Haces que Vuelva a Desearte

Expectante y casi ansioso
por compartir este lecho
mis manos tiemblan impacientes

paseo como un adolescente
bajo mi propio techo
mirando en un espejo mi reflejo

suena el timbre y ahi estas
con esa sonrisa amplia
que me adelanta tus pensamientos

te acercas y me abrazas
y con un calido y largo beso
siento tambien temblor en tu cuerpo

te acomodas en el sofa alargado
mientras preparo un refresco
y siento como me observas

ofreciendote bebida, brindo
por nuestra ilusion y deseo
somos dos, para hacernos uno

es lo que ambos queremos
bebemos un sorbo lento
con los ojos mirandonos al tiempo

y sentados nos abrazamos
dejando pasar el tiempo
no hay ninguna prisa

lentamente cae la ropa,
acelerandose los latidos
de dos corazones dañados

y las pieles al fin se frotan
incrementando el deseo
y alejando culpas y miedos

boca con boca, cuerpo con cuerpo
se exploran y se miman
y se acarician atrevidos

y nos sentimos queridos,
mas alla de sentimiento y deseo
volvemos a ser los que eramos

fundidos en un silencio
solo roto por gemidos y jadeos
acelerando movimientos

deteniendonos para otro beso
hasta un momento casi agónico
donde el mundo se desvanece

el placer se presenta impactante
derramando sensaciones y mojandonos
mutuamente de las mieles

que nos proporciona ese instante
somos uno donde antes
mirandonos, besandonos, satisfechos

y tus mejillas arreboladas al mirarte
o el agitado movimiento de tu pecho
hacen que vuelva a desearte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>