UN POLVASO EN EL HOSPITAL

Esa noche cuando cene en hospital de mi empresa no pense lo caliente que esto seria.

Como de costumbre eran las 7:oo de la noche cuando ingrese a la fila del restaurante del hospita. En la cabeza de la fila estaba el con cuerpo atletico y y una hermosa cara, una sonrisa encantadora, lo mire de pies a cabeza y me encanto, el me miro me sonrio.

Pago su comida y se acomodo en el comeodr de la cafeteria, yo no lo dude y me sente en la mesa contigua a el,comence a comer pero lo miraba con entuciasmo. De pronto me pregunta que si yo trabajaba en el hospital, a lo que yo le respondi que no, que trabajaba en el otro edificio de la compañia. continuamos charlando un rato.

Cuando terminamos la cena me invito a que lo acompañara a su consultorio. Una ves alli yo aproveche un pretexto para pedirle que me realizara un masaje, a lo cual el respondio con una caricia a lo largo de mi cuello y espalda con unas manos tan suaves que yo comence a calentarme rapidamente.

Mi amigo me insinuo que me quitara la camisa y soltara un poco mis pantalones para poder masajear mejor, asì lo hice. Empezo a resbalar sus manos hasta mis nalgas a lo cual yo me calentaba mas, mis nalgas apretaban y soltaban y mi pene se comenzaba a reventar.

Decpronto el me convido a bajar un poco mas mis pantalones y ropa interior y creanme que calenton. Luego me dijo que esa tension tenia otros puntos para ser controlados y senti cuando su mano se deslizo entre mis nalgas y toco mi punto perineal, lo presiono suavemente, yo pregunte si habia otro punto y el respondio que si, y acerco sus dedos a mi ano el cual ya estaba mas que dilatado de lo caliente que estaba.

Alli el me insinuo que este punto estaba hacia el interior de mi culo que estaba caliente, yo le exclame que me lo enseñara que yo no tenia ningun problema, el introdujo su dedo con mucho cuidado pero con gran firmeza, yo por dentro queria su verga en mi.

Luego me dijo que me quitara la ropa que el me sobaria todo mi cuerpo. yo lo hice en forma inmediata el se puso mas comodo, se quito su bata y luego sus zapatos y yo estaba con mi pecho contra la colchoneta, gire mi cabeza y observe como su enorme y hermoso pene salia de su bata de medico, yo me voltee y lo tome con mis manos lo lleve a mi boca para chupar ese gran miembro.

Posteriormente me puso como los morteros y me penetro con una suavidad y un locura inmensa, yo me senti reventar con esa verga dentro de mi culo,luego me volteo y tomo mi verga y comenzo a chuparla hasta que estaba a reventar. Dio un paso colocandose a a horcajadas sobre mi y penetrandome con mi pene que estaba a reventar.

Luego senti que me venia el se paro y cuando sacaba mi leche el me bañaba con su leche que rico!

Esa noche fue espectacular nos besamos por otro lapso de tiempo y salimos a la cafeteria donde todo habia comenzado.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *