Clases de Algebra

Mi nombre es Ismael y esta historia si es completamente verídica, y ocurrió mas o menos en Octubre del 2001 en México. Todo comenzó cuando mi sobrina 4 años menor que yo (yo tenía 21 y ella 17) junto con su familia se mudó a mi ciudad, por lo que tuvo que cambiar de escuela. El Nombre de mi sobrina es Verónica y no era muy buena que digamos en cuestiones escolares. A mitad de semestre tuvieron sus papás que recurrir a mí para enseñarle algebra ya que estudio el último semestre de mi carrera. Yo acepté un poco molesto por que la niña no me caía nada bien, ya que de mas pequeños no nos soportabamos.
Cabe mencionar que mi sobrina mide 1.65 mts., es de piel blanca, cabello negro, ojos grandes, una carita hermosa, y unos labios deliciosos, y que decir de su cuerpo, esta precioso a cada centímetro.
Todo empezó normal, yo le explicaba y ella hacía que entendía, estas sesiones las llevabamos acabo en mi recamara donde tengo mi PC y esta aislado de las otras recamaras, así transcurrieron varios días hasta que un día al final de la sesión ella solto a llorar por que decía que reprobaría, yo en mi afán de consolarla la abrazé y le puse mi mano en su pierna, lo cual ella no protesto y fué ahí cuando me nació algo por ella, una atracción mas de tipo sexual. Ese día llevaba una blusa sin mangas pegada, un pantalón como de ceda que se le pegaba todo por lo tanto su figura era formidable, y así seguí tocándola poco a poco, cuando ella se dió cuenta yo ya tenía mi boca en su oreja, ambos nos paramos de nuestros asientos y nos comenzamos a besar.
Cuando comenzé a meter mis manos en sus nalgas ella protestó diciéndo que era virgen, y con las mañas aprendidas le dije que no pasaba nada, me la pasé sobandola por enfrente y por atrás sin recato. Protestó igual cuando le bajé el pantalón y le daba pena enseñar sus pantaletas, pero cuando me las mostró wow, era hermosa, tenía unas nalgas paraditas, blanquitas, apapachables. No perdí la oportunidad de acariciarle y besarle las pompas, mientras ella estaba paralizada y gimiendo. Decidí ir por todo, cerré la puerta de mi recamara puse el radio para que nadie escuchara nada y me abalanzé sobre ella en mi cama, la besaba de arriba a abajo, toda, le quite las pantaletas y enfile a pancho a su entradita, estaba muy mojadita, pero muy cerrada aún, sin importarme lo comenzé a meter ella me miraba a los ojos apretandome la espalda con los dedos hasta que me sentí totalmente dentro de ella, esperando a que ella dijera algo, pero de repente comenzó a moverse demasiado rico, mejor que mi novia, me agarro completamente desprevenido, nos besabamos, nos acariciabamos, hasta que sentí que me corría tuve que sacarlo rapido por temor a embarazarla y fuera de ella comenzó a acariciarme hasta correrme. Nos paramos y nos vestimos muy rápido, platicamos del tema y decidimos mantener una relación en secreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *