Mi boxer

fue hace diez años cuando yo tenia veinte y en esa ocacion estaba solo en casa un sabado asi que no tenia clases y me dispuse a darle un buen baño a mi perro boxer, un hermozo ejemplar de una nobleza a toda prueba y al estarlo bañando el se dejaba mansamente ya que el calor estaba en su punto maximo, de repente al lavar sus genitales el perro se empezo a calentar y vi como su pene salia de su funda y al principio esto me molesto ya que nuna antes le habia sucedido pero alm ver que me observaba con cierto nerviosismo y al pensar que mi perro jamas habia tenido una relacion me dispuse a masturbarlo con la mano para que se desahogara y conforme lo seguia haciendo su pene crecia mas y mas, en ese momento me empece a calentar y decidi lamerle el miembro para saciar mi curiosidad ya que nunca pense en hacerlo antes y la verdad me gusto asi que continue chupando hasta que de repente el perro se quito de donde estaba y me empezo a montar ya que etaba yo de rodillas. al sentir! su pene tratando de entrar a pesar de el short que tenia puesto decidi bajarlo para ver que sucedia y vaya sorpresa cuando senti que me empezaba a acariciar con su lengua mi ano y mis testuculos, lo deje que siguiera cuando de repente se me monto y me penetro lo que me causo un placer que hasta el momento no crei sentir, pocom a poco su miembro fue creciendo hasta que de repente senti como eyaculo dentro de mi lo cual me hizo venir a mi tambien, despues trate de sacar su pene pero me fue imposible ya que estabamos atorados y lo deje hasta que se le desinflamara y en ese momento nos pudimos separar. Cabe decir que jamas he tenido relaciones con hombres, solo con mi boxer y la verdad fue una experiencia unica que volvi a repetir no se cuantas veces mas.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *