Nunca me imagine que me gustaria

Desperte con una rara sensacion ademas que algo cubria mis ojos impidiendome ver,en ese momento empese a recordar lo que habia pasado durante la noche.

hasta donde yo recordaba mi hijo se habia dado cuenta que estaba demasiado romantica con uno de mis amigos frontando mi puvis contra su verga,pero ya no pude llegar mas lejos por el.

los tragos que me habia tomado hicieron su efecto y no recordaba como habia llegado a donde en ese momento me encontraba mis manos y mis piernas se encontraban atada de tal manera que mis piernas se mantanian separadas igualmente mis brazos una capucha cubria mi cara impidiendome ver donde estaba.algo debajo de mis nalgas me obligaba a mantener mi puvis en alto.

mis quegidos de desesperacion llamaron la atencion de la persona que ma tenia en ese estado,una voz conocida pero que en ese momento no reconoci me tranquilizo.

sus labios rosaron mis oidos cuando muy quedito me dijo que me cojeria que por fin podria disfrutar de mi cuerpo.

levanto la manta que cubria mi cuerpo que se encontraba completamente desnudo,senti como se metio entre mis piernas,empezo a pasar su dura verga por mis labios vaginales separandolos poco a poco ademas de dejar en ellos un poco de liquido preseminal preparando la penetracion.

su grueso glande se fue metiendo muy despacio,como no sabia donde estaba ni quien me estaba metiendo la verga y pensando que si ponia resistencia me podria ir peor desidi mejor disfrutar el momento.

levante mas mi puvis para facilitar la penetracion,con un fuerte impulso de su cadera su verga se fue al fondo de mi vagina no pude evitar dar un gemido de placer cuendo me senti llena por esa enorme verga que tocaba mi utero en cada embestida.

pronto me puse a jadear y gemir el placer que estaba sintiendo era algo unico era la primera ves que en realidad estaba disfrutando una cojida.

a pesar de estar atada movia mi cuerpo buscando mas placer lo limitado de mis movimientos hacia que mi exitacion cresiera a cada momento,saberme penetrada y en sierta forma forzada hizo que pronto llegara al climax explote en un grandiozo orgasmo senti como mis jugos bañaron toda la verga que tenia dentro de mi sus penetraciones se hicieron mas libres mi nectar aumento la lubricacion su verga se deslizaba libremente.

mi cuerpo se encontraba cubierto de sudor despues de haber tenido tres orgasmos mas cuando por fin en una fuerte embestida lleno el interior de mi vagina con su semen ya mas tranquila y despues que senti come se retiraba de mi cuerpo le pedi que soltara mis ataduras que no habia nesesidad de tenerme asi que no pensaba en ir con la policia que en realidad me habia gustado y que estaba dispuesta a tener otros ratos como ese pero mi sorpresa fue mayor cuando me quito la capucha el hombre que me habia cojido y que habia hecho vibrar mi cuerpo de esa manera no era otro que mi hijo.

LA FELIZ RENATA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *