MONICA Y &

Fué hace 2 años, yo era un muchacho de 14 años estudiaba 7 grado en un colegio de las afueras de la ciudad, vivía en una unidad (Condominio) al norte, eran casas una al frente de otra y al frente de la mía viven Mónica y Juliana, son hijas de padres separados junto a su hermano menor.

Mónica tenía en ese entonces 15 años, era delgada, mona en el sentido de la palabra, tenía su rostro rosado, ojos azules, está como quiere, por lo cual yo le tiraba los perros.. Juli era de tez morena, tetona para la edad, tenia ojos miel, pelo castaño… La última vez que la ví tenía el pelo corto. El 22 de diciembre salí con ella (Mónica)a un centro comercial, llevaba una blusa corta, se le podía ver la forma de sus senos redondos y formaditos con blue jeans y tennis. Yo iba con lo mismo, pero con una camiseta y con una chaqueta, pasamos todo el día viendo cosas (Pasó algo… Estaba pensando en pedirle que fuera mi novia) hasta que llegó la noche, nos teníamos que ir, pero no teníamos reloj, le dí mi chaqueta, subió al taxi y nos fuimos, me dió las gracias con un beso más en la boca que en la mejilla, hablamos durante el recorrido, le pregunté al taxista que hora era y era temprano, al llegar a su casa no había nadie y Juliana, que debería estar, se había ido.

La invité a mi casa,(yo tenía las llaves, como era Navidad mi familia se había ido a visitar a mis abuelos) aceptó y le llevé algo de tomar, en ese momento se me vino a la mente todo lo que tenía que ver con cosas de amor y de como hacerlo, pasó un largo tiempo hasta que decidí tocar ese tema… Le pregunté si había tenido algún tipo de relación (sexual en indirecta) con alguien, rechazó la pregunta por lo que me apené, pero… me dió una respuesta mucho más larga de lo que esperaba y terminó con que quería intentarlo. Me puse nervioso, pero terminé diciéndole que yo también era algo inexperto(Mentira) y que me gustaría intentarlo. Después de esto hubo silencio (aparte del sonido del televisor)y me acerqué a intentar besarla, bastó con ese movimiento para tener sus labios en los míos. Estuvimos besándonos harto tiempo hasta que le quité mi chaqueta, no sabía que hacer después, pero algo surgió! Se quitó la blusa y dijo algo como:

-Intentemos- con una voz nerviosa.

Yo acepté y me quité los “jeans” después de la camiseta, le besé los hombros, sus orejas y después los senos. Me dí cuenta de que cerró los ojos, lo hice más largo, le besé las piernas y le desabroché la correa y le quité los blue jeans, dentro de este encontré algo que tenía que conocer. Esta parte de su cuerpo era totalmente diferente aunque tenía ropa interior me dí cuenta que la tenía afeitada, desde aquí subí con mis labios hasta sus senos que ya estaban descubiertos (sus pezones eran rojizos y pequeños) le besé los pezones que estaban duros, tomé posición para abrasarla y besarla, al mismo tiempo sentí que también me abrazaba y que bajó sus manos hacia mis nalgas, mi miembro estaba en contacto con el suyo (aun tenía calzoncillos, ella también) solo eran roces, hasta que habló y viendo su rostro me quité los pantaloncillos, me sentí apenado pero… No tenía porque, tengo un pene grande y lleno de venas, seguí con la acción, me paré y cuando iba a hacérselo me sorprendió, porque estaba en el sofá sentada y enseguida tomó mi miembro con sus manos y empezó a manosearlo, solo lo movía de un lado a otro hasta que… Utilizó su boca en ese momento iba a gemir, pero me ganó el placer y siguió (no creía que una mona, pelo mono, estuviera como en el sueño de otros “mamándomela”), terminó y se acostó suavemente en el sofá, me acosté encima de ella, pero sin hacerle peso y le introduje mi pene por su vagina, la sentí algo dura, pero después la sentí mojada y blanda… Hice esto varias veces, tenía al frente mío una (ya mujer..creo), vieja chava o chamaca hermosa, desnuda y virgen, quería darle por atrás, pero creí que no era lo mejor, seguí dándole hasta que sentí que venía mi semen, no sabía que hacer, así que lo saqué y eyaculé en su cuerpo, dió un salto y me dijo que estaba caliente. Seguí besándola y en ese momento escuché la voz chillona de Juliana con sus amigas, iban a su casa (sabrá dios a que irían allá solas) proseguí a vestirme, le ayudé a Mónica con sus tenis y salimos los dos(peinados y todo). Nos preguntaron que hicimos (con acento morboso) solo dijimos que dar vueltas al centro comercial. Cuando entraron quedé en la entrada solo con ella y nos despedimos de un beso y salió de los mismos labios esto:

-Gracias… No lo olvidaré, chao…-

Cerró su puerta y escuché cada paso que se alejaba, escuché también las voces de las amigas de Juliana (ese es otro hecho) yo tampoco olvido ese día.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *