Aquella cuarentona seria

Yo la conocia desde hace ya unos años, le compraba galletitas en su comercio donde la conoci.

Ese primer encuentro fue magico para mi, nos miramos y sonrrio, y yo quede obsecionado por esa morocha de cuarenta y tantos, con cabellos lacios y largos, y una figura que dejaba ver restos de una figura veinteañera esplendida………

Pronto fui un muy buen cliente y asi fue como comenzamos a relacionarnos en una mas que amistad, aunque debo reconocer que mis intenciones no finalizaban en una amistad.

Ella separada, una hija de 6 años y viviendo en pareja con Roberto, hombre de buen fisico y con algo mas que un simple atractivo, tiene el muy buena presencia.Roberto y Nilda (en sus ratos libres) la morocha en cuestion, se dedican a la venta de perfumes y desodorantes fabricados por ellos mismos, son buenos para mi gusto, pero lo mas atractivo de esa mercaderia es la vendedora….

Comence a frecuentar su casa que es donde fabrican los productos y en varias oportunidades quede solo con Nilda, en esas oportunidades yo 10 años menor que ella le insinuaba cosas pero ella ponia muy habilmente una barrera que me alejaba de mis intenciones.

Cierta mañana la fui a visitar con la escusa de comprarle unos perfumes, y me atendio como siempre en el living de su casa, su madre que vive en la misma casa, simulando ser muy amable y simpatica no nos dejaba solos , salvo para renovar el agua del te.En determinado momento Nilda me invita a su cuarto a ver unas muestras de perfume, yo la segui y podia ver debajo de esa pollera larga y fina, unas carnes que me ponian el miembro a 1000.

Ya en su cuarto y con la puerta abierta, las cosas fueron distintas, los elogios cada vez mayores y ahora ella me daba pie a que yo le insinue cosas….

En determinado momento se probo un perfume en su mano, y yo le dije -dejamelo olfatear para ver como te queda ella me dio su mano y yo al tomarcela no pude evitar darle un beso sobre el brazo, y mi sorpresa fue enorme al ver que no retiro la mano y ni siquiera dijo una palabra….

luego de eso nos miramos a los ojos y yo note en su mirada el deceo por mi cuerpo que ella me podia transmitir.

hablamos de cualquier cosa cuando su madre pasaba frente a la habitacion, y cuando no se la vehia nos corriamos detras de la puerta donde le robe un primer beso de labios, luego siguieron los besos de lengua y mis manos no aguantaron y se posaron en su culo por sobre la pollera, mientras la otra mano jugaba con sus tetas por sobre un pullover con un escote muy pronunciado.

Yo notaba como su aliento se hacia cada vez mas entrecortado y como esa mujer de mas de diez años sobre mi edad se empezaba a calentar de manera sorprendente.De pronto una de sus piernas se introdujo entre las mias y buscaba habilmente tocar mi bulto que para ese entonces se hacia sentir con orgullo.

Entre besos y desesperacion le puse una mano bajo la falda y pude tocar ese culo enorme y frio por sobre su bombachita muy diminuta y humeda, al mismo tiempo que le sacaba al aire una de sus tetas que a comparacion de una niña de veinte estaba mas flacida pero eroticamente exitada, con un pezon realmente grande y duro que chupe hasta el cansancio, mientra mis dedos se mojaban en su vajina y con ese espeso liquido lo introducia en su ano, que por el tacto parecia que no era virgen.

Ella jadeaba y una de sus manos busco mi bulto sobre el jeans y luego bajando el cierre, lo saco y alli se pudo observar una cabeza dura y casi bordo con muchas venas hinchadas y algo de bello color negro que lograba asomar, la tomo con toda su mano y la apreto muy fuertemente, luego con solo tres dedos sobre la cabeza del pene, me masturbaba con un ritmo agitado para luego detenerce y volver a empezar, sabia bien lo que hacia, me llevaba al limite y no dejaba que yo acabe.

Yo ya en este estado le introduje en el ano tres de mis dedos y se lo movia adentro y afuera con desesperacion mientras nuestros besos ya eran un flujo de saliba incontenible.Estabamos asi hasta que de repente comenzo a masturbarme con una violencia que era imposible mantener el semen dentro del pene, y cuando ella noto que no aguantaba mas se bajo e introdujo en su boca ese mienbro que a esa altura habia llegado a su maximo desarrolo, y ayudada por su boca y lengua, le llene la garganta de semen, tosio un poco, pero trago todo eso, luego me miro, sonrio y me dijo llamame la semana que viene, nos encontraremos en un lugar donde yo tambien pueda poner entre mis piernas ese enorme aparato……Pero eso se los contare luego….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *