CENA DE GALA Y ALTA PASION

Entre al baño en uno de los privados, cuando entraron dos compañeros que alcance a reconocer por sus voces, quienes comentaron, ya viste que chulada de mujer tiene Manuel, y no se dio cuenta como se le ofreció al jefe, que sin ningún miramiento le pidió las nalgas en sus narices y ella aceptó, y con el pretexto de bailar le pidió permiso y él en forma por demás pendeja le dijo que sí, sin imaginar que era para que se chingaran a su vieja. Se me revolvió el estomago al escuchar los comentarios sobre mi vieja.
Continuaron con su platica, bueno es que la señora deja muy poco a la imaginación, con ese vestido sugerente que trae, si a mi me da la oportunidad también me la cojo, y no solo una vez, sino todas las que me aguante la verga parada. Pues sí amigo, con ese vestido deja entrever la mitad de sus tetotas y se le marca completamente el pezon, y se ve que están a punto de escaparse de ese vestido, y la espalda la trae toda descubierta con ese escote que le llega a donde comienzan sus nalgotas, y además esta entallado lo que la hace ver mas pompuda, y con las aberturas a los lados resaltan sus piernotas que estan riquisimas, pero eso no es todo, te fijaste como primero al bailar el cabrón del jefe le metía las manos agarrándole las nalgas y restregandole su verga, y ella muy modosita se le repegaba para sentirla. Y como la pista estaba semioscura le masajeaba las tetas y le estaba poniendo una cachondisa. Yo creo que en estos momentos debe estar a punto de cogersela, sino es que ya se la esta chingando. Enseguida salieron, y cuando me disponia a salir escuche voces y me quede quieto, entro en ese momento el jefe con mi señora, y se metieron al privado de al lado, y enseguida le ordeno a la putona de mi vieja que le mamara la verga, ella obediente le bajo el cierre y se la saco diciendole la tienes más grande, larga y gorda de como la senti cuando bailabamos, se ve riquisisa, esta muy sabrosa le dijo cuando se la empezo a mamar y lenguetear, se la engullo toda en su boquita y sobandole los huevos y también mamandoselos le dijo esta super, ya me anda por sentirla completita en mi panocha, el agarrandola de la cintura le levanto una pierna en el retrete y empinandola le dijo hay te va mi verga, tomala y en un solo empujon e la dejo ir, ella suspiro y le dijo la tienes riquisima, damela toda, jodeme la panocha, la tienes ardiendo en deseos de sentirte, que me hagas tu mujer, que me hagas tu puta. Debo decirles que no le costo trabajo al jefe enchufarsela porque, con el pretexto de que se le viera bien el vestido, no se puso brasier, ni calzones, y con las aberturas de su vestido, desde cualquier angulo se pueden contemplar y disfrutar sus tetas y nalgas. Además desde que estabamos en el salón, ella ya había llegado media caliente, porque cuando ibamos camino a la cena, se acomodo en el carro y abriendo las piernas me iba enseñando su panocha y me preguntaba que como la veía, le dije que se veía muy buenota, y cualquiera que la viera se le paraba la verga. Ella dijo, hay papi, no es para tanto, lo que pasa que estas ciego, le dije no, estas muy rica y sabrosa, además de verte apetecible, y pasandole la mano por su raja pude percibir ese liquido que le sale cuando anda deseosa de verga. Y cuando estabamos en la mesa, me susurró al oido, ando deseosa de coger, de que me cojan, yo todavía en broma le dije, vienes muy rica, muy putona, cualquiera que te vea te va tirar la onda y no vas acceder, ella expresó, pues el primero que me diga le aflojo las nalgas. Dentro de la cena y entre tres o cuatro copas, ella me comentó al oido, fijate que creo que ya encontré verga que me enfrié, y es la del jefe, porque me repego su pierna, yo se la empuje y el la arrimo más, y sin que te dieras cuenta bajo la mano y me agarró la pierna y la empezó subir hasta sentir mi panocha escurriendo, el muy cabrón ya me metió el dedo en mi raja y se dio cuenta que no traigo calzones, en fin vamos ver que pasa.
Cuando llegamos a casa me dijo, hoy llueve sobre mojado, porque traigo la panocha llena de leche del jefe, no te creo le dije, pues mira te cuento, con el pretexto de sacarme a bailar me llevó al baño de los hombres, donde me pidio que le mamara la verga, la tenia grandota, gruesa, tiesa y cabezona, llena de venas a punto de reventar, se la mame así como lo hago ahora con la tuya, desde la cabeza hasta los huevos, pero mamame la pucha quiero que sientas como escurren los mecos del jefe, me lleno de leche con tres palotes que me metió, efectivamente, al masajearle su raja brotaba un liquido blanquecino de su papaya que estaba enrojecida de los piquetes que habia recibido, yo sobandole con ternura y delicadesa su panocha, veia como salian chorros de leche, y cuando me diponía a cogermela, me dijo, hoy tu verga va entrar sin problema como cuchillo en mntequilla, porque mi culo esta aguado y bien cogido por la verga de tu jefe, que la tiene riquisima, y sino te molestas, quiero permiso para invitarlo a la casa, tomar la copa y que me coja en nuestra cama, quiero volver sentir su pitote en mi pucha, me dejo ganosa, yo le levante las patas, le acomode una almohada en sus nalgas, le apunte mi camote a la entrada de su raja, metiendole la cabeza de mi verga, le dije, que mes estas diciendo, que me des permiso de coger con tu jefe en nuestra cama, quiero ser su puta, y sin mayor miramiento le enterre mi verga de un solo movimiento, ella dijo, si papi, cogeme rico, dale una buena joda a mi panocha, chingala, enfriala quitale lo caliente, porque me ha convertido mi culo en toda una putona, que quiere ande sin calzones por la calle, con ganas de enfriar a cuanta verga se me atraviese y me la ofrezcan, yo con gusto les doy las nalgas para enfriarlas, y sacarles los mocos de sus huevotes. Con tales expresiones mi verga se puso más tiesa, y como ariete de guerra entraba y salia del culo de mi vieja, que gritaba, cogeme rico, porque tu jefe me dejo caliente con ganas de más verga. Estuvimos cogiendo hasta casi al amanecer. No cabe duda, me toco una esposa muy caliente, muy puta, no se conforma con la leche de mi verga, siempre esta en busca de más vergas que sobar y enfriar. La calentura de mi vieja ha provocado, que varios machos de la colonia le hayan dado verga y que llegue escurriendo de semen en sus lindas piernas y que me digan por la calle, cuando quieras refuerzos amigo, nuestras vergas están disponibles.

Ya me hice a la idea de que mi mujer nació para enfriar varias vergas. Espero sus comentarios y sugerencias par atender mejor la panocha de mi señora.

Acerca del autor
Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *