Mis padres me pillan follando con un perro

Les paso a contar, ahora soy fanática de la zoofilia y me encantan los perros e cumplido casi todas las fantasías que me he propuesto, va todas .

todo empezó una tarde cuando fui a hacer una tarea a la casa de un compañero, eran cuatro y yo cinco.

Mientras que ellos veían un video por internet en la netbook, mientras yo hacia las cosas ósea resumiendo, en un momento de silencio, uno dijo no que bueno, mira lo que le esta haciendo ese perro, que afortunado que es se está follando a una alta perra, yo deje todo lo que estaba haciendo y me propuse a ver, en lo cual uno dijo cuidado ahí viene Carla, y les pregunte qué pasaba uno dijo nada, les dije que quería ver lo que estaban mirando y me dijeron que no me iba a gustar, se miraron entre si con sonrisitas picaras y me dijeron, estas segura como exclamando.

Y yo les dije con ímpetu sí. Les confieso que cuando lo vi al video que era de zoofilia me puse cachonda, y en ese momento un amigo yo creo que se dio cuenta, por que me mordí los labios por la excitación y el me pregunto qué me parecía el video, yo le conteste que era horrible y que me parecía asqueroso, y que eran 4 pajeros, en lo cual el insistió y me volvió a preguntar si yo lo aria, y le conteste que están drogados, ni loca lo aria.

Julio que era el mas zarpado me dijo que si me animaba a hacer una orgia que le iba a pasar bien, le dije ni en pedo, el me dijo para carlita no te enojes que era una broma, mientras yo pensaba en mi mente no me durarían ni cinco minutos los cuatro, terminamos la tarea y agarre mis cosas y me fui.

Esa misma tarde volviendo para mi casa, me cruce a un perro vagabundo de color negro, y me vino a la mente ese video de zoofilia que vi en la casa de mis compañeros, y recordé la pregunta que me hicieron, si yo lo aria con un perro, me dije era una idea loca.

Me acosté pensando en ese video, y casi no pude dormir porque me excitaba recordar esas imágenes, donde el perro cogía una chica.

Al otro día me preparaba para ir al cole y mire por la ventana, era el mismo perro negro hurgueteando en la basura, de mi vecino.

Me termine de vestir rápidamente y salí a buscarlo, con la idea loca que me coja toda, lo cual me di cuenta al bajar que ya no estaba mas.

Me fui a la escuela pensando en ese perro, y en ese video, llegue al cole y Carlos me dijo que no comente nada de lo que paso, lo mire y le dije que no iba a decir nada de lo que estaban viendo esa tarde.

Salimos al recreo y nos felicitamos por que nos salió re bien el trabajo que habíamos echo.

Volvía a mi casa con mis compañeros del cole a festejar cuando volvió a aparecer ese perro, el cual Carlos inconsciente mente lo llamo y el perro respondió, Carlos lo acaricio y el perro me miro y se acerco metiendo su osico bajo mi falda lo cual grite y lo eche con la mano, no medí cuenta en ese momento que me había mojado, no se si por el susto o porque estaba re caliente y tenía mi tanga empapada, mientras julio me dijo te quiere coger, lo miré y le dije sos un estúpido, Carlos, Jorge y facundo se rieron.

El perro nos siguió hasta mi casa, y se quedo en la puerta, llegue y vi una nota sobre la mesa, la cual decía que volvemos en cuatro horas hija fuimos a la casa de los tíos, te amamos pórtate bien mamá y papá, no te asustes todo que está bien.

En ese momento Carlos dijo nos va a matar Carla Jorge, sácalo de acá dentro. En ese momento fui a la sala corriendo haber que pasaba y me encontré a Jorge y a Carlos tratando de sacar al perro que se había metido en la casa y facundo a las carcajadas.

Exclame enojada, y les dije que hacen, son locos mis viejos me van a matar si ven a el perro dentro de la casa, y ellos me dijeron, no lo podemos sacar, se nos escapa, en ese momento se acerco hacia donde estaba y aproveché a llamarlo.

El cual respondió, se me acerco y devuelta me olfateo debajo de mis entrepierna y me pegó un lengüetazo en la concha sobre mi tanga, el cual me hizo exclamar unos gemidos fuerte de placer, y yo sin darme cuenta lo deje que siguiera lamiendo mi entrepierna, a subes que yo estaba en otro mundo gozando con la lengua de ese perro hay era tan delicioso que me había olvidado de mis compañeros, el cual cuando me di cuenta, ellos estaban sorprendidos de lo que había pasado.

Jorge, Carlos y facundo estaban perplejos, Carlos reacciono y me dijo como gozaste lo disfrutaste, al cual yo me puse colorada y me quede sin palabras, Jorge dijo y si te dejas coger por el perro total tu cara cuando te lamio la entre pierna y tus gemidos de placer lo dijeron todo, yo les dije, no ni loca, y todos dijeron si me dejaba coger que nadie iba a decir nada que iba a ser un secreto entre los cinco va seis.

Yo les conteste no, que se habían vuelto locos, y en ese momento el perro me volvió metiéndome su osico por debajo de mi falda y pasar la lengua, pero esta vez por mi cola, y me puse re cachonda, y con ganas de que me coja pero no, a lo cual me dije a mi misma que me tenía que sacar ese pensamiento de mi cabeza, y Jorge aprovecho y me dijo ves el perro te tiene ganas de coger carlita, mira ágamos algo, ponerte en cuatro patas si el perro te monta te dejas coger, si el perro no hace nada lo sacamos de tu casa, y que te parece mi idea.

Y yo le dije ni loca que te pensas que soy, les dije son cuatro tarados, y les dije que al perro lo iba a sacar yo a patadas, al cual ellos se rieron y me dijeron que lo intente sacar sola que ninguno me iba a ayudar, el cual les dije en caliente, si no lo saco que me dejaba coger por el perro, pero si lo sacaba me tenían que dar la netbook de Carlos, al cual Carlos contesto ni loco, Jorge y facundo le dijeron dale si sabes que el perro no se deja agarrar, y yo les dije aceptan si o no.

tardaron unos segundos y Carlos dijo bueno esta bien, pero si no lo sacas a el perro te dejas coger por el, al cual dije si les doy mi palabra, en la cual yo estaba mentalizada que lo iba a sacar, y que tendría una netbook nueva. Después de varios intentos frustrados, julio dijo es hora de pagar tu deuda, en la que yo conteste no tengo una oportunidad mas, el dijo bueno sino vas a hacer su perra.

Yo le conteste agrandada como si savia que lo iba a sacar a ese maldito perro, yo les dije si tiene mi palabra, el me contesto bueno este es tu último intento, el perro se acerco a la puerta y me dije esta es mi oportunidad, fui corriendo y me tropecé con la alfombra de la entrada de mi casa, me caí al piso, me quise levantar poniéndome en cuatro patas, y hay estaba ese maldito perro, detrás mío e intentando montarme, pegue un grito, al cual ellos se acercaron corriendo y me dijeron, quédate quietita y no te muevas Carla, yo me asuste y facundo me dijo que no me mueva que me quede así en cuatro patas me quise escapar gateando hasta el living, y el perro me gruño y me quede quieta por miedo a que me muerda, Jorge me dijo yo te ayudo carlita, y el muy guacho me bajo la tanga y le toco el pene al perro y el perro empezó a mover sus caderas, en la que en un par de segundos sentí la puntita de su pija queriendo penetrarme pero no mi conchita, peor mi colita, y en ese momento grite fuerte no me la quiere meter por mi cola, le dije Jorge no sácamelo y el se rio y me dijo quédate quietita porque si te mueves el perro te va a morder, yo asustada le hice caso y el hijo de puta del perro me penetro mi cola con su pija, yo grite y gemía mientras les decía no, no párenlo que me duele, hasta llegue a pensar que disfrutaba el perro hacerme mi colita, en realidad a mi me re gustaba, que me coja mi colita, es más me la desvirgo y no pensé que me iba a gustar tanto, mientras que mis compañero sorprendidos se reían, y me decían, ole, ole, carla, carla, ahora sos su perra, dale duro Roco dale.

Roco le habían puesto al perro y no se por que, de golpe sentí una embestida fuerte que me dolió y mucho, y Carlos dijo mira le metió hasta el nudo yo en ese momento, no savia que era el nudo, porque me venia ósea tenía un orgasmo inexplicable al cual me llegue a mear encima, y Julio dijo que puta que es mira se meo, sentí que la verga del perro se empezaba a hinchar dentro mío, y grite hay me duele, me duele mucho, y en ese momento me di cuenta de lo que era el nudo, y les dije saquen Melo por favor, que esta haciendo mierda mi culo, yo les suplicaba como loca y llorando, sintiendo que se agrandaba dentro mío su pija, y sentí como una bola de tenis dentro mío, en ese mismo momento el perro empezó a eyacular dentro mío, les juro que me quemaba el culo parecía que me echaban leche caliente, la cual se escapaba de mi culito y me chorreaban las nalgas y por todas las piernas.

Bueno volviendo al tema, volví a suplicarles que me lo saquen, y facundo dijo no podemos estas re abotonada mientras se reían, en ese momento sentimos la puerta que se abría mis compañeros se le borro la sonrisa del rostro en un segundo, y yo me dije en mi mente hay no mis padres me van a matar, y en lo cual mis compañeros se quedaron helados, y yo estaba abotonada al perro y encima en la sala, a pocos metros de que me vieran, me puse mal y me puse a llorar, mientras el perro me lamia la espalda como de consuelo, mis padres entraron y dijeron Carla amor donde estas, mamá me vio primera susurrando en vos baja mierda qué carajo, que significa esto Carla, al verme abotonada al perro, mis compañeros agarraron las cosas y se fueron corriendo, y se escucha la vos de mi papá despacio no corran chicos, mientras mi vieja me decía sos una puta, nunca pensé tener una hija tan puta, y nunca se me cruzo en la cabeza encontrarte así, mi mamá grito Diego, Diego, apúrate veni a ver a tu hijita, diego era mi padre, mientras mi madre volvió a gritar veni rapido mira que hija mas puta que tenemos, y lo que hace cuando no estamos, mi padre me vio asombrado y dijo dios mio, está loca que hija de mil puta que sos, como podes hacer eso, mi madre dijo es una puta nuestra hija es re puta y es más le gusta ser cogida por la Berga de un perro, mientras yo lloraba a moco tendido, de pronto sentí que al perro se le deshinchaba la bola y se bajo de mi espalda, lamiendo su pene rojizo, yo me quede en cuatro patas re angustiada y llorando y mi mamá y papá me decían no te muevas de ahí puta si te mueves, dijo mi papá te pego un cachetazo que te arranco la cabeza, yo le dije llorando no papi no me pegues, mientras me decía infinidades de cantidades de insultos, pegándome un chirlo muy fuerte en mis nalgas, sentí que me quemo mi nalga de lo fuerte que me pego, enojado el lo agarro al perro del morro y lo trajo al lado mío, y le dijo dale, dale cógete a esta puta, no le dije no, no papito te juro que no lo hago mas, y el dijo cállate zorra puta, mientras que yo lloraba y le suplicaba, el insistió y lo acomodo al perro otra vez, al cual al hijo de puta del perro le gusto la idea, y me volvió a montar, y me penetro devuelta mi culito, y se me escaparon gemidos y en ese momento en pese a gemir mas fuerte y mi madre dijo mira, mira que puta es si lo disfruta ser follada por ese perro, me das asco carla, y al perro bastaron esta vez un par de segundos y de vuelta tenia a el perro abotonado a mí y yo me volví a mear toda de vuelta de la excitación, mi padre me agarro del pelo como una zorro que era en ese momento, y me dijo te gusta puta no te gusta, lo estas disfrutando no, no, lo mire con mi rostro cansado y lleno de lagrima mientras emitía el ultimo gemido y le dije si papito sí si me encanta, te encanta no, y en ese momento me dijo toma hija de mil puta, me escupió la cara, y se levanto, separo frente a mí, y me dijo mírame, puta que te voy a dar algo, bajo su bragueta y me en peso a mear mi cara, dale abrí la boca trola, y yo la abrí y el me dijo, trágalo, yo le hice caso, mientras el me decia ahora si sos toda una puta hijita.

mi madre fue a la cocina, agarro un vaso grande y espero a que el perro se desmonte, me agarro del pelo y me pego un cachetazo en la cara que me dolió mucho y me dijo párate dale párate puta de mierda, me pare y me temblaban las piernas, y a su ves chorreaban el semen del perro, en ese momento mi mamá puso el vaso en mi culito maltrecho y me dijo ahora putita ase fuerza y que salga toda la leche de tu culito dale dale que esperas, yo asustada le hice caso y casi llene el vaso con el semen del perro, cayendo en sus manos también un poco de semen, me dijo ahora puta tómalo, yo le dije no mamá no ella me pego un cachetazo. y me agarro del pelo y me dijo dale tómalo que miras pelotuda dale dale hija de mil puta o te lo hago tragar, agarre el vaso con miedo y lo empecé a poner en mi boca, no era feo, les confieso que me gusto, y mi mamá me dijo trágalo putita y mejor que no hagas cara de asco , cerré mis ojos y me lo trague y ella me dijo a ver abrí la boca y mostrarme, al ver que no tenia nada de semen me dijo, ahora si puta anda a bañarte y después anda a tu cuarto que estas castigada, y yo me fui subí las escaleras y vi que mi mamá paso el dedo por dentro del vaso y probo un poco del semen del perro que quedaba, y me dije era tan zorra como yo me dije.

Estuve castigada por casi un año sin que me dejen salir era un garrón, a cuando me paso eso yo tenia apenas quince años. Bueno espero que les haya gustado mi desgracia y el repudio de mis padres hacia mi.

Pero esto es solo el comienzo tengo mas solo espero su aceptación.

Trío con el vecino y el burro

Siempre he sabido, y no me preguntéis por qué que el sentido del olfato, iba a ser importante para mí, desde pequeña, me encantaba olerlo todo, y me producía sensaciones, que a medida, que fui creciendo, y llegué a la adolescencia,me fueron sedujendo, e incluso, algunos, notaba que me excitaban.

Siendo una adolescente, viví en contacto con animales, y teníamos un burro el cual era muy cariñoso, al que yo adoraba desde niña, yo lo cepillaba, lo limpiaba, y un dia, que lo estaba cepillando, y quitandole, los hiervajos de las partes bajas, empezó a aflorar un bulto de entre sus piernas, yo al prin- cipio, no le di importancia, pero al yo tocarlo, cada, vez aquello crecia mas hasta que empecé a mirar con interés, y a tocarlo…. entonces sí salió vaya si salió, era enorme, sonrosado-rojizo, y yo después de mirar a mi alrededor y cercionarme de que no había nadie, empecé a chuparlo, a masajearlo, y a reflotarlo, por mis enormes e incipientes pechos, y el animal, olía, ohhhh como olía, era a excitación, me gustó, su olor mezclado, con el del establo las algarrobas que allí había, para darle de comer, y….se me ocurrió, co- ger una y empezar a reflotarmela, por mi coñito, y que gusto… luego me la intenté introducir y entró,. … y luego ya os podeis imaginar, me empecé a refrotarme con el pene del burro y….era enorme, un olor….unas sensa ciones, de espasmo, recorrian todo mi cuerpo.

Luego metí un poco la punta en mi sexo.,… y bueno no sé ni cómo describirlo, era para alucinar las sensaciones que sentí, mis pezones eran como dos piedras y….ese olor que me volvía loca, en eso estaba cuando de repente me noté observada, era un vecino mio que debía, llevar rato allí, a juzgar por su expresión, se esta- ba masturbando a mi salud, yo al principio me corté, vaya que me dio ver- guenza, pero luego, al ver que me sonreía, con un guiño, lo invité a parti- cipar desde luego, él no se hizo, de rogar y vino enseguida, despues de cer- cionarse, de que no había nadie a nuestro alrededor.

Se me acercó y empezo, a acariciarme, mis pechos, para, darme seguidamente un beso….ohhhh, que beso, he de decir que era el primero que me daban y.. ya se sabe el primero, pero además, olía, recuerdo que llevaba una colonia que olía especialmente bien, fuerte, varonil, y eso, aún me excitó mas.

yo le cogí la mano y le fui dando, besos, empezando por el meñique, el cual chupé, como había visto en una revista (de mi padre)sin que él lo supiera por supuesto, y deslizándome, hasta el brazo, cuello, y subí, hasta su cara la cual besé minuciosamente, y empecé a jugar con sus labios, por sus espre siones supe que lo que le hacía le estaba gustando, así que seguí, y sabeis me sentí mujer por primera vez,gozaba, porque él no paraba de sobarme por todos, lo sitios a que sus manos alcanzaban, y veía que yo también lo hacia bien, asi que dándole un beso, de tornillo en la boca, cogi su mano y me la llevé hasta mi sexo, con su beso, noté su excitación, y mientras el me toca ba mi coñito,yo me atreví a tocarle su pene, que era grande y gordo, a nues- tro lado, el burro, nos miraba con ternura, o eso me pareció a mí, pero yo en esos, momentos estaba muy ocupada, y….tenia entre mis manos, un pene enorme, que yo estaba deseando manosear, así que estuve tocandolo, acariciandolo, a lo cual, el introdujo, sus dedos, en mi coñito y yo empecé a ver las estrellas, en tres dimensiones, era tal su experiencia y delicadeza, en estos menesteres que no tardé en sentir un espasmo-frio-calor que me sacudió toda y me dejó feliz.

Yo intenté seguir con lo que hacia, y bajé y empecé a introducirme su enorme pene, en la boca, era suave y delicado, y…estaba muy caliente, entonces, el preso de la excitacion,. que le embargaba, me cogió, y con sus manos sujetó, mi cabeza con tal fuerza que yo solo podías succionar su enorme pene, casi me ahogo, y me dijo:

– necesito follarte, me dejas?. – – – si,si lo estoy deseando. – – Así que me echó encima del eno, y muy al lado, del burro, que seguía observandonos, con el rabo tieso, lo cual yo al mirarle aún, me excitó mas, me plantó un beso, y terminó de desnudarse, a lo cual, yo mientra hacía lo mismo, el se levantó y cerró, la puerta del establo, para no ser descubiertos,al girarse, yo estaba completamente desnuda, el se acer- có, me acarició, diciendome lo preciosa que era, me beso, y me tumbó con una delicadeza, que nunca olvidé, empezó a magrearme, mis tetas, mientras me besaba apasionadamente, y olía…. a Hombre, ohhhhh…..mmmmmmm que olor me era imposible parar mis apetencias, y le dije por favor, quiero ser tuya, me abrazó, y empezó a introducirme, su aun más enorme pene, por la escitación y yo empecé a ver el cielo en colores, y cuando la hubo metido toda, empezó a bombearmela, que yo iba cayendo, rendida, una y otra vez,.luego aprendí que eso se llamaban orgasmos, al ser mayor que yo sabía amar de maravilla, y con una potencia…mmmmmm, yo gritaba mas, mas, mas, a lo cual el cada vez profundizaba mas y mas, y yo gozaba y me retorcia de placer.

Luego,entonces, el no pudo, mas y sacándola, se corrió encima de mí, lo cual me hizo ilusión ver ese líquido blanco y viscoso, llamado semen.

Despues de descansar un rato volvimos a follar, yo al sentirme más esperimentada, le propuse, hacerlo los tres, ya que nuestro amigo,se quejaba, y él me propuso, empezar, a chuparsela, al burro, yo accedí, sin saber si me iba a gustar, pero si me gusto, y mientras él, me tenia totalmente doblada, para poder agacharme y chuparsela, entonces el empezó a besarme mis nalgas, a besarme y luego chuparme el culo, y …hasta que noté una presión que me dolías en el culo, era mi amante, que me estaba enculando, era impresionan- te darse la vuelta y ver su cara de placer y lujuría,.al ver semenjante espec taculo, enculandome y yo chupandosela, al burro, entonces el empezó a forzar el ritmo, y el burro, con sus embestidas anales, se lo debí de transmitir mediante mi boca, que se yo, el caso es que empezó, a caer esperma, de semejante pene, os lo podeia imaginar, que tuve que retirarme, porque creí que me ahogaba, al ver eso, mi amante, se me corrió, en el culo.

Estuve por unos momentos rodeada, de esperma, de hombre y de burro, nos besamos y luego el se fue, a lo cual yo despues de lavarme bien, me sentí MUJER por primera vez, una esperiencia, fascinante, para ser la primera vez.

La carta de una amiga que acaba follada por un pastor alemán

Te escribo para contarte de mis vacaciones en casa de mis abuelos en el campo. Espero que me entiendas todo lo que te digo para que me des tu consejo ya que me encuentro un poco confundida.

Resulta que partimos en el auto de mi papa, que solo nos fue a dejar allá, debido a que la tenia que trabajar, y por esa razón no se podía quedar con nosotras.

El caminar sola por el campo, recorrer los parajes solitarios, era para mí muy agradable ya que podía descansar de todo lo que me había tocado estudiar. Mi hermana menor, Paola, se quedaba en casa puesto que no le gusta caminar como a mí.

Cierta tarde, caminaba por unos parajes nuevos para mí, oía el canto de los pajarillos, el sonido del aire al pasar por las hojas de los arboles. Era en realidad delicioso sentirlo. Me senté sobre una roca y observe hacia la distancia con la mirada perdida, sin mirar a nada en particular.

Luego de estar bastante rato así, me levante y me di a subir un pequeño cerro para mirar desde allí hacia la casa de mis abuelos. Al llegar a la cima, y mirar desde allí, todo se veía tan pequeñito. Miraba de aquí para allá en fin. Solo miraba.

Me senté a la sombra de un árbol que había allí, y me puse a pensar. Sin querer me recordé que días atrás, nos habían visitado una familia amiga de mis padres y que se habían quedado a pernoctar en casa. Eran jóvenes. Ella tendría unos 19 años y el no mas de 21. Aquel día se había preparado una comida exquisita y ellos los mayores habían bebido bastante licor.

Cerca de las 24 horas, mi madre les indico la pieza donde se acostarían. Yo estaba con mi hermana en la pieza. Paola ya dormía plácidamente. Mis padres se fueron a su dormitorio al segundo piso y todo quedo en silencio. Algo, quizás de lo que había comido me afectaba el estomago, y ello no me dejaba dormir.

Luego de alrededor de una hora, sentí ruidos en la pieza contigua. Silenciosamente me levante y me dirigí hacia el baño. Al pasar por el dormitorio del lado la puerta estaba entre abierta muy levemente, y la luz del velador estaba encendida. Me detuve y cuidadosamente mire sin hacer ruido. Lo que vi me dejo perpleja, Marjorie, así se llamaba, estaba chupándole el miembro a Cristian. Estaba hincada sobre la cama y el de pie al lado. La tomaba de la cabeza y se la acercaba hacia el con bastante ahínco. Él echaba la cabeza hacia atrás y gemía suavemente.

Ella movía su cabeza hacia atrás y hacia delante. De pronto el miembro de Cristian desaparecía completamente en la boca de Marjorie. En realidad no veía de que tamaño era aquel miembro. Luego de unas breves sacudidas Cristian saco su miembro de la boca de Marjorie y ahí si lo pude ver, en realidad era de un tamaño bastante grande, semejaba una berenjena, gruesa y negruzca.

Luego de ello Marjorie se tendió en la cama y Cristian se puso sobre ella y apuntalo su miembro a la entrada de su vagina y comenzó a empujar. Puso las piernas de Marjorie sobre sus hombros y se dio a metérselo. Desde la posición en que me encontraba solo veía cuando Cristian lo sacaba.

Aquella visión empezó a provocar en mi algo que era inusual, es cierto que había leído algunas revistas que mostraban los genitales masculinos y femeninos, pero nunca los había visto en acción. Entonces como te decía, algo en mi me hacia creer que aquello era excitante. Sentía dentro de mí algo que me decía que me tocara mi cosita. Acerque mi mano entre mis piernas y sentí que estaba mojada, lo cual me asusto de sobremanera. Entretanto Cristian y Marjorie se movían como locos. Cristian tratando de entrar mas y más y Marjorie abriendo sus piernas para facilitarle la tarea. Yo me sentía nerviosa, en realidad temblaba. Metí mi mano entre mi calzón y mi cosita y el sentir mi mano allí, fue exquisito.

Marjorie, jadeaba, pedía que se lo metiera mas, Cristian no amilanaba y empujaba. La cogió de las caderas y la levanto acomodándola de mejor manera para entrar mas adentro. Pronto, parece que ya no daban mas, Cristian le dijo a Marjorie que no aguantaba. Rápidamente ella se dio vuelta y cogió el miembro y nuevamente lo llevo a su boca y saboreándolo, lo metió totalmente entre sus labios. No me imaginaba como podía caber esa cosa tan grande dentro de su boca. Finalmente vi que Cristian tomo a Marjorie de la cabeza y empujo sus caderas hacia su cara y exclamo: ¡Uuuuuhhhhmmmmmaaaaaaaaa! Luego quedaron acostados el uno junto al otro.

Sigilosamente, me fui a mi pieza, y me acosté, no sin antes pasar nuevamente mi mano por entre mis piernas. Era realmente exquisito lo que yo estaba sintiendo. Algo me decía que me introdujera uno de los dedos entre los labios de mi vagina. Estaba realmente mojada. Mi dedo entraba sin mayor esfuerzo. Y así, acariciándome, me quede dormida.

Y así, recordándome de aquellos momentos, me sentí excitada, mire alrededor y vi que aparte de los pájaros yo estaba sola. Y apoyando mi espalda al árbol baje mis calzones y empece a masturbarme. Metía mis dedos entre los labios de mi vagina que estaba mojada ante el recuerdo de esos momentos. Quería meterlos bien adentro, para calmar esa excitación. Pero realmente nada conseguí. Solo apacigüe por unos instantes lo que sentía. Hubiera querido tener en ese momento a Cristian a mi lado, pero aunque lo hubiera estado era muy mayor para mí. De seguro que me habría rechazado primero por tener 13 años y segundo por ser hija de su amigo.

Aun excitada, retome mi camino a casa de mis abuelos. En mi recorrido hacia casa, pensaba en como podría desahogar mis ansias. Pero nada se podía hacer.

Unos primos que también estaban en casa de mis abuelos, eran mayores y ellos andaban con unas revistas escondidas, que despertaron mi curiosidad. En un momento en que ellos salieron me di a buscarlas y bajo una de las camas las encontré. Al hojearlas casi me morí de la impresión, había allí fotos de mujeres que estaban desnudas en el campo, y que estaban con un asno, en unas fotos, una de ellas pasaba su lengua por ese tremendo aparato y metía su punta entre sus labios. Había otra que se tendía sobre una banqueta bajo el asno y pasaba su miembro por entremedio de sus piernas tratando de meterse tamaño instrumento, lo cual considere que era imposible. Había otras mujeres que hacían lo mismo pero con un perro. Unas le chupaban una cosa roja, saboreándolo, otras se ponían en posición de perras y el perro les introducía su miembro por el ano. Realmente después de ver esas fotos quede muy excitada. Durante la noche soñaba viéndome en esas posiciones. Pero aquello era imposible.

Al día siguiente, me fui a caminar nuevamente, y como nunca uno de los perros de mi abuelo me siguió. Llegue nuevamente al cerro en donde había hecho recuerdos. Seguí caminando un poco mas y llegue a un bosquecillo bastante denso. Tomaba un palo lo lanzaba y Tony salía corriendo a buscarlo. Corría detrás de los conejos. Ladraba a diestra y siniestra. Era juguetón.

Luego de bastante camino recorrido, me senté a descansar. Tony se echo a mi lado y yo lo miraba.

Perro loco, le decía yo, como me hubiera gustado que fueras un hombre para que me ayudaras en mis aprendizajes. Él movía la cola como sonriendo. Recordé las fotos de la revista y sus fotos. Estaba sentada en el suelo con mi espalda apoyada a un árbol y con Tony a mi lado. Su cabeza estaba a la altura de mis zapatos y su cola al moverse me golpeaba mi brazo. Puse mi mano sobre su lomo y acaricie su pelaje, volvió su cabeza y como que me sonreía. Mi otra mano la puse sobre mis muslos. Luego la moví hacia mi entrepierna, subí suavemente mi falda y me di a acariciarme sobre mi calzoncito. Luego baje el elástico y metí mi mano entre los labios de mi vagina, estaba sintiéndome en forma muy agradable.

Mientras tanto seguía acariciando a Tony, baje mi mano hacia su estomago, y el se queda quietecito, seguramente se sentía agradado por las caricias que le dispensaba. Puse mi mano sobre su miembro que estaba aun oculto, y me di a masajearlo suavemente, tuvo un pequeño sobresalto, pero siguió quieto. Al parecer se estaba sintiendo muy agradable ya que su miembro empezó a asomar levemente. Era una punta roja y puntiaguda. Entre mis cavilaciones me preguntaba como aquellas mujeres de la revista podían haber chupado ese tipo de miembro. ¿Qué sabor tendría? ¿Sería malo hacerlo?

Con las caricias que le proporcionaba, su miembro asomo casi completamente. Medía algo así como unos 12 centímetros, estaba húmedo. Yo aun no se lo tomaba, solo lo acariciaba por sobre su cubierta. Luego de un momento acerque mis dedos y toque su miembro desnudo, estaba mojado, tibio y resbaladizo. A cada caricia mía, este engrosaba más y más. Mi curiosidad era cada vez mayor de saber si realmente se podría besar y chupar aquel miembro. Me sentía totalmente excitada.

No dudando mas, acerque mi boca a su miembro, y con mi nariz lo olí. No era desagradable. Le di un beso y Tony dio un sobresalto que me asusto. Me tendí a su lado formando una T. Tony atravesado y yo a lo largo, con mi cabeza cerca de su miembro. Me di a besárselo, y luego abrí mis labios y lo introduje. Aprisionado entre mis labios, por el interior de mi boca, pase mi lengua por la punta. En realidad no era desagradable. Es mas su sabor tenia una sensación extraña. Tony, empezó a mover su vientre muy rápidamente.

A cada movimiento suyo, su miembro aparecía cada vez mas grande. Mientras yo se lo chupaba, sentía un líquido en mi boca. Tony jadeaba. Y no pudiendo mas se levanto quedando parado bajo mi cabeza. Sus movimientos eran similares a los de Cristian cuando se lo estaba metiendo a Marjorie. Su sabor ya lo sentía exquisito. Pero Tony aparentemente no se iba a conformar con que solo se lo chupara, parece que quería otra cosa, por que con su hocico, hurgueteó entre mis piernas. Sabiendo lo que él quería me levante subí mi faldita y saque mis calzoncito. Me senté en el suelo apoyando mi espalda en árbol, abrí mis piernas y Tony se dio a pasar su lengua por mi sexo. Yo le ayudo abriéndome los labios de mi vagina. Era una delicia sentir su lengua acariciando mi clítoris. En realidad ahora me daba cuenta que eso era lo que yo buscaba para calmar mi apetito el día anterior. De pronto Tony acerco su hocico a mi cara y me lamía. Trataba de acercar su miembro a mi sexo, pero estaba muy alto. Me recordé de la revista y sacándome la faldita, me puse en cuatro patas para ser la perrita que él quería. Se monto sobre mí. Puso sus patas sobre mi espalda y acerco su miembro el cual me tocaba entre las nalgas. Me acomode bien, baje una de mis manos y tome su miembro para acercarlo a mi vagina. Al sentir el contacto de mi vagina empujo y empece a sentir como suavemente entraba entre los labios de mi vagina. Era tan rico sentir ese goce. Baje hacia atrás mis caderas abriendo mas mis muslos. A cada movimiento su miembro entraba mas en mi interior. Hasta que ya no pudo entrar mas se dio a moverse rápidamente mientras yo acariciaba mi clítoris. La sensación era fenomenal, lo sentía tan calentito dentro de mí, tan cálido, y cada vez engrosaba más y más.

Mi estado de excitación era tremendo, quería sentirlo mas adentro. Sentía que mi liquido se estaba juntado con el de Tony. Ya no podía más. En un estremecimiento sin limite sentía que estaba llegando mi orgasmo. Lo mismo pasaba con Tony. La diferencia era que su miembro estaba cada vez más grueso, sobre todo su punta, esta abarcaba todo el interior de mi vagina. De pronto empujo con tanta fuerza que sentí como su liquido me estaba mojando toda por dentro. Pero la punta de su miembro aun seguía engrosando. Pronto me di cuenta que Tony ya no hacia intento por sacarlo dentro de mí. Se quedo quieto y yo quise salirme de la posición en que estabamos, pero tampoco pude hacerlo debido a que su miembro no salía dentro de mí. Trate de forzarlo pero me dolía. Finalmente, nos quedamos así por espacio de unos 10 o 15 minutos en los cuales sentí unos 2 orgasmos mas cuando sentí que el sacaba de mi interior su miembro que estaba totalmente mojado por mis jugos y los propios del.

Por fin había sentido lo que era un orgasmo, y lo había hecho con uno de los perros regalones de mi abuelo. Lo había hecho con un adorable Pastor Alemán que desde ahora cuando viniera a ver a mi abuelo, seria mi más leal compañero.

Una relación monótona acaba follada por un perro labrador

Mi vida con Alicia, mi anterior compañera sentimental, fue bien sexualmente hablando hasta que terminó la universidad y encontró un trabajo. Hasta entonces, practicábamos el sexo en sus diversas formas y posturas tratando de no ser repetitivos, salvo el sexo anal, a lo cual ella siempre se ha negado, pero no me parecía importante, aunque yo sea muy liberal en cuanto al sexo, porque ambos quedábamos totalmente satisfechos. Pero como ya dije, el comienzo de su vida laboral provocó que la frecuencia de nuestras relaciones sexuales disminuyera, su horario era francamente malo y para colmo, nos resultaba difícil coincidir en nuestras vacaciones.

Debo admitir que con el tiempo empecé a masturbarme tres o cuatro veces a la semana. A pesar de mis intentos para convencerla tratando de buscar momentos, situaciones estimulantes, ella aludía con frecuencia al cansancio y naturalmente me tenía que aguantar. Por otro lado ella nunca me quería hablar de sus experiencias sexuales anteriores a mí, ni si tenía alguna fantasía, si salía el tema me decía que si actualmente gozábamos el uno del otro, qué mas daba.

Durante una primavera, en el mes de Abril, ella pudo conseguir tres días de vacaciones, que quiso combinar con un fin de semana para visitar a una vieja amiga común a la que ella le tiene mucho afecto. Brigitte es una mujer francesa que se instaló en nuestro país hace varios años. Ella y su ya difunto marido montaron un negocio de paseos a caballo a las afueras de una pequeña localidad a unos 400 km. No tiene hijos de modo que ella lleva sola el negocio y dado que estaba haciendo unas reformas, Alicia pensó en echarle una mano.

A Alicia siempre le ha hecho ilusión estar en la casa de campo de Brigitte y montar a caballo, pero, quizás pensando egoístamente en mí le insistí en que no fuera y que tratáramos de estar más tiempo juntos, pero ella estaba decidida.

Alicia compró su billete de autobús y tras despedirnos se marchó el martes por la tarde.

La semana pasó muy lenta. Llegó el sábado por la mañana y me encontré sin nada que quisiera hacer, de modo que se me ocurrió un plan. Tuve la idea de conducir hacia la casa de campo hasta la noche y así sorprender a Alicia. Entonces volveríamos juntos el domingo en mi coche. Serían unas cuatro horas de autopista más unos veinte minutos hasta la casa. Mientras más lo pensaba más lo deseaba.

Hice una bolsa y a eso de las cuatro y media de la tarde ya estaba listo para ir a la casa de Brigitte. El viaje no tuvo ningún percance y me lo pasé pensando en la bella Alicia. Realmente me gustaba. Mientras la imaginaba desnuda, su cuerpo caliente presionado sobre mí, pude sentir una buena erección en mis vaqueros.

Yo no me considero muy buen dotado, más o menos por la media, unos 16 cm, pero duro como una flecha. Sé que a muchas mujeres les apetece más un atributo grande y más grueso, pero a Alicia le gusta lo que tengo y lo que ella dice que es más importante, que sé usarlo, y parece que a ella le satisface. Ella se había afeitado su coño hacía dos años porque, según decía, se sentía más limpia así. Y a mí me parecía que quedaba precioso y atractivo de esa manera. Sus pechos eran firmes, no demasiado grandes, pero bonitos, con una enorme aureola que me encantaba y unos pezones pequeños si no estaban erectos.

Mi erección me estaba empezando a doler y me planteé aliviarme pero quería esperar a estar con Alicia. Mis pensamientos retornaron a la carretera y en poco tiempo llegué al desvío hacia la localidad. Llegué de noche a la casa y aparqué el coche en la zona de aparcamientos de visitantes. Sólo había dos luces encendidas. Una en el parking y la otra en el porche de la entrada de la casa, que quedaba algo más lejos. El resto estaba todo oscuro.

Mientras me bajaba del coche pude oler un aroma de pinos proveniente del bosque mezclado con el olor a caballo. Eran las nueve y media de la noche. La brisa era refrescante, aunque ya empezaba a hacer calor. A pesar de la oscuridad, la zona me resultaba familiar al haber estado algunas veces de visita.

Para llegar a la casa tenía que atravesar la zona con los establos, pero al pasar cerca pude ver una nueva construcción que no conocía, con una tenue luz dentro. Suponiendo que alguna de las dos pudiera estar allí, me encaminé a la pequeña construcción. Mientras me acercaba podía comprobar que era una construcción muy reciente, aun no del todo acabada. Abrí la puerta trasera esperando encontrar a alguien y entré en una pequeña zona de almacén. La puerta que comunicaba con la zona principal estaba abierta de modo que seguí, entré y miré alrededor.

La construcción estaba dividida en dos partes y yo me encontraba en la zona central. Pude oír el sonido familiar del agua de duchas caer al fondo. Era obvio dónde me encontraba, eran unas duchas recién construidas, separadas por sexos.

Y alguien estaba duchándose en ese momento. Se me presentó la oportunidad de espiar a quien fuera, que podía ser mi novia, pero podía ser Brigitte. No niego que la curiosidad pudo más y me acerqué silencioso a la esquina pero sólo vi una zona de vestuarios con ropa colgada. Entré en la zona y me acerqué al sonido sigilosamente, estaba nervioso.

Mi corazón se me iba a salir de lo fuerte que latía, me acordaba de mi juventud en el instituto cuando espiábamos a las niñas en los vestuarios de gimnasia, aunque nunca tuve la oportunidad de ver a ninguna de las niñas completamente desnudas.

Mientras me acercaba a las duchas, desde la zona de vestuarios pude ver que Alicia estaba junto a una de ellas pero aparentemente no parecía que se estuviera duchando.

Ella estaba bajo la ducha en el suelo a cuatro patas, a unos diez metros de mí. Su pelo castaño claro estaba mojado y le cubría la cara mientras el agua caliente le caía encima. Pero eso no era todo…

Montado detrás de ella y pegado fuertemente a sus caderas con sus patas había un perro Labrador bombeándola lentamente. El animal la cubría toda la espalda, la cabeza hacia adelante, y con las caderas culeándola rítmicamente. Las tetas de Alicia colgaban haciendo círculos movidas por las embestidas del perro. El agua caía sobre ellos manteniéndolos completamente mojados. Se podían escuchar los gemidos placenteros de Alicia sobre el sonido del agua.

Me llevó dos minutos recuperarme del trance en que estaba sumergido. Mi polla me estaba presionando con dolor en mis pantalones. Tenía que ser muy cauteloso al hacer cualquier movimiento para que el perro no lo advirtiera ya que en su posición miraba hacia mí. Alicia evidentemente tenía la mente en otro mundo con la polla de ese perro incrustada dentro.

Lentamente di un paso hacia atrás, me desabroché la cremallera y me bajé los vaqueros. Metí la mano para evitar la presión en mis boxers y la polla salió libre y orgullosa, lista para pasar a la acción, me empecé a masturbar lentamente, no quise terminar antes de lo previsto, de modo que me volví a asomar a las duchas.

El perro no fallaba ninguna embestida, todo era igual que antes, pero ahora el animal embestía más rápido. Alicia intentó varias veces pasar una mano entre las piernas para darse gusto pero el peso del bicho y sus empujes la hacían perder el equilibrio y tenía que retornar a las cuatro patas. De pronto el perro se arqueó hacia adelante y empezó a culearla con una rapidez increíble. Sus patas traseras se resbalaban con el agua, pero mantenía un ritmo que me pareció alucinante.

“¡Auu!…¡Auu!….¡Oooooohhh!…¡Auu!” Alicia gritaba mientras intentaba alcanzar entre sus piernas.

“¡Oh maldita sea!….¡Auuu!!!…¡Ugh!…¡Ugh!…¡Mierda!…¡noooo!…¡mierdaaaa!!”

Sea lo que sea lo que le estuviera pasando, parecía que Alicia estaba pasando por dificultades. Ante su impotencia por hacer nada para evitar el dolor, golpeaba con la mano sobre el suelo. Su boca estaba abierta en una mueca de dolor. Ella gateó unos metros hacia adelante, llevando consigo al Labrador, pero el perro no se iba. Él mantenía esa velocidad de vértigo que me recordaba el sexo entre conejos, todo el tiempo así, sin parar. Era evidente que Alicia estaba pasándolo mal así que me dispuse a entrar en las duchas para ayudarla. No importa lo embarazoso que pudiera resultarle, no quería que ese bicho la hiciera más daño. Estaban de lado con respecto a mí, y pude verlo todo con claridad. Parecía que el bulto del perro estaba completamente introducido en la vagina de Alicia y ambos estaban pegados, como dos perros.

“¡Oh maldita sea, Chuky, maldita sea! ¡Uuuuughhhh! ¡Mierda!, seguía gritando ella. Pero entonces ella parece que dejó de demostrar dolor, hundió la cabeza en el suelo, subió el culo hacia arriba. Chuky continuó con sus embestidas desesperadas y ahora que Alicia estaba más relajada, empezó un bombeo rápido y corto, sus caderas casi vibrando contra el culo alzado de Alicia. Pude oírla gemir pero ya era evidente que había recobrado el control y de nuevo di un paso hacia atrás a la zona de vestuarios y continué con la observación.

“¡Oh! ¡Oh! ¡Uuuuuugggghhhh!” Alicia volvía a gritar unos segundos después de volverme. Vi que Chuky se mantenía quieto y curvado sobre una mojada y sumisa Alicia. Los ojos del perro congelados mirando a ninguna parte, el cuerpo en total tensión y totalmente apretado contra ella. Entonces empezó un lento movimiento de bombeo y de nuevo se paró. ¡Entonces me di cuenta de que el muy cabrón se estaba corriendo dentro de ella!

Chuky parecía haber terminado pero ambos estaban pegados todavía porque él hacía intentos vanos para desmontarla.

“¡No por favor! ¡Chuky no! ¡Quédate! ¡Chuky no! ¡Quédate! ” le ordenó ella. Por fortuna Chuky fue obediente. Simplemente se mantuvo echado sobre la espalda de Alicia, la boca abierta, lengua fuera, respiración fuerte, con una mirada de satisfacción en sus ojos (¿los hombre tenemos la misma mirada?). Alicia mantenía la respiración entrecortada. “Buen chico, Chucky, eso es” decía ella, “Precioso, quédate, así, así, eso es”.

Chuky dejó caer todo el peso sobre la espalda y se dedicó a lamer su cuello y su pelo. Alicia intentó girarse lentamente sin que el bulto, firmemente sellado a su vagina para mantener la leche dentro, le molestara demasiado. Después de varios intentos, se las arregló para pasar su mano derecha entre las piernas sintiendo la base de la polla de Chuky, y su coño, a continuación se miró la mano, supongo que buscando restos de sangre. Al ver que no le había pasado nada malo, volvió a colocar la mano a su coño y empezó a masturbarse.

Era una vista de lo más erótica. Alicia tocándose el clítoris con Chuky montado y su gran polla incrustada dentro desinflándose lentamente. Las manos y los dedos de Alicia empezaron a moverse cada vez más rápido mientras sus tetas iban y venían en círculos con el ritmo. Tras dos minutos, Alicia estaba cerca del orgasmo. Pero pude ver con sorpresa que Chuky empezó de nuevo un lento bombeo. Los movimientos de Alicia masturbándose debían haber estimulado la polla de Chuky otra vez y estaba respondiendo rápido al estímulo.

“¡Eeeeeyyy Chuky! ¡No, otra vez no!” chilló ella. Pero Alicia estaba demasiado excitada y demasiado cercana al orgasmo para parar. Estoy convencido de que la estimulación de la tremenda polla de Chuky bloqueada en su interior y llenando de nuevo su vagina, el culeo incesante, lo prohibido del acto, todo era demasiado para parar ya. Chuky volvía a las locas y frenéticas acometidas cercano a una nueva corrida mientras Alicia estaba culeándole hacia atrás y tocándose al mismo tiempo. “¡¡Aaahhhhh!!…..¡¡Aaaaaaaah!!” chilló con desesperación porque la primera ola de su orgasmo le explotó encima. Chuky se mantenía pegado mientras ambos se movían en diferentes ritmos en un total frenesí, perdidos en sus propios placeres. “¡Uuuugh!…¡Uuuugh!…¡Ugh!…¡Ugh!…” continuaba Alicia. Su cuerpo estaba en tensión. La respiración entrecortada se escapaba entre los dientes apretados. Ella bajó su ritmo mientras las últimas olas de placer la envolvían, entonces volvió a las cuatro patas para soportar al perro que tenía encima.

Chuky repitió los mismos movimientos cortos y rápidos como la primera vez.

“¡Oooh Chuck! ¡Oooooh Chucky!” dijo Alicia, “¡Ay Mierda!….¡Auuh!…¡Auuu!” Era evidente que el animal la estaba rociando con leche caliente nuevamente dentro de su coño. Chuky terminó su orgasmo con varias embestidas lentas.

“¡Maldito seas Chuky, lo volviste a hacer! ¡Mierda, dueleeeeee!” gritaba Alicia. “¡Quédate Chuky! ¡Nooooo! ¡Quédate!”. Pero Chuky se le anticipó y decidió bajarse. Pasó una de las patas traseras por encima arañándola un poco y se quedó culo con culo. El animal entonces empezó a caminar llevando a Alicia tras de él a cuatro patas, que seguía gritándole que se parase, hasta que el animal lo hizo, porque se me quedó mirando en mi dirección con las orejas alzadas. “¡Mierda!” dije para mí. Dejé de meneármela y me mantuve quieto como una piedra. Alicia estaba acariciando como podía a Chuky, pegados culo con culo, hablándole suave para que se calmara y se quedara quieto y éste pareció distraerse de mí. Aproveché para dar unos pasos hacia atrás y me puse los pantalones con dificultad ante mi erección.

Salí de allí y me dirigí a la casa de Brigitte. Allí la encontré leyendo en el porche y me comentó que Alicia salió a dar una vuelta. Al rato de esperarla, Alicia se sorprendió mucho al verme, hicimos unas pizzas de cenar y nos acostamos. Alicia, curiosamente evitó hacer el amor esa noche indicándome que creía tener una infección vaginal. Entendí perfectamente la excusa y aunque estaba realmente caliente, decidí esperar a que se recuperase. El domingo al mediodía nos fuimos.

Ella estaba contenta durante el viaje de vuelta, intenté durante la conversación que surgiera el tema de Chuky de forma sutil, quería darle la oportunidad de que confesara sus acciones, pero nunca más ha querido mencionarlo. Pasaron unos años más hasta que rompimos, pero nunca me quiso contar lo que hizo. Es una pena, porque podríamos haberle dado un gran giro a nuestra relación sexual, aunque siempre recordaré lo sucedido como una de las experiencias más excitantes que he vivido.

Me puso cachonda la verga de mi perro Rocki

Tengo 17 años morena alta delgada .bonito cuerpo y siempre he sido bastante caliente , sobre todo con relatos mas que con películas de vídeo..vivo con mis papas y mis dos hermanos menores de yo una mujer de 14 y un chico de 9 hace como 1 año nos regalaron un perrito de 2 meses al cual bautizamos como rocky .. raza policial..eso fue hace 1 años mas o menos ahora esta bastante grande y jugetón. La otra vez le trajeron una hembra de si especie para cruza.y la verdad yo observaba desde mi cuarto como a rocky le colgaba un enorme mazo de color rojizo y puntiagudo ..hasta que logro montarse a la perra y a la cual mantuvo pegada a el por largo rato eso me dejo bastante caliente y termine haciéndome una paja en el baño.paso el tiempo y quede sola en casa mis padres en el trabajo y mis hermanos en el colegio . comencé a leer un relato erótico . la verdad estaba bastante caliente con la lectura..(ademas estaba con mi regla )

y cuando me llega me éxito mas de la cuenta son como 3 días que ando a mil hasta que se normaliza mi organismo y a los pies de la cama estaba echado rocky .. al verlo paso una idea loca por mi cabeza y la verdad eso me calentó mucho que ni siquiera lo pensé ..me acerque a rocky y le comencé a acariciar el lomo el respondió lamiéndome las mano.. me dirigi al baño y me saque la ropa que traía en ese momento que era un pantalón deportivo (buzo) Y poleron me puse una falda amplia

sin nada debajo. y arriba solo una bluza cortita como andaba con mi regla tenia la tohalla higienica empapada en sangre sin darme cuenta rocky me habia seguido al baño al lanzar la tohalla al basurero el perro trataba de rasguñar el tarro y parec que el olor lo habia exitado asi que la saque y se la pase por las narices . eso lo volvio como loco se paseaba de un lado para otro exitadisimo..deje eso en el basuero y me lo lleve ala pieza . antes cerre con llave todo por si alguien veniame tumbe en la cama y separe las piernas rocky estsba atras de la cama al sentir el olor de un brinco se subio arriba me asusto un poco y junte las piernas y doble las rodillas .. el metio su ocico y senti su lenga larga rugosa y mojada como me langueteaba por todos lado.. me tendi boca abajo y separe las piernas

sentia como su lengua larga me recorria entera por mi conchita y mi ajugero del culo me enloquecia eso duro bastante .. luego me gire y con mi mano tome aquel pedazo de carne roja y jugosa me tendi suabe a su ladole comense a pasar la lengua tenia un extraño saborsin darme cuenta lo tenia todoe n mi boca lo chupaba de arriba hacia abajo estsba calientisimaya no daba mas sin pensarlo mas me puse arrodillada en el suelo (como orando) apoyada en la parte de atras de la cama como a lo perrito .. rocky trataba de montarme estaba empapada..me tumbe mas y sentí el rose de su enorme pene casie n mi culo ,, trate de guiarlo con la mano pero no podía ..así que me levante –me recosté en el suelo arriba de dos almohadones . quedando con la parte de mi concha bien levantado .. fue cuando Rocky se paro encima mio –y yo de apoco comenze a acomodarme hasta quedar debajo de el y de su gran picha la cual tiraba chorritos de semen estaba bastante caliente .. asi que lo tome con mi mano y lo guie hasta mi conchita que de un golpe me la metió casi la mitas .. lance un gritito entre dolor y placer ..luego trate de separarlo de mi pero no podia mi vagina estaba llena de aquel pene tieso y húmedo ..quería gritar de placer el seguia con su mete y saca ..la verdad estaba gozando mucho– hasta que senti su descarga fuerte dentro de mi ,, luego se tendio a los pies separe mis piernas y vi como se me corrían por los muslos gran cantidad de semen mezclado con mis jugos vaginales y sangre de mi regla..

me levante como pude y me dirigui al baño .. me duche y ordene la verdad que desde ahora vez que quedo sola con rocky .. lo hacemos .. y la verdad gozo mucho.. me fascina sentir su enorme pene dentro mio..como se va inflando ..y luego me lanza toneladas de semen .. hasta quedar exausta..

Mi primera vez con mi perro “stiven”

Hola a todo mi nombre es Liliana soy un travesti de closet actualmente tengo 27 años soy de Perú del departamento de Arequipa este relato que les voy a contar ocurrió hace muchos años cuando tenía 17 o 18 años siempre me ha gustado vestirme de mujer desde muy pequeño siempre me vestía con las ropitas y sus pantimedias de mi hermana o de mi madre.

Bueno un día en el colegio una profesora saco ese tema de la zoofilia que una chica de por aquí lo había practicado y que sus padres lo encontraron y que ala chica le había dado una hemorragia y muchas cosas que nos explico, desde ese entonces me dio la curiosidad por que nunca había escuchado eso de la zoofilia de tener sexo con un animal, busque información en la internet ahí encontré videos fotos y vi como se cogía un perro a una mujer, como iba ser mi primera vez tenía que informarme bien para hacerlo porque nunca lo había hecho ni con un hombre ni un perro solo me masturbaba y me vestía cada ves que podía por que casi siempre alguien había en casa bueno así paso un tiempo.

en ese entonces teníamos un perro llamado “stiven” era un perro chusco no tenia raza era algo grande de color negro y blanco lo criamos desde muy pequeño me tenía mucha confianza siempre jugábamos a veces lo bañaba un día no ha habido nadie en mi casa me quede solo aproveche el momento asegure bien las puertas y me vestí de mujer llame a “stiven” vino y lo metí ami cuarto lo acaricie y lo masturbe salió un pequeño punta rojita y delgado lo sigue masturbando y poco a poco vi como crecía su pene y tenía una bola que estaba creciendo dentro de su capucha lo saque todo y creció más al final era bien grandote y disparaba bastante liquido yo estaba muy exitada me puse en 4 para que me montara como a su perra solo me dio unos lametazos y no quería montarme yo me estaba muriendo de ganas que me montara quería su pene dentro de mi culito saber cómo se siente un rico pene de tu macho.

Entonces agarre y lo levante de las patas y me lo puse encima de la espalda y por abajo tome su pene y me lo metí poquito a poquito, hay que rico era sentir una pene dentro de mi culito por primera vez pero a la vez tenía una ganas de ir al baño no sé por qué tenía muchas ganas de ir al baño entonces lo saque y me fui al baño y solo orine liquido medio transparente nada mas yo pensé que no me había lavado bien, pero supongo seria porque tenía metido toda su pene grande dentro de mi culito.

pero quería saber que se siente quedar pegado con él quería su nudo dentro de mí y que él me muente solo, así que a entrenarlo para qué me montara solo ise lo siguiente, me ponía en 4 y solo lo masturbaba un rato y lo dejaba, así hice varias veces lo dejaba con ganas hasta que aprendiera a montar por sí solo, paso un tiempo y aprendió ahora si lo masturbaba un poco se subía encima mío me cogía bien rico y fuerte de la cintura y hacia sus movimiento y me punteaba por mis nalgas pero no le atinaba ami culito.

Bueno era casi fines de agosto y por fin llego el día todos se iban ir a una fiesta de una virgen de Sta. rosa de lima que nos habían invitado a todos, unos familiares que Vivian fuera de Arequipa así q todos se fueron y yo me quede solo en casa con “stiven feliz
Llego la noche yo bien preparada me lave bien y me vestí con una minifalda que tenía mi hermana todo una mujer Salí a buscar a “stiven” lo entre a mi cuarto jugamos un rato yo estaba muy muy exitada así que empecé a gatear en mi cuarto lo masturbaba un poco y me deje montar un ratito como diciendo esto te vas a comer mi papito rico, ya no aguantaba más así nos subimos encima de mi cama lo masturbe un poco para que me montara.

ya yo en pose perrito con el culito al aire y el viene y me muenta que rico me cogió de la cintura bien fuerte como a su perrita se movía pero no le daba a mi huequito así que dirigí su pene a mi culito y no saben se volvió loco loco como se movía era muy muy rápido que rico sentir esa sensaciones de saca y mete era riquísimo quería q nunca parara que nunca terminara yo le decía que rico papi dame mas papi soy tu perrita métemelo bien adentro, mas mi perrito rico así fuerte de ahí bajo poco a poco el movimiento se movía lento hasta que paro y sentía como crecía su nudo y toda su pene me llenaba todo el culito de ahí quería bajarse no lo deje lo tome de las patas delanteras lo sujete un rato hasta que lo solté y se bajo y se dio la vuelta y jalaba y jalaba me quería arrastrar me hacia doler me hacia doler pero lo tome de las patas traseras y no lo deje que jalara mas lo pegue bien a mi culo pero como al principió tenía esa sensación de ir al baño dije no lo creo es el pene de mi papito que me está llegando de su lechecita dije soy tu ya papito lléname de tu rica leche hazme tu tuya hazme sentir tu perrita quiero sentirlo bien rico.

hasta que yo quería sacarlo el pene del mi querido “stiven” lo solté jale y no podía y no podía así que ni modo felizmente estaba solo así que a disfrutar el jalaba y jalaba y no nos podíamos separar ni yo de él ni el de mi así estuvimos bastante rato se sentía como palpitaba su pene adentro de mi culito era bien rico riquísimo de ahí de un buen rato no separamos hay el maldito jalo fuerte me saco sangre del culito pero al ver su pene y su bola que grande era dije con razón no podía separarme, todo eso entro dentro de mí, era un enorme pene que a un estaba botando liquido él se fue a un costado a lamerse el pene y yo un rato tumbada en mi cama con el culo bien mojado ha pero me estaba doliendo el cultito y Salía bastante liquido transparente mesclado con sangre así que fui al baño y me lave bien así estuve unos días con mi culito adolorido hasta decía que me habrá hecho ahora que hago que diciendo voy al doctor así así pasaron los días y ya no me dolía hay por fin me tranquilicé y así fue mi primera ves con mi perrito “stiven” bueno amigas y amigos espero que les haya gustado mi relato mas delante les contare como fue mi primera vez con un hombre o.k bye bye………

MI PERRO SE FOLLA A MI ESPOSA

A mi esposa le encanta la zoofilia, hace dos años que vivimos solos nuestra hija se independizo, y mi esposa, tiene 49 años, yo uno mas, y la verdad, ella aun esta de muy buen ver, y llevabamos unos tres años, que sexualmente ya no era lo mismo sobretodo yo, mi libido estaba muy bajo, al igual que el de ella, pero, soy muy reacio a los trios, con otro hombre o intercambios de pareja, pero era consciente de que mi esposa, empezaba a necesitar mas de lo que yo le podia ofrecer, y Dako, nuestro pastor aleman fue sin esperarlo nuestra salvacion y cambio nuestra sexualidad tanto la de ella como la mia.
.

A Dako nos lo regalaron hace dos años, exactamente, un mes despues de quedar nosotros solos, nos lo regalaron con algo mas de un mes, y comenzamos a criarlo, y hace unos dos meses nos dio la sorpresa y de la forma mas natural.
Tanto mi esposa como yo, empezamos, a hacer el amor, por la casa, no en la cama, para intentar y al principio funciono algo, lo haciamos en el salon en la cocina, en el baño, pero de tarde en tarde. y el perro campaba a sus anchas cerca de nosotros a veces teniamos que retirarlo pues olisqueaba si no se lo impediamos

Hace dos meses, hacia casi uno que no haciamos nada mi esposa y yo, cuando nos invitaron, a una boda, y lo tipico llego el dia fuimos, despues de terminar la cena, y el baile, pues marchamos a casa, y mi esposa ese dia, iba, muy excitada, pues nada mas coger el coche para ir a casa, y ponerme al volante ella empezo a acariciar mi polla, ponia su mano en el pantalon, y la verdad me excito, llegamos a casa, Dako esperaba, y nada mas entrar ella en el salon, se quedo en bragas y sujetador y mientras yo paseaba al perro, subi, de nuevo y alli seguia, esperando, solte al perro, y ella se arrodillo me saco la polla del pantalon y me la empezo a comer, la verdad, la excitacion inicial se habia apagado bastante pero consiguio ella volver a ponerlo a medio punto no totalmente y me bajo los pantalones, hasta quitarmelo, y terminamos, en la alfombra, aunque ella estaba cada vez mas encendida, a mime ocurria lo contrario yo empezaba a apagarme, y viendo mi estado ella se quito de encima e intento de nuevo con su boca eso me confirmo sus enormes ganas, en otros momentos lo hubiera ella dejado, me puso en un 69, pero aquello tampoco funcionaba, y ella entonces se ladeo, y termino, sentada entre mis piernas, sus manos en mi polla y huevos acariciandola ahora lentamente suavemente, para intentar me relajara mas y ver si habia mas suerte, y aquello lo que conseguia era que yo cerrara los ojos y esperar a ver si sus caricias surtian efecto.

Asin estuvimos, mientras mi perro empezo a investigar, como otras veces, pero esta vez fue directo a mi mujer, y bajo el hocico, ella lo aparto pero el volvio, yo miraba estirado, Dako insistio, y mi polla empezo a reaccionar estaba totalmente encogida, cuando empezo a reaccionar, algo ella lo sintio, y me miro, entonces, el perro, volvio a intentarlo y esta vez ante mi sorpresa ella lo dejo, y alli quedo el hocico, mientras mi polla iba reaccionando mas y mas, y mi esposa empezo a dar pequeños gemidos, mientras yo solo veia la cabeza del perro alli, y mi esposa iba gimiendo mas, y mi polla creciendo, hasta que ella aparto el perro y se monto en mi polla empezo a cabalgar pero el perro ahora metio el hocico en mi huevos y su coño mientras nosotros eramos incapaces de parar, ella gemia se movia y gemia yo le aguantaba sus tetas, ella desnuda totalmente ya, empece sin poderlo resistir a gemir y gemir hasta tener una enorme corrida y tan rapida como no hacia años pero eso hizo que mi esposa quedara a medias, la agarre y abraze quedando ella algo alzado su culo mientras el perro seguia lamiendo todo y mi esposa gemia y gemia, abrazada a mi hasta que me percate, de lo que pasaba, no pudo decir que lo hice, en la calentura, pues no la tenia, lo que si tenia era un enorme morbo, escuchando a mi esposa, sabia que estaba pasandolo muy muy bien, pero, sin correrse, y no se por que me quite haciendo que ella quedara asi a 4 patas, y yo de rodillas a su lado la maneje, colocandola bien a 4 patas ella estaba como hacia años no la veia.

A 4 patas ella con el culo alzado el perro la lamio a gusto, saboreando mi semen y su jugo todo mezclado, pero entonces el perro y asin fue como lo narro, el solo se coloco por el otro lado su cabeza sobre la espalda de mi esposa hasta conseguir alzarse y colocarse tras ella, aquello fue tan excitante, que lo deje, no me empalme, por el simple hecho que hacia nada me habia corrido, y si me estaba calentando mucho ver aquello pero no empalmarme por que fisicamente no podia, pero mi mente era un hervidero, y intento follarla, no pudo a la primera yo veia su verga cuando la bajaba al no acertar con su coño, pero aquello me gustaba muchisimo verlo solo mire cerca de mi esposa y el perro vigilante por si ocurria algo inesperado, que fuera dañino paraella mi esposa por su parte se dejaba hacer vencida, por su calentura su cabeza a un lado gemia al sentir pasear la polla del perro por su coño sin acertar, asin paso 5, 6 o mas veces, yo miaba, y miraba hasta que de pronto, vi que el perro dio un movimiento distinto, y presenti que la habia penetrado que habia acertado instantaneamente gire la cabeza hacia ella, dio un respingo y un gritito el perro empeo a moverse, rapidamente follandola ella dio unos grititos, hasta que termino en gritos, y el perro paro, sin quitarse quedo con una cara de agusto su lengua fuera, mientras por parte de mi esposa empezo a culear a moverse a dar gritos, yo miraba, y miraba, hasta que comprendi la estaba intentando abotonarla, y lo comprendi tarde, cuando fui a reaccionar a sus gritos, no era ni de placer total ni de dolor, el perro, se volvio, y quedo su culo pegado al de mi esposa, la tenia pegada a el.

Mi polla fue ahora ya si reaccionando, y me coloque frente a mi esposa, esta ya no daba gritos solo quemia y se movia lo que podia, y empezo a correrse nada mas ponerme frente a ella, su cabeza se pego a mi muslo y apreto la boca alli, mientras yo acaricie su pelo mientras, fue un orgasmo increiblemente largo, pero al parar, ella quedo asin y parecia como si el perro lo hubiera sabido, y se solto de ella y lamio un poco su coño y se puso un lado despues madre de dios que verga tenia y que verga se habia metido mi esposa, y eso que ya tenia dentro una parte, pero mi esposa se alzo la cabeza y se trago mi polla y comenzo a chuparla como una loca, y mi polla respondio rapidamente, beso mi vientre y miro hacia arriba ahora me dijo follate a tu perrita, y ella se coloco dandose media vuelta a 4 patas se la meti su coño estaba dilatadisimos enorme mi polla jugaba en el pero estaba llena de toda clases de jugos, pero la folle como no hacia muchisimo, y empece a decirle que era una perra puta,

Ella me decia que si que era muy puta, y se corrio de nuevo asin y yo tras ella, dios hacia años, no follaba asin, ni ella ni yo, terminamos, y nos fuimos a duchar, mientras iba ya antes de llegar preguntandole cosas, y ella diciendome que se lo habia pasado de manera increible, nos duchamos, y secandonos, volvi a insistirle que me contara mas y termino reconociendome que seguia muy caliente, otra vez, y le dije yo no puedo mas aunque quisiera, pero si me gustaria verte con Dako, parecia que era lo que ella esperaba que le dijera como si le diera permiso, y ahora nos fuimos a nuestra habitacion, pusimos una manta vieja, le atamos al perro dos calcetines gordos, en doble, para inutilizar sus pezuñas, y le dije a mi esposa que jugariamos, como si ella fuera la perrita de Dako, y yo lo llevara a follarsela, la coloque a 4 patas en el suelo en la manta y al perro por fin lo guie a su coño, el perro esta vez ya sabia bien lo que debia hacer, y comenzo primero a chupetear y olisquear unos segundos, y me retire yo me sente al borde de la cama como quien veia una pelicula, pronto el perro se subio solo que esta vez, de la primeravez la follo, y mi esposa, ahora disfrutaba mas empezo a culear hasta que el perro la abotono y se volvio ella culeo mas al verse asin, y en pocos segundos tras ser abotonada se corrio, de nuevo, y el poco el perro se quito pero ella, se volvio el perro iba a sentarse cuando ella cogio su polla y empezo a lamerla el perro quedo de pie con esa verga media fuera yo me coloque tras mi esposa y le abri el coño lo tenia todo encharcado pero sobretodo muy muy abierto ella termino comiendose la minga del perro hasta que este dio unos espasmos, y supe se estaba corriendo con la mamada de mi esposa y en su boca.

Termino todo asin, y mi esposa se ducho de nuevo, y nos dormimos, lo mejor de todo esto, es que el perro al ser tan joven siempre tiene ganas, entonces cada vez que mi esposa, esta caliente, pues lo tiene disponible, y no pasa mas de dos dias sin follarse al perro, a veces hasta en la mañana y despues en la noche, esto hace que yo este tambien mas caliente, no aguanto el ritmo de ellos eso es cierto pero si tengo un ritmo mayor que antes y otros alicientes, pues eso de que mi esposa me lo ponga con el perro me gusta me gusta follarmela cuando ya esta muy abierta de follar con el perro y decirle que es una perra zorra, y ella me dice que si y se mueve como una loca diciendome que me folle a su esposa por puta.

No voy a aconsejar nada pues no soy quien pero al menos a nosotros, nos a abierto otros caminos en el sexo, y otros alicientes. gracias por leerme

COMO COJI BURRAS A MI CORTA EDAD

A mi corta edad, miraba a mi propio hermano Miguel como se satisfacía con los animales de la casa o finca pero el gozaba y lo pasaba súper bien él se veía muy complacido cada vez que se culiaba a cualquier animal de la casa yo pensaba que lo que hacia mi hermano era algo pecaminoso pero al verlo allí desnudo dándole pija a la burra en verdad mi pija también se me paro con ánimos de darle a algo o alguien pero como todavía ni si quiera sabía lo que era masturbarme pero a mi hermano gracias por enseñarme.

Era una tarde como cualquiera cuando trabajábamos en el campo con mi papa yo tenía apenas como 11 años y nos transportábamos en animales en aquel tiempo y a mí me tocaba regresarme con mi hermano Miguel y él siempre era el último que estaba listo para regresar y me decía espérame a aquí que yo voy a llevar la burra a que tome agua antes de que nos vallamos y yo obedecía y me quedaba donde él me decía hasta que un día estando sentado , mire una culebra y corrí para donde él se había ido con la burra y él estaba tan excitado que no se percató que yo le llegue por detrás y mire que no tenía ropa y estaba cogiendo con la burra y la verdad yo me asuste al verlo sin ropa y cogiendo a un animal pero me regrese sin decir nada y lo espere, pero eso quedo en duda para mi corta edad y cada vez que él se iba a darle agua a la burra yo me iba con cuidado y lo miraba como se cojia a aquella burra y la verdad me excitaba bastante tanto que yo hacía como que me masturbaba sin saber nada de sexo……

hasta que un día me descubrió que lo miraba y me llamo que viniera donde estaba el y me dijo que si en verdad quería ver de cercas lo que él hacía y bien apenado le dije que no pero él me puso a un lado de él y mire como se cjio la burra y eso me éxito bastante… y me dijo que yo tenía que hacer lo mismo y le dije que no y él me dijo que era de la única manera que yo me haría hombre y si quería que mi verga me creciera del el tamaño que ella tenía era la única forma y me obligo a hacerlo la arrimo a unos ladrillos y me subió a cogerme a la burra que más que cogérmela me embarre de mecos todo mi chilillo y fue así como yo me empezó a coger la burra pero sin saber que era lo que era una vaciada de mecos, tan ignorante estaba que pensaba que era a ella la que le salían los mecos pero tenía que reventarle algo adentro pero como mi pito era muy chico no podía suceder hahaha….

fue hasta como cuando tenía como 13 años cuando ya tenía mi verga más grande y bien gruesa y me empezaban a brotar los primeros bellos cuando un día se fueron todos a trabajar y me dejaron a mí para llevarles comida y me dejaron la burra y cuando mi mama se fue al mercado aproveche a meterle mi verga a la burra, pero con mucho miedo de que regresara y me cachara cuando me fui a llevar comida me fui buscando un arroyo donde nadie me pudiera ver y no aguantaba las ganas de meterle la verga a la burra y fue cuando me baje y me la saque y me puse un poco de saliva en la cabeza y se la metí pero me dio mucho miedo porque me empezaron a temblar mis piernas y lo saque y me fue rápido porque me asuste y pensé que tal vez era porque era de mañana y así bastante calor

Así paso como una semana y no me animaba a hacer nada de nada con ella hasta un domingo que fueron todos a misa y me quede yo porque estaba dormido y desperté y lo primero que me paso por la cabeza que lo podía hacer otra vez con la burra y me encuere y la pues de un lado que no me miraran y así estuve cogiendo por unos 15 minutos cuando sentí la tembladera otra vez y me asuste pero venia acompañada de una sensación muy bonita y seguí dándole duro hasta que sentí como un líquido blanco y trasparente salía de mi verga y venia acompañado de una sensibilidad jamás sentida fue allí cuando creí ser un hombre a mis 11 años hahaha después de esa vez me cojia la burra como 2 veces por día y cada vez que encontraba una oportunidad… después de eso le seguí con una becerra que tenía mi padre y fue lo mejor que me pude haber cogido… después de eso me cojia las gallinas, las perras, yeguas,puercas,chivas…y todo lo que se dejara pero creo que fue una de mis mejores experiencias durante mi adolescencia y si tuviera la oportunidad de hacerlo lo volvería hacer créanme que el que no se ha cogido una animal no sabe lo que se pierde …..

Luego les contare otras historias tengo demasiadas con mis amigos y yo y lo bien que la pasamos culiandonos todas estas hembras nombradas muy pronto les estaré publicando mas ok.

ME CULIE LAS CEBRA DE UN CIRCO

para los panas zoofilicos de la red no se quien lo abra hecho con una cebra pero es rico igual a culiarse una burra y o yegua, resulta que hace 15 días atrás llego un circo acá al pueblo yo no le preste atención hasta que pude ver que tenía 2 cebras madre e hija fue como a las 11 de la mañana viniendo de compra del pueblo pedí permiso para pasar y me dejaron yo andaba montado en mi yegua que la cargaba para el rio bañándola y dándole sus buenas cogida de las cuales ya le había pegado 2 me llamo José Emilio, para los que ya me conocen.

bueno pase y vi las chuchita de madre e hija el cual me puso cachondo son negra y pequeña ambas ajustaditas y de labios muy fino algo increíble pero cierto, EL MORBO ME PUSO A 100 X 100%, con ganas de meterme y cogerlas pero como sabrán allí está todo el personal del circo me puse a hacerme una mente de como haría así que me fui para la casa la cual es un fundo que tengo retirado como a 45 minutos del pueblo allí tengo dos burras madre e hija también las cuales me hacen gozar al máximo cada día creo que soy afortunado así que me despedí y me fui pensando en ellas 2 iba full cachondo pensé en volver a cogerme la yegua por allí mismo pero me dije a mi mismo coge la burra a lo que llegues a la casa así fue el camino me pareció más largo pero llegue al llegar quite la montadura a la yegua y me fui a comer.

bueno terminado de comer le dije a mi mama voy por leña ya casi no hay a bueno hijo me dijo somos ella y mi hermano especial y yo, así que me fui y saque a la burrita la cual ya tiene 4 meses y algo más y le coloque el sillón de madera agarre el machete y agarre rumbo al rio que pasa por los potreros de la casa yo iba más alegre que muchacho comiendo moco y en pleno camino le decía hay amor esta cachuera que me hicieron agarrar las cebras me la pagas tu linda ya retirado pero muy retirado de la vista de la casa solo potreros abrí una brocha y metí a mi burrita la cual iba a gozar un mundo de placer, la lleve debajo de una mata de mamon muy sombría para los dos allí la amarre al tronco en una raíz corte paja para que comiera y disfruta mascando más con mi guevo adentro y dándole duro.

Bueno me quite todo el bóxer ya está todo chorreado de baba me exprimí el guevo y la baba me la unte en todo el guevo ya listo me fui detrás de ella y empecé a acariciarla por las ancas y luego a meterle dedo la verdad les digo ella me hace gozar que jode ya que tiene la chuchita apretadita y calientica y queda sobre saliente en el tronco de mi guevo que gusto esgarre bastante saliva y le puse en la chuchita y termine por ponerme yo,….

Le coloque mi cabeza en la entrada y poco a poco se la fui metiendo hasta cuando ya la tenía hasta mita se encorvo la burra y se lo saque ella se meo al terminal allí en el abre y cierra de su chuchita se lo metí de nuevo que sabroso es sentir esa apretadera que da así hasta llegarle a la mitad allí se volvió a encorvar fue cuando de un solo empujón se lo metí todo solo vi cuando empezó a mascar y volteo para atrás yo me quede inmóvil al sentir los apretones en mi tronco y empecé a darle guevo a meterlo y sacarlo con fuerza ella se hacía para los lado y yo allí pegado en cada envestida que le daba como ya había culiado yo sabía que la iba a culiar por un buen rato se lo sacaba le lo pasaba entre los labio vaginales al cual ella abría y cerraba votando líquidos emblanquecidos los cuales aproveche y restregué en mi guevo y se la metí de nuevo allí fue lo más duro que le di pegado a ella encorve mi cuerpo y arreguinde bien duro a sus ancas hasta que le dije ya siento que voy acabar mami así que me acomode los mas que pude y ella encorvada con las patas abierta yo la agarre duro por las ancas y empecé a llenarle la chucha de leche de la buena termine y allí me eche en su lomo ella solo apretaba su chuchita como una loca y miraba hacia atrás ya al sentir que mi guevo estaba calmado se lo saque ella allí encorvada de patas abiertas empezó a abrir y a cerrar votando líquido y leche luego mea con ambas cosa fue algo rico en verdad es algo que siempre gozo yo con mi burrita y su madre las yeguas y las terneras.
Yo orine me vestí y fui y corte leña amarre se la coloque a la burra y me fui a casa ese otro día me fui al circo otra vez en mi yegua un chamo del circo me pregunta mira chamo tú tienes finca si le dije bueno mira el jefe está pagando para que le bañen las cebras ya que esta noche ellas entran en el acto principal me imagino que tu bañas a tus animales claro que si le respondí pasa hablar con el pase eran las 9:45 am, el tipo me dijo bueno hijo te pago 200 bolos por cada una ok pero como hago bueno las montamos en el cubículos y las llevamos solo tú nos guías y como a las 5 de tarde las pasamos a buscar ok le dije a bueno y te voy a regalar 15 entradas para ti y algunos de tus amigos ok le dije.

Salí con él y busco a 2 de sus trabajadores para que se encargaran de embarcar las cebras yo Salí afuera a esperarlos para guiarlos hasta mi casa yo iba que no me lo podía creer ya mi guevo brincaba de alegría chucha de cebra que plato exquisito exclusivo de áfrica para mí que bueno salieron y comencé a correr la yegua hasta llegar a la casa las cebras eran dócil y muy mansas me dieron jabón esponjas y champú equino para las dos.

Mi mama me dice y eso hijo no nada mama me van a pagar por bañarlas 400 bolívares que te parece muy bien hijo y a donde las vas a bañar hijo bueno al rio dije a ok hijo come primero si tengo hambre en verdad mama, comí repose un rato ya a las 11 las tome a ambas con el bolso de sus implemento de limpieza para irme pero me dije me voy a montar en la madre para ver si no me tumba me monte pero a la verdad era mansa, me fui con ambas al llegar al rio me quite la ropa y me acerque a la madre la sobe y se quedó quieta al llegarle a su chucha levanto su rabo señal que se la culiaban en el circo la hija era como de 3 meses más o menos agarre me desnude me fui a la hija al ponerle la mano atrás brinco y tiro patadas a si le dije conque tu todavía no te han rota ese virgo yo si mami agarre la ate a un árbol que está a la orilla del rio saque una cuerda de amarrarle las patas a las vacas para ordeñarlas y le amarre las patas cuando le puse la mano atrás apretó el rabo ha difícil pero serás mía se lo aparte y le metí dedos ya mi guevo votaba baba solito de las ganas que tenia de culiar les aclaro que en la noche ni en la madrugada culie no me dieron ganas como que mi guevo sabía que iba a estar metido en esas chuchas de cebra bueno me eche saliva y empecé a dedarla con un frenesís hasta que ella se encorvo y se meo ok ya estas me puse saliva y le coloque la cabeza en esa chuchita palpitante abriente la cual me masajeo muy sabroso la cabeza

Luego se la fui metiendo poco a poco que ricura que gozo que apretadita estaba la hija de puta al tenerla a la mita se lo empuje de un solo coñaso ella se encorvo mas algo le chasqueo por dentro y me dolió mi guevo pero me dije ya te jodiste amor te desvirgue allí empecé a meterlo y a sacarlo como loco pero ella casi se iba de lado así que se lo saque y le quite la soga de las patas ella solo abría y cerraba su chuchita votando líquido y baba con algo de sangre me sentí un macho vernáculo me puse saliva otra vez y se lo volví a meter ella solo se encorvo y apretaba mi guevo que calorcito rico que apretadas me estaba dando cosa más grande sentía yo que mi rayas negras con blancos de otro país me iba a deslechar tanto placer y gozo me llevo a un frenesís de loco que no entendía como bueno hasta que sentí que ya le iba acabar hasta que le vacié toda mi leche dentro de su chucha y quede allí pegado hasta que se me enfrió mi guevo la solté y agarre y me tire al rio me di un buen baño y fui y la busque ella todavía con su rabo alzado y el mico chorreante la metí al rio y le di un baño la chucha la tenía como hinchada algo que no le pare como decimos acá bolas.

La saque ya limpia y la puse a comer mire mi teléfono y vi que ya eran las 2:30 así de que me fui y busque la mama y la metí al rio a bañarla cuando la estoy enjabonando le puse la esponja por la cola a lo que ella sintió eso alzo su cola y empezó abrir y cerras esa chucha lo cual me causo otra erección pero como esta ya llevaba guevo si le iba a dar duro para terminar antes de que se me hiciera tarde la eche más a la orilla lave su chucha con la esponja y bastante jabón la enjagüe y le puse saliva mi guevo daba brincos puse saliva y se lo metí de un solo empujón hasta las bolas ella se encorvo y empecé mi faena del meter y saca a todo mi ritmo duro y más duro y más mis guevo chasqueaban en esa chucha hasta que se lo saque ella meo con babas y se lo volví a meter y fue darle y darle paloma hasta que sentí que iba acabar hasta que le eche mis chorros de leche adentro que cosa más rica se lo saque ella se encorvo de nuevo y dijo a votar mi leche con mea con leche, la bañe la saque me vestí ya eran las 3:25 y me fui a la casa más contento que mono comiendo cambur llegue a casa las puse debajo de un árbol le mire la chuchita a la cebrita y la tenía entre abierta y un poco hinchada, me fui colgué el chinchorro comí y luego a descansar mis piernas de la faena del día hasta que se hizo las 5 y llegaron por ella vino el chamo que me dijo que estaban buscando uno para bañarlas mi mama le ofreció café el chamo fue a mirarlas que estuvieran bien limpias cuando me llamo y me dijo verga pana tu si eres un hijo de puta me comiste la chuchita que tantas ganas le tenía que dices le dije si hazte el pendejo yo también cojo las poni del circo las burras y la cebra vieja pero me cogiste a la virgencita cabron a bueno a ti quien coño te manda no culiarla cuando debías bueno el otro señor me llamo pasa algo malo hijo nada solo me pregunto qué en donde las bañe le dije que en el rio bueno me pagaron y me dieron los tiques y bueno fuimos los de casa y repartí en el pueblo tiques y la función de mis cebras por un día ya que en los 2 días siguiente se fueron.

Espero le encante este relato que yo viví ha a propósito hay quienes no creen en lo que nos pasan en nuestra vida de zoofilia por favor atenerse hacer comentarios entonces ok. Hasta la próxima cuando narre más de mi vida zoofilicos.

MI PERRO ME QUITO LA VIRGINIDAD DE MIS DOS HOYOS

El relato que les cuento sucedio hace 10 años y a marcado mi vida por el gusto por ser montada por un perro, actualmente estoy casada y tengo hijos, mi esposo no sabe de mis gustos zoofilicos, sigo teniendo sexo con mi perro, soy su perra en celo, en realidad desde que lo probe no he dejado de hacerlo, nada se compara a ser penetrada por un perro, es el goce maximo que ningun hombre te podria dar

Mi relato comienza cuando fue el dia de mi cumpleaños numero 14, ese dia mis papas me regalaron un cachorrito de pastor aleman por ser mi cumpleaños, era apenas una bolita peluda de carne y me encariñe mucho con el

Cuando llegaba de la secundaria lo bañaba todos los dias, a esa edad empece a notar cambios importantes en mi cuerpo, me empezaron a crecer las tetas y las caderas y como toda jovencita de mi edad comenzaron los calores en mi rajita a esa edad me empece a masturbar, soy hija unica y mis padres profesionistas siempre ocupados en su trabajo o en sus asuntos, por lo que normalmente estaba siempre sola en casa ya que tenia pocas amigas y preferia quedarme en casa, cuando salia de estudiar, me la pasaba viendo la television, ya que a pesar de ser tan cachondita y de masturbarme muy seguido era muy timida con los chicos y nunca habia tenido novio, ansiaba perder la virginidad con algun chico pero, por mi timidez rechazaba a cuanto chico se me acercara

Ya cuando iba a cumplir los 16 años mi perro ya era un gran perro muy fuerte y grande, pero para mi seguia siendo mi cachorrito y lo mimaba igual, en una de esas que lo estaba bañando al enjabonarle por donde tiene su pene, este se salio de su capucha, asomo su verga roja un poco delgada, y me asombre, nunca le habia visto su verga, segui enjabonandolo en esa parte y su verga comenzo a salirse mas de su funda, lo empece a masturbar suavemente y lo que era una verga delgada empezo a crecer y a ponerse bien gorda

Lo veia y no podia creer que tuviera una verga tan grande, pues yo no conocia ninguna verga de hombre pero la de mi perro se me hizo que estaba enorme, deje de hacerlo por temor de llegaran mis padres y vieran al perro con su enorme verga de fuera, pero desde ese dia esa imagen quedo grabada en mi mente que hasta me masturbe pensando en lo rico que seria que mi perrito me rompiera el himen, ya no me pude quitar esa idea de la cabeza, y cada que lo bañaba procuraba acariciarle su verga y sacarla de su funda

Realmente no crei poder atreverme a entregarme al perro, solamente fantaseaba con eso, pero un dia al estarlo bañando y con su verga de fuera, me atrevi a darle unas chupaditas a esa verga que era la causa de mis masturbadas, le empece a lamer todo lo largo de su verga y luego me la meti en la boca dandole una mamada y el perro nadamas jadeaba y se lamia tambien la verga mientra yo se la lamia tambien, me dejo la boca embarrada con sus babas de pronto empezo a escupir su esperma en varias descargas que yo gustosa recibia en mi boca, el perro estaba echado y yo de rodillas, se levanto y me quizo montar pero yo me asuste un poco y me lo quite de encima, aunque yo traia ropa y no habia peligro de que me penetrara

Batalle para quitarmelo de encima pues yo soy de talla pequeña y soy delgada y el perro me superaba en fuerza, con sus patas delanteras se afianzo de mi cintura haciendo movimientos como cuando cojen a una perra, descargo otro chorro de esperma en mi ropa, como pude me lo quite y me meti a mi recamara muy exitada, donde me masturbe por lo caliente que quede al hacer eso con mi perro, en los proximos dias, no dejaba de pensar en eso, ya me urgia probar una verga en mi virginal raja, y decidi que mi perro era muy buena opcion, un dia que se suspendieron las clases en mi escuela, me quede en casa, tenia todo el dia libre para hacer lo que quisiera ya que mis padres regresaban ya casi al obscurecer, y decidi que ese era el dia, meti al perro en mi habitacion y me recoste en la cama con las piernas abiertas, estaba completamente desnuda, empece a acariciarme la raja que empezo a ponerse muy humeda, el perro al oler mi aroma de hembra en celo, arrimo su hocico a mi caliente raja y comenzo a lamerla

En cada lamida que me daba yo me estremesia sentia tan rico, a cada lamida sentia como si una corriente electrica recorriera mi cuerpo, levante las piernas abiertas y ahora sus lamidas abarcaban desde mi ano y toda la raja, yo gemia de gusto y pronto alcance un orgasmo brutal, me acoste en el suelo y empece a mamarle la verga que pronto estaba bien grande, que hasta me dio miedo continuar, pero me puse en cuatro patas y se monto arriba de mi, con la punta de su verga me daba piquetes en el ano porque no me alcanzaba, entonces puse unas almohadas en mis rodillas y con eso mi raja quedo a la altura de su verga, hizo algunos intentos fallidos pero en una de esas, que me entra su dura verga en mi rajita virgen, rompiendo el himen y penetrandome con brutalidad, me dolia, me estaba lastimando, con sus patas delanteras me tenia bien agarrada lastimandome con sus uñas en mi barriga y en los costados, yo trataba de qutarmelo pero era muy fuerte y me tuve que doblegar a el, tuve que aguantar sus brutales embestidas fue cuando senti que me entro su bola, sentia toda mi rajita estirada al maximo, que rico sentia al estar abotonada con su bola, se quedo quieto un momento sin moverse, estaba literalmente pegada con el perro, como se quedan pegados con las perras

Paso una pata por encima de mi cuerpo y quedamos pegados culo con culo, yo no queria que se saliera por lo que cerre las piernas lo mas que pude y aprete mi raja, sentia como por mis piernas resbalaba su esperma que salia por la comisura de mi raja y tuve un orgasmo muy rico, en eso comenzo a jalar y a caminar con su verga pegada con mi raja que hasta me arrastro unos metros,

Tuve que aflojar las piernas para que se saliera y dejara de arrastrarme, de un tiron saco su verga y de mi raja broto un rio de su esperma revuelto con un poco de sangre por la desvirgada, se echo al suelo y comenzo a lamerse la verga, que al verla me sorprendi de lo grande y gruesa que era, nunca se la habia visto asi de grande, y pense hmmm todo eso se comio mi rajita, yo todavia seguia caliente, y me segui masturbando, en un rato el perro se recupero y yo me volvi a poner en poscion de perrita, olvide ponerme los cojines en mis rodillas para quedar a la altura del perro, me monto nuevamente y trataba de penetrarme pero su verga le daba piquetes a mi culo, yo sentia eso muy rico, por lo que lo deje que siguiera , pensando que mi culito era muy apretado para que pudiera penetrarlo, con mi mano le acomode la verga en la entrada de mi culo y en una embestida, que me ensarta por el culo, sin mucha dificultad como yo creia

Llore de dolor, fue brutal como me rompio el culo con semejante vergota, pero me aguante y trate de disfrutarlo, me cojio por el culo hasta que derramo su esperma en el interior, cuando se salio, quede rendida, ese dia mi perro me habia quitado la virginidad de mi raja y de mi culo, yo estaba feliz pero muy adolorida, tenia arañada toda la espalda y los costados, tarde varios dias en poderme reponer, ya que me dolia el ano y me sangraba, pero ya que paso, no dude en hacerlo nuevamente y fui su perra

Al año de eso lo atropellaron y murio, senti tanto su muerte… Con el tiempo me hice de otro perro y tambien fui su perra pero las cojidas que me dio mi primer perro no las supero este, con el tiempo me case y me olvide un tiempo de mis inclinaciones zoofilicas, tengo seis años de casada y dos hijos y hace 2 años que tenemos una mascota en casa es un perro labrador que desde que lo compramos cuando era cachorro, desperto nuevamente mis instintos y ya que crecio, tengo poco mas de 6 meses que comence a tener relaciones con el y lo disfruto mucho, he tenido mucho cuidado de no despertar sospechas en mi marido, ya que el perro a intentado montarme u olfatear mi raja cuando esta mi esposo presente

A el le causa gracia, pero si supiera lo que he echo con mis mascotas, seguro que no lo entenderia y la verdad no pienso dejar de hacerlo, creo que todas las mujeres que han tenido sexo con sus perros me daran la razon, que una vez que lo pruebas y te gusta, es imposible dejar de hacerlo a lo mejor lo dejas por algun tiempo pero cuando se presenta la ocacion afloran los instintos