La Doctora Pervertida

Camila se enamora perdidamente de su Gincologa lo que no sabe es que por su amor la hara pasar por todo tipo de humillaciones sexuales para complacerla

Despues de 5 minutos en frente del espejo, aun trataba de reconocer a la persona en frente de el, si un par de años atrás me hubieran dicho que este seria mi aspecto justo ahora, no hubiera creido ni media palabra, llorosa, desaliñada, con el maquillaje corrido gracias a lagrimas negras de mujer engañada, los labios temblando despavoridos y mis manos tratando de arrancar inútilmente el concreto del piso

– ¡AAAAHHHH! – grite como loca sentada en frente del espejo, asegurandome de recordar esta imagen por siempre, para después empezar a golpear con locura y decepcion el suelo con la cara externa de mis manos, una y otra, una y otra vez, hasta que el dolor de las magulladoras fuese mas fuerte que el dolor de mi corazon.

Pero ¿Cuál es la razon de tanto llanto? Es lo que se preguntaran, muchos pensaran que no puede ser mas que el de un amor perdido, el despecho y decepcion de haber sido engañada, si…asi es, asi fue, he sido engañada, pero no se decepcionen de mi por caer en lo que piensan que es una historia cliché, porque realmente no solo me han roto el corazon, lo que nunca me dolio fue que a quien amara me engañara con muchas mas, siempre lo supe y lo acepte, lo que rompió no fue la clasica historia de la pareja romantica, lo que destrozo fue mi vida en todo el sentido de la palabra, se encargó detalle por detalle de que yo misma acabara con mi vida en todos los aspectos que una mujer exitosa como lo fui, podia tener.

Porque la desaliñada mujer de enfrente no fue cualquier cosa, no siempre fue esto, no…de hecho era todo lo contrario, yo era la pulcra imagen de una mujer modelo, hacia apenas un par de años atrás yo era una mujer profesional, con un post grado en Boston, Massachusetts. Joven 22 años, bonita, ojos verdes, piel blanca pero con un ligero bronceo, delgada y de 1.64 de estatura, lindas facciones en pocas palabras una niña buena y de apariencia dulce, de buena familia, la tipica niña de estrato 10 que papi y mami habian traido al mundo para llenarla de comodidades, acostumbrada a vivir en los mejores sitios y entre la mejor gente, era estupida…lo reconozco, no habia vivido nada del otro mundo, siempre fui aburrida y destinada a estar atada al esposo que conoci cuando tenia 18, Jhon fue el muchacho del cual crei estar enamorada por ser el modelo de hombre que cualquiera quisiera tener, buen hijo, buen yerno, buen esposo, buen amigo, buen hermano, mal amante.

En esa epoca no lo sabia, solo habia estado con él, cosa de la cual me arrepentiria el resto de mi vida por confesarlo de la forma mas normal a quien me enamoraria enteramente después. Pero empecemos desde el principio…mi nombre es Camila y estaba casada con Jhon, un buen hombre de 25 años, no teniamos ni el año de matrimonio cuando mi vida dio un giro, pero antes de ello, todo era lo que podia considerarse normal, educada, con buen trabajo, buen sueldo, un esposo con el cual tiraba una vez a la semana, buena familia y demas, respetada por todos sus amigos, en definitiva algo muy aburrido comparado con lo que estaria a punto de pasarme esa tarde.

Le habia dicho a Jhon que debia ir al Ginecologo, debido a un procedimiento de rutina, como toda mujer debe hacerlo, pero cual fue mi sorpresa que al entrar a mi usual clinica para la cita, me tope con la noticia que mi Dr habia renunciado gracias a una mejor oferta, en poco tiempo el lugar tuvo que apañarselas para conseguir a alguien mas, entonces ya no iria al Ginecologo, sino donde una Ginecologa, realmente no tuve problemas en proceder como siempre, entrando al consultorio de la Dra nueva.

Si me hubieran dicho que después de esta tarde y que la decision que tomaria justamente hoy serian la cruz que cargaria, seguro hubiera retrocedido bueno…¿en verdad lo hubiera hecho? creo que me obsesione tanto, que aun sabiendo el daño que me causaria, me hubiera tirado a ojo cerrado con tal de conocerla.

Pero bien, no puedo mencionarla tanto sin describir la impresión que me dio cuando abri la puerta y en frente de mi encontre al ser mas hermoso que la tierra halla dado a luz, por un momento abri la boca quedando sin palabras, trate de disimular mi asombro ante la mujer que estaba en frente, como describirla sin que mi corazon lata…esa persona de 1.80 de estatura, delgada, blanca como el marfil, de cabellos castaños chocolate largos y unos ojos azules como el cielo, era mi nueva Ginecologa. Tan… era la personificación de la feminidad y frialdad

-¿Camila cierto? – me dirige la palabra por fin con una frialdad unica, con indiferencia y un poco de hastio, se pone en pie y me invita a pasar casi obligadamente

-si – contesto caminando con demasiada timidez, como lo fui en esa epoca, antes que ella me cambiara a su completo gusto, ustedes diran…¿Qué hace una mujer casada y sexualmente definida, nerviosa por otra mujer? La respuesta no puede ser otra que quizas no estaba tan definida, pero por otro lado nunca antes habia sentido algo asi por una persona siquiera, jamas…se que suena extraño, es probable que piensen que se trato de simple asombro, pero no…yo sabia que esto que nació en mi corazon aquella tarde, fue mucho mas que eso, me habia enamorado, si total y perdidamente, ella me imprimó de tal forma que parece ridiculo después de menos de 5 minutos de conocerla, pero si estuvieran en mis zapatos me creerian, si la hubieran visto o si tuviesen la oportunidad de hacerlo creerian lo que les digo. Se que es estupido comparar la belleza de un hombre con la de una mujer, se que es absurdo en algunos casos, pero inevitablemente el fisico de Jhon que no estaba nada mal por cierto, siendo el atletico y atractivo, al lado de ella quedaba como un hombre corriente, alguien del montón.

-empieza a desvestirte – me ordena señalandome una camilla

Fui tan estupida y tan tonta que no solo le hice caso en esta petición, sino en muchas mas, ya se iran enterando. Pero ahora solo estaba nerviosa por tener que desvestirme en frente del amor de mi vida a pesar de ser mujer, me causaba demasiado morbo y extrañez, creo que mi inocencia de esa epoca hizo que lo notara. Me puse una simple bata mientras su mirada se clavó con descaro sobre mi, me acomode en la camilla y abri mis piernas, poniendolas sobre unos soportes que las mantenian totalmente separadas y dejando toda mi intimidad destapadaa estas alturas esa mirada y tener que desnudarme en frente de ella me habia excitado, respiraba profundo y entonces ella se acerca mientras mantiene una sonrisa en sus labios, casi libidinosa, como si fuese un viejo verde atrapado en el cuerpo de una modelo.

Se puso unos guantes de latex y se ubicó entre mis piernas, sentandose en una pequeña silla giratoria, especialmente para este tipo de procedimientos, se imaginaran que tan solo era un examen rutinario, de esos cortos en donde solo tantean un poco. Yo pense que haria simplemente algo asi, pero el solo pensamiento que esa mujer estuviera aquí, hace que mi cuerpo se traicione y si ya estaba excitada, ahora mi feminidad estaba completamente mojada, prácticamente enjabonada y lista para lo que viniera, intentaba ocultarlo, pero era imposible…porque sus dedos empezaron a tantear con calma, abriendo los labios con cuidado, trataba de contenerme…no paso mucho tiempo cuando me di cuenta que ella estaba excitandome a proposito, puesto que me estaba tocando justo en el clítoris, note como sus dedos se resbalan solos en la humeda vagina que estaba dilatada, no era tonta como para no saber lo que era un masaje sexual, estaba ansiosa para que me ensartara su mano si eso queria, pero de repente con mucho afan, se quita los guantes que estaban totalmente mojados por donde van los dedos, entonces me percato que busca tocarme directamente, por fin alzo un poco mi cabeza y siento como clavo sin cuidado un par de dedos sin descuidar el exterior. Bombeaba y masajeaba mi clítoris con ahinco, lo hizo por un buen tiempo, clavando dedo por dedo, no tenia que decirle donde me gustaba, ella lo descubria o simplemente lo sabria, de un momento a otro, senti un fuerte empujon para darme cuenta que su puño completo entró destrozandome entre dolor y placer, mi vagina se contrajo por la tremenda invasión y el espasmo de dolor que me produció semejante golpe repentino, mordi mis labios con tal fuerza, puesto que jamas pense que un puño cupiese dentro de una vagina, me parecia algo extremeo, pero aun no terminaba, me percate también que estaba presionando fuerte hacia arriba desde dentro, me estaba matando de placer, no entendia como en tan solo un empujon logro hacer que me corriera de inmediato, seguro tenia la mano empapada de mis jugos hasta la muñeca, enjabonada porque entraba y salia luchando por cabar mas a fondo, mientras yo apretaba y dilataba y asi recibir menos daño, los chasquidos por los roces dentro era lo unico que escuchaba ademas de su respiración y mis gemidos

-a…aaaaaahhhhh – me estaba haciendo algo de daño intente acomodarme mejor, pero continuo con ese mismo movimiento que me lastimaba, tuve que arquear mi espalda por un momento porque sentia la fuerza de su puño desgarrarme placenteramente por dentro, incluso senti como hizo contacto con mi útero en un golpeteo que me dolio y encantó, era el limite a menos que quisiera partirme por dentro. en tan solo 10 minutos, un tiempo que me parecia absurdo comparando lo mucho que tardaba mi esposo en hacerme sentir asi o de plano no me hacia sentir. Me hizo tener 3 orgasmos, uno tras otro, provocados por sus multiples roces, tanto vaginal como externos. Después de todo, tanto dolor en un principio tenia su recompensa, yo estaba acostumbrada a que mi esposo llegara y siempre me dejaba empezada, pensando que ojala podria resistir mas minutos, pero no…ahora de repente todo se reducia a que no importaba cuantas veces acabara, ella seguia torturandome placenteramente

Aunque reprimi mis gemidos, fue evidente el lenguaje de mi cuerpo, yo simplemente estaba temblorosa y después que saco su mano entera, dejandome un hueco que escurria liquidos por doquier me acurruque en mi misma asimilando lo que una esposa ejemplar como habia sido ha acabado de hacer, engañe a mi esposo…pero no me importaba aunque intentaba hacerlo, no me salia el remordimiento por mas que pensaba en él.

ya luego se pone justo en frente mio, con una sonrisa burlona y casi ofensiva me miraba con pena por mi, no pena de vergüenza, sino de superioridad, como si yo fuese cualquier cosa, esa era su expresión, entonces alzo su mano mojada a la altura de su rostro y después de olerla con morbo mirandoe directo a la cara, con la punta de su indice probo la sustancia de mi cuerpo como saboreando una victoria.

Me habia dado los mejores orgasmos de mi vida y encima era la persona mas hermosa que he conocido, me ha encantado, quiero repetirlo, en pocos minutos me imagine una vida con ella, asumiendo el hecho que me tomara de esta forma, estoy segura que puede ser de todo menos aburrida, como serlo…si me ha tomado a mi, su paciente sin estar segura de mi sexualidad.

-no eres virgen – menciona con su misma encantadora expresión, entre mezclada con ¿decepcion? Estaba embelesada observandole, totalmente feliz por haber sido tomada por la persona de quien me he enamorado, segura de que talvez si hizo esto, tenia alguna intencion conmigo, pero su siguiente respuesta me ofendio – y sabes a prostituta – finaliza

-¡oiga! – me sente de golpe en la camilla e intente abofetearla por lo cerca que estaba, su respuesta realmente me ofendio, no esperaba que después de comerme tuviera el descaro de decirme asi, después de entregarle mi cuerpo e ilusionarme aunque no lo supiera no tuve reparo en hacerme de respetar. Error. Lo que diria después de esto, seria mi sentencia, si la hubiera conocido, habria pensado en una mejor respuesta, pero como podria saber yo que este tema le obsesionaría de tal forma, que hoy en dia, pienso que me odia simplemente por ello – ¿Qué esperaba? Soy una mujer casada – dije cabando mi tumba a lo que ella, toma mi brazo con fuerza antes siquiera de rozarla y lo pega contra la pared junto conmigo, acercandose lo suficiente para controlar mis movimientos

-¿Qué clase de mujer casada engaña a su marido con alguien que apenas conoce? – pregunta certeramente dejando escazos milímetros separandonos, estupidamente me sonrojo con su cercania, se imaginaran que si es hermosa de lejos, pues mortalmente cerca, era insoportablemente bella, divina…- solo una prostituta

-pero yo

-ya lose, la has pasado bien ¿no es asi? Como no, siendo una chiquilla aburrida sin gracia, te he dado la mejor tarde, si gustas puedes repetirla, pero te costara– sonrie soltandome por fin – puedes irte

-¿solo eso? – pregunte tan extrañada, ella se sienta sobre su escritorio, mientras con un pañuelo limpiaba su mano, en su rostro habia una clara expresión de asco, hoy en dia se que lo hizo a proposito, pero en ese momento su gesto me dolió en el alma, no sabria porque esa extraña causaba un efecto nocivamente placentero en mi

-si quieres volver a verme, te doy una semana para que regreses, lo que te pondre, no sera facil, mejor piensa si estas preparada para cambiar– asegura con su misma elegancia, acomodando unos papeles en frente suyo – ahora largo

***

Fácilmente podria haber dado la vuelta y huir de ese lugar, pero no me sentia preocupada, ni asqueada por engañr a Jhon, de hecho…en mi corazon habia nacido la curiosidad, las ganas de volver a ser tomada y tener el placer de conocerla, queria saber mucho mas de ella.

Pueden llamarme estupida y masoquista, no me ofendo con la verdad, desde ese dia me di cuenta que me agrado mucho todo lo que me hizo sentir por su belleza y su forma de tratarme, ahora entendia porque nunca ame a Jhon de esta forma si es que lo habia amado, porque cuando lo comparo con esto, simplemente me parece un sentimiento vacio¿yo como podria amar a alguien sin carácter? a un tipo que tenia una actitud aun mas pasiva que yo ¿podrian imaginarse como eramos de imbeciles? Una pareja de tarados, me di cuenta que yo necesitaba a alguien fuerte y con decision, a alguien que me enseñara a doblegarme y sodomizarme, y ese alguien ya lo conoci.

Yo solo podia amar a quien me hacia respetarle y temerle, empece a amarla en secreto, tan disimuladamente que incluso cuando me toco tirar con mi esposo, intente bloquear mis pensamientos sobre ella, fue difícil, pero no imposible, el mal trabajo de Jhon en estos asuntos ayudaba mucho a pensar que alguien tan soso, jamas podria compararsele a ella.

El aburrimiento de mi vida me llevo a considerar en menos de dos dias, regresar a los brazos de esa Dra, le invente a Jhon que necesitaba recoger los resultados de los examenes, por ello aproveche para regresar, pero en esta ocacion, no iria como antes, me habia decidido a ir algo mas atractiva, mas guapa y porque no, mas destapada, cepille mi cabello, utilice mis mejores maquillajes, ropa y perfume favorito, quien me conociera y encontrara diria que saldria con mi marido, pero ni siquiera para él, me tomaba esta molestia, realmente no era la mujer mas vanidosa, hasta que la conocí a ella, su obsecion por mi apariencia me llevaria a cambiar mis aspectos aun mas, pero ya sabran porque.

El dia de mi cita iba demasiado hermosa, bueno, eso pensaba yo, que no habria forma de ser mas bella.

cuando entre al consultorio, la encuentro de nuevo, igual de indiferente y mal mirada como siempre, nuevamente la chispa de la pasion regresa a mi, deseando que me trate de esa forma, como hacia unos dos dias atrás.

-veo que no me equivoque contigo – menciona y como pocas veces lo hizo para mi, sonrio de buena forma, sin burlas ni miradas penosas, se levanta con satisfacción al mirar como estoy tan diferente de la vez anterior – sabria que no renunciarias a algo mas emocionante – alza una mano y toma mi rostro con poca delicadeza, pero algo es algo

-¿Qué tengo que hacer para estar con ud? – que pregunta mas estupida, me le estaba entregando en bandeja de plata

-date vuelta – dice con frialdad y antes que yo misma obedeciera, ella con fuerza me giro e inclino en su escritorio, quedando con toda mi parte trasera a su disposición, sentí sus manos tomarme de la cintura y pegarseme por detrás y como su boca queda justo en mi oido – las prostitutas como tu, no tienen derecho a mirarme a la cara

_¡AH! – me dio una fuerte palmada en mi espalda baja para después, bajarme el pantalón ajustado con todo y bragas, de forma violenta sin dejar de respirar con degeneración en mi oido

-conozco a las de tu tipo, creen ser muy heterosexuales y decentes, pero realmente…una vez que prueban lo que te mostre la vez anterior, no dejan de pensar en ello

-yo…-intente hablar con resistencia pero enseguida me callo con uno de sus movimientos, note como encima de su escritorio tomo un frasco de alguna sustancia viscosa, la embarro entre sus dedos con morbo, una vez terminado me tomo de los cabellos y pego mi rostro a la superficie sosteniendome fuerte de la nuca y con horror siento como sus humedos dedos ahora intentan clavarse no por donde lo hicieron la vez anterior, sino por detrás, por ese lugar que nunca antes habia usado para este tipo de cosas, cuando su primer dedo entra de forma violenta me hizo pegar un salto de dolor-¡AH! – me queje, pero de inmediato me silencia pegandome mas contra el escritorio

-apuesto a que tu esposo jamas te toco por aquí – rie con burla continuando con sus movimientos detrás de mi.

Preferi no contradecirle mas, dejarme hacer y tratar de disfrutar un poco, pero no encontraba el lado puesto que cada que se movia mas me dolia el doble, incluso parecia hacerlo con rapidez para demorar mi tortura, sabiendo que doleria mas, sabia que me partia los pliegues sin ningun tipo de cuidado, abria la entrada de mi ano con brutalidad, ahora sus fuertes empujones me decian que esto apenas empezaba, mis lagrimas se asoman de dolor, muerdo mis labios y aprieto el borde del escritorio mientras me presiona mas la nuca, haciendo que mi cabeza no pueda levantarse ni mirar la monstruosidad que me hace, he de imaginar que el mirar de tenerme totalmente sodomizada y doblegada era la gracia del asunto.

-me duele – empece a quejarme por fin, puesto que incluso sospechaba que sangraba, era demasiado, seguro hasta su muñeca estaba dentro porque sentia llenos los intestinos

-ahora entiendes porque tu marido no te coge bien, si te estoy dando por donde le gusta que le den a él – habia ofendido a mi esposo de una forma realmente humillante – ha de ser un completo pendejo al permitir que alguien mas sea quien te enseñe lo que es que te tomen por detrás – rie descaradamente, chocando su delicioso aliento contra mi oido.

Habian pasado minutos extraordinariamente lentos, y lo que pense que nunca llegaria, sucedia, empece a sentir algo agradable. pronto esos movimientos rozaban con una zona cerca de mi vagina, como si después de tanto dolor, hubiera encontrado los nervios que desatan el placer, confundiendome, puesto que no sabia que sensación me dominaba, pero basto con otros minutos de intensidad sobre mi, para que no resistiera e irremediablemente llegara a la cima.

-si me ensucio juro que te arrepientes – me advierte, para cuando iba a sacar su mano, por suerte no fue asi, me habia asegurado de no comer mucho en estos dias y aunque los resultados me favorecen en este sentido, igualmente me sirvio para halagarle

Ahora estaba exhausta y como no, si me dejo completamente agotada y adolorida, no podia sentarme del todo – ahora que has dado este paso, sabras que no puedes retroceder – me quede exausta mirandole un rato la espalda alejarse, yendo a lo que parecia el baño, seguro a limpiarse un poco, si lo hizo el otro dia, ahora la razon era obvia.

Mientras regresaba yo estaba totalmente complacida, entusiasmada, dispuesta a lo que fuera con tal de seguir frecuentandola, cuando llegué dijo que no se equivoco conmigo, estaba contenta gracias a mi llegada. Encima me ha dado a conocer cosas sumamente placenteras, a pesar que me costó un gran dolor hacia un rato, asi como ella me ha hecho disfrutar, quiero hacer lo mismo con ella, quiero hacerla sentir igual, apenas escuche como del baño salia la alta y de belleza noble mujer, me puse en pie sin importar que apenas podia cerrar mis piernas.

Camine apresuradamente los pocos pasos que nos separan, y de un solo intento abracé su torso con decision, alce mis rostro y enfoque los frios azules que me miraban extrañada y sin imutarse a devolverme el abrazo, entonces me decidí a exigir tambien mi parte.

Entonces me puse lo suficientemente de puntas para alcanzar sus labios, estampando los mios sobre los suyos de un solo golpe, fue algo medio desesperado, por un momento estuvo inerte ante mi caricia, pero pronto me tomo fuerte de la nuca y me beso con ganas, violenta y decididamente, ambas caimos sobre la silla de su escritorio, estaba encima de ella, aproveche mi parcial altura para tomar mas decidamente sus labios, su lengua se enterro con ahinco en mi garganta, por un momento pense que lo cerdo de su beso haria que su lengua toque la campana de mi cavidad bucal.

Su aliento…como describirlo, sencillamente agradable, demasiado, adictivo, estaba segura ahora que era una mujer vanidosa, preparada para cualquier ocacion, tan segura que su higiene debe ser extricta, era un sabor mentolado mezclado con lo que debe ser el sabor natural de su saliva, la cual se escapaba y embarraba las comisuras de nuestros labios, era el mejor beso de mi vida, jamas lo habia hecho con tanta pasion, tanto deseo de que el aire nunca se acabe, pero ambas lo necesitamos para vivir, aproveche entonces al separarme, para besar otras partes suyas.

Encontrando un cuello apetitoso y blanco, suave y con un aroma a vainilla, me enterre mis labios y nariz en el, dispuesta a probar mas de ella, pero enseguida me detiene, jalandome fuerte de los pelos de mi cabeza

– adonde crees que te diriges prostituta – me dice con una mirada de reclamo – si quieres besarme, hazlo en otra parte – con brusquedad apunto mi mirada hacia el cierre de sus jeans

– nunca lo he hecho – dije medio asustada pero a la vez curiosa de mirarla

– aprende a lamer entonces – tan fuerte como antes, me empuja hacia el piso, quedando de rodillas en el y con la cabeza entre sus piernas, sin refutar mas, porque no queria perder mi oportunidad puse mis manos en su entrepierna y desabroche el boton y baje el cierre con lentitud, ella me colabora un poco bajando sus pantalones lo suficiente dejándome mirar la hermosura de su intimidad, totalmente depilada y rosada, se veiia realmente apetitosa, me acerque lo suficiente y aproveche para mirar su rostro convenciéndome que por esos ojos que me miran con placer, podria hacer lo que me pidiera, entonces aun con su mano maniobrando desde mi nuca, enterre mi boca alli, la abri tanto como pude y probe el sabor que desprendia esa cavidad, lami sus labios, aprete entre mis labios su clítoris.

Podia escuchar su respiración, comprendi que no lo hacia tan mal a pesar de jamas haber hecho sexo oral a nadie, ni a mi marido siquiera, era mi primera vez con la intimidad de una persona en la boca y de remate mujer.

-mirame a la cara, siempre debes hacerlo, cada vez que me comas no dejes de mirarme a la cara, no sabes como me pone eso, sucia – termina de hablar y apunto mis ojos verdes a los suyos, podia notar la intensidad de su mirada, como mordia sus labios, era importante hacerlo, asi entenderia que le causaba mas placer y en donde tocarla mejor.

Después de minutos de lamerle entera la vagina, meter y pasar mi lengua por todos los rincones de esa hermosa intimidad, sentia como se contraia, como resopla, su respiración se acelera, entonces entierra mas mi cara entre sus piernas con su mano y noto como mi boca o prácticamente mi rostro se encharca por su intenso orgasmo. Apreto la silla con su otra mano y suelta un gemido algo reprimido, lo entiendo…hay gente detrás de esa puerta.

Se separo y siento la humedad en toda mi cara, la esencia de esa mujer se embarro sobre mi rostro, tenia toda la boca llena de sus jugos y mis mejillas y nariz mojadas, dejando que pequeñas gotas lleguen a mi cuello.

-¿ahora puedo estar contigo? – pregunte mas emocionada, e intentando abrazarle, pero me detuvo en el acto con una risilla de esas que aprendi a conocer

-¿Quién te crees? Que por comerme el coño ya seras la mujer de esta belleza – rie con suma franqueza – mirate…es mas que obvio que no eres de mi gusto

-pero…-intente reclamar y me observe

-eres tan delgada que pareces anorexica, que me dices de tu pelo, de que color es? Castaño? Negro? Definelo…tiñelo de rubio – me ordena al tiempo que lo acaricia con morbo – me gusta sentir lo que toco, aumenta el tamaño de tu busto, entra al gimnasio y quema la poca grasa que tienes – me da una palmada en el trasero – empieza a tomar proteinas, hormonas…quiero apretar la carne de tu culo pronto, pero no quier verte por aquí, hasta que aumentes siquiera 6 kilos. No estaria mal que uses ropa mas juvenil y ceñida al cuerpo, me gustan las putas que muestren lo que tienen, asi podre presumirlas como el trofeo que son, si quieres estar conmigo, debes ser el modelo de mi mujer ideal, ahora no eres mas que una zorrilla con ganas de follar – rie y ciertamente, se le salió todo el vocabulario que no le conocia, quien diria que de esos labios rosados y tiernamente carnosos saldrian tantas groserias, pero que mas da. Me encanta su rostro

– de acuerdo – asentia estupidamente, si supiera que era solo el principio

– no me gustan las mojigatas, mira porno, toma licor, empieza a fumar, masturbate todos los dias, clavate lo que se te antoje guarra con tal que permanezcas excitada, no me gustan las estrechas, le seras infiela tu esposo, te follaras a quien yo te diga, tienes que prepararte porque Cuando regreses aquí, lo haras en dos meses, te doy ese tiempo para que arregles tu cuerpo y tu armario, quiero que entres como lo que eres, mi zorra – pellizca una de mis mejillas

– si, lo que tu digas…- estaba segura de cumplirle

-Angélica – termina de hablar – asi me llamo

Me di la vuelta mientras asentia lo que decia, tomando nota de todo lo que debia hacer, iba a tomar un pañuelo…Angelica, que hermoso nombre, mi Angelica. Estaba concentrada en ello hasta que de un manoton me tiro el pañuelo

-otra cosa, no te limpies – con ambas manos me tomo del rostro y esparcia la humedad hasta mi cuello, para luego bajar a mis pechos y apretarlos, embarrandolos con su esencia, pense que tanta caricia por mis pezones erectos encimando la humedad, era prueba de que ibamos a follar, pero me equivoque, pronto se detuvo y me miro con burla – largo, no te quiero antes de dos meses, pero si te pasas un dia, olvidate de mi

Me acomode la ropa encima, sin siquiera limipar un poco, en esos momentos no entendia porque Angelica me ordenaba que hiciera eso, tiempo después de tanto comerle el coño y demas, descubrí que le excitaba saber que regresaba a mi casa, a la cama de mi marido, sucia y embarrada de saliva y fluidos suyos.

continuara

si quieren saber como contina, comenten

Mi primera vez…..con el papa de mi prima

Hola, me llamo Ana Maria y me he atrevido a contarles como sucedio mi primera vez, tenia 15 años cuando en un fin de semana en casa de mi prima mi tio politico me hizo suya y rompio mi virginidad.

Mi tia habia muerto seis meses atras y desde ese momento me converti en la mejor amiga de mi prima, los visitaba con frecuencia y compartia muchos momentos con Luisa mi prima y con Felipe mi tio politico, Felipe siempre fue muy cariñoso conmigo, pero ultimamente sentia que era mas especial de lo normal, cada rato me decia lo bonita que estaba y no perdia oportunidad para estarme abrazando y mimando, lo pero paso cuando comence a sentir que me gustaba la manera como me trataba y tengo que decir que comence a necesitar de sus besos y sus abrazos, al igual que de sus mimos, teniamos mucha confianza y nos metiamos los tres en la cama a ver television al punto que hubo una noche que vimos tantas peliculas que hasta nos quedamos dormidos los tres en la misma cama como cuando eramos pequeñas, una mañana que nos levantamos el y yo temprano nos fuimos a la cocina a preparar el desayuno y trabajamos en equipo muy rico, nos pusimo a hablar de las vidas y el me conto como se sentia despues de lo de mi tia dandome mucha ternura de la manera como estaba, el me pregunto sobre mi primer novio y como nos llevabamos y que si me gustaba mucho, en fin terminamos hablando de cosas personales y tengo que admitir que a partir de esa mañana comence a sentir mi relacion con Felipe un poco diferente, lo comence a mirar mas como hombre que como el padre de mi prima, y aunque trataba de reaccionar comence a soñar con ese hombre y tuve que admitir que me gustaba mucho, porque para que, era un triple papito, tambien comence a sentir que me miraba diferente, por ejemplo fuimos a la piscina del condominio y senti como sus ojos se clavaban en mi cola en un momento que lo sorprendi, el solo cuando se dio cuenta que yo lo estaba viendo se rio y me pico el ojo, eso me hizo sentir perturbada pero despues comence como a disfrutarlo, tambien notaba como buscaba la manera de espiarme en la casa.

Una noche despues de haber pasado un dia maravilloso con ellos llegamos a la casa y el recibio la visita de una pareja amiga, se tomaron unos tragos de aguardiente, nosotras hemos crecido viendo muy normal que en la familia se tome traguito y hasta nos gusta, cuando se fue la pareja nos invito para que lo acompañaramos a escuchar musica, destapo una botella de aguardiente y nos comenzo a brindar, la verdad mi prima es como boba para tomar y exagero un poco en la manera de hacerlo, lo raro era que comence a notar que felipe queria que ella tomara, comenzamos a jugar un juego con las copas que consiste en que el que pierda o se desconcentre paga de penitencia tomarse el trago, la boba de Luisa perdia cada raro y de un momento a otro se prendio de manera tal que se comenzo a quedar dormida, se durmio en el sofa y nosotros a gozarnosla por haberse emborrachado, Felipe me miraba extrañamente y a mi en vez de darme miedo me comenzo a dar ansiedad, me puso a contarle como era mi relacion con mi novio y que haciamos, yo le sacaba el cuerpo porque es mi privacidad y aunque no habia llegado al sexo con mi novio por aquello de los principios pues si nos gustaba besarnos y tocarnos un poco, le conte hasta donde podia hasta que en medio de la coyuntura me pregunto que si ya habia tenido sexo con mi novio a lo que yo le conteste entre indignada y sorprendida que como se le ocurria y se presento el siguiente dialogo…….

Felipe: y entonces hasta donde han llegado……..

yo pense dentro de mi que era un atrevido pero por primera vez en mi vida senti morbo y hubo algo de mi que me llevo a seguirle la corriente…………

Ana Maria: uyyy tio estas como metidito……..

Felipe: uyy dale muñeca cuentame……que tiene de malo….no somos amigos pues…..

Ana Maria: mmmmmm…..haber……pues no, lo normal tio………besos, abrazos……muchos besos ricos……

Felipe: caricias…..te has dejado tocar de el……..???

Senti que los colores se me subian a la cara. pero no podia evitar el seguir enredada en el tema…….

Ana Maria: un poquito………pero un poquito no mas porque no esta bien…….

Felipe: …..y…..un poquito es hasta donde…..???’

me rei nerviosamente………y lo mire profundamente……..estaba embobada y comence a darle lo que el queria……

Ana Maria: pues…….(risas nerviosas)….tan metidito que eres tio Pipe……..(como estabamos sentados en el piso frente a frente nos miramos y… el me comenzo a peinar con la mano terminando acariciando mi cara) puesssss…. solo he dejado que me acaricie los senos por encima de mi ropa y………..(trague saliva) despues de eso terminamos abrazados en la puerta de mi casa cuando nos despediamos y sus manos acariciaron mis nalgas……….

Felipe: y……no massss…….tu que le has tocado a el………????

Ana Maria: tio …..dame un trago por favorrrr….

El me lo sirvio y el mismo me lo dio, me regue un poquito al pie de mi boca y el con su dedo lo limpio y luego lo lamio, eso me gusto mucho y comence a sentirme como cuando mi novio me toca o como cuando denoche me dan ganitas y termino acariciandome y haciendome rico……..

Felipe: y entonces tu que le has tocado a el……..

Ana Maria: mmmm….las nalguitas……….y una noche que estabamos como emocionados me llevo mi mano a su pipi y se lo toque un rato…………….pero no massss…..

Felipe: y el no te ha tocado tu chichisito?????

Ana Maria: noooo, eso no tio…..como se te ocurre…..si me dejo tocar mi chichi no se que podria pasarrrr………

Nos reimos como bobos y……….

felipe: Anita…..tienes que tener cuidado porque tu eres una niña muy hermosa……..eres…..preciosa…..y no quisiera que cualquier tonto se ganara la loteria contigo y…….

Ana Maria: en serio tio te parezco hermosa………..cuanto………(ya en ese momento estaba enredada en el juego)

felipe: mmmmm….eres una mamasita……estas…………como quieres………

Me impacto la manera como miro, con descaro y de frente recorrio mi cuerpo y sentia su cara tan cerca a la mia que parecia imposible evitar lo que tenia que pasar……me tomo de la mano y me dijo casi que susurrando……..

Felipe: muestrame como te acaricia tus senos ese tontico………

Yo como embobada comence a llevar nuestars manos y se las puse en mis senos, cerre los ojos para no ver la locura que estaba cometiendo, mi prima dormida en el sofa y yo aplastando la memoria de mi tia dejandome tocar por mi tio, me toco como un experto, comence a respirar ajitadamente y mas cuando senti como desabotono mi blusa, abri mis ojos y me lo encontre de frente, solo atine a decir…..

Ana Maria: …..ahhhhh….tio que haces……que nos pasa tiooooo

Felipe: Anita…..perdoname pero…..me tienes loco desde hace dias…..me gustas mucho…….no pude evitarlo…….perdoname pero…..me gustas………..

Me desabrocho el siguiente boton y metio su mano por la blusa, yo volvi a cerrar los ojos y comence a temblar, senti como sus manos corrieron mi brassier y como sus dedos comenzaban a recorrer la piel de mis senos…..nos miramos y sin pensarlo el se vino mas a mi y me comenzo a besar los cachetes, la nariz, la frente, los ojos, yo como automata comence a subir mi cara y mi boca comenzo a buscar la de el, un corrientazo me recorrio cuando sus labios tocaron los mios, senti su bigota haciendome cosquillas en mi boca, y sin pensarlo comence a abrirla un poquito sintiendo como su lengua comenzaba a entrar, su lengua y la mia fueron una y fue alli cuando perdimos el control, me aferre a el con fuerza y nos besamos apasionadamente, nos chupeteamos un rato sin importarnos luisa, su boca se solto de la mia y se fue a mi nuca, ese desde muy sardina descubri que era un punto debil mio, no puedo explicar lo que senti cuando me comenzo a lamer el cuello, senti que me orinaba todita, suspire profundamente y dije a su oido…..

Ana Maria: tiooooo…..no pue….deeee serrrr, esto, tioooo noooooo, no por favorrrrr…eres mi tiooooooo, eres mi tioooooo……pero me gusta lo que esta pasandoooooo………no puede serrrrr…pero me gusta mucho…me gustas mucho desde siempre me has parecido lindo, un papito rico……

Felipe: Anita, Anita….. soy tu tio pero tambien soy un hombre…..y me gustas mucho…….te quiero para mi Anita…..te quiero para miiiiiii

Y nos volvimos a besar con pasion, su mano se salio de mis senos y me abrazo con fuerza, me pego bien a el y luego…..

Felipe: voy a llevar a luisa a su camita…te parece…….

Ana Maria: si tio …me parece bien porque……no me quiero ni imaginar que se despierte…….

me dio un beso y se paro, cargo a luisa y se la llevo a la habitacion, yo no sabia que hacer, estaba desconcertada, asustada pero extrañamente me sentia muy mujer, estaba ansiosa y expectante, senti ganas y tenia muchas ganas de conocer mas, me pare y aunque tenia dos posibilidades….o huir de ese sitio o quedarme y acogerme a las consecuencias……hasta hoy no se porque escogi quedarme pero…..sigo pensando que asi no era todavia el momento mi tio me hizo pasar uno de los momentos mas inolvidables de mi vida.

Salio de la habitacion de Luisa y nos miramos de frente mientras el recorria el pasillo que lo llevaba a la sala, me miro fijamente y acercandose a mi me abrazo y nos volvimos a besar, estaba adicta a sus besos y asu boca, a su lengua y a su olor a macho, olia delicioso mi tio…..

Ana Maria: tio……no quieres saber como mi novio hizo para acariciarme las nalgassss

Felipe: mmmm por favor mi princesa……

Tome sus manos y las lleve a mi trasero, las deje alli y tartamudeando le dije……

Ana Maria: tiooo…..besame por favor……

Felipe: y….que hago con mis manos……

Ana Maria: mmmm …lo que tu quieras……..

Me beso maravillosamente, primero despacio y a medida que avanzaba el beso se ponia mas pasional, sus manos comenzaron a recorrer mis nalgas y yo sentia morir, sentia que perdia todas mis fuerzas y que la moralidad y las buenas costumbres se iban lejos, senti necesidad de ser mujer en los brazos de mi tio, el estaba extasiado besandome y manoseandome, sus dedos comenzaron a sobar a traves del short (tenia un conjunto, camisa y short de florecitas) mi cuquita senti que el aire me faltaba y queria mas y mas, en ese momento confirme que era una mujer muy caliente,desde los doce años comence a sobarme mi chocho y a sentir cositas, creo que por eso madure tan pequeña, no pude evitar serle facil…….

Ana Maria: tiooo….no puedo masssss…..esto es …….riquisimo………..

Felipe: te gusta mi bebe……

Ana Maria: me encanta tio…..es pecado pero me encanta lo que me hacesssss….

Felipe: y…..mi amor…..puede ser mejor…..bueno si tu quieres……….

En ese momento dejamos de besarnos y nos miramos fijamente, entre el si y el no me debati por unos microsegundos pero decidi……..

Ana Maria: mmmm…..tio………muestrame como puede ser mejorrrr….

Felipe: mi amor….no te vas a arrepentir nunca……ven….vamos a tu habitacion……vamos a la camita……….

Ana Maria: Pero con dos condiciones…….que me lleves cargadita como llevaste a mi prima….y que no me hagas dormir…..porque no tengo sueño todavia—–

se rio tiernamente y……

Felipe: listo…yo te cargo como cuando eras chiquita y te quedabas dormidita……y lom segundo……ni creas que vamos a dormir…….te voy a ser mia……

Ana Maria: tio…..no puedo creer que vaya a ser mujer hoy….en tus brazos…..me vas a hacer mujer….tu mujer

Y me cargo, yo me aferre a el y nos fuimos a la locura, al pecado, ni se porque estaba tan segura, no se que habia pasado en mi mente y en mi conciencia pero estaba ganosa, caliente, arrecha, me recosto en la cama, me beso tiernamente, se paro al lado de la cama y se quito la camiseta, yo lo miraba sin saber que hacer, vi como se quito los zapatas, el pantalon, quedo en boxer y le note su bulto, senti miedo, mucho miedo pero muchas ganas a la vez, mi hermana me habia contado como era coger y estaba ansiosa, me habi dicho lo rico que era y queria vivir la experiencia, me safo las chanclas, yo temblaba de miedo y de ganas, me beso desde mis pies hasta mis muslos, yo temblaba mas y mas, me miro y su mano se metio entre mis piernas y comenzo a subir pasando por mi pancito, me lo sobo delicioso y senti que moria, le dije entre dientes….” es mi primera vez tio…..eres el primero que lo toca” el me miro con morbo y como el es medico ginecologo me dijo algo que me dejo mas ansiosa, dijo con mucha seguridad…..”Anita…. desde la vez que tu mami te llevo a cita y te examine, cuando tenias esa infeccion urinaria, desde ese dia no dejo de pensar en tu intimidad, desde ese dia me gusto lo que vi…….”……..yo me sorprendi pero le respondi……” pues tio….ahora vas a poder tenerlo…..va a ser tuyo……vas a ser mi primera vez…….tio……te entrego mi virginidad…..es tuya” , nos reimos con dulzura y me safo el boton, me comenzo a bajar el short y lo acompañaba besandome las piernas…..decia ….” uyy mi amor siempre soñe con estas piernotas….son hermosas……”

yo me retorcia en la cama de angustia, desespero, ganas, temblaba y el me tranquilizaba con sus palabras, me safo el short y subio dandome besos en mis piernas, aprete mis muslos porque pense que iba a intentar algo en mi chocho pero no, sigui derecho y comenzo a desabotonar la blusa, me la comenzo a quitar y yo sentandome un poco ayude a quitarla, no me dejo volver a acostar porque acercandose a mi paso sus manos por mi espalda y desabrocho el brassier, me lo quito y yo con un poco de pudor puse mis manos en mis tetas tapandomelas, el tiernamente me miro y comenzo a quitarlas, yo agache la cabeza por pena, el la subio con su mano y me dijo que que me pasaba y yo le dije que era pena, el me dijo que pena de que si eran los senos mas hermosos de la vida, yo rei y el me beso, pero no mucho porque de inmediato bajo a mis senos, me recosto en la cama y beso mis senos y pezones a placer yo me retorcia de placer y ponia sus manos en su cabeza apretandola contra mis tetas su mano comenzo a bajar por mi cintura y rapidamente comenzo a bajar mi panty, yo temblaba de miedo y de ganas, el comenzo a bajarme con sus besos, y mirandome me quito los pantys, se los llevo a su cara y gemio, dijo que olian delicioso y que estaban muy mojados….yo seguia temblando y comence a llorar, el se quito sus medias y comenzo a quitarse su boxer, me repetia que tranquila, que estaba en las mejores manos, se subio en la cama, y besandome los muslos metio su cara en medio de mis piernas, el me pregunto que porque lloraba y yo le dije que sentia miedo pero que tenia ganas de ser mujer….me tiro un beso y clavo su cara en mi chocho, me comenzo a dar con la lengua algo que yo nunca habia imaginado que era tan rico, en peliculas veia como las mujeres gozaban cuando se las chupaban abajo pero eso que senti es indescriptible, sentia que su lengua me lamia todita, el olor que se sentia y el ruido de su lengua era maravilloso, me daba besos en la cuca, me mordia mis labios vaginales, sentia un gran placer cuando me chupoba algo que con los nervios deduje que era el famoso clitoris, no pude evitar sentir que cada vez jadeaba mas duro, sentia que no podia evitar gemir como loca, comence a sentir la necesidad de apretar su cabeza contra mi chocho, me comence a mover y acariciaba junto con el mis tetas, me mordi los labios durisimo hasta que senti mi primer orgasmo con un hombre, lo que me hacia con mi mano no era ni comparado con lo que mi tio me hizo sentir, me revolque en la cama, y el comenzo a subir en mi, yo queria que su boca llegara rapidamente, me arquee un poco para alcanzarla rapido y me lo chupetie rico, mi tio se comenzo a acomodar en medio de mis piernas, y……

Felipe: listo mi amorrrr……llego el momento de hacernos el amor…..voy a entrarr en ti…..voy a coronarte……voy a desvirgarte…..}

Ana Maria: pasito tio, acuerdate que soy primeriza….tengo miedo que me duela…..duele mucho tio?????…..

Felipe: tanquila mi amor…..tu tio te va hacer este momento inolvidable como debe de ser…..te vas a acordar de mi toda tu vida…..si te duele me dices……vas a sentir alguito cuando te rompa el himen….despues placer y mas placerr….

Ana Maria: dale tio….dale…hazme tuya por fin…..quiero que me rompas……quiero ser mujeerrrrrrr

Y en ese momento viniero a mi recuerdo cuando estando chiquita mi tio no perdia oportunidad de tocarme, una vez me desperte y su mano me estaba acariciando, el me enredo diciendo que era que estaba mantando un zancudo, alli entendia que siempre entre nosotros habia existido una quimica especial, entendi porque mi cuerpo y mi mente habian cedido a sus deseos tan facil, mi novio ya me lo habia pedido dos veces y yo no sentia nada de nada, pero mi tio me lo pidio y fue de una sola, mi tio comenzo a intentar la entrada, senti que la punta de su pene tocaba la entrada de mi chochita yo abria mis piernitas timidamente, nos besabamos como locos, su saliva recorria mi cara y mi saliva tenia su bigote mojadito rico, senti como cada vez su pene estaba mas adentro, comenzo a moverse mas y mas y yo lo seguia, comenzo a jadear y yo a gemir como gatita, muy suavemente su pene comenzo a entrar con seguridad, hasta que por fin senti un ardor profundo, pegue un grito seco, cerre mis ojos y mordi su hombro, el me dijo al oido que si dolia y yo le dije que si pero que era un dolor rico, senti como clavo con mas fuerza y volvi a gritar, lo senti hasta el fondo, ya me habia penetrado toda, me beso muy dulcemente y me dijo…..”Anita…ya eres mia, solo mia” y yo le dije….” si tio…soy tu mujer…..soy solo tuya” y a partir de alli comenzo a moverse dentro de mi, yo sentia cosas nunca antes vividas, nos comenzamos a mover rico, jadeabamos, gemiamos, yo gritaba por momentos, mi tio me entraba y salia delicioso, lo sacaba todo, jugaba y volvia y me lo metia hasta el alma, me levanto bien las piernas y casi enloquezco, se arrodillo en la cama y me daba pene a lo que daba, comence a sentir que llegaba el orgasmo en medio de mis nervios y mis ganas, me aferre como puede a su hombro y lo mordi, grite de pasion…yayyyyy yaaaaaaa…..tiiiiioooooooo….que es estooo tan ricooooooo……tiooooooo…dame mas,quiero un poquito massssssss…..ya ya ya ya yaaaaaaaa otra vez estaaaaaaaa……yaaaaaaaa…. y gritandole esto en su oido revente en un orgasmo, el me saco el pene, y yo me desconcerte un poco pero seguia con mis contracciones post orgasmo, el se fue a su pantalon y saco algo que al mirarlo bien me di cuenta que era un condon, se lo puso y volvio a acomodarse encima mio, intento un momento la entrada y volvio y me clavo, yo ya no tenia alientos de gritar mas solo susurre…..mmmmmque rrrrriicooooo tioooooooo……..me jodio un rato hasta que comenzo a respirar mas profundo y gimiendo senti como se desmadejaba encima mio, con contracciones sentia como su pene palpitaba dentro de mi y jadeando comenzo a hacer movimientos mas lentos hasta que paro, nos besamos y hubo un silencio expectante, luego el se bajo de mi y acostandose boca arriba me llevo hacia el haciendome acostar en su pecho y comenzo a mimarme y decirme cosas bonitas, me quede dormidita y luego mi tio me desperto para decirme que se iba al cuarto pero no sin antes darme otra dosis de amor, me hizo poner encima de el y me enseño como una mujer cabalga a un hombre, me indico como moverme, y pasamos delicioso, terminamos los dos en orgasmo sentados en la cama abrazandonos, prendimos la luz y nos dimos cuenta de como habia quedado la sabana con sangre y flujos, cambiamos la sabana y me llevo a la ducha a bañarme muy tierno, me jabono y todo, me lavo la cuca, jugo con mi colita, me puso de espaldas y me apreto durisimo que hasta pense que me iba a volver a penetrar, pero no estaba era jugando con mi culito, eso si me dio dedo debajo del agua y me hizo tener otro orgasmo, terminamos la escena cuando me hizo acariciarle su pene con mi mano.

Amantes de nuestro padrastro

Esta experiencia fue alla por los años ochenta, cuando nuestro padrastro se quedó con nuestra virginidad.

Hola a todos los lectores de éstas paginas. El contenido de este relato es fuerte sexualmente hablando y de larga lectura, no es aburrido lo prometo, por lo que he cambiado nombres de las personas que tuvieron que ver con lo sucedido.

Soy Martha de 37 años, pero mi edad en ese momento era de 14 años. Era una inexperta y timida adolescente, alli por el año 1,986. Mi hermana Vivian tenía 16 años y era la mayor. Mi madre se embarazó de un extranjero que visitó el país, venía con el Cuerpo de Paz, que era una misión internacional, nunca conocí a mi padre biológico. De repente mi padre abandonó a mi madre y la dejó con mi hermana de 8 y yo de 6. Algunos años vivimos con mi abuela, ya que mi madre se volvió una cabra loca y tuvo amantes por montones, según he oido hablar a algunos tíos mios.

En 1,985, mi madre se juntó con un hombre que conducía trailers que iban a varias partes del país. A este hombre le llamaremos Richard. El le alquiló una casa grande a mi madre, tenía dos niveles, arriba estaban las recamaras y abajo la sala, la cocina y un cuarto de servicio. Mi madre nos llevó a vivir con ella y su ahora marido. Richard era el tipico chofer de equipo pesado, era tosco, con brazos fuertes, utilizando pantalones jeans apretados que hacían lucir su bulto en el pantalón, bebedor de cerveza y algo machista, sobre todo cuando estaba ebrio. No era feo, no, al contrario, tenía una barba tipo candado en el rostro y tenía su atractivo masculino.

En el caso de nosotras con mi hermana, por la sangre de nuestro padre pues eramos gueritas oscuras, en mi caso ojos oscuros, pero mi hermana tiene ojitos claros, para nuestra pequeña edad eramos más grandes de altura y de talla, que la mayoría de nuestras amigas de la escuela, mi hermanita tenía senos pequeños, con bonitas nalgas y piernas. En mi caso, tenía bubis más grandes que las de mi hermanita, a pesar de ser más delgada que ella, mi traserito era paradito muy bonito.

El primer año viviendo con mi madre y Richard fue bueno, él cuidaba de nosotras tres, no estaba todos los días cuando viajaba lejos, pero siempre regresaba y a veces nos traía dulces o juguetes.

Cierta noche, estaba lloviendo con tempestad, había truenos y relámpagos, a mi me dio miedo, sabía que mi padrastro Richard había salido con sus amigos y no sabía si había regresado, normalmente llegaba hasta tarde, era como la media noche o más tarde, pensé en ir al dormitorio de mi madre para buscar su protección. Mi hermana dormía profundamente, abri la puerta y vi que había luz en la sala de abajo, empecé a bajar las gradas, de pronto oí gemidos alla abajo, me detuve y me agaché, en eso comencé a divisar figuras en la sala, vi el trasero y la espalda de mi madre desnudas, ella gemía y saltaba sobre las piernas de Richard, mientras que él le apretaba con sus enormes manos las grandes nalgas de mi madre y le decía con voz fuerte –vamos putita, que te gusta que te coja, ..ayy que buen coño tienes!-, a mi madre parecía gustarle que la tratara asi, ya que cada vez más gemía como loca, sin dejar de moverse como una muñeca de trapo sobre el pene de Richard.

Nunca había visto algo parecido a mi temprana edad, alguna vez una revista porno, pero no más que eso. Acuerdense que a mediados de los ochenta el Internet estaba en pañales. Me agaché para seguir observando, puse más atención, cuando levantaba las nalgas de mi madre pude observar por primera vez la enorme pija de Richard, no puedo decir tamaño o compararla, porque nunca había visto una, pero era grande. Las dos carnes golpeandose emitían un sonido –plop, plop- y los gemidos de mi madre apenas se escuchaban en la casa por los truenos y relámpagos. Richard también le apretaba los senos y se los metía en la boca o los lamía con su lengua. Yo me sentí rara, me comencé a calentar con lo que miraba, sentí cosquillas en mi cuquita, y mis pezones se empezaron a poner duritos debajo de mi blusón para dormir. Pero no podía apartar la vista de todo eso.

Luego, mi padrastro Richard la bajó de sus piernas, ahora pude ver bien toda su pija parada, si era muy gruesa, luego pusoa mi madre hincada sobre el sofá y luego de darle un par de nalgadas, le metió su pedazo de carne en el coño de mi madre, Richard se movía como endiabladamente metiendo y sacando su cosota dentro de ella. Mi madre gritaba, pero no era de dolor, estaba descontrolada, porque le pedía más y más duro. Yo sentía calor en todo mi cuerpo, mi cuquita la sentía mojadita por primera vez en mi vida.

A pesar que mi padrastro se lo hacía con mucha fuerza mi madre se quejaba de placer. Ahora no puedo recordar las veces que se corrió en esos momentos, pero tuvieron que ser varios.

Ya era suficiente para mi de estar viendo, mi cuquita estaba muy mojadita y mi respiración se empezó a elevar. Pero, en eso oigo que mi madre le dice, -que haces papi, me la quieres hacérmelo por atrás, métela mi rey cógeme por el culo por favor-, en ese entonces las relaciones anales no eran tan comunes como lo es ahora, asi que vi como mi padrastro le cogía el culo a mi madre, se la metió hasta que desapareció su pija entre las nalgas de ella. Para mi eso era una aberración, era sucio, pero me quedé asombrada de que mi madre gemía y gritaba que le gustaba y le pedía más adentro. Eso terminó de mojarme, no estoy segura si llegué a un orgasmo, porque nunca había tenido uno, pero sentí que la sangre iba y venía de mi cabeza.

A gatas me fui subiendo las gradas, antes de entrar a mi habitación oí un estruendoso gemido de mi madre, como si la estuvieran torturando, no cabe duda que llegó a un brutal orgasmo alla abajo. Me metí en las sabanas, casi no pude dormir, se me repetía lo que había visto, el pene de Richard entrando y saliendo del coño abierto de mi madre y luego la culiada que había visto. Mi manita se fue metiendo entre mis piernas y por primera vez me masturbé en mi cama, tocándome toda mi vulvita tierna y el botoncito de mi clitoris. Asi me quedé por fin dormida.

Nunca me hubiera imaginado la desgracia que acaecería en mi casa. Estaba en el colegio absorta en mis clases, cuando de pronto se abre la puerta, es la secretaria del cole y le pide a la maestra que me de permiso para ir a la dirección, cuando llegué allí estaba mi hermana, que habia llegado antes que yo, además estaba mi abuela materna, nadie dijo nada, solo nos fuimos a la casa de mi abuela y luego allí nos comunicó que mi madre había tenido un accidente, el colectivo donde viajaba tuvo un choque con otro auto y al parecer el colectivo se descontroló y cayó en un barranco. Entre lagrimas mi hermana y yo pedíamos que queriamos ver mi madre.

Mi madre estuvo inconciente varios días ya que tenia muchas lesiones internas. Se pensó que podía morir. Mi madre tardó más de 40 días en ese hospital nacional, solamente porque mi padrastro tenía seguro pudimos soportar los gastos médicos adicionales.

Pero aquí viene la parte sexual fuerte del relato. Mi padrastro empezó a quedarse más en casa y menos salidas por estar con nosotras. Cierta noche me despertó el ruido de la puerta de la habitación al cerrarse, sería como la media noche, vi la cama de Vivian y estaba vacía, ella era la que había salido, al principio no me importó, talvez iría al baño de abajo o a la cocina por un vaso de agua. Seguí dormida, no sentí cuando ella regresó. No le di mucha importancia.

Pero la situación se volvió a repetir, lo hizo el lunes, luego el miércoles, cuando lo repitió el viernes, la oí quejarse de dolor en su cama, le pregunté que le pasaba, ella me dijo que se dolía su pancita. Le pregunté si quería que le trajera algo, me dijo que en la cocina, en la gaveta de arriba había aspirinas, que le trajera dos con un vaso de agua. Se las dí y eso parece que le fue quitando el dolor. Pero al siguiente día, como siempre nos levantamos para bañarnos, yo fui la segunda en meterme a la ducha, me di cuenta que el calzoncito que estaba tirado en el suelo, que era de Vivian tenía sangre, inocentemente, pensé que ella tenía su periodo o bien que se había cortado posiblemente con la rasuradota, ya que ella se depilaba piernas, las axilas y aveces su cuquita. No le pregunté nada, pero hasta ahora sé que fue esa noche había perdido su virginidad.

Las salidas de Vivian continuarón a la siguiente semana, la curiosidad llegó al máximo y estuve atenta a la siguiente noche. Ella como siempre se levantó tratándo de no hacer ruido por mi. A los quince minutos, que di de tiempo para ver si volvía, me levanté sigilosamente, no prendí luces ni nada, abri con cuidado la puerta de mi habitación y oí voces abajo, me acerqué a la varanda de las gradas, asomé la cabeza y lo que vi aún está grabado en mi reserva de memoria y lo estará por siempre.

Vivian en las piernas de mi padrastro, quien le hablaba con susurros, que yo no podía oir, pero a la vez le tocaba sus piernitas con sus manos, luego le tocaba sus tetitas sobre su camizón flojo de dormir, luego vi a Richard, mi padrastro besarle los labios, y lejos de oponerse mi hermana Vivian respondía a los besos. El metió su mano dentro de las piernas de Vivian, ella las abrió, pero algo lo molestó, le dijo que por que aún tenía su calzoncito puesto, mi hermana se bajó de sus piernas y frente a él, se quitó el calzoncito, -oye, ahora también quitate el camisón!- le ordenó, ella también se lo quitó, quedando en cueros ante los avidos ojos de mi padrastro, luego se fue a sentar sobre sus piernas.

Mi padrastro la volvía a besar en boca, luego en los brazos, en los hombros, al parecer eso le daba cosquillas a Vivian. Las manos de Richard hurgaban todo el cuerpo de ella, y Vivian no se oponía, él le tocaban sus pequeños senos turgentes, la espalda y sobre todo su cuquita, con la que jugaba con sus toscos dedos. Mi hermana, lejos de ponerse incomoda o quitarlo, se reía y le decía coasa que daban a entender que se sentía bien. Yo no podía creerlo!. Mi hermana dejándose tocar por el marido a mi madre. Y yo era testigo de todo.

A pesar que sentía asco, no podía despegar los ojos de todo, me quedé un rato más. Richar comenzó a jugar con los senos de mi hermana, los chupaba dulcemente y apretaba con delicadeza sus pezoncitos. Mi heramana cerraba los ojos y ponía una cara de excitación. Yo nuevamente me metí la mano dentro de mi braguita y puse dos dedos sobre los labios de mi cuquita que se empezaba a calentar sin remedio.

Luego, mi padrastro la puso en cuatro sobre lo largo del sofa, el se puso atrás y comenzó a darle besitos a las nalguitas de Vivian, poco a poco los besos se fueron tornando en pequeñas mordiditas, que hacián quejarse de gusto a mi hermana. Luego Richard abrió con sus manos las nalgas de mi hermana y los besos se convirtieron en chupones fuertes y su boca se fue internando entre las dos pequeñas colinas de carne buscando su ojete de culito, de donde yo estaba no podía verle la cuquita y la colita a mi hermana, pero yo sabía que ella se la depilaba todita. Al rato mi hermana gemía como si estuviera doliendose de algo, pero su quejido era diferente. En mi caso mis deditos jugaban con toda mi cuquita y sentí que un liquido viscoso bajaba por mi vagina. Fueron liquidos de lubricación que toda hembrita caliente segrega.

Al rato, los chupones de Richard se intensificaron, él abría las nalgas de Vivian como si quisiera separarlas a cada lado, para los dedos de su manos jugaban con su cuquita, mientra el lamía su culito. Era muy caliente todo esto. Yo me seguía mojando de abajo, mis dedos estaban mojados de mi juguitos.

En eso, vi que mi padrastro se puso de pie, pensé que subiría las gradas y me puse tensa de preocupación, pero no, se puso frente a Vivian se bajó el pantalón corto que usaba para dormir y sacó su pija que estaba empalmada, se la puso cerca de la boca de Vivian, -ojala que Vivian no la acepte- pensé, pero nunca me hubiera imaginado lo que ella haría. Se sentó en el sillón y la tomó con sus dos manitas, lo hizo delicadamente como uno levanta un cachorrito, y luego abrió su boca para recibirla, la mamó como si estuviera comiendo un chocobanano o una paleta. Mi padrastro era ahora quien cerraba los ojos y le decía cosas -que rico mamita lo haces bien, uyy ya eres toda una experta, umm ummm rico!-.

Como un pedazo de carne, por donde los hombres orinan podía ser tan delicioso para Vivian? Pensaba yo entre mi inocencia. Lo mejor estaba por venir. Richard la tomó por la cabeza y comenzó a moverse y a mover adentro y afuera su pija en la boca de Vivian, al rato grito algó como -No la vayas a sacar!-, él se movió más fuerte y empezó a quejarse como si tuviera dolor, gritó y se puso tenso, mi hermana movió la boca y garganta como si tragara algo, en ese momento supe que lo que vivian se tomaba era una ración de esperma, que le brindaba Richard.

Después se sentaron y se empezaron a besar en el sillón, los dos se decían palabras dulces. Alli me fui retirando de nuevo a mi camita, a los diez minutos entró Vivian y se metió entre las sabanas de su cama. Yo no pude cerrar los ojos esa noche, yo temblaba de lo que había visto, mi hermana con el esposo de mi mamá desnudos en la sala jugando con sus partes intimas. Mi hermana con el pene de Richard en su boca, chupándolo como si fuera un sorbete. Y peor aún mi cuquita había mojado hasta mi calzoncito.

Pasaron dos días, mi hermanita no salíó, por un momento pensé que ella había recapacitado y ya no se iba a ver con Richard, pero no fue asi. El tercer día, estabamos los tres viendo una peli en la cama de mi padrastro, la peli terminó y le dije a Vivian que nos fueramos a dormir, que teníamos colegio al otro día. Ella me dijo que al rato iría, Richard le dio la razón y me dijo –tu hermanita llegara al rato, solo dejala ver un rato más televisión!-, entonces me fui para mi habitación y los dejé solos.

Me quedé despierta un rato, pero el sueño me venció un rato. Cuando me desperté, posiblemente habia pasado una media hora. Me levanté y me fui descalza sin hacer ruido, la habitación de Richard estaba a dos cuartos de allí. La puerta estaba cerrada, pero era del tipo que usa una llave grande (ahora casi ya no hay de esas), por lo que el agujero de la llave es grande. Me acerqué a la puerta, oi ruidos de adentro, era la voz de Vivian y ella gemía como la vez pasada, -otra vez deben estar jugando!- me dije a mi misma. Puse mi ojo en el agujero de la llave, había luz dentro de la habitación, lo cual ayudaba a ver bien.

Alli estaba Richard desnudo encima del cuerpecito de mi hermana, ella estaba con las piernas abiertas y sus pies casi sobre las nalgas de él. Hasta ahora sé que la posición se llama del misionero. Richard se movía rítmicamente sobre Vivian, quien gemía y gritaba de excitación, sus gemidos me pusieron rapidamente la piel de gallina y mi cuquita se mojó el doble que antes.

Richard se movía lentamente pero le ponía mucha fuerza a cada envión que le daba la cuquita de Vivian, a ella parecia gustarle, se abrazaba de pies y manos al cuerpo de mi padrastro, al tiempo que gemía de gusto cuando la ensartaban. Puse mi mano sobre mi vulvita y mis dedos comenzaron a jugar con mi cuquita mojada.

En eso, Richard la cambio de posición, en lugar de boca arriba la voteó para colocarla boca abajo, le abrió las piernas y se colocó encima del cuerpo de Vivian, en ese momento tuve una inmejorable vista de la pija de Richard pentrando la cuquita de mi hermana, parecía difícil de creer que el tamaño de cosota de él entrara en la pequeña vagina de Vivian, pero asi era, por momentos toda entraba en el cuerpecito de mi hermana y ella casi gritaba de placer diciendo que se la siguiera cogiendo asi. Más tarde me asustó un quejido que dio ella cuando creo que llegó a su climax, Richard aceleró sus movimientos y emtió otro gemido casi igual. Yo que había estado observando todo, me invadió un calor en todo el cuerpo, acompañado de toques electricos en mi cabeza, ahora sé que había tenido un orgasmo.

Apenas pude volver a mi habitación antes de que saliera Vivian, quien como siempre llegó y se metió entre las sabanas.

A partir de ese día, ya no podía ver a Richard como mi padrastro, sino lo comencé a ver como hombre, con ojos de mujer, sus brazos fuertes, sus manos asperas, el paquete que tenía entre sus piernas, mis hormonas se estaban acelerando por todo lo acontecido. En ese fin de semana, Richard nos llevó a una piscina privada, alli pude ver bien el tamaño de su bulto, ya que su traje de baño era apretado y se dibujaba bastante bien, además me percaté que mi hermana Vivian ahora tenía sus senos más grandes y se desenvolvía con más propiedad frente a los muchachos.

Mi padrastro estuvo jugando con nosotras dentro de la piscina y no pude evitar rozarle su paquete varias veces, además el me tocó en más de una ocasión mis nalguitas y mis bubis, antes de salir me dijo –como haz crecido Martita!, eres toda una mujercita y muy bonita!-, yo me sentí halagada, pero mi hermana hizo un gesto no muy amigable.

A partir de ese día de la piscina, mi padrastro se fijó más en mi, sus atenciones crecieron hacia mi, ante los celos de mi hermana. No es falta de modestia, pero mis facciones, mi cuerpo y rostro eran más atractivos que los de mi hermana, mi cabello guerito, mis ojos oscuros, mis bubis más desarrolladas que las de Vivian, mis piernas que eran más llenitas, me hacían una monada y Richard estaba conciente de eso.

La atracción de mi padre hacia mi llegó a su limite, cuando cierta vez que yo me estaba bañando y mi toalla se cayó al suelo de la ducha, se mojó toda, le grité a mi hermana que me llevara otra toalla, oí cuando entró al baño, hizo a un lado la cortina de baño, yo estaba de espalda, pasaron dos o tres segundos y no me daba la toalla, me voltee y mi sorpresa fue que allí atrás de mi, estaba Richard observándome desnuda, -Richard que haces?- le dije cubriendome mis senos y mis cuquita, pero él ya me había visto desnuda. –No te pongas asi, total soy tu padrastro, y te veo con otros ojos-, me contestó. –Es cierto!- dije y me destapé, mostrándole mis encantos a Richard, me voltee y el me puso la toalla. Luego se retiró. Yo me quedé con una sonrisa picara. Esa noche tuve un sueño húmedo con Richard, por lo sucedido en la ducha.

Se preguntaran que pasó con mi madre?. Salió del hospital y su convalescencia la fue a pasar a la casa de la abuela, ya que no había nadie que pudiera atenderla, ya que nosotras dos estudiabamos toda la mañana y Richard salía a trabajar manejando su trailer, por sus fracturas en el fémur necesitaba cierta atención, ella no se podía valer por si misma y no se tenía recursos para contratar a tiempo completo una enfermera. Asi que la visitabamos una o dos veces por semana en casa de la abuela.

Como mencioné la relación con mi padrastro pasó de pasar inadvertida a una lluvia de atenciones y piropos, yo veía que el me miraba mis ponpis y mis bubis cuando le daba la espalda,y cuando podía me toqueteaba. En ese entonces me gustaba tener su atención, el era el hombre de la casa. Mi hermana Vivian aún solía salirse de la habitación con rumbo a la recamara de Richard algunas noches, y yo sabía que hacían el amor.

Hubo un dia que regresó de su viaje de trabajo Richard y comenzó todo entre él y yo. Llegó de madrugada e iba ebrio, entró a nuestra habitación, nunca lo había hecho, yo abri los ojos, pero la oscuridad solo me dejó ver poco en la penumbra y me hice la que dormía. Vivian también se despertó y le dijo –Richard que haces?-, Richard que iba ebrio se subió a la cama y la empezó a besar y tocar, -estate quiteto!- le decía ella, yo viendo todo de reojo, fingiendo que dormía. Vivian prendió una pequeña lampara que teníamos en la mesita que separaba nuestras camas. Vivian correspondió sus besos y se dejó quitar la ropita, incluyendo su calzoncito, Richard le abrió las piernas y comenzó a besarle y lamerle su cuquita, mi hermana se tapaba la boca para no hacer rudio con sus gemidos, luego él se bajó los pantalones y su calzoncillo hasta las rodillas, Vivian abrió más sus piernas para recibir la pija de Richard, no sin antes decir, -silencio, que Martha está dormida!-, él se acomodó sobre ella y la penetró con fuerza, luego comenzó a moverse sobre ella como solía hacerlo, los gemidos de Vivian eran reprimidos, pero cada vez se oían más y más, yo abri los ojos, porque me moría de ganas de ver como follaban, cuando abri los ojos, me di cuenta que mi padrastro me veía fijamente a mi!, él se dio cuenta que estaba despierta, por lo tanto, no había porque cerrar los ojos de nuevo.

Richard bombeaba y bombeaba su pija dentro de la cuquita de Vivian, pero sus ojos estaban clavados en mi, yo también lo veía, me sonreía y yo le sonreía, era algo loco todo. Quité la sabana de mi cuerpo y le mostré mi cuerpo cubierto por el camizón y mi calzoncito, el aceleró su follada viendome el cuerpo, Vivian solo gemía y no estaba viendo todo lo que sucedía a su alrededor.

Metí mi mano debajo de mi camisón y entre mi calzoncito y comencé a tocarme los labios de mi cuquita, lo hacía frente a mi padrastro, quería que me viera y lo estaba logrando, él no quitaba la vista de lo que yo hacía, me masturbaba. Nuestros ojos se miraban fijamente, parecía que el follaba a mi hermana imaginando que era yo. El verme masturbarme lo enloqueció y empezó a follar duramente a mi hermana que ya había llegado a su orgasmo. En eso lo vi quejarse y empezar a convulsionar sobre ella. Era obvio que estaba viniendose adentro de su cuquita.

Cuando terminó yo me tapé de nuevo y cerré los ojos. El apagó la luz de la mesita de noche y se fue de la habitación. Fue muy excitante lo sucedido, mi cuquita estaba mojadisima y llegué a un orgasmo con mis dedos más tarde.

Al dia siguiente, lo sucedido anoche me tenía muy cachonda, las miradas con mi padrastro eran con mucho morbo y parecian flechas. Esa siguiente noche como solía suceder ocasionalmente, mirabamos televisión los tres en la habitación de Richard. Cuando iba a terminar la peli, me hice la dormida, apagaron la televisión y Vivian me quiso despertar, pero lo impidió Richard -déjala!, está bien dormida, que duerma aquí un rato-. Asi que Vivian se marchó no muy convencida y yo me quedé en la cama con mi padrastro. Yo estaba nerviosa. Oí a que él se levantó para cerrar la puerta con llave.

Luego regresó a donde yo estaba, se sentó a mi lado, comenzó a acariciar mis pies, los besó, luego subió a mis pantorillas y sentí su lengua deslizarse por mi piel. Sus manos acariciaban con mucha morbosidad y deseo. Yo abri los ojos y lo vi. El me sonrió, como si hubiera sabido que yo fingía dormir. –Te gusta?- preguntándome acerca de sus caricias a mis piernas. Yo moví la cabeza positivamente, sabía que esa noche me iba a estrenar como amante de mi padrastro y que me desfloraría mi cuquita.

Sus habiles manos tocaban todo, subieron a mis muslos y abriendo mis piernas un poco me acarició mi cuquita sobre mi calzoncito delgado, luego me besó los muslos, los lamió con su lengua, una sensación única, diferente recorrió mi cuerpo. Sus dedos ejercian fricción sobre mi cuquita aún cubierta por la delgada tela de mi calzoncito, lo cual ocasionaba que se me fuera mojando poco a poco.

Richard me quitó la ropa interior y su juego con sus dedos se intesificó en los labios de mi cuquita. Su lengua ahora comenzó a jugar con mi sexo, yo sentía cosquillitas, pero eran diferentes, me hacían gemir y vibrar allí con las piernas abiertas. No sabía donde me tocaba su lengua, pero lo sentía muy rico, luego sus labios me chupaban haciendome perder casi el conocimiento, me estremeci entre las sabanas. Llegué a un orgasmo, lo sentí como si me estuviera orinando, pero no era eso, era mucho más fuerte que cuando me tocaba en la cama. Estaba fatigada y mi respiración acelerada. Entonces Richard se quitó su pantalón de dormir y me dijo que si alguna vez había chupado un pene, yo le dije que nunca lo había hecho. Richard me fue enseñando como quería que se lo hiciera, asi que me metí la cabeza de su pija en mi boca, apenas cabía, la empecé a succionar como si fuera una paleta de helado, Richard cerraba los ojos y decía que lo estaba haciendo bien, eso me emocionó, darle placer a él, asi que seguí chupando y lamiendo su dura carne, la besaba, la apretaba, todo por darle placer.

Luego de eso me acostó, me quitó mi camizón y quedé completamente desnuda a su merced. Su pija estaba durisima y apuntaba hacia el techo. Me abrió las piernas, me dio vergüenza abrirle mis piernitas y enseñarle mi cuquita completa y mojada por su saliva. Después él me dijo que me dolería al principio, pero conforme pasaran los minutos me iba a gustar lo que él me iba a dar. Vista de cerca, su pija era mas gruesa que el agujerito de mi cuquita, pero la tomó con la mano y la frotó contra mi vulvita, yo estaba muy nerviosa, la piel de su pija era suave, mi cuquita se abrió como flor ante la sobada que me daba Richard con su carne.

De pronto él la coloca en la entradita de mi cuquita, y con un poco de vaiven la empuja hacia adentro, yo siento que la lubricación ayuda a que la cabeza de su pija me penetre un poco, yo grito porque parece como si me cortaran un pellejito alli adentro, grité que no a Richard, que me duele, él se hace oidos sordos y sigue empujando su pija dentro de mi, para eso me tiene tomada las piernas, para impedir que las cierre. De repente, el da un empujón seco y mete la mitad de su pija en mi cuquita. Siento dolor y ardor, le pido que ya no siga, pero sigue empecinado en meterla toda en mi cuerpo. Por fin, la mete casi toda, yo me muerdo los labios para no seguir gritando. El se detiene un rato, se agacha para besarme mis senos, los mama uno por uno, cuando se agacha, sigue metiendo su pija y comienza a moverse dentro de mi. Yo estoy sudando, no se si por el calor o por los nervios.

Ahora empieza un lento mete-saca dentro de mi cuquita, -ya, ya, vas a ver que la empiezas a gozar!- me dice mientras chupa mis pezoncitos.

Richard tiene razón mientras me coge lentamente, la sensación de dolor pasa a segundo plano, ahora siento excitación, su pene moviendose en mi cavernita, me empieza a provocar delirio y placer. Busca mi boca y yo lo recibo con un húmedo beso de lenguita, que bien besa mi padrastro, y su pija ahora me está volviendo loca. En pocos minutos me empiezo a estremecer, siento que me ahogo y empiezo a gemir de pasión, he tenido otro orgasmo, que sensación tan rica siento, y me lo está causando su pija dentro de mi.

Al rato, me la saca solo para cambiarme de posición ahora quiere que me ponga en cuatro como perrito, veo que el se va al baño a lavarse la pija, yo me quedo sin moverme en la posición que me dejó. Ahora sé que fue quitarse la sangre de su pene, sangre de mi himen desgarrado. Regresa pronto y se pone atrás de mi y tomandome de las caderas me la mete lentamente de nuevo, ahora puedo sentir todo el recorrido de su pija en mi vagina, otra vez empiezo a gozarla. El también la está gozando, pues oigo su respiración acelerada, como cuando lo he visto con Vivian. En esa posición en cuatro patas, puedo sentir la inmensidad de su pija entrando y saliendo de mi cuquita. A los pocos minutos estoy de nuevo corriendome. A los pocos minutos de eso, Richard saca su pija y me lanza su semen sobre mi espalda y otra parte en mis nalgas.

Luego de cogerme, me dice que me vista y me que regrese a mi habitación, no vaya a ser que Vivian sospeche algo, me dice. Antes de llegar a mi habitación me voy a asear al baño de abajo, me lavo mi cuquita y el agua aparece con algunos destellos rojos, es mi sangre, sangre de mi cuquita desflorada. Ese día me he convertido en mujer.

Eso solo fue el inicio, entre mi ignorancia y falta de experiencia, como buena chica de pueblo, llego a creer que Richard me ama y hacer el amor con él es lo mejor que ha pasado. Soy una estupida por eso, lo sé. El me utilizó para saciar sus instintos sexuales de varon. Cuando Richard está en casa, hacemos el amor en cualquier lado de la casa, hasta cuando tomó una ducha, el se mete conmigo, me levanta y me hace el amor prendida de su cuerpo, el casi ya no se fija en Vivian.

En alguna ocasión Vivian le ha llegado a reclamar porque ya no se fija en ella. Para evitar eso, el ya no quiere cogerme en casa, Richard me comienza a llevar a moteles baratos, un cuarto pequeño y una cama a veces sucia. Pero yo lo siento como si fuera el cielo y las nubes, Richard me enseña como complacerlo en la cama, me enseña como darle placer a su pija con mi boca, le gusta que yo me trague su semen, cosa que al principio me daba asco, más adelante me penetró por atrás, le encanta meterme los dedos mientras me chupa mi cuquita. Siempre dice que soy más bonita que Vivian para halagarme. Debo confesar que al principio el me da pastillas, me dice que para no quedar embarazada. Las pastillas me dan nausea y dolor de cabeza, entonces me lleva al hospital con un su amigo y me ponen una inyección para no salir preñada por varios meses.

Al mes de haber iniciado todo aquello con Richard, de ser ahora su pequeña amante. Vivian molesta, se va a vivir con mi madre a la casa de la abuela. No sin antes, escuché que Richard la amenazaba de no contar nada de lo que sucede en esta casa. Alli me pareció que lo que haciamos no era tan bueno como yo pensaba. Sin embargo, seguí entregándome a Richard cuando él estaba en casa, me dijo que ya no tenía que dormir en mi habitación, sino que debía hacerlo con él en la misma cama.

En lo personal, a mi me gustaba hacer el amor con Richard, me llevaba al cielo cada vez que tenía un orgasmo. Mi cuquita no podía estar sin su pija moviendose por dentro. Me volví casi adicta a él. Igual me podía coger a la hora y el momento que el me lo pidiera, yo lo complacia en todo. Asi que una noche, estando un poco pasado de tragos, me dijo que me haría algo nuevo, luego de chuparme mi cuquita y mi culito, me puso en cuatro, me untó cremita en mi culito y lo hizo también en su pija, me abrió mi culito con su pija, apenas cabía su cosota en mi culito, me dijo que no me pusiera tensa, que eso haría que me doliera más, entonces traté de no hacerlo, él siguió empujando y fue alli que me desfloró mi ojete del culito. No de gustó nada, pero yo quería complacerlo en todo, el era mi amor en ese momento, además él estaba loco de emoción por adueñarse de mi hoyito chiquito, asi que por satisfacerlo a él, le di mi hoyito con frecuencia. Confieso que al cabo de unos días de ser penetrada por allí, me empezó a dar placer también.

Ibamos a visitar siempre a mi madre sin problema. Al parecer Vivian no había dicho nada, y lo hizo por que también ella tenía parte de la culpa y había sido amante de mi padrastro, ahora lo era yo. Yo llegué a estar enarmorada de Richard, al menos eso pensaba. Yo lo atendía como si fuera su esposa, le cocinaba la cena, le lavaba la ropa que el necesitaba, etc.

Pero cierta noche, que por cierto agradezco que haya sucedido. El llegó con una pareja, una tipa de gran busto, toda pintada de ojos y labios, con un vestido corto, algo vulgar, con un señor que al principio crei que era su marido, algo tosco igual que Richard, alguna vez lo había visto con mi padrastro. Se embriagaron en la casa, yo les servía de comer. De pronto, Richard jaló a la mujer y la sentó en sus piernas y entre risas, él la empezó a besar, frente a mi!, luego le bajó el escote un poco y los labios de Richard comenzaron a mamarle las tetas, ante la risa y quejidos de la mujer. Yo me enojé, y me puse de pie, le grité –Richard, que estas haciendo?-, el no puso atención siguió succionando los pezones de ella.

-Ven aquí!- me dijo el otro amigo, de nombre Rudy, jalándome del brazo y obligándome a sentarme en sus piernas. Luego intentó besarme, yo no lo permití, sus manos ya estaban debajo de mi falda y me tocaban las piernas.

-Richard!, Richard!- le grité, él al oirme gritar se puso de pie se acercó a mi y chazzz!! Recibi una bofetada de Richard, -por qué ofendes a mi amigo!!-, me gritó, -Rudy, es mi amigo y si el te quiere tocar, te dejas, oiste!-, yo empecé a llorar después de oir eso.

Richard regresó a los brazos de la otra mujer, quien ya tenía las dos tetas por fuera y se las ofrecía a el. En mi caso, el amigo de mi padrastro me volvió a sentar en sus piernas y aún viendo que yo lloraba y le imploraba que me dejara, me siguió tocando en todos lados, su mano se metió ahora con más confianza dentro de mi calzoncito y sus dedos se metieron dentro de mi cuquita, me masturbaba con ellos, yo le arañe la mano, pero él no dejaba de meterme su dedo. Lo quise morder y chazz!!, Rudy me lanzó otra bofetada y me dio en la boca, me hizo sangrar el labio. Casi me noqueo su golpe, luego tardé en volver en si, me había bajado la blusa y tocaba mis senos con sus labios, rompió mi calzoncito para poder tocarme toda con sus manos.

Al rato vi que Richard subía a su habitación con la mujer. Yo me quedé con Rudy en la sala. El me acostó en el sillón, me abrió las piernas, me sujetó las piernas y me penetró con su asquerosa pija, me dolió porque no había lubricado nada mi vagina, pero su fuerza hizo que su pija se metiera hasta el fondo de mi cuquita. Estuvo moviendose encima de mi por varios minutos, yo miraba hacia el techo de la casa, pidiendo que acabara rápido, por fin lo oí vociferar cosas, luego me dio bombeos secos, yo sabía que ya estaba expulsando su semen dentro de mi, hasta que se quedó encima de mi unos segundos, su pija dejó de palpitar dentro de mi cuquita. Luego se retiró a tomar otra cerveza de la refrigeradora.

Yo me compuse mi vestido y mi blusa, excepto mi calzón, que estaba hecho pedazos tirado en el suelo.

Subi corriendo a mi habitación y me encerré adentro. Me metí llorando en la cama, me toqué la cuquita y aún tenia la viscosidad del semen de Rudy, el amigo de mi padrastro. Agarré algunos pañuelos y me la estuve quitando de mi chuchita.

Me quedé llorando hasta que me dormí. Al otro día temperano, yo tenía que ir al colegio, bajé las gradas al baño para ducharme y vi a Rudy, la mujer y Richard, semidesnudos aún durmiendo en la sala, todo olía a sexo y alcohol. Ya no me atreví a ducharme, salí sin desayuno hacia mi colegio. Regresé a la hora del amuerzo, solo estaba mi padrastro, le recriminé lo sucedido y le conté que su amigo me había violado. El casi no me puso atención, aunque me vio llorarle.

Abandoné la casa de mi padrastro, 45 días después de mi hermana. Llegué a la casa de la abuela, pero al igual que Vivian no confesé nada de lo que había sucedido en esa casa del pecado. Mi padrastro ya no se apareció en la casa de mi madre, y nosostras tampoco lo visitamos. Cuando mi madre, estuvo mejor, dos meses después, nos obligó a acompañarla a la casa de Richard, la sorpresa fue que la casa estaba vacía, abandonada, como era alquilada, la dueña que vivia en la misma cuadra, llegó con nosotras y nos comunicó que Richard la había dejado hacía unas tres semanas.

Nunca más volvimos a saber de Richard, hasta que dejamos el hogar. Aún en mi memoria se repite toda esa experiencia, que para Vivian y yo fue nuestra primera experiencia sexual.

Ya no hablamos de eso con mi hermana, quien está casada y con dos hijos.

Me manosearon rumbo a mi trabajo

Hola me llamo Isabel tengo 20 años, no soy muy dada a escribir este tipo de experiencias, pero después de lo que pasó, y de haber leído algunas experiencias de mujeres que vivieron algo similar, me anime a contar mi experiencia.

Mi madre y yo somos del Estado de Sinaloa, hace dos años que vinimos a vivir a México para que yo pudiera estudiar la carrera en la UNAM, trabajo en un despacho jurídico como secretaria cerca del metro San Lázaro, ya que solo somos mi mamá y yo, pues tengo que ayudarle con algunos gastos de la casa.

Un día jueves al término de mi turno, nos avisaron a las tres secretarias del despacho que el viernes debíamos llegar a las 8:00 am porque iba a haber reunión de accionistas y que debíamos llevar uniforme de formalidad, este uniforme consta de un saco negro con blusa blanca, una falda negra y unas zapatillas negras; cuando uso este uniforme me pongo una licra porque la falda me queda demasiado corta, apenas me cubre 13 cm desde donde terminan los glúteos y comienzan los muslos, entonces me queda muy corta y comprarla por fuera, de la tela en que la requieren es muy cara, entonces no tengo opción mas que usarla. Al salir de mis clases me dirigí al gimnasio pensando si había lavado mi ropa interior entre ella incluída la licra. Al llegar a mi casa llegue tan cansada que solo preparé mi uniforme y no me preocupe por nada más.

Al otro día me levante a las 5:00 am en punto porque vivo hasta Tecámac, ya que si me levanto mas tarde corro el riesgo de llegar tarde por el trafico que se carga además del transporte que esta muy concurrido ya a esa hora, y busque mi ropa interior, mi sorpresa fue que no había lavado nada ni mi licra y lo único que tenía limpio era una tanga, y pues no tenía opción, me puse el uniforme sin nada mas que la tanga debajo, en ese momento entra mi madre y me pregunto que llevaba debajo de la falda por lo corta, como no le conteste me alzo la falda y me vio la tanga y me dijo,- piensas ir asi al trabajo, vas a ir enseñando las nalgas mija porque esa falda no se te pega nada, toda se te acampana,- pues es lo único que tengo, le contesté, mi madre que trabaja arreglando vestidos, me dijo que trataríamos de comprar tela para hacerme una falda, sacó su metro de su bolsa y me midió y me dijo,- mides 1.72 de altura, 59 de cintura, y 118 cadera, huy!!!!!! mija, si que se van a echar una buen taco, que paradas tienes las nalgas, por eso se te acampana la falda oye, y que piernotas chulas y gruesas, te pareces a tus primas de Guasave, vete en taxi porque en el metro vas a ir enseñando.- Le conteste que no tenía suficiente dinero para el taxi y le pedí un préstamo para el taxi y me dijo que hoy le pagaban unos vestidos que arregló y que no tenía de momento, y pues me tuve que ir en el camión.

Eran las 6:55 am cuando llegué al metro Indios Verdes y vi la fila de los boletos llenísima, tuve que pedirle a alguien que me sacara mis boletos, era un señor chaparrito, como de 1.57 y de unos 50 años de edad, iba bien vestido y pues se me ocurrió pedirle el favor, primero me vío de pies a cabeza y después accedió. Bajando al andén había mas gente de lo habitual ya que era quincena, y el vagón de las mujeres estaba aún muy adelante y yo ya no quería perder mas tiempo y me metí en el tercer vagón de los últimos, y a fuerzas y empujones llegue hasta el rincón de la otra puerta donde hay una escalera al final del vagón, me puse mi mochila en el pecho para meter una pluma que tenía en el cabello y al iniciar movimiento el metro se me cayó en el orificio de la escalera y me volteé para sacarla, al ver que no podía sacarla me volteé de frente hacia la escalera para poder sacarla, la gente terminó de acomodarse dejándome atrapada en ese rincón con mi mochila en mi pecho, no podía ver nada hacia mi izquierda ni hacia atrás y a mi derecha estaba un hombre muy gordo y mas alto que yo.

A los pocos minutos de haber iniciado el metro su marcha, comenzó a detenerse y algunas lámparas se apagaron, quedamos en penumbra cuando de repente siento una mano que me estaba acariciando la piernas por atrás y me dio mucho coraje porque no sabía quien era el pervertido que me venía metiendo mano, y así en penumbra reanudó su marcha el metro y el tipo seguía acariciando mis piernas, en la siguiente estación entró mas gente y quedé mas atrapada hacia la escalera y abrí un poco mis piernas para conservar el equilibrio, se prendieron las luces y el tipo no retiraba su mano, comenzaba a subir un poco mas su mano ya que le era fácil meterla por lo acampanado de la falda, y en ese momento me acordé de lo que me dijo mi madre de mis nalgas, me dio un poco de morbo pensar que venía imaginando el tipo este, y por lógica , aunque no me agradaba lo que me estaba pasando, me estaba acariciando mis partes erógenas, era cuestión de tiempo y mi vagina comenzó a humedecerse, sus caricias eran suaves y continuas y yo trataba de contener mi respiración que comenzaba a agitarse, mi rostro lo sentí caliente y como soy blanca me puse roja, lo bueno que nadie me veía, el continuaba acariciando mis piernas hasta que llego a mi entrepierna donde empieza la raya de mi culo, se percato de que no llevaba nada mas que una tanga, con un dedo me recorrió mi raya hasta llegar arriba y se dio cuenta de lo paradito que lo tengo y extendió su mano y la deslizó suavemente recorriéndome todo el culo, yo ya estaba muy caliente, puso su mano en mi entrepierna haciéndome caricias en donde se me juntan mis piernas y la raya de mis nalgas, eso me hizo mojarme aún mas, y con el movimiento me puso su mano en mi vagina, me hizo a un lado la tanga con su dedo y me hacia circulitos recorriéndome toda la vagina, en ese momento sentí que otra mano me acariciaba las piernas y las nalgas, por la morbosidad de calentar a alguien algún día con mi cuerpo, me gusta depilarme mi vagina, así que se dio gusto con el contacto directo con mi piel, al darse cuenta de que ya estaba lubricada, metió dos dedos en mi vagina, lo que me hizo estremecerme y me hizo parar un poco las nalgas, sus movimientos eran suaves y continuos y la otra mano seguía acariciándome las nalgas y las piernas, me estaban llevando a un punto donde ya sentía que venía, y a los pocos minutos me ví forzada a morder mi mochila porque ya me iba a venir, ya no pude soportar mas y me vine como nunca, ni masturbándome me había venido así, mientras me venía las caricias continuaban, y se empezaba a escuchar gente que pedía permiso para bajar, pues ya íbamos a llegar a Balderas y ahí baja mucha gente, al ver eso se retiraron las dos manos y yo trate de voltear para ver quien era el pervertido que me venía tocando y no pude distinguir, no descartaba que habían sido los chicos de atrás pero no estaba segura. Me bajé rápido del vagón cuando de repente me agarra alguien la mano y me la dejó pegajosa y húmeda, al voltear era el señor que me sacó los boletos y me lanzó una sonrisa pues bien sabe que me hizo venirme, nunca en la mente me pasó que podría ser él, pues ni lo veía.

Al final del día me fui pensativa a casa, y al llegar a mi casa, me desvestí y me acosté en mi cama, abrí mis piernas y me ví mi vagina un rato, me paré y fui a mi espejo y me ví mi cuerpo, mis nalgas, mis tetas, mis piernas y me acordé de la manoseada propinada y así de pie comencé a sobarme mi vagina, y volví a tener un orgasmo delicioso.

Desde ese momento, cuando me piden ese uniforme, me voy en taxi, pero me gusta ver que el chofer acomode su espejo para verme mis piernas y al llegar a mi destino, alzo y abro un poco mis piernas para que me vea mi entrepierna, me excita ver su mirada morbosa. En el trabajo me encanta ver como me le antojo a los Licenciados cuando me agacho a poner los papeles en su escritorio y a veces noto que tienen sus penes erectos dentro de su pantalón. En el baño de mujeres hay un corredor largo que hasta el final tiene un espejo grande, mis compañeras de trabajo no saben que detrás es una habitación donde los accionistas se reúnen para hablar de dinero y ponerse a tomar después de haber terminado nuestro turno y aprovecho para ir al baño con mi compañera, como en el baño no hay espejo grande, pues nos maquillamos en el espejo grande, espero a que mi compañera se vaya y hago como que no se nada y aprovecho para alzarme la falda y poner posiciones como en las revistas eróticas para verme el culo en tanga y las piernas, los Licenciados ni sospechan que se lo de su habitación, cosa que me excita, pero lo que me excita es que los Licenciados me estan viendo el culo detrás del espejo y les provoco mas ganas de comerme, lo sé porque una vez al final del turno sorprendí a uno de los accionistas, un hombre medio gordo, alto y feo masturbándose con el cierre del pantalón abierto y no se percató que ya lo había visto, toqué su puerta y rápido aparto su mano del pantalón y cubrió su pene bajándose un poco el saco, su pene era cabezón y grueso, así que hice me di a la tarea de calentarlo mas, cerré la puerta y le pedí permiso para retirar su taza de café que aún no se terminada y fingí que se cayó accidentalmente, le pedí que se apartara del escritorio para poder levantarla y de reojo vi como su pene salía de su pantalón completamente erecto, trataba de agacharme lo mas posible con las piernas rectas para que me viera bien las piernas y un poco del culo y yo creo que ya no aguanto mas y me dijo.- señorita, tiene usted un insecto en la pierna.- sabía que era un pretexto para verme mas y le dije que me daba mucho asco y que me lo quitara, me volteé y me alzé completamente la falda dejando al descubierto mi culo en frente del Licenciado y me pidió que me agachara levemente, él me paseaba su pene diciéndome que el insecto estaba caminando, en verdad estaba cabezón me lo movía por todo el culo y también me paseaba por la raya hasta llegar a lo cerrado de mis piernas, vio que en su taza había algo de café y me dijo que me echaría un poco de café para que el no tocara al insecto ni me fuera a tocar a mi, con su pene apoyado en la parte media de mi raya me dijo.- señorita, podría usted con sus manos abrir un poco sus glúteos y no se mueva por favor, – y sentí algo caliente que me lubricaba y me dice,- listo señorita, puede retirarse, vaya al baño a lavarse, y le pedí a mi amiga que me acompañara al baño y como se que en esa oficina esta la entrada a la habitación del espejo, ya en el espejo le explique a mi amiga que viera la crema que usaba para que no rosarme con la tanga, me alze la falda y le me agarro las nalgas y me dijo que no conocía ese tipo de crema, yo sabía que el licenciado nos estaba viendo y sabia que se estaba masturbando de nuevo al ver como mi amiga me agarraba el culo y sacaba su semen.

Desde ese entonces, ya no soy tan seriecita en el trabajo y disfruto un poco mas de mi cuerpo de mujer…

espiandiando a mama en la ducha!

como empeze mis relaciones con mi madre!

Todo empezo cuando tenia 14 años, era un joven de 1.63 de altura, flaco, pelo castaño, muy aventurero y curioso y por esa curiosidad pase los momentos mas felices de mi vida.

Antes de contarles todo tengo que decirle que mi mama es divorciada desde que tengo 6 años y por lo tanto le hacia falta un hombre.

Ella es una mujer de 1.75, tiene 39 años , con unos pechos jugosos y un culo muy bien formado, pelo castaño, y muy bonita de rostro.

Un dia de…

verano, como todos caluroso, me levante dispuesto a ir a estudiar, fui a la ducha para bañarme ya que siempre soy el primero, pero esa vez fui el segundo!, cuando escuche la regadera fui silenciosamente a ver ya que nuestro baño no tiene puerta si no cortina que no tapa bien la ducha, y sorpresa me di cuando vi a mi mama enjabonándose las tetas con una delicadeza y sensualidad que mi primera reaccion fue una gran ereccion, despues de observar tal escena me fui caminando despacio para mi cuarto para que mi mama no se diera cuenta, me acoste en la cama esperando que desocupara la ducha para luego yo ingresar. Cuando ella salio del baño fue a mi cuarto a despertarme y lo primero que vi fue sus piernas medio tapadas por la toalla, senti otra ereccion que trate de disimular pero creo que mi mama se habia dado cuenta de como estaba mi polla, pero enseguida me levante de la cama y me diriji a la ducha para continuar el dia normalmente.

Al mediodia llegue a mi casa a almorzar, mi mama obviamente tenia servido mi comida, almorcé y fui al cuarto a ver televisión. Transcurrió al tarde normalmente.

Por la noche con esas calores mi mama se volvió a dar otra ducha, apenas entro al baño me asome a verla, primero la vi quitándose ese vestido que tenia puesto, después su sosten, y termino con sus tanguitas color azul, cuando entro a la ducha voltio su mirada hacia donde estaba quede asombrado por que su respuesta al verme fue:

-¿Hijo por que no te bañas conmigo mira que está haciendo mucho calor?

Me quede perplejo a esa respuesta, con mucha pena me quite mi ropa y me entre a la ducha, cuando entro mi mama abre la regadera y me dice:

-¡bueno mi amor, vamos hacer lo que hacíamos cuando eras un bebe! Yo te enjabono primero y luego tu a mi!

Ella empezó, cogió el jabón y empezó a pasarlo por mi espalda, con su delicadeza paso a mis brazos, me voltea y lo que veía no creía, esas tetas jugosas al frente mio, y ese concha recién depilada cerca de mi polla, ufff; ella continuo enjabonándome mi pecho, bajo a mi polla y me dijo:

– Esa pollita también ahí que lavar!!

Me agarro mi polla y comenzo a enjabonarla, aunque en unos momento me la masturbaba de una forma que jamás yo había hecho! Vaya que experta yo pensé! Después de enjabonarla paso a mis piernas y termino, luego me dijo:

-es tu turno de enjabonarme! Hazlo bien!

Comencé como ella por la espalda, no lo creía tenia mi polla a 5 cm del culo de mi madre, estaba super erecta, por lo cual ella corrió su culo hacia atrás dejando mi verga en la raja del culo!!!!, mientras le enjabonaba su espalda le restregaba todo el tiempo mi verga en su culo mientras ella pegaba sus gemidos, luego de enjabonarle la espalda pase a su culo, grande y jugoso, le sobaba despacio, le meti mi mano en la raja y fue cuando sentí su ano, no dude en meterle mi dedo, ella pego un pequeño gemido, aunque me dijo:

-ve mas despacio hijito vamos por partes!

Dio vuelta, y tenia de nuevo sus tetas y su concha a mi disponibilidad, se las quede mirando un buen rato hasta que ella se desespero y me dijo:

-amor sigue enjabonándome aun te falta.

Le obedecí inmediatamente como un buen hijo, empecé por sus pechos, delicadamente se los enjabonaba, no lo podía creer lo que hacia, le apretaba esos pezones como quisiera, ella inmediatamente bajo mis manos a su concha, enseguida comenzó a gemir, mientras mas gemía yo mas le masturbaba, solte el jabon y comencé a meterle mis dedos a su concha, ella agarro mi mano y comenzó a hundir mas mis dedos en esa parte tan caliente, mientras sentía que mi polla iba a explotar, saque mi mano de la concha de mi madre y le pedi que se dejara penetrar, ella accido rápidamente, alzando su pierna derecha a la altura de mi ombligo y me dijo:

– hijito hazme sentir como una zorra y penétrame con esa pollita a mi culo!

Yo accedi despacio, sus gemidos eran cada vez mas frecuentes, hasta que le meti mi 13 cm de verga a su culo, me dijo:

– hijito sacala hasta la mitad y me la vuelves a meter hondo, despacio las primeras, luego ve aumentando la velocidad hasta que me sienta como una puta!

Le hice caso y cada vez que aumentaba mi velocidad ella gemia mas duro, duramos asi como 5 minutos hasta que me saco la polla y de una se la metió a la boca, comenzó a chuparlo y a lamberlo como nunca había visto, me la mamo no se cuanto tiempo por que ese placer fue eterno!

Luego de eso volvió a coger mi polla pero esta vez se la metió a la concha, estaba calientito, suave, me volvió a decir:

– hijito sigue el mismo consejo de ahorita pero cuando sientas que ta vas a venir sacala de una vez y me la pones en la cara, ok!!

– claro mama! Como tu digas tu sabes que soy un obediente hijo!

– eso mi amor hazme sentir como una putaa!! Ahhhhhhhh!!!

Mientras la penetraba me contaba que en un tiempo había sostenido relaciones lesbianas con una amiga de la oficina, pero dijo que no le dio la satisfacción que quería y que ya encontró a ese hombre que necesitaba.

– ¿mama quien es ese hombre?

– ¡todavía lo preguntas! ohhh!

– ¡no me dejes en la duda!-en esa época era muy tímido.

– ¡pues mi amor eres tu, serás mi amante, novio, hijo, etc. Te apuntas ohhhh!-lo decía en medio de gemidos.

– claro mama con placer lo hare! Ohh…

Después de tanto darle por la concha sentí como me venia alcance a sacar mi verga y de una vez se lo puse en la cara a mi amante o mama, chorree como nunca, mientras ella se lo comía y lo saboreaba, luego se lavo la boca y me beso pasionalmente, duramos 3 minutos en ese beso, de lengua, comida de labios, etc. Terminamos de bañarnos, nos secamos y fuimos a cambiarnos.

Cuando me disponía a dormir me beso en otra vez y me dijo:

– mi amor la pase como nunca, eres un verdadero hombre, búscame cuando quieras, siempre estaré dispuesta!, ok! Buenas noches- después de eso volví a ser besado.

– ¡claro mama, te amo, espero que este amor jamás se pierda! Eres una como una puta en la cama!

-¡¡¡ jajajjajaja! Hace rato no me decían eso, me alegra bastante que te halla gustado, ahora a dormir por que mañana te tienes que ir a estudiar.

– mama una ultima pregunta.

– ¿cual mi amor?

– ¿mañana me puedo duchar contigo?

– obvio mi amor te estaré esperando en la ducha!

– chao buenas noches.

– chao

Después de todo lo sucedido lo hemos vuelto hacer todas las mañanas y noches, ahora tengo 18 años y ella 43, y les tengo una sorpresa para el proximo relato!, espero que les halla gustado mi relato!

nena de 13 años ¿Quien se aprovecho de quien?

Ella.- hola, usted debe ser jorge, mi mama fue a hacer unos tramites con mis hermanitos mas chicos y mis otros hermanos están en la escuela. Yo me quede porque no me sentía bien y así podía atenderlo ya que no quedaba nadie en casa.

En el barrio donde vivo hay una mujer muy, pero muy atorranta o mejor dicho le gusta más la verga que comer. Tiene 7 hijos que van desde los 5 años hasta los 20, todos ellos de diferentes padres. En mi juventud le dedique varias pajas en su honor, si bien no era la gran cosa tenia un lindo cuerpo y es muy bonita de cara. Por comentarios de personas que se la han cogido me decían que era una bestia en la cama, pero en ese entonces era demasiado tímido como para decirle algo además de la diferencia de edad que teníamos pensé que no me iba a dar bola.

Una ves me llama para que le revise la PC dado que sabe que me dedico a eso, realmente fui con la idea de hacer mi trabajo y poder cobrar en especias, o sea echarle un buen polvo como paga por mi trabajo y así poder cumplir mi fantasía de chico, pero la cosa no salio como esperaba sino que mejor.

Arregle para ir a su casa 2 días después de su llamado, no tenia nada que hacer pero como todo técnico me quería hacer rogar un poco. Como habíamos acordado llegue puntual a su casa el día y hora indicada, golpee la puerta y me atiende una de sus hijas con una remerita holgada y una pollerita escocesa de nombre Mariela según me dijo, quede medio.

• Ella.- hola, usted debe ser jorge, mi mama fue a hacer unos tramites con mis hermanitos mas chicos y mis otros hermanos están en la escuela. Yo me quede porque no me sentía bien y así podía atenderlo ya que no quedaba nadie en casa.

• Yo.- no te preocupes y hace tus cosas yo voy a estar en la PC viendo que puedo hacer para arreglarla cualquier cosa te llamo si necesito algo.

Quede medio desilusionado y con una calentura importante dado que no iba a poder cobrar mi trabajo como tenia planeado, pero buen lo cobraría en otro momento.

Empecé a revisar la PC en cuestión y la nena no se despegaba ni un segundo de mi lado, es mas estaba sobre mí apoyando sus incipientes pechitos en mi espalda, cabe destacar que no eran la gran cosa pero estaban mas que bien para sus 13 añitos, al menos eso pude sentir con su apoyada.

Como dije antes ella no se quedaba quieta y se frotaba en mi espalda, eso sumado a la calentura acumulada de años por cogerme a su mama, hizo que mi amigo reaccionara y me resultara incomodo para trabajar porque me dolía de lo apretado que estaba.

Le pedí permiso de pasar al baño, me moje la cara y trate de bajar la calentura, pensé que no podía ser tan HDP de querer cogerme una nena de esa edad y menos por una calentura que tenia por su madre.

Termine mi trabajo lo antes posible para que no me volviera la calentura dado que ella seguía en lo mismo, se apoyaba en mi espalda con sus tetitas y se movía. Una ves terminado pregunte.

• Yo.- tenes alguna duda, o consulta que me quieras hacer?.

• Ella.- si tengo varias, si no se ofende.

• Yo.- las que quieras, no hay problemas.

Me disponía a pararme para dejarle mi lugar y sentarme en una silla contigua cuando ella me dijo.

• Ella.- por favor quédese sentado así me siento en sus piernas, así llego mejor al teclado, siempre tengo que poner almohadones parra llegar.

Sin darme tiempo a responder ya la tenia sentada en mis piernas, cosa que me resultaba medianamente incomodo por toda la situación anterior. Tuve que pensar en cualquier cosa como para que mi amigo no reaccione. Apenas se sentó acomodo su pollerita y empezó a preguntar cosas.

Lo primero fue si ya funcionaba el MSN, decía que lo usaba para hablar con el novio que como estudiaba en otro colegio no lo veía en la semana, recordé mi infancia y a esa edad era un pelotudo importante todavía jugaba con autitos y ni pensaba en mujeres, si bien me gustaban no me animaba a decirles nada, además, para sacarles un beso en la boca podíamos estar largo tiempo y ni hablar de de coger era algo impensado por ende nos matábamos a pajas. Hoy días sigo con mis pajas pero por placer ya que me encanta.

Volviendo al tema, como dije la nena no se quedaba quieta y sentir como se frotaba ese culito en mi verga fue demasiado y reacciono mi amigo. Rogaba que ella no se diera cuenta como para no pasar un mal rato.

Le pregunte por su novio y me dijo que hacia varios meses que salían, que se veían poco y por tal motivo usaban MSN para comunicarse. También me dijo que el le insistía con que quería verla desnuda por cam, pero que ella no quería dado que siempre hay gente dando vueltas por su casa.

La verdad quede con la boca abierta ante tal confesión, le dije que no debería hacer esas cosas que todavía era muy chica a lo que ella me dijo:

• Ella.- lo que pasa es que ya lo hicimos muchas veces pero el es muy calenton y no se aguanta hasta e fin de semana.

• Yo.- que hicieron muchas veces? Pregunte ingenuo

• Ella.- COGIMOS!!!!!!

Mi cara de asombro fue tal que ella se empezó a reír, diciendo que era normal que todos sus amigos y amigas lo hacían. Mierda pensé!!!!! A esa edad todos cogen ahora?????, tan desactualizado estoy?

• Ella.- lo que pasa es que si bien me gusta no quedo satisfecha, la tiene muy chiquita y no me alcanza, con todos los que estuve de mi edad la tienen chiquita.

• Yo.- como el no fue el primero?

• Ella.- no que va, ni el primero ni el ultimo.

Esta nena salio tan puta como la madre y también le gusta mas la verga que comer, luego me comento que el primero fue un primo suyo de 14 años y que ella tenia para ese entonces 10, que al principio le dolió pero después le gusto mucho. Con el lo hizo varias veces pero después se puso de novio y dejo de darle bola.

No podía salir de mi asombro de cómo esta nena podía ser tan puta. Mientras me contaba estas cosas no paraba de mover el culito en círculos, mi verga estaba a full tenia una lucha interna una parte de mi quería arrancarle la pollera y mandársela a guardar y la otra me decía que no podía aprovecharme de esa situación.

• Ella.- lo que pasa es que mis amigos aparte de tenerla chiquita terminan muy rápido y me quedo muy caliente.

• Yo.- mira, estas no son cosas de las que debas hablar conmigo, tenes que hacerlo con tus amigas o tu mamá.

• Ella.- pero parece que no te molesta, hace rato que siento tu verga en mi colita, me dijo zarandeando el culo a mas no poder.

Ya había dejado el usted de lado para tutearme.

• Yo.- discúlpame me tengo que ir.

• Ella.- espera!!!, te hago una ultima pregunta, me podes decir paginas porno en Internet para poder ver cuando estoy sola.

• Yo.- WTF????? Nena vos estas loca? Como me vas a preguntar eso?

• Ella.- es que vi, algunas que me pasa mi novio o amigas, pero quiero alguna pag gratis.

• Ella.- dale porque no las miramos juntos? Mi mamá, tiene para un par de horas más.

• Yo.- estas loca!!! No me podes pedir eso!!!.

• Ella.- dale ahora decime que no te gusta lo que te hago?

• Yo.- si me encanta, pero vos sos una nena, te llevo más de 20 años.

• Ella.- ya lo se, hace mucho que estoy esperando una oportunidad como esta y no se me va a escapar, siempre quise que me coja un tipo grande, pero como me ven chiquita se asustan y no se animan.

• Yo.- Mari, sos muy linda pero sos muy chica para mi, si fueras mas grande ni lo dudaría, además si llega tu mama nos mataría a los dos.

• Ella.- por eso no te preocupes, ya te dije que tiene para un par de horas, aparte deje la llave puesta con una sola vuelta para que si llega tenga que golpear la puerta. Dale pone la pag de video, me dijo mientas bajaba su manito para agarrarme la verga por sobre el pantalón.

• Yo.- no, esto es una locura!!!!!!

• Ella.- todo lo que quieras pero tu pija no dice lo mismo, esta durísima me dijo mientras se mordía los labios.

Quede mudo, no podía hablar, mi calentura pudo mas que la coherencia baje mi mano para tocarle esa conchita que me estaba volviendo loco y me encontré con que no tenia bombacha.

• Yo.- nena no tenes bombacha!!!

• Ella.- con una sonrisa, picara me dijo así es, tenia todo planeado, sabia que venias y que si me hacia que me sentía mal, mi mama me iba a dejar en casa, cuando mi mama me dijo que te iba a llamar para cambiar el día le dije que si me dejaba quedarme que me sentía mal y de paso te atendía para que arregles la PC.

Ya te dije, hace tiempo que quiero coger con alguien grande y no iba a perder la oportunidad de hacerlo con vos.

Lo de la pollerita y estar sin bombacha lo hago siempre que viene mi novio, cuando todos se van a dormir hacemos que miramos la tele, me siento arriba de el y disimulamos si escuchamos algún ruido, mientras me tiene ensartada.

Demás esta decir que la madre es del tipo de persona que tiene hijos y los dejan que se críen solos, y así le salen, si esta es así, ni quiero pensar las hermanas mas grandes.

La puse de pie, le estaba por sacar la pollera para poder ver y comerme esa conchita como dios manda y me paro en seco.

• Ella.- no eso lo dejamos para otro día con mas tiempo

• Yo.- otro día?

• Ella.- espero que muchos mas

Se agacho, me desabotono el pantalón saco a mi amigo afuera y le dio unos lengüetazos mmmmmmmmm que rica verga tenes, mucho más grande que la de mi novio, amigos y primo, por fin una pija como yo quería.

Tampoco voy a inventar como hacen muchos la mía es normalita 16 x 5, pero hasta ahora nadie se quejo.

• Ella.- sacándose mi verga de la boca unos segundos, dijo dale pone unos videos

Ya sin poder de decisión, la calentura era más fuerte, puse una página de videos que veo siempre.

• Yo.- de cuales queres ver?

• Ella.- los que mas te gusten

La verdad que ni me fije puse el primero que vi en pantalla, mucha importancia no le di, solo quería ver como esa boquita me comía la verga sin poder tragársela entera porque no le entraba. No podía entender como sabia chuparla tan bien a esa edad, pero no tenia importancia en ese momento

Habían pasado no más de 5 min. y le dije…

• Yo.- para nena, que me vas a hacer acabar y te la quiero poner en esa conchita divina que tenes sin un pelito.

• Ella.- si, me la depilo porque a mi novio le gusta así

La doy vuelta para que me de la espalda y le digo dale, siéntate en mi verga y enterratela toda.

• Ella.- siiiiiii, estoy echa un charco de mojada, no aguanto mas las ganas.

La deje que ella manejara la penetración para no lastimarla, porque si bien tiene muchas cogidas según me dijo mi verga era mucho más grande de lo que acostumbraba.

Se fue sentando de a poco sobre mi mástil y cada ves que bajaba se metía un poco más hasta que la tuvo toda adentro

• Ella.- por fin una pija como la gente, hace tiempo que quería algo así, decía mientras empezaba con el sube y baja.

• Yo.- dale bebe, es toda para vos y la vas a tener las veces que quieras, respondí mientras había metido mis manos bajo su remera para apretar esos ricos pezoncitos que me habían vuelto loco un rato atrás.

Siiiiiiii, que rico que es cojerrrrrrr, gracias primo por hacerme descubrir este mundo!!!

A cada segundo que pasaba su ritmo era más frenético y yo estaba en las nubes con esa conchita que me apretaba la verga como un guante, nunca había probado algo tan rico como eso.

Habrían pasado 10 min., el video ya había pasado a segundo plano, ninguno de los dos le daba importancia. Paro un segundo y sin sacarse mi verga de la concha se dio vuelta para poder besarme a lo que aproveche para poder ver y chuparte esos insipientes pechitos que eran un bocato di cardinale.

Yo no iba a aguantar mucho mas para inundarla de leche, se lo dije y respondió….

• Ella.- aguanta un poquito mas que ya acabo y lo hacemos juntos

Tuve que hacer una fuerza sobrehumana y pensar en otra cosa para aguantar, unos min. mas tarde me abraza con todas sus fuerzas y se escucha un sonoro ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, sentí como su conchita me presionaba la verga se estremecía toda ella y caía desvanecida en mis brazos, no aguante mas y la inunde de leche, fueron varios lechazos la presione hacia abajo como si quisiera que le saliera por la boca.

Pasaron unos momentos nos recompusimos un poco y dijo.

• Ella.- fue el mejor polvo de mi vida, espero que haya muchos mas como este

• Yo.- ni lo dudes, cuando quieras solo tenes que pedirlo, solo tenemos que tener cuidado de que nadie se entere, porque tu mamá me mata y caigo preso seguro.

• Ella.- no te hagas drama, no se va a enterar nadie

Fuimos al baño a acomodarnos la ropa, lavarnos un poco y volver a la PC hasta que volviera la mamá. Saco la llave de la puerta como para que nadie sospeche, y nos quedamos charlando de cosas de Internet hasta que llego la mamá con sus hermanitos.

Entraron saludaron, me pregunto si me trato bien la nena, y respondí de lo mejor es una anfitriona excelente, mientras ella me sonreía picaramente.

• La mamá.- anda a cambiarle la ropa a tus hermanos así arreglo con el señor del pago por el trabajo.

• La mamá.- cuanto te debo por el trabajo

• Yo.- es X cantidad de pesos

• La mamá.- mira en este momento no tengo como para pagarte, podemos arreglar de otra manera, dijo mordiéndose los labios

Yo pensé de tal palo tal astilla y no iba a desaprovechar la oportunidad de mi vida de cojerme a la mujer que le dedique tantas pajas en mi juventud, total ella no sabia que su “NENA” ya me había pagado con creces.

• La mamá.- dale te espero mañana tipo 11 de la noche cuando estén todos los chicos durmiendo, te aseguro que vas a quedar mas que satisfecho con el pago. Me despidió con un pico en la boca diciendo esto es un pequeño adelanto y cerro la puerta.

Espero que les haya gustado el relato, y pido disculpas por lo extenso, pero sentí que si no lo hacia así no se iba a entender del todo bien.

Espero sus comentarios, pero no me vengan con cosas raras como le falta argumento y otras tonterías que leí en comentarios de otros relatos esto es un relato erótico de algo que me pasó y no un libro de Jorge Luis Borges.

En cuanto pueda y tenga tiempo, seguiré con la historia de cómo me fue con la madre y como siguió el tema con la “NENA”

También los invito a los que quieran tanto mujeres como hombres a que me agreguen al MSN por si tienen ganas de charlar de este u otros temas.

Ahora les dejo una inquietud: quien se aprovecho de quien? Yo de una nena de 13 añitos o la nena de mi que vio la oportunidad de cumplir su fantasía?.

Besos a todos.

Mi sobrinita negrita

Mi hermana me deja cuidando a mi sobrina y nos ponemos a jugar al rey leon…

Llegue a casa de mi hermana para cuidar a mi sobrina de 8 años nos veíamos solo en días festivos y en navidad casi siempre, pero ese dia se había presentado una emergencia en el trabajo de mi hermana por lo que me pidió que la cuidara, era una niña no muy bonita, morena de pelo corto un poco risado, labios grandes y aun no se desarrollaba para nada.

A mi no me pasaba por la mente de una manera sexual, pero ese dia ella salió en calzones a recibirme, eran blancos medio tranparentes por el desgaste lo que me provoco un poco de exitacion al ver que se le transparentaba su pequeña rajita. Mi hermana se fue y nos quedamos mi sobrina y yo solos.

Estavamos viendo la televisión el discovery chanel, cuando pasaron un documental sobre una manada de leones donde apareció que el león se apareaba con todas las leonas de la manada entonces se me ocurrió Le dije que jugaramos un juego, al rey león por lo que le dije que yo era simba el rey y ella seria una de las leonas de la manada… y ella me dijo que ella era muy chiquita para ser una leona tan grande, y le dije si pero las leonas son adultas cuando tiene como 2 años, y tu ya tienes 8, a lo que ella respondió muy contenta que si.

Le dije que nos quitaramos la ropa osea los calzones que ella traia y yo también me quite lo que traia puesto, pude observar con mas detenimiento su rajita chiquita y segurmanete apretadita, y sus dos pezonsitos que despuntaban apenas de sus casi inexistentes senos.

Ella pregunto por mi pene que estaba duro como roca por todo lo que estaba pasando y solo le dije que era como el del león que todos los hombres lo teníamos y que serbia para hacer bebes y hacer crecer la manada… a lo que ella siemplemente miro sorprendida pero sin ninguna sospecha.

le dije, bueno a partir de este momento ya no vamos a hablar porque somos leones salvajes entonces yo te voy a ir enseñando que hacer y tu me imitas, vamos a hacer lo mismo que los leones de la tele.

Ella contenta me dijo que si, por lo que empezamos a gatear por la sala me subia a los sillones y ella también empese a oler su pequeña cuquita y ella hizo lo mismo, no aguante mas y le di un lengüetazo estaba completamente seca todavía… pero me decidi a cambiar ese hecho. Rompi mi regla de no hablar y le dije que ahora ya eramos novios y que teníamos que hacer bebes para hacer nuestra manada a lo que ella me respondió que si con una sonrisa… le dije te acuerdas lo que vimos en la tele? Que los leones se iban a un lugar alejado.. entonces me la lleve al cuarto de servicio que estaba mas obscuro que el resto de la casa, y le dije que se quedara quieta, le empeze lamiendo un pezonsito que estaba bien negrito porque ella era muy morena la voltie boca abajo y observe sus pequeñas nalguitas también era muy flaquita parecía estilo africana, incluso tenia algunos razgos como boca grande, y nariz un poco achatada.. bueno en fin.. pude ver también su cuquita que anque por fuera era negra por dentro tenia un rosa palido que me insitava a chuparla.. por lo que asi lo hice, ella se trato de quitar pero yo hice un gruñido como de león enojado por lo que ella se volvió a quedar quieta… después habiendo humedecido su vaginita, le levante un poco las naguitas y le meti un dedo a lo que respondió con un grito, yo ya estaba desenfrenado y emepze el mete y saca del dedo rápidamente, mientras con la otra mano le aplastaba la espalda para que no se moviera.

Ella llorando me decía tio por favor..ya no quiro jugar a lo que yo le decía no te puedes salir del juego hasta que se acabe, y le seguía picando su colita ahora con dos dedos, ya había logrado lo que quería estaba mojadita la chiquita, se nota que va a ser bien putita de grande.

Me sente y la agarre la puse en mis piernas boca abajo y le empece a dar nalgadas en esas nalguitas negras que tiene, mientras le seguía picando la panochita, y pensé que ya era el momento de penetrarla, asi que en esa misma posición yo sentado la agarre y simplemente me la puse encima y se la meti poco a poco sobándole su pequeño botoncito y agarrándole sus tetitas con la otra mano, ya cuando la tuve adentro la voltie y la puse boca abajo en la cama y yo arriba se sentía tan apretadita su vaginita, al estarla bombeando me enfoque en sus nagluitas y en lo que había tenido olvidado su pequeño anito, por lo que con una mano le abri las pompitas y con la otra agarrando un poco de sus jugos vaginales le meti un dedo lo que provo una contracción en su vagina eh hizo que me viniera como nunca.

La agarre y le puse sus calzonsitos y le dije que ya era una leona grande y que con eso se acababa el juego, que si le decía algo a su mama iban a venir mas leones y le iban a hacer cosas que dolían más que eso.

Soy ninfomana y me gusta experimentar de todo, de todo

Yo creo que lo mas dificil de comenazar un relato es por donde empezar, la verdad es que durante mucho tiempo me limite a leer historias entrar a chats eroticos, etc. siempre me habian dicho que escribiera en alguna pagina de relatos, y no me anime hasta hoy. Quiero compartir con ustedes mi forma de pensar y mis experiencias. Me gusta el sexo y me gusta todo tipo de sexo, me encanta experimentar y siempre estoy haciendo cosas nuevas.

Como habia dicho es la primera vez que escribo, me llamo Laura en la actualidad tengo 26 años, No soy ninguna modelo ni mucho menos, me considero una chica normal no se que sea, pero tengo mi pegue con los chavos, soy delgada me gusta hacer ejercicio, me gusta mi color de piel es apiñonada, cabello largo etc. Con esto no busco lucrar, como otras personas, no busco amantes online (he tenido malas experiencias), lo unico que busco es compartir mi forma de ser con alguien mas, conocer a personas que piensen igual que yo, cuando antes me pedian que escribiera me supongo que me daba pena, lo que fueran a pensar de mi, en la actualidad soy mas abierta, acepto mi realidad, mi sexualidad y mi forma de ser.

Voy a platicarles de mi primera experiencia zoo, bueno mas bien seria mi segunda, la primera vez tenia 16 años experimentaba mi primer relación les, un día borachas le hicimos sexo oral a su perro, pero eso fue todo asi que les platicare de mi segunda experiencia.

Como les decia me gusta experimentar, a los 16 fue mi primer experiencia les, a los 20 años empeze a experimentar trios, pero mi despertar sexual realmente fue a los 22 años con un exnovio que tuve, siempre buscabamos lugares nuevos, intercambios, se dio la oportunidad de tener sexo con sus amigos, y apartir de ahi su grupo de amigos se convirtieron en mi grupo de amantes, eran cinco amigos y mi ex novio, juntaban dinero y rentaban una casa por un fin de semana, y era un fin de semana lleno de sexo, era la unica mujer a si que nos divertiamos ampliamente, la casa la cuidaba un vecino y tenia un par de perros y como la casa tenia alberca, guau disfrutabamos de todo y en todos partes de la casa, fue cuando probe la penetración doble, desde ahi guau me encanta, si no estoy con dos hombres, lo hago con un pene y un consolador, me encanta sentir dos dentro de mi al mismo tiempo, es algo que creo que todas las mujeres deberia de probar de menos una vez en su vida.

Yo tenia cierto miedo de decirle a mi exnovio de mi primer encuentro cuando le hicimos sexo oral al perro de mi amiga, pero un dia cuando platicabamos de cosas de sexo me atrevi a decirle, mi exnovio se sorprendio y fue cuando me pidio que lo hicieramos que queria ver, yo no quise, y el insistia pero la verdad me daba miedo.

Procurabamos ir cada tres o cuatro meses a la casa, pero un día planearon algo diferente. Cada vez era diferente, haciamos juegos, compraban diferentes juguetes sexuales, etc, siempre habia mucho alcohol, hasta un poco de drogas, bueno solo marihuana, una noche ya que yo estaba bastante mareada, se les ocurrio vendarme los ojos me pidieron que abriera la boca y tenia que adivinar de quien era el pene que tenia en la boca, pasaron varios penes a muchos si les atine, y despues senti un pene muy raro apenas me lo pusieron en la boca y sabia a madres, pero no imagine que podia ser, me decian que tenia que adivinar y me lo volvian a acercar hasta que no aguante mas y me quite la venda, era el pene del perro, y todos me estaban viendo, y todos gritaban que lo siguiera haciendo, yo me aleje y trate de ponerme en pie, pero no me dejaron, me pedian que siguiera haciendolo hasta que me convencieron y me lo meti en la boca y le di una buena chupada, me empeze a exitar muchisimo estaba ahi chupando el pene de un perro y viendo a todos mis amigos-amantes gritar y masturbarse, no pare hasta que mi boca se lleno de semen de ese perro. Todos estaban muy exitados, me penetraban por ambos lados, me tiraban su semen en mi cara y en mi boca. Yo termine eshausta.

Apartir de ahi se puede decir que cambio mi vida y mi encuentro con los perros se ha vuelto muy frecuente, pero eso sera para otro relato.

Espero que me comprendan y no me juzguen, a veces pienso que lo que hago esta mal, que no es normal, pero por otro lado me gusta experimentar mi sexualidad y llegar a mis limites, apartir de ahi me gusta probar de todo, si algo no me gusta simplemente no lo vuelvo a hacer, pero me gusta saber que lo probe.

Espero comentarios no de critica sino de personas que piensen y sientan lo mismo que yo

Saludos

laura_ninfo@hotmail.com

me embarace de mi abuelo

Con mi mano empecé a acariciarle, su piernas musculosa llenas de pelos, su barriga grande barriga besaba su cuerpo maduro, hasta que una de sus manos me tomo de la cabeza y me dirigió a su enorme tranca, bese la cabeza de su pene, empecé a pasar mi lengua a su tronco

Soy un chica de 18 años recién cumplidos, les contare como me embarace hace ya un año y quien es el padre de mi hijo. Quiero decirles que fue un pecado si, pero estaba enamorada desde los 15 años y no estoy arrepentida menos ahora con mi hijo en brazos.

Soy luisa tenia en esa ocasión 17 años, vivía sola con mi padre pero el no se llevaba mucho en la casa por que es doctor, cuando tiene algo urgente se va corriendo al hospital.

Antes de todo me describiré, soy delgada, de color morena clara, una cintura pequeña mis pechos me miden 90, es lo mas bonito que tengo unas tetas paraditas y muy redonditas, mis nalgas son redondas como un corazon jajá me da risa mis amigas así me decían.

Estaban en el tiempo de invierno, mi padre llego del trabajo, pero cual fue mi sorpresa venia con mi abuelo materno (el padre de mi difunta madre), era un hombre de 68 años moreno bajito con una barriga de borracho, calvo pero lo que me llamo la atención fue los bellos de su cuerpo blancos se veía muy varonil mi abuelo a su edad.

– hola hija. Mi padre me saludo dándome un beso en mi mejilla.

– hola papi. Volteé a ver a mi abuelo y una sonrisa corrí abrazarlo.

– hola mi viejito y ese milagro.

– hola mi niña, pues ya ves vine a pasar navidad con ustedes.

Me dio mucho gusto, la llegada de mi abuelo, el se instalo en la recamara de la planta alta, esa noche no pude dormir, cada vez que cerraba los ojos veía el cuerpo canunció de mi abuelo estaba cachonda, mi mano se dirigió a mi concha inocente y empecé acariciarla, con leves movimientos circulares esa noche, me masturbe toda la noche rendida cai dormida. Al otro día amaneció con las piernas abiertas su concha se veía perfecta pero ella no espero que su abuelo entrará tan temprano a su recamara la sorpresa del hombre fue muy excitante el al ver a su nieta en esa posición el hombre no dejo de ver la frutita de la joven, el hombre reacciono y se fue rápido a su recamara.

Fueron muy incómodos para el hombre y la joven la chica veía su abuelo como un hombre mas y lo deseaba pero no sabia la joven mujer, que su abuelo tenia lo mismo sentimiento que el.

Pasaron los día el 24 de diciembre, estaba urgida para ir a orina, corrí al baño cuando abrí la puerta oh oh, estaba desnudo bañándose mi abuelo fue algo hermoso lo que vi, su pene estaba dormido pero a simple vista se veía, grande eso creo por que era el primero que veía.

Pedí una disculpa y me retire a mi recamara, el resto del día no volteábamos a vernos ni nos dirigíamos palabras sentía mucha vergüenza pero me gusto lo que vi.

Cuando llego la noche cenamos los tres juntos (mi padre, mi abuelo y yo), platicábamos y ellos bebían tequila con soda, estuvimos platicando mucho, mi abuelo estaba muy tomado por eso mi padre tomo la decisión de llevárselo a su recamara, cuando volvió mi padre le llego un mensaje del hospital y de urgencia se fue a su trabajo.

Por mi parte me dirigí a mi recamara me cambie y me recosté para dormir, en eso quede dormida pero el sueño me despertó brinque rápido y dije no abuelo no. Mi abuelo y yo teníamos sexo en mi sueño ya no podía mas lo deseaba, me levante fui a la cocina y en nos momentos tome la decisión de ir a la recamara de mi viejito, entre fui directo a la cama de mi abuelo, el estaba roncando muy fuerte.

Con mi mano empecé a acariciarle, su piernas musculosa llenas de pelos, su barriga grande barriga besaba su cuerpo maduro, hasta que una de sus manos me tomo de la cabeza y me dirigió a su enorme tranca, bese la cabeza de su pene, empecé a pasar mi lengua a su tronco, en un momento agarre su pene y lo mece a pajearlo fuertemente.

– así chiquilla aaaah. Decía mi abuelo.

Volví a meter su tronco a mi boca, no me entraba todo era muy grueso, me baje mas y chupe los grandes huevos de mi abuelo que eran enormes parecía que tenia mucha leche y así era.

Ya no pude más, me quite mi ropa, le quite el calzoncillo a mi abuelo me subí arriba de el, empecé a sentarme arriba de el cuando sentí su pene en la entrada de mi vajina lo pensé.

Me arrepentí y me levante pero no fue muy fácil, mi abuelo ebrio me jalo y me acostó a su lado, abrió mis piernas se subió arriba de mi, agarro su pene y lo puso otra vez en mi vajina.

– abuelito no me va entrar

– si. Te entrara reina. Para eso son hechos mi niña.

Empezó hacer presión la verga de mi abuelo en mi pequeña concha, se paro subí mis piernas en sus hombros, me tomo de la cintura y me atrajo hacia el, agarro su verga y me la coloco en mi virgen vajina de un empujón entro todo el gran pene de mi abuelo, un grito salio de mi boca, los pelos del pubis negros de mi abuelo estaba pegado a los míos, sentí que tenia rodeado el pene de mi abuelo con mi vajina, el sonrío y me dijo.

– que apretadita, la tengo toda adentro verdad.

Con un movimiento de mi cabeza acepte la pregunta, sentí un dolor muy grande y agudo, parecía que me iba a partir en dos mi abuelito, empezó a moverse despacio sentí como sus huevos se pegaban en mis nalguitas voltee a ver los movimiento en una de esas mi abuelo saco todo su pene y vi perfectamente como entraba a mi vajina cerro los ojos cuando entro fuertemente, el dolor se paso y sentí muy rico, cuando la sacaba y la metía de golpe me dolía pero lo aguante. Se levanto de mi y me puso a cuatro patas se dirigió atrás de mi y volvió a penetrarme pegue un grito me dolió así mucho mi abuelo seguía muy rápido no se que paso pero sentí un temblor en todo mi cuerpo y me sentí mas mojada, llegue a mi primer orgasmo,

– Aaahhh hmmmm abuelito, arggggggghhhhh, que rico! no puedo mas, me voy a desmayar, abuelito es delicioso.

Los bombeos fueron mas rápido y con mucha fuerza, mi abuelo lo metía muy dentro me quería partir en dos, de repente grito me vengo me, vengo y se corroo adentro de mi, sentía como me lleno de su leche se tiro hacia la cama muy cansado.

Pero eso no fue todo tuvimos 4 veces mas fue delicioso. Me levante muy adolorida pero muy saldifecha, mi padre llego muy temprano de la urgencia gracias a. …….. Que no se fue asomar a mi recamara por que yo dormí con mi viejito.

Mi hermana, el carpintero y yo

Este relato es 100% real ,cuando yo tenia 16 años y mi hermana 13,llego a nuestra casa un par de maestros carpinteros ,padre e hijo respectivamente el joven tenia 18 años.

El joven de inmediato este comenzo a hacer amistad con mi hermana que dicho sea de paso demostraba mas edad ,tenia unas piernas gruesas un lindo poto y tetas muy desarrolladas,la amistad fue creciendo y ya era un coqueteo compartido.

Un dia en que estabamos solos llego este carpintero a trabajar sin su padre,al cabo de un rato me pidio que fuera a comprar cigarros,yo acepte me acerque a la puerta y le di un fuete golpe simulando que salia,pero me quede dentro escondido,desde esa posición pude ver como tomo a mi hermana de la mano y la empujo a su pieza,entraron dejando la puerta entre abierta, yo me acerque a mira y pude ver como este la besaba y le metia mano,mi hermana estaba vestida con su uniforme de colegio ,el cual comprendia de una corta falda y calcetas blancas,le desabrocho la blusa y comenzo a besar sus pechos ,mi hermana se retorcia y lo apretaba con fuerza

Despues el muchacho le separo las piernas y se monto sobre ella,mientras con una mano recorria sus piernas y pechos con la otra se bajaba el pantalon y boxer hasta quedar con su miembro erecto totalmente a la vista,comenzando a bajarle los calzones rojos que llevaba mi hermana,pude escuchar que le decia que por favor no se lo hiciera, que estaba virgen ,el joven con una mano tapo su boca y comenzó a penetrar a mi hermana esta se movia como evitandolo hasta quedarse tranquila fue entonces cuando la mano de su boca,escuchando a mi hermana que le decia :despacito, porque me duele mucho,le dio un ardiente beso y comenzo lentamente a bombearle estuvieron asi un par de minutos.

Me fui muy despacio a la puerta de la calle y golpee varias veces antes de entrar,pude ver como el carpintero salia de la pieza de mi hermana y esta ponia llave a su puerta,el maestro me dice que se tiene que ir,por un problema de su padre.

Yo tome una hoja y un lapiz y le escribi a mi hermana;TE QUIERO CULIAR ,HABRE LA PUERTA.

Tome el papel y lo meti por debajo de la puerta pasaron vaios minutos y mi hermana me envia la respuesta por debajo de la puerta decia:NO QUIERO,SI CONTINUAS TE ACUSARE CON MAMA. Tome el papel y escribi :SE LO QUE HICISTES CON EL CARPINTERO,SE LO DIRE A MAMA. Tome el papel y lo meti por debajo de la puerta.

De inmediato mi hermana responde:PORFAVOR NO LE DIGAS NADA Y HAGO LO QUE TU QUIERAS.

Como respuesta escribi :PONTEE TU UNIFORME DE COLEGIO CON LOS CALZONES ROJOS ,ABRE LA PUERTA Y ACUESTATE EN LA CAMA.

La puerta se abrio ella estaba como se lo pedi ,le levante la falda y vi sus calzones rojos que tanto deceaba,levante sus piernas y se los saque y le dije ;AHORA TE VOY A CULIAR , ABRE BIEN LAS PIERNAS.

Ella se abrio y me dijo:POR FAVOR METELO DESPACITO

La penetre mucho rato ,esa tarde se lo hice 3 veces.Desde ese dia y hasta hoy cada vez podemos lo hacemos. Ella tiene ahora 20años y yo 23, ambos estamos casados cada vez que nos visitamos la arreglamos para conversar un asunto de hermanos.

Esta es mi historia y les debo decir que e tenido muchas mujeres pero lejos lo mas excitante que e hecho es tener sexo con mi hermana. Si lo desean envien comentarios y puede que me decida a contar con detalles algun encuentro con mi hermanita.