Afrodisiaco

Ruth trabaja para mi desde hace unos 2 años, yo me habia casado recien y estaba muy ilusionado con mi matrimonio, bueno la verdad es que hay que ser honestos las experiencias de mi casa eran bien calientes pero no alcanzaban totalmente el ritmo que habia alcanzado cuando soltero.

En fin el trabajo en mi oficina iba bien y no me preocupaba por nada.

Luego de un atareado proceso de licitacion habia ya adquirido todo el equipo que la empresa para la que trabajo necesitaba (mezcladoras y todo este tipo de cosas), luego de tal cosa uno de los proveedores me llamo y me comento su interes por invitarme a una actividad que tenian con otros compradores era en un excelente lugar de la ciudad y por supuesto accedi, eso si me dijo Clara Estela -nuestra ejecutiva anfitriona- debes traer a alguien de la empresa, no deseamos que se crea que es exclusividad tuya!, y luego solto una sonora risotada .

Le mencione el caso a Don Armando -mi jefe- a lo que el declino ya que saldria esa misma tarde para Colombia y Panama.

Luis, debes llevar a Ruth a esa actividad – recomendo – total ella colaboro mucho contigo, es justo no? Pensando en eso le comente la situacion y me dijo que hablaria con su novio ya que a pesar de que es muy independiente no le gustan las habladurias.

En fin ese Viernes visitamos la famosa actividad.

Fue muy ameno, ya que pudimos deleitarnos con algunos licores y excelente comida.

Al ser mas o menos las diez de la noche (algo tarde ya) me indico la hora la verdad es que el evento ya estaba muy avanzado y no quedaba mucha gente.

Yo le dije que si no le interesaria ir a bailar ya que en ese hotel funcionabauna disco de altas elites.

Bueno despues de un par de intentos acepto y rapidamente nos dirigimos hacia alli Despues de un par de piezas en ingles, empezo un set de musica tropical: era merengue y a pesar de que no soy muy ducho en ritmos tropicales el Merengue es mi favorito! Ya estabamos en la pista y empezamos a bailar suavemente, la pista se lleno y para evitar quedar separados me pegue a ella bailando abrazados, el contacto con su cuerpo era maravilloso sus tetas grandes y algo caidas me hacian una cosquillita verdaderamente excitante.

Empece a dar varias vueltas pegado a ella y pude introducir, como paso de baile, mi pierna en su entrepierna, ah! que rico sentir su monte de venus, aquella sabrosa sensacion acabo por poner mi picha totalmente dura.

Las piezas siguieron y ella se aferraba a mi con una fuerza increible, mi picha estaba muy agradecida ya que tenia unas sensaciones deliciosas, me parecio que lucia acalorada y me ello me indujo a pensar que talvez lo estaba gozando.

Si quieres no sentaramos, pareces ardiendo -le insinue -.

No, gracias estoy muy bien -fue su respuesta -.

Acabo ese set y continuaba con el de romanticas, vi como varias parejas se retiraban a sus mesas pero las de a los lados de las nuestras ni se movieron.

Ella tampoco.

Estaba muy sudado y ella tambien, no dejaba de estrechar su monte contra mi picha y eso me tenia al borde del colapso.

Sentia su rico perfume mezclado con su sudor penetrando en mi nariz: el mejor afrodisiaco!.

Bajaron las luces y aquello fue increible, las parejas se comian a besos, y algunos tipos aprovechaban la falta de visibilidad para meterle mano a las chicas.

Eso excito mas a Ruth, y empezo a restregar sus enormes tetas en mi pecho, a lo que respondi con un movimiento de caderas pausado y delicioso, ella me empezo a murmurar algo como “No, aun no, esssa que tengo mujjjjjcho mieddddddddo”, ah!, que rico, mmmm!” “Por que no me llevas a otra parte??” Tengo muchas ganas!”.

Aquello fue lo que disparo todo.

Inmediatamente la tome de la mano y entre la penumbra me abri paso por la pista, luego entre las desordenadas mesas del oscuro lugar y por ultimo alcance la puerta.

Bajamos en el elevador rapidamente hacia el vestibulo del hotel y posteriormente a mi auto.

Le abri la puerta a lo que ella respondio con un giño.

Nos besamos apasionadamente dentro y mientras lo hacia giraba rapidamente la llave del auto…

De camino no me miro mas, pero sentia su respiracion y podia ver con el rabillo del ojo el movimiento acelerado de sus tetas! Diez minutos despues estabamos en su apartamento.

Entra sirvete algo – me dijo-.

No, le respondi, solo vengo por ti.

Le acomode un suave beso en la mejilla y luego roce su oreja, delicadamente acariciaba su lobulo y lo mordia.

Ella se abrazo a mi y me ofrecio su cuello, Ahh!, no sabes cuanto deseaba eso…

– me dijo.

Deslice mis manos a su espalda y descubri los bordes de su costillar, mas abajo la raiz de su culo, delicioso!, suave y muy firme…

! Tome sus nalgas cuidadosamente al principio y luego mas firmemente como si las fuera separando y luego las uniera…

parece que este nuevo masaje la puso a mil pues empezo a jadear…

luego baje por el borde su cuello hasta la base de su pecho…

el jadeo era mas fuerte y sus piernas temblaban, algo que denotaba la excitacion que sentia y que empece a experimentar a partir de alli!.

Con un suave movimiento se despojo de su pechera dejando al descubierto su brassiere media copa, y por supuesto sus deliciosos pechos a los que ataque en seguida, rapidamente lamia todo el borde de las copas hasta despojar sus tetas de aquel encierro.

Estaba como loca, rapidamente elimino este maldito estorbo y estube ya listo para la accion! Ya la tenia agarrada del culo asi que no me fue dificil besarla y aprovechar para levantarla lo cual ella facilito subiendo sus piernas y rodeandome!.

Me apresure a llegar a la habitacion, de camino ella eliminaba otros estorbos en los caminos de la pasion: mi camisa, y corbata!.

Ya en la cama le arranque su enagua negra, atras quedaron sus zapatos negros y solo me restaba eliminar el molesto pantimedias y su ropa interior que no tarde en sacar de nuestro nidito…

Al despojar a esta hermosa hembra de su protector ropa interior aparecio ante mi un timido mechon de pelo negro, muy recortadito y ajustado que debaja ver muy bien su vulva y clitoris, ver aquello y consumirme en su pubis fueron segundos…

su sabor era muy agradable, algo acido algo dulce, mas lo primero…

la sensacion de aquello era deliciosa principalmente porque como comprenderan estaba ya muy humeda de la excitacion que la inundaba, sus pelitos hacian cosquillas en mi barbilla y mejillas…

Subio sus piernas para colocarlas sobre mi espalda dejando al descubierto su blanco culo, lo que aproveche para aprisionarlo con mis manos orprimiendo y soltando…

continaumente durante un buen rato…

Al fin logre localizar su clitoris que inchado se erguia desafiante y lo ataque a punta de lenguazos con lo que mi ardiente Ruth empezo a jadear y a enrollar su lengua como un rulo, nunca habia visto a una chica gozar asi, pero se veia a leguas que lo disfrutaba.

He de admitir que me encanta ver su expresion cuando uno hace esto, y la mire, no sin antes advertir que sus tetas daba un excelente espectaculo, Ruth se las masajeaba en buena forma y la verdad yo estaba bastante excitado con aquello.

Abria y cerraba sus nalgas propiciando que su ojete se calentase, de paso jalaba los pelitos de su culo, con lo que la calentura de esta hembra empezaba a ser fuerte…

! Meteme la lengua corazon! – me dijo.

Con lo que me aproveche para hacer una vieja treta: Deslice mi lengua hacia la entrada de su vagina, probando de nuevo ese agridulce elixir de sus jugos, aremetia con mi nuevo ariete en su abertura lo que supe luego le gusto bastante, lo bueno fue cuando aproveche mi labio superior para frotarlo contra su clitoris.

Sincronizado a esto meti mi dedo en su ano.

En aquel momento esta feroz hembra estallo, subia y bajaba desordenadamente sus pies, sus manos me habian tomado del pelo y me consumian mas en su rico sexo, mientras que oia (porque no podia verla debido a la pose) como aullaba gritando barbaridades como “QUE RICO ME CHUPAS, AHHHHH RICO MMMMMM, MMM, MMMM AH,AH,AH,AH,A YYYYY…

SIIIIII, AHAHHAHAHAH”, “Eres un gran mamon, como me gustas cabron, ay, meteme todo el dedo asi, hazME GOZAR,” Vamos cojeme con tu lengua, con tus dedos, RICO,RICO Y luego se desplomo, estaba exhausta y sonreia placidamente…

Continuara…

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *