PASEO POR TU CUERPO

Estoy sentado esperando que salgas de la ducha, me gusta mirarte desnuda y observar como te secas lentamente el cuerpo, tu cuerpo, tu culo, tus tetas pequeñas pero firmes. Me acerco hacia ti por la detrás y te abrazo, te beso el cuello, y te acaricio los senos, tu te tensas y buscas sentir con tu trasero mi cuerpo y mi polla. Estoy vestido solo con mi slip y te hago sentir a través de el mi excitación y deseo, te doy la vuelta y te beso, te acaricio el culo con mis manos y te hago un lento masaje él. Te hago echar en la cama dándome la espalda y te empiezo a recorrer con mis manos y mi boca todo tu cuerpo deteniéndome en tu culo y en tus piernas, sólo es un recorrido, para hacerte sentir mi respiración y mis labios, luego me quito el slip y te hago sentir mi polla por tu cuerpo; primero los pies, luego las piernas, la paso por tus nalgas y luego por tu espalda, te hago sentir el latir de mi verga en tu espalda y tu cuello, luego en tus cabellos y en las orejas, regreso en busca de tu culo, que ya espera ansioso mi paso por él, recorro con mi polla la hendidura entre tus nalgas, el interior de tus piernas hasta planta de tus pies Ahora le toca a mi lengua, te beso los pies y meto sus dedos en mi boca, luego te empiezo a pasar lentamente la punta de la lengua por el interior de tus muslos, y llego a tus nalgas, subo por tu espalda y sigo hasta tu cuello, meto mi lengua en tu boca y pongo mis manos en tus pechos, bajo por tu espalda y encuentro de nuevo tu culo, le rozo con mi lengua, recorro la hendidura de tus nalgas y llego hasta tu hermoso agujero al que beso sin piedad metiendo mi lengua en él. Percibo ya el olor de tu coño y me ilusiono con lo que promete sentirse dentro. Estoy con la lengua entre tus nalgas saboreandolas y siento su sabor que se mezcla con los de tu orgasmo y me anima seguir allí. Te doy la vuelta y me coloco entre tus piernas, tu vagina me ofrece sus jugos y su olor a orgasmo reciente. Te doy una pequeña lamida en las piernas y tu clitoris quiere participar en la acción. Me entrego a él primero con mis labios luego con mi lengua, mis dientes, mi boca quiere recibir todos tus jugos de una sola vez, siento tus manos en mi cabeza apretándome contra tu sexo, no queriendo que me separe. Me levanto de improviso y te penetro sin miramientos. Tu sexo mojado a más no poder se come mi polla con una avidez impresionante tu vientre me atrapa y no me suelta, nos movemos rítmicamente, sin ningun reparo, ni pudor siento mi polla tocar el fondo de ti paro y te doy la vuelta. Dándote la vuelta rápidamente me ofreces tu trasero a cuatro patas, yo me coloco detrás y te meto la verga en tu vagina, siento tu olor mas fuerte, tu excitación mas grande, me encanta tenerte a cuatro patas, tu trasero entregado a mi y yo follándote. Te llega un nuevo orgasmo, siento como te corres, tu vagina eliminando mas jugos y tu voz diciendo cosas ininteligibles, elevándose y a la vez ahogandose, trato de entender pero solo percibo un gemidos, que me lo dicen todo. Salgo de tu vagina y atraigo hacia mi cara tu coño que rebosa en zumos y me hundo en él. Que dulce puede saber un coño durante un orgasmo, que ricos tus jugos en mi cara, tu orgasmo es lo mejor que haya comido en mi vida. Voy sintiendo como vas frenado tus movimientos, como te vas liberando de la explosion, sin embargo, ni tu ni yo tenemos suficiente, y sabes también lo que te voy a pedir: TU CULITO. Te sigo chupando tu coñito que después de los orgasmos está como un tarro de mermelada, jugoso y dulce. Tu de pronto te liberas de mi beso y te abalanzas sobre mi polla, empiezas por pasarle lentamente la lengua por el capullo y luego vas bajando por ella hasta encontrar los huevos y vuelves a subir, y vuelves a bajar, hasta que decides introducirla en tu boca y te tragas todo de golpe, siento tu garganta en mi verga, siento como empiezas el vaiven entra y sale, entra y sale. Tu boca sigue comiéndose mi polla hasta el fondo y con ella introducida hasta el final me dedicas otra mirada que me dice todo, nos separamos con mucho cuidado, tu te pones a cuatro patas al borde de la cama y yo me coloco detras de ti, primero voy pasando lentamente mi miembro por tu culito, por toda la raja de tus nalgas, luego coloco el glande en la entrada muy suavemente, siento como tu culito se frunce hacia adentro como queriendo atraparlo y engullirlo, yo lo retiro un poquito y lo vuelvo a poner. Estamos en este juego unos minutos hasta que te agarro por las tetas y te introduzco el miembro hasta el fondo, tu tienes un sobresalto y sueltas un pequeño quejido. Yo mantengo la posición ganada y no me retiro ni un poquito, entonces muy suavemente procedo a separarme sin llegar a sacarlo todo y luego me vuelvo a introducir en tu culo muy suavemente. Te lo meto y te lo saco, te lo meto y te lo saco, tu estas como hipnptizada por el ritmo y me dejas hacer y empiezas tu tambien a moverte, muy suave siguiendo mi ritmo primero y luego empiezas a acelerar, tu culo se come mi pene como si no supiera hacer otra cosa, saboreas el tronco y te retuerces de gusto, aceleras aun mas la movida y siento mi verga golpear el fondo de tu culo , entonces me dices: quiero ponerme encima de ti. Yo salgo lentamente de ti y me echo boca arriba, tu te subes encima y colocas tu culo en mi verga, mirandome y pidiendome que te acaricie las tetas, yo me elevo lo mas que puedo y empiezo a lamer tus tetas y a morderlas suavemente, tu te mueves enfurecida sobre mi verga, tu culo es una aspiradora, dejas escapar los gemidos mas extraños y finalmente tensándote sobre mi tienes otro orgasmo, yo sigo con mi miembro en tu culo, me levanto en la cama sin sacarla, te doy la vuelta sobre ella y colocándome a tu lado, pecho con espalda empiezo un furioso mete y saca, hasta que estoy a punto de correrme , y grito: me voy a correr, tu te retiras rápidamente y colocas tu boca cerca a mi polla para recibir su semen caliente en la cara, tu lengua y tu boca se encargan de limpiar cualquier rastro de semen que pudiera quedar Nos levantamos, vamos hacia la ducha y nos enjabonamos mutuamente, nos abrazamos nos besamos y salimos de la ducha nos secamos mutuamente y es alli donde nos empezamos a besar, primero en la boca, muerdo suavemente tus labios y meto mi lengua por los ricones de tu boca, te beso la cara, la nariz, los ojos, la frente, al llegar a tus orejas siento que un estremecimiento recorre tu cuerpo, beso tu cuello, tus hombros y empiezo a bajar por tus brazos, vuelves a la habitación y te sientas en la cama y yo continuo besando tu cuerpo me arrodillo frente a ti y mi boca queda a la altura de tus senos, les beso y mordisqueo, te beso el abdomen, el ombligo, paso muy cerca de tu pubis, pero no lo toco solo lo huelo por encima y voy a tus muslos, los beso suavemente por el exterior y por dentro, bajo a tus piernas y las levanto para poder besarlas, las huelo y las beso, llego a tus pies y les beso la planta, el empeine, los dedos… Vuelvo a subir por ti y te coloco boca abajo. Te acaricio la espalda, con mis dedos y mi boca, coloco mi polla entre tus nalgas y la subo por tu espalda, dejas escapar un quejido de placer subo mas y la coloco a la altura de tu cuello y te hago sentir en las orejas la punta de mi pene, tu vuelves un poco tu cara y tratas de besarla, pero te lo impido y voy bajando lentamente por tu espalda hasta quedar de nuevo entre tus nalgas. Paso lentamente el miembro por tu raja, y tu culito lo quiere absorber, me inclino y te paso la lengua por la union de tus nalgas y voy bajando hasta alcanzar tu agujerito y me introduzco en el, toda mi boca y mi lengua estan lamiendo y penetrando tu culito. Te das la vuelta rápidamente y me ofreces tu coño que ya esta otra vez empapado y meto mi lengua en ella y siento su sabor, dulce y salado a la vez, y continuo por tu clitoris sintiendo como se pone duro y lo acarico con mis labios y paso mi lengua de un lado a otro hasta que tu aprisionas mi cara contra tu coño, mientras gimes de placer, a la vez que yo recibo tus jugos en mi cara, pero tan pronto dejas de aprisionar mi cara contra tu vientre me levanto y meto mi polla en tu coño que empapado como estó la traga entera y se retuerce de placer. Empiezo un furiosos mete y saca mientras tu acaricias mi pecho y me pides que te penetre con más fuerza. Me muevo encima de ti todo lo que puedo y los dos explotamos en un orgasmo sensacional. Sueño Nos encontrábamos en un paisaje desconocido para mi, repleto de una exuberante vegetación mientras un tórrido sol nos alumbraba. Yacíamos los dos juntos, cerca de una cascada adormilados por el constante murmullo del agua. Poco a poco te dormiste apoyada en mi pecho. Mi corazón latía intensamente al contacto con tu piel, mi cabeza nunca antes había tenido esas sensaciones jamás soñadas. No sé cuánto tiempo pasamos tumbados en el verde…. Finalmente dirigí mis labios a los tuyos. Abriste los ojos, y correspondiste a mi beso enlazando nuestras lenguas. Abrazabas mi cuerpo semidesnudo mientras explorábamos nuestras bocas. Lentamente pasé de tus labios a tu cuello. Notaba como tu cuerpo se contorneaba lentamente mientras emitías leves gemidos de placer arqueando tu cuerpo al sentir el contacto de mis labios sobre tu piel. Luego llevé mi boca a tus pechos. Cuando posé mi mano sobre tu tórax te extremeciste, pero dejándote abandonar por el erotismo del momento me dejaste llevarme a la boca el rosado botón, dando tu corazón un vuelco cuando mis labios le dieron un húmedo masaje. Descendí por tu vientre hasta llegar al ombligo. Proseguí mi marcha hasta tus muslos que besé ascendentemente desde las rodillas muy lentamente para finalmente alcanzar tu bañador. Comencé a acariciar con mi lengua el ya húmedo pedazo de tela y tu, con un rápido movimiento te desprendiste de el mostrándome todo tu cuerpo desnudo. Poco a poco, separé los pliegues con la lengua para comenzar a recorrer el interior de tu coño, tus fluidos empapaban mi car. Mi lengua exploraba a fondo tu sexo hasta que se topó con tu clítoris que mis labios rodearon con sutileza mientras introducía dos de mis dedos por la abertura. Sudorosa y excitada levantabas tu pubis para poder obtener mayor placer. Por fin notabas como se acercaba el clímax, sí, en un momento todos tus músculos estallaron y en un instante iberaste toda tu carga. Yo me desperté antes de llegar a liberar la mía, snifff!!!

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *