Cogiendo con un chaval

Hola me llamo René tengo 19 años y soy un chavo muy buena onda aparte de ser, según la mujeres y los gays, un hombre muy guapo y muy bien dotado con mis 22cm de largo y unos 4.5cm de grosor de mi verga en su máximo explendor de exitación.

Lo que les voy a contar es un suceso que me ocurrió hace un par de meses en una conocida disco de la ciudad de Cali, yo antes pensaba que los relatos que escriben aqui eran inventados o nunca podrían pasar, algo que es completamente estupido ya que me ocurrió a mi algo parecido a lo que se relata en este sitio.

Bueno, esto pasó más o menos así, fui a la disco con los amigos el Viernes en la noche, cabe mencionar que al lado de la disco hay un local de fiestas, al entrar a la disco con los amigos vimos que en ese local se llevaba a cabo una fiesta 15 años de una chava y había muchos adolescentes en el local.

Una vez dentro de la disco me puse tomar unas copas y a bailar con unas amigas por un largo rato, luego no se que pasó una de ellas se empezó a sentir mal y se retiraron casi todos a sus casas, por lo que yo me salí de la disco y me quedé un rato parado cerca del local de fiestas, pero lo malo fue que no pedí mi boleto al guardia de la disco para poder volver a entrar y me dieron muchas ganas de orinar mientras estaba afuera esperando un taxi por lo que entré como si al local de fiestas como si fuera un invitado y no me dijeron nada, así que busqué el baño y fui a orinar.

En el baño noté que un chavo de unos 14 años se me quedó viendo mi verga sin discimular, algo que me medio turbo pero a la vez me hizo sentir una sensación de exitación genial, solo ver que un chavo se quedaba viendo mi verga.

Apenas salí del baño el chavo rápidamente se me acercó y me buscó platica, así que ya no me salí a parar taxi de nuevo, el me dijo que era el hermano de la quinceañera, su nombre era Joel, era un chavo muy alege y sin tabús, aparte de que tiene una muy buenas y duras nalgas el condenado. Sin más preambulo el me guio hacia la parte del jardín trasero del local en donde me declaro que si me dejaba mamar la verga por el, mientras me la sobaba muy rico como todo un experto, yo voltenado para ver si nadie no veia medio dude, pero ya bien exitado le dije que si, no me importaba que fuera un chico el que me mamara la verga, lo que queria era un poco de acción para calmar mi exitación. Asi que el chavo bajó mi cierre y en seguida se metió casi toda mi verga en la boca, me la chupaba de los mas rico, su lengua juegaba con mi glande, me acariciaba los huevos, wow era una super mamada, yo le empujaba más y más su cabeza hacía mi verga para que se la tragará toda y era genial.

El chavo ya se había bajado sus pantalones y su boxer dejando al descubierto su verguita bien parada y sus ricas nalgotas al aire libre, listas para ser acariciadas y mamadas, enseguida él se apoyo con sus manos sobre la pared dejando su respingado culote a mi disposición y abrió lo más que pudo su piernas y así pude ver su pequeño orificio anal que clamaba ser penetrado, me arrodillé y le di unas cuantas lamidas a su ano, viendo como se dilataba su esfinter con mi lengua a lo que él, ya gemia y me decia que ya se la metiera que no aguantaba más. Así que enseguida le apunte mi verga a su ano y le metí suavemente mi cabeza vergal en su rico culote, sentí como mi verga se abría paso por su borde anal y cómo él me la apretaba en su interior, fue sensacional, era increible el gemía y medio lloraba, primero de dolor, luego ya era puro placer, asi me lo estuve cogiendo bien rico por un ratote, se la metía y se la sacaba, hasta el fondo le sámpaba la verga, solo mis huevos quedaban f! uera de él golpenado sus nalgas, cosa que me exitaba aún más a mi y a él hasta que él gimió largamente y vi que manchó la pared con su semen mientras yo me corria dentro de él, lo inundaba con mis chorros de leche caliente y el solo me decía entre gemidos, ¡¡GRACIAS, GRACIAS!!! MMMMMHAAAAH, mientras yo perdía fuerzas por mi corrida y le acariciaba sus nalgas y le besaba y chupaba su cuello, fue genial. Terminamos de coger, nadie se percató que habíamos cogido en el jardín del local, me dió su teléfono yo le di el mio, quedamos de hablarnos y vernos otro día, cosa que hicimos y desde ese día, Joel de 14 años y con un gran culo es mi puta a la que cojo mínimo unas 2 veces al día, ya es un experto en hacerme gozar con su rico culote….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *