Mi tía Lucia

Les contare cuando mi tía Lucia me pillo masturbándome con sus bragas y tacones.

Quiero contarles con una buena cantidad de detalles este fetiche que he ido desarrollando a lo largo de los años porque espero que así como me caliento escribiendo esto, se calienten al leerlo.

Este fetiche de oler bragas usadas y tacones usados empezó cuando estaba en la casa de una amiga y tenia tirada una braga, mientras no se daba cuenta yo me la iba metiendo en el bolsillo y cuando llegue a casa la oli, tenia el aroma a ella, tenia el aroma a mujer que rodeaba toda su concha y cabe decir que me di unas buenas pajas con esas bragas. Ahora bien, con oler tacones usados es por el mismo fetiche que tengo, me encantan los pies, olerlos, acariciarlos, lamerlos, masajearlos uff es una sensacion incomparable y pues los tacones tienen el aroma que a mi tanto me gusta, igualmente, aroma a mujer.

Yo vivo en casa de mis padres y la casa adjunta es la de mis tías, se puede decir que es una misma casa pero vivimos cada quien por cuenta propia. Tengo 3 tias, Mónica que tiene 52 años, la mediana, Lucia de 49 años (de la que les voy a contar el relato) y la menor Andrea de 47 años. Monica es alta, pelo negro, buen cuerpo, delgada, atletica, tetona, buen culo, piernuda y lindos pies. Lucia es alta tambien, pelo castaño, muy buen cuerpo, mas culona que tetona, muy piernuda y bellos pies. Andrea tiene las tetas mas hermosas que he visto, es alta igual que sus hermanas, pelo castaño, culona no tan tetona y unos pies de infarto.

Una tarde en la que mis tres tias habian salido logicamente habian dejado la casa sola y por esa razon me habia pedido que le cuidara las plantas y que le diera de comer a un perico que ella tenia. No vi la razon por la que negarle el favor entonces llegue hice lo que me pidio y me quede curiosiando entre toda la casa nada mas porque estaba aburrido pero se me vino a la mente registrar la ropa de mis tias, la ropa interior precisamente y los tacones de aguja por supuesto.

Fui a cada cuarto y entre a un paraiso, habian tangas, bragas, bragas de encaje, de todo tipo y los tacones eran una maravilla, tacones abiertos, cerrados, de plataforma, de aguja, altos, bajos, yo me encontre con el paraiso. Primero fui al cuarto de Andre, tenia una tanga azul, roja y unas bragas negras usadas que olian a su aroma mmm, meti mi nariz hasta el fondo y no tuve mas remedio que masturbarme, se sentia olor a orin, a fluidos, a su concha y esa mezcla, es la mezcla que hace un especial aroma que a mi tanto me atrae. Pase a lamer el hilo del culo, lo chupe con todas las ganas y masajeaba con mi lengua la parte donde siempre estaba su conchita tan rica, no pude controlarme, me desenfrene oliendo tacones de aguja tambien, agarre unos negros con aguja muy fina y olian a sus lindos pies, olian a una noche de baile, olian a su uso constante donde sus pies imprimian el olor haciendo un aroma tan exitante que no se puede resistir.

Me pase oliendo y lamiendo durante unas dos horas talvez, y ese fue el problema, que no senti la nocion del tiempo y derrepente, me recuerdo que estaba echandome una paja deliciosa oliendo unos tacones de Lucia, unos tacones de aguja azules y unos parecidos solo que en color cafe, uff tenian el mejor olor del mundo, sin duda alguna la que mejor olor tenia era Lucia, mientras me pasaba una tanga muy usada por mi boca y con la otra mano me echaba la paja con una tanga de Monica, total, estaba apunto de correrme y entro Lucia, al cuarto, ella habia regresado temprano de donde habia ido y grito mi nombre al entrar sorprendida al entrar al cuarto y yo ya no tenia control para parar, segui masturbandome pese a que ella estaba ahi parada preguntandome que demonios hacia hasta que deje caer una increible cantidad de leche en el tacon derecho azul, ufff la mejor para de mi vida hasta ahorita.

Entre tantas sensaciones, de sorpresa, confusion, exitacion, miedo, solo le mire fijamente a los ojos a Lucia y ella me pregunto: ¿Que crees que estas haciendo con mi ropa y zapatos?

Quiero una explicacion inmediatamente aunque sea cual sea no te vas a salir ganando de este lio tremendo. No me dio tiempo de subirme el boxer ni el pantalon por lo que decidi explicarle el bolas, con mi polla llena de leche y todavia empalmada por la situacion que estaba sucediendo, mientras le explicaba mi aficion y mi descontrol al ver tan irresistibles tacones y tangas que decidi oler su aroma de mujer y mientras le explicaba solamente para endulzar su oido porque yo sabia que estaba muy enojada, pude notar que se metio dos dedos a la concha, mientras se masajeaba y hacia cara de seria, yo le contaba y sabia que estaba tocandose pero yo no le dije nada por miedo de que me respondiera todavía peor.

Me dijo: ponte el boxer y ven a la sala cuando limpies todo este desastre. Asi lo hice y me dirigi hacia la sala, ahi estaba ella muy pensativa acerca de la escena que acababa de ver, me dijo: no me opongo a la masturbacion, te tengo que ser honesta si te quiero corregir, yo tambien me masturbo pero hay que encontrar el placer en el sexo. Mientras me explicaba se me empalmo otra vez y 19cm no son faciles de esconder, por eso me dijo: Vaya que despues de una paja no se te duerme lo que tienes. Ya con un tono mas tranquilo. Perdon tia Lucia pero al hablar de esto pues esa es la reaccion. le dije y le solte una sonrisa como para romper el hielo. Me dijo: ¿Y porque te gusta oler los pies? ¿Que le encuentras de exitante? No solo los huelo, los lamo, los chupo, los beso, los acaricio, los masajeo, me encantan demasiado y le encuentro cada detalle exitante, le dije. Ven acercate, me dijo un poco mas seria. Huele mis pies. Al oir esas palabras lo primero que paso es que se me puso dura hasta el tope y a medida que los olia, que olia ese aroma directamente ya no del tacon, ahora era contacto directo no me resisti a darle unos besos y a meter mi boca en el dedo gordo, me los quito y me regaño diciendo: Bueno tampoco te dije que te pasaras de oler, solo te queria dar tu gustito porque se que no eres un chico con vicios y te portas bien y pues espero que este incidente no vuelva ocurrir porque no sere tan condesentiente la proxima vez, asi que espero que no haya proxima vez.

No tenga pena Tia Lucia, aunque no le puedo prometer que no lo seguire haciendo, es demasiado delicioso para mi, dije con autoridad aclarando las cosas. Bueno, es cierto, solo hazlo con discreción. Me despedi y me fui disculpandome una vez mas y asi fue como me respondio y me dio seguimiento a un sin fin de fantasias que pues puede que en otra ocasion cuente: No tengas pena, ahora ya se quien me va a dar un masaje de pies cuando este cansada.

Solto una risa que la encontre muy morbosa y solo le respondi, asi va a ser, cuando quiera tia. Me despedi y pues esa vez fue el principio de muchos goces con los pies de mi tia Lucia que al tanto pensar en ellos, me provoca una paja jeje. Espero que les haya gustado y bienvenidos sean los comentarios y votaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>