TRIO CALIENTE

Fuí a casa de mi novia a visitarla y ella estaba sola con una amiga; A mi novia le gusta el sexo, pero nunca había tenido un comportamiento como el de ese día. Después de hacer visita por un rato, mi novia se retiró al baño un momento y su amiga empezó a insinuarme que quería tener sexo conmigo, yo, como era lógico, le dije que no quería hacerlo porque estaba mi novia (aunque no te puedo negar que la amiga tiene una figura muy atractiva, de hecho es bastante sexy, mi novia también lo es, ambas me gustan mucho) y no te puedo negar que tanto mi novia como su amiga me inspiran sexualmente.

Me comenzó a tocar por el pantalón y cuando yo intenté alejarme entró mi novia de nuevo a la sala y me dijo que tranquilo, que no me preocupara, que su amiga era de entera confianza y entre ellas comenzaron a darse besos y a desnudarse, luego comenzaron a mamarse las tetas y mientras lo hacían yo me ponía muy caliente, luego la amiga me abrió el pantalón y empezó a chupármelo mejor que mi propia novia!! Yo estaba acostado sobre el sofá y ella en cuatro mamando, mi novia a su vez se la chupaba a la amiga; Luego mi novia se puso encima de mi e hizo que le metiera el pene por su vagina, mientras la amiga me puso su vagina en la cara para que yo se la chupara; Así duramos un buen rato, ellas dos gemían mucho y se besaban entre ellas, tan pronto como mi novia logró un orgasmo se quitó y la amiga me pidió que se lo metiera por el culo, pero fué muy difícil, porque le dolía, entonces se lo metí por la cuca y se lo hice con más fuerza y deseo que a mi novia!! Hasta que ella tambien llegó. Cuando ya las dos habían tenido su orgasmo, decidieron mamármelo entre las dos, mientras ellas se tocaban las tetas y se daban dedo… Hasta que eyaculé en sus caras y las bañe de semen, luego les restregué el semen en sus pezones y se los chupé con fuerza. Ese día noté que me gustaba más el sexo con la amiga de mi novia.

Al terminar la noche, después de descanzar, acompañé a la amiga a su casa ya que quedaba de camino a la mía y en el garaje de su casa al despedirme, ella me volvió a besar y me dijo que que lástima no haber podido aguantar el dolor en el culo, cuando se lo había intentado meter, que quería que yo se lo mandara por atrás, además me confesó que nunca lo había echo anal y que yo la excitaba mucho… Entonces me empezó a tocar el pene y yo le dije que porque no entrábamos a su casa y jugábamos un rato aprovechando que ella vivía sola… Ella aceptó, de modo que entramos a su casa y apenas si pudimos cerrar la puerta cuando ya estábamos en el suelo desvistiéndonos, nos tocamos un rato y empezamos a hacer el 69, ella sobre mí y mientras yo se la chupaba le metía un dedo por el culo, después como pude saqué de mi pantalón aceite lubricante de ese para los labios y se lo empecé a untar por el culo al tiempo que con la lengua le esparcía por el ano su propio líquido lubricante. En un rápido movimiento le puse las tetas sobre mi boca y la empecé a chupar y a morder, ella gritaba mucho de placer, nunca dejé de untarle aceite en el culo. La dejé en cuatro y me acomodé atrás para metérselo por el culo, pero primero se lo metí un rato por la cuca para que se excitara mucho, yo también estaba que volaba, ella me lo sacó y me lo volvió a mamar un rato, luego otra vez se lo volví a empezar a meter por detrás muy despacio. Con la cabeza de mi palo le untaba y esparcía todo el lubricante que podía hasta que se lo logré meter de una, ella apenas gritó y comenzó a moverse hacia adelante y hacia atrás y haciendo círculos, nunca había visto a alguien tan excitada cuando se lo metían por atrás!!!! Con una mano le acariciaba sus tetas mientras que con la otra le daba dedo por la cuca o le daba golpecillos en las nalgas, de vez en cuando estiraba mis manos a su boca para que me chupara los dedos untados de su propio sexo, me dijo que le dijera cuando fuera a llegar, de modo que después de un rato cuando ya sentí que quería venirme, le dije, y ella me lo empezó a mamar hasta que reventé un su boca!!! por entre sus labios escurría semen, pero me lo mamó como dos minutos más. Eso es algo que hemos venido repitiendo.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *