Dos para uno

La verdad es que llegar a tener sexo con dos tipas a la vez es la fantasía de muchos hombres y para mi era una las favoritas…

Las cosas casi se habian dado en un paseíto de mis compañeros de universidad cuando estaábamos apenas comenzando y al calor de la fogata y unos buenos porros, pero nada…

Ya cuando el grupo estuvo más selecto y en unos semestres más avanzados decidimos organizar una fiestecita en mi casa, un fin de semana que me encontraba solo, pues los viejos habían salido de viaje y mi hermabno se había ido con su noviecita de paseo. Como a las 8 de la noche llegaron mis primeraas amiguitas Amanda y Liliana, la primera una rubia con unos senos enormes y lindas pecas en el pecho, vestia unos jeans ceñidos que dejaban ver la forma de su culo con una tanguita hilo dental que era notoria a la legua, una blusita que dejaba ver su ombliguito y sus pezoncitos claros pues era clara, la otra, Liliana, una trigueña delgada con una parde piernas bellísimas llevaba una minifalda supercorta que medio se agachaba y la punta de su concha se podía ver detras de sus braguitas negras, el cabello le llegaba ala cintura y su maquillaje era bastante sugestivo,,, A como las ví las salude con beso en la mejilla,- hola jaimito -, dijeron ambas cuando me vieron…

que como estás y esas cosas…

una de ellas -Liliana-, se paro y fue a buscar algo en la cocina y al ver que se tardaba Amanda fue a reparae, yo subí a terminar de arreglarme y baje de nuevo a la sala.

pero aún no habían regresado, esto se me hizo como raro y me fuí para la cocina despacio y sin hacer ruido…

al llegar a la puerta de la cocina…

tamaña sorpresa la mía…

las dos se besaban apasionadamente se acariciaban el culo y liliana ya le había sacado las tetas a Amanda se las pellizcaba y las lamía, ese cuadro me hizo poner calientísimo el huevo por poco me estalla dentro del jean que llevaba cuando ya casi me iba a integrar al cuadro sono el timbre de la puerta…

-yo abro- grité haciéndome el huevon.

Ya para las diez en la casa no cabía nadie más todos bailaban, comían y tomaban hasta la saciedad, como a eso de la una o dos después de haber brincado lo suficiente, empecé a colocar música más suave, y dejé la sala a media luz, durante todo ese tiempo no había sino pensado en el cuadro en la cocina, me imaginaba ese par de hembras fornicando, la una con dos dedos dentro de la vagina chorreante de la otra, la otra gimiendo y gritando de placer, pero para ellas el tiempo había trascurrido normal a una fiesta, bueno eso parecía,,, cuando cambié la música y la coloqué más suave saque a bailar a Amanda, nos abrazamos y apreto sus emnormes tetas contra mí, podía sentir su aliento, recordé la escena y el miembro enfilo hacía adelante como un mástil.

Amanda no se retiro sino que por el contario más se arrimo y me abraxzo por la cinura de modo ue yo no me pudiera retirar, -verdad que nos viste en la cocina- me susurro en el oido, me quedé de una sola pieza, y no supe que responderle solo hice el gesto afirmativo con la cabeza y ya…

el disco termino, yo quede supercachondo despues de la sobajeada con Amanda y con sus palabras ya que coño ya estaba descubierto entonces me descaré y llamé a Liliana: -sabes Liliana quiero cogerte como jamás te cogieron- así como el más canalla le hable…

-pues lo veremos, ningún hombre me llena me dijo, pero vos me gustas jaimito-, me respondio…

todo iba viento en popa…

seguí bailando uinas veces con liliana otras con Amanda a ambas las besaba con frenesí, Amanda me metía la lengua en las orejas y yo le cogía el culo a Liliana, así esa era nuestro baile…

ya como a las cuatro todos se habíasn embiorrachado y solo quedábamos Liliana, Amanda, una parejita y Yo, de la parejita al muchacho yo lo conocía, le dije que si quería que se acostará en la cama de mi hermano con su hembrita, me agradecio y no perdio tiempo para irse a coger a la gordita que andaba con él…

Ahora si hagamos algo raro les dije a las chicas, -si tu quieres-, respondieron, prendí entonces un tabaquito de los de cannabis y empezamos a fumarnolo, en medio del estupor les pregunté que si les gustaría ver un striptease masculino SIIIII!!! respondieron las muy perras, subí el volumen de la música y empece a bailar y a quitarme la camisa, extendí el brazo hasta Amanda y la lacancé para que me acompañará en la danza, la besé y ella empezo a moverse mejor que ninguna profesional se quito la blusa y salieron a flote esos dos preciosos senos, recondos , grandes y esos pezones rosa que me hicieron agua la boca, se volteo y se agacho para empezar a quiatrse el jean, lentamente, una tanguita color azul se dejo ver en ese momento se acerco hacia mi y puso ese culo sobre mi huevo que aún estaba dentro del jean, mientras tanto liliana se había quitadao sus braguitas y estaba con dos dedos en la concha y los movía a millon, jadeaba y gritaba entonces Amanda se abalnazo sobre ella y empezo a mamarle sus jugos Liliana casi estalla sus jugos chorreaban toda la alfombra y sus alaridos se escuchaban en todo el barrio yo creo, saque el fierro que ya no soportaba más estar guardado y subiéndole la cadera a amanda la peneté de una, tenía la vagina hirviendo y super húmeda AHHH!! grito, empecé a bombear rítmicamente mientras Liliana se acostaba debajo de Amanda de manera que yo cogía Amanda desde atrás y Liliana le Podía lamer la concha a ella y los huevos a mi…

Quiero más, dámelo todo jaimito, gritaba la Rubis mentras la clavaba, cuando sentí que me iba venir saque el arma y se lo metí e la boca a Liliana y me dejé correr la llené toda la garganta de semen, no se lo trago sino que lo dejo correr por el cuello y se embadurno junto con amnda después de un beso como aún tenía el fierro durísimo clave de nuevo a Amnada que no tardo mucho en reventar en un orgasmo de los más bullosos que he visto jamás, además sus jugos me llenaron y salpicaron a más no dar…

Me recosté un rato y al medio despertar encontré otra vez el par en besuqueos y caricias libidinosas Amanda le estaba dando dedo a Liliana de una forma tal que oarecía que sus dedos se fundirían…

al verme se detuvieron, -sabes Liliana esto lo vas a recordar -dijo amanda, y enseguida de su bolso saco un consolador de los de amarrar se lo coloco se tendio de espaldas y Liliana se sento encima de ese ejemplar saltaba y brincaba enloquecida, gemía y pedía mas, damae mas, quiero morirme damelo, perra, gritaba, yo empecé a cachondearme de nuevo, entonce me acerque al par y sin mediar palabra alguna le clave el miembro hasta el pegue por detrás…

-me desbarataste hijo de puta-, grito la trigueña, pero me gusta dame duro, jaimito que estoy cachonda, asi, párteme, siguio gritando se detuvo y pude sentir como se venía vulva abajo en un chorro que baño a Amando que estaba debajo,,,yo bombié con más fuerza y le solté toda la leche en el ano adentro, la mujer se contrajo y suspiro…

Que rico fue su exclamacion final…

El trajín siguio dos veces más hasta que nos fundimos uno sobre otro…

Pasado ya el mediodía ellas se vistiero y se despidieron con sendos aapsionados besos…

No comentes con nadie me dijo Amanda al oído…

Seguro dije Yo,,,Pero con esos dos monumento y esos polvos que nos echamos? Quien se queda callado? ?o no?

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *