Una paja fenomenal….

Buenas, hoy voy a narrar una historia de autosatisfaccion, ya que aunque uno este casado, siempre nos hacen falta esos momentos a solas para despertar nuestra lujuria y autosatisfacer nuestra mente y cuerpo con los deseos reprimidos y que no se realizan con nuestras parejas.

Todo empieza una tarde solitaria en la casa, veo la TV, pero no hay nada bueno que ver, yo solo en mi cama tengo mi mano metida entre mi boxer y mientras paso canal a canal, con mi mano empiezo a masajearme mi verga junto con mis guevas y me comienza una exitacion monumental, entonces pienso “es el momento de pajearme”, pero no quiero lo normal de masajearmelo, regarme, luego limpiarme y ya; quiero algo fuera de lo comun, asi que me levanto y lo primero que hago es buscar una pelicula porno y colocarla en el DVD, luego voy al baño y descuelgo un espejo grande que tenemos y lo llevo a la habitacion y lo recuesto en la cabecera de la cama, busco en el escaparate de mi esposa algun objeto que me pueda servir para uno de los propositos que mas adelante lo sabran, saco el tubito de lubricante de mi mesita de noche, con toda la paciencia me desnudo por completo y me recuesto en la cama observando la peli porno por un rato y mi verga empieza a crecer cual mastil de barco, me deleito por un ratico viendo la clavada de que le dan dos tipos a una mona espactacular en la pelicula, le dan de todas las forma, por todo lado y en todas las poses imaginadas, mientras me sobo muy suavemante mi verga con mis manos y la impregno del fluido seminal que expulsa por la punta.
Ya bien excitado me pongo con las piernas bien abiertas en la pared de la cabezera y como lo podran recordar hay puse el espejo, o sea que puedo verme desde mi orificio anal, pasando por mis bolas y hasta la punta de mi verga…
Con esta vista mia, la excitacion crece y empiezo a masajearme la verga y con el fluido que expulsa me restriego todo, las guevas, toda la extencion de mi tronco y con unos de mis dedos tambien juego con mi orificio anal y obviamente observando este rico expectaculo por el espejo que me da la mejor vision de ese momento de fantasia; mientras escucho y veo de reojo la pelicula, paso al siguiente momento de calentura y destapo el lubricante, saco una buena cantidad y la unto en toda mi verga y hasta mi entrada anal, la cual cuido bien de dejar bien lubricada y con uno de mis dedos empiezo a introdurcirme y el lubricante ayuda a que este resbale bien entre las parades de mi culo y se meta todo y empiezo a realizarme una autoclavada y con mi otra mano masajeo mi verga, guauuuuuuu que sensaciones la que siento y que ricura este momento, despues de unos cinco minutos estimulandome siento que estoy listo y quiero massssss….
Entonces cojo un cepillo de cabello que si recuerdan lo saque del escaparate de mi esposa, el cual tiene un mango redondo de mas o menos un centrimetro de diametro, lo unto todo de lubricante y adivinen???, lo llevo a la entrada de mi culo y con mi esfinge ya relajado y abierto por el juego realizado por mi dedo, le apunto al centro y empiezo suavemente a introducir este artefacto en mi cavidad anal, cuando llega al tope, yo entre excitado y sin creerlo siento como ese palo de unos 22 centrimetro de largo esta todo introducido en mi culo y siento la punta punzando lo mas profundo de mi entrañas, hay dios mio estoy que reviento…
Por supuesto no olvidaran el espejo, por lo cual no me he perdido ninguna imagen de mi autoculeada, asi que ahora con mi mano derecha empiezo a mover la piel de mi verga con mas vehemencia y queriendo ya botar el semen que se represa en el interior de mis bolas, y con la otra mano cojo el consolador casero improvisado y lo muevo imitando un mete y saca que me lleva al cielo, el fluido seminal que es expulsado por la punta de mi erecta verga lo recojo y me lo unto por el cuerpo, primero mis pezones, mi pecho, mi vientre, mis bolas, en fin. Mi verga sigue bombeando bastate fluido y yo sigo jugando con el y en algun momento de mi gran excitacion llevo con mis dedos ese fluido a mi boca y me deleito con el sabor de mi esperma, que es bien trasparente y espeso, ayayayayayayayayayayyyyyyyy, enloquesco conmigo mismo y sigo viendo por el espejo la clavada que me ofrece ese cepillo por el culo y como entra y sale de este sin dejar de darme una satisfaccion del otro mundo, creo que llega la hora y subo aun mas mis piernas contra la pared y dejo mi verga casi enfrente de mi cara de lo arqueado que me encuentro, levantando al maximo mis caderas y sigo manipulandola pero esta vez si con ganas de que expulse todo lo que tiene reservado, me dejo mi consolador todo introducido y me masajeo mi verga con ambas manos, el momento cumbre esta por llegar, no aguanto mas… mis manos aprietan con vigor pero a la vez con la excitacion que ese momento conlleva y ahhhhhhhhh……. sale de mis entrañas un chorro de semen que se impregna desde mi vientre hasta mi barbilla y yo manipulo mi palo al maximo hasta ver que no sale una gota mas de mi verga y me empiezo con toda la excitacion que aun expulsa mi mente y cuerpo a restregarme ese liquido espeso y blancusco en todo mi cuerpo sin medir reparos, paso mis manos y regojo estos liquidos y los unto por mi pecho, mi cuello, lo restriego en mis bolas y por todo el tronco de mi verga aun erecta, entonces hagarro el consolador improvisado insertado todavia en mi culo y lo saco lentamente sintiendo ese palo salir centimetro a centrimetro de mis entrañas, por el espejo veo el agujero abierto que me ha quedado despues de semenjante violada que le he hecho a mi culo, regojo algo de semen que todavia tengo y lo llego a ese hoyo negro para tratar de introducirlo en el, me palpita la verga de la excitacion, y llevo mis manos llenas de estos fluidos directo a mi boca y me saboreo todo chupando dedo x dedo y sintiendo el sabor de mi semen, lo cual me excita al maximo…
Descanso por unos segundos y observo que mi verga aun no pierde su explandor y me la comienzo a menear, pero esta vez con un desenfreno descomunal, como queriendo despellejarla y no tardo en pegarme la segunda corrida en menos de nada y este chorro llega directo a mi cara de la fuerza que llevaba y la vuelvo a restregar, pero esta vez solo en mi cara e incluso absorbo buena parte de estos fluidos y los trago sintiendo ahora si esta espesa masa pasar por mi garganta, dirigiendose a mi interior “esto de tragar mi semen no es nurevo, ya que con una amante lo practique y me gusta experimentarlo”. En fin, sigo recorriendo mi cuerpo con las manos llenas de semen y hecho una ultima ojeada por el espejo a mi culo y llevo un dedo a el para masajear y diluir el fluido seminal que aun tiene en su entrada, todo mi cuerpo se empieza a poner pegachento ya que el semen comienza a secarse, asi que doy por terminada mi paja y me levanto, llevo el espejo de vuelta al baño e ingreso a la ducha… Espero les haya agradado este relato que es real, me gustan solo las mujeres pero la autoestimulacion es muy relajante y placentera, ya que uno puede realizar y hacer lo que el momento le indique, gracias…

Con mi hermana gemela y con papá

Como ya conté en mi relato anterior, mi primera experiencia sexual fue lésbica.

Mi hermana gemela y yo seguíamos teniendo sexo lésbico con frecuencia, pero ambas coincidíamos en querer seducir a papá, lo habíamos espiado varias veces en el baño y eso nos ponía muy calientes.

Un día nos decidimos pero quedamos en que primero sería una de nosotras la que intentara tener algo con él.

Papá estaba viendo una película en su habitación mientras nosotras estábamos en la nuestra, ingrese a su cuarto y le dije que si podía quedarme un rato con el ya que mi hermana estaba dormida, el no le vio problema y me invito a acostarme a su lado. Intencionalmente yo solo tenía puestos unos pantis y un pequeño top. Me arrope hasta el ombligo y comencé a tocarme mi cosita con suavidad para que papi no viera, pero yo buscaba que mis pezones se endurecieran y así sucedió. Cuando estaban muy duros le dije a papi: papi por qué se me ponen así los pezones y el algo sonrojado por la incomodidad de mi pregunta me dijo: a las mujeres en ciertos momentos se les colocan así y como tu estas cambiando de niña a mujer es normal. Yo no dude un instante y me subí el top descubriendo mis téticas y le dije: siento como un cosquilleo pa’ siento raro. ¿te parecen lindos mis senos? Papá me dijo que me cubriera que no estaba bien que yo me desnudara a su lado. Pero yo le dije que no me daba pena que él era mi papá y que cuando estaba más chica el me veía desnuda para bañarme, que era normal. El me dijo que no porque yo ya era una mujercita y el era un hombre y había que respetar la intimidad.

Me baje el top y le dije; papi como es muna erección?

El se incomodo y me dijo que hablara de esas cosas con mamá. Yo le dije que quería ver un pene que si me enseñaba el de el y me dijo: claro que no, tu eres mi hija y eso no esta bien. Entonces le conté que habíamos visto una peli de sexo la otra noche y que me había excitado, me dijo que no estaba bien y que me fuera a mi cuarto.

Salí de la habitación y en el pasillo me desnude y volví donde papá y le dije: papi ya soy una mujer y quiero que tu me enseñes de sexo, prefiero contigo que con extraño, papá me dijo que no podía ser que éramos familia y que no se podía, pero pude notar que su pene sufrió una pequeña erección, entonces le dije, pero te gusta pa’ por que mira tu pene y coloque mi mano sobre su bóxer y el me la retiro, entonces tome su mano la coloque en uno de mis senos diciéndole: papi hazme tuya, enséñame y lo bese, el se acerco a mi oído y me dijo: será nuestro gran secreto, yo le dije: el de los tres porque mi hermana también te desea, te espero en 5 minutos en nuestro cuarto, le di un beso y me fui a mi habitación. Le dije a mi hermana que se desnudara y ambas nos quedamos desnudas sobre la cama, creíamos que papá no vendría, pero al poco lo vimos de pie en la puerta del cuarto nos miraba sonriendo. Se acerco a nosotras y se quedo parado junto a la cama, entonces mi hermana se acerco a el y le bajo los bóxer dejando su miembro al aire libre, cuando iba a decirnos algo mi hermana le dijo: no digas nada papi, solo disfrutemos y enseñanos.

Ella se metió el pene a la boca y comenzó a chuparlo como habíamos visto en la película, yo le dije si lo hacemos mal dinos como papá y me coloque al lado de mi hermana y entre las dos chupábamos su pene, sentí un sabor delicioso en mi boca, no podía creer que estuviera mamando a mi edad. Me acosté en la cama y le dije a papa: ahora te toca a ti somos tuyas.
Papá comenzó a lamer mu chocha y mi hermana chupaba mis tetas mientras yo le tocaba su rajita, luego cambiamos para que papá también chupara a mi herma, después me acosté y le dije: papi llego la hora méteme tu chimbo, quiero ser tu mujer. Papa coloco la cabeza de su pene en la entrada de mi raja muy mojada y comenzó a meterla muy despacito, yo sentía un dolor mezclado con placer cuando me di cuenta toda la verga de papa estaba dentro de mi y comenzó a bombear a meter y sacar, el dolor se esfumo y sentí un gran placer por primera vez en mi vida.

Luego de un buen rato saco su verga y se puso al lado de mi hermana, le metió su verga haciéndola sangrar al igual que conmigo y al momento estaba dándole unas clavadas geniales, yo me besaba con mi hermana y nos chupábamos y tocábamos las tetas.

De pronto papá saco su pene y llenos las tetas de mi hermana de semen, yo me acerque a el y comencé a lamer su chimbo y el sabor de la leche me encanto, asi que me puse a lamer el semen sobre las tetas de mi hermana, y lo compartía con ella pasándoselo de mi boca a la de ella.

Nos quedamos acostados los tres un rato y luego le dijimos a papi que le daríamos un show, que no podía participar y comenzamos a tener sexo lésbico. Mientras mi hermana y yo nos chupábamos nuestras conchas en un delicioso 69, papá se masturbaba mirándonos, nos dijo que nos metiéramos deditos en el culo y lo hicimos con cautela, que delicia, ambas chorreamos nuestros líquidos en la boca de la otra y nos fuimos a esperar la leche de papá para tomárnosla toda. Después de esto papá nos dio a cada una un dulce beso y antes de irse a su cama nos dijo: de ahora en adelante serán mis mujeres, sonreímos y yo le dije: nuestro cuerpo es tuyo cuando quieras, somos tus putitas.

Esa noche mi hermana y yo dormimos denudas y abrazadas, a la mañana siguiente llego nuestra madre a recogernos, cuando llego estábamos dormidas y nos despertó unos gemidos que escuchábamos, eran nuestros padres teniendo sexo, espiamos y pudimos ver a papa enculando a mamá y ella le decía: nadie me culea como tu, nadie me hace sentir como tu.

Nos fuimos a nuestra habitación para respetar su intimidad pero acordamos pedirle a papi encularnos cuando volviéramos.

Ya les contare como siguió esta vida sexual con papá y como tuvimos sexo con mami.

Tanto me abrieron por atras que mi marido me dejo

Hace algunos años luego de haber sentido un quiebre en mi vida producto de haberle puesto los cuernos a mi marido luego de 22 años de casada y de haber recibido una buena tunda por parte de él, necesite compartir esa experiencia. La compartí con ustedes en el relato “Me vio llegar sin bombacha”, tal vez para disimular el miedo que me invadió luego de aquello. No solo miedo a mi marido y a su cinto, si no, más aun a mi hambrienta concha que pedía a gritos la solidez y autoridad de las vergas urgidas. La posesión que había hecho de mí ese verdulero me hacía sospechar que yo había buscado y encontrado que un hombre me amara de esa manera: partiéndome a pijazos, insultándome, buscando de mí la sumisión que suele alojarse en los pensamientos calientes de las amas de casa aburridas.
Desde esa aventura pasaron años, otros hombres me dieron sus pitos hasta que hace 5 meses una mañana de Invierno mi marido sospechando de mi comportamiento se quedó escondido en el patio de casa y apareció en la cocina para sorprenderme en 4 patas con un vecino resoplando a mis espaldas.
El final es más breve, me cago a cintazos, le dio una paliza a mi vecino, agarro sus cosas y se fue de casa.
Nos divorciamos, casi vamos a juicio por la división de bienes. Mi abogado me reunió una tarde y me transmitió la oferta de mi exmarido, aparentemente y según mi abogado habían ciertos negocios turbios en la fábrica donde él trabajaba (robos de maquinarias, etc.) que mi ex necesitaba ocultar. En definitiva me ofreció una cifra muy importante y una camioneta con la condición de que me vaya de la ciudad.
Por supuesto me pareció una excelente propuesta. En el inventario no había perdidas, Mis dos hijos ya grandes viviendo en Italia donde estudiaban para recibirse y comenzar una vida allí, la posibilidad de cumplir el viejo sueño de vivir en la Patagonia, la saludable opción de dejar el barrio donde obviamente todo se sabía y donde era vox populi que andaba putaneando a espaldas de mi marido. Era un buen horizonte el que se me abría.
Mientras preparaba todo para emigrar empecé de nuevo a recordar y garabatear recuerdos, plasme en papel La paliza que me dio en aquel entonces mi marido por el affaire con el verdulero, sin embargo, no me atreví a publicarlos, en cambio, si escribí y compartí varios recuerdos de mi adolescencia y el entorno donde crecí, en esos recuerdos me reconocí tal como fui ese mediodía en la verdulería y me asombraron los raros 20 años de esposa fiel. Aunque con sinceridad debo decir que cuando mi marido venia caliente me dejaba culo para arriba a pijazos limpio. Es verdaderamente un hombre rudo, bien dotado y déspota. Con él no era “vamos a coger” era “te voy a coger” Cuando estaba alzado venia encervezado y me daba para que tenga, me culeaba, me nalgueaba, me escupía, me insultaba, me montaba como a una yegua tirándome de los pelos y más de una vez terminaba meándome el orto o la espalda.
Dos meses después del divorcio compre a través de una inmobiliaria una pequeña pero cómoda y coqueta casita en un pueblo de la zona montañosa de la cordillera argentina e inmediatamente en la camioneta puse rumbo a mi destino.
Llevaba el propósito de disfrutar de eso que estaba en mi condición, en mi historia y de lo que nunca volvería prescindir. En pocas palabras tenía la intención de mantener mis agujeros lo más lustrados posible.
Aquí me debo detener para desalentar a los que suponen que por ser puta una debe ser hermosa, despampanante y deseable… La verdad nada de eso soy, soy de rostro vulgar, media gorda, no tan alta, con tetas caídas y con anteojos.
La verdad no es salir a la calle y al ratito conseguir una pija.
Pero siempre hay algún tipo que se quiere sacar la leche y no anda con muchas exigencias.
Aunque esto parezca un despropósito es verdad y a mí no me afecta. Pueden decir lo que quieran pero pueden estar seguros que ese tipo que me pone en 4 para sacarse la leche, en el momento de bombearme me está amando y yo al sentirlo bufando y babeándose arriba mío lo amo como al ser más maravilloso del mundo.
Casi 3 días tuve que manejar para llegar al Pueblo donde ahora vivo, unos 2000 kms de la ciudad de Bs As donde vivía. La primera noche pare a dormir en un hotel cercano a Bahía Blanca, un parador de camiones sobre la ruta donde suelen pernoctar viajantes y choferes de camiones. Cenando en la pequeña fonda de este hotel conocí a Rosendo, acompañante de un camionero brasilero que se dirigía a Ushuaia a cargar artículos eléctricos. Rosendo tenía 34 años era algo morocho corpulento y algo desaliñado. El cenaba en una mesa al lado de la mía y me pregunto en un portoñol entendible que ciudad era esa, se lo dije y cambiamos algunas palabras sobre viajes y destinos, me pregunto si podía sentarse conmigo para no comer solo y acepte inmediatamente y con gusto, yo tampoco quería comer sola.
Me conto que era el acompañante de un camionero, que venían de fortaleza en Brasil, que hacia 7 días que estaban viajando. Yo le conté que recientemente me había divorciado, que me estaba yendo a vivir a la montaña. Los temas se fueron haciendo más personales y no nos dimos cuenta que las horas habían pasado y que estaban por cerrar la fonda.
Salimos a la playa de estacionamiento y caminamos juntos, la conversación fue haciéndose más íntima y Rosendo me dijo de pronto:
-¿Sabes Dolores? Lo más difícil para mí en estos viajes es soportar la necesidad de esta y se agarró la pija sobre el pantalón.
-Pee…rroo dije yo asombrada -yo creía que los camioneros siempre tenían mujeres dispuestas a satisfacerlos.
– Es que yo soy acompañante simplemente, mi patrón en estos momentos se está tirando a una de las putas de aquí en el camión. Yo lo máximo que puedo conseguir es una chupada en algún lugar oscuro.
Yo no podía creer lo que estaba pasando, ese brasilero me estaba confesando que tenía leche hasta en la mandíbula y me lo confesaba a mí que anhelaba bajarme la bombacha para que me abran como a una nuez.
– Ayy. Pobre Rosendo. Si yo pudiera hacer algo por ti. Le dije clavando mi mirada en su bragueta.
– Dolo… Lo único que me atrevo a pedirte es que me dejes abrazarte para sentir el calor de una mujer.
Le sonreí y lo abrace, él se apretó a mi e inmediatamente sentí su poronga dura contra mi ombligo, pensé en ese hombretón que era tan alto que me podía coger por el ombligo de parados.
Lo que iba a suceder empezó a pasar nos besamos me manoseo las tetas, me apretó las nalgas, le palpe la verga, nos chocamos las lenguas. Me dijo te quiero culear, le dije que sí. Le dije que fuéramos a mi habitación, en cuanto entramos, me agarro las nalgas y me beso con toda su lengua, me dijo
– Mañana vas a tener que manejar parada porque te voy a despatarrar a chotazos.
– ¿Me vas a dar duro Rosendito, te gusta darnos duro a las gorditas calientes como yo?
Me bajo el jogging que tenía puesto y me saco la remera dejándome en tetas.
– ¿Sabes que dicen? me dijo – que las gordas son putonas tragavergas… ¿Sera cierto?
Y me sentó en el piso apoyándome la espalda contra la cama. Yo quede prácticamente debajo de sus piernas se desabrocho el pantalón se lo bajo y saco su verga grande, dura y venosa. Se la contemple unos segundos hasta que la agarro con su mano y me la clavo en la boca. Rosendo me estaba gastando la boca a vergazos.
– Trágamela puta. Me decía
Después de un rato de cogerme por la boca me dejo la concha ardiendo de tanto bombearla.

Se despertó una ahora antes de que su camión partiera, para romperme bien el orto y llenármelo de leche…
Me nalgueo, me hizo gritar, me recordó muchas veces que a las gordas putas como yo hay que pintarles la caca de blanco.
Luego Rosendo se vistió y se fue.
Me quede en la cama del hotel culo arriba viéndolo irse.
Sentí el culo abierto, me tire un pedo lechero, me quede dormida.
Al mediodía me desperté cuando fui a pagar vi que la mucama entro a la habitación para hacer el control.
Cuando estaba en la camioneta vi que la mucama hablaba con el conserje, me miraban y se reían.
Ella le habrá contado sobre esas manchas en las sabanas.

¡Papá! ¿Pero que haces?

¡Hola mis amores! Muchos me han pedido que les narre la vez que tuve sexo con mi propio padre, sí, soy una chica muy incestuosa; amo a mi hermano, con él lo he hecho infinidad de veces (aunque ahora no porque el ya no vive en mi casa), también mis seguidores saben que con la primer persona con la que estuve en la cama fue con mi tío Gerardo, pero vale los complaceré con esta experiencia que sucedió hace 2 años, les recuerdo que ahora tengo 19 años, de igual forma si quieren seguirme en twitter para estar más en contacto búsquenme como PaulinaTraviesa
Esta loca experiencia empezó cuando yo regresaba de la prepa, mi cajón con mi ropa interior siempre estaba movido, mis tangas estaban mal puestas, de igual forma mis cacheteros, y mis panti, eso se me hacía muy raro, pero siempre le hallaba explicación pensando en que mi madre había ido a revisar para ver si no encontraba nada extraño (ya saben algo de drogas)
En fin, no le daba mucha importancia, sin embargo mi padre si me miraba de una manera muy rara, cada que pasaba frente a él, sentía su mirada libidinosa, me miraba las nalgas, o cuando me abrazaba me pegaba a el de una manera bastante cachonda, no me incomodaba, mi hermano ya me había dicho que mi padre me deseaba, pero no quería creerle, cuando salía de bañarme mi padre me hacía bromas de querer jalar mi toalla o levantármela, pero yo lo veía muy normal, él es un hombre bastante atractivo, en ese entonces él tenía 36 años, ya con algunas canas, pero que lo hacían lucir maduro e interesante, siempre ha sido delgado, pero no lo había mirado con deseo.
Una ocasión al salir de bañarme, olvide la tanga que me había quitado ese día sobre el retrete, al darme cuenta de ello, regrese al baño y me lleve una gran sorpresa, al entre abrir la puerta pude ver a mi padre oliendo mi tanga, metiéndosela a la boca, pasando su lengua por aquella prenda, en lugar de enojarme me excite mucho, ¿era verdad que mi padre deseaba estar conmigo?, ¿o sólo era un fetichista?, continué viendo aquel espectáculo, fue cuando mis ojos se abrieron de la impresión al ver como mi padre sacaba su enorme fierro (la verdad se me antojo comérmelo en ese mismo instante), y comenzaba a masturbarse con mi prenda íntima, no pude más y comencé a masturbarme mientras observaba aquel show, sin embargo decidí retirarme para que no se fuera a dar cuenta, al entrar a mi habitación corrí hacía mi tocador, saque mi dildo y me acosté en la cama para perforarme con aquel objeto pensando que era la verga de mi padre, fue increíble la manera en que deseaba ser fuertemente perforada por su fierro, y tuve un orgasmo bastante delicioso, al terminar, me vestí y fui al baño para recoger el fetiche de mi padre, mi sorpresa fue mayor al notar que mi padre había intentado limpiar su semen de mi tanga, pero no lo hizo bien, así que le ayude un poco con mi lengua, a partir de ese día decidí seducirlo, dejaba a propósito mi ropa interior en el baño, me vestía con shorts diminutos, a veces sólo salía en camisón cuando estábamos solos, o con baby doll para lograr excitar a mi padre.
Lo estuve seduciendo por alrededor de mes y medio, una tarde en la cual nos encontrábamos solos hice lo mismo de dejar una de mis tangas en el baño después de bañarme, espere a que el entrara como siempre por su regalo y deje que pasaran algunos minutos, después me hice la desentendida y al entrar al baño me hice la sorprendida, mi padre tenía una cara de susto, me metí y cerré la puerta.
-¡Papá! ¿Pero qué haces?- dije toda decepcionada de él (obvio yo deseaba verlo así)
-¡Hija!, no es lo que crees- respondió muy nervioso, pero no quitaba mi tanga de su rico pene
-¿Entonces qué es?- yo seguía en mi papel de hija decepcionada
-¡Perdóname!, no le digas a tu madre, hago todo lo que quieras-
-¿Lo que yo quiera?-
-Si hija, lo que tú quieras, pero por favor, que ella nunca se entere-
En eso retire mi toalla, me acerque a su enorme me puse de rodillas y le dije:
-Entonces hazme tuya-
Posterior a eso, quite la tanga, me la puse en la cara, luego tome el fierro de mi papá y lo metí lentamente a mi boca, disfrutando cada centímetro de la verga que me había creado, voltee a ver a mi padre, él tenía una enorme cara de sorprendido, pero se le notaba lo excitado que estaba, así que seguí tragándome ese enorme trozo de carne, pero no espere su reacción posterior
-¿Estás loca?, ¡Eres mi hija!- y me jalo del cabello hacia atrás
-¿Yo soy la loca?, ¿Quién es el que se masturba con mi ropa interior?-
-Lo siento hija, no puedo hacerte esto-
En eso me voltee hacia el lavabo y me incline dejando a la vista mis nalgas y mi panochita caliente
-¡Vamos!, ¡Penétrame duro papi!, ¿O prefieres que se entere mi madre?-
No paso mucho cuando empecé a sentir su enorme fierro entrando por mi conchita
-¡Ni hablar, saliste igual de puta que tu madre!-
Y empezó a perforarme una y otra vez, en momento acariciaba mis nalgas, introducía sus dedos en mi ano, en mi boca o me masajeaba los senos
-Aaaah siiii, más, más, aaaah dale papi, dale a tu hijita aaaah-
-Aaaah mi vida, si toma, toma, tienes una panocha increíble-
Saco su verga de mi interior, me volteo de frente a él, me empezó a besar de una manera muy cachonda, chupo mis senos, jugando con mis pezones, me sentó en el lavabo, abrió mis piernas y nuevamente comenzó a penetrarme.
-Toma mi niña, toma, gracias por este enorme regalo, desde que tienes 15 años te deseo, toma, aaaah-
-aaaah, sigue aaaah aaaah aaaah aaaaaaaaah-
Los gemidos se hicieron constantes y más intensos, yo no pude más y tuve un orgasmo, me abrace fuertemente de él, y me relaje, sin embrago el continuaba cogiéndome, no tenía cansancio, pero después de unos largos minutos él terminó en mi interior, yo estaba muy cansada, y desnuda me llevo a mi cuarto
-Descansa mi niña, descansa-
A partir de ese día el entraba a mi cuarto por las noches, para que se la chupara o hacerme sexo oral, penetrarme tanto por mi ano o mi vagina (esto siempre y cuando estuviéramos solos en casa), se masturbaba con toda mi ropa interior, aunque estuviera limpia, yo me la ponía a veces cuando el terminaba de venirse, y por todo esto el me recompensaba comprándome todo lo que yo pidiera, aunque hace un par de meses ya no hemos hecho nada, y no sé cuál sea la razón, porque yo estoy dispuesta a seguir cogiendo con él, con mi hermano o con mi tío.

Como podrán darse cuenta tengo más experiencias que contarles, pero poco a poco lo iré haciendo, ya saben que contesto sus mensajes, pero por favor también comenten el relato, besos amores, pónganlos en donde quieran… Muack!

El sueño de Renata

(Un sueño hecho realidad)

Como ya lo he contado en otros relatos tengo una novia que me complace en todo lo que le pido. En esta ocasión le pedí que hiciera realidad un sueño que siempre he tenido.

Acordamos ir de compras a una tienda especializada en lencería femenina, claro está que, sin que la dependiente lo supiera, la ropita que escogieramos sería para mi.

Nos comportamos como una pareja normal y veíamos los catálogos de lencería fina y le decía a mi novia que este y aquél modelito se le vería bien… ella se daba cuenta que lo que le señalaba era lo que quería para mi.

Después de elegir varias prendas que las describiré a detalle acudimos a su casa para que me vistiera como una completa hembra.

Compramos un conjunto de lencería sexy de color blanco que consta de un brassiere, medias con encaje de silicón, una tanga y un liguero… la idea era de vestirme como una enfermera sexy.

Cuando estuve vestida con la lencería, mi novia empezó a maquillarme, para esto ya tenía previamente las zapatillas que me iba a poner, así como las pestañas y el maquillaje.

Cuando terminó de maquillarme me dijo: mmmmmm mi amor… te ves realmente sexy… le dirigí una sonrisa de satisfacción cuando pude verme al espejo y comprobar que había hecho una excelente obra… me sentía fascinada con la transformación e inmediatamente empecé a caminar sensualmente por toda la habitación.

El sueño se estaba haciendo realidad… en ese momento me sentí tan hembra que le dije a mi novia… mi amor… ¿te gustaría cogerme como si fuera una rica y cachonda putita??… ¡¡claro que sí!! fue su respuesta.

Me acerqué con cadencia hacia mi novia caminando como modelo de pasarela a lo que ella replicó: “que rico te mueves chiquita mía… realmente pareces una hembra de verdad”. Seguí caminando de esa forma y le tomé la mano y la conduje a la recámara… le pedí que me abrazara por la espalda y que me tocara mis senos… mmmmm… que delicia sentí.. el contacto de sus manos en mis pequeños senos y sentir en mi espalda sus grandes pechos me hicieron estremecer..! ahhhh… exclamé… así, amor.. así… poco a poco empecé a sentir esa excitación que me provocaba estar ahí a su disposición… sabía que todo lo que le pidiera a mi novia lo haría realidad… me empezó a besar los hombros y el cuello a lo que mi cuerpo reaccionó y la respiración aumentaba de ritmo. Ella sabe que cuando me tiene así lo que deseo en ese momento es que me diga al oído las palabras más ardientes y cachondas que me gusta escuchar. Ahhhhh… me gusta cuando sus manos me acarician las nalgas y su boca se acerca a mi oído y me dice: “anda mi putita… sé que estás esperando una buena cogida”… “quiero que te prendas como te gusta hacerlo y que sientas el deseo de ser la putita que siempre has soñado ser”… Escuchar a mi novia decirme eso me pone loca y empiezo a contraer mi cuerpo y una especie de nerviosismo sacude todo mi ser. Mi novia sabe qué es lo que deseo en ese momento y empieza a acariciarme las piernas y las nalgas… me conduce a la orilla de la cama y me inclina en ella… no dja de decirme lo bien que me veo vestida con esa lencería y que no quiere que me la quite… que así desea darme una buena cogida con el arnés que ya tiene preparado… mmmmmmm… mi mente vuela y deseo fervientemente que esa verga de plástico sea una verga de verdad… mmmmmm…. “Anda puta, me dice mi novia… quiero que te inclines y levantes las nalgas y me digas que quieres que te coja por el culo con mi verga”… le digo, sí mi amor… pero antes… colocate el arnés y dejame darle una rica mamada… que quiero transformarme en la puta que siempre he querido ser… anda… ¿si?… Cuando veo su sonrisa sé que tanto ella como yo es lo que estamos esperando… y que ambos nos ponemos bien calientes y que nadie nos detendrá en todo lo que queremos hacer.
El arnés que tenemos a nuestra disposición es de buen tamaño… y es lo más natural que pudimos conseguir… (aunque mi sueño es mamar una verga de verdad)… cierro los ojos y así inclinada en la orilla de la cama y viendo de frente a mi novia le empiezo a mamar la verga con ardiente pasión.
“Así puta, así… siente que mi verga es de verdad y que es lo que siempre has querido… asi.. mmmm… que rico mamas chiquita mía, anda.. así.. como toda una puta que eres… ahhhh”…
Me sentía tan cachonda vestida así y mamando la verga de mi novia que estuve a punto de decirle… “Ay amor… me siento tan puta que deseo mamar la verga de un hombre y recibir toda su leche en mi boca”.
Claro que no se lo dije, pero en mi pensamiento esta fija la idea de querer algún día mamar una rica verga de un hombre que me quiera complacer y que le correspondería dandole una deliciosa mamada vestida de puta y que, si desea, darme una cogida por el culo… estoy segura que le brindaría lo mejor de mí y dejarlo satisfecho.
Seguí mamando la verga de mi novia hasta que me dijo: “Ya amor, ahora quiero que te voltees y me des ese rico duraznito que lo quiero coger”.
Giré de tal manera que le ofrecí la mejor vista que pude darle… le mostré mis nalgas y le dije: “Sí, amor… cogeme ya… quiero que tu verga se introduzca en mi culito y me hagas vibrar de deseo y pasión”.
Se acercó con el arnés y, sin quitarme la tanga, empezó a jugar con la puntita de la verga en la entrada de mi culito… mmmmm… al mismo tiempo que me decía: “Así.. asi chiquita mía.. te ves tan puta parando el culo que quisiera tener verga de verdad y llenarte el culo con mi leche”… Estaba a punto de gritarle que me cogiera ya cuando sentí el primer contacto en mi interior… ahhhhhh.. exclamé… mmmmmm… despacio amor… asi.. asi… ahhhh… está entrando tu verga en mi culito… ahhhhh…
Me tomó de las nalgas y empezó a abrirlas, al mismo tiempo empecé a girar como tratando que la verga se metiera como si fuera un taladro y sentí que llegó hasta lo más profundo de mi ser cuando sentí su cuerpo pegado al mío. Le decía a mi novia… “asi amor.. así… que rico coges… ahhhh.. asi… hazme tu puta.. hazme gritar de placer… me siento tan perra y tan caliente que no quiero que saques la verga de mi culo.. ahhhhh… mmmmmmm
Mientras gemía de placer mi novia no se cansaba de alabar mi manera de entregarme… y de decirme que me veía y me sentía como una hembra de verdad y que los gemidos que lanzaba eran propios de una puta que está gozando de una buena cogida. Después de tenerme como perra en celo cogiendome por el culo le pedí a mi novia me cogiera pero ahora recostada en la cama y que me dejara levantar las piernas encima de sus hombros para sentirme que realmente soy una hembra dispuesta a complacer a su macho y que me haga sentir lo que siempre he deseado…

Pasamos ese día una tarde maravillosa, yo convertida en una real hembra y mi novia complaciendo todos mis deseos hasta convertir mi sueño en realidad.

EL CHICO DE LAS PERSIANAS

HOLA, KE TAL?,
HOY LES PLATICARE LO KE ME PASO AYER EN LA TARDE.

MI PAPA, CON LA FIRME INTENCION DE CAMBIAR LAS CORTINAS DE LA CASA, MANDO PONER UNAS PERSIANAS EN LA ESTANCIA 2, Y EN LAS TRES RECAMARAS.
ME HABLO POR CEL Y ME DIJO KE LLEGARIAN COMO A ESO DE LAS 3P.M.

ESTUVE ESPERANDOLOS HASTA LAS 4 MAS O MENOS, PUES ESTAVA YO SOLO AKI, Y SIN NADIE MAS.

LLEGO LA CAMIONETA Y ERAN DOS CHAVOS, UNO MORENO, CON BOGOTITO, GORDITO, Y NADA KA VER CON EL….

PERO EL KE VENIA MANEJANDO EL CAMION, ERA UN CHICO DELGADO BLANCO, MAS BAJO KE YO, Y SE VEIA MAS AGRADABLE KE EL MORENITO…

YO TUBE KE KITAR LAS CORTINAS DE LAS 4 VENTANAS, Y EN MI CUARTO KITE HASTA MIS JUGUETITOS PUESTOS EN LA BARDA DE MI VENTANAL…

LOS PASE Y PRIMERO EMPEZARON CON LAS DE LA ESTANCIA.. UNO HACIA LOS HOYOS EN EL TECHO Y EL DELGADITO BLANKITO PONIA YA EL ARMAZON Y LAS PERSIANAS..

YO VEIA AL CHAVO KE DESDE CUANDO ENTRO NO TRAIA CINTURON, PANTALON DE MEZCLILLA Y SE LE CAIAN LOS PANTALONES… SE AGACHAVA A PONER COSAS EN LAS TIRAS DE LAS PERSIANAS, Y CUANDO SE LEVANTABA SE SUBIA LOS PANTALONES…..

YO ME KEDE PENSANDO COMO SIEMPRE.. KE CALZONES TRAERA EL CHICO….

TOTAL KE EL OTRO ENTRO A MI CUARTO Y PUSO EL ARMAZON EN EL TECHO, SOLO FALTABAN LAS TIRAS… CUANDO VI KE PODIA HABER ACCION CON EL OTRO CHICO, ME METI A MI CUARTO Y DEJE ABIERTO EL CAJON DE MIS CALZONES…

YO TRAIA UN PANTALON FLOJO ASI COMO PARA LA PLAYA, DE CINTURA FLOJA Y ANCHO DE LAS PIERNAS… UNA PLAYERITA AJUSTADA CON BOTONES AL CUELLO REDONDO VERDE CON RAYAS BLANCAS…

EL MAS CHAPARRITO Y MORENO, SE DIO CUENTA KE FALTABAN LAS TIRAS PARA MI VENTANAL, ASI KE LE DIJO AL OTRO CHAVITO.. VOY POR LO KE FALTA AL TALLER… TU MIENTRAS SIGUE AKI, HABER EN KE PUEDES AVANZAR…

EL CHICO SE SUBIA A UNA SILLA Y SE ESTIRABA PARA HACER HOYOS EN EL TECHO.. YO MIRANDO Y ESPERANDO LA OPORTUNIDAD DE VERLE SIKIERA EL RESORTE DE SUS CALZONES…

SE BAJAVA EL CHICO DE LA SILLA Y SE SUVIA EL PANTALON.. EL NOTO KE YO LO VEIA Y VEIA.. LE DABA PENA KE SE LE ESTUVIERA BAJANDO EL PANTALON DELANTE DE MI, PERO YO NO LOGRABA VERLE LOS CALZONES…

YA KE NO TUBO NADA MAS KE HACER MAS KE ESPERAR A KE REGRESARA EL OTRO CHAVO, SE KEDO AHI DENTRO DE MI CUARTO PARADO… Y SUBIENDOSE EL PANTALON A CADA RATO..
YO SENTADO FRENTE A EL Y EMPEZAMOS A PLATICAR..

YO HACIA KE CAMINARA POR EL CUARTO Y AL CAMINAR SE LE BAJARAN MAS LOS PANTALONES.. Y EL CHICO SE LOS ACOMODABA DE UNA FORMA RICA…

DERREPENTE ME OI A MI MISMO DECIRLE.. DONDE DEJASTE LAS POMPAS KE SE TE CAE EL PANTALON??? EL CHICO SE RIO.. Y ME DIJOOO.. JAJAAJEJEJJEJ SIII.. PARECE KE NI NALGAS TENGO VERDAD??? LE DIJE.. SIII,, SE TE CAE EL PANTALON.. EL CHICO AHI PARADO JUNTO A MI CAJON ABIERTO DE CALZONES.. DERREPENTE ME DIJOOO… OYE.. LO KE SI NO SE ME OLVIDO TRAER,, ES LA VERGOTA Y YA ESTA BIEN PARADA… OOOPSSS.. ME KEDE HELADO.. LE DIJE, SIII ESO SI TE DETIENE EL PANTALON BIEN.. ME DIJO.. YA PAREZCO CARPA VERDAD??? EN ESO SE LE BAJO EL PANTALON Y AHORA SI YA LE NOTE EL RESORTE DE SUS RICOS BOXERS… ERA MORADITO CON RAYITAS AMARILLAS…. LE DIJE, TRAES CALZONES MORADOS??? Y AMARILLOSS?? JEJEJAJAJJA,,, SI.. TA PARECEN RAROS POR LOS COLORES??? …. SI, LE DIJE…
EN ESO ESTIRO SU MANO Y SACO DE MI CAJON UN BIKINI MIO MORADITO DE LIKRA Y ME DIJO… Y.. ENTONCES, PORKE,, SI TU USAS TANGAS MORADAS,,, Y LUEGO SACO LAS AMARILLAS… ME DIJO.. MIRA, TAMBIEN TIENES CALZONES AMARILLOS…. JEJEJEJ.. LE DIJE.. SIII… Y AHORITA HAS DE TRAER UNOS ROSAS NO???

LE DIJE… NOO.. TRAIGO UN BOXER NARANJA…
HAAA.. ESE COLOR EN CALZONES SE ANTOJA UN BUEN NOOO??? SI, LE DIJE…. PERO.. YO NO USO TANGAS NO BIKINIS PORKE ME APRIETAN LA VERGAAA… POR ESO USO SOLO BOXERS…. SE BAJO BIEN EL PANTALON Y ME LOS ENSEÑO… EL PAKETE BIEN PARADO… ME DIJO.. MIRA YA COMO ESTOY…. ESTAS SOLO ORITA VERDAD?? SI, LE DIJEEE…

ME DIJO.. KIERES HACER ALGO ANTES KE LLEGUE MI COMPA???? SI, LE DIJE, PERO COMO KE??? PUES FACIL… MAMAME LA VERGAAAA….

KEEEEE????… ANDALE,, SI SE VE KE TE GUSTA… MAMAMELA……

UUUUUFFFFF… YO NO LO PENSE DOS VECES… ME AGACHE A SACARSELA DEL BOXERS Y LE BROTO BIEN DURO Y FIRME…. OLOR A MACHO, CALIENTE… FLACA,, DELGADA… CIRCUNCIDADA… RICA… EMPEZE POR LAMERSELA, DE ARRIVA A ABAJO.. LAS BOLAS.. METI MANO ENTRE SUS MUSLOS,, APRETAVA LAS PIERNAS… LE TOKE LAS POMPAS SOBRE EL BOXERS,, ESO LO CALENTO MAS Y SE LE PARO MAS LARGAAA…

ME LA METI BIEN A LA BOCA.. NO MUY LÑARGO EL ASUNTO, PERO SI BIEN RICA…

MAME Y MAME… Y EL GIME Y GIME….

YO ASI AGACHADO ME FUI BAJANDO EL PANTALON.. KERIA KE ME COJIERA ESE CHICO…. DEJE DE MAMARSELA Y ME PARE YA CON LOS PANTALONES AL SUELO…. TRAIA UN BOXERS NARANJA… LE DIJE… TE LA GUARDO O KIERES ALGO MAS RICOOO….
ME DIJO.. KIERES KE TE COJAAA???? SIIII… LE DIJEEE…. SE SUVIO EL BOXERS, LOS PANTALONES, Y ME DIJOOO… YA VA A LLEGAR MI AMIGO… DEJA LE LLAMO Y LE DIGO KE SE NOS OLVIDO ALGO MAS.. KE SE REGRESARA A TRAERLO… ESO NOS DARIA MAS TIEMPO…

LE HABLO Y SI LOGRO KE SE REGRESARA…

ORA SI MI MARICON.. VAS… EMPINATE.. BAJATE LOS CALZONES…

ME EMPINE, PERO LE DIJE… NO ME GUSTA BAJARMELOS YO.. BAJAMELOS TU PORFAAA…. LE DI UN CONDON.. SE LO PUSO… ME EMPINE MAS. LEVANTE EL POMPIS… SENTI SUS MANSO EN MI ESPALDA EN MI CINTURA Y SENTI COMO ME HIBA BAJANDO EL BOXERS…. ME DIJOOO.. ABRETE LAS NALGAS… ME LAS ABRI Y ME METIO POCO A POCO SU VERGA.. LA CABEZA ENTRO CON DIFICULTAD… PERO ENTRO.. YA LUEGO LO DEMAS

KE RICO SENTIR COMO TE VA ENTRANDO POCO A POCO… ME GUSTABA DE MAS EL CHICO DENTRO DE MIS NALGAS…

VARIAS VECES, METIDAS Y SACADAS.. DURAS Y FIRMES…. BIEN RICO EL CHAVITO… HASTA KE SENTI KE SE VENIA EN EL CONDON… SE KEDO ASI UN RATO Y YA LUEGO ME LA SACO…. SE KITO EL CONDON Y SE FUE A LIMPIAR AL BAÑO…

REGRESO YA CON LOS PANTALONES SUVIDOS Y ME DIJO.. KE BUENA COJIDA ME DEJASTE DARTE… TE GUSTO??? SIII.. GRACIAS…. OYE, LE DIJE… REGALAME TUS BOXERS Y YO TE DOY EL CALZON KE KIERAS….

ME DIJO… VA… PRIMERO BUSCO Y BUSCO EN MI CAJON EL KE KIZO.. ENCONTRO VARIOS BIEN RICOS… LOS MOVIO TODOS… Y TOTAL SACO UNA TANGA DE HILO MORADA.. ME DIJO.. SI ME PONGO ESTO SE ME VAN A RESVALAR MAS LOS PANTALONES… MEJOR.. REGALAME ESTE BOXERS VERDE…. SIII PONTELO.. PERO PONTE TAMBIEN LA TANGA MORADA BAJO EL BOXERS SI KIERES…

ME DIJO.. VA… SE KITO SU BOXERS, ME LO DIO DOBLADITO.. Y SE PUSO LA TANGA, SE LA ENCAJO RICO EN LAS POMPAS… LUEGO EL BOXERS.. LE AJUSTABAN RICOS PEGADITOS… Y LUEGO YA EL PANTALON…

LLEGO SU AMIGO.. PUSIERON LO KE FALTAVA Y SE FUERON…
YO ME KEDE SATISFECHO CON LA COJIDA.. ME HICE UNA PAJA Y ME VINE EN MIS BOXERS… DESCANCE.. ME BAÑE.. Y ME SEKE.. ME PUSE ROPA LIMPIA Y ME METI A MI CUARTO.. A OLER SU BOXERS…

UNO MAS PARA MI COLECCION DE CHONEZ…
AL IRSE ME DEJARON LA TARJETA Y ASI PODER LLAMARLOS POR ALGUNA FALLA DE LAS PERSIANAS.. ESPERO LLAMARLOS PRONTO… Y ESPERO KE VUELVA EL MISMO CHAVITO…

ESPERO LES HAYA GUSTADO MI COJIDA… HASTA PRONT… CUIDENSE… CESAREO.

20 AÑOS Y SEPARADA

ME CASE Y A LOS 6 MESES YA ESTABA SEPARADA….SOLO TENIA 20 AÑOS
HOLA A TODOS, COMO LES DECIA MI MATRIMONIO NO DURO MAS QUE 6 MESES.
MI NOMBRE ES MERY, MIDO 1,64, CABELLO CASTAÑO, PECHOS NO MUY GRANDES…PERO UNA COLA QUE MUCHOS QUISIERON TENER.
POR OTRA PARTE MI BOCA ES MUY SENSUAL Y ME GUSTA JUGAR CON ELLA.
AL SEPARARME, POR RAZONES QUE NO VIENEN AL CASO COMENTAR, COMENCE A BUSCAR TRABAJO PARA NO TENER QUE DEPENDER DE NADIE.
ASI FUE QUE EN NOVIEMBRE DEL 2006 CONSEGUI EMPLEO EN UNA EMPRESA DE ELECTRONICA.
TODO ESTABA BIEN, LA GENTE ERA GENTE JOVEN, NINGUNA SUPERABA LOS 30 AÑOS ECXEPTO EL SUPERVISOR Y LOS DUEÑOS DE LA EMPRESA.
POR ENTONCES LOS DIAS ERAN CALUROSOS Y LUEGO DE LA SEPARACION EMPECE A USAR ROPA MAS ATREVIDA, COMO MINIS, O TOPS, PERO SIN NINGUNA INTENCION…ACLARO
NO PASO MUCHO TIEMPO PARA QUE ME DIERA CUENTA QUE MI EMPLEADOR ME MIRABA CON GANAS, PERO ERA UN HOMBRE MAYOR Y YO NO QUERIA PROBLEMAS, POR ESO NO HACIA CASO DE SUS BROMAS.
PERO, PORQUE SIEMPRE HAY UN PERO…UN COMPAÑERO (DANI) NO ME RESULTO INDIFERENTE
EL TENIA NOVIA, PERO NO ME HABIA HECHO NINGUNA INSINUACION TAMPOCO, PERO RECONOZCO QUE ME GUSTABA ESE CHICO.
TODO PASO UN DIA DE MUCHO CALOR, YO ME HABIA QUITADO LA POLLERA Y SOLO TENIA EL DELANTAL PUESTO…DEBAJO DE EL SOLO ESTABAN MI TANGA Y MI CORPIÑO.
COMO LES DECIA, NOS MANDARON A PROBAR UNOS EQUIPOS A UNA SALA, SOLOS LOS DOS, EL Y YO…Y ESE DIA OCURRIO ALGO
NECESITABA ESTAR SENTADA DELANTE DE EL PARA PODER TRABAJAR, EL CASO ES QUE LA MESA ERA DE VIDRIO Y AL SENTARME MI GUARDAPOLVOS SE ABRIO Y EL MIRO ENTRE MIS PIERNAS SIN DISIMULO, ESO ME DIO UN POQUITO DE VERGUENZA Y LE DIJE…”QUE MIRAS?’ YO SABIA QUE HABIA VISTO, MI TANGUITA BLANCA Y MIS MUSLOS..JE
Y EL MUY SUELTO DE CUERPO ME DIJO…”MMMM, NADA PENSABA SI ESE CUERPO QUE TENES LO SABES USAR” SOLO SONRREI, PERO EL INSISTIO CON LA PREGUNTA.
PORQUE PREGUNTAS? LE DIJE- PARA DESPUES ARRUGAR??
ENTONCES ME MIRO Y ME DIJO -NUNCA TE INSINUE NADA, PERO SI VIENES A UNA CITA CONMIGO Y YO FALTO, MAÑANA PODES TRATARME DE MARICON DELANTE DE TODOS Y NO DIRE NADA….PERO SI VOY, QUIERO TODO LO QUE TIENES DEBAJO DEL GUARDAPOLVOS”
TOME AIRE, NO PODIA CREER LO QUE ME DECIA ESE CHICO, QUE TENIA 27 AÑOS
PERO LE RESPONDI “OK, VEMOS QUIEN PIERDE”
ME MIRO Y ME DIJO, A LAS 20 TE ESPERO EN TAL LADO Y YO VOY.
NUNCA PENSE QUE EL NO IRIA, Y ASI FUE
LLEGAMOS AL PUNTO DE ENCUENTRO JUNTOS, SUBI A SU AUTO Y FUIMOS DERECHO A UN TELO….QUE LOCO, NI SIQUIERA NOS HABIAMOS BESADO Y ESTABAMOS CAMINO A UNA HABITACION CON UNA CAMA ESPERANDO POR NOSOTROS
ENTRAMOS A LA HABITACION Y EL ME TOMO POR ATRAS BESANDO MI CUELLO, MIENTRAS CON UNA MANO ME APRETABA CONTRA SU CUERPO, PUDE SNTIR LA DUREZA Y EL CALOR DE SU PIJA POR LA DELGADEZ DE LA TELA DE MI MINI, YA NO PENSE MAS, ME DEJE HACER
EL DESPRENDIO MI CAMISA Y FROTO MIS PECHOS CON MUCHA DELICADEZA, LUEGO ME GIRO Y ME PUSO FRENTE A EL, METIO SUS MANOS DEBAJO DE MI FALDA Y ACARICIO MIS NALGAS, LES DIO UNOS CHIRLITOS Y BUSCO MI CONCHITA, QUE YA ESTABA MUY MOJADA
ME SUBIO A LA CAMA Y ME DIJO QUE ME PUSIERA EN CUATRO MIRANDOLO, ASI LO HICE CON UN ADEMAN ME ORDENO QUE DESCUBRIERA SU PIJA MIENTRAS EL ME
SOBABA LAS NALGAS Y EMPEZABA A COLAR SUS DEDOS DENTRO DE MI COLA LESS
NO ME HICE ROGAR, BAJE SU CIERRE Y SAQUE ESA HERMOSA VERGA DURA, CALIENTE, Y GRUESA, COMENCE PASANDOLE LA LENGUA, PARA LUEGO MAMARLA COMO SI FUERA EL MEJOR DE LOS MANJARES, LA PIJA TOMO TODA SU DIMENSION Y LA VERDAD ESTABA FELIZ DE LA VIDA….TENDRIA UNOS 18 CM, PERO ERA GRUESA Y VENOSA
EN UN MOMENTO DADO ME TOMO LA CABEZA Y EMPEZO A COGERME LA BOCA, ADIVINE LO QUE IBA A HACER, NO QUERIA PERO FUE TARDE, EL PRIMER CHORRO DE SU LECHE PASO SIN PAGAR PEAJE POR MI GARGANTA Y ME OBLIGO A SEGUIR MAMANDOLO, FUERON TRES DISPAROS DE SEMEN MUY INTENSOS Y LUEGO SE SIGUIO VACIANDO A CADA CHUPON QUE LE DABA, SIN QUERER ME TRAGUE SU LECHE Y LA DEJE LIMPITA, RAPIDO PASO DETRAS DE MI Y CORRIENDOME LA TANGA A UN COSTADO ME LA METIO POR LA CONCHA, ME ESTREMECI DE PLACER…TANTO QUE NO PUDE CONTENER MI PRIMER ORGASMO, ACABE COMO UNA PUTA A LA PRIMERA ESTOCADA, GUAUUUUUU.
ESTUVO COGIENDOME COMO 10 MINUTOS EN ESA POSISION, LUEGO SE SALIO Y ME HIZO MONTARLO, NO PODIA CON MI SER, MIENTRAS LO CABALGABA EL ME CHUPABA LAS TETAS Y MORDISQUEABA MIS PEZONES, ESO HIZO QUE ACABARA DOS VECES MAS Y LA ULTIMA FUE PRESCISAMENTE CUANDO METIO UN DEDO EN MI CULITO…QUE PLACEEEEERRRR
PARA COLMO EL NO TENIA INDICIOS DE ACABAR, MUY POR EL CONTRARIO, ME VOLCO EN LA CAMA Y ME PUSO LAS PATITAS AL HOMBRO Y ME VOLVIO A ENSARTAR, DIOS QUE BIEN ME ESTABA COGIENDO EL TIPO, EN UN MOMENTO DADO ME SACO LA VERGA Y MI CONCHITA LANZO UN RUIDO…ESTABA ERUTANDO CREO YO
VOLVIO A METERMELA Y ME DABA DURO HASTA QUE LO SENTI GEMIR MUY FUERTE AL MISMO TIEMPÒ QUE SENTIA COMO MI CONCHITA SE LLENABA DE ESA LECHE CALIENTE Y SABROSA QUE HABIA PROBADO UNOS MOMENTOS ANTES.
HABIA PASADO UNA HORA DE HABER ENTRADO Y 50 MINUTOS POR LO MENOS TUVE ESAS VERGA ADENTRO.
LUEGO DE DESCANSAR UN RATO VOLVIMOS A COMENZAR, HICIMOS UN 69 APOTEOSICO
MIENTRAS YO LE COMIA LA VERGA EL ME CHUPABA LA CONCHA Y EL CULO CON VEHEMENCIASE RETIRO ANTES DE ACABAR Y ME VOLVIO A COGER A LO PERRITO…HABIA PERDIDO LA CUENTA DE LAS VECES QUE EL GUACHITO ME HIZO ACABAR, PERO SI RECUERDO QUE CAD UNO DE MIS POLVOS ERA MEJOR QUE EL ANTERIOR. EN ESA POSISION ME EMBESTIA POR LA CONCHA Y ME METIO DOS DEDOS EN EL CULO, SABIA QUE ME ESTABA PREPARANDO PARA LO MEJOR….MEJOR?? APROVECHANDO UNO DE MIS ORGASMOS LO HIZO, ME LA SACO DE LA CONCHITA Y ME LA MANDO HASTA LOS HUEVOS Y DE UNA POR EL ORTO, AHOGUE UN GRITO AFERRAD A LAS SABANAS, ME PARTIO AL MEDIO Y MI CONCHA PARECIA UNA CATARATA DE JUGOS, TUVE MIEDO DE MEARME, PERO ES QUE NO LO HIZO DELICADAMENTE…..SE QUEDO QUIETO UNOS SEGUNDOS YO LE PEDIA POR FAVOR QUE SE CALME, POR RESPUESTA RECIBI DOS PALMADAS FUERTES EN LAS NALGAS, ME AFIRMO POR LA CINTURA Y COMENZO A CULEARME, PRIMERO LENTO Y LUEGO MAS RAPIDO.
YO YACIA INERTE CON LOS HOMBROS APOYADOS EL EL COLCHON Y EL CULO BIEN PARADO A SU MERCED, ESCALOFRIOS ME DIERON LA SEÑAL QUE YA NO PODIA MAS, QUE HABIA TENIDO LA ENCAMADA DE MI VIDA, RECORDE LO GRUESA QUE ERA SU PIJA Y PENSABA COMO QUEDARIA MI CULITO.
EL NO SE DETENIA, BOMBEABA MAS Y MAS RAPIDO Y DE PRONTO ZAS….ME LA SACO DE UNA Y SENTI UN PLOP MUY SONORO, SENTI QUE MI CULO ESTABA ABIERTO PORQUE EL ESCUPIO Y SENTI SU SALIVA MUY ADENTRO, PASE MI MANO PARA TOCARLO Y ME SORPRENDI CUANDO VI QUE MI MANO CASI CABIA EN EL….VOLVIO A ENTRAME Y ESTA VEZ COMO PUDE ME INCORPORE UN POCO Y MENEE MI COLA, QUERIA QUE LO DISFRUTARA, YA HABIA PASADO UN POCO EL DOLOR Y LE DECIA ‘TE GUSTA ROMPERME EL CULO? DAMELA, DAMELA Y TE REGALO MI ORTO CUANDO QUIERAS’
ESO LO ESTIMULO BASTANTE, PORQUE SENTI SU PIJA MAS DURA QUE NUNCA Y COMENCE A MOVERME COMO UNA POSEIDA, EL SE QUEDO QUIETO Y CUANDO SENTI SU PRIMER CHORRO DE LECHE EN MI CULITO ME PEGUE A EL ENTERRANDOMELA HASTA LOS HUEVOS.
PODIA SENTIR CADA ESCUPIDA DE SEMEN DENTRO DE MI Y CUANDO SE VACIO ME TOMO FUERTE DE LAS CADERAS Y ME CULEO UN RATO MAS.
TERMINAMOS MUERTOS DE PLACER, NOS BESAMOS, POR PRIMERA VEZ NOS BESAMOS CON LOCURA.
NOS DUCHAMOS Y EN LA DUCHA LE CHUPE LA PIJA HASTA COMERME SU LECHE, LUEGO NOS VESTIMOS Y NOS FUIMOS DE ALLI.
AL DESPEDIRNOS LE DIJE QUE CUANDO NECESITE MI COLA SOLO TIENE QUE AVISARME
ESTUVIMOS SALIENDO O MAS BIEN COGIENDO CASI UN AÑO, LUEGO EL SE CASO Y YA NO LO HEMOS VUELTO A HACER, PERO HOY LUEGO DE AÑOS SIGO RECORDANDO ESA PRIMERA VEZ Y ME MOJO Y ME PAJEO PENSANDO EN EL.
ESPERO QUE EL TAMBIEN ME RECUERDE Y QUE ALGUN DIA QUIERA VOLVER A TENERME…PORQUE YO ESTOY TAN DISPUESTA COMO EL PRIMER DIA.
LES MANDO UN BESO Y ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO
HOY HEMOS VUELTO A ENCONTRARNOS, DESPUES DE 7 AÑOS… PERO EL REENCUENTRO SE LO CUENTO DESPUES, BESOS

Escribanme y envienme fotitos respondere a todos

Mi relación con mi cuñado después de la vacación

Después de inicié mi relación con mi cuñado en aquel viaje, cando regresamos seguimos nuestra vida normal. Era costumbre que fuéramos a un parque cerca de mi casa a correr dos veces por semana. Tambén, era la primera vez que nos veíamos desde aquel encuentro que tuvimos en la casa de campo de mis padres. Nos quedamos de ver en el parque. Cuando llegué, él ya me estaba esperando. Era temprano en la mañana y mi marido ya se había ido a trabajar. Cuando me vio lo saludé con un beso en la mejilla pues no supe cómo reaccionar ante él después de aquello. Sin embargo, él me sorprendió con un beso en la boca, su mano en mi cintura, y su lengua penetrándome la boca como serpiente buscando un tesoro. Yo no supe reaccionar y me metió la lengua a su antojo mientras yo me recuperaba de la agradable sorpresa.
– ¿Qué te pasa! ¡Nos van a ver! – dije mientras lo reprimía, mirando a mi alrededor buscando quién pudo mirarnos.
– Tranquila, nadie nos mira ni nos conoce – me dijo sin soltarme del abrazo.
Me hice a un lado y empecé a calentar mientras él me miraba lascivamente. Cuando estuve lista y me puse a su lado para iniciar la carrera, su mano me agarró el trasero sobre mis pantalones de lickra deportivos.
-¡Basta! – le dije e inicié la carrera, pero estaba excitada. Los recuerdos de aquella cogida en semana santa, su cuerpo fuerte y su deseo por mí, se me vinieron a la cabeza mientras empezaba a correr.
Mi cuñado corre más que yo por lo que, unos metros de carrera, mantuvo su mano sobre mi trasero mientras corría.
Yo empecé a mojarme.
Cada que mi cuñado me alcanzaba (sucedió tres veces) me daba un agarrón en mi trasero y luego seguía su ritmo.
Mi corazón estaba a mil y no por la carrera sino por la excitación. Ese día corrí 5 km sin cansarme mucho, supongo que la adrenalina de mi líbido me mantuvo activa.
Cuando terminé me puse a estirarme mientras mi cuñado terminaba sus vueltas.
Cuando terminó fue hacia mí y me envolvió en un abrazo mientras me besaba con descaro frente a todos. Su mano se apoderó de mi trasero y lo sobaba y apretaba a su antojo.
– ¡Basta! – le dije de nuevo
– Quiero cogerte- me dijo sin dudar y mirándome firmemente a mis ojos.
Yo estaba muy excitada pero no le dije nada en ese momento. Me separé de él y me encaminé a mi casa. Él apresuró el paso para ir a mi lado pero guardando una distancia prudente y normal.
Llegamos a mi casa y sin pedirme permiso entró atrás de mi, sabiendo que la casa estaba vacía, como de costumbre a esa hora.
A penas cruzamos el patio y entramos a mi casa cuando me giró 180 grados y me abrazó mientras me besaba y me pasaba sus manos como pulpo por todo el cuerpo. Yo estaba excitadísima así que le correspondí acariciándolo y besándolo. Los dos habíamos sudado mucho, así que su boca sabía amargamente salada. Supongo que la mía igual, por lo que no dije nada.
Enfrascados en el intercambio de caricias fuimos adentrándonos en la casa. Éramos unos animales en celo.
Cuando llegamos a la sala ya me había quitado mi top y yo me encontraba quitándome mis lickras y tenis deportivos cuando él hacía lo propio por desnudarse. Llegamos al sillón de la sala besándonos y desnudándonos y caímos, él sobre mí.
Lo abracé con mis piernas mientras él acomodaba su pene para penetrarme. Todo fue muy rápido.
Sin darnos cuenta, ya estaba yo con mis piernas rodeando su cintura y él con su pene dentro de mí, penetrándome con fuerza y pasión. Recuerdo sus labios succionando mis pezones mientras yo gemía de placer.
En un instante me giró sobre el sillón y me empezó a penetrar con pasión de espaldas hasta que terminó sin avisarme dentro de mí.
Yo seguía caliente pero muy satisfecha con la experiencia. Los dos sudábamos a mares después de aquello por lo que nos metimos a bañar juntos. Era la primera vez, desde que me casé, que un hombre distinto a mi marido me tenía desnuda en mi baño.
Él estuvo excitado todo el tiempo, con el pene erecto pero no me penetró mientras nos bañamos, al contrario, se portó amoroso y me talló con sus manos el cuerpo. Yo quise meterme su pene a mi boca pero no me dejó. Al salir del baño a mi habitación pensé que lo haríamos de nuevo pero, en lugar de eso, fue hacia mi guardarropa para elegirme un vestido que tiró sobre la cama. Después de preguntó dónde guardaba mi ropa interior y cuando le dije eligió un body púrpura que tengo y unas pantimedias naturales que aventó sobre la cama del mismo modo.
– Ponte eso – me dijo.
Obedecí, esperando su aprobación.
– Péinate y maquillate – me dijo mientras me ofrecía unas botas negras que tengo mientras él seguía urgando en mi cajón de la ropa interior. No dije nada y terminé de vestirme. Me levanté para que me mirara y busqué su aprobación sin adivinar qué tenía en mente.
– Eres preciosa. Cierra los ojos y date vuelta.
Extrañada obedecí. Me vendó los ojos y amarró mis manos a mi espalda para después tumbarme de cara sobre la cama. El sentirme indefensa me produjo un placer que no conocía. Actuaba violentamente y yo me imaginé que era víctima de un demente. Estaba excitadísima por lo que me dejé hacer lo que mi cuñado quería.
Me empujó sobre la cama. La cama en la que dormía con mi marido, en la que mi esposo satisfacía sus deseos conmigo en la intimidad.
En mi oscuridad sentí su mano sobre mi cuello empujándome a sumir mi cabeza sobre el colchón. Su mano, una vez que tuve mi cabeza sumida sobre el colchón, se deslizó sobre mi espalda hasta llegar a mi trasero.
Con ambas manos levantó mi cadera y acomodé mis rodillas para mantener levantado mi culo, listo para su goce personal. Me levantó el vestido, descubriendo mi trasero y me bajó las medias. Su mano se introdujo en mi raja, bajo mi body, y sentí una descarga eléctrica que me hizo gemir.
Sentí su pene batallando por entrar entre mi body, el cual hizo a un lado, y su pene penetrando por la fuerza a mi vagina cerrada y lubricada. Su pene lo sumió lentamente, venciendo la resistencia involuntaria de mis paredes vaginales, hasta metérmelo todo en un gemido de dolor y placer.
Me penetró con fuerza: mi cabeza sobre el colchón, mis manos amarradas a la espalda, mis ojos vendados y mi trasero levantado. Gemí como una poseída mientras él jadeaba en el esfuerzo de penetrarme con fuerza.
Después de un rato giró sobre mi espalda y me empujó las piernas hacia mi torso y me volvió a penetrar violentamente.
La cama rechinaba y golpeaba la pared por la embestida mientras mis gemidos llenaban el silencio de la habitación. Su embestida era brutal.
Me empezó dar morbo el pensar que los vecinos escuchaban el golpeteo y mis gemidos a través de la pared.
Ayudada de esos pensamientos, rápidamente llegué al orgasmo lanzando un grito largo y profundo mientras mi cuñado me forzaba a seguir recibiendo su verga dura.
Mientras me contraía por el orgasmo, contrayendo todos mis músculos, mi cuñado se esforzaba en seguirme dando con fuerza sin perder el ritmo. Me dolían las penetraciones junto a mis contracciones, pero era un dolor placentero que acentuó mi orgasmo.
No tardó mucho mi cuñado en terminar dentro de mí y caer rendido sobre mi espalda.
Cuando sacó, finalmente, su pene, mi vagina siguió con algunas contracciones expulsando un poco de semen. Eso nos sorprendió a ambos. Primero a mi cuñado que observó atentamente cómo expulsaba un poco de semen y luego a mí al decirme lo que pasaba.
Con sus dedos empezó a embarrarme sobre mis muslos el semen que salía y luego me acomodó de nuevo mi body, sin importar que se ensuciara del semen. Después me acomodó las pantimedias, las cuales también absorbieron un poco del semen que quedaba entre mis muslos y me desató para que me arreglara de nuevo.
Una vez libre de las manos, sin la venda y de pie, pensé que seguía limpiarme, cambiarme las medias o lo que se haya logrado ensuciar y listo, pero no.
– Quiero que te quedes así. Me gustaría que estuvieras todo el día con mi semen seco sobre tu ropa. No es mucho y no creo que tu marido cornudo lo note.
Tardé unos segundos pensando las consecuencias y decidí darle gusto. Al cabo, si en la tarde, al revisarme en el baño, notaba que era muy evidente, podría enguajar las medias y borrar el rastro sin que mi cuñado se enterarañ
Afortunadamente, el rastro que dejó su semen era discreto. Tanto, que me arriesgué hasta regresar en la noche a la casa y cambiarme para dormir sin que mi marido lo notara. Eso me prendió muchísimo pero mi marido ni cuenta se dio y se durmió sin haberme tocado.
Esto se volvió rutina en el parque. A veces, incluso, mi cuñado me invitaba a tomar una soda después del ejercicio, tratándome como su pareja en público, para después, si había tiempo, ir a mi casa a poseerme a su antojo. Cada vez siendo más dominante.
Así me fui convirtiendo, cada vez más, en el culito de mi cuñado hasta que algunos meses después terminé esa relación.

Con el frutero

Como ya me han leído soy una chica muy sexosa, y este relato me paso con el señor que me vende la fruta, todo empezó cuando fui como cada domingo al puesto, llevaba un pants pegadizo y una blusa que deja ver mis pechos grandes y redonditos, al llegar al puesto Juan no dejaba de ver mis senos, ese día se atrevió a invitarme un café, le dije que sí que por la tarde nos veíamos en un parque que está muy cerca de ahí, llego la hora y llegue al parque el llego unos minutos después me saludo con un beso en la mejilla y nos pusimos a platicar, de repente me besó su lengua se cruzaba con la mía. Me pegaba a su cuerpo y sentía como su pene se iba haciendo grande, después por debajo de la chamarra me empezó a tocar mis senos ya estaba a mil, se agachó y se empezó a comer mi pezón k para ese momento ya estaba parásito, yo hice lo mismo con su pene. O dios no pensé que lo tuviera tan rico grueso y grande. Y pensaba ” Wooow esto m voy a comer” la calentura nos invadió y seguimos con ese grandioso faje. Así pasaron las semanas y después iba por mi a mi trabajo una de esas tardes nos besábamos y jugueteábamos en el metro. Al llegar al metro ermita ya no aguantamos más las ganas y nos fuimos a un hotel k esta muy cerca de ahí. Cuando íbamos en el elevador el me levanto la falda y m metió los dedos a mi ya húmeda vagina. Gemía de lo más rico eso lo éxito más, llegamos al cuarto de inmediato le desabroché el pantalón y le baje los bóxer tome esa dura y gruesa verga y me la lleve a la boca en gemía de placer de lo rico k se lo mamaba, baje mi lengua hasta sus huevos eso lo puso a mil. Me comenzó a desnudar mi tanguita estaba súper mojada metió su cabeza en mi panocha y me la empezó a mamar el clítoris, k ricos lenguetasos m metía me vine derramando le mis jugos en su boca, me cogió d perrito y gemía como una loca. Después cambiamos de posición me hizo correrme no se cuántas veces. Gemía y gemía de la buena cogida k me metió me puso otra vez de perrito metió su lengua en mi anito aún virgen. Lo lubrico tan rico y me metió su largo y grueso pené, al principio fue dolor, pero después fue un placer extraordinario y fue mi mejor orgasmo k he tenido.
Sigo viendo a mi sr. Frutero k coge como nadie, ya les contaré de las otras cogidas con el.

MI PRIMER ORGASMO

Un relato de como fue mi primer acto de autosatisfaccion que me llevo a mi primer orgasmo.

Esto sucedió cuando tenia yo la edad de 16 años, fue en un verano que me encontraba de vacaciones de escuela, aprovechaba el tiempo libre para cuidarle los niños a unos vecinos, los cuales eran súper amigos de mis padres, era un matrimonio joven, en aquel entonces de unos treinta y tantos cada uno, tenían dos niños hermosos de 6 y 8 años, mi trabajo era de medio día, ya que la señora trabajaba en un banco y su turno terminaba a eso de las dos de la tarde y ella ya se hacia cargo de su familia.

Todo empezó un día que se fue la señal de televisión estando yo cuidando a los niños en cada de los vecinos, nosotros no teníamos en casa televisión por cable, así que llevarme a los niños a casa para que vieran tv, no era la mejor opción y me preocupaba el hecho de que se fueran a aburrir y empezaran a ponerse necios, así que mejor opte por quedarme ahí y encenderle su consola de video juegos para entrénenlos, mi problema con los niños estaba solucionado, pero al paso de una hora el aburrimiento llego a mi, los niños jugaban en la consola y pues ellos muy divertidos pero yo ya con cara de enfado, así que me fui a la recamara de los señores a buscar revistas de modas, de chismes de artistas, las cuales tenia en abundancia, pero a decir verdad andaba en busca de los números mas nuevos de estas revistas ya que en días pasados le vi llegar a ella con estas revistas.

Busque en el revistero que estaba colocado en una esquina de la recamara sin encontrar lo que buscaba, así que me conforme con unas ediciones pasadas, las cuales ya había leído anteriormente, no paso mucho tiempo en aburrirme de estar leyendo lo mismo de otras veces y me dirigí al closet del baño para ver si por ahí las podía encontrar, pero tampoco estaban ahí. Como estas personas tenían toda la confianza depositada en mi, no acostumbraba a hurgar entre sus cosas salvo que fuera el revistero o cuando ocupaba algún medicamento para los niños, pasaron dos horas y yo seguía mas aburrida aun, así que recostada en la cama boca arriba me voltee hacia el buró de un lado de la cama y abrí el cajón para ver si por ahí encontraba estas revistas, ahí encontré una de ellas, mi animo cambio y abrí la puerta del buró que se encontraba debajo del cajón, ahí se encontraba la otra pero acompañada de otras dos revistas que llamaron poderosamente mi atención, en la portada de una de ellas aparecía una mujer y un hombre desnudos con unos cuerpos de dioses en la otra decía con letras grandes SEXO, pero arriba decía todo lo que necesita la pareja para un mejor …., las guarde de nuevo donde estaban y empecé a hojear la revista de modas, veía los nuevos diseños para el verano, lo que venia para el otoño y cosas así, pero de mi mente no se apartaba la imagen de aquellos cuerpos desnudos, no me pude concentrar en lo que veía así que tome la revista de chismes y empecé a leerla tratando de olvidar esas imágenes de mi mente, pero me era imposible, me tenia inquieta la curiosidad por ver esas revistas, nunca había visto a nadie desnudo salvo a mi hermana mayor con la cual compartía recamara en casa de mis padres, así que esa imagen de aquel hombre desnudo despertaba la curiosidad en mi, jamás había visto un pene, salvo los dibujos que en aquel tiempo se veían en la clase de biología, puse la revista de chismes sobre mi abdomen, y cerré los ojos, tratando de tranquilizarme y sacar eso de mi mente, pero me era imposible sacármelo de la mente, el recuerdo de los niños jugando en su consola me saco de mis pensamientos y rápidamente me levante de la cama para ir a ver como estaban y que hacían, uno de ellos, el mas grande estaba dormido sobre la alfombra, y desesperadamente me fui en busca del otro y lo encontré en su recamara dormido también, esto me tranquilizo y volví a donde estaba la consola para apagarla y ponerle una almohada bajo la cabeza de esta criatura.

Me dirigí a la cocina y me serví un vaso de jugo de durazno, para ir de nuevo a la recamara a seguir con la lectura de los chismes de la farándula, pero al esta ahí de nuevo empezó de nuevo a pasar por mi mente la imagen de aquel hombre desnudo, me quede pensando en ello y de que los niños dormían y que nadie mas había en esa casa, así que me arme de valor y saque las revistas, inicie hojeando la revista que decía sexo con letras grandes, y m encontré con un articulo que decía “la autosatisfacción de la mujer”, en este articulo describían con palabras y con imágenes como la mujer podría disfrutar al máximo de la masturbación, me llamo poderosamente la atención ya que venia detallado perfectamente en texto e imágenes, me leí todo el articulo y note como mi respiración se agitaba, mis senos los sentía duros, alcancé a ver mis pezones erectos a pesar del bra y la blusa lograban resaltar, y lleve mi mano a mi entre pierna sobre mi short de algodón que me quedaba algo holgado, y sentí humedad en mi rajita, sin dudad estaba excitada, una vez que me leí el articulo deje esa revista por un lado y tome la de los desnudos en la portada, al abrirla en las primeras paginas venían fotos de mujeres en lencería muy bonita, después seguían la de los hombres en sus boxers o bikinis, y después al igual que las mujeres desnudos de pies a cabeza, cuando menos me di cuenta tenia una de mis manos bajo mi blusa acariciando mi seno izquierdo sobre mi bra, seguía viendo aquellos cuerpos perfectos desnudos con unos penes que para mi eran enormes, supongo que lo eran por el tipo de revista, en aquel entonces no tenia punto de comparación, mi mano paso acariciar mi seno bajo el bra, sentí el roce de la palma de mi mano con mi pezón que estaba duro, erecto, mis piernas se cruzaban entre ellas haciendo movimientos de tijera aumentando la excitación en mi rajita, sin pensarlo me despoje de mi blusa y de mi bra, dejando mis redondos y bien formados senos al aire, note mis pezones paraditos, colorados como si les hubieran aplicado fuego para ponerlos al rojo vivo, empecé a acariciarme con mis manos mis senos uno en cada mano, las apretaba las movía en forma circular recordando todo lo que había leído en esa revista, con la yema de los dedos empecé a frotar mis pezones y sentí un escalofrío que me recorrió desde la nuca hasta los pies al poner mis pezones entre dos de mis dedos y pellizcarlos suavemente, esto hizo que mis piernas se doblaran en un movimiento inesperado y algo salvaje, no dejaba de acariciarme mis senos de pellizcarme mis pezoncitos rosaditos ya sonrojados por la excitación, baje una de mis manos lentamente por mi abdomen, tal como lo había leído, llegando a mi entre pierna y acariciarme con uno de mis dedos todo lo largo de mis labios vaginales, no resistí mas y me retire mi shorts junto con mi boxer, este que era de color azul pude ver como estaba mojado ya, al poner mi mano sobre mi cosita sentí su humedad estaba mojadísima, fue cuando me di cuenta que mis fluidos ya corrían hacia mi trasero, empecé a acariciar mis labios vaginales con mis deditos, frotándolos lentamente de arriba abajo, mi otra mano seguía acariciando mis pezones, con la punta de mi dedo dibujaba la forma de mis pequeños labios recorriéndolos lentamente, sentía como me mojaba cada vez mas, con mis dos dedos empecé a moverlos en forma de círculos sobre mi rajita, lo que hizo que escapara un pequeño gemido de mi boca, lo que me hizo pensar en que podría entrar uno de los niños a buscarme, sin pensarlo mucho y sin dejar de acariciar mis pezones me levante a ponerle llave a la puerta.

Al volver a la cama, me acosté boca arriba flexionando mis rodillas y abriendo mis piernas lo mas que pude seguí masajeando esos labios que estaban por demás húmedos, mis dedos estaban ya empapados por los flujos que mi rajita emanaba, fue cuando alcancé mi clítoris, nunca lo había tocado, nunca me había atrevido a hacerlo, al primer contacto salio de mis labios un gemido mas fuerte que el anterior, sentía mi corazón latir a mil por hora, nunca había sentido algo así jamás en mi vida, sentía oleadas de escalofríos muy prolongados por todo mi cuerpo, fui mas generosa con los movimientos de mis dedos sobre mi clítoris, sentía mis senos reventar de la excitación, mis gemidos fueron mas frecuentes y con mas fuerza, mi rajita emanaba y emanaba fluidos empapando mis dedos que no dejaban de jugar con mi clítoris cada vez haciendo mas intensos los movimientos circulares, sentía fuego por dentro de mi cuerpo, estaba sintiendo algo único en mi vida, me movía de un lado a otro, estiraba y flexionaba mis piernas, mi mente solo estaba ocupada en lo que hacia, era yo sola, el mundo no existía, puse mi otra mano en mi entre pierna, abriéndose paso entre los labios mayores de mi vagina, alcanzando a meter la punta de mi dedo, sentí como una braza ese dedo, algo caliente que me hacia estremecer de placer, ahí lo deje sin movimiento, mientras mis dedos de mi otra mano no cesaban en la caricias sobre mi clítoris, y mi otro dedos entre mis labios inicio un movimiento de arriba abajo, no me atreví a penetrarme por completo, pero eso me estaba volviendo loca, sentir mis labios abiertos y las caricias en mi clítoris hicieron sentir contracciones en mi vagina, sentí un revoltijo que se formaba en mi vientre, en mi espalda sentí una fuerte corriente eléctrica, lo que hizo que mi cuerpo se arqueara, flexionando mis piernas levantando mi culo y espalda quedando prácticamente sobre mi pies y mis hombros nada mas, mis gemidos fueron mas fuertes y muy seguidos me fue imposible retenerlos –aaaaahhh, aaaaahhhhh, aaaaahhhh, -mis gemidos llenaron la habitación, gemidos propios de una adolescente de voz muy delgada como la mía, sentí que algo estallaba en mi vientres bajando hasta mi rajita, una explosión intensa, como si mi cuerpo fuera a reventar cual globo inflado con agua, abrí mis ojos ante el asombro de lo que sentía, ya que sentía que algo iba a salir de mi rajita, saque mi dedo que tenia entre mis labios, sentía explotar mi vagina mis ojos se desorbitaron lanzando un fuerte alarido imposible de callarlo-aaaaaaaaaaaaaaaaaggggggggggggghhhhhhh—mis piernas temblaron fuertemente, mi cuerpo se arqueo mas de lo que estaba, mientras veía como expulsaba un fuerte chorro de mi rajita, el cual logro brincar la cama y alcance a escuchar como caía al piso ese liquido expulsado de mi cuevita, con el sonido propio de un liquido derramándose, mis piernas cedieron y de forma brusca se estiraron, mis dedos aun sobre mi clítoris mientras mi vagina expulsaba dos chorros mas de liquido menos abundante que el primero, seguía gimiendo, no dejaba de moverme en la cama, me daba vueltas sobre ella, mi cabeza la sentía explotar, mi cuerpo aun temblaba, como cuando tienes una fiebre de los mil demonios, mis piernas eran unas gelatinas mi respiración se me dificultaba, no sabia que pasaba, hasta que me fui calmando poco a poco, estas sensaciones fueron pasando, y ya mas tranquila, empecé a esbozar una sonrisa, que se convirtió en una pequeña carcajada, había tenido mi primer orgasmo en mi primera masturbación.

Quince minutos después ya algo recuperada de lo que había vivido, me puse a evaluar la escena, y me di cuentas de la sobrecama y sabanas de la cama, estaban mojadas debido a mi fuerte corrida. Me levante de inmediato, me fui al baño a lavarme mi rajita, el olor a sexo era intenso, y no quería me descubrieran, me vestí y fui a echarle un ojo a los niños, que aun dormían placenteramente.

Volví a la habitación y retire las sabanas para llevarlas al cuarto de servicio, me fije en la hora, eras las 11:30, tenia dos horas y media para lavar las sabanas y limpiar la habitación, tiempo mas que suficiente ya que había lavadora y secadora, lo que me permitiría que estas quedaran listas antes de la llegada de la señora. Puse a lavar las prendas y me fui a asear la recamara, acomodar las revistas y no dejar evidencia de lo que ahí había pasado.

Después de una hora todo estaba normal, la cama son su juego de sabanas limpios, las revistas en su lugar, y la habitación con el aroma de costumbre.

De esto solo sabia mi esposo, y ahora lo comparto con ustedes, espero este relato sea de su agrado y espero sus comentarios y critica constructiva, ya que poco a poco les iré relatando la evolución de mi vida sexual.
Disculpen la calidad de las fotos, pero son scaneadas, son de cuando tenia 1& años.