Safari Salvaje

Un grupo de jovenes de safari fotografico se extravian, observando y participando uno de ellos en una autencia macumba sexual africana.

Estando yo y mi curso de viaje de fin de curso por Kenia, nos adentramos en tierra salvaje con nuestras camaras de fotos en mano para “cazar” a todo animal que se nos pusiese por delante.

En nuestro grupo solo ibamos seis alumnos, Carlos, Pepe, Mariela, Suzana ,Cristina y yo. Todos acabamos de cumplir 14 , por lo que nuestro aventura africana nos tenia encandilados.

Pero todo cambio el chofer tomo un camino equivocado y se desvio de la ruta, se hacia de noche y decidio llamar por radio al resto del grupo para informarles que estabamos bien que acampariamos y que mañana nos veriamos en el hotel de Nairobi.

Nos acomodamos como pudimos en el vehiculo todos apiñados, Suzana se apoyo en mi para dormir, y pude notar sus duros pezones morenos clavarse en mi pecho, la situacion hizo que mi polla empezara a empinarse por el pantalon, pero ella ni se inmuto. Yo estaba realmente mal asi que sali a desahogarme, me aleje unos 50 metros y empece a pajearme furiosamente sin compasion , pero de pronto escuche voces un poco mas alla, la curiosidad me hizo acercarme , se observaba un fuego y una treintena de personas alrededor, me acerque sigilosamente movido por la curiosidad.

Me acerque tanto como para ver de cerca a aquel grupo de negros, guerreros mandinga de increible corpulencia con todo el cuerpo pintado de lo que me parecia dibujos de guerra, todos miraban al brujo un negrazo enorme gordo tripon y con una enorme mascara en su cara, este ordeno a varios hombre algo, y a la nada aparecieron cada uno con una chica en los hombros, estaban semidesnudas por lo que pude observar el bamboleo de sus tetillas y sus culazos en los cuales casi se deslumbraba el conejo de ebano mi polla volvio a dar señales de vida, me la agarre con fuerza y me di unos cuantos restregones.

Al colocarlas en medio de todos pude apreciar que no tendrian mas de 14 o 15 años, eran 6 todas de piel muy oscura y pezones punzantes, menos una gordita con unas tetazas enormes y muy bajita , pues apenas le llegaba al ombligo al mandinga de al lado, el resto era extremadamente delgadas , y dos de ellas muy niñas todavia pues apenas despuntaban sus pezones.

El brujo se acerco a ellas y una a una le fue sobando tanto las tetas como el coño, algunas emitieron timidos quejidos que fueron contestados con alguna sonrisa del gordo enorme, cuando llego a la gordita , le quito el taparabos que llevaba, le dio la vuelta poniendola de espaldas al resto, y dijo algo que hizo reir a la veintena de mandingas que alli habia reunidos, dicho esto se metio la mano en su taparabos y saco una verga de proporciones nunca vista , empezando a restregarsela a la niña por todo el rostro, el resto le animaba con irreproducibles palabras, las otras cinco se apiñaron unas con otras observando con terror lo que estaba pasando.

La negra gordita se quedo perpleja al ver semejante nardo intentando entrar en su oronda boca, la cual trago el enorme pollon del brujo, tras darle un empujon la gordita cayo de culo con las piernas abiertas llorando con la boca llena de sabor de rabo, el tripon salto sobre ella y de un pepinazo brusco y salvaje le enterro la lanza carnosa hasta sus mismos cojones, dando la gordita un grito desgarrador, desde mi posicion podia observar claramente como se la metia, como esa polla terrible se enterraba por completo en aquel obeso pero pequeño cuerpo , su tetazas negras con pezones como platos no paraban de balilar al son de los embites, hasta que de pronto el tripon se quedo extasiado y se corrio como un salvaje sin sacarla siquiera del hasta hoy virginal conejo. Cuando se levanto pude observar otra vez aquella inmensa lanza, ya curvandose, y de como del conejito negro salian una cantidad de lefa increible manchando todo el suelo.

El brujo se acerco ahora al resto del grupo de chicas, todas temblorosas, las miro y se fijo en la mas pequeñita y delgada de ellas, apenas mediria metro y medio y no mas de 40 kilos, negrisima, con unos pequelos e incipientes pezones puntiagudos y pude observas hasta un poco de vello en su brillante coñito. Su boca era desproporcionada, con unos labios enormes y carnosos.

El brujo llamo a un grupo de sus hombres, y tras dar un violento grito, estos cojieron a la niña, la desnudaron y empezaron salvajemente a manosearla , sobarla , chuparla, de arriba abajo, su coño , su culo , sus muslos todo fue relamido por aquellas bestias de mas de dos metros, los cuales empezaron a desnudarse mostrando orgullos unos cipotes que nada tenian que desmerecer a los de un caballo, mas grandes aun y muchisimos mas gordos que la del brujo.

Dos de ellos la cojieron a la negrita por pies y manos , y le abrieron sus largas y finas piernas, quedando a la vista su raja que pude ver ligeramente rosada desde la distancia, se acerco uno de ellos con la polla en la mano , y se acerco hasta la entradita, dios mio van a matarla pense, apoyo la enorme cabeza del pollon, y empujo un poquito, la negrita se retorcio pero todo era inutil, el vergajo se estaba abriendo paso a traves de ella hasta que pego un respingo metiendosela hasta los huevazos que colgaban tras su enorme polla de caballo africano increiblemente ese coñito se la trago entera, pense yo en lo bien que estaban preparadas las jovenes de por aqui para la marcha pollera.

Se veia claramente que el nardo negroide era tan grueso como casi su pierna, en eso que la abrazo y se la llevo ensartada, se acerco a otro mandinga q estaba ya con la polla preparada, y tras juntarla de grasa animal, se agacho el nuevo semental y le relamio su negrisimo ojete la chica se asusto pues se imaginaba lo que le esperaba, se coloco detras y primero se acerco a la joven por detras diciendole algo al oido, pude observar como su polla se pego a la espalda de la negrita, dios mio que cacho polla casi le llegaba a los hombros, en eso que le abre las nalgitas con sus enormes manos, y le coloca el amoratado capullo en la entradita de su canijo culo, y tras varios intentos y gritos de panico de la chica consiguio meterle la cabeza de la polla, era increible como podia soportarlo, seguia metiendo mas y mas , hasta que la parte mas gorda del tronko de su polla se estanco en el recto de la negrita, su ojete no daba mas de si, asi ensartada lloraba sin parar, viendo como era empalada con aquellos pedazos de pollas.

Empezaron a moverse freneticamente, hasta que el de atras en un movimiento realmente salvaje se la empitono entera, follandosela sin piedad, hasta que se corrieron ambos en su interior, la chica se desmayo, los mandinga la dejaron en el suelo tumbada de lado, con el culo mirando hacia mi, pude observar claramente como se lo habian dejado , cabria una pelota de tenis sin dificultad, de su interior salia un rio de leche a borbotones mezclados con algo de sangre y restos de excrementos provenientes de su violado culo.La chica murmuraba algo debilmente.

Entonces el brujo se acerco al fuego y escupio en el saliendo una enorme llamarada, los veinte hombres entraron como en trance, saltaban aullaban danzaban, todos estaban ya desnudos con sus enormes pollas golpeandose el estomago y pecho, se abalanzaron sobre el grupo de chicas y tras lanzarlas al suelo , se las fueron follando como animales, por delante por detras, se corrieron en sus bocas, caras, tetillas, por todos lados fueron penetradas y regadas con el nectar que emanaba de sus cipotes.

Yo no aguantaba mas, y viendo que la negrita pequeña seguia aturdida, me acerque a ella sigilosamente la voltee un poco poniendola boca abajo, y se la endiñe por el culo, tras pocos movimientos me corri dentro de ella de manera brutal.

Pero estaba realmente asalvajado, me escupi en la mano, y se la hundi en su ojete, aprete con fuerza hasta que cedio ante mi empuje, hasta la muñeca se la meti, la voltee otra vez, colocandola de nuevo de medio lado , y con mi otra mano, se la meti por su negrisimo coño. Empece un mete saca, que me excito de sobremanera, me sente encima suya le acerque mi polla a su boca y tras cuatro o cinco replieges de la funda, me corri en su cara, ella solo miraba, como de mi nabo salia leche que le regaba todo su rostro.

En eso pude observar como las demas chicas eran salvajemente montadas, por dos , tres y hasta cuatro madingas a la vez.

Me aleja rapidamente de alli, entrando en el vehiculo de nuevo, a la mañana siguiente reanudamos nuestro viaje por el polvoriente camino, cuando a lo lejos vimos a un grupo de jovenes, eran ellas, iban desnudas, llenas de lefa, y la mas pequeña caminaba torpemente, no me extrañaba despues de la enculada que sufrio su culo iba a estar dolorido durante largo tiempo.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *