombre se correría, así que saqué de mi boca ese falo delicioso y ví con alegria como él se corrió abundantemente, dejando caer su cremoso néctar en el suelo, yo acabé casi al mismo tiempo y dejé caer mi jugo sobre el suyo.

Luego de esa mamada tan “corta” quede más prendado, él se marchó despues de dame un buen beso y yo feliz probé nuestros nectares saboreandomelos y diciendome que la proxima vez me lo tomaria directo de su biberon. No sentia sueño, pues estaba muy excitado, al rato él me llamó al cel y me dijo que pasaría por mi al día siguiente temprano y que me daría todo lo que no me pudo dar esa noche. Yo estaba tan excitado, que acepté y me dormí feliz soñando con él.

Al dia siguiente me corté los vellos pubicos dejandomelos como los modelos porno de las peliculas, me depilé mis testiculos, asegure que mi perineo y colita quedaban sin un pelito y me puse crema humectante por todo mi cuerpo hasta sentirlo suave y lustroso, tambien me puse el perfume mas dulce que encontré, me puse una tanga blanca de encaje que me compré esa misma tarde, era hilo dental y sentir la tirita apretando entre mis nalgas, separandomelas y pegada a mi raja me dió mucho morbo y excitación, ademas sentia que me paraba mas la cola que le ofreceria a este macho de mis sueños. Por delante la tela me recogió mis bolitas dentro de mi pelvis y me desaparecio practicamente mi pequeño pene. Luego me puse un mini short de playa blanco y una franelita azul celeste corta, sin mangas, escotada en v, ceñida a mi cuerpo destacando mis pechitos carnosos con sus pezoncitos paraditos y duritos, dejando mi cinturita a la vista, sandalias playeras, unas argollitas doradas en las orejas, brazalete y anillos terminaron mi atuendo. Me maquillé suavemente, puse brillo en los labios, aceite en el pelo para darle brillo, todo para verme bien juvenil, atractivo y sentirme bien sexy para conquistar a este macho buenisimo que ya me entusiasmaba mucho.

Efectivamente temprano la noche siguiente pasó por mi en su auto ultimo modelo. Yo estaba esperandolo en una calle no muy transitada cerca de mi casa, posando muy sexi. Varios autos con hombres solos pasaron mas de una vez viendome, silbandome, invitandome a conocerlos. Yo los ignoraba, pero me hacian sentirme feliz y bien deseado. Por fin paso él, me abrio la puerta y me subí a su lado, tenia vidrios polarizados, me abrazó y besó. Yo tambien hice lo mismo, pues estaba contento de que hubiera vuelto a buscarme. -Estas de 15 chamo, me dijo lamiendose los labios mientras me detallaba el cuerpo vestido asi como él queria verme. El tambien estaba de short, se le notaban sus piernas morenas fuertes y velludas, su playera ceñida dejada relucir sus pectorales bien desarollados y sus brazos de acero. El bulto duro de su entrepierna era impresionante. Yo tambien me relamí de prensar que iba a disfrutar de ese manjar otra vez. El se mantuvo con su brazo alrededor de mi cintura y yo pegado a su cuerpo le acariciaba el paquete que pronto él me montaria para hacerme suyo. El me llevó a un motel en las afueras de la ciudad. En este lugar aparcas el coche en un garaje presionas un botón y se baja la puerta tipo cochera. Pagas una cantidad en billetes la cual se hace todo a través de una ranura, luego se abre una puerta de madera que conduce a una habitación con cama matrimonial, TV, bar, espejos, etc. Todo muy confidencial y nadie sabe con quien entras ni quien eres.

Yo estaba nervioso y emocionado pues sabia que aquel hombre estaba dispuesto a cojerme a como diera lugar y yo estaba ilusionado de ser suyo. Seria la primera vez que me dejaria cojer. Antes de todo nos fuimos a duchar, el me desvistió e hizo comentarios lascivos sobre mi cuerpo mientras me lo acariciaba quitandome las poquitas prendas de vestir. Cuando me vio en tanga me pidio que le diera la vuelta para admirar mis nalgas al aire y me silbó acariciandomelas y agarrandomelas, diciendome que culito mas lindo tenia y que me lo partiria en dos como una fruta madura. Me pidió que fuera yo el que me bajara el tanga, yo lo complací feliz y le ofrecí mi culito abriendome sus cachetes para que me viera mi huequito virgen rosadito. Era la primera vez que me desnudaba para alguien. El me veia desnudo, se relamia y no dejó de alabarme mis atributos: mi cola bien parada, redonda, durita, mi cinturita estrecha, mis piernas bien torneadas y lampiñas, mi espalda en v y mis pechitos bien carnositos. Me dijo que me disfrutaria como él queria y que yo gozaria con él como nunca me lo hubiera imaginado y hoy me lo demostraria todo. Me enjabonó bien mi culo diciendome que lo tenia muy suave, tierno, y lampiño como a él le apetecian. Me metió varias veces sus dedos bien jabonosos en mi tunel, dejandomelo super limpio y algo estirado a su gusto, punteandomelo despues con su verga y haciendome desear tenerla metida en mi. Yo me sentia divino que un machote como él me tratara asi con tanta intimidad y le correspondí, tambien enjabonandole todo su cuerpo fibroso, musculoso y duro. El tenia su verga y sus bolas duras como una roca, yo después de enjuagarselas muy bien, me arrodille frente a él y me dispuse a darles un tratamiento intensivo con mi boca.

Mientras le chupaba ese falo buenisimo, el me agarraba por la cabeza haciendo presión y guiandome la boca como para que no le dejara ni un solo centimetro sin mamar. Me fascinó chuparselo otra vez. Ahora con toda la luz se lo pude admirar en todo su esplendor. Me excitaba y disfrutaba como loco lamerselo, mordisquearle las huevas grandes bien puestas con fuerte aroma a sexo macho. Me encantó ver su cara de placer y hacerlo gemir. En fin nunca me imagine que yo estaria complaciendo a un hombre sintiendo tanta excitacion yo tambien, pues mi verga estaba a millon, destilaba precum como él y me la pajeaba tambien. El tambien disfrutaba viendo como yo se la mamaba y me masturbaba a la vez. El me acariciaba la cabeza, mi cara, mis hombros y mis tetillas que se me pusieron duras y bien paraditas. Ademas me decia cosas bien morbosas de mi y del trabajo que le hacia, motivandome mas y mas a seguir complaciendolo. Cuando me comenzo a decir que yo era su putico bien rico, casi me corrí de la emoción. Su tronco era duro venoso y delicioso para lamer y chupar, ademas de enorme y grueso. Su glande era un hongo grande rosado que brotaba solo de su envoltorio rezumante rico presemen que yo lamia y mamaba como nené hambriento de leche. Las huevas me las metia en la boca y chupaba queriendo de una vez comerme su rico y espeso contenido. De vez en cuando él agarraba su instrumento y me golpeaba o acariciaba la cara, el cuello y el pecho con el. Era increible sentirlo asi conmigo, tan duro, excitado, dicendome cosas morbosas sobre mi y lo que queria hacerme, yo le confirmaba todos sus deseos y pedia que pronto me desvirgara y me hiciera suyo.

Acto seguido me levantó de golpe y me dió un beso profundo, sentí que me faltaba el aire, me puso tan excitado que sin decir nada entendí que ya era hora que él iba a darme la ración que tanto esperaba de él. Se sentó en el piso de la ducha con las piernas ligeramente dobladas y separadas, yo hice lo mismo pero mirando hacia él y nos besámos largo rato. Sus besos intensos me cautivaron una vez mas y yo se los devolvia con pasion desbordada. Cada vez mas y mas deseaba complacerlo, deseaba que me cogiera, que me hiciera suyo, que yo lo complaceria en todo que él quisiera y como él quisiera. El notó como sus besos y caricias me iban conquistando, derritiendo cualquier resistencia que hubiera tenido a dejarme hacer lo que él quisiera. Yo lo deseaba ya locamente y el sintió que habia llegado el momento de desvirgarme, pues ademas todo el tiempo me acariciaba las nalgas, el culo y me metia sus dedos que yo le ensalivaba para lubricarme y abrirme bien mi huequito para poder meterme su tranca deseosa ya de entrar.

De repente me tomó por las caderas me levantó y me dejó caer sobre ese rabo tan duro. Yo gemí divino de sentirlo queriendo cogerme. Sentí su cabeza de verga en mi ano tratando de abrirse paso, yo le supliqué que fuera con cuidado, que era virgen, que no podía meterme todo ese mastil de fierro de una vez, pero el no hacia caso de mis ruegos e insistia penetrarme como fuera, tal era lo que yo le provocaba y excitaba en ese momento. De pronto sentí que me levantó y me dejó caer sobre su verga, ya esta vez si me entró, chillé, me dolió el culo, me desvirgó, pero era tanto el frenesí que me colmaba que yo no podía parar de acomodarme y tratar de sentirlo mas y mas dentro de mi. El me decía que solo era la cabeza de su verga que me habia metido, lo decía para tranquilizarme, pero en realidad el ya me tenia bien enganchado en esa verga gruesa y grande y yo estaba disfrutando de ella como él me habia prometido. Yo subia y bajaba mi cuerpo sobre su estaca, clavandomela toda y gimiendo de placer con cada clavada, mientras él me besaba la boca y me soltaba palabras de aprobacion que yo deseaba y me hacia sentir muy bien. Ya me paso el susto, el temor, ahora solo disfrutaba que me cogiera, ya era suyo y haria todo por complacerlo.

Luego me dijo:
-Vamos a la habitación nené, que te quiero coger en la cama, yo asentí y le contesté
-Siii papito, pero antes apagame el aire acondicionado que estoy mojado y me da frío.

Nos secamos los dos el uno al otro. Mientras me arreglaba el cabello, el salió del baño, apagó el aire y al entrar yo al cuarto lo encontré acostado en la cama acariciando su verga esperandome. Yo lo vi asi tan macho que no me pude resistir, me abalancé sobre él y comencé a acariciarle esa piernas musculosas velludas locamente, comencé a chuparle sus bolas grandotas llenas de ese delicioso nectar y su verga otra vez mojadita de presemen delicioso que me trague goloso, y él depues de disfrutarme unos minutos y sin dejar que yo dijera nada mas, de repente me tiró en la cama bocarriba. El se arrodillo entre mis piernas abiertas, me las levantó, las coloco sobre sus hombros dejando mi desvirgado ano al aire y libre para que entrara una vez mas ese monstruo de verga. Le dije que no, que no podía aguantarlo otra vez, pero nuevamente me la metió, esta vez sin piedad, facilmente y de un solo empujón estaba dentro de mi. Que riiico papiiii, siiii cogeme diviiinooo de nuevo, me salio espontaneamente al sentirme poseido una vez mas por mi macho.

Sentí que me moría, que me faltaba la respiracion, pero más que dolor lo que sentía era un placer indescriptible. Ese hombre me cogia y me daba placer como yo nunca me imagine era posible. Ademas yo estaba con una erección tremenda. Me decía cosas como: Gimes divino chamo, tienes cara de estar gozando como lo putito que eres. Esto era lo que me pedías por teléfono así que aguanta tu ración de verga carajito, te voy a dar guevo hasta que te quepa todo y acabe yo, ya sabes que lo haré porque eres un mulatito para palo y tienes un culito muy respingon que me provoca que jode chamo. Siiii papppiiiii cogemeee durooo, metemeee looo toodiitooo pappiiii le conteste feliz y excitadisimo, viendo en los espejos como se movia y me lo metia y sacaba como le daba la gana, mi huequito se acomodaba a su piston de acero y lo complacia totalmente.

Estuvo casi 1 hora cojiendome en todas las posiciones, disfrutando los dos al maximo, yo hacia todo lo que el queria y le gustaba verme y sentirme, metiendomela, ensartandomela, moviendome con ella dentro de mi haciendolo disfrutarme y disfrutando yo tambien como el putito que seguia diciendome que yo era. Ya me crei ser putito, pues para no haber tenido expreriencia previa me movia como poseso y le daba todo lo que me pedía con gran gusto. Por ultimo me puso en 4 patas y me culió diciendome que nunca nadie lo había provocado tanto como yo hasta ese día, yo le dije que me correría si seguía culiandome así tan divino, y me contestó que eso queria él, que yo me corriese tambien cuando me cogia, para que yo aprendiera a disfrutar al maximo de mi macho que era él.

Cada vez aumentaba la velocidad de su cogida, jadeaba y sudaba mas diciendome lo rico y apretadito que era mi culito, yo lo veia en el espejo de la pared y no podia creer que ese era yo en cuatro patas dejandome coger por ese padrote y disfrutandolo increiblemente. Sentí su guebo mas caliente, mas grande, mas duro, mas acelerado dentro de mi tunel de amor y eso me indicó que estaba apunto de correrse, -oh si correte ahora, le dije, -quiero tu leche caliente en mi boca, -te la voy a dar todita mi amor y entonces sentí como me sacó el pene, me dejó un vacio, se quitó el preservativo, me voltió y descargó toda su leche en mi boca sedienta de él, mientras yo me masturbaba y me corrí como nunca. Cayo encima de mi me abrazó y besó enloquecido de pasion. Yo tambien lo bese y abrace, feliz de sentirlo jadeante montado sobre mi. Me agarró mis pechitos, me los apretó con sus dedos como si fuera a sacarme leche y me chupó las tetillas haciendome gemir de placer diciendome mas cosas lascivas, dandome a entender que yo era suyo ya y que me deseaba tener siempre asi, a su disposicion. No me soltó hasta que le prometí todo lo que me pidió, entonces me ordenó que le lavara su verga, botara el condon, me aseara y me vistiera, mientras él tambien se vestia.

Salimos de alli con un hambre atroz y me propuso ir a cenar con él en el malecon, por supuesto asentí y pronto estabamos entrando a un restaurant muy acogedor y desconocido para mi. Cuando mis ojos se acostumbraron a la oscuridad noté que estabamos en una mesita para dos rodeados de otras parejitas como nosotros cenando de lo mas enamorados. El mesonero, un chico muy guapo, se nos acerco y mi hombre pidio champan para celebrar. Bebimos y cenamos delicioso acariciandonos y diciendonos palabras muy romanticas. El quiso seguir la fiesta conmigo y yo feliz. Fuimos a una disco gay a bailar y pronto agarramos otra calentura pues él bailaba muy pegado a mi y yo disfrutaba de su verga dura en mi vientre o mis nalgas segun bailabamos. Era mi primera vez bailando con un hombre y me dejé llevar por él como quiso hasta que me propuso ir a su casa a pasar la noche con él y asentí feliz de volver a tener la oportunidad de dejarme coger por él.

Llegamos a su departamento, encendio la luz suave, puso musica romantica y me invito a pasar solo a su habitacion a prepararme para la noche. No sabia que esperar, pero alli estaba lo que el queria de mi, acomodado en su cama matrimonial. Rapidamente me desvestí quedandome solo en tanga y me puse la batica y sandalias transparentes con que deseaba verme. Me vi en el espejo y no podia creer lo lindo que me veia, me excitó de verme asi. Me perfumé y salí al encuentro de mi macho hecho todo un hembrito.

Estas espectacular nené, me dijo admirado, eres un mulatico muy sexi, me di la vuelta y posé para él de espaldas. ven sientate en la piernas de tu papi y le obedecí, feliz de sentarme sobre ese palo duro que me volvia loco. Me abrazó y besó tiernamente mientras yo me acomodé su verga entre mis nalgas y asi pasamos largo rato exstasiados juntos. ¿te gusta asi, ser mi nené? sii papiii me gustaaa, me siento diviiinoo, tuyooo, le conteste agitadisimo atiplando mi voz. sabes, continuó, quiero que seas mi parejita asi aqui todo el tiempo, dime que si. Siii papiii siii quiero ser tu nené siempre, le conteste y nos besamos apasionadamente.

Ven vamos a nuestra cama, a estrenarla, la compré hoy para nosotros. Ohh pappiiii que riiicooo! y levantandome con sus brazos poderosos me llevo a la cama, me puso boca arriba, yo abri mis piernas y el se recostó entre ellas y pude sentir su verga dura contra mi tanga. Me puso una almohaba debajo de las nalgas levantandome mis caderas, abrí mas mis piernas y las enrollé en su espalda y el moviendo mi tanga a un lado puso su instrumento de placer en la entrada de mi cuevita de amor. Yo agarré sus caderas y presionando hacia mi, me lo clavé. Que rico mi amor, me dijo feliz al sentir mi apretado esfinter rodeando su verga y entrando hasta el fondo de mi ser.

Fue la cogida mas espectacular de la noche, nos moviamos los dos aumentando las sensaciones de placer de cada uno hasta llegar al orgasmo delirante. Yo me estremecí de pasion y lujuria de repente y sentí mi esfinter apretar con todas mis ganas mientas comence a eyacular dentro de mi tanga y él a la vez descargaba su fenomenal dosis de leche dentro de mi, refrescando mi tunel ardiente de deseo y placer sexual. Nos besamos apasionadamente y quedamos dormidos asi juntos, él sobre mi y dentro de mi.

Varia veces en la noche se despertaba, se ponia duro otra vez y me cogia divino hasta volver a eyacular y llenarme mas y mas de su nectar de amor. Mi huequito estaba desbordado de su abundante leche y amanecí totalmente pegajoso de semen con él abrazado de mi. Cuando mi macho despertó me llevo a la ducha con él y juntos nos bañamos y aseamos, ya sintiendome su pareja. Lavé muy bien su sexo y él se ocupó de lavarme a mi dejandomelo bien limpio para volver a metermelo cuando él quisiese. Me dió ropita limpia muy sexi, tanga, minishorts y top. Me puse las sandalias y sali moviendo mi colita hacia la cocina con él abrazandome y acariciandome mis nalgas. Los dos nos fuimos a desayunar, aprendí rapidamente lo que le gustaba y se lo preparé. Metí toda nuestra ropa y la ropa de cama a la lavadora mientras él veia las noticias en la tele y me preguntaba si queria ir a la playa ese dia.

Por supuesto mi amor adonde tu quieras llevarme y asi salimos a la playa. Pero no fue una playa cualquiera, alli conocí a otros chicos como yo que serian mis nuevos amiguitos y compartiriamos las intimidades de nuestros machos que jugaban domino y tomaban cerveza mientras nosotros les preparabamos un suculento almuerzo de pescados y mariscos para mantenerlos bien activos con nosotros. Cuando les conté que solo habia sido anoche que él me habia desvirgado, todos se emocionaron y relataron como fue su primera vez. La mayoria habia sido con otro hombre y varios habian tenido varios novios antes del actual. Pero yo era el mas jovencito e inexperto y todos me contaron nuevas formas de complacer a mi hombre y como gozarlo yo mas a él, que fui poniendo poco a poco en practica para felicidad de ambos y evitar la rutina.

Todos me recomendaron seguir con las pastillas que él me habia dado y el gel para el pecho para mantenerme en forma. Tambien me recomendaron la depilacion permanente con laser y si me hacia falta, liposuccion en la cintura y vientre. En fin ese dia salí aprendido en el arte de conservarme como queria verme mi macho y convencido que eso era lo que yo deseaba. Intercambiamos numeros de cel para vernos durante la semana, hacer mercado juntos, tomar cafe, ir al gym, salir a los centros comerciales, cines de matinée y demas placeres de chicos con macho fijo y con derecho a todo.

He tratado de acortar la historia pues hemos hecho mucho mas. Actualmente llevamos una relación linda de pareja, vivo con él, lo cuido y él me mima, me culea cuando él quiere y yo le pido que me de mi ración de verga que es casi a diario.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *