MI NUERA ES MI AMANTE

Soy un hombre divorciado de 45 años, tengo un hijo de 22 casado con una mujer espectacular de 21 años. Ellos hace dos años están casados, tuvieron un tras pies económico y aceptaron mi ofrecimiento de venirse a vivir en mi apartamento.

Después de mi separación mi hijo decidió vivir conmigo, el antes de casarse estudiaba y trabajaba, la muchacha con quien se caso es una mujer espectacular, proporcionada en todo sentido, unos senos espectaculares, una cintura de avispa y un trasero redondito y parado, es de piel color canela y ojos verdes, cabello castaño aunque a veces se lo pinta de colores y siempre lo lleva suelto y le cae al hombro. Desde cuando era novia de mi hijo y la conocí yo también quede prendado de ella, tan es así que cuando decidieron casarse les ofrecí que vivieran los dos en mi apartamento que les cedía la alcoba principal y yo me iba al otro cuarto, pero ellos decidieron armar su propio hogar; sin embargo les sobrevino una crisis y ambos se quedaron sin trabajo al mismo tiempo, yo les volví a hacer la oferta, vendan las cosas que compraron y se vienen a mi apartamento y con el dinero que reciban de la venta sobreviven unos días y por la vivienda no se preocupen que acá lo tienen todo, al final no les quedo mas opción que aceptar mi oferta.

Yo me emocione porque como les había dicho a mi también me había prendado mi nuera y saber que la iba a tener cerca y que había la posibilidad de espiarla y contemplarla en toda su belleza hacia que de solo pensarlo se me parara, después de algunos meses mi hijo consiguió un trabajo bastante duro pero como el dijo tenia que despegar la aguja, yo ya vivía con la libido alborotada a toda hora, porque todas las noches me paseaba por el pasillo y en algunas de ella oia sus gemidos y lo que se decían, ummmmmmm, me masturbaba de lo mas lindo, mi hijo por el trabajo que había conseguido salía del apartamento mas temprano que yo y ahí me daba el gusto de ver a mi nuera en unas piyamas que algunas de ellas se le notaba todo, sus pezones, su aureola sus nalgas porque usaba tanguitas de esa que se meten en la raja, se le notaba su raja depiladita.
Cualquier dia regrese al apartamento a media mañana para recoger unos papeles y ufffff lo que vi me dejo perplejo, mi nuera en la habitación subida en la cama mirándose al espejo, arrodillada subia y bajaba se tocaba las nalgas y los senos y gemia, busque la forma de acomodarme y poder mirar mejor y que ella no me viera cuando lo logre me di cuenta que se estaba masturbando con una zanahoria, esta era larga y gruesa, me dije para mis adentros que puta que es mi nuera le gusta bien gruesa, ella subía y bajaba, movía las caderas en círculos se apretaba los pezones recogía con los dedos jugos vaginales y los lamia.

No quería que me viera, con mucho cuidado me salí del apartamento y con una erección que no sabia como disimularla. Cuando calcule que ella había terminado volví al apartamento haciendo ruido, efectivamente ella había terminado y estaba en la cocina, creo que mi mirada me delato ella se turbo un poco porque note que se le pusieron duro los pezones, me pregunto que porque había llegado tan temprano le dije que solo iba a buscar unos documentos, me entre en la pieza de ellos y me metí en el baño buscando algo untado de sus jugos y lotería ella no había recogido la zanahoria, esta estaba envuelta en papel plástico con que envuelven los alimentos, tenia humedad no se había secado totovía y ummmmmmm la cogí la olí, la lamí por todos los lados y comencé a masturbarme, cuando sentí que ella entro en la habitación y me llamo, no sabia que hacer, le dije que estaba muy apurado y por eso me metí a su baño, cuando termine de masturbarme deje la zanahoria en el sitio donde ella la había puesto y salí, me pregunto que si había encontrado los papeles le dije que si que me iba a tomar un vaso de agua y ya salía, cuando estaba en la cocina ella llego, la note toda turbada pero ni ella hizo comentario ni yo dije nada.

A partir de esa fecha se me volvió obsesión y creo que ella se dio cuenta de cómo la miraba, una mañana me levante tarde, ese día no iba a ir al trabajo y cuando llegue a la cocina encontré a mi nuera sentada llorando, me le acerque y le pregunte que te pasa y me respondió que solo eran cosas, que ella estaba muy preocupada porque no había vuelto a conseguir trabajo, me acerque donde estaba sentada y le acaricie la cabeza diciéndole cosas como para calmarla, yo estaba en piyama que es un short y una camiseta de algodón, pegue mi cuerpo a su hombro pensando que cuando ella sintiera mi verga dijera algo o me rechazara, pero no fue así, mi verga fue creciendo y armo carpa en el pantalón de la piyama la punta tocaba su pezón que estaba duro, la apretaba contra mi y de pronto me dice, huy suegrito si usted supiera porque lloraba, le dije cuéntame, me dijo es que hoy amanecí con ganas de sexo y Carlos (así se llama mi hijo) no me quiso hacer nada, y usted mire lo que me esta proponiendo, y paso su mano por mi verga y la apretó a su seno, no sabía qué hacer ni que responder fueron los segundos más largos de mi vida, al fin reaccione y le dije tienes que tenerle paciencia tu sabes que el trabaja duro, pero hagamos un trato, cuando quedes así no te deprimas me dices y yo te colaboro, ella se rio y eso me corto un poco y se me bajo la erección, ella al notarlo me la volvió a acariciar y la apretó con su mano eso me tranquilizo y mi verga volvió a ponerse dura, disimuladamente me fui bajando el pantalón de la piyama hasta que mi verga quedo por fuera me quede quieto esperando su reacción y oh! sorpresa la agarro y la guio hacia su boca y comenzó a lamerla, pasaba sus labios por la punta, sacaba la lengua y me la lamia, se la metió en la boca y la succionaba fuerte yo gemía de placer, la cogí de un brazo y la hice que se pusiera de pie y la abrace y se la empecé a sobar en la raja ella lanzo un pequeño gemido que me dio pie para besarla hasta llegar a su boca la cual ella abrió para sacar su lengua y comenzar a jugar con la mía, mis manos buscaron sus senos los masajeaba, apretaba con la yema de los dedos sus pezones y ella soltaba unos gemidos profundos, abrazados nos fuimos desplazando a mi habitación, ahí le fui quitando la ropa hasta que estuvo completamente desnuda me separe un poco de ella para contemplar esa hermosura, ella se tocaba los senos y su pubis, me desnude, nos acomodamos en la cama hicimos un 69 ummmmmmmmmmmm que delicia esos jugos que ella botaba, mis líquidos preseminales ella se los untaba en los labios, sentía mi punta recorre sus labios su lengua salir y lamerme la punta ohhhhhhhhhh que ricura.

Toque su culito con un dedo y ella dio un brinquito y soltó un gemido, se estremeció del orgasmo que acababa de soltar y yo me extasié con la cantidad de jugos vaginales que boto en ese orgasmo, me voltie para besarla en la boca, fue una delicia ella con sus labios untados de mis jugos y yo con la boca llene de los de ella, nos dimos un beso bien fuerte, mi mano toco su conchita y mis dedos se deslizaba adentro y afuera. Mi boca fue bajando por su cuello hasta llegar a sus senos, le chupe como un bebe los pezones ella gemía, se contorcsionaba, le había metido dos dedos en su chocho y con la punta del otro le tocaba su culito, ella me empujo para que quedara boca arriba y se me subió agarro mi verga se la sobo por toda la rajita yo levantaba la pelvis para ensartarla pero ella se subia y se seguía sobando la unta por toda la rajita y se detenía en el clítoris y se daba masajes con mi punta que mujer para ser jugosa, le goteaban sus jugos, de pronto se dejo caer sobre mi verga y se la enterró toda, que placer ummmmmmmm, cuando esa mujer empezó a mover sus caderas me transporto a las nubes, se movía de una manera deliciosa sentía como si tuviera chupadera en su concha como apretaba de rico en cada movimiento, le tocaba los senos, recogía de sus jugos y le pasaba los dedos por sus labios ella los lamia hasta que comenzó a temblar y gemir mas fuerte había llegado a su orgasmo, se abrazo a mi y dejo de moverse, entonces fui yo quien me movía y ella seguía temblando casi sin respiración.

Nos dimos vueltas y ahora ella quedo boca arriba puse sus piernas sobre mi hombre y me di gusto mirando su concha de labios vaginales gruesos, su culito que se veía apretadito, le sobe mi verga por la raja y le unte saliva en su culito le acaricie con la punta la entrada ella seguía gimiendo de placer, le unte mas saliva en su culito y empuje mi verga ella grito, me dijo que parara que era virgen por ahí y que le dolía mucho, le dije relájate que ya se te pasara, seguí empujando mi verga despacito hasta metérsela toda, ella seguía llorando, le abrí un poco las piernas y con los dedos le acariciaba el clítoris, eso le fue dando placer y olvidándose del dolor comenzó a moverse nuevamente, y yo bombeaba ese culito divino, me dijo suegro quiero tu leche en mi boca, yo estaba a punto de explotar se la saque y ella se la metió en la boca la lamia la chupaba hasta que no aguante más le dije me vengo y ella se unto toda mi leche en su cara y volvió a meterse mi verga en su boca y chupaba hasta sacarme toda la leche que tenia, nos quedamos acostados un rato

Ella me empezó a decir que yo había sido el segundo hombre en su vida, que solo había tenido relaciones con Carlos y conmigo, le pregunte que siendo tan fogosa como aliviaba las tensiones, me conto que se masturbaba y que cuando estaba muy alborotada se metía o una zanahoria o un pepino, le dije que porque no compraba un consolador, me dijo que eso seria muy duro para Carlos, que mejor se metía la zanahoria y así el no se daba cuenta de nada, le dije hagamos un trato, unos de estos das vamos a una tienda de sexo y compramos el juguete que te a ti te guste yo lo guardo en mi habitación en un sitio que tu lo puedas sacar cuando quieras, pero si yo estoy presente solo basta que me digas y tenemos sexo todo el que tu quieras. Llevamos un año viviendo así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *