Consultorio familiar

Esta historia que pasaré a contar sucedió cuando yo tenía 15 años , primero me presento , me llamo Leandro tengo 22 y vivo en la cuidad de Buenos Aires.

Aquel día me tenia que hacer una revisacion medica para entrar al equipo de fútbol de un club importante de mi barrio, al que había querido jugar desde chico.

El lugar indicado era un consultorio particular cerca del campo de deportes y el medico que me atendería sería mi tío Alberto que trabajaba para el club , por lo que me tranquilice bastante ya que no habría problemas. Al llegar al lugar en cuestión noté que se encontraba cerrado , espere un corto tiempo sentado en el umbral cuando lo veo aparecer , -Perdona el retraso leo (así me decía) lo que pasa es que me quede con el auto y tuve que llamar a un remolque – . No es nada -dije-.

Abrió la puerta y pasamos al consultorio mientras comenzamos a charlar de cualquier tema se comenzó a desvestir para ponerse la ropa de trabajo que estaba apoyada sobre la camilla , se desabrochó la camisa dejando asomarse unos pectorales totalmente contorneado y unos cuadriceps muy marcados , luego prosiguió desabrochando su pantalón ,hasta que quedó en slips blancos que marcaban su gran bulto que aún estaba en estado de reposo , yo al ver semejante espectáculo me quede como paralizado y algo comenzó a revolucionarse dentro mío , y sin quererlo se me había comenzado a poner dura la pija , que me está pasando me dije ,si siempre me gustaron las mujeres .

Leo-dijo mi tío- alcanzame la camisa y el pantalón que esta a tu lado , si si tío ya te los alcanzo . Una vez vestido me dijo bueno te voy a revisar así que empezá a sacarte la ropa , mientras voy al baño . Me comencé sacando el buzo que llevaba puesto , la remera , las zapatillas y las medias , hasta que llagó el turno de las bermudas que tenía , quede con mis calzoncillos negros ,pero había un problemita mi bulto estaba a punto de reventar .

, Alberto regreso del baño y al verme semidesnudo me dijo que me desnudara completamente ,al mismo tiempo me empezó a felicitar por el cuerpo que había sacado jugando al fútbol , con temor me saque el calzoncillo y quede completamente en bolas , de espaldas a él , rápidamente me acosté en la camilla boca abajo para evitar que se diera cuenta , pero había sido tarde ya que me dijo complicemente : – que paso se te paró -, no te preocupes a todos nos pasa y mas a los chicos de tu edad , vamos levantate , así lo hice y en unos segundos estaba con mi verga totalmente erecta de 17cm .frente a el . ¡¡Epa!! que pedazo de tronco que tenés y al momento me lo comenzó a masajear , ¡¡PARA!! ¿que haces? , siempre me calentaste y ahora que te tengo así no te voy a dejar escapar yo quise safarme , ya que me tenia atrapado por los brazos, pero al ver que era imposible algo dentro mío me dijo entregate , ahí nomás comencé a besar a mi tío apasionadamente mientras que por encim! a del pantalón elastizado empece a manotear su tranca ,luego de unos minutos me agache hasta la zona de su cintura y de arrebato baje su pantalón y su slip dejando aflorar su tremenda poronga de fáciles 22cm , con su glande totalmente morado y brillante , así comencé la tarea hasta el momento impensada de la succión , chupé como una perra mientas el me pajeaba el miembro que seguía creciendo, de repente broto de mi falo un torrente de semen como jamas había salido , Alberto paso su mano empapada por mi cara que aun seguía en la ardua tarea de sobar con la garganta aquel gran monumento , súbitamente me dijo que dejara de mamársela y que estaba a punto de probar lo mas hermoso de la vida ,me indico que me subiera en la camilla y me pusiera en cuatro, acto seguido comenzó a bajar por mi cuerpo con su mano de dedos gruesos por toda mi espalda hasta llegar a mi culo de cachetes redondos que se empezaban a colorear del placer , introdujo lubricándolo con saliva el pri! mer dedo , a lo cual mi ano no opuso resistencia , al ver este hecho metió el segundo quien se abrió camino ahora con algo de oposicion y entro a meterlos y sacarlos para tratar de llegar a un diámetro suficiente , cuando estuvo todo listo pronuncio : -Ahora vas a saber lo que es bueno , y de improviso se subió a la camilla detrás mío y de golpe atravezó mi ano dilatado con toda su artillería , AAAAAAAAAAHHHHHH, oohhhhhh, gemía de placer , debo reconocer que me moría del dolor pero no fue nada comparado con la alegría que sentía en aquel momento , mas , siiiiiiiii , su verga entraba y salía dando golpes que me hacían ve r las estrellas . Para ese momento mi verga estaba nuevamente a su máximo esplendor , y mientras me garchaba como un loco , decidió cascármela , yo al igual que él creo, estabamos en el éxtasis total , cuando luego de sentir un gran calor me encontré totalmente inyectado por la lefa de mi tío , rápidamente saco la verga que estaba perdiendo sus dimensiones y me la puso en la boca y yo como era predecible la limpié con mi lengua ahora experta en esa tarea , pero yo estaba empalmadísimo y le dije a Alberto : vas aver lo que un «pequeño» te hace gozar , activamente lo hice acostar sobre el suelo y de una embestida le clave mi estaca me lo estuve cogiendo unos minutos cuando repentinamente explote dentro de su ano . Era él ahora el que me la limpiaba.

Entramos a ducharnos cuando habló : Que te ha parecido esta revisacion mirándome penetrantemente, fue la mas excitante de mi vida , nunca voy a olvidarla .

Ya vestidos dijo : FELICIDADES HAS PASADO EL EXAMEN MEDICO . Nos despedimos con un largo beso , hasta encontrarnos nuevamente en otro lugar. Dentro mío había sabido siempre que pasaría el examen .

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *