Un dia inolvidable

Liliana y Rafael eran mis mejores amigos,desde antes de casarse ella me parecia muy simpatica y atractiva, el dia en que se casaron tuve la oportunidad de manifestarselo con un fuerte beso en la mejila. Me imaginaba la placantero que seria poder besar todo su cuerpo y hacerle el amor en las mas variadas posiciones. Todo esto parecia un sueño.
Una tarde de fin de semana mi esposa y yo los esperamos a cenar, ya que esto se habia vuelto una costumbre, estuvimos tomando cerveza durante varias horas y cuando ya era medianoche, mientras mi esposa se disponia a dormir debido a que se encontraba bastante mareada, Rafael entro al baño para tratar de vomitar debido a su borrachera, Liliana y yo seguimos platicando, como ya estabamos mareados por la cerveza ella me dijo que le dolia la cabeza, yo de inmediato aproveche para darle masajes en la cabeza, le pedi que cerrara los ojos mientras le acariciaba la cara y le masajeaba la cabeza, ella me dijo riendo que le gustaba la que le hacia, yo dije que me gustaria hacerle otras cosas mas sabrosas, Cuando gustes dijo ella riendo picaramente. En eso mi amigo salio del baño casi dormido, y de inmediato se marcharon.
Al dia siguiente le platique a mi esposa lo sucedido, y ella comprensiva y sabiendo que desde hacia tiempo que me gustaba nuestra amiga dijo que no tendria inconveniente alguno en que yo intentara algo con ella, aunque los dos creiamos que esto no seria posible.
A la semana siguiente, en mi trabajo me asignaron a visitar unos clientes por el sector oriente de la cd. y como la visita termino antes de lo planeado me detuve a pensar en lo que seria mejor hacer. En ese instante llego la idea como un relampago, ya que a unas dos cuadras de alli se encontraba la casa de mi amiga, de inmediato me dirigi hacia alli.
Al llegar ella se encontraba muy sonriente y de inmediato me pregunto por mi esposa, yo le dije cun una sonrisa maliciosa que me encontraba trabajando y que habia tenido problemas con mi automovil, ella tambien se sonrio y me dijo que le parecia muy extraño, le pregunte por sus pequeñas hijas y me dijo sonriendo que estaban en la escuela, que en esos momentos nos escontrabamos completamente solos. Timidamente nos dirigimos hacia la recamara, en esos momentos sentia un inmenso torbellino de emocion y de confusion, y sin decir mas nada la abrace y con un largo beso, bajando poco a poco los amplios pants meti mis manos bajo su pequeño bikini, en eso el telofono nos interrumpio, por lo que decidimos salir de inmediato hacia un hotel. Al entrar en la habitaion, sin decir nada de inmediato nos fuimos hacia la cama, nos besamos fuertemente y entre besos y caricias le fui quitando la ropa hasta quedar totalmente desnudos, crei que estaba viviendo un sueño ya que en tantas ocasiones qu!
e habia soñado con cogerme a mi amiga, por fin la estaba logrando; le bese fuertemente las nalgas y meti mi lengua en su humeda vagina pero ya no me quedaba mucho tiempo y de un solo golpe le inserte mi pene, iniciando una fuerte sesion de empujones que la hicieron gemir de placer.
Al terminar, aun ella se encontraba deseosa de coger y nos metimos en el jacuzzi en donde ella reinicio la sesion con pequeños besitos en mi pene, ya que no me lo quiso mamar debido a que es demasiado grueso. Estuvimos jugueteando en el agua por unos instantes y por segunda ocasion tuvimos el orgasmo mas prolongado y excitante de nuestras vidas.
Nos dspedimos con la idea de repetir lo mas pronto posible estas entrevistas y yo me quede lleno de satisfaccion por haber cogido por fin con alguien que me gustaba tanto.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *