Satisfaciendo a su hermana madura

Hola amigos hoy les voy a narrar lo que sucedió cuando yo tenía los 18 años recién cumplidos.

Por aquel entonces yo estudiaba durante el invierno y cuando llegaba el verano en periodo de vacaciones me trasladaba a la costa para trabajar, durante esos periodos de trabajo vivía en casa de mi hermana que era mayor que yo, tenemos una diferencia de edad de 10 años, ella estaba casada y su marido trabajaba en la zona.

Como os he dicho trabajaba de camarero y las ocasiones para irme con alguna turista a la cama no me faltaban, era un chico joven, de buen ver, y las extranjeras sobre todo no perdían la ocasión de buscar un ligue.

Mi hermana tenía una relación normal con su pareja no era para echar cuetes pero creo que se llevaban bien. El caso que él estaba todo el tiempo trabajando y yo también aunque mi horario era más de tarde hasta bien entrada la madrugada.

En una de esas vueltas a casa del trabajo cuando entre al piso como era tarde entre silenciosamente y al pasar por delante de la puerta del dormitorio de mi hermana escuche algo de ruido, no pude por menos de echar una miradita dentro del dormitorio lo que vi me excito sobre manera.

Vi a mi hermana de rodillas sobre su marido clavándose la polla de él, dándole la espalda mientras ella se acariciaba las tetas, tenía los ojos cerrados y una carita de estar disfrutando a tope, subía y bajaba sobre la polla de su marido de vez en cuando se acariciaba su clítoris, los jadeos iban aumentando, yo viendo aquello se me puso mi polla como una roca, así que sin cortarme un pelo la saque del pantalón y empecé a masturbarme, si mas subían los jadeos más rápido me masturbaba yo, así llegamos mi hermana y yo a corrernos juntos, cuando me quise dar cuenta y me fije en la cara de mi hermana vi que me estaba mirando a los ojos.

Me quede pálido, no sabía qué hacer, ella por el contrario tenía una sonrisa de oreja a oreja, cerré la puerta y sin hacer ruido me fui a mi cuarto, después de limpiarme la corrida me metí a la cama pero la imagen de mi hermana desnuda follando de esa manera me excito y no pude por menos de masturbarme de nuevo, cuando acabe me quede dormido.

Cuando desperté lo primero que vino a mi mente fueron las imágenes de la noche anterior, luego pensé en como afrontaría ver a mi hermana esa misma mañana, la duda se desvelo en ese mismo momento pues mi hermana llamo a la puerta:

-Luis puedo pasar, me pregunto.

-Si un momento (me tape con la sabana ya que dormía desnudo) ya puedes, pasa.

Mi pene volvió a ponerse como una roca la sabana casi no podía disimular mi erección cuando entro en mi cuarto con un salto de cama que dejaba entrever sus tetas y su cuerpo bien delineado, no llevaba ropa interior así que sin dejar ver todo claramente podía adivinar su cuerpo perfectamente.

Se acerco a la cama y sin quitar su vista del montículo que hacia mi pene debajo de la sabana se sentó en ella:

-Luis quería hablar contigo sobre lo de anoche.

-Perdóname (la interrumpí yo) no volverá a pasar, no sé qué ocurrió pero cuando llegue a casa oí ruidos y al mirar no pude evitar excitarme y masturbarme contigo.

-Agradezco tu sinceridad la verdad que la culpa fue mía por no cerrar la puerta. Entonces todo olvidado aquí no ha pasado nada.

-Por mí de acuerdo, ya me voy a levantar.

-Vale te espero en la cocina y tomamos un café.

Se levanto me dio un beso o mejor dicho un pico en los labios a la vez que paso su mano sobre mi polla y dándose la vuelta se dispuso a salir de la habitación, ya en la puerta se volvió, me miro y dijo:

-De todas formas espero que lo que viste te haya gustado y salió cerrando la puerta tras de sí.

Eso me dejo descolocado que quería decir todo aquello, que ella lo había hecho adrede, que quería algo mas conmigo, ya lo veríamos mas adelante en ese momento con la calentura que tenía solo pensaba en hacerme una buena paja a su salud, cuando termine me di una ducha de agua fría y después de vestirme fui a la cocina.

Allí estaba ella esperándome para tomar el café prometido:

-Has tardado mucho que ha pasado.

-Tengo que ser sincero entre lo de anoche y cómo vas vestida ahora necesitaba “desfogarme” como comprenderás uno no es de piedra y aunque seas mi hermana la verdad que estas muy buena y no sé qué te hubiera hecho.

-Me alegro que seas tan sincero y la verdad sinceridad por sinceridad mi relación con mi marido aunque es buena le falta algo de “picante” no sé si me entiendes.

-Creo que sí, me da que tú necesitas más sexo en tu vida.

-Si podíamos decir que si y la verdad que fuera de casa no quiero buscarlo creo que mi marido no se lo merece.

-Pues la verdad que si no fuéramos hermanos te lo daba yo pero esa barrera no puedo saltarla.

Hubo un largo silencio tiempo necesario para arrepentirme de lo que había dicho, pero era algo que trataría de arreglar con algo de tiempo y empecé en ese mismo momento:

-Bueno me tengo que ir a trabajar, me ha encantado hablar así de claro contigo y que quede claro que por mi parte siempre he creído que las barreras están para tirarlas.

Me levante y le di un beso en los labios más largo que el suyo y deje que mi lengua tocase sus labios cuando ella iba a abrir su boca para devolverme el beso, me separe de ella, la mire, le acaricie un pecho y me fui.

Ese día en el trabajo tuve la “suerte” de ligarme una francesita rubia de ojos azules que estaba de vacaciones y que consiguió quitarme a mi hermana de la cabeza por un par de días. El sexo con ella no era espectacular pero estuvo muy bien. Ese fin de semana juraría que vi a mi hermana y su marido en una terraza de una cafetería cercana vigilando mis movimientos o eso me pareció, el caso es que parecía que todo volvía a ser normal pero que lejos de la realidad.

Cuando la francesita se fue a la mañana siguiente en la cocina volví a hablar con mi hermana:

-Que tal Luis parece que estas muy ocupado últimamente.

-La verdad es que si pero hoy tengo el día libre y si quieres podíamos ir a la playa.

-Me parece genial nos preparamos y vamos.

-Venga pues no perdamos más tiempo.

Fuimos a una calita nudista que ella conocía y a la que había ido más veces, como solo íbamos para un rato llevamos solo las toallas y cada uno su bañador. Cuando nos tumbamos en la arena ella se quito su sujetador enseñándome sus tetas deliciosas y como no quería quemarse por el sol se empezó a dar crema.

-Si quieres te doy yo la crema.

-Tu lo que quieres es meterme mano.

-Claro acaso lo dudas eres la tía mas maciza de la playa y no quiero dejar pasar la ocasión.

-Anda adulador coge la crema y dame.

Cogí el bote y empecé por su espalda fui bajando por su espalda hasta el nacimiento de su culo ahí pare en seco y le dije:

-Ya que estamos en una playa nudista porque no te quitas la parte de abajo y sigo dándote crema.

-Sabes que no es mala idea.

Tumbada como estaba se quito la braguita del bañador y boca abajo me dijo:

-Ahora sigue dándome crema.

Ni corto ni perezoso le eche crema en el culo y se la fui esparciéndola con mis dedos de vez en cuando le acariciaba su ano y llegaba hasta los labios vaginales dejando que mis dedos los acariciasen, de pronto se dio la vuelta:

-Ahora por delante.

Ahí la tenia boca arriba en todo su esplendor, podía verla completamente desnuda con mis manos temblorosas por la excitación empecé a darle crema por los hombros fui bajando despacio a sus pechos donde estuve un rato, sus pezones se pusieron duros como mi polla que estaba expulsando liquido pre seminal y me tenía el bañador mojado, seguí con la crema por su vientre y fui bajando despacio hasta su monte de Venus que tenia totalmente depilado, con mis dedos volví a acariciar sus labios vaginales que esta vez me encontré completamente mojados de sus jugos, termine con sus piernas y le dije:

-Ya esta yo me voy a dar un baño.

-Pero quítate el bañador es una playa nudista.

-Ya pero tengo una erección de caballo y así no se yo qué pensaría la gente.

-Anda no seas viejo.

Me quite el bañador y ella no me quitaba ojo:

-Joder Luis sí que has crecido que polla más bonita tienes, se me hace la boca agua viéndola, entre lo que me enseñas y el masaje que me has dado no sé cómo me aguanto y no te la como aquí mismo.

-Anda vamos al agua y haber si nos baja este ardor.

Fuimos hasta el agua y cuando estábamos en ella, se puso detrás mío se agarro a mí y cruzando las piernas sobre mi me hizo una aguadilla, conseguí soltarme la cogí por delante y ella volvió a cruzar sus piernas sobre mi ahora mi polla le estaba punteando su chocho, así estuvimos un momento en el cual mirándola a los ojos le di un beso en la boca donde por primera vez nuestras lenguas entraron en contacto, nuestras salivas se intercambiaban de una boca a la otra, cuando nos separamos le dije:

-Que te parece si vamos a casa y terminamos lo que aquí hemos empezado.

-Pues yo quería que me metieses esa polla ahora que mi chocho esta justo encima.

-Es muy tentador pero tengo más cosas en mente que hacer con tu cuerpo, anda vamos.

-Vale vamos.

Recogimos todo rápidamente y nos fuimos a casa cuando llegamos me dijo:

-Voy a darme una ducha rápida.

-Vale.

Cuando ella estaba en la ducha entre yo me quite el bañador y metiéndome en la ducha con ella la abrace y nos fundimos en un beso eterno mi polla estaba que reventaba ella lo noto levanto su pierna y agarrándome la polla la llevo hasta la entrada de su coño y así mismo se la metí de un golpe, ella jadeo y los dos empezamos con un movimiento de mete y saca feroz el calentón que llevábamos era muy fuerte y cuando le dije:

-Me voy a correr no puedo evitarlo.

-Yo también quiero los dos juntos, córrete dentro, quiero sentir el calor de tu leche aaghhhhh……yaaaaaa.

-Si toma toda mi lecheeee aaaghhhhhhh……

Los dos nos corrimos la calentura era tan fuerte que no pudimos aguantar mucho, terminamos de ducharnos entre caricias y besos, después de secarnos fuimos a su cuarto y nos tumbamos en la cama, allí recorrimos nuestros cuerpos con las manos:

-Me ha encantado follar contigo lo deseaba desde hace tiempo.

-Pues es solo el principio porque yo quiero más de ti.

La bese en la boca y despacio fui bajando con mi lengua hasta sus tetas metí su pezón en mi boca y lo chupe con ansia este se puso muy duro, luego hice lo mismo con el otro para después seguir bajando por su vientre hasta llegar a sus labios vaginales donde empecé a jugar con mi lengua, busque su clítoris y empecé a jugar con él.

Ella se deshacía en gemidos y agarrando mi polla empezó a chuparla con una maestría digna de semejante amante, mientras yo en su coño estaba a punto de conseguir que se corriese en mi boca:

-Luis quien te ha enseñado a hacer eso con la lengua me voy a correr aaaaggghhhh……..

-Si córrete quiero beber tus jugos.

En el momento que se corría le metí un dedo en el culo cosa que termino de volverla loca, pero ella no soltó mi polla y siguió comiéndosela hasta que no pude mas y me corrí, ella no dejo escapar ni una gota y tumbándose encima mío me dio un beso en la boca, nuestros líquidos se mezclaron en nuestras bocas eso y la juventud izo que mi polla siguiese igual de dura.

-Que maravilla Luis eres un amante esplendido sabía que no me defraudarías, lo que voy a disfrutar con esta joya.

Me agarraba la polla y le daba unos meneos.

-Tu tienes todo el merito además el hecho de que seamos hermanos me pone a tope.

-Si pero ya sabes que tiene que ser un secreto nadie y te repito nadie debe saber esto nunca.

-Si eso lo tengo muy claro pero ahora me gustaría que me cabalgases.

-Eres un cabroncete encantador sabes lo que quieres.

-Si que seas mi puta personal, que no me digas “no” a nada de lo que te pida.

-Vale lo que tú quieras, si yo voy a ser tu puta quiero que tú seas mi “chulo”

Se subió encima mío, abrió sus piernas, mirándome a los ojos cogió mi polla y se la fue clavando en su chocho hasta que desapareció dentro de ella, mientras yo le acariciaba sus tetas, empezó un movimiento hacia delante y hacia atrás con mi polla dentro de ella, yo me incorpore y empecé a chuparle las tetas de vez en cuando le agarraba el culo y la empujaba contra mi haciendo que la penetración fuera más profunda, así estuvimos un rato, los jadeos de ella eran cada vez más fuertes.

-Me vas a romper el chocho, no termino de correrme una vez que me viene otro, eres un fiera, no pares sigue, hazme el chocho agua.

-Te voy a partir ese coño tan delicioso que tienes, ahora ponte a cuatro patas que te voy a follar por detrás.

-Lo que tú quieras mi vida soy tu puta haz conmigo lo que quieras.

Se puso a cuatro patas y le metí mi polla desde atrás de un solo golpe, eso izo que se corriese, yo con la proximidad de la corrida anterior podía aguantar un poco más, mientras la follaba desde atrás le masajeaba su ano y este se dilato en el momento:

-Veo que tu culo ha sido penetrado más veces.

-Si me encanta que me la metan por el culo.

-Pues prepárate que te voy a meter mi polla hasta que mis huevos choquen con tu chocho.

-Si por favor métemela por el culo quiero que seas el dueño de todos mis agujeros.

Dicho y hecho se la saque del coño y se la puse en su culo, empecé a empujar despacio y mi capullo desapareció en un abrir y cerrar de ojos, seguí empujando hasta que mis huevos chocaron con su coño, empecé un mete saca despacio para poder disfrutar más de su culo, pero tarde poco en hacerlo más rápido.

-Si mi amor sigue taladrándome el culo así, me estas volviendo loca de placer.

-Te voy a inundar tu culo con mi leche, te va a salir mi leche por la boca.

En ese momento con una mano le agarre una teta y con la otra le masajeaba el clítoris.

-Aaghhhh…. Si sigue hijo de puta que orgasmo mas bestia me estás haciendo llegar, no pares.

-Si puta a mí también me llega, toma mi leche calentita, aaaghhhh….

Los dos nos fundimos en un orgasmo sublime, su culo apretadito fue el detonante para una corrida soberbia, caímos los dos extenuados sobre la cama y nos fundimos en un abrazo y un beso de película.

-Luis no sabía que fueses un amante tan bueno, me parece que este verano va a ser inolvidable por lo menos para mí.

-Me parece que tienes razón este verano va a ser inolvidable para los dos, con este pedazo de cuerpo que tienes y el morbo de poder follar a mi hermana mayor no le voy a dar descanso a tu chocho, no creo que pases más hambre de polla.

-Eso seguro con mi hermanito voy a follar de día y con mi marido de noche voy a quedar bien saciada, además te puedes correr dentro de mi todo lo que quieras porque hemos decidido tener hijos y si quedo preñada no se extrañará y a mí no me importa quién sea el padre os quiero a los dos.

-Yo también te quiero y estoy dispuesto a saborear cada rincón de tu cuerpo.

-Vale pero ahora vamos a ducharnos y arreglamos todo esto que mi marido no tardara y no quiero que él se entere.

-De acuerdo, por cierto, espero que no te molestase el lenguaje que he empleado contigo lo cierto es que me ha salido por la excitación del momento.

-Lo sé si te has dado cuenta a mi me pasa lo mismo en plena excitación me pone muy cachonda decir esas palabras.

Entre besos y caricias arreglamos todo aquello y nos fuimos a bañar juntos donde nos pegamos otro polvo de antología, para cuando su marido llego parecía que allí no había pasado nada, esa misma noche les oí hacer el amor en su cuarto.

Mi hermana tenía razón fue un verano inolvidable en el que yo ya no necesite ligar con ninguna turista mas, por cierto al paso del tiempo tuvieron una hija y hoy en día todavía no se si puede ser mi hija o no, la verdad que no me importa, porque con ella también tuve relaciones pero eso es otra historia.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *