Mis vacaciones con Maria, ella 60 y yo 16 en Granada

Relato una historia real, que me paso cuando tenia 16 años.

En el verano este, fui a la playa de Granada a pasar el mes de Agosto con mis padres. Quede claro, que no me gusta la playa mucho, pero no tenía opción, puesto que había suspendido una asignatura y tendría que recuperarla en Septiembre. En fin, paso a relatar lo que me ocurrió ese verano, que no puedo olvidarlo desde entonces.

El segundo día de estar allí, ya acomodados en el apartamento, y un poco organizados, mis padres se fueron a la playa, y como a mi no me gusta la playa, me fuía a una zona apartada de cañas, a ver que veía interesante. Al cabo del rato, encontré una revista pornográfica escondida entre las cañas, y me adentré para verla, me senté en una toalla que llevaba y comenzé a ojearla. Al cabo de poco, noté que tenía la polla bastante dura, y me quité el bañador y la camiseta, y comenzé a hacerme una paja. Se estaba muy bien así, con el sol dandome en el cuerpo, y me recoste hacia un lado, y con la revista viendola, y con la mano derecha haciendome una buena paja despacito.

En este momento, salio un pajaro de las cañas, por lo que mire hacia arriba, y vi en el edificio que pegaba a esta zona, en el balcón a una señora mayor de unos 60 años, que me estaba mirando, en ese momento, me tape con la toalla y disimulé como pude, e hize como que no habia visto nada, y me puse las gafas de sol y me encendi un cigarro. De esta forma miraba a la señora en el balcón, y senti que estaba mas excitado aun que pajeándome al ver la situación, por lo que me quite la toalla de encima dejando mi polla a la vista, cosa que la señora correspondió agachándose, de tal forma que le veía las piernas abiertas y unas bragas negras, que me llevo mi imaginación a imaginar que era su coño peludo. Ante la situación y la vista, comenzé a hacerme una paja mirándola a ella, y ella me correspondía con una mirada fija y una sonrisa picaresca, así durante unos minutos que me corrí, y ella me correspondió con un gesto de pasar la lengua por sus labios, cosa, que me excito mucho, y di por terminada esta buena paja. Me tumbe en la toalla, tomando el sol sin ropa, y cerré los ojos; así estaría durante unos 20 minutos, en los cuales, creo que incluso dormí, pensando en lo que había pasado.

Escuche moverse las cañas y unos pasos que se acercaban, y me incorporé y me puse la toalla por encima, y me encendí otro cigarro, para que pareciera la cosa normal, cuando ví aparecer a unos 10 metros, a una señora, con gafas de sol, pareo y una pamela grande y un bolso, que se acercaba a unos 15 metros, y se paraba a unos 8 metros de mi. Era es de estatura mediana, pelo castaño rizado, mas bien gordita, y por lo que se dejaba notar en el pareo, con mucho pecho. Saco del bolso una toalla, la extendió en el suelo y se sento encima de ellla.

S – Buenos días!
Y – Buenos días! (En este momento, pensaba en como me iba a levantar, ya que estaba sin nada puesto de ropa)
S – Veo que has encontrado mi sitio secreto, aquí vengo yo a tomar el sol porque no hay nadie.
Y – Señora, si le molesto, me voy, es que he llege ayer para pasar este mes de vacaciones aquí, y he visto el sitio, y me he quedado aquí.
S – Si!! Ya te he visto que estabas aquí (Sonrisa)
Y – Como? (En este momento al ver la sonrisa picaresca de esta mujer, me di cuenta, que era la señora del balcón).
S – Bueno, es mejor que estes aquí, porque me aprobecho de esto, y me puedes dar crema, si no te importa.
Y – Si por supuesto (y cogi el bañador para ponermelo por debajo de la toalla)
S – Muchacho, te he estado viendo antes, ahora te da vergüenza que te vea.
Y – No, no pasa nada, era por usted. (me dirigo a ella con la polla al aire, que estaba un poco flácida).
S – Toma la crema y dame por la espalda.
Y – Vale (comenze a hechar crema por la espalda, y a masajear la espalda para extenderla).
S – Espera que me baje el bañador, que se va a manchar de crema. (Se bajo los tirantes del bañador y vi el volumen de aquellas tetas impresionantes, cosa que me empezó a excitar y a notar que la polla me iba creciendo, e intente darle masajes despacio, para que se bajara el calentón que estaba pilland y no se diera cuenta)
Y – Esta así bien?
S – Si muy bien, me gusta el masaje que me estas dando, me puedes dar un poco por las piernas, que no quiero quemarme. (Asi, le di crema protectora en las piernas)
Y – Bueno, ya esta.
S – Espera, si no te importa, dame tambien por delante (Se dio media vuelta, y al levantarse, se bajo el bañador, quedando sujeto por las tetas, a la altura de los pezones, me quede mirándo a las tetas, cuando se bajo el bañador hasta la cintura, dejando aquellas tetas impresionantes a la vista. Eran enormes, bastante caídas por la edad, y con unas aureolas de color marrón clarito del tamaño de una galleta, la miré a la cara y solto otra sonrisa pícara, y me di cuenta que estaba empalmado totalmente)
Y – Bueno, vamos a ver (verti una cantidad muy grande de crema en la parte del pecho y del estómago, que comenzé a repartir despacito, y poco a poco iba acercandome a las tetas, en las cuales, comenzé un masaje muy despacio, pasando por todas ellas, y me iba dando cuenta, que aquellas aureolas, se estaban convirtiendo en unos pezones de color marrón oscuro impresionantes. Heché otro poco en las piernas, y me coloque entre las piernas y repartí la crema por todas las piernas acercándome poco a poco a las ingles. Hay me di cuenta, que el bañador, tenía una mancha en la zona de la vagina, por lo que me di cuenta que estaba aquella señora muy caliente como yo)
Y – Se te ha manchado el bañador
S – Pues espera que me lo quito, y así no se mancha (En este momento, me quedé que no podía tragar la saliva, mientras que bajaba el bañador hacia abajo y se veía un coño muy peludo negro. Al tener el bañador en la parte de las rodillas me dijo que se lo quitara yo, en lo cual, al abrir las piernas, vi que se abría y se notaba un clítoris bastante grande, y unos labios vaginales de color rosa, a lo cual me coloqué de nuevo en el lateral de ella para repartir la crema que quedaba en la zona del ombligo, la cual comenzé a repartirla hacia las ingles y en culo)
Y – Esta así bien?
S – Si, muy bien, pero reparte bien la crema por toda esa parte, que no quiero quemarme (Ahí me di cuenta que no le importaba lo que hiciera con las manos, y comenzé a tocar el pelo negro de aquel coño, y con la otra mano a tocar las ingles, bajando hasta el culo y subiendo por los labios del coño una y otra vez. Me coloqué tumbado para abajo, para ver aquel coño y aquel culo mientras que lo tocaba, y metí dos dedos de mi mano izquierda en el coño, y con la mano derecha masturbaba aquel clítoris, a lo cual escuchaba una respiración acelerada de aquella mujer, y notaba que cada vez, estaba mas mojado aquel jugoso, grande y precioso coño que tenia a 20 centimetros de mi cara. Saqué los dos dedos y baje, para tocar el ano y la otra mano comenzé a frotar el coño entero, cosa que levantó el pubis y abrió las piernas, y meti uno de mis dedos en el culo, a lo cual, soltó un lemento (ummmmm))
Y – Está así bien?
S – Sigueeeeeee, sigueeee (en ese momento, noté que me cogia la polla con la mano y empezó a pajearme, y se tumbo hacia un lado y me metió la polla dentro de la boca, y empezó a chuparmela de una forma impresionante, a lo cual no dudé en hacer igual, y comenzar a chupar aquel coño abierto delante de mí)
Y – Lo siento, pero me voy a correr (cosa que ya era casi inevitable, puesto que estaba tan caliente con todo aquello, que notaba las pulsaciones de mi polla)
S – Bien, cuando quieras (mientras que aumento los chupetones, escuchandose el sonido de meter y sacar la polla en su boca, y me corrí de una forma brutal, mientras que notaba jugaba con la lengua alrededor de mi glande y veía como la leche se la iba tragando sin dejar ninguna gota, y chupaba y chupaba sin parar, aunque despacio)
Y – Ya, ya he terminado.
S – Lástima, porque me hubiera gustado que me llenaras de leche otro sitio (a lo cual, note que la polla estaba en forma otra vez.
Y – Pues chupa un poco mas con esas ganas, y te lleno lo que quieras (A lo cual comenzó de nuevo a chupar profundamente, y meterse la polla hasta la garganta)
S – Que buena polla que tienes, y que maravilla de juventud, esto de recuperar de esta forma. Ahora quiero que termines lo que te he dicho.
Y – Bien, te voy a llenar este rico coño de leche, pero antes le vamos a hacer que disfrute de gusto un buen rato.
S – Recuerda chico, que tengo dos sitios para llenar, el que tu quieras.
Y – Empezaré por este coño y terminaré en tu culo, te parece bien?
S – Me gusta la idea, pero por dios!!! Fóllame, fóllame ya, que no aguanto mas, méteme la polla hasta los huevos. (cogí con la mano izquierda abrí estos labios del coño, y con la derecha coloqué el glande dentro de aquel coño y me heché sobre ella, sujetándome de aquellas enormes tetas, mientras que notaba como mi polla entraba en aquel humedo y caliente coño)
Y – Te voy a pegar una buena follada, hecha las piernas para arriba. (empezé a meter y sacar la polla en aquel coño, de una forma brutal, mientras que tenía en cada mano una parte de aquellas impresionantes tetas, y me hechaba para adelante, y chupaba los pezones, que estaban como una falange de mi dedo, de grandes y de duros)
S – Ummm, ummmmm, sigue, sigue, fóllame asi, asi, no pares.
Y – Baja una mano y tócate al clítoris tu mientras, y chupate un pezón. (a lo cual comenzó a tocarse el clítoris, y notaba como cada vez que entraba mi polla en aquel coño, topaba con su mano que estaba restregandose el clítoris de una forma rapidísima, y chupaba y mordia uno de sus pezones de la teta que sujetaba con su mano)
S – Saca la polla, y fóllame el culo, que quiero correrme con tu polla en el culo metida, date prisa, que me voy a correr.
Y – Vale, ahora mismo. (Saqué la polla del coño, y heche las piernas para atrás, y le dije que las sujetara con sus manos, y coloqué la polla en el culo, a lo que noté que con tanto flujo, estaba super lubricado, y comenzé a meter poco a poco la polla dentro. Cada centímetro de polla que le iba entrando, soltaba unos gemidos impresionantes)
S – Así, así, así, follate mi culo, méteme la polla entera, fóllatelo.
Y – Dime cuando te vas a correr.
S – Ya, ya, ya me corro!!!!!, ( a lo cual, metí la polla al fondo de un empujón, y empezé a dar empujones en el culo, mientras que notaba las contraciones que tenía, y se pellizcaba los pezones suyos, como si los ordeñara, y mordia sus labios)
Y – Aguanta un poco, que me voy a correr yo tambien, te voy a llenar tu culo de leche, aguanta un poco, ahí vaaa, toma lechecita, tomaaaaaa!
(Pasaron unos minutos tumbado encima de ella con una mano sujetando una de sus tetas)
S – Muchacho que buen polvo que me has hechado, joder, que bien me siento.
Y – Pues imaginate yo, me ha encantado, que buena follada.
S – Te ha gustado de verdad?
Y – Si
S – Y te gustaría repetir?
Y – Claro, por supuesto, estaría follandote a todas horas.
S – Pues vivo ahí, cuando quieras follar, te doy mi numero y me llamas y te digo donde follamos, que este mes que estas aquí, quiero que me folles todas las veces que puedas.
Y – Por mí encantado.

En otro escrito, os contaré que paso durante todo este mes de estas inolvidables vacaciones. Espero que os haya gustado, a mi me gusto mucho, y no puedo olvidar aquel verano desde entonces.
PILLIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *