MI PRIMERA VEZ CON MI PROFESOR (POR TODOS LADOS)

hola me llamo elizbeth, tengo 24 años y estudio la lic contador publico mi primera vez fue a los 13 años y fue con mi orientador de la secundaria, el tenia 23 años empezo al inicio de 2do grado, entro un nuevo orientador a la escuela, a pezar de mi corta edad ya tenia unos senos grandes y bien formados, unas nalgas paradas y redondas, una cintura delgada gracias a mi complexion, una cara linda unas pestañas grandes y mi piel es apiñonada, asi que los chicos me seguian pero como me gustaba jugar en vez de tener novio, se apostaban haber quien me convensia. asi que menos le hacia caso, no habia tenido mucha experiencia en besos y esas cosas hasta que….

Un dia se pelearon por mi dos niños de mi salon, el orientador llego a separalos y nos llevo a los tres detenidos a orientacion, cuando estaba hablando jonathan (asi se llama el orientador) con otro orientador alcanze aescuchar que comento:
“no se que le ven, es una niña insignificante”

Eso me dio en mi orgullo, despues del castigo y todo eso, se lo comente ami amiga la cual se rio de mi y ocaciono que me enfadara asi que le dije “que le haria tragar sus palabras, que haria que se fijara en mi” ella aposto aque no lo lograria. asi que la apuesta empezo.

Al otro dia me puse una playera entallada y encima la chamarra de la escuela, para que no se dieran cuenta que nollevaba el uniforme completo, mi falda me la subi a 5 dedos de la rodilla. y como era costumbre un maestro me envio a orientacion, ya ahi me quite la chamarra y deje ver mi enorme busto con mi playera entallada, el frio del aire acondicionado hicieron que mis pezones se pusieran rigidos los cual fue imposible que jonathan no los volteara a ver, cuando se dio cuenta que yo lo veia de como me miraba solo me regaño por no llevar el uniforme y me pidio que me pusiera la chamarra. me levante para ponermela y fingi un dolor en el vientre lo cual jonathan no tuvo remedio que cargarme para llevarme a enfermeria, como mi falda era corta toco mis muslos bajo mis nalgas y se puso rojo aunque fingi no darme cuenta, rodie su cuello con mis manos y rumbo a la enfermeria le di un beso, el correspondio metiendo su lengua en mi boca, me acerco asu cuerpo y de un sobresalto me retiro, me bajo y me envio ami salon.

Al otro dia me fui a las canchas de futbol ya que no entre a una clase, me reportaron y el tuvo que buscarme, las canchas estan retiradas de los salones y hasta arriba hay como una colina donde te tapan muchos arboles, el me vio y se sento junto ami, me pregunto porque lo hacia y para salir del problema lepregunte porque habia correspondido a mi beso,el dijo que estaba loca y que no lo volviera hacer, yo lo miraba fijamente pues sus palabras me dolian, asi que pedi disculpas y se escapo una lagrima pero era de coraje pues no lograria que se fijara en mi. le dije que estaba enamorada de el, asi que me abrazo y empezo a besarme sus manos pasaron de mi cintura a mis senos los cuales los apretaba con fuerza y yo me estremecia poco a poco metio su mano bajo mi blusa y al roce de ella en mi pezon tuve una sencasion riquisima que me asusto asi que sali corriendo.

Todo el dia no deje de penzar en el, en realidad me estaba enamorando, pero primero era mi apuesta, asi que tenia que conseguir la prueba para mi amiga. al otro dia hiba a buscarlo pero el me fue a buscar ami, y me pidio que hablaramos le dije que si pero que si podia ser el sabado porque mi mama me estaba esperando (ese dia era viernes) nos citamos y el dije a mi amiga que fuera para que viera que era cierto, yo llegue al lugar de la cita la idea nada mas era que me viera mi amiga pues me asustaba salir con el, pero cuando lo vi ahi con una flor para mi me subi a su cohe y nos fuimos (estaba segura de que me enamore) llegamos a su casa, rentaba un cuarto pues sus papas vivian en toluca. pence lo peor y queria irme pero el me empezo a besar metia su lengua en mi boca probacando que me exitara, me abrazaba fuertemente, sus manos empezaron acariciar mis senos, hieron que mis pezones se endurecieran, levanto mi blusa e hizo a un lado el brasier, chupo mis pezones suavemente haciendo que mi respiracion se acelerara ¡oh por dios, me exito solo de recoradar!

Me llevo a la cama sin dejar de chupar mis pezones, yo estba llorando, lamio mis lagrimas y dijo que no temiera que sabia que era virgen pero que se moria de ganas de hacerme suya, puso su pene en mi mano (no se ni cuando lo saco) y me dijo “mira como me tienes” era realmete enorme y estaba grueso, el guio mi mano para acariciar su pene, luego dejo que lo hieciera sola, el volvio a mis senos, luego se dirijio a mi vagina, lenato mi falda quito mi pantaleta y empezo chuparla hacia que gimera metia su lengua dentro de mi, nunca habia sentido algo asi y me encantaba, la chupaba con tal intensidad que sentia que se la queria comer, con una de sus manos pellizcaba mi pezon logrando una sencasion de que me orinaba en su boca me levanto de la cama y me puso de rodillas, metio su enorme pene a mi boca haciendo movimientos de entra y sal y gemia en placer.

Luego me lavanto y dijo que me pentraria, yo le dije que no, porque era muy niña, me cargo con fuerza abriendo mis piernas y sujetandome de las nalgas, donde mi vagina quedo a la altura de su pene, yo pense que me hiba a penetrar de todos modos, (aunque uso otra maña),llevo mis piernas asu cuello donde lo abrace con ellas para no caerme, me deslizo quedando yo boca abajo sujetandome el de la cintura y yo de sus rodillas, ahora mi vagina quedaba cerca de su boca asi que empezo achuparle nuevamente, era la misma sensacion pero con mas fuerza era mas delicioso asi no se cuantsos orgasmos tube, mis piernas perdian fuerza asi que resbale mis manos estaban en el suelo y yo en la misma postura el jalo mis piernas hacia arriba y pence que volveria a chupar mi vagina pero al llegar a su pene jalo con mas fuerza haciendome estallar en un grito de dolor y placer, me habia penetrado aunque no tolmente,me recargo en la cama y empezo amover su pene dentro de mi, yo gritaba que se detuviera, pero el sabia que en realidad deceaba mas, agarro mis senos y los apreto al mismo tiempo que enterro todo su miembro dentro mi, empeze a mover las caderas, no se como lo hacia que el jadeaba de placer, me decia que estab riquisima y que mi vagina estaba estrecha que se lo apretaba rico, mientras me decia eso yo mas me movia, aunque el dolor que sentia me facinaba sentir su pene en mi, el se inclino a chupar mis pezones y yo tenia un orgasmo tras otro, sentia desgarrarme por dentro y que me partiria en dos, asi que aprete mi vagina para detener esa sensacion, pero hizo que mi vagina le hieciera como mordidas a su pene haciendolo estallar en un climax y ami con el.

Se quedo recostado en mi pecho sin sacar su pene de mi, despues de unos minutos recobre fuerza y empece a mover mis caderas y besarlo el sonrio y dijo que los hombres eran mas lentos para recuperase, pero senti como su pene hiba creciendo dentro de mi, al darse cuenta el me siguio besando y volvi hacer suya, repetimos 3 veces mas en el resto del dia.

Como ya era de noche me llevo ami casa (a unas cuadras), estaba lloviendo, me despedi con un beso y el dije que lo amaba, el dijo que tambien ami pero que era una locura, me dijo que me habia penetrado sin condon y que eso podia tener consecuencias, yo minimice las cosas como toda adolecente y puse mi mano en su pene provocandolo de nuevo y lo jale hacia el asiento trasero del coche, nos exitamos nuevamente, sin quitarnos la ropa solo con su pene fuera del pantalon y haciendo au lado mis pantaletas me pentraba mientras nos besabamos con intensa pasion, me voltie dandole la espalda porque me pegaba en el techo del carro con el sube baja, asi que optamos por la posicion de perrito, seguimos asi pero realmente era incomodo en el coche, en ese entra y sale de su pene en mi vagina con tanta fuerza debido al deceo de nuestros cuerpos y con el poco espacio en el carro, su pene tomo otra direccion, penetro mi culo, grite con fuerza pr el dolor, el sentia venirse en mi culo pues la nueva experiencia lo exito, hizo un entra y sal en mi culo como si fuera mi vagina aunque me dolia me acople al movimiento de su pene, sus dedos empezaron a darme placer en mi vagina mientrs su pene lo hacie en mi culo, fue grandioso. volvimos aestallar en un climax orgasmico.

Al terminar y recuperar poco de fuerza y la respiracion, me prometio cuidarme y dijo que estaria conmigo pasara lo que pasara (se referia asi quedaba enmarazada), pero que no estaba arrepentido que iria a la carcel con gusto por haberse metido con una menor de edad, porque habria valido la pena. me beso tiernamente mis labios y me fui a mi casa.

quieren saber que paso despues?
se los contare otro dia
solo les puedo adelantar que repetimos y con nuevas experiencias

La sobrina de mi mujer fue mi perdición

Ella era de 17 años, pero respiraba sexo y erotismo.

Hola a todos, soy Salomón de 39 años en ese momento. La hermana de mi mujer nos pidió recibir a Karla una bella adolescente, que seguiría sus estudios de preparatoria, ella proviene de un pueblo cercano a la capital. Yo ya la había visto antes, desde pequeña, pero siempre ha tenido sex appeal, es muy coqueta, sexy y rebosa erotismo su cuerpo, que es delgadito, piel trigueña, ojos color miel, piernas largas y delgadas, y un lindo y precioso culito compacto.

Desde que se integró a la familia, Karlita fue un tormento para mi, ver sus diminutas braguitas en la lavandería o aveces encontrarlas tiradas en el tocador después de haberse bañado, yo no he sido del tipo que recoge las bragas de nadie, pero las de Karlita me fui acostumbrando a olerlas y sentir el olor tipico de su rajita. En varias ocasiones la encontré saliendo de la ducha solo envuelta con una pequeña toalla que apenas cubría sus nalguitas. En una ocasión, llegué del trabajo, ella se estaba cambiando en su habitación, yo vi la puerta semiabierta y quise entrar, pero la vi de espaldas, estaba desnuda, sus nalgas era pequeñas pero casi perfectas, unos semiglobos lindos, esa noche me follé a mi esposa pensando en el culito de Karlita.

También agrego que ella era muy efusiva conmigo, apenas me veía me abrazaba y en ocasiones, se sentaba en mis piernas cuando quería contarme algo que le había pasado y quería mi consejo.
Llegando del trabajo cierto día, la encontré llorando en su habitación, rápido me senté con ella y dulcemente le pregunté de su pena, ella me confesó que había terminado con su novio de su pueblo, el quería que ella regresará, pero ella me dijo que quería seguir estudiando. Yo la calmé, le aconsejé y para agradarla la saqué a comer un helado, luego le comenté de eso a mi esposa.

Cada día siguiente, le llevaba algo a regalar, una flor, un chocolate, un Cd, o llegaba a platicar con ella, luego semanas después me dijo que ya había olvidado a su exnovio, eso me alegró.
Unas dos semanas después, me dijo que me contaría un secreto, me costó que me dijera ese secreto, pero me lo contó, me dijo que estaba entusiasmada por alguien, pero ella sabía que no le correspondería, yo le dije que como era posible que alguien no le correspondería, si era una chica muy linda, agradable e inteligente. Ella que estaba su habitación me tomó de las mejillas y me dió un beso en la boca, yo me quedé paralizado y no atiné a contestar el beso, solo salí de la habitación.

Al otro día fui a traerla al colegio, ella salía temprano esos días por examenes, de regreso me pidió perdón por lo de anoche (el beso), me estacioné fuera de la carretera, y la tomé de las manos la acerqué y la besé, ahora ambos nos quedamos enredados con la boca y la lengua, la chica besaba como las diosas. La fui acercando de modo que quedó recostada en mi pecho y sentada en mis piernas, no se cuanto tiempo pasamos besándonos, pero fue más de media hora, mi verga estaba parada en mis calzoncillos, desde que era soltero no besaba a nadie asi. Luego aproveché que ella llevaba la falda de la preparatoria y mis manos se dirigieron a su rajita, jugué con ella sobre su braguita, pero en ocasiones metía uno o dos dedos dentro de su braguita y tocaba su rajtia depilada, pude sentir su húmedad entre sus piernas. Como ya era tarde y nos podía extrañar mi esposa nos fuimos para la casa, casi nadie habló de regreso a casa.

La llama ya estaba encendida entre Karla y yo, la atracción era mutua, aprovechabamos cada momento que no nos veía nadie y nos besabamos como dos enamorados a escondidas, Karla como dije besaba muy rico.

Yo ya soy un hombre maduro, y no iba a andar como un adolescente de manitas calientes, sino quería llegar a poseerla. Asi que a la primera que se presentó, mi esposa iba a visitar a una amiga enferma y no regresaría hasta tarde en la noche, yo tenía como cuatro horas a solas con Karlita. Asi que la fui a buscar a su habitación, nos besamos y no revolcamos entre las sabanas aún con ropa puesta, luego le fui quitando su blusita y su sostén, sus senos eran como naranjitas, las mamé y le chupé todos sus senos, le presaba los pezones con los labios y ella gemia como gatita en celo. Ella estaba excitadisima solo con eso, vi que una de sus manos me frotaba la verga sobre los pantalones. Para facilitar su trabajo me quité los pantalones, ella preguntó por su tía (mi esposa), le dije que tardaría en llegar, entonces ella se quitó la falda y se quedó solo en un diminuto bikini.

Le comencé a besar desde los labios, cuello, senos, pezones, vientre y por fin llegué a su sexo, le bajé su braguita y ella exclamó algo, como diciendo por fin, tomé su rajita entre mis labios y chupé y lami sus labios vaginales y su clitoris, Karlita se contorsinaba sobre la cama gozando la mamada que yo le brindaba. Me tomaba de los cabellos y decía -aayy dios mio!!- a cada instante, Karlita me regaló sus juguitos íntimos que tomé como nectar de flor. Luego le di la vuelta en la cama, quedándome su bellas nalguitas a mi disponsición, se las abrí con las manos dándoles varios besos antes, divisé el ojete del culo y lo mamé, Karlita pataleaba, gemía, se quejaba, la nena estaba como loca gozando por primera vez, creo, una comida de orto. Mi lengua iba del ano hasta su clitoris, y regresaba de nuevo a su culito. Yo me estaba esmerando, quería que ella quedara muy satisfecha esa primera vez y lo estaba logrando.

Después que Karlita de corrió por segunda vez, me quité el resto de la ropa y me fui sobre ella, le abrí las piernas y tomando mi verga la guié hasta su rajita, empujé para penetrarla, su lubricación era excesiva que mi verga a pesar de ser gorda y su rajita estrecha, se fue deslizando sin dificultad en su vagina, seguí empujando hasta que le metí más de la mitad, Karlita gritaba y parecía que estuviera chillando, pero era puro gozo y pasión. Luego comencé a pistonearle mi verga, primero lento, pero poco a poco le daba pistonazos secos metiendosela hasta el fondo, ella me comenzó a arañar la espalda y los costados, señal que la chica estaba por entrar a otro climax. Segui martillando mi verga adentro hasta que la hice correrse desmesuradamente.

Yo aún no lograba venirme, pues no quería simplemente, cuando sentía que podía ir al no retorno, me detenía para tomar aire y le mamaba los senos o la besaba mientras me pasaba la gana de correrme. Asi le hice el amor por más de una hora, por último yo deseaba explotar dentro de ella, no me importaba si ella se controlaba o no, la puse encima de mi y le dije que ahora ella me cabalgara, Karlita tomó mi verga y se la fue acomodando en la rajita, debo decir que Karlita no era virgen, pero si tenía poca horas de vuelo. Luego se sentó en mi verga y ésta se fue desapareciendo dentro del interior de su vagina, ella mordió su labio y cerró los ojitos cuando la tuvo toda dentro de su rajita. Luego cabalgó lentamente, lo cual dio tiempo a besarnos y mamarle sus tetitas, pero luego ella se fue excitando y su cabalgada fue más rapida y profunda, me fue llevando hasta el no retorno, la tomé de la espalda la pegué a mi torso y exploté, una bárbara cantidad de esperma salió de mi verga, dio cinco o seis palpitaciones dentro de la vagina de Karla, arrojando semen caliente en toda su cavidad. No recurdo haber echado tal cantidad alguna vez como esa.

Nos quedamos en la misma posición por varios minutos, ambos estabamos sudados y transpirados. Ella fue la primera en desmontarse de mi y correr al tocador, yo me quedé descansando un rato. Al rato oí su voz llamandome para que nos ducharamos juntos, alli nos besamos todavía y nos reiamos de los que había sucedido en la cama.

Desde ese día, mi vida y mi tormento fue Karlita, esta bella niña me había robado el corazón. Yo quería irme con ella para vivir juntos, ella también quería pero me decía que no era justo para su tia, asi que decidimos esperar, para saber si era solo una atracción sexual o era amor. Alquile un apartamento para estar juntos fuera de la casa, alli le rompi el virgo de su culito, ohh fue lo máximo, mi verga entrando y saliendo de su orificio más chico de su cuerpo, yo se que a ella le dolió horrores, pero aguantó por mi, porque ella quería darme lo último que tenía en su cuerpo. Me volví adicto a ese orificio, me encantaba darle duro por allí y aprendí a hacerla gozar y llegar a varios orgasmos penetrada en ese agujerito. Me era dificil no cogerla todos los días, parecía que estaba viviendo otra vez mi juventud, me mantenía con la verga parada pensando en ella y sus senos, sus pies, su culito y su húmeda rajita..

Todo estalló un año y medio después, cuando Karlita resultó encinta, ya era mayor de edad. Alli se supo todo. Mi esposa me quitó la casa y los vehículos, pero todo no es nada comparado a vivir con ella.
Al momento todo va bien, se que la diferencia de edades es considerable, pero quiero pasar mis últimos años sexualmente activo.

POR EQUIVOCACION FUI A LA GLORIA

DE COMO UNA NOCHE EN MI HABITACION Y POR DESEOS DE FOLLAR A LA AMIGA DE MI HERMANA TERMINE LLENANDO FUE A MI HERMANA

Yo tube la dicha y la casualidad cuando tenia 16 años con mi hermana y su amiga que una noche les toco dormir en mi habitacion porque habian llegado visitas
y yo le tenia unas ganas a su amiguita y ya tarde de la noche me las ingenia y con mucho cuidado baje de mi cama y fui a meterle mano a la amiguita que dormia con mi hermana en un colchon puesto en el piso fui metiendo algo de mano pero ella desperto y me cage todo y me fui a mi cama yo oi algo de movimiento porque al estar oscuro no veia nada entonces al rato me bajo de nuevo y comence a tocar y acariciar pero note que se dejaba hacer

Levante su cobija y fui acercando mi cara a su rico trasero y ose darle una lamida ella arqueo su cuerpo sacando mas su rica colita eso me dio a enterder que le gustaba y podia seguir y asi lo hice mame un buen rato su culito y abria sus muslos y mamaba su cuquita que era todo un manjar senti como varias veces lubrico y dejaba salir sus mieles y yo no perdia nada de repente se da vuelta y me agarra la verga sin decir nada me hace sentar en mi cama y me da una mamada que me sentia en la gloria y despues se para de elpaldas a mi y se sienta en mi verga y comienza el sube y baja eso me puso tan caliente que no tarde mucho en llenarle su rica vagina de mi leche al acabar ella me da un largo y tierno beso de lengua y se acuesta de nuevo
yo me acoste rendido

Al otro dia me levanto la amiga no dice nada y la veo muy normalita yo trataba de estar cerca a ver si comentaba algo de lo sucedido y nada
pero al irse mi hermana me llama y dice vamos a tu cuarto yo pense su amiga le habia contado lo sucedido
pero jamas imagine lo sucedido habria sido con ella

Entramos a mi habitacion y ella cierra la puerta yo pense de una me va formar un peo por lo que le hice a la amiga a lo que me siento en la cama y ella se sienta a mi lado y le pregunto que queria y es cuando me dice que ella habia tenido muchos pensados y fantasias de algo asi pero jamas imagino se fuese a dar porque ella no conseguia como seducirme a lo que le pregunto de que hablas y es cuando me dice no te hagas el bobito o acaso anoche estabas sonanbulo

Mas intriga me dio y le pedi ser mas clara a lo que ella pone su mano sobre mi paquete y me dice : no te hagas que lo de anoche no fue con alice sino a mi fue la que me diste tu leche bobo
Casi me desmayo al oir sus palabras. No tenia palabras que decir ella se da cuenta y mete su mano entre mi short y me dice al oido gracias hermanito jamas pense se daria esto y bajando su cara mete mi verga en su boca y me da de nuevo ese placer tan intenso que senti la noche anterior y se deleita dandome una majestuosa mamada cuando me tiene a millon le levanta de da otro beso intenso de lengua y me dice ven ahora si me vas a cojer como lo e deseado y se quita la ropa y se acuesta abierta de piernas mostrando ese tan rico chocho que tiene depilado y sin pensarlo dos veces me enterre de cabeza entre sus muslo y la mame con tanto fogaje que senti como dos o tres veces se vino con mi mamada y todo lo bebi de ella

Despues se puso en patas sobre la cama mostrando su culito y me dice anda haslo como anoche en seguida recorde la mamada de culo que le habia hecho y se la repeti por largo rato
oia como suspiraba al sentir mi lengua dilatar su culito y pasado un rato me dice ven papi ya no aguanto metela y me paro detras de ella y comienzo a follarle su rica vagina
ella deja hacer un poco y luego dice papi ya hay le diste anoche quiero me encules

Eso fue musica para mis oido y sin ser mandado dos veces me inclino mojo de nuevo su culito de saliba y se la voy enpujando con mucha suavidad veia como ella suspiraba y clavaba sus uñas en la almohada.

Cuando sintio ya habia entrado la cabeza ella solita dio un empujon hacia atras y termino de clavarse mi verga entre sus nalgas y dio un aullido no supe si era dolor o placer pense entre mi alguien nos va a oir pero ella no se inmuto y comenzo con un fuerte movimiento de caderas
Yo la agarre de sus caderas viendo lo que buscaba y comence a bombearla con todas mis fuerzas hasta que no aguante y revente mi acabada dentro su su culito
ella cayo exsausta sobre la cama
Yo me le acoste al lado y dandole besos y caricias le doy las gracias por lo que me daba y ella voltea y sus ojos brillaban de placer y lujuria y me dice gracias a ti papi no sabes hace cuanto deseaba esto y no conseguia como decirtelo

Gracias papi y cuando me quieras tener solo dimelo y en tu cama estare
hoy dia han pasado 20 años desde ese suceso y todavia seguimos disfrutando de nuestro sexo a pesar de habernos casado y hecho familia

Mi marido me dejo por una niñata y Yo descubrí a mi perro Tomy

Hola a todos esta historia es verdadera, me llamo Mari tengo cuarenta y cinco años, estoy un poco llenita supongo que es por la edad, pero no por eso estoy muerta, muy al contrario cuanto más tiempo pasa más caliente voy.

Mi marido me dejo por una niñata de veinte y pocos, se ve que lo yo le daba no satisfacia su Ego, y se busco a alguien que le dijera todo el día que era el mejor, yo le había dado todo lo que el quería pero se ve que no fué suficiente.

Y yo en mi noches solitarias encontre a Tomy y aunque suene a raro ME GUSTA.

Todo empezo cuando ya llevaba unos diez meses sola, llegue a casa despues de asistir a una despedida de soltera de una compañera de trabajo, despues de una cena muy copiosa y apetecible, nos fuimos a un local especialista en despedidas y el Boy que nos atendio, nos puso a todas cachondas perdidas, la mayoria cuando llegaran a sus casas tendrian a sus parejas y estas las complacerian profundamente, pero a mi quien me iba a consolar cuando cerrara la puerta tras de mi al llegar a casa.

Me fuí al vestidor y deje toda la ropa que había llevado menos las bragas, ya me las quitaria la irme a dormir, ahora no tenia nada de sueño, por eso me fuí al salón y puse una peli porno, para animarme en solitario cosa que hago bastante a menudo y la verdad me gusta tocarme e imaginarme situaciones morbosas.

Me tumbe en el sofá con las piernas abiertas pero relajadas, no queria tener prisa ya que estaba flotando y me encontraba en la gloria a causa de las copas que había tomado, le di al “play” y empezo el espectaculo, la peli era de una madura como yo con el coño bastante peludo, que era penetrada por un hombre de color, que tenía la polla como una caballo y se la metia por todos lo lados, parece mentira que a nosotras convenientemente lubricadas nos entra todo por grandes que sean.

La tia no hacía mas que gemir y soltar flujo por todos lados, y no era para menos con aquella verga enorme dentro del coño y unas manos grandes que le sobaban los pechos y le pellizcaban los pezones erectos por la calentura, mientras observaba la escena mi mano busco mi coño, abierto, hambriento e invidioso de no poder ser el de aquella tia guarra.

Empece lentamente a tocarme el clitoris con dos dedos y mis pelos vaginales empezarón a mojarse de un flujo blancuzco y espeso, JODER que pringosa me estaba poniendo, empece el recorrido por mi entrepierna mojada, llegando a mi opulento trasero, empece a darle vueltas a mi ano con mi dedo indice y cuando note que se me dilataba me penetre con el dandome un gusto maravilloso.

Se ve que el olor a hembra que invadía la sala, desperto a Tomy que estaba durmiendo en su manta de la cocina, aparecio en la puerta, me miró con sorpresa y deseo a la vez, se acerco a mi moviendo la cola, al llegar a mi lado coloco su cabeza sobre mis piernas oliendome mi flujo que impregnaba mis pelos pubicos. De pronto empezo a lamer con su rugosa lengua y yo me puse más cachonda si cabe al notar su aliento cerca de mi raja humeda y abierta.

Le deje hacer y con mi mano izquierda que colgaba del sofá, le busque su pija, aun la tenía dentro de su funda pero por primera vez me gusto tocarsela sin escrupulos, el gimio aprobando la invasión manual de sus genitales.

Yo cada vez le tocaba más fuerte y la sacó goteante y roja de su interior, tenía un buen pedazo de polla y me gusto versela y tocarsela, me deje ir y me puse de lado, una para que me comiera mejor el coño, y otra para tocarle con las dos manos tanto su pija como sus huevos, abrí las piernas para darle entrada a mi entrepierna peluda, el empezo a chupar y lamer sin parar y a mi me vino otro corrida profusa, el al notar mi flujo espeso en su boca, su polla empezo a escupir leche a chorro llenando el suelo de liquido caliente.

Aproveche su corrida para levantarme y me fui al baño a cojer una toalla grande, la estendí en el suelo y me tumbe en ella e hice que Tomy hiciera un 69 conmigo, su pija goteante quedo a escasos centimetros de mi cara, abrí la boca y la busque empezando a chuaparsela sin importarme como olia y soltaba, solo se que me volvia loca notar aquel pedazo de polla dura y la verdad me gustaba que me follara la boca.

El no paraba de buscar mi culo y yo levantaba mis piernas para facilitarle su deseo, su lengua lamia y lamia mi culo oloroso y su polla no dejaba de follarme mi boca.

Llego un momento que se puso muy nervioso y recogiendo los riñones empezo el movimiento de monta, yo como sabía lo que se avecinaba y me apetecia, me levante y fui a buscar unos calcetines gordos para enfundarle las patas, por según me habian dicho cuando te montan te pueden arañar con sus uñas, ya que se ponen como locos.

Una vez terminada la operación preventiva, coloque una almohada debajo de mis rodillas para alzar aun mas mi culo a su disposición y que el eligiera el agujero por donde penetrarme con aquella polla mojada.

Yo coloque la cabeza sobre la toalla y espere acontecimientos, de pronto note un pedazo de polla que me entro al primer embite y mi coño la acogio toda, me GUSTABA MUCHO, empece a acompasarme a sus movimientos y me senti follada como nunca antes y desde luego era más gorda que cualquiera que antes hubiera tenido dentro de mi chocho, follamos y follamos sin parar, mis pelos vaginales estaban empapados de su leche y de mis corridas, tanto que me entrarón ganas de mear y pense que cuando ibamos al parque el siempre olia donde había meado una perra, por tanto no me corte y solte una meada enorme, el al notarlo y olerlo se volivo loco y apreto y apreto, hasta que de pronto me envolo.

El dolor me embargo pero a su vez el gusto fué tal que eyacule totalmente, el paso la pata por encima de su pija quedando pegados culo con culo, mientras no dejaba de soltar leche, nos quedamos así unos quince minutos, yo me notaba llena y satisfecha por la relación intima que habiamos tenido.

Cuando nos soltamos, me senti complacida pero mi coño me escocia y me quemaba, por tanto mientras el se quedo en el salón, yo me fuí al baño y llenando el bidet de agua templada me sente y me enjabone con un jabón desinfectante, el picor fué bajando y al menguar la incomodidad, la satisfacción me invadio.

Y eso fué todo, fué la primera vez y aún la recuerdo con satisfacción…

Mis vacaciones con Maria, ella 60 y yo 16 en Granada

Relato una historia real, que me paso cuando tenia 16 años.

En el verano este, fui a la playa de Granada a pasar el mes de Agosto con mis padres. Quede claro, que no me gusta la playa mucho, pero no tenía opción, puesto que había suspendido una asignatura y tendría que recuperarla en Septiembre. En fin, paso a relatar lo que me ocurrió ese verano, que no puedo olvidarlo desde entonces.

El segundo día de estar allí, ya acomodados en el apartamento, y un poco organizados, mis padres se fueron a la playa, y como a mi no me gusta la playa, me fuía a una zona apartada de cañas, a ver que veía interesante. Al cabo del rato, encontré una revista pornográfica escondida entre las cañas, y me adentré para verla, me senté en una toalla que llevaba y comenzé a ojearla. Al cabo de poco, noté que tenía la polla bastante dura, y me quité el bañador y la camiseta, y comenzé a hacerme una paja. Se estaba muy bien así, con el sol dandome en el cuerpo, y me recoste hacia un lado, y con la revista viendola, y con la mano derecha haciendome una buena paja despacito.

En este momento, salio un pajaro de las cañas, por lo que mire hacia arriba, y vi en el edificio que pegaba a esta zona, en el balcón a una señora mayor de unos 60 años, que me estaba mirando, en ese momento, me tape con la toalla y disimulé como pude, e hize como que no habia visto nada, y me puse las gafas de sol y me encendi un cigarro. De esta forma miraba a la señora en el balcón, y senti que estaba mas excitado aun que pajeándome al ver la situación, por lo que me quite la toalla de encima dejando mi polla a la vista, cosa que la señora correspondió agachándose, de tal forma que le veía las piernas abiertas y unas bragas negras, que me llevo mi imaginación a imaginar que era su coño peludo. Ante la situación y la vista, comenzé a hacerme una paja mirándola a ella, y ella me correspondía con una mirada fija y una sonrisa picaresca, así durante unos minutos que me corrí, y ella me correspondió con un gesto de pasar la lengua por sus labios, cosa, que me excito mucho, y di por terminada esta buena paja. Me tumbe en la toalla, tomando el sol sin ropa, y cerré los ojos; así estaría durante unos 20 minutos, en los cuales, creo que incluso dormí, pensando en lo que había pasado.

Escuche moverse las cañas y unos pasos que se acercaban, y me incorporé y me puse la toalla por encima, y me encendí otro cigarro, para que pareciera la cosa normal, cuando ví aparecer a unos 10 metros, a una señora, con gafas de sol, pareo y una pamela grande y un bolso, que se acercaba a unos 15 metros, y se paraba a unos 8 metros de mi. Era es de estatura mediana, pelo castaño rizado, mas bien gordita, y por lo que se dejaba notar en el pareo, con mucho pecho. Saco del bolso una toalla, la extendió en el suelo y se sento encima de ellla.

S – Buenos días!
Y – Buenos días! (En este momento, pensaba en como me iba a levantar, ya que estaba sin nada puesto de ropa)
S – Veo que has encontrado mi sitio secreto, aquí vengo yo a tomar el sol porque no hay nadie.
Y – Señora, si le molesto, me voy, es que he llege ayer para pasar este mes de vacaciones aquí, y he visto el sitio, y me he quedado aquí.
S – Si!! Ya te he visto que estabas aquí (Sonrisa)
Y – Como? (En este momento al ver la sonrisa picaresca de esta mujer, me di cuenta, que era la señora del balcón).
S – Bueno, es mejor que estes aquí, porque me aprobecho de esto, y me puedes dar crema, si no te importa.
Y – Si por supuesto (y cogi el bañador para ponermelo por debajo de la toalla)
S – Muchacho, te he estado viendo antes, ahora te da vergüenza que te vea.
Y – No, no pasa nada, era por usted. (me dirigo a ella con la polla al aire, que estaba un poco flácida).
S – Toma la crema y dame por la espalda.
Y – Vale (comenze a hechar crema por la espalda, y a masajear la espalda para extenderla).
S – Espera que me baje el bañador, que se va a manchar de crema. (Se bajo los tirantes del bañador y vi el volumen de aquellas tetas impresionantes, cosa que me empezó a excitar y a notar que la polla me iba creciendo, e intente darle masajes despacio, para que se bajara el calentón que estaba pilland y no se diera cuenta)
Y – Esta así bien?
S – Si muy bien, me gusta el masaje que me estas dando, me puedes dar un poco por las piernas, que no quiero quemarme. (Asi, le di crema protectora en las piernas)
Y – Bueno, ya esta.
S – Espera, si no te importa, dame tambien por delante (Se dio media vuelta, y al levantarse, se bajo el bañador, quedando sujeto por las tetas, a la altura de los pezones, me quede mirándo a las tetas, cuando se bajo el bañador hasta la cintura, dejando aquellas tetas impresionantes a la vista. Eran enormes, bastante caídas por la edad, y con unas aureolas de color marrón clarito del tamaño de una galleta, la miré a la cara y solto otra sonrisa pícara, y me di cuenta que estaba empalmado totalmente)
Y – Bueno, vamos a ver (verti una cantidad muy grande de crema en la parte del pecho y del estómago, que comenzé a repartir despacito, y poco a poco iba acercandome a las tetas, en las cuales, comenzé un masaje muy despacio, pasando por todas ellas, y me iba dando cuenta, que aquellas aureolas, se estaban convirtiendo en unos pezones de color marrón oscuro impresionantes. Heché otro poco en las piernas, y me coloque entre las piernas y repartí la crema por todas las piernas acercándome poco a poco a las ingles. Hay me di cuenta, que el bañador, tenía una mancha en la zona de la vagina, por lo que me di cuenta que estaba aquella señora muy caliente como yo)
Y – Se te ha manchado el bañador
S – Pues espera que me lo quito, y así no se mancha (En este momento, me quedé que no podía tragar la saliva, mientras que bajaba el bañador hacia abajo y se veía un coño muy peludo negro. Al tener el bañador en la parte de las rodillas me dijo que se lo quitara yo, en lo cual, al abrir las piernas, vi que se abría y se notaba un clítoris bastante grande, y unos labios vaginales de color rosa, a lo cual me coloqué de nuevo en el lateral de ella para repartir la crema que quedaba en la zona del ombligo, la cual comenzé a repartirla hacia las ingles y en culo)
Y – Esta así bien?
S – Si, muy bien, pero reparte bien la crema por toda esa parte, que no quiero quemarme (Ahí me di cuenta que no le importaba lo que hiciera con las manos, y comenzé a tocar el pelo negro de aquel coño, y con la otra mano a tocar las ingles, bajando hasta el culo y subiendo por los labios del coño una y otra vez. Me coloqué tumbado para abajo, para ver aquel coño y aquel culo mientras que lo tocaba, y metí dos dedos de mi mano izquierda en el coño, y con la mano derecha masturbaba aquel clítoris, a lo cual escuchaba una respiración acelerada de aquella mujer, y notaba que cada vez, estaba mas mojado aquel jugoso, grande y precioso coño que tenia a 20 centimetros de mi cara. Saqué los dos dedos y baje, para tocar el ano y la otra mano comenzé a frotar el coño entero, cosa que levantó el pubis y abrió las piernas, y meti uno de mis dedos en el culo, a lo cual, soltó un lemento (ummmmm))
Y – Está así bien?
S – Sigueeeeeee, sigueeee (en ese momento, noté que me cogia la polla con la mano y empezó a pajearme, y se tumbo hacia un lado y me metió la polla dentro de la boca, y empezó a chuparmela de una forma impresionante, a lo cual no dudé en hacer igual, y comenzar a chupar aquel coño abierto delante de mí)
Y – Lo siento, pero me voy a correr (cosa que ya era casi inevitable, puesto que estaba tan caliente con todo aquello, que notaba las pulsaciones de mi polla)
S – Bien, cuando quieras (mientras que aumento los chupetones, escuchandose el sonido de meter y sacar la polla en su boca, y me corrí de una forma brutal, mientras que notaba jugaba con la lengua alrededor de mi glande y veía como la leche se la iba tragando sin dejar ninguna gota, y chupaba y chupaba sin parar, aunque despacio)
Y – Ya, ya he terminado.
S – Lástima, porque me hubiera gustado que me llenaras de leche otro sitio (a lo cual, note que la polla estaba en forma otra vez.
Y – Pues chupa un poco mas con esas ganas, y te lleno lo que quieras (A lo cual comenzó de nuevo a chupar profundamente, y meterse la polla hasta la garganta)
S – Que buena polla que tienes, y que maravilla de juventud, esto de recuperar de esta forma. Ahora quiero que termines lo que te he dicho.
Y – Bien, te voy a llenar este rico coño de leche, pero antes le vamos a hacer que disfrute de gusto un buen rato.
S – Recuerda chico, que tengo dos sitios para llenar, el que tu quieras.
Y – Empezaré por este coño y terminaré en tu culo, te parece bien?
S – Me gusta la idea, pero por dios!!! Fóllame, fóllame ya, que no aguanto mas, méteme la polla hasta los huevos. (cogí con la mano izquierda abrí estos labios del coño, y con la derecha coloqué el glande dentro de aquel coño y me heché sobre ella, sujetándome de aquellas enormes tetas, mientras que notaba como mi polla entraba en aquel humedo y caliente coño)
Y – Te voy a pegar una buena follada, hecha las piernas para arriba. (empezé a meter y sacar la polla en aquel coño, de una forma brutal, mientras que tenía en cada mano una parte de aquellas impresionantes tetas, y me hechaba para adelante, y chupaba los pezones, que estaban como una falange de mi dedo, de grandes y de duros)
S – Ummm, ummmmm, sigue, sigue, fóllame asi, asi, no pares.
Y – Baja una mano y tócate al clítoris tu mientras, y chupate un pezón. (a lo cual comenzó a tocarse el clítoris, y notaba como cada vez que entraba mi polla en aquel coño, topaba con su mano que estaba restregandose el clítoris de una forma rapidísima, y chupaba y mordia uno de sus pezones de la teta que sujetaba con su mano)
S – Saca la polla, y fóllame el culo, que quiero correrme con tu polla en el culo metida, date prisa, que me voy a correr.
Y – Vale, ahora mismo. (Saqué la polla del coño, y heche las piernas para atrás, y le dije que las sujetara con sus manos, y coloqué la polla en el culo, a lo que noté que con tanto flujo, estaba super lubricado, y comenzé a meter poco a poco la polla dentro. Cada centímetro de polla que le iba entrando, soltaba unos gemidos impresionantes)
S – Así, así, así, follate mi culo, méteme la polla entera, fóllatelo.
Y – Dime cuando te vas a correr.
S – Ya, ya, ya me corro!!!!!, ( a lo cual, metí la polla al fondo de un empujón, y empezé a dar empujones en el culo, mientras que notaba las contraciones que tenía, y se pellizcaba los pezones suyos, como si los ordeñara, y mordia sus labios)
Y – Aguanta un poco, que me voy a correr yo tambien, te voy a llenar tu culo de leche, aguanta un poco, ahí vaaa, toma lechecita, tomaaaaaa!
(Pasaron unos minutos tumbado encima de ella con una mano sujetando una de sus tetas)
S – Muchacho que buen polvo que me has hechado, joder, que bien me siento.
Y – Pues imaginate yo, me ha encantado, que buena follada.
S – Te ha gustado de verdad?
Y – Si
S – Y te gustaría repetir?
Y – Claro, por supuesto, estaría follandote a todas horas.
S – Pues vivo ahí, cuando quieras follar, te doy mi numero y me llamas y te digo donde follamos, que este mes que estas aquí, quiero que me folles todas las veces que puedas.
Y – Por mí encantado.

En otro escrito, os contaré que paso durante todo este mes de estas inolvidables vacaciones. Espero que os haya gustado, a mi me gusto mucho, y no puedo olvidar aquel verano desde entonces.
PILLIN

EL VINO PROVOCO EL INCESTO CON MI MADRE

nunca pense que el vino hiciera que deseara a mi madre

mucha gente piensa que en el incesto de madre con hijo el culpable es el hijo y no es asi, en mi caso ni mi madre ni yo tuvimos la culpa y ahora contare porque

Esto sucedio cuando yo tenia 12 años mi madre tenia 42 y mi padre 45 tenia tambien una hermana de 10 eramos una familia pobre y viviamos en una vivienda que media 6×6 mts el la cual estaba todo junto una estufa un comedor pequeño la cama donde dormian mis padres y una camita donde dormiamos mi hermana y yo y a pesar que viviamos muy humildemente eramos felices mi padre era obrero en una fabrica y no tenia vicios hasta que conocio a un señor que le cayo tambien que le propuso que fuera su compadre y fue el padrino de mi hermana recuerdo que en la fiesta mi padre no queria beber pero su amigo insistio tanto que acepto y como era inexperto en eso no tardo mucho en estar ebrio mi madre estaba espantada pues nunca lo habia visto asi se acabo la fiesta y por primera vez oi una pelea entre ellos pues mi padre queria seguir bebiendo por fin se acostaron a dormir pero luego de un rato oi ruidos de rechinidos y al abrir los ojos vi como mi padre estaba encima de mi madre y pujaba al ver las piernas de mi madre abiertas por primera vez senti como mi verga se paro mi madre le dijo a mi padre que apagara la luz que estabamos nosotros pero el estaba tan caliente que que le contesto que asi estaba bien que estabamos dormidos ella volteo a vernos y yo cerre los ojos y asi siguio recibiendo las embestidas de mi padre mi verga erecta pidio ser tocada y al hacerlo senti lo maximo y mas cuando vi que mi padre se paro de la cama y puso a mi madre hincada en la cama y como la puso del lado donde estaba mi cama vi por primera vez el culo de mi madre y como yo nunca habia visto mujer denuda se imaginaran lo que senti

Mi padre abrio sus nalgas y vi su panocha peluda mi mano ya tallaba mi verga con desesperacion y cuando i que la verga de mi padre entraba en esa peluda panocha senti como de mi verga salia algo caliente y baboso como pude aguante el quejido de placer que senti y tuve por primera vez mi orgasmo que es algo que nunca olvidare a partir de ahi yo ya no vi a mi madre como tal ya la veia como mujer y cada que la veia el solo recordar lo que habia visto hacia que de mi verga saliera semen pero ya no paso nada en lo siguientes dias hasta que al regresar de la escuela encontre a mi padre bebiendo otra vez con su compadre y mi madre estaba molesta hasta que mi padre le dijo que se tomara una copa y mi madre tal ves por curiosidad acepto y parece que le gusto pues luego de un rato ya se veia alegre y feliz y tal vez descuidada pues como usaba falda esta se le subia dejando ver sus piernas de mas y vi que el compadre no quitaba la vista de ellas por fin acabaron de tomar y el compadre se fue dejando a mis padres ahogados en alcohol

Yo me dije parece que hoy va a ver funcion y asi fue pues apenas se acostaron y valiendoles nada que estuvieramos mi hermana y yo empezaron a cojer mi hermana estaba profundamente dormida y no se daba cuenta de nada y yo mas que despierto y con la verga en la mano masturbandome viendo como mi madre se montaba en mi padre y su culo se movia de forma frenetica gimiendo y pujando y diciendo asi viejo cojeme metemela toda yo excitado senti como mi orgasmo llegaba y mis padres tambien luego se quedaron profundamente dormidos no asi yo pues mi verga se habia vuelto a parar y pedia algo en eso mi hermana se movio y su colita se pego a mi yo excitado le empeze a pasar la verga por encima de su pantaleta y como vi que no se movia se la baje y vi su colita blanca y inocente apenas puse mi verga en su rajadita y tuve mi orgasmo otra vez como la moje toda la seque como pude y me dormi pero como que no senti igual que cuando me vine viendo cojer a mi madre asi empezo el deseo por mi madre y aunque yo sabia que era pecado siempre la respete hasta un dia que al regresar de la escuela los encontre otra vez bebiendo con el compadre y a mi me extraño que el compadre le servia seguido a mi padre y a mi madre

Luego de unas horas vi como mi padre se quedo dormido y mi madre y el compadre como que se veian de manera extraña mi madre como que se descaraba pues ya cuando se le subia la falda ya no se la bajaba y el compadre caliente no la dejaba de ver yo enojado le dije que ya se fuera a dormir y ella molesta me corrio y enojado me dormi pero luego de un rato oi ruidos en la cama y me dije ahi estan mis padres cojiendo otra vez pero cuando abri lo ojos vi que no era mi padre era el compadre el que se estaba cojiendo a mi madre estaba arriba de ella metiendole la verga y mi madre feliz gemia de placer y decia ay que rico me cojes compadre que rica verga tienes y el respondio si comadrita que rica estas ponte de a perrito y cuando vi a mi madre empinada yo cerre los ojos hasta ese momento la respete y a partir de ahi solo pense como cojermela pues me dije si el compadre se la cojio porque yo no eso lo contare en el proximo relato.

UN TRIO DURADERO

Hace un par de meses, mi esposa y yo fuimos a un club de intercambio de parejas, tengo 36 años ella 35, y la verdad, fue una experienca, distinta para ambos, estuvimos con otro matrimonio en una habitacion, y por primera vez v a mi esposa follar con otro, y ella a mi con otra, el momento fue muy excitante no lo voy a negar, pero cuando volvimos a casa y charlamos, de ello, teniamos, conceptos distintos, de lo que habia pasado,

Mi mujer habia llegado al orgasmo una sola vez, y mas por ver como yo follaba a otra mujer que por la pericia de su amante, por mi parte a mi amante de turno como a mi esposa, logre que se corriera 3 veces, y cuando ya ellos, estaban mas que terminados y sentados al borde de la cama aun nosotros seguimos follando un buen rato,
Por mi parte, me di cuenta que no me agradaba en verdad ver como mi mujer follaba con otro, pero como habia aceptado, pero no habia sido tan excitante como crei en mi fantasia,
Habiamos sacado dos conclusiones de todo aquello, uno mi mujer le excitaba verme con otra, pero no aceptaba de muy buen grado otro amante, que no fuera yo,
desde aquel momento nuestra relacion en la cama, cuando follabamos, se basaba en ella decirme, como me habia follada a aquella chica, y ahora ella me iba a ordeñar le excitaba aquello, y termiabamos, en unas buenas corridas, durante unas semanas, estuvimos enganchados como perros con su fantasia.

A mi esposa le encanta chatear, y habiamos decidido no ir mas al club de intercambio, no nos gusto, simplemente, y asin chateando conocio a una pareja de nuestra ciudad, Carla y Javier, tambien con experiencia en club liberales, pero buscaban un tipo de relacion, especial, y donde entrara la amistad, algo duradero.
Javier como hombre, no disfrutaba del sexo, de manea normal, le gustaba observar, ver, y masturbarse, el mantener relaciones con una mujer, le era imposible desde hacia un tiempo, simplemente, se venia abajo, su ereccion, mientras que el observar a su mujer con otro, le proporcionaba unos placeres infinitamente mejores, por su parte Carla, es tan atractiva como mi esposa, un año menor, y bixesual, algo que mi esposa, no se habia planteado siquiera.

Nuestra primera cita fue hace dos fines, de semana, en su casa ellos no tiene hijos, nosotros, si, fuimos ese sabado a su apartamento, para comer, la cita era a las dos de la tarde, llegamos, y javier nos acompaño hasta su piso, Javier es algo mas alto que yo, normal, mas bien delgado bien formado, yo soy mas musculoso, aunque algo mas bajo y por fin conocimos a carla, de pelo moreno alta una gran figura, unas tetas preciosas, iba con un vestido muy liviano, mi sposa iba informal con unos vaqueros, que hacian ver su preciosa figura y resaltaba su culito respingon con menos tetas que carla pero redondas y firmes, tambien, a pesar de nuestra hija,

Fueron unos perfectos anfitriones y la conversacion se baso en el sexo en las relaciones, entre matrimonios, dimos nuestra opinion la que expuse al principio, le volvimos a decir que solo habiamos tenido esa experiencia, y ellos, nos contaron las suyas, unas buenas otras no tan buenas, Javier expuso su gusto en el sexo, y a la vez confeso que carla era una fiera en la cama, y el no podia llevar ni el ritmo de ella ni darle lo que ella necesitaba en el sexo, con lo que comenzaron con estos temas, pero, ahora buscaban algo mas serio, y discreto.
terminamos la comida, retiramos la mesa, habiamos comido en el salon, y mi esposa ayudo a ella a limpiar un poco, mientras a nosostros nos dijo que nos sentaramos, y seguimos la charla javier y yo, ni siquera nos percatamos, que ellas se fueron al baño ya cuando estaban dentro fue cuando lo percibimos, y ambas salieron, solo en braguitas recien duchadas sonrientes, me miraron venga me dijo mi esposa, te vamos a duchar cariño, me levante sin dejar de observar a ambas, me sentia pletorico, veraquellos dos bombones para mi sabiendo que el no participaria hacia que me calentara mas que no estuviera como la primera vez, y sali hacia ellas mi esposa me desnudo en el baño en un santiamen, y cuando aparecio mi verga dura y bien trempada, 21 cms, Carla la agarro, y dijo vaya lo que escondia tu marido, riendo, con esto tendremos para las dos, mi esposa, estaba tambien mucho mejor, que la primera vez en el pub, sonriente, mirandola y mirandome dijo tengo un buen semental este aguanta con nosotras dos,

Sabia lo que deseaba mi esposa desde el principio, me lo habia dicho mil veces en nuesras noches de sexo, me ducharon, y salimos, crei que iriamos al dormitorio pero no fue asin cuando salimos el salon estaba despejado la mesa pegada a lapared, un colchon con una sabana en el suelo y Javier sentado desnudo acariciandose su polla, era normalita, 14 0 15cm lo vi como miraba mi veerga, y comence a besar as su mujer, esta pronto me estaba deborando mi lengua, sentia por detras las caricias de mi esposa, aquello me ponia mas, y sente a carla en uno de los sillones junto al colchon me arrodille y comence a saborear su coñito biendepilado mientras mis manos sobaban sus tetas y pezones, y pronto ella comenzo a reaccionar y gemir, mire a ver dode estaba mi esposa, est estaba cerca de mi sentada, en el sofa, al otro extremo de Javier acariciandose su coñito, sin perde detalle de mi y Carla, cuando tuvimos, la experiencia en el club liberal, solo escuchamos gemidos, nosotros como ellos nos cortamos en decir nada o hablar,y entonces carla, cuando comenzo a calentarse de verdad, comenzo a hablar comohacia mi esposa cuando estabamos a solas, vaya lenguita tiene tu marido, como se come mi chocho, que rico, te voy a poner unos buenos cuernos y me lo voy a follar aqui, todo esto mientras me aguantaba la cbeza, sin despegar mi boca de su coño todo humedo y aumentando aquella segregaciones, saboree su gusto algo distinto al de mi esposa pero igual de sabroso y sus frases hacian que me calentara mas, la queria preparar, dejarla bien caliente, antes de actuar yo, pronto me dicuenta que ya lo estaba y me alce ella intento que siguiera comiendo, pero me safe y levante vi a mi esposa se estaba masturbando como un loca, mientras carla, le decia sigue asin difruta viendo como me follo a tu marido mientras yo me alce, mi polla quedo a la altura de mi su boca, y entonces por fin hable anda como una buena polla y calla, ella se la trago rapidamente, y mi esposa al oirme empezo a lanzarse, asin que esa putita te coma bien la polla que sepa lo que tengo en casa, asin cariño que te la mame bien, aquello estaba tornandose, en que estabamos los tres perdiendo los papeles sacando el animal que llevamos dentro, sin nada d racionalidad, no podia ver antes de alzarme a javier pues quedaba sentado detras de mi a unos metros en el otro sofa, pero ya alzado me gire y lo vi meneandosela disfrutando del moemnto pero sin nada de ritmo, aguantando aquello callado, sin que se le escapara una sola imagen,

La comida que me estaba haciendo carla era brual se la escuchaba perfectamente tanto ellos como yo como se tragaba y chupaba mi pollon, comolo succionaba haciendo unos enormes ruidos a veces, pero pense que no era momento de seguir disfrutndo de su boca o sino ella ganaria la partida, se la quite y la alce, le di la vuelta ella de pie se inclino un poco de espaldas a mi y aparecio su coño y su culito, blanco de una piel tan suave como la de mi esposa, mi anterior amante la del club tenia una piel aspera y granos, acostmbrado a mi esposa aquello me hizo perder intensidad pero ella se beneficio pues dure mucho as.

como decia, restregue mi polla por su coño, y se la meti, su coño me resulto estrecho ella dio un pard e respingos pero o la aguantaba firme, y comence a follarla, ella comenzo a decir asin follame bien delante de ese cornudo, yo seguia sin poder ver a javier de nuevo, y segui a lo mio observando como le entraba y salia mi polla brillante de sus jugos, mientras ella decia joder joder que gusto, que polla tiene tu marido, joder ahahahaha se corrio, en apenas 3 o 4 minutos tras montarla, la aguante firme hasta que ella se retiro de mi mi esposa salto como una pantera, supe al intate que queria me tumbe en el colchon ella se coloco encima de un golpe se metio mi polla toda pringosa y se tiro encima mia me beso profundamente mooviendose se alzo mis manos se agarraron a sus tetas pellizque sus pezones y ella comenzo a decir si follame bien dios que olla tienes, esta toda llena de flujos de esa putita y ahora me vas a follar a mi dios que gusto, que rico, cabalgaba como pocas veces la habia visto estaba fuera de si dios asin follame bien, como a disfrutado esa zorra con una polla de verdad, a aaaah le has jodido bien ese coñito, ahora te voy a ordeñar que eres mio, dios empece a gemir y gritar, y me corri como un loco ella empezo a correrse justo cuando termine diciendome asin asin bien ordeñado tu lechita en mi coño ahaahahaah y termino corriendose callendo sobre mi,

Desde que salimos del baño, hasta que nos corrimos no paso mas de 40 minutos, pero fueron unos 40 minutos impresionantes
Mi esposa estaba encima de mi con mi polla ya flacida aun metida, yo sabia que cuando tenia esas corridas pocas veces, quedaba, un rato descansando en mi incapaz de hacer nada, acaricie su culo, le dije lo que la queria al oido ella no me consto solo me besoen m mejilla y siguio asin intentando respirar lo maximo posible, entonces carla, se estiro junto a nosotros, su cara estaba junto a la mia ella de lado mirandome sonriendo, me dio un beso en los labios liviano y se separo su mano, se poso en la espalda de mi esposa, y comenzo suavemente a acariciarla, asin estuvimos unos miutos, aquello me encanto pero aun necesitaba unos minutos mas para rponerme, vi como su mano recorria la espalda hasta su culo, y volvia a subir, po fin mi esposa se volvio, y se puso al otro lado de mi la mano de carla por suuesto se quito, pero al poco ella se la puso, en la garganta mi esposa y ella separadas por mi cuerpo, se miraban sonrientes la mano de Carla bajo hasta sus pequeñas tetas, y las acaricio una y otra vez entonces mi esposa, alargo su mano y comenzo a acariciar las de Carla, asin se llevaron un largo tiempo, separados por mi mirandose las dos, sin dejar de acariciarse su pecho o su garganta o su cara,

Finalmente Carla puso su cabeza en mi pecho de lado y acerco a mi esposa y en mi pecho se besaron las dos, se sepraban volvian a besarse asin estuvieron vrios minutos fue un momento increible, para mi y mi polla comenzo a reaccionar, mi esposa paso su mano a ella, y la acaricio, note com carla hizo lo propio, y ahora sus bocas pasaron a mi pecho, fueron bajando y mi esposa, termino por tragrse mi polla mientras ella acariciaba la cara de mi esposa a escasos centimetros, pronto se turnaron, y mas pronto aun mi polla estaba de nuevo dura, Carla la mamaba, se retiro y se acomodo en ella se la metio y quedo alzada sin moverse con mi pola dentro los ojos cerrados mis manos fueron a sus tetas y las acaricie mi esposa se incorporo y comenzo a comerselas ella empezo ahora a cabalgar y gemir la boca de mi esposa iba de sus pezones a su boca una y otra vez, mientras la mano de carlo comenzo a buscar el culo de mi mujer hasta que lo agarro y despues bajo mas la mano hasta encontrar su coño mi esposa daba gemidos, mientras se comia los pezones de ella, y carla saltaba en mi polla con una mano en el coño de mi esposa y la otra en s cabezala alzaba y yo veia como se deboraban ambas bocas, entonces mi esposa se acomodo y puso su coñito ya muy mojado en mi boca, y comenzo a restregarmelo como una loca estaba excitadisima mientras yo notaba como Carla brincaba en mi polla que a veces hasta me dolia un poco, escuche los gritos y gemidos de ambas note en mi cara como mi esposa, se descarga sus jugos, y yo empapado con toda su raja en mi cara, y como carla se habia corrido tambien, tuve que quitar rapidamente a mi esposa me asfixiaba, y mi polla dura y sin correrse estaba tambien deseando liberarse del coño de carla, esta por fin se quito, me sentia algo escocido, de la forma en que ella habi follado y yo no podia moverme, me fui a duchar lo ncesitaba, y sali en slip, entonces ambas se fueron a duchar pero estaban cansadas y yo volvi a entrar en el baño queria verla a las dos de nuevo desnudas, me encanto verla duchrse a las dos juntas, sin salir de la ducha se secaron la cara con una toalla que les acerque y mi esposa me miro sonriente, su mano se agarro a mi polla, salia parte por el slip, y Carla lo vio, no vamos a dejar que el pobrecito se vaya asin rio, ambas se arrodillaron y se intercambiaron mi polla ahora si queria disfrutar de esa mamada no queria follar ni ella lo deseaban por lo que hacian las dos, se la comian la acariciaban, hasta que unos minutos despues explote en sus caras ambas, se pusieron juntas no las puse yo y mi leche salio a sus caras mientras ambas me decian cosas, asin correte cariño, o carla joder que buena verga tiene tu marido, me encata compartila, y termine con un rgasmo atroz, de nuevo nos duchamos, y los invitamos a merendar en una cafeteria cerca de su casa

Sabiamos queellos, tenian esa noche que ir a un compromiso, y marchamos a casa ambos
Cuando lelgamos recogimos a mi hija, y despues los dos viendo la tele, intercambiamos, de nuevo, opniones, mi esposa estaba totalmente satisfecha, con ellos le habia encantado, Javier hacia el papel, que mi esposa, siemre deseo, el de cornudo, sin molestar solo disfrutando, como un espectador, volvio a decirme como en el coche cuando volviamos, que haia sido buensimo los besos y las caricias con ella,

Mi suegra nos llamo para cenar en su casa, y a regañadentes mi esposa fue, pero al final fue lo mejor, pues en la cena con ms suegro y mi cuñada comenzaron a mandarme mensajes Carla, y Javier pero sobretodo Carla, que nos echaba de menos, que havia sido fantastico que por favor ns volvieramos a ver que la cena era un aburrimiento, que solo pensaban en nosotros, y mi esposa cada vez que podia le contestaba a sus mensajes, cuando terminamos de cenar, mi esposa me dijo al oido que estaba deseando verlos, otra vez, y me dijo voy a bajar un momento y hablar con ellos por telefono, y se escaqueo si que nadie se diera cuenta, volvio a los 15 minutos, con una excusa, y finalmente mi hija quedo con su abuela, con la escusa de salir, fuimos a casa y nos cambiamos, mi esposa ya me habia informado de la conversacion ellos se aburrianen la cena y habiamos quedado en una discoteca y despues dormiriamos en su casa, fuimos como dos colegiales, a la cita carla solo hacia mandarle mensajes y javier me mando un par de ellos, diciendome, que le habiamos encantado, que por favor si solo era algo esporadico se lo dijera, ellos estaban como nosotros como dos colegiales, pero en eso fui malo, yo le dije que no le dijera nada, tras decirle que ibamos a la cita a la discoteca, alli estuvimos cas una hora esperandolos, mi esposa me decia que malo eres hacerlo sufrir asin y nosotros estamos aqui antes que ellos, mas deseosos que ellos, dejalo le dije asin sera mas placentero para ellos, aparecieron por fin por la discoteca, estaba llena nosotros arriba yo sin perder de vista la entrada hasta que los vi, pero ellos a mi no, y nos acercamos, a ellos por detras, agarre desde atras a Carla

Ella miro sobresaltada pero cuando me vio rio y me estampo un beso alli, me separe y la cara de mi esposa estaba sonriente feliz, ella acerco al oido, de Carla y se dijeron cosas que no oi por fin subimos arriba era algo entre comillas mas tranquilo menos ruido al menso nos escuchabamos, y nos sentamos, tras varias copas nos fuimos a su casa, y alli,pasamos la noche los cuatro, fue fantastico, nos hemos hecho inseparables, y esperamos y creemos que esto va a durar mucho pues, tenemos lo que hemos buscado no buscamos, nada mas al menos por ahora.

A MIS 7 AÑITOS PROBANDO MACHOS ADULTOS

Hola a todos, soy carlitos y este es mi primer relato de como a mis 7 añitos comence a probar vergas adultas, precisamente de mi propia familia.

Se que siempre se me ha notado lo mariquita, asi es como se le dice aqui en Colombia a las nenas como yo, en fin, a lo que voy, mi familia esta plagada de hombres y siempre han habido varias ovejas negras por decirlo asi, entre esas joyas estaba mi tio andres, periquero a morir (cocainomano), divorciado de 37 años, jamas lo vi sobrio, recuerdo que siempre que iba a casa, mi madre escondia todo por temor a que robara algo, como soy hijo o hija (me encanta referirme a mi como hembra, siento que estoy atrapada en este cuerpo q no me perteneces) siempre se acercaba a mi segun el, con cariño, pero en su viaje drogo aprovechaba las ocasiones para frotarme su verga en la cara o darme arrimadas en mi tierno culo redondo o hacer que yo se la tocara, a diferencia de mucha gente de otros relatos que he leido aca, a mi si me gustaba todo eso, siempre me senti atraida por los machos adultos y jamas puse resistencia cuando querian que yo cediera a sus bajezas. A decir verdad creo que naci puta y lista para dar placer a los machos, que le vamos a hacer, esa es mi naturaleza y hoy por hoy a mis 18 años, la disfruto al maximo.

Creo que es importante que me describa como era yo en esa epoca: bajo para mi edad, siempre he sido de baja estatura, hoy mido solo 1.62 y para ese entonces rondaria por el 1,10, delgadito, blanquisimo pues mis padres son del interior del pais de donde se acentaron muchos españoles y europeos, por genetica si he tenido piernas gruesas y nalgas grandes, no se porque tengo tanta adiposidad en esa zona, pero siempre me ha salido celulitis en los muslos y nalgas, pero bueno, me di cuenta con el tiempo que eso enloquece a los machos, quien los entiende, mi cara siempre ha sido muy andrógina y siendo aun nene, no tenia diferencia alguna con una niña verdadera.

Cuando cumpli mis 7 años, mis padres se divorciaron, mi familia siempre fue disfuncional, el como tantos machos latinos se fue con otra mujer dejandonos a mi y a mama abandonados, aunque no voy a negar que siempre velo por mi manutencion, esta situacion hizo que mi madre buscara trabajo, tuvimos que dejar nuestra casa y donde fuimos a parar dada nuestra precaria situacion? donde mi tio Andres, ironias de la vida, el cuando se divorcio se quedo con la casa marital, pues su esposa harta de tanta droga se fue a estados unidos y mas nunca regreso, no tuvieron hijos en su matrimonio, mi madre despues de barajar tantas opciones decidio que bien o mal esa seria la decision acertada, ja, rico para mi, rico para el, nos mudamos para su casa, 3 habitaciones, el decidio que la mia seria la que quedaba a su lado, era una habitacion comoda y daba para el patio, mi mama no puso objecion, la verdad no entiendo como ella confiaba en el criterio de un hombre que lo mejor que hacia era meterse varias lineas al dia, pero no me interesa juzgarla, la habitacion de ella quedaba en la planta alta, con vista muy bonita y creo que eso la emociono y no tuvo reparo en estar contenta con esa decision, los dias pasaron normalmente, esa casa era un desastre, olia horrible cuando llegamos y estaba semi abandonada, mi madre y yo haciamos lo que podiamos pero logramos hacerla un lugar agradable y hogareño, mi tio andres no paraba de agradecerle su ayuda, el trabajaba en una estacion de gasolina y llegaba regularmente en la noche, aun recuerdo ese olor a aceite que ya tenia impregnado en su cuerpo. Dificil olvidarlo, ummm.

Mi tio, la verdad era un hombre apuesto, debajo de su dejadez, se notaba un macho agradable, media como 1.75, blanco pero tostado por el sol fruto de su trabajo en la gasolinera, grueso, ancho de cuerpo, con una barriga un poco abultada, mucho pelo, dios, que macho tan peludo, calvo, pero lo compensaba con un bigote y barba desarreglada que le añadian mas edad, me causaba mucha gracia que carecia completamente de trasero, los pantalones le bailaban atras pero eso le daba un toque masculino impresionante, cuando estaba de pie siempre daba la impresion que se echaba hacia delante, lo que hacia que el bulto se le marcara casi siempre, pero de eso hablare mas adelante, perdonen tanta letra pero este relato es mi vivencia real y tambien representa una reflexion escrita de lo que vivi, ahora entiendo ese apetito voraz que cargaba, investigando ahora, se que despues de una drogada viene un hambre feroz, por eso el nunca lo vi flaco ni endeble, sabia compensar su adiccion con comida.

Bueno, les comente que mi madre comenzo a trabajar arduamente, yo estudiaba en una escuela publica digamos que cerca de mi nuevo hogar, a los 7 años me toco aprender a ser independiente, mi madre comenzo a llevarme a la escuela pero se fue complicando por horarios y termino encomendandome con otros muchachos mayores que yo que tambien asistian alla, termine yendome solito pues cuando se dieron cuenta de mi femineidad los muchachos ya no me llevaban, senti mucho rechazo, pero eso me hizo fuerte y realmente no me importaba mostrar mi tendencia, me gustaba ser yo, me gustaba mi lampiño y blanco cuerpo, me gustaba sentirme mujer y me gustaban los machos. aprendi a gozar de mi mundo como ninguna otra.

Mi mama, perdio su empleo por reduccion de personal y por recomendacion encontro empleo en una clinica, por tal motivo no se hicieron esperar los turnos, con mi tio las cosas eran diferentes a como cuando el nos visitaba, debio ser agradecimiento o yo que se con mi madre por medio organizarle la vida que dejo sus toqueteos, aunque soy franca, yo misma buscaba la forma de recordarle que estaba alli y que cuando quisiera podiamos continuar con lo que ya estabamos acostumbrados.

La primera semana mama tuvo turno de dia, pero luego vino la semana nocturna, ella se iba cuando mi tio aun no llegaba, siempre me daba recomendaciones de no salir, si llamaban a la puerta no abrir etc. al segundo dia mi tio llego como de costumbre, yo la verdad estaba un poco coquetona, me puse un pantaloncito corto de pijama y una camisillita sin manga, como siempre he tenido esa chispa sexual encendida, decidi doblarme el pantaloncito por arriba, esto hacia que la parte de abajo se alzara y se me viera el nacimiento de mis blancas, redondas y carnosas nalguitas infantiles, como les dije, se notaba la celulitis en mis muslos y nalgas, sali a atender a mi tio que cuando me vio fruncio el ceño y medio se mordio el labio, yo sabia que eso era una señal del macho cuando entra en celo,; el se iba a servir la comida pero yo le dije que me dejara que el estaba muy cansado, le servi una suculenta comida con bebida, el no me quitaba la vista de encima, me miraba con ojos desorbitados a mis ojos y enseguida bajaba a mis piernas, yo me sentia divina, deseada, lo deje comiendo y me fui a ver tv a mi cuarto, paso buen rato cuando siento un sonido como si alguien absorbiera por la nariz algo, el tipico snif inhalando, yo en mi entonces inocencia en el tema llegue a su cuarto y la puerta estaba entreabierta, me asome y vi a mi tio metiendo perico, hacia lineas largas y las absorvia completamente como una aspiradora.

Yo no entendia que era eso y entre a su cuarto, el volteo, pero no sorprendido, su nariz estaba blanca del polvo, sus ojos muy abiertos, me miraba con lujuria, su mandibula masticaba nada, sus dientes y muelas traqueaban de forma extraña, me dijo que me acercara a el, yo fui obedientemente sin quitar mi mirada de sus ojos, de su boca, de su nariz endemoniada, rodo la silla donde se sentaba y abrio sus peludas piernas, estaba en boxer, en camisilla como la mia pero desgastada, su barriga caia masculinamente, se salio un poco de la silla y sus muslos caian de forma sexual, extendio sus brazon y yo entre a ese paraiso demoniaco, me abrazo tiernamente, yo tambien lo abrace con fuerza, los dos de frente al otro, vi que me miraba con esos ojos lascivos y de su boca caian hilos de saliba que por su periquera no podia contener, me tomo con sus manos olorosas a gasolina mi tierna cara y me dijo que me queria, que sabia que a mi me gustaba lo que haciamos a escondidas de mama y papa y que estaba muy feliz de tenerme a su lado. acerco su babosa boca y comio de la mia, con su mano apreto tiernamente mis mandibulas haciendo que yo las abriera. en ese momento aprendi a besar con pasion, como toda una puta en celo, no se porque siempre he tenido esa facilidad de aprender en todos los aspectos y en el sexo no fue la excepcion.

Tomo mis brazos y los puso alrededor de su cuello, nos deborabamos nuestras lenguas, el me decia que me veia como una hembra, que le daba mucha arrechera cuando me veia, todo esto era en intervalos cuando separabamos nuestras bocas, el hablaba y siempre quedabamos unidos por gruesos hilos de baba que producian nuestras glandulas salivares, el estaba exitadisimo, su verga se la sentia en mi estomago ya que yo estab de pie y el aun sentado.
me agarraba descaradamente mis gordas nalgas, me metia sus manos por debajo y me las apretaba, me las separaba con fuerza y frotaba suavemente mi entrada con movimientos circulares de sus dedos.

Yo instintivamente levante una pierna y abrace su amplia cintura, esto lo alboroto mas, ya que quede expuesta a sus vejamenes, yo seguia aferrada a mi macho como si mi mundo dependiera de el, el seguia tronando sus dientes y seguia besandome, acariciaba mi muslo que atrapaba su cintura, lo recorria y llegaba a mis nalgas que seguia estrujando con pasion y locura, yo jamas puse resistencia y puedo gritarlo a los 4 vientos, nunca fui abusada, todo el tiempo lo disfrute y lo disfruto, me sentia plena, me sentia mujer, habran quien crea o no, pero a esa edad yo queria un macho, lo necesitaba y mi tio era el indicado.

asi, nuestras caras tan cerca me dijo:
-mami, espera, no te apartes de mi, te necesito, pero tambien necesito hacer algo, no te vayas a sorprender.
y sin dejar de abrazarme con un brazo y yo aferrada a su ancho cuello tomo la bolsa de perico, tomo una llave y ahi, a pocos centimetros de mi cara metio la llava extrayendo de la bolsa una montañita de blanco polvo que lo llevo a su fosa derecha, luego lo repitio con la izquierda y por ultimo se hecho en su gruesa y aspera lengua, yo no perdia detalle sin sorprenderme, era como normal para mi, con su lengua babeante y afuera, me tomo de mi cara y la metio en mi boca, nos magreamos nuestras lenguas y senti por primera vez ese sabor amargo de la coca, la verdad quise apartarme pero el no me dejo, tomo mi cabeza y seguia lengueteando mi cavidad bucal, cuando el sabor paso nos despegamos y nuevamente hilos gruesos de baba nos conectaban.

Al instante comence a sentir mi lengua y garganta dormidas, pero tambien un fuego interno que hacia hervir la hembra que habita en mi. Me tomo tiernamente de mi mano y me llevo a su cama, me dijo -Acabas de compartir mi obsesion, ahora eres parte de ella.
En ese instante no entendi sus palabras pero me sentia rica, deseada y mujer. me quito mi camisilla y dejo mi blanco torso descubierto, mis tetillitas eran rosaditas y un poco abultadas, el se agacho y abrio su hambrienta boca y me los succiono con ganas, uno a uno, yo lo abrazaba por su cuello y le acariciaba su cabeza, lo haciamos con pasion, me fue bajando mis pantaloncitos y me dijo que me quedara ahi de pie, escuche que subia las escaleras y al rato volvio con lenceria de mama, yo me tapaba con verguenza mi cosita, que a decir verdad era como un frijol, y doy gracias que eso no me crecio mucho, es mas, no se si sera alguna tara genetica o que, pero en mi vida se lo que es una ereccion, es una condicion rara que no estoy dispuesta a corregir, no me interesa, despues que el placer anal siga intacto.

El mismo me puso el hilo negro de mama, me quedaba un poco ancho pero me hizo dos nudos a los lados y la prenda se ajusto perfecto, esa tira de fina tela frotando mi rosado ano me hacia delirar. el no paraba de lenguetearme la boca, me lamia mi cuello, me chupaba mis teticas me masajeaba las nalgas, en fin, ese macho me estaba devorando por completo. Yo gemia como una hembra, me entregaba, me dejaba hacer, sabia que esa era la manera que debia comportarme desde ese momento y por el resto de mi vida.

Luego, me puso el brasier de mama y lo ajusto con mas nudos, me cargo en sus brazos, no sin antes de repetir su dosis de coca, lo que ya hacia que su mirada fuera mas perdida, su mandibula no tenia control alguno y sus palabras salian casi sin sentido, pude notar que de su nariz salia flujo transparente cargado de coca que se mezclaba con la maraña de pelos de su espeso bigote, cosa que yo tiernamente, y se que les parecera asqueroso, limpie con mis deditos, lo hice sin asco, con amor, sin dejarlo de mirar a sus ojos, el, cuando yo iba a hacer eso detuvo su marcha conmigo cargada, en su estado no penso que un nene nena de 7 añitos actuara con tanta naturalidad, cuando limpie su nariz, nos miramos fijamente y abrio su peluda boca para darme su lengua, yo puse en blanco mis ojos y aferrada mas a su cuello abri la mia para recibirla y fundirnos ahi de pie en un beso morboso, pedofilo, incestuoso, prohibido, peligroso pero complice, donde ninguna de las dos partes forzaba nada, donde se daba la satisfaccion de una necesidad mutua, no creo que haya pecado en eso, o si? ummm.

Cuando ibamos rumbo al cuarto de mama, pasamos por un espejo grande que estaba al pie de las escaleras, el se detuvo, miramos ambos la escena, yo me veia completamente femenina y diminuta, bella, entregada, sumisa, pero plena, el, todo un macho golpeado por su desventura, por su estilo de vida, por su infierno, pero aun en ese estado drogo en que se encontraba se veia fuerte, dominante, macho, sin pretenciones de belleza ni musculaturas absurdas, era un hombre normalmente bello, ahi estabamos, como estatuas observando la belleza de nuestra escena, su mirada descompuesta me observaba con amor, con pasion, lujuria y un poco de desconcierto, su boca no paraba de emanar sonidos inhumanos, su nariz era un mar de agua pecaminosa, su hermosa barriga peluda danzando acorde a su agitada respiracion, su falta de trasero dandole su toque original de masculinidad y por delante, Dios, por delante y saliendo por la raja de su boxer estaba su mastil, por primera vez la vi, salia airosa y furiosa de su jaula, era una barra enmarañada de gruesas venas que reposaban en una cabeza hinchada de tanta exitacion, no les voy a decir que media 30 cms, o que tenia el grueso de una botella dos litros de coca cola, no, lo mio es real, y si bien para mi edad donde todo se magnifica, esa verga era gloriosa, con el tiempo y experiencia en vergas me di cuenta que su tamaño era como de 17 cms. hermosamente tallada eso si y adornada por una abundante y olorosa mata de pelos negros gruesos. Dios santo, recuerdo como ese hombre le daba vida a esa herramienta, me la meneaba como advirtiendome algo que marcaria mi temprana homosexualidad.

Antes de despedirnos de nuestro espejo magico que nos gritaba a todo pulmon que eramos los mas lindos sobre la tierra, nos fundimos en un morboso beso sin dejar de mirarnos al espejo, era como si posaramos para una camara pecaminosa, eso era una excitante sopa de saliva con mucha lengua y suaves mordiscos de labios, volvi a limpiar su nariz, volvi a ser premiada con mas pasion, subimos sin separar nuestras bocas, el de una patada abrio la puerta del cuarto de mama y me bajo, separamos nuestras bocas, la saliva acumulada cayo a mi barbilla y pecho, en el se quedo en sus pelos faciales; me puso frente al espejo del tocador de mama, ahi vi no bella que me veia, era un angelito expuesta a las fauces de un gran demonio, el desde atras me acariciaba, sentia su verga puyando mi espaldita, se agacho y saco maquillaje de mi madre, me puso torpemente rubor, creo que jamas habia hecho eso antes jajaja, y tomo el primer labial que encontro, un tono rojo puta por cierto, y ahi estaba, bella, con mi tio, mi macho detras mio, acariciando mis senitos, mordiendo mi cuello, pasandome descaradamente su lengua por mis recien maquilladas mejillas, me dejaba su rastro de espesa saliva por donde su boca pasaba, yo me dejaba, solo ponia mis almendrados ojos en blanco, solo volteaba mi cabeza para buscar esa boca esquiva que tanta necesidad me creaba.

Me dijo:
_Te quiero culiar mamacita, decide donde quieres que te entierre esta verga.
se la agarraba con fuerza y me la mostraba, su cara era de un sadismo indescriptible, pero yo jamas tuve miedo, sentia que dominaba de cierto modo aquel demonio q se mostraba desafiante, lo confrontaba con mi actitud serena y femenina, angelical, madura sin saber de donde me salia esa madurez.
Yo no le respondi nada. sin quitarle los ojos de encima fui hasta la cama de mama y subi a ella, a gatas, siempre atenta que mi macho tuviera una vision amplia de mis femeninos muslos y nalgas, abria exageradamente mis piernas, para que se viera el hilo incrustado en mi infantil raja, cuando estuve en la mitad de la cama me di vuelta cual perra y abri mis piernas flexionadas, apollada con mis brazos hechados hacia atras y sacandole la lengua en señal de deseo le dije: -Aqui, en la cama de mama quiero que me hagas eso.

Mi tio salio del cuarto sin mediar palabras, lo escuche bajar velozmente la escalera y enseguida subio, traia su bolsa de coca y la llave, se acerco a mi, abrio nuevamente su boca y nos besamos nuevamente, esta vez no cerre mis ojos, el tampoco, nos mirabamos tan cerca que podia contar las venas rojas que rodeaban sus dilatadas pupilas, el acerco la bolsa, metio la llave y sin separarnos se dio un toque grande de perico, su fosa nasal quedo adornada por el polvo del mal, los pelos de su bigote sostenian tambien parte de el, en eso mi tio se separo solo un poco dejando parte de su lengua fuera de mi boca y justo ahi hecho coca, de una la volvio a meter y repetimos el coctel letal de saliva, lengua y pasion, esta vez no tuve la intension de separarme.

Mi macho en su beso prohibido me fue guiando a que me acostara boca arriba, el se dejo caer plenamente sobre mi sin dejar de besarme, senti unos raros movimientos de sus peludas piernas, se estaba quitando torpemente su boxer. quedo desnudo, erecto, paso sus brazos por debajo de mis hombros obligandome a abrazarlo con pasion, yo no me hice rogar, me tenia subyugada, estando encima mio flexiono sus piernas dejando las mis muy abiertas, abrazando su amplia cintura, en ese punto senti su cabeza reposar en el centro de mi hasta entonces infantil virginal ano. Hacia presion, me tenia aferrada por mis hombros y queria meterme su torneada verga en mi chiquito, el hilo impedia sus intenciones pero el por su estado alucinogeno no se daba cuenta que asi era imposible, era como un torpe animal virgen tratando de copular, yo, que siempre me mantuve serena, le dije al oido: -yo te ayudo amor. estas palabras fueron como un relajante instantaneo para mi tio. senti como su cuerpo se dejo caer a la deriva de mi mar. como pude meti mi mano y me hice el hilo a un lado, dejando mi hoyo a merced de esa verga poderosa.

El entendio q asi a secas me partiria en dos y luego no seria una experiencia deliciosa, asi que puso su mano en su temblorosa boca y hecho un abundante y espeso escupitajo, luego la acerco a la mia y yo tambien eche la poca saliva que me salia, metio la mano goteante de saliva y senti como encharcaba mi raja con nuestra mezcla, froto delicadamente mi ano y lo que quedo se lo embarro en su verga, senti como puso la cabeza de su verga en mi entrada y empujo, solo un poco, senti un trak, era como si se rompiera un papel, me aferre a su espalda enterrandole mis uñitas, no dije nada, lo miraba fijamente, indicandole que esta batalla la iba a luchar hasta el final. Mi tio saco su mano y la volvio a meter debajo de mi hombro, asi me tenia lista para el sacrificio, me dijo en su lenguaje unico y empelotado: -mamacita bella, eres mia, tienes la cabeza de mi picha dentro de tu chiquito, resiste mi nena.

Dicho esto, las palabras cesaron, se volvio una conexion de miradas penetrantes, abrazos fundidos y union de desiguales sexos, pero ya esa batalla estaba en curso e iba a culminar de cualquier manera, asi fuera una lucha claramente desnivelada. El macho dominante y descontrolado apoyando sus rodillas firmemente en el colchon, hizo presion y su verga me entro paulatinamente, rompiendo todas las barreras hasta quedar abotonado a mi, senti morir, no miento, grite, no miento, pero sin palabras explicativas supe que ese era el precio que debia pagar para estar completa, para sentirme mujer, para satisfaccer a mi macho, a mi tio, a mi sangre, al que de ese momento decidi seria mi marido, por el que lucharia si fuera necesario. en esta batalla no hubo treguas para amoldarme a su tamaño ni esos cuentos de acostumbrarme metiendome sus dedos, no, aqui todo se dio asi, sexo maduro, sexo firme y decidido. Aferrado a mi diminuto pero placentero cuerpo comenzo un bombeo suave, profesional, moviendo solo su pelvis que a su vez era la dueña de esa estaca carnosa que entraba y salia gloriosa de mi infantil ano, sentia ardor, molestia, pero este macho con experiencia tenia el manual bien aprendido. su caja toraxica no la movia para nada, sus movimientos eran netamente pelvicos, dandome estocadas firmes, profundas, mis piernas abiertas facilitaban la apertura de mi raja, mi ano estaba absurdamente expuesto a esa verga que bombeama airosa y agreziva sin parar.

El choque de sus huevos en el resto de mi abierta raja causaba ese famoso golpe excitante. se escuchaba ese sonido armonioso, fruto de la union sexual, yo me mantenia firme, estoica, aferrada a mi hombre, y este al tener ese control de macho experimentado de no mover la parte superior de su cuerpo en el coito, permitia estimularme bucalmente, sus deliciosos mordisquitos en mis mejillas me enloquecian, sacaba morbosamente su llameante lengua y me la pasaba por todo mi cuello para luego terminar en morbosos chupones de cuello, claro esta, sin dejar marcas, los pelos de su cara me derretian, era un coctel exquisito que este maldito pero apasionado drogadicto me daba a probar, sus embestidas eras firmes y constantes, el golpeteo de sus huevos era una maquiavelica sinfonia de pasion, su fuerte abrazo, su olor a gasolina, sudor y sexo me tenian en otra dimension y ni se diga esa boca que no paraba de devorar mis labios.
estabamos perfectamente fundidos, no nos deciamos nada, por mi parte el dolor infernal ceso, no voy a decir que le dio paso al placer, mentiras eso, no sientes placer absoluto cuando te parten el culo, eso es despues, yo se por que lo digo, pero me acostumbre rapidamente a la sensacion y como gracias a dios me toco un desflorados con experiencia, que sabia compensar la no tan agradable sensacion de desvirgada anal con la si excitante estimulacion bucal. En esa posicion recibi verga por mucho rato, los que saben de drogas entienden que un hombre bajo esos efectos o tiene una ereccion del demonio y para bajarla se necesita dios y ayuda o se le baja la verga y no hay poder divino que la levante, en el caso de mi tio era lo primero y vaya que me dio, ya tenia mis piernas acalambradas de tanto estar abierta, estaba perdiendo fuerzas en mis bracitos y este macho cada vez tomaba mas confianza y dejaba caer su cuerpo entero sobre el mio.

De un momento a otro paro el bombeo y apoyado en sus brazos se levanto. Me miro, su cara estaba desencajada, sus ojos extremadamente abiertos, su boca eran fauces que emanaban sonidos animales, rodeadas de una maraña de pelos enredados y descuidados. Yo permaneci abajo, quieta, serena, ensartada cual mariposa, aferrada esta vez a sus velludos brazos, me dijo: – Mami, te amo, no me dejes. en mi inocente madurez senti, que queria estar con este hombre, que queria ser de el como su mujer, y le dije que si, que seria de el y que no me iria como su anterior esposa. Eso fue fiesta para sus oidos, me cargo sin desensartarme y me llevo asi clavada a la planta baja, yo inmediatamente me aferre a su cuerpo con brazos y piernas, el se puso de pie, casi no era necesario que me sostuviera con sus brazos, yo estaba aferrada como una lapa a su cuerpo, esto le dio libertad de agarrar nuevamente la bolsa de perico y asi, a centimetros de mi, otros pases fueron a parar a sus fosas nasales, nuevamente su lengua salio y mas polvo fue disuelto en el masacote de nuestras bocas. fui llevada empalada a la primera planta de la casa, cada paso era una embestida sincronizada, yo colaboraba aferrandome bien y bajando un poco para que su verga casara a la perfeccion en mi ya dilatado hoyo.

Volvimos al espejo, miramos la escena detenidamente, el, sin soltar su obsesiva bolsa de coca me abrazo, asi, de perfil, donde las proporciones se observan con claridad, nos veiamos completamente disparejos, pero completamente compenetrados. en ese momento me di cuenta de su experiencia, vi con mis ojos el movimiento perfecto de su pelvis, vi la forma como se agasapava para encajar su verga en mi encarnizado ano. Me daba con ganas, aferrado a mi, me miraba a traves del espejo y me serpenteaba su lengua, yo hacia lo mismo. me agarro una nalga y me la levanto, asi pudimos ambos ver su venuda verga como entraba y salia sin misericordia de mi rojo ano, a mi me impresiono, a el le encanto, sigio empalandome, se mi ano salian espesas gotas de sangre que caian como petalos en el piso, yo gemia, estaba impresionada, pero no temia, el me daba como queriendo sacarme mas, tenia esa mirada de macho orgulloso desvirgador. paso mi pirna hasta su hombro y ahi si la vista era mas impresionante, tomo posesion con sus manos de cada nalga y me las abrio sin piedad, abrio sus peludas piernas flexionandolas un poco y empinando un pie para sostenerse mejor, comenzo a clavarme sin piedad, la verga entraba y salia firme, rapido, suave, termino medio, estocadas profundas castigadoras, sacada de verga hasta mostrar parte de la cabeza para luego entrar triunfante, los huevos cargados chicaban salvajemente contras mis adoloridas carnes tocando asi una sinfonia de sexo desenfrenado, ahora si sentia que me estaba partiendo, yo miraba como ida la escena, como si no fuera a mi la que me estuvieran sodomizando analmente, creo que fue efecto del perico que me dio de su boca, tal vez, pero yo colaboraba arqueando mi cadera permitiendo asi que fueran mas profundas sus embestidas, mas plenas, suficientemente claras, dignas de cualquier pelicula porno de alto presupuesto.

Con sus manos en mis rojas nalgas me desencajo en seco, esto provoco un sonido de descorche, pude ver el interior de mi hoyo, era carne inflamada rojo encendido, que se abrian para dar paso a la horma de la verga de mi tio, era un hoyo que se perdia en una obsena oscuridad.
Me bajo al piso, yo casi no podia sostenerme, casi me caigo, el me aferro firmemente y me dio otro beso con lengua. Me ayudo a agarrarme de la baranda de la escalera y asi de pie, con el hilo dental a un lado, mi carita roja de tantas sensaciones nuevas y mis muslos chorreando delgados hilillos rojos, mi hombre, aun no saciado, se puso detras, flexiono sus piernas para estar a mi altura y me ensarto, delante de aque espejo alcahueta nuevamente me la metio, agarro mas perico y volvio a meter, esta vez saco su verga y metiendo su dedo en la bolsa lo saco embarrado y me lo metio entero, grite, no del dolor pues estaba muy dilatada, siono del maldito ardor que causa la coca en un culo herido, ahi si se me salieron las lagrimas, pero el enseguida me ensarto y acudio a mi boca, asi de pie se quedo quietecito como un perro encorvado abotonado a su perrita. metio sus manos dese atras y me quito el ajado brasier, me acariciaba mis diminutos senitos, me los frotaba al tiempo que lamia mi cuallo, mordia mis orejas, me decia cosas que no entendia, me torcia mi cara hacia atras buscando mi boca y nos besabamos, asi, en esa posicion y echando vistazos al espejo mi macho me termino de partir mi virginidad, me dio como hora y media corrida de verga fisica y pura, cuando se vino me la saco y me agacho bruscamente; se agarro la verga cual pistola y la apunto directo a mi cara, trallazos de leche se entrellaban en mi cara, fueron muchos chorros que reposaron ferozmente en mi infantil rostro, pero yo lo soporte hasta el final, abri mi boca instintivamente y el ayudo a que cada descarga llegara a mis fauces, devore todo lo que pude y lo que no me lo frote en mi cuerpo. Luego de eso, nos fuimos a mi cuarto, cansados los dos, el puso el despertador muy temprano para no despertar sospechas de mama cuando llegara, asi, me quede dormido, bajo sus torpes caricias, a veces despertaba y lo sentia despierto, abrazado a mi, tronando sus dientes, arrullandome con esa cancion toxica de cuna que jamas olvidare.

espero no haberme extendido en detallar las situaciones, pero ese es mi estilo y espero que disfruten este, mi primer relato. tengo tantas, pero tantas experiencias que contarles, pero sera paulatinamente.

MI CUÑADA LULU

Relato de como cogi con mi cuñada, por que mi hermano la tenia un poco olvidada……

Lo siguiente sucedió cuando mi hermano Carmelo me invito a seguir mis estudios de preparatoria en la ciudad donde radica, en el centro de la república.

Mi madre aceptó después de mucho insistirle mi hermano, y terminó accediendo poco convencida de que me fuera de casa a vivir con mi hermano. Carmelo en ese entonces con 38 años, robusto sin ser obeso, de profesión abogado, ganaba bien en su despacho , casado con mi cuñada Lucrecia de 28 años, de estatura mediana, delgada de tez blanca, bonita cara con lentes graduados que le da un toque de mujer intelectual, pelo ensortijado casi rubio le llega a los hombros, de senos medianos y firmes, bonitas piernas estilizadas, lo mejor de su cuerpo son sus caderas anchas, con unas nalgas bien puestas, ligeramente respingonas, lo que la hace tener un cuerpo sensual, aunque generalmente viste de forma recatada, con faldas y vestidos un poco arriba de la rodilla, con poco escote, en general es guapa mi cuñada, sobre todo cuando ocasionalmente usa unos jeans blancos ajustados, que hace que se le vean sus caderas y nalgas bien delineadas y muy llamativas, cuando vestía así, siempre le decía que se veía muy bien con esos jeans, que debería usarlos más seguido, solo sonreía complacida, ella terminó una carrera de administración que no ejerció porque mi hermano gana lo suficiente en su despacho, por lo que mi cuñada Lulú como le decimos de cariño, se encarga de las labores hogareñas, las cuales las dirige en forma impecable como toda buena ama de casa, tienen una bonita casa de 3 recámaras, la grande matrimonial de ellos, a un lado la de su pequeña hija de 5 añitos y enfrente otra que me asignaron.

Todo transcurría con una vida normal, cada quien a sus obligaciones, solo los fines de semana variaba, porque a mi hermano le gustaba tomar la copa, generalmente llegaba ebrio a casa, y era cuando le hacía caricias y toqueteos obscenos al cuerpo de mi cuñada lulú, ella se ponía roja de vergüenza el que yo viera como la manoseaba, pero no contradecía a mi hermano, porque se ponía irritable si no se dejaba, después terminaban yendo a su habitación, en donde le poni una buena cogida, porque se escuchaba hasta mi cuarto los gritos y jadeos de ambos, esto era casi todos los fines de semana y yo me excitaba ante esto y aprovechaba para darme mis buenas masturbadas, imaginando desnuda a mi cuñadita siendo cogida por mi hermano.

En otro fin de semana en que sucedió casi lo mismo de siempre que llega borracho mi hermano, y después de manosearla un rato, se dirigieron a su cuarto a coger, y esta vez para no escuchar sus jadeos, decidí salir al patio a tomar un poco de fresco, pero como la ventana de su habitación, da al patio, veo luz encendida y noto que las cortinas tienen una rendija en donde se puede ver, con morbo y curiosidad me acerco sigiloso, y lo que vi me dejo alucinado, por la rendija pude ver a mi hermano acostado desnudo en la cama con las piernas abiertas, y en medio de sus piernas a mi cuñada en cuclillas, haciéndole una mamada a su erecta verga, ella casi desnuda, tan solo con un chiquito y sexi bikini rojo, en una pose erótica, se veía realmente muy buena, con su perfectas curvas que delineaban sus bonitas nalgas y sus anchas caderas, ante esa visión de su cuerpo, se me puso tiesa mi verga, me la saque del pantalón para empezar a masturbarme viendo el rico cuerpo de mi cuñada, y su boquita engullendo y chupando el erecto palo de mi hermano, al poco rato la hizo que lo montase, y mi cuñada sensualmente se incorporó quitándose su bikini, se colocó el glande en la entrada de su vaginita de bellos rubios, se fue clavando ella solita, hasta que desapareció toda la verga dentro de ella, para empezar a cabalgarlo dándose unos ricos sentones y unos movimientos circulares de sus nalgas que hacían disfrutar enormidades a mi hermano que la agarraba por sus lindas caderas y la clavaba duramente, ella jadeaba exageradamente disfrutando de las clavadas, valla con mi cuñadita, tan modosita que se ve por la casa, y ahí la veía lo bien que sabía coger, ante esa imagen no aguante más y masturbándome más de prisa arroje mi semen en el piso sin perder de vista los movimientos sensuales de las ricas nalgas de Lulú, casi al mismo tiempo vi que ambos jadeaban y llegaban a su respectivo orgasmo quedando abrazados los dos agotados, con cuidado me retire de allí para entrar a la casa y fui al baño asearme un poco para dormir, al salir del baño me topé con mi cuñada lulú,

Venía con un cortito camisón transparente sin nada debajo, se delineaba muy bien su figura, con sus bellas caderas, la manchita de los vellos de su sexo y sus bonitos senos con sus pezones duros aun de la excitación de la cogida que recibió, me quedé con cara de bobo al verla así, su cara aun venia achispada y ruborosa del encuentro sexual, me pidió permiso para entrar al baño, al pasar junto a mí, la vi sonriendo para sus adentros el saber del impacto que me provocó su exquisito cuerpo, me fui a mi habitación y me quedé dormido con la bella imagen de mi cuñadita Lulú

Los siguientes días conviví más con mi cuñada, le platicaba mis cosas de escuela y de amigos, y siempre me daba buenos consejos cuando se lo pedía, ya casi no me apetecía salir por las tardes, incluso le ayudaba en sus quehaceres domésticos para estar más cerca de Lulú, y parecía que a ella le agradaba mi compañía pues se veía más alegre y jovial porque se ponía más seguido sus jeans blancos que le hacían verse muy buena, me sentía feliz, pues creía que se vestía así para mí, pues de antemano sabe que me encanta verla con esos jeans, yo aprovechaba cualquier momento para estar cerca de ella, y rosar ya sea sus manos o su cuerpo al ayudarle en sus labores, sentía ente leve contacto con ella como choquecitos eléctricos en mi cuerpo, en verdad me ponía emocionado; me estaba enamorando de mi cuñada?, ya por la noche cuando llegaba mi hermano del trabajo se me esfumaba mi encanto, lo bueno es que casi siempre llegaba muy noche por razones de su trabajo, eso me permitía más tiempo estar gozando de la compañía de mi cuñadita Lulú.

Así transcurrían los días, y cuando era viernes, llegaba mi hermano como de costumbre borracho a manosear a mi cuñada, y a darle su buena cogida, esto me llegó incluso a poner celoso, ya no me gustaban los fines de semana, pero los aprovechaba para espiarles por su ventana y me daba mis buenas masturbadas viendo cómo se cogen el bello cuerpo de mi querida cuñada. Hasta que un día ella me descubrió espiándoles, fue un sábado en el que a Carmelo y Lucrecia los invitaron a una boda de un amigo de mi hermano Carmelo, iban muy elegantes, mi hermano con un traje fino, mi cuñada Lucrecia con un vestido azul marino de una sola pieza que le llegaba un poquito más arriba de las rodillas, casi a medio muslo, le lucían muy bien sus torneadas piernas, el vestido se le pegaba muy bien a su cuerpo, por lo que se veía muy buena luciendo sus anchas caderas y bonitas nalgas, se fueron no sin antes encargarme muy bien la casa y su pequeña hija Lucrecita, les dije que vallan y diviértanse sin pendiente, que yo me quedo cuidando a mi sobrinita, por la noche cuando se durmió, me fui a estudiar un poco pues ya venían los exámenes en la preparatoria, estuve estudiando hasta casi las dos de la madrugada, ya me sentía cansado y con sueño, entonces escuche la puerta de la calle y unos susurros, seguro que eran mi hermano y mi cuñada que regresaban de la fiesta.

Salí de la habitación descalzo sin hacer ruido para cerciorarme que eran ellos, aun escuchaba los susurros, me pare de repente al verlos en la puerta principal abrazados y acariciándose, ambos venían algo tomados, una lamparita de la sala iluminaba la escena, mi cuñada de espaldas a la pared, besándose intensamente y manoseándose sus cuerpos por encima de las ropas, me dio morbo verlos y seguí espiando, veía las manitas de mi cuñada apañando el cuerpo de mi hermano fundidos en un ruidoso beso por los chasquidos de saliva, seguro iban a coger ahí mismo, entonces oí la voz de mi hermano:
-date la vuelta mamita
–aquí no cariño, está tu hermano y nos puede ver…
-anda, que estoy muy caliente. Le apremio mi hermano….
–aquí no Carmelo mejor vamos a nuestro cuarto…
-que quiero aquí chingado ¡…la tomo de los brazos y la forzó a darse la vuelta contra la pared, yo miraba atónito ante la sumisión de mi cuñada, vi que mi hermano se desabrochaba el cinturón para bajarse los pantalones y sacar su erecta verga….
-anda ahora súbete el vestido,. Lucrecia bajo sus manos y fue subiendo su elegante vestido azul, quedó enrollado a sus suculentas caderas, hasta que apareció un chiquito bikini rojo que apenas abarcaba sus buenas nalgas…
-bájate tu bikini…, yo veía perplejo la escena, vi como mi cuñada se bajaba lentamente su cortito bikini, descubriendo su culo de nalgas rosaditas, paraditas y blanditas, con una rajita rubia, todo esto me levanto mi verga en una tremenda erección, libere el pene de mi pijama y empecé a tocarme con los ojos fijos en el culo de mi cuñada, nunca me imaginé verla en aquella posición tan erótica…
-que buen culo tienes mamita.., jadeo mi hermano, ..se me antoja cogerte por ahí, mi cuñada también caliente solo asentía a todo,..
-ábretelo tu misma que te lo voy a dar ahora por el culo, ya tengo tiempo que no te culeo.., Lucrecia sumisa y excitada llevo sus manos hacia atrás y se abrió los cachetes de sus nalgas, exponiendo su ano rosadito, …
-así, así, que rico se te ve tu culito aahh, jadeaba mi hermano, se acercó a ella y lubricando su pene con saliva así como el culo de mi cuñadita, procedió a clavarla lentamente, pude escuchar los dolorosos resoplidos de Lucrecia, a la vez que su hermano se removía para penetrarla mejor, se la incrusto toda y comenzó a contraerle el culo para cogérsela, aplastándole las nalgas en cada embestida, le lamia por el cuello y con las manos le manoseaba los pechos, no pude aguantarme y me masturbe con más ahínco, viendo cómo se culiaban ahora de una forma más veloz a su cuñada Lucrecia, pude ver como los huevos de mi hermano chocaban con los labios vaginales de ella, ante cada arremetida. Lucrecia resoplaba con desesperación, con la frente apoyada a la pared, y las manos hacia atrás, atrayendo más el cuerpo de Carmelo hacia ella, queriendo que la penetrara más profundo.

Pero de pronto Lucrecia miró hacia atrás por encima del hombro, y me vio asomado al fondo, yo continúe masturbándome a pesar de la mirada de mi cuñada, aunque ella no podía hacer nada, presa de la excitación que tenía en ese momento, solo me hacía gestos con las cejas y ojos, como diciéndome que me retirara, pero yo seguía inmóvil, disfrutando del espectáculo…
-muévete más mamita que estoy por correrme, oohh, mueve tu culo que me corroo, aahhh.. Decía mi hermano….y ella mirándome fijamente empezó a menear sus nalgas, mientras el tomándola firme de sus bellas caderas la embestía fuerte, hasta que Carmelo paró de repente contrayéndose, seguramente llenando el culo de semen a mi linda cuñadita, Lucrecia volvió la mirada a la pared, lo que aproveche para correrme también, casi al mismo tiempo que Carmelo y mi hermano seguía pegado a ella, besuqueándola toda, hasta que se apartó de ella, sacando su miembro del culo de Lulú y colocándose su pantalón…
-uff, Lucrecia estaba que no me aguantaba, y esas caderas que tienes me vuelven loco, por eso se me antojo cogerte por tu lindo culito. Lucrecia presurosa se subió su bikini y se bajó su vestido volviéndose hacia él..
–aquí es peligroso Carmelo, pudo habernos visto tu hermano, decía mi cuñada, mirándome de reojo.
-no te preocupes ya es tarde y están todos dormidos, anda vamos a dormir que tu culo me dejo agotado, le dijo a la vez que le asestaba una buena nalgada. Yo me regrese a mi habitación y me acosté en mi cama, tenía todo el pijama manchado por haber eyaculado, dormí feliz por volver a ver a mi cuñada coger, pero celoso de no ser yo el que disfruta de ese bonito cuerpo de mi cuñada Lulú

Al día siguiente y los posteriores Lucrecia trataba de evitarme, en realidad se sentía apenada por haberla visto coger con mi hermano, solo se dirigía a mí para lo más indispensable, yo respetaba su situación emocional. Pero todo cambio’ para mi beneficio, mi hermano se enredó con su secretaria, la conocí cuando ocasionalmente iba al despacho de mi hermano, era una mujer guapa, bastante voluptuosa, poseía unas nalgonas y unos pechos grandes, siempre se vestía muy atrevida con cortitas faldas y generoso escote, por eso no se me hizo raro que mi hermano cayera en los encantos de su secretaria. Ahora llegaba los fines de semana casi en la madrugada, con huellas de que había estado cogiendo con otra, y en ocasiones no llegaba a dormir, mi cuñada sospechaba de que era su secretaria la causante de ese cambio en su esposo, pero no demostraba enfado delante de mí, solo los oía ahora reñir en su habitación, que cosa, antes los oía coger.

Seguía mal la relación entre ellos, lo que ocasionó que entre mi cuñada y yo volviéramos a tener más confianza, ahora pasaba más tiempo con ella, platicamos nuestras cosas, sin mencionar nunca la vez que me descubrió viéndola coger, ni la infidelidad de mi hermano, que ahora incluso no llegaba a casa los fines de semana, se iba a pasear con su amante, yo trataba de darle ánimos a Lucrecia, pues la veía deprimida, y la empecé a invitar a salir con mi sobrinita, ya sea al parque o al cine y aceptaba mis invitaciones, la pasábamos bien los tres, sobre todo yo cuando íbamos al cine , le pedía a Lulú que se pusiera esos jeans ajustados que le quedan tan bien , me complacía y ya en el cine aprovechaba al estar sentado junto a ella para con sutileza rosarle con mi mano su brazo y pierna, ella me consentía, esa vez me animé y puse mi brazo a sus hombros en un tierno abrazo, ella volteo a verme y me regalo una sonrisa de aceptación, el tener su cara cerca me dieron ganas de besarla ahí mismo, me acerqué a ella lentamente, pero se giró de pronto a ver a su pequeña hijita que estaba en el asiento de lado de ella, y al comprobar que mi sobrinita no se daba cuenta de nada por estar atenta viendo la película, se giró de nuevo hacia mí, y noté aprobación y complacencia en su bello rostro, aproveche esto y bese su linda boquita que tiene de labios finos, ella entreabrió su boca y aproveché para meter mi lengua y nos dimos un apasionado beso que ella correspondía entrelazando su lengua con la mía, este mágico momento duro un poco, pues estaba mi sobrinita a nuestro lado, se giró de nuevo a seguir viendo la película con una sonrisa de satisfacción al igual que yo, la tome de su mano y entrelazando sus dedos con los míos seguimos viendo el filme, hasta que este terminó, y nos fuimos de regreso a casa todos felices y contentos, sin decirnos ni una palabra, solo nos dirigíamos miraditas de complicidad y deseo mutuo, me sentía feliz y excitado ante lo que estaba sucediendo con mi linda cuñadita Lucrecia.

Mi hermano seguía cada día más interesado en su relación con su secretaria, por lo que ya tenía tiempo que Lucrecia no tenía relaciones sexuales, quizá eso motivo el que un día que llegué un poco tarde a casa por estar con los amigos, vi a mi cuñada en su habitación y sentada en su cama se estaba tomando una cuba de brandi, me extrañó porque ella no toma sola, casi lo hace cuando esta mi hermano Carmelo con ella o cuando van a alguna fiesta o reunieron social, estaba viendo televisión con su cuba en la mano, al pasar por su cuarto la saludo…
-hola lulú, he llegado, que haces a estas horas despierta?
–aquí sola de nuevo, porque creo que hoy tampoco va a venir Carmelo a dormir como ya es costumbre, de seguro estará con la fulana que tiene, y estoy viendo un programa de tele, mi hijita ya se durmió, y estoy tomando una cubita, gustas una cuñadito, anda pasa y hazme un poco de compañía,. Sin pensarlo un instante acepte gustoso, me senté a un lado de ella, tenía ahí mismo la botella de brandi, con hielos y gaseosas, se levantó de la cama a preparar mi cubata, pues también tenía otro vaso, quizá lo tenía todo preparado para cuando llegara, la botella estaba un poco consumida, tal vez mi cuñada Lulú ya llevaba tres cubas y se le veía un poco alegre, estaba vestida con un ligero camisón de seda que le llegaba a medio muslo mostrando muy bien parte de sus lindas y estilizadas piernas, al estar de espaldas veía de cerca sus anchas caderas y sus bonitas nalgas con un discreto escote enseñaba el nacimiento de sus pequeños pero bonitos senos, que aprecié de cerca cuando me dio mi bebida, me estaba excitando en ese momento con mi linda cuñadita.

-y que estás viendo por tele?, le pregunte a Lucrecia, brindando con ella y dando un sorbo a mi bebida.
–salud cuñado, es un programa de debate sobre la prostitución, dicen que las que se dedican a eso lo hacen por necesidad de dinero, pero que muchas lo hacen por gusto, tu qué opinas?, me preguntó sentándose de nuevo a un lado mío, un poco más cerca de mí.
-pues creo que si lo hacen por cualquier motivo, tienen un gran riesgo ante enfermedades infectocontagiosas y agresiones tanto física como emocionalmente, por lo tanto ante cualquier motivo, deben tener muchas precauciones para ejercer la prostitución.
–tienes razón cuñado, eso mismo opinó hace rato Claudia Islas (una actriz que estaba invitada al programa, entre otras personalidades) dando un gran sorbo a su bebida hasta casi terminarla, y continuar hablando, -pero creo que los que no toman ninguna precaución de ningún tipo son tu hermano Carmelo y la puta de su secretaria, por eso desde que me enteré de su relación, no he permitido que tenga ningún tipo de contacto sexual conmigo, y quiero que sepas cuñado que no lo extraño, me lo dijo esto último viéndome fijamente a los ojos, a la vez que tomaba mi mano y la colocaba por encima de su muslo. –y quiero confesarte algo.
-e este tú dirás Lulú, le conteste nervioso, emocionado y excitado.
–no dejo de pensar en el día que fuimos al cine y me diste un beso, y la verdad me gustó mucho besas riquísimo, y desde hace tiempo que tu hermano me tiene olvidada por estar enredada con su secretaria, tal vez sea también eso por el cual recuerde mucho ese día y estoy muy agradecida contigo porque estos días te has portado muy bien conmigo y mi hija, y pienso mucho en ti no como mi cuñado, sino como hombre, y he tenido fantasías contigo en mi intimidad, creo que me estoy volviendo loca, sé que esto no está bien pero era necesario que lo supieras, no sé qué pienses ahora de mi…ante su confesión moví mi mano en su muslo desnudo, acariciándolo sutilmente.
-Lucrecia esto que dices es complicado, pero te confieso que tú también me gustas mucho, eres una mujer muy linda, me encanta tu forma de ser pero eres mi cuñada y…..de pronto me interrumpió.
–no digas nada, en este momento solo somos tu y yo…se acercó a mí, se retiró sus lentes y vi que sus ojos brillaban, mientras mi mano seguía acariciando su terso muslo, acerco su boca a la mía y nos dimos un rico y húmedo beso, entrelazando nuestras lenguas, nos recostamos en la cama sin dejar de besarnos, se veía preciosa tendida en la cama, apenas iluminada por la luz del televisor, me subí encima de ella y con mis manos empecé acariciar su lindo cuerpecito, sobre todo me esmeraba en acariciar sus bonitos pechos y sus anchas caderas, me incorpore un poco para retirarle su camisón, dejándola tan solo con una tanguita rosa que traía esa noche, me volví agachar para besar de nuevo a mi cuñada en sus finos labios, acariciando sus pechos al mismo tiempo, ambos cerramos los ojos para sentirnos, nuestros labios se abrieron para que nuestras lenguas se encontraran, mi mano que acariciaba sus senos sintieron la dureza de sus pezones, debido a lo excitada que tenía a mi cuñada, por lo que decidí bajar un poco y mis labios llegaron al nacimiento de sus pechos, besando y lamiendo llegue a uno de sus duros pezones, lamí alrededor y empecé a chuparlos, mi cuñada se estremeció arqueando su espalda a la vez que sentía la dureza de mi bulto sobre su pubis.
–aaahhhhh, cuñadito, que bien lo haces, sigue, sigue mi amor aaahhhh, gemía mi cuñada acariciando mi cabeza y mi espalda, después de mamar un rato más esos lindos senos, me incorpore para retirarme mi pantalón y liberar mi erecta verga que pedía a gritos entrar en acción, al tiempo que ella se retiraba su húmeda tanguita, al ver mi verga en todo su erección se sentó en la cama y con sus manitas la empezó acariciar, luego se acercó para empezar a lamer riquísimo, luego abrió su boquita y poco a poco se la fue introduciendo a su cavidad bucal con algo de dificultad, pues a pesar de no tener el pene muy largo, si lo tengo ancho, me seguía chupando desde mi grueso glande hasta el tronco, pasando hasta mi huevos que los lamia muy rico, que bien sabia mamar vergas mi cuñadita, nunca me habían dado una mamada así como lo hacía Lulú, la detuve un poco por que sentía que me iba a venir en su boca, y yo lo que quería era meterle la verga a mi cuñadita por su linda vaginita rubia.

La recosté de nuevo en la cama, Lucrecia abrió ligeramente sus piernas exhibiendo su precioso coñito, dispuesta a recibirme, el momento tan anhelado había llegado, me iba a coger a mi linda cuñadita Lulú, me coloque entre sus piernas y dirigí mi gorda verga a la entrada, restregando sus labios vaginales en forma circular, mojando mi glande con los jugos que desprendía el chochito de mi cuñadita, cuando mi gorda verga penetró dentro del cálido coñito de Lucrecia, me abrazo y beso con pasión, entonces me deje caer hasta que nuestros pubis se unieron, toda mi verga estaba dentro de mi cuñadita que empezó a disfrutar.

–aaahhh, que placer sentir tu verga dentro de mí, aaahhh, ahora cógeme, cógeme bien cogida cuñado…empecé a moverme lentamente pero con intensidad, m verga resbalaba por las paredes de su mojada vagina, arrancándonos gemidos de placer, poco a poco iba aumentando el ritmo de la cogida, mientras nuestras bocas se unían en un apasionado beso, sentía de pronto su cuerpo tensarse de placer, su cuñado aparentemente inexperto en las artes amatorias la estaba llevando al éxtasis, mi gorda verga entraba una y otra vez dentro de ella, seguíamos besándonos a veces con pasión y otras con ternura, sentía que me iba a correr en cualquier momento por el placer de estarme cogiendo a una mujer prohibida, blanco de todas mis fantasías sexuales, después de estarla penetrando encima de ella, retire mi verga dentro de ella, que incrédula me pregunto qué porque lo hacía..-espera lulú, siempre he soñado con cogerte agarrado a tus preciosas caderas,.. así que me hinque en medio de sus piernas y atrayéndola de sus anchas caderas le enterré de nuevo mi verga dentro de su húmeda vaginita, ella arqueo un poco la espalda pare facilitarme la penetración, afianzado firmemente a sus anchas caderas la atraía hacia mí para cogérmela de una forma muy placentera, de esa forma podía ver bien como entraba y salía mi duro miembro mojado de los fluidos que segregaba dentro de su rico coñito, me causaba mucho placer ver los bellos púbicos rubios chocar con los míos cuando la penetraba profundamente, también veía su linda carita con un rictus de placer y lujuria, después de estarla cogiendo de esta placentera forma, me canse un poco de esa postura y sin sacarla me acosté de nuevo encima de ella para seguírmela cogiendo y besar con pasión esa linda boquita que tiene mi cuñada, despues de un rato de mete y saca, mis músculos se empezaron a tensarse, nuestro orgasmo iniciaba lentamente le advertí: -cuñadita aahhh, que placer me das, me voy a correr, me voy a correr aaahhh, Lucrecia también estaba al borde del orgasmo con sus piernas rodeo mi cintura y me apretó para sentirme más dentro, tenía mi verga hasta el fondo de ella lista para regar su vagina con mi semen.

-lucrecia, aaaahhhh ya me viene, me corro, me corro, aaaahhhhh….
–si, siii correrte. ..córrete dentro de mi, aaahhhhh, lléname con tu leche cuñadito. Me tense y empecé a correrme en el fondo del coño de mi cuñadita, que al sentir el placer de recibir chorro tras chorro de caliente semen se corrió conmigo, esto era el paraíso, sentimos que el mundo entero se paralizo, solo existíamos nosotros dos, solo existía el placer, el placer de depositar mi semen dentro del coño de mi linda cuñadita lulu, compartiendo estos momentos de placer, nuestras bocas seguían fundidas saboreando nuestras lenguas, primero termine de regar su cálida vaginita de Lucrecia que seguía teniendo espasmos, ahora nos besamos con pura ternura, ella me acariciaba el pelo, yo su nuca, así estuvimos unos largos segundos, sin sacar el pene de su vagina, empecé a lamer y besar su cuello, bajando lentamente con mi lengua hasta sus erectos pezones, goloso empecé a chuparlos, sin sacar el pene de su vagina que seguía erecto, empeche a moverme de nuevo dentro de ella que débilmente protestó…–ppor dios cuñado otra vez?, me quieres matar….si cuñadita te quiero matar pero de placer, jejeje. Sin sacarla dentro de ella me voltee para que ella subiera encima para que me cabalgara, y le dije: -ahora si cuñadita mátese usted solita jejeje. Ella divertida solo sonreía ante mi broma….—si serás chistosito cuñadito pero eres maravilloso, jamás he sentido tanto placer y ahora quiero sentirte de nuevo como te corres dentro de mi…y empiezo a moverse dando unos ricos sentones, veía como sus senos se movían al ritmo de cada clavada, yo afianzado a sus lindas caderas imponía el ritmo de las embestidas, esta vez duramos cogiendo mas tiempo, y de pronto..

-aghh, aaahh, Lucrecia ya, ya me viene de nuevo, aaaahhhhh..mi cuñada me miraba fijamente mientras me corría, su cara crispada por el placer, sus dientes apretados, su vagina me succionaba mi verga al sentir el repentino calor de una nueva descarga, AAAAAAHHHHHH, jadeamos al unísono al llegar nuestro mutuo orgasmo, terminamos agotados, ella se desplomo sobre mi cuerpo, después nos desacoplamos saliendo mi verga de su rico coñito, y se recostó a mi lado, nos abrazamos, yo con mi cabeza sobre su pecho, mientras ella me acariciaba con ternura mi cabello, pasaron los minutos no sé cuántos pues daba igual, yo acariciaba sus sensuales caderas ella seguía acariciando mi cabello, ambos con los ojos cerrados, estábamos muy felices, pero de pronto nos dimos cuenta de algo, algo con lo que no contábamos, algo que nos asustaba, nos dimos cuenta que estábamos enamorados, luego cuando estuvimos algo consientes le susurré al oído:
-te amo cuñada Lucrecia…..
–yo también te amo cuñado Misael….nos dimos un tierno beso y abrazados nos quedamos dormidos, no como cuñados, sino como amantes.
FIN.

Una gordita rica en el gym

Esa mujer me enseñó algo nuevo, sensaciones nuevas, placeres nuevos, me enseñó que el cuerpo de una mujer gordita es hermoso, muy rico, sabroso.

Mi novio me dejó por un esqueleto andante..!!

Una relación de más de 3 años, se terminó, sólo por unos kilos de más. Entonces era mentira que mi novio, Aarón de 30 años, me amaba con todas las fuerzas de su ser.

Siempre fuí llenita, no sé como conseguí novio, si la gran mayoría de los hombres se fija en las flaquitas, Aarón tenía como un año cortejandome, nos conocemos desde la secundaria, pero jamás nos habiamos dirigido la palabra hasta años después. Empezamos como amigos, él se me declaró tiempo después a lo cuál me negué, pensando que tal vez jugaba conmimgo, pero durante nuestra amistad fué súper atento y caballeroso, tierno, dedicado, entre muchisimas otras cualidades que toda mujer desea en un hombre; fué así como poco a poco empezó a conquistarme, hasta que por fin le dí el sí que desde meses atrás él esperaba,

Nuestra relación fué muy hermosa dentro de lo que cabe, saliamos a pasear cada fin de semana, a veces solos, otras veces con nuestro grupo de amigos, muchos decían que eramos la pareja perfecta. De hecho con él fué mi “primera vez” fué algo hermoso, con rosas y velas, muy muy romantico. Había muchisima confianza, él a veces salía solo con sus amigos, yo a veces sola con mis amigas, había respeto mutuo, confianza absoluta. Mi familia estaba encantada con él, supo ganarsela, a pesar que al principio mi padre estaba muy celoso de él y no le dirigia la palabra. Y yo a su mamá le caí muy bien, me decía que era como la hija que nunca tuvo y le hubiera gustado tener, a su papá no lo conocí, ya que él murió cuando Aaron tenía 2 años.

Nuestras familias se cayeron muy bien también, incluso este último año nuevo la pasamos todos juntos, su madre, mis padres, mis hermanos y sus hermanos.

Pero de un tiempo a la fecha empecé a notar a Aarón más distante, distraido, ya no era cariñoso como siempre lo habia sido, ya no queria que salieramos, no sabía el porqué, yo le preguntaba y él me decía que todo estaba bien.

Hasta que el día que llegó nuestro aniversario de novios, lo invité a nuestro antro favorito, Aaron me dijo que no fueramos, que lo dejaramos para otro día, porque tenía que aventajar trabajo que llevo de la oficina a su casa. Yo me molesté un poco, porque siempre tratamos de festejarlo el mero día, pero pues ya nada podía hacer. Aarón se fué a su casa y yo me encerré en mi cuarto, a facebookear un poco jejejeje.

Online me encontré a una amiga de la infancia, llamada Iris, me dijo que tenía ganas de salir, que fueramos a algún lado, yo no tenia muchas ganas, pero ella me insistió tanto, que ya no pude negarme,

Ella pasó por mí a las 2 horas, yo ya estaba lista, me subí al carro y me dijo.. ¿Vamos al Bar-rio? Tengo muchas ganas de ir.
Sii vamos ahi le respondí, me encanta ese lugar, y presisamente le dije a Aarón que fuéramos ahi, pero debe trabajar y no pudo.

Después de un rato llegamos, El ambiente estaba chidisimo, como casi siempre está. Pero para mi desgracia, en la primera mesa que vi, miré algo que pareció ser como una cubetada de agua helada en mi espalda. Era mi novio Aarón, con otra vieja!! El mundo se me vino encima al ver esa imagen que nunca podré olvidar, Aarón besando apasionadamente a una mujer delgadisima, con un lindo cuerpo lo admito, un cuerpo que sólo en imaginación he tenido, Le acariciaba las piernas, la cintura y la espalda, ella lo tenía abrazado del cuello.

Iris me tomó de la mano y me dijo que nos fueramos de ahí, yo estaba furiosa y triste a la vez, le dije que no me iría hasta decirle unas cuantas cosas a ese poco hombre.. Me dirigí a la mesa donde estaba, tomé un vaso que estaba ahi, le vacié el contenido (que ni me fijé que era) a Aarón en la cabeza, él se paró enojado, pero al ver que fuí yo, se quedo como estatua.

Aaa Ana Gaby ¿Qqq qué hacess aa quíi? Me preguntó tartamudeando el muy estúpido.

Sé me hizo un nudo en la garganta, las lágrimas inundaron más mi rostro, no pude responderle nada, sólo lo miré y le dí una bofetada lo más fuerte que pude, me dí la media vuelta y me salí corriendo, Iris salió tras de mí. Llegamos a su carro, ella me abrazó muy fuertemente y yo a ella y me solté aún más a llorar.

Un momento después llegó Aarón..

Aarón: Ana Gaby porfavor escuchame, no son las cosas como tú las piensas.
Yo: ¿Y cómo sabes que es lo que pienso? Una imagen dice más que mil palabras y yo ya vi lo suficiente como para darme cuenta que no me amas como me dijiste.
Aarón: Yo te amo corazón, enserio, vamos a hablar.
Yo: No quiero hablar más contigo, no quiero volver a verte jamás, lo nuestro aquí se termina.
Aarón: No mi amor por favor, no puedes terminarme así.
Yo: Si, claro que puedo y ya dije mi última palabra.

Aarón se hincó y se sujetaba de mis piernas, pidiendome no terminar, diciendome que ella sólo fué un pasatiempo, que no la quiere.

Yo: Que haces?? Parate, asi te quedes ahi no te voy a perdonar.
Aarón: Esque necesito que me perdones, tu eres mi vida, No quiero que terminemos.
Yo: Pues eso hubieras pensado antes de faltarme, ahora es muy tarde.

En eso sale esa mujer de entre 2 carros y le dijo a Aarón que se parara, que no tenía que hacer eso por cosas que él ha hecho. Aarón le dijo que se callara y se largara, yo le dije que no, que no se fuera, que la dejara hablar. Ella no tiene nada que hablar, dijo Aarón.

Ella me dijo lo siguente:
Hola Ana Gabriela, yo soy Soraya, tú no me conoces tal vez, o nunca me tomaste importacia, yo soy secretaria en la misma oficina donde trabaja Aarón, ahi nos conocimos él y yo, y algunas veces te ví cuando ibas a recogerloY lo nuestro, simplemente se díó, desde hace un año y algo de meses. Yo acepté andar con él porque me dijo que ya estaba por dejarte, nunca lo hizo, y yo me acostumbre a eso.
Para no hacerte el cuento largo, te diré que él me quiere a mi. ¿Vez este cuerpazo que tengo? (dijo dandose una vuelta completa) Aarón me dijo que esto si es de una verdadera mujer, no como la cerdita que tenía de novia. Tantas veces me hizo el amor tan rico, al terminar de hacerlo, chuleaba mi cuerpo y se burlaba del tuyo y yo me burlaba con él.

Aarón le decía que se callara, pero ella lo ignoraba.

Y ella siguió.. ¿Recuerdas el año pasado cuando te dijo que por asuntos de trabajo tenía que ir a Acapulco? Pues el asunto de trabajo fuí yo, y no fuimos a Acapulco, nos pasamos hasta Cancún, esos 4 días que fueron maravillosos, mientras tu lo hacias trabajando, él estaba divirtiendose conmigo. ¿Recuerdas el panda de peluche gigante que te regaló en su aniversario pasado? Pues yo lo elegí para que te regalara, fuimos a la tienda de regalos y él me pidió escogerlo, xq no tenia cabeza para hacerlo. También recuerdas el hermoso ramo de flores que llegó en tu cumpleaños? Pues yo fuí a la florería a elegirlo para tí y perdir que lo enviaran a tu casa, ya que él estaba en una junta y no podía hacerlo personalmente. “Para mi hermosa y amada Ana Gaby” decía la tarjeta ¿Recuerdas?

Vamonos Iris, ya no quiero escuchar más de este par. Hasta nunca Aarón. Le dije mientras me subí al carro junto con mi amiga.

Te llevaré a tu casa y me quedare contigo amiga, me dijo Iris, le dije que no, que no queria ir a casa, que me llevara a un bar a tomarme una copa por que en realidad la necesitaba, ella no queria hacerme caso, pero le dije que si no me llevaba ella, me bajaba del carro y me iria yo sola, ella no quizo dejarme sola, asi que me llevo y me cuidó. Pedi un caballito de tequila, que me lo pasé como agua, otro, otro, otro y otro, Perdí la cuenta. Iris me decia llorando que ya estaba muy mal, que no queria verme asi. Al cabo de unas horas, yo ya borracha, ella me llevo a la casa. Mi madre se asustó porque Iris me llevaba casi cargada, ya entre las 2 me ayudaron a ir a mi cuarto, me cambiaron la ropa por un pijama y me acomodaron en la cama. Mi mamá e Iris estaban sentadas junto a mi. Mi mamá preguntaba que porque había llegado asi, Iris no decía nada, y yo le dije a Iris que le contara a mi mamá lo patán que salió su yerno consentido, yo apenas y podia hablar un poco, minutos después me quedé dormida.

A la mañana desperté algo tarde, ya ni fui a trabajar, Tenía un asco terrible, un dolor de cabeza insoportable. Mi amiga Iris acostada en unos cobertores tirados en el piso, aún dormía, Recordé lo sucedido y me puse a llorar. Ella despertó por mis sollozos, me abrazaba, me acariciaba el cabello.

Duré varias semanas inundada en la más profunda depresión. Me la pasaba encerrada en casa, apenas y comia y bañaba. Me corrieron del trabajo por mi inasistencia. La vida no significaba mucho para mi. Iris, mi hermosa amiga, casi hermana, iba a visitarme cada 2 o 3 días, me trataba de dar ánimos, pero nada funcionaba.

Hasta que un día, llegó mi mamá, me habló duro. Me dijo que yo ahi, muriendome de tristeza, mientras que Aarón, paseaba feliz de la vida con otra mujer. Empecé a llorar más con ese comentario. Mi mamá me abrazo, me dijo que la vida es hermosa, que hay que vivirla, que no ganaria nada asi como estaba, que Aaron estaba feliz, que no estaba mal como yo, que entonces por que tenía que estar mal yo por él. Que no era nada justo. Que lo que viví no era fácil, pero que ya había pasado y tenía que superarlo, que tenía que reintegrarme a la vida, que seguramente no olvidaría lo que pasó, pero que tratara de enterrarlo en el pasado. Que me diera tiempo para mi sóla, que me olvidara de compromisos, que me divirtiera, que viviera nuevamente, y ya llegado el momento llegará el hombre indicado para mi.

Te amo mi amor, y me duele mucho que estés asi; dijo mi madre; me abrazó, me dió un beso en la frente y salió de mi cuarto.

Mi mamá tiene razón; pensé. Por mas que llore no solucionare nada. Por culpa de Aaron perdí hasta mi trabajo, pero no voy a perder la vida. Me dormí pensando en todo lo que mi mamá me dijo.

Me desperté algo temprano, apenas estaba amaneciendo, todos en casa aún dormían, me miré en el espejo, estaba muy ojerosa, mal peinada, muy muy descuidada. Y me dije a mi misma frente a ese espejo. Hoy empieza mi nueva vida.. Adiós pasado, adiós Aarón. Me dí un largo baño de agua tibia-fresca, hace mucho que no lo hacia así. Me puse un vestido pegadito al cuerpo, color rosa, no muy escotado, de largo hasta las rodillas, tela de algodón, muy fresquito y cómodo para estos días de calor. Unas sandalias rosas también. Planché mi cabello, que es largo, un poco más de media espalda, me maquillé y vualá!!! El espejo reflejaba a otra mujer.

Bajé al comedor, era la hora del desayuno para entonces. Iba en el descanso de los escalones y grité: BUENOS DÍAS FAMILIA!! LA NUEVA ANA GABY HA LLEGADO.. Y CON MUCHA HAMBRE. Mis hermanos y mis padres se quedaron con la boca abierta, sin decir una palabra, no lo podían creer. Rápidamente se pararon y me abrazaron y besaron, mi papá me tomó de la mano y me dijo que estaba muy contento de tener a su princesita en el comedor nuevamente y me pidió sentarme junto a él y así lo hice.

Era un sábado, lo recuerdo muy bien. Terminé de desayunar, y me dirigí a casa de Iris, quería que viera a la mujer nueva en la que me había convertido. Ella al igual que mi familia se emocionó mucho y me abrazaba a cada momento. Le comenté que ahora tenia que buscar un nuevo trabajo, para reanudar mi vida laboral también. Iris me dijo que presisamente sabía de un trabajo en un despacho contable, que el Lunes fueramos a ver que onda, que ella me acompañaba antes de irse a trabajar.

Llegó el Lunes, y puntualmente pasó por mi temprano, llegamos al despacho a la hora de entrada. Ella me espero en la recepción mientras yo pasé a la entrevista, entre mi papeleria vieron mi curriculum, me dijeron que era excelente, que tenia un buen historial laboral y buena antigüedad en cada trabajo. Me dijo una de quienes me entrevistaron, que esperara un momento y salió. Regreso y me dijo que llamó a mis trabajos y le dieron excelentes referencias de mi, pero que en último trabajo, además de las excelentes referencias le dijeron que me despidieron por inasistencias. Ya le expliqué que fué porque me enferme de depresión, pero que ya estaba bien y eso no me afectaba más. Me dijeron lo que dicen en la mayoria de los trabajos “nosotros te llamamos” tomaremos en cuanta tu papelería. De ahí me fuí a casa, invite a desayunar a Iris, lo hicimos y ella se fué por que más tarde tenía que ir a su trabajo. Como a las 4pm llamaron por teléfono, contesté yo, preguntaron por mi, ya dije que era yo, me dijeron que había sido seleccionada para el empleo, que si podía presentarme a trabajar a partir de mañana a las 8am, les dijé que si, que puntualmente estaría ahi y colgué.

El primer día de trabajo estuvo excelente, todos fueron muy amables y pacientes conmigo. Me adapté muy rápido y sobre todo estaba muy agusto. Tenia una semana ya de haber iniciado a laborar. Me sentía agusto. Muy satisfecha.

Bueno, ya salí de mi depresión, ya estoy trabajando. Me estoy convirtiendo en otra mujer en todos los sentidos ¿qué más me faltará? Ahh ya sé, necesito adelgazar, voy a demostrarle a todos que si puedo hacerlo. Le planteé la idea a mi mamá, me dijo que no era necesario, que yo era una mujer hermosa tal como soy, pero le dije que queria hacer un cambio completo en mi, que ya adelgazando me cambiaaria mi look. Mi mami me dijo que si estaba convencida que ella me apoyaria, mi amiga Iris tan incondicional lo hizo también. Visité a una nutrióloga, me platicó muchisimas cosas, unas las sabia, otras no, me dió una dieta personalizada, con cosas que eran de mi agrado, pero me dijo que la combinara con ejercicio. Siempre he sido muy perezosa para eso, pero ni pex, tenía que continuar haciendo cosas buenas por mi vida. Me dijo que a unas cuadras de ahi estaba un gimnasio, por si me llegaba a interesar la idea, le dije que si, porque seguro en mi casa no haria ejercicio. Saliendo del consultorio me dirigi a ese gimnasio, pedí informes, los cuales la recepcionista me los dio amablemente. Me dijo que tenian aparatos y clases de zumba, que presisamente estaba una clase, que si gustaba podía mirarla para ver si me agradaba, acepté y me pasó.

Me senté a mirar la clase, la verdad que la maestra se mueve muy bien, las alumnas ni se diga, parecia más bien una coreografía. De repente miré a una mujer llenita, gordita asi como yo, woow que bien se movia, tenía mucha condición. A diferencia mía, ella tenia sus cositas muy bien acomodadas, su pants pegadito al cuerpo hacia notar sus lindas piernas y sus pompas muy paraditas, el busto paradito también, y el escote de su blusa no dejaba mucho a la imaginación. Con los pasos de la zumba pues ese par de tetas subía y bajaba, toingg toingg toingg. Mmmm que rico par, han de estar muy suavecitas, como para perderme ahi. pensé.. Que!!? Cómo puedo estar pensando eso?? A mi me gustan los hombres, no las mujeres.

Pero no podía dejar de mirarla, era una mujer alta, creo que la más alta de todas en esa clase. un pelo rojo (obvio por los tintes) y con su ropa pegadita y escotazo, se veía riquisima. Creo que no pude despistar bien que la miraba, ya que ella empezó a mirarme también. Estaba a mediación de salón, pero poco a poco se fué haciendo hacia enfrente, hasta quedar presisamente frente a mi, bailando, contoneandose, moviendose muy bien, movia las nalguitas, subia mucho las piernas, giraba, se agachaba, permitiendome ver a todo su explandor esas sabrosas nalgas, la tanga se le transparentaba desde su pants blanco y el sudor la hacia notar más. Estaba embobada con ella. Pero de repente me venía a la mente que yo era heterosexual y agachaba la mirada, luego pensaba en lo bien que estaba esa mujer y la miraba nuevamente, total, de mirarla no iba a pasar. Había unos pasos que tenían que agacharse y tocar el piso sin doblar las rodillas, asuuuu que rico se asomó ese par de tetas, el pronunciado escote de esa mujer, y la posición dejaban esa maravilla a mi completa vista, a un escaso metro de distancia.. Ayy Dios, que ideas tan locas me pasaban por la cabeza.

Me salí del salón de zumba, al cerrar la puerta, miré nuevamente hacia adentro, esa mujer me miraba también, me fuí de ahi directamente a la recepción, le dije a la chava que si me quedaria, pagué la inscripción y el mes, pero tenía que iniciar al día siguiente ya que esa clase era la última antes de cerrar. Me dijo que podía ir en cualquier horario, que la clase de zumba es cada 2 horas, que de todas formas ahi habia 2 instructores que me apoyarian.

Al día siguiente inicié la dieta, gracias a mi mami que me preparó lo que la nutriologa indicó, desayuné lo indicado, ahora como tenía que comer cosas distintas, le pedí a mi mamá que me pusiera lonche y así lo hizo. Antes de irme a trabajar, preparé ropa para el gimnasio, lo guardé en mi mochila y me fuí.

El día se me hizo algo largo, ya quería ir al gym para mirar a esa mujer nuevamente, si esque la veia, ya que yo llegaría más temprano que cuando me fuí a inscribir. Terminó mi día laboral y me dirigí al gym, llegué con la recepcionista, ella me presentó con los instructores y la maestra de zumba, me dijeron que podía entrar primero a la clase y si quería podia seguir después con los aparatos, a lo cual acepté, asi que entré al vestidor de mujeres a cambiarme porque la clase empezaría en 10 minutos más. Me cambié y me fuí al salón, miré para todos lados, pero no vi a esa mujer. Terminó la clase, me dirigí a los aparatos, el instructor me fué indicando que hacer y como hacerlo. Terminó la rutina, me dijo el instructor que si queria podía entrar al baño de vapor (o sauna) estar unos minutos ahí, asi lo hice. La verdad que rico me cayó, jamás había entrado a uno de esos. Terminando me dí un baño en las regaderas de ahi mismo, me cambié, me peiné, guardé mis cosas en la mochila y me digné a irme. Casi al llegar a la puerta de salida, me tope a esa mujer, pero ahora con un conjunto de pants negro, escotado y pegadito como ayer, que guapisima y antojable se veía. Ella me miró, también la miré, nos cruzamos, ella para entrar, yo para salir, nos seguimos con la mirada, pero ninguna dirigió la palabra. Así pasó una semana, sólo nos topabamos casi a mi salida y a la llegada de ella, cruzabamos miradas, y ya algunas sonrisas, hasta algunos roces de brazos, pero no nos dirigiamos aún la palabra.

Como dije, así pasó una semana, hasta que tuve la cita con la nutriologa, así que ese día llegaría más tarde que los demás días. La nutriologa me midió y pesó, me dijo que me felicitaba, que había bajado 4 kilos en esta primer semana :D que emoción me dió, me dijo que vamos muy bien, que siguiera asi. Terminó la consulta y me dirigí al gym. Ya era algo tarde, me fui rápido para alcanzar la siguiente clase de zumba. Llegué directo al vestidos y que voy viendo a esa mujer nuevamente, sólo en ropa interior, se estaba cambiando también, pero en el área de locker, sin ninguna pena. Ella vió que llegué, sólo sonrió, se volteó y continuó alistandose. No podia dejar de mirarla, pero había gente ahi dentro, tenía que tratar de disimular. Ella se agacho para ponerse el shorcito microscopico practicamente, pero se empino de una manera que sus nalguitas wwooow mmm que ricas se veian, se puso el short y de ahi se quitó el brasierre, asuu que descarada, sin pena alguna, pero eso me gustó, por fin pude conocer ese par que veía el día de la inscripción, rapidamente se puso un top, de ahi otra blusita, se sujetó el pelo con una pinza, cerró su locker y ya iba de salida, pero antes de salir, se paró junto a mi, me miró y se salió.

Me terminé de cambiar, guardé mis cosas y me dirigí al salón, ella ya estaba ahi, sentada aún, me fuí a acomodar casi hasta atrás, sólo la miraba, despistadamente según yo. Cuando la maestra indicó que empezariamos la clase, que todas se fueran acomodando, esta mujer se acomodó adelante de mi.. Me puse nerviosa, pero siendo sincera me gustaba la idea de tererla ahi, tan cerquita. Hicimos la rutina del zumba, yo aún torpemente ya que a pesar de la semana aún no me aprendia bien los pasos a seguir. Que rico se movia esa mujer, su movimiento de cadera mmm, era la primera vez que sentía algo asi provocado por una mujer. Había pasos en que teniamos que agacharnos, ella movia ese culito, yo la veia y me provocaba algo, algo que no habia sentido nunca, pero me gustaba.

Terminó la clase, algunas compañeras se fueron directamente a bañar, otras se fueron al sauna, y algunas otras pocas, entre ellas, esa mujer y yo, nos fuimos a los aparatos. Poco a poco el gym se estaba quedando solo, se acercaba la hora para que cerraran. Esa mujer y yo en los aparatos, cada quien en su rollo, pero cruzando las miradas, ella hacia el uso de los aparatos muy sensualmente, o seguramente era mi idea, paraba más las bubis, o levantaba la pompa, según lo que fuera. Terminé la rutina de los aparatos, me dirigí al baño-vestidor-sauna, para ahora para casi finalizar mi día meterme al vapor. Entrando yo, iba de salida la última compañera que quedaba..

Hasta mañana Ana Gaby. Me dijo.
Hasta mañana Julia. Le respondí.

Me quité la ropa, me envolví en la toalla y me metí al sauna. Estaba solita. No sabía si esa mujer entraría o no. Luego escuché unos pasos, seguramente era ella, ví como poco a poco se abrió la puerta del sauna y esa mujer fué entrando.Me vió y se quedó parada junto a la puerta, esperando a que por si sóla se cerrara. Ella me miró nuevamente, yo la miré, pero luego me sentí como intimidada y agaché un poco la mirada. Se acercó, me miró y se sentó junto a mi. Estuvimos unos minutos así, sentadas una junto a la otra, Yo leyendo una revista, esa mujer escuchando música con sus audifonos.

Pero de repente se paró, se puso frente de mí, volteé a mirarla, ella me miraba también, sonrió picaramente, tomó la toalla de arriba de sus tetas, la desanudó y la toalla cayó al piso, dejando su cuerpo enteramente desnudo frente a mi, yo me quedé boquiabierta, la miré de pies a cabeza, estaba impactada con ese bello cuerpo gordito. Quizé decir algo, pero apenas, nerviosamente, salió la letra E de mi boca (le iba a decir “eres hermosa”), ella con su dedo indice tapó mi boca para que yo no dijera nada; se agachó, se acercó poco a poco a mi cara, a mi boca, y me besó en los labios. Yo le respondí ese beso, nerviosa y torpemente ya que jamás había besado a una mujer. su boca era chiquita, sus labios delgados, suaves, era un beso muy rico, y muy diferente a lo que había probado antes.

Luego esa mujer tomó mis manos y las diriguió a sus sabrosas tetas, me daba pena primero y las quité, ella volvió a tomarlas y se acarició con ellas, como ilustrandome de como hacerlo. Empecé a sobarlas, despacito, sintiendo sus pezoncitos medianos y rosaditos en mis palmas,

Después me empezó a besar el cuello, sentí muchas cosquillitas, pero me gustaba, luego sus manos desanudaron mi toalla, quedaron mis tetas libres también. Esa mujer se hincó frente a mi, mientras yo seguía sentada, empezó a sobar mis tetas, las masajeaba, giraba rico los pezones, los estiraba, era algo rico, me gustaba mucho. Después empezó a lamer la teta izquierda, jugaba con la punta de su lengua y mi pezón mintras apretaba la otra, mmmm que rico es eso, cómo nunca antes lo había probado??

Ella jugaba con mis tetas, una y otra, otra y una. Luego dejó de chuparlas, me miró, se puso en pie nuevamente y acercó sus ricas tetas a mi cara. Yo las tomé con mis manos y empecé a hacerle lo mismo que ella hizo conmmigo, pasaba la punta por sus pezones, alternaba entre ellos, chupaba como bebé mmmmm, a pesar de nuestros cuerpos sudados por el ejercicio, el sabor de su piel era muy rico. Masajeaba y chupaba, ella gemía despacito.

Se alejó un poco de mi, hasta sacar ese par de mi boca. Luego se volvió a hincar, besó mi pecho, luego jugó un poquito con mis tetas, bajó por mi pancita (lo cual me dió mucha pena ya que mis llantitas no son nada atractivas) llegó hasta una de mis piernas, la acariciaba con sus dedos, subía y bajaba, era un masajito rico, luego empezó a pasarles la lengua, una pierna, otra pierna, regresaba a la primera, luego a la segunda mmmmm que rico. Luego abrió mis piernas, mi puchita estaba con 2 días de haberse depilado, y esa mujer, empezó a recorrer mi cuevita con su dedo medio, tocó un poco el clítoris, recorría mis labiecitos, de arriba abajo, luego intrudució si acaso la puntita del dedo por mi entrada vaginal, luego, me miró, puso el dedo con el que habia recorrido mi intimidad, a la altura de mi boca, ella se acercó poco a poco, y llegó un momento en que el dedo quedó entre nuestros labios, ella empezó a lamerlo y yo hice lo mismo; era algo rico sentir topar su lengua con la mia a pesar de ese dedito estorboso pero mojado de mi jejejeje, era rico lamer mis juguitos desde otro dedo, asi estuvimos un momento, hasta que mi juguito se secó, ella quitó el dedo y nos empezamos a besar muy rico, un beso de esos que dicen de “buzo”, me encantaba su boca chiquita, su lengua cálida juguetear con la mía mmmmm.

Luego dejó de besarme, se bajó nuevamente, me abrió las piernas y empezó a hacerme un sexo oral muy rico, succionaba mis labios vaginales, era una sensación deliciosa, pasaba la lengua suave y lentamente de mi entrada vaginal a mi clítoris, asuu que rico mmm, empezó a subir el ritmo de esa mamadita rica, yo gemía de placer, hace mucho que mi cuerpo no lo recibía, luego esta mujer me metió los dedos, no sé si serian 2 o 3, pero sentí apretado, me molestó un poco, pero casi enseguida la molestia se me olvidó por completo, me metió los dedos hasta yo sentir sus nudillos en mi piel, era algo rico, lo hacia despacito, suave, sentia como resbalaban de lo húmeda que yo estaba, a la vez que me introducia rico esos dedos, empezó a chupar mi clítoris, lo succionaba, le pasaba la lengua, lo apretaba con sus labios ahhh que rico, esa mezcla era sensacional mmmmm si si si, lo recuerdo como si fuera ahoritita mismo; yo no podía más, empezaba a “arquearme” de placer, esa mujer no paraba, seguía con el vaivén de sus dedos dentro de mí, con su lengua mamandome rico el clítoris, sentía que iba a explotar; mmmm ahh mmm mm ahhh uuhh eran los únicos sonidos que salían de mi boca, al escuchar esto, esa mujer empezó a acelerar el ritmo, empezó a mete y saca sus dedos, mete duro y dale saca mete saca ahhh si si que sabroso me estimulaba, la neta eh, también chupaba mas rápido, ya no pude más por el placer, sólo levanté un poco mis nalguitas y me vine bien cabrón, junto con un suspiro de alivio y exitación, le salpiqué bien rico la cara a esa mujer, y ella empezó a limpiarme pero ya suavecito, con su sabrosa lengua, yo no aguantaba mucho los roses ya que mi partecita rica estaba ultrasensible, terminó de limpiarme, se paró, me paré frente a ella, nos miramos fijamente, sólo se sonrió, se dió la media vuelta, ella ya se iba, pero yo no la dejé, la tomé del brazo, la jale hacia mi, la abracé, que rico era la sensación de sus tetas sudadas y suaves, con las mías, que rico es el contacto de 2 cuerpos femeninos totalmente desnudos y excitados, al tenerla asi conmigo, sólo la besé, nos besamos muy apasionadamente, hasta volver a avivar la llama de placer en nuestros cuerpos.

En esta ocación la giré y la senté en la banca del sauna, el vapor estaba fuerte, apenas y nos veiamos, la recosté en la banca, abrí sus piernas y wooow que cosita tan rica tenía ante mis ojos, era carnosita, su piel oscura, sin vellito alguno, era la primera vez que veía una panochita, y obvio, la primera vez que me iba a comer una, estaba nerviosa, pero mi excitación podía más, me acerqué poco a poco, y pasé la lengua nerviosamente desde su clítoris hasta la entrada de su conchita, y de la entrada regresé al clítoris, creo que a esa mujer le gustaba, porque gemía suavecito, empecé a tratar de comerle como ella lo hizo conmigo, novatamente, pero lo intentaba, sentía como se empezaba a humeder más ahi.
El cuerpo de una mujer es rico!!! ¿Porqué no lo habré probado antes?, pero bueno, ya lo estaba probando y me encantaba, concentré mi lengua en la entrada de esa pucha rica, como tratandola de penetrar con ella, y con mi dedo medio, empecé a dedearla, suavecito, mi dedo deslizaba muy rico debido a sus juguitos, empecé a mover mi dedo arriba a abajo, como frotando, esa mujer gemia, y se arqueba un poco, le gustaba lo que le hacía, luego empecé a hacer movimientos circulares, como el sentido de las manecillas del reloj, ella lo gozaba. Siendo sincera, me cansé con la lengua jejejeje, así que me dispuse a meterle 2 dedos, mientras que con la otra mano no dejaba de dedearla, empecé a estimularle más y más, sentir esa cueva húmeda me prendió más, asi que le dí más duro, más rico, esa mujer estaba disfrutando al máximo, mis 2 dedos entraban y salian mientras el otro no dejaba de tocarle rico el clítoris. Luego empecé entre mis movimientos, como hacer presión, no sé si me explico, pero sin dejar de dedear por dentro y por fuera, quize como “tocar el punto g y el clítoris a la vez, pero por dentro, algo enredoso de explicar, pero ella empezó a gemir y gemir, a moverse, sólo escuchaba el mmm ahh mmm sii, se movia mucho, pero luego empezó el ahh ahh ahhh AHH AHH más fuerte, y yo empecé a hacerselo fuerte también, así estuve hasta que sentí como que su cosita apretó mis dedos y luego muchisimo flujo… Ya había terminado, terminó muy rico, abundante y calientito. Al igual que ella lo hizo conmigo, yo empezé a beber sus jugos, a dejarla limpiecita, no había que desperdiciar ni una gota de ese tremendo manjar.

Esa mujer se levantó, tomó su toalla del piso, me envolvió con ella y la sujetó alrededor de mi pecho, yo hice lo mismo con mi toalla, se la enredé en el cuerpo y la sujeté para que no se le cayera. Se me acercó más, me miraba, me sonreía, yo le respondía de igual manera, por último me acarició el pelo 3 veces, me tomó la cara con ambas manos, se me acercó y me dió un último beso apasionado, de ahí, se dió la media vuelta y se fué. Yo me quedé ahí un momento más, pensando en lo que había pasado, estaba como en shock, pero la verdad, me había gustado muchisimo.

Al día siguiente, yo llegué en mi horario habitual, saliendo del trabajo, hice mis ejercicios, entré al sauna, de rato me fuí, pero volví a toparme a esa mujer en la entrada, sólo cruzamos mirada y sonrisa y cada quien siguió su camino. Asi siguieron los demás días.

Que rico fué eso, y ya quiero que pase de nuevo, espero ansiosa mañana mi cita con la nutríologa para llegar más tarde, para a ver si nos quedamos sólas como la semana pasada, en el sauna, y después de una sesión de sexo rico, envolverla ya en su propia toalla.

Esa mujer me enseñó algo nuevo, sensaciones nuevas, placeres nuevos, me enseñó que el cuerpo de una mujer gordita es hermoso, muy rico, sabroso. Esa mujer guapisima, esa mujer con la cual no eh cruzado palabra alguna, más que los gemidos de ese día en el sauna, esa mujer que, aún no sé ni su nombre, esa mujer que bauticé asi, “ESA MUJER”.