Nuestro sobrino nos visito, lo incitamos y nos complacio a los dos

Nuestro sobrino Tito vino a pasar unos días en nuestra casa de la playa, nosotros por nuestra edad ya madura, practicamos el “bisexualismo” y cada día nos gusta más.

A continuación os explicare que fué lo que paso.

Yo me llamo Lisa tengo cuarenta y nueve, mi marido es Luis y ya a cumplido los cincuenta, y Tito nuestro sobrino disicinueve y esta abierto a a experimentar todo tipo de sexo y a su edad siempre se tiene ganas.

Despues de cenar Luis me ayudo a recoger la mesa y Tito se sento en la terraza para tomar café.

Luis has visto que guapo esta Tito.

Si mucho y esta muy fuerte.

Luis ¿crees que se prestara a que nos lo montemos los tres?

Si tu lo pones cachondo, lo podemos probar y haber que sale.

Ves tomar el café con el, mientras yo me cambio y me pongo sexi.

Mientras Luis fué a la terraza hacer compañia a Tito, yo me fuí a la habitación a cambiarme,me puse una blusa de algodón y deje el sujetador sobre la cama, las bragas me deje las mismas pues estaban humedas y olian un poquito, me cepille el pelo y volví a la reunión vespertina.

Bueno muchachos ya estoy aqui, ¿porque no os poneis comodos? como yo.

Buena idea Lisa, ¿vamos Tito?

Al cabo de un ratito los dos volvierón vestidos solamente con “slips”, el de Luis eran de color blanco que contrastaba con sus pelos negros y rizados de la entrepierna, los de Tito eran a “topos” y muy ajustados, lo que hacía que se le marcara su hermoso paquete.

Entre risas poco a poco fuimos llevando la conversación a temas calientes que es lo que nos interesaba, Luis me siguio la conversación y empezamos a comentar intimidades graciosas y yo dije:

El ir caliente es muy fastidioso tanto para hombres como las mujeres, a vosotros se os pone dura y no os cabe, y a nosotras nos empieza a “picar” y llora sin parar, yo opino que si uno se calienta, se tiene que desahogar como sea y con quien sea.

O sea que tu Lisa si vas cachonda, me pones los cuernos haciendotelo con una tia o con un tio.

Cariño no te pongas celoso, que siempre que me he comido un coño o una polla, te lo he contado y hemos follado a tope.

Tito estaba atonito por la conversación que estabamos teniendo, pero su polla no paraba de crecer y casi se le salia por arriba de su “slips” Luis sonriendo empezo a tocarse la suya apretandosela por encima de los suyos, yo abrí las piernas y mi olor vaginal invadio el ambiente, cosa que notarón los dos machos que se estaban tocando sus rabos empalmados.

De pronto Luis se levanto y se fué a lavabo a mear y a menarsela, yo aproveche para excitar delicadamente a Tito, levante los brazos y mis pechos subierón en altura y mis axilas quedarón a su vista, despues baje una mano y empece acaraciarme mis pezones erectos por la calentura de lo que se avecinaba.

Uffff, ya estoy, no podía más me estaba meando.

¿Has meado a gusto? cariño.

Si reina y de paso me la he sacudido un poco.

Pues yo le estaba diciendo a Tito lo incomoda que estoy y lo mucho que me pica.

Tios me parece que es mejor que me vaya a dormir y vosotros vais a lo vuestro, yo no quiero molestar.

Por favor Tito no seas tonto, nos podemos aguantar y ya nos encontraremos en la cama, pero pensandolo bien estamos solos y las paredes no hablan.

Lisa no te pases, que estamos poniendo nervioso a Tito.

Por favor por mi no os precupeis, que yo estoy abierto a todo, si no teneis inconveniente en que yo participe.

Lo ves Luis como Tito es un muchacho liberal y tiene ganas.

Yo sin decir palabra, me arrodille entre las piernas de Tito y le baje el “slip” dejando que su pija saliera a la luz, me la mire con deseo y empece a pasarle mi lengua a lo largo de su tallo llegando poco a poco a su capullo morado, el gemia con los ojos entreabiertos y se dejaba que yo empezara una mamada a fondo, Luis nos miraba pajeandose su oscura polla.

Aggggggg seguir, seguir no pareis me voy a correrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

Tito a oir los gritos de Luis empezo a follarme la boca sin parar, mi mano izquierda buscaba mi chocho chorreante empece a masturbarme con dos dedos sin dejar de comerme el rabo de Tito que estaba a punto de explotar dentro de mi boca, se estremecio y se quedo rigido mientras soltaba su chorro de leche dentro de mi boca, que no paraba de chupar.

Tito se quedo aletargado despues de la corrida, a mi me salia el semen por la comisura de mis labios, me deje caer en el suelo y mis manos se inscrustarón en mi entrepierna peluda y mojada por el flujo que había soltado.

Nos pasamos un buen rato en silencio, reponiendonos de las corridas.

Tito, Lisa, porque no nos vamos a la cama que estaremos más comodos.

Nosotros no contestamos y nos pusimos de pie, y los tres nos fuimos a la habitación, yo mientras andaba le acaricie el culo a Tito y Luis busco el mio.

Luis dijo: ¿ os apeteceria hacer un circulo?

Por mi lo estoy deseando y tu Tito ¿te apetece?

Lo que querais.

Nos tumbamos de lado, Tito se incrusto en mi entrepierna olorosa, Luis se amorro a la polla y los huevos de Tito, y yo me comí el culo de Luis.

Luis deboraba con deseo la polla de Tito y poco a poco fué buscando el culo de Tito, este a notar las intenciones de Luis le facilito abriendo las piernas a que llegara a su destino deseado, Luis fué lamiendo cada vez más profundamente hasta que la dilatación fué apreciable, empezo la sodomización con un dedo hasta que este lo penetro totalmente, Tito cuanto más se lo metia más comia mis pelos y mis labios vaginales, yo empece una danza alocada restregando mi raja en su boca.

Luis ya no pudo más y dijo:

Tito quieres que te empale u me empals tu a mi, no puedo más lo necesito.

Luis quiero que me encules con esa polla gorda y yo me follare ese coño asquerosamente mojado.

Yo me coloque una almohada bajo mis nalgas y espatarrada incite a Tito que me ensartara hasta los huevos, y así lo hizo me la metio de una vez, golpeando con huevos mis labios hinchados, Luis se colocó detras de Tito y su capullo corono su ano penetrandolo totalmente, cuanto más apretaba Luis, Tito más me la metia.

Tito no te corras cariño, espera que me ponga a cuatro y me llenas mi culo con tu leche.

Tito se puso de pie lentamente para que la polla de Luis no se le saliera de dentro, yo me coloque apoyando mi cabeza en la almohada y poniendo mis nalgas en pompa, deje que aquella joven pija me enculara hasta dentro, Luis volvio apretar y empezamos una enculada en grupo.

Mientras me llenaba toda, yo con mi mano me reventaba mi coño ambriento, empezamos a gemir y a decir obcenidades cada vez mas subidas de tono.

Jodeme el culo cabrón llename toda con ese rabo.

Toma puta chupamela más con ese culo asqueroso y guarro.

Me voy a correrrrrrrrrrrr te voy a llenar ese culo Tito.

Tito al notar la corrida de Luis dentro de su culo, me clavo los huevos a mis pelos del culo, y empezo a mear leche dentro de mi y fué tanta la leche que solto que salia por la comisura de mi ano dilatado.

Nos quedamos tumbados en la cama, Luis estaba agotado y se acariciaba su polla y sus huevos,Tito jadeaba lentamente y yo seguía mastubando mi chocho hasta que solte un orgasmo que empapo la cama.

Al cabo de un rato despues de recuperarnos, volvimos a reeniciar nuestra aventura sexual a tres bandas, pero eso ya os lo contare otro día, hoy estoy cansada.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *