SEXO EN VACACIONES

Habia un lunes festivo en nuestro país, tres dias de vacaciones, reservamos una habitación en un hotel de tierra caliente mi novia y yo, viajamos el fin de semana, en cuanto llegamos recibimos la habitación y nos desnudamos completamente, nos acariciamos un rato, nos miramos desnudos en un espejo en el tocador frente a cama y nos masturbamos mutuamente hasta calentarnos lo suficiente, me encanta chupar su clitoris y ella lo sabe así que me tiro sobre la cama y me dijo con voz de coqueta, quiero restregarte la en la cara, abrio sus piernas sobre mi rostro dejandome ver su chochita abierta y jugosa, introduje mi lengua por entre los pliegues de su concha y ella movia sus cadera en circulo alrededor de mi lengua, me restregaba furiosamente su sexo en la cara, hacia movimientos bruscos y suaves, rapidos y lentos abriendo cada vez más su concha sobre mi boca, abri la boca lo más que pude para darle un beso profundo a su hermosa vagina, le enterre la lengua y la movia como un latigo dentro de ella, no pudo resistir mas, se deslizo hacia abajo y se enterro en mi dura verga que estaba palpitando de placer por ella, su cara de jubilo me alegraba a mi tambien y me llenaba de lujuria. Levante las caderas para ayudarle a clavarse ella comenzo a mover sus caderas en circulos como lo habia hecho sobre mi cara, pero esta vez enterrada en mi verga grande y dura, sus ojos se perdian como mirando hacia adentro, no pudimos aguantar más y nov vinimos a chorros, me gusta venirme dentro de ella porque se que al venirme los chorros de leche la exitan hasta el punto de hacerla venir, asi la haya tenido un orgasmo un instante antes, nos desmayamos, la tensión era demasiada, nos preparamos para ir a la piscina, nos colocamos el traje de baño, fuimos a nadar, por dos horas nos murmuramos al oido piropos sexuales, le decia cuanto me gustaba su cuquita, y ella me decia que adoraba mi pene, luego de un rato regresamos a la habitación para arreglarnos para pasar a la mesa, nos desnudamos de nuevo esta vez en el baño, no enjabonamos juntos y su hermosa concha afeitada completamente me comenzo a poner cachondo de nuevo, se me paro en un instante, sali de la ducha y ella me siguío, le comence a secar el cuerpo, pero las ganas y la erección ameritaban algo mas Me tomo la verga con sus manos, se sento en el lavamanos, que estaba empotrado en un mueble, y se introdujo mi duro tolete en su concha, levante sus pies, y ella coloco uno en el toallero y otro en mi hombro, sus pliegues más intimos se abriero ante mis ojos y la penetre tan profundo que una exalación salio de ella desde lo más profundo de su pecho, que rico papito, asi hundemela toda, me decia, meteme hasta las bolas, hasme venir ya; la bombee rapidamente, y cuando estuve a punto, se la saque y la conduje hacia la alcoba, le di la vuelta, alse su culo y la penetre por la vajina pero desde atrás, como un perrito, le pegue varias veces con la cadera, unos golpes de cintura que hacian temblar la cama, a ella , sus tetas colgando, y hasta mis huevos. Después de unos cuantos golpes y bombeo constante me senti reventar, le di de nuevo la vuelta y me masturve parado a los pies de ella hasta que me vine choreando todo su cuerpo, su cara su tetas, su vientre, ella se paso la mano por todo el cuerpo restregandose mi leche y lamiendose luego los dedos, nos hicimos el amor durante tres dias, y cada dia y cada noche disfrutamos más, pero esas son otras historias que te contare despues.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *