nos cogimos a nuestra cuñada

Nos habían invitado a una boda, fuera de la ciudad, y fuimos mi concuño Ramiro su esposa Alina que es mi cuñada, mi cuñada Martha que tenia 2 años de separada de su esposo y 6 meses de viuda, mi esposa Carmen y yo . La boda fue en un pueblo de la costa de Jalisco, a 45 minutos de una playa de Puerto Vallarta, pues después de haber viajado por espacio de 4 horas llegamos a las 10 de la mañana a donde seria la boda de los familiares de mi concuño Ramiro , nos instalamos en el hotel cada quien en un cuarto es decir Ramiro con Alina, Martha en un cuarto y nosotros en otro, nos pusimos de acuerdo en que descansaríamos cada quien en su cuarto y que a las 12 estaríamos en donde se llevaría la ceremonia, se termino la ceremonia y nos trasladamos al casino donde fue la fiesta, eran las 4 de la tarde habíamos comido y ya teníamos unos tequilas entre pecho y espalda, cuando llego la música, empezamos a bailar varias parejas entre ellas Ramiro y Alina, mi cuñada Martha permanecía sentada, ya llevamos un tiempo bailando cuando se le quebró el tacón al zapato de Alina y se tubo que sentar mientras le traían otros, lo que aprovecho Martha para sacar a bailar a Ramiro, tocándoles bailar abrazados, no le di mucha importancia al hecho si no hubieran estado bailando como estampilla pegada al sobre y de que Martha le dio un beso cerca de los labios de Ramiro cuando termino la tanda de canciones dándole ella las gracias, estuvimos sentados platicando los 5 durante la otra tanda de canciones y tomándonos otros tequila, Martha ya se veía alegre, y me toco bailar con ella bailamos 4 canciones y cuando nos fuimos a sentar le dije que si a mi no me iba a dar las gracias como a Ramiro a lo que exclamo ahhh mendigo, ven pero cuando me lo iba a dar en la mejilla gire mi cabeza y me lo dio en la boca, a lo que solté la carcajada y ella solo trato de golpearme de broma, se hicieron otras tres horas y entre que bailábamos con las mujeres platique con Ramiro de Martha, le dije oye ya te fijaste de tu cuñada que esta que se cae de buena, y además 2 años sin quien le arrimen la verga, si me dice Ramiro de hecho ahorita que bailaba con ella se me paro la verga y quería a venir a sentarme, jajajajajaj me reí pues cuándo yo baile con ella también se me paro pero yo se la arrime y ella se repegaba mas para sentirla, me pregunta como cuantos años tiene, pues le llevo 5 años tengo 35 ella anda en los 30, y ni se le nota que tiene dos hijos, pues si pero se pasa 2 horas diarias en el gym me contesto Ramiro, te la cogerías me pregunto, y en broma le dije no se la sacaría, para metértela a ti jajajajajajjajaja nos reímos los dos, en eso estábamos cuando se arrimaron Alina y Carmen diciéndonos que irían a recoger el pastel y que Martha se quedaría que la cuidáramos, cuando se habían retirado le dije a Ramiro pues es nuestra oportunidad hay que darle mas tequila a tu cuñadita, y nos fuimos a sentar junta a ella uno por cada lado, serví tres vasos con una buena cantidad de tequila y les dije salud y de un solo trago vaciamos los vasos, invite a Martha a bailar y me dijo que se sentía un poco mareada, que quería un poco de agua, a lo que Ramiro dijo que iría por ella, en lo que me quede con ella le dije que ese vestido le sentaba de maravilla, y que se veía muy bonita, es porque tu me quieres cuñadito me contesto, yo seguí diciéndole que a parte de eso te ves mmmmmmmmmm riquísima y te ves buenísima, y es que llevaba un vestido de flores pegado al cuerpo arriba de las rodillas y un escote esplendido que todo parecía parte de su cuerpo, tiene una cintura pequeña por el ejercicio y un culo espectacular unas tetas medianas tirando a grandes y unas piernas de calendario, de verdad te me hago que me veo bonita, si le conteste poniendo mi mano en su pierna, no solo te ves, estas que te caes de buena, tirando de su mano para la pista de baile, nos pusimos a bailar y ya cachondo le empecé a decir que tenia una cintura que bien podría pasar mi mano por ella de un lado a otro, arrimando su cuerpo mas al mío y ella abrazándome mas del cuello y arrimándole la verga a su cuerpo, mientras bailábamos le dije que Ramiro también había dicho que se veía muy buena y dice y porque no me lo dice el, aahhh deja se lo digo, nos fuimos a sentar y ella le dice a Ramiro que me quieres decir algo, yooooo dice Ramiro volteando hacia mi con un signo de interrogación en su cara, y sacándolo de su duda le dije que quería ella que le dijera como se veía con ese vestido, después de haber bailado con Ramiro se sentaron de nuevo y yo ya tenia preparadas nuevas bebidas de tequila, y Martha yo no quería beber le dije que seria la ultima a lo que accedió, ella fue la que volvió a tema diciéndonos que así que estuvieron criticándome, nada de eso solo dijimos la verdad le conteste y es que con ese vestido y esas piernas, poniendo mi mano en su pierna y subiendo su vestido lo mas que pude, ve Ramiro a poco no tiene unas piernas ricas subiendo el mantel para que viera que le tocaba las piernas mira tócalas y el también puso su mano en la otra pierna, ella abrió sus piernas y pudimos sobar su entrepierna llegando a la tela de sus tangas y que por lo apretado de vestido ya no subió mas, nos habíamos quedado callados los tres mirando como bailaban mientras las mano de Ramiro y mía sobaban las piernas cuando miramos que venían Alina y Carmen, cuando llegaron a nuestra mesa teníamos las manos arriba de la mesa preguntandos que si nos habíamos portado bien, transcurrió el tiempo ya sin tener ningún acercamiento con Martha por parte de Ramiro y mía, y llego la hora e ir al hotel, todavía invitamos a las hermanas a tomar algo en el lobby del hotel a lo que dijeron que no que estaban cansadas, llevábamos como una media hora cuando apareció Martha con un tipo de bata de playa, semitransparente, diciendo que no tenia sueño y que fue a ver si todavía estábamos ahí, fue a la barra a pedir una bebida y notamos que traía una tanga y que buena parte de su culo se notaba bien, así mismo se notaba que no traía brassier, ya pasada de media noche nos despedimos, y nos pidió Martha que la acompañáramos a su habitación que estaba retirada de la de nosotros, en el camino hacia ella había una vereda de cemento con focos a media luz y alrededor césped, pasamos las manos por encima del cuello de Martha uno por cada lado, llegamos a su habitación introdujo su llave para abrir la puerta y nos dijo bueno chicos se portan bien, a lo que le dijimos que nos dejara pasar un rato, después de insistir nos dijo solo un momento mientras se terminan sus cubas, nos sentamos en unos sillones Ramiro a un lado de Martha, y yo frente de ellos, ella prendió un cigarrillo que le pasaba a Ramiro así entre los dos se lo terminaron, después Ramiro puso se mano en la pierna de Martha y empezó a meterle mano ella abrió las piernas y vi como le sobaba su pucha, mientras la besaba, Ramiro hizo que se parara y se quitara su bata quedando su culo solo con la tanga casi a la altura de mi cara sentí que me quede con la boca abierta era una espalda sin gramo de grasa terminando en un señor culo , me puse en su espalda pasando mis manos por debajo de sus brazos y tomando sus pechos cada uno en cada mano mía los amasaba con mis manos y pellizcaba sus pezones que estaban parados y duros sentía como temblaba su cuerpo en cada repegon que daban sus nalgas en mi verga que aun tenían mis pantalones, ella gemía aaaaaaah aaaahhhhhhh mmmmmmmmm Ramiro sentado en el sillón le había echo a un lado la tanga y metía un dedo en su pucha, mientras las manos de ella acariciaban su cabeza, después se sentó ella en el sillón y Ramiro se puso de rodillas y le empezó a mamar su pucha, yo mientras tanto me desnudaba y subiéndome al sillón pase mi pierna por su cuerpo para meterle la verga en su boca, así mientras a ella le mamaban la pucha a mi me mamaba la verga, yo casi quería venirme en su boca después de andar caliente todo el dia y con las mamadas que me daba me tuve que quitar porque todavía no quería mojarme, por lo que quite a Ramiro para yo mamarle la pucha, cuando Ramiro se quito su ropa y le puso su verga a Martha para que se la mamara volteé para arriba al escuchar la exclamación de asombro de ella aaaaaahhhhhhh, viendo la verga de Ramiro gruesa y grande no miento como de 20 CM. y Gorda ella la tomo con sus dos manos y empezó a mamársela como quien se como un helado , con un mete y saca despacio mientras yo acelere mis mamadas en su clítoris llegando ella al orgasmo como en 5 minutos y llenando mi boca de jugos, ahora me toco a mi sentarme en al sillón y Martha se paro delante de mi inclinando su espalda para mamármela quedando su culo parado, moviéndolo Ramiro, le puso su verga a la entrada de su pucha, y se la empezó a meter despacio por lo que a cada metida que le daba ella paraba de mamármela y abría su boca exclamando en cada uno un ahhhhhhhh, yo le preguntaba te gusta perra te gusta como te coge ehhh, ajjaaa siiiii siiiiii me gusta la siento grande bien gorda papi me gusta como me coge como me la mete quisiera hasta los huevos dentro de mi, mámamela le decía y me daba unas mamadas y luego paraba porque quería disfrutar de la verga de Ramiro la veía como se mordía los labios y gemía de placer, besaba sus labios, y le decía así se coge perra así muévele el culo para que te meta toda la verga, de pronto vi como se tensaba y exclamaba un aahahhhhhhhhh que creo que se oyó en todo el hotel, y metiendo mi verga en su boca lo hizo tan rápido sus movimientos que hizo que me mojara en su boca, creó que jamás había eyaculado tanta leche sentía como chorros y chorros pararon en su boca, Ramiro había terminado en su pucha y se había sentado a un lado mío aun tenia la verga parada, y tomando a Martha de la mano hizo que se hincara para que nos diera la mamada de limpieza al principio no quería, pero al final nos limpio hasta la ultima gota, Ramiro todavía termino en su boca, escurriéndole a Martha el semen por la comisura de sus labios, serian las tres de la mañana cuando cada uno nos fuimos al cuarto, Carmen estaba dormida creo yo, nos levantamos como a la una de la tarde, y Ramiro y Alina ya estaban en la alberca nos metimos junto a ellos cuando llego Martha, con una toalla alrededor de su cuerpo, Carmen le pregunto que como había pasado la noche, mmmmmmmm muy bien gracias a ustedes hermanitas gracias contesto, cuando se quito la toalla traía un diminuto bikini que dejaba ver gran parte de sus tetas, y dándonos la espalda traía un calzón de hilo dental por lo que no le quite la vista diciéndome Carmen no te llenaste anoche querido, que dijiste le pregunte y me dice de nuevo no te llenaste anoche, entonces comprendí que se habían puesto de acuerdo entre las hermanas para darle una noche de placer a mi cuñada Martha, asi me lo hice saber mi esposa, y empece a planear un trio con ella y Martha que logre hacer y que si me lo piden escribire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *