Una paja con mi amigo del cole

Como a las 13 me inicié en pajearme con otra persona

En ese tiempo ambos teniamos 13 años, mi amigo se llama Felipe el era alto y gordo, el más grande de la promoción. Era mi amigo desde hace un tiempo y no reiamos mucho de todo. Un dia en el recreo me dice para ir a su casa que su mamá iba a salir y que para ir a su casa que también iba a ir Miguel un amigo nuestro, yo accedí y quedamos en reunirnos a las 4 pm. Para ello yo tuve que ir a mi casa y mi mamá me pidio que le acompañase a un lugar y le mandé un mensaje a mi amigo diciendole que iba a llegar un poco tarde, me dijo que normal. A eso de las 5:30 llegué a su casa y me abrio la puerta Miguel, me sorprendio verlo, estaba medio agitado y con las manos mojadas.

Pasé y me di con la sorpresa que Felipe se estaba corriendo la paja, era la primera vez que veia su pene, era tremendo de unos 17 cm mas o menos, lo más raro es que estaba doblado para un lado así que solo me reí y comenzamos a hacerle bromas a Felipe por su pene que era doblado. Al parecer Miguel ya había terminado de pajearse pues tenia las manos humedas solo estuvo un rato porque lo llamó su papá y se fue.

Me quede solo con Felipe, para esto Felipe ya había acabado. Comenzamos a hablar de distintas cosas después de las chicas del cole y al final terminamos hablando de sexo, entre una de esas me preguntó si mi pene también estaba para un lado, yo le dije que no, que era la primera vez que veía un pene así, me reí un poco, y me dijo para ver mi pene. Ya nos teníamos algo de confianza pero nunca me lo había visto, el mío era más pequeño de unos 15 cm erecto.
Le dije que me daba verguenza porque era más pequeño. Me dijo que no había problema, que Miguel la tenía pequeña también y que todo era normal. Que siempre se reunían para ver unas pornos en su casa y que como ya eramos más amigos que por eso me invitó. Yo ya la tenía media parada, así que cambio de tema y me dijo para ver un porno, le dije que ya.

Era la primera vez que veía una porno con otra persona, siempre veíamos unas revistas que vendían en una esquina, pero luego las llevabamos cada uno a nuestras casas. Nunca me había masturbado junto a otra persona, me dio morbo la experiencia asi que dije por que no? y comenzamos con lo nuestro. El se bajo el pantalon y el calzoncillo dejando ver su enorme pedazo, yo me metí la mano debajo del pantalon y comencé a pajearme.

El me vio y me dijo: No pues! así no disfrutas nada… Tienes que bajarte todo el pantalon y con una mano agarrarte los huevos así y con la otra coger tu polla.
Así comenzó a mostrarme con su polla cómo debía pajearme y distintas técnicas. Yo ya estaba cachondo así que me bajé el pantalón y el calzoncillo y deje al descubierto mi polla.
Él al verla me dijo: Vaya! no la tienes tan pequeña tampoco, tu polla está bien, ya vas a ver que va a crecer más y más. Te envidio porque Miguel y tú la tienen recta y yo media doblada.
Nos reímos un poco de eso. Y como ya estábamos en más confianza le enseñé una de mis técnicas que es lubricar un poco mi pene y con la palma de la mano dar movimientos circulares en la cabeza del pene. Lo hicimos los dos al mismo tiempo y eso produjo gemidos entre nosotros.

Me dijo: Tú sí que sabes como pajearte, no me sabía esa de la palma de la mano. Ahhh que ricoo, siiii. AHHHH (Comenzó a hacerse una)

Yo le dije: Siiii, es bien rico. y seguí con lo mío. Al rato de estar viendo en la pelicula como la penetraban dos a la vez a la chica le dije: creo que ya me voy a venir!!

Me pasó un pedazo de papel y me dijo pontelo en la cabeza de tu polla y sigue pajeandote, muevete como si estuvieras follando. Le hice caso y sentí una explosión de placer que me movio todo.

El al instante se vació también y desde ese día cada vez que su mamá salía me llamaba para corrernos la paja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *